Anngiels_54
Rango10 Nivel 45 (4458 ptos) | Fichaje editorial
#1
    Partes:
  • #2

El gemelo brillaba en la oscuridad de la noche sobre el asfalto, pegado al cordón de la vereda.
Su tonalidad parecía de oro. El mendigo así lo imaginó al levantarlo. Con cuidado lo guardó en una bolsita para no perderlo. Apenas abrieron los negocios fue hacía la zona céntrica, dónde abundaban locales de empeño, pensó en venderlo rápidamente, al menos por unos días no se sentiría hambriento.
Vacilante entró al primer negocio que encontró a la entrada de una galería. El joyero que lo atendió, descubrió su apremio.
Tomó la pieza y la estudió con sumo cuidado, sonriendo sarcásticamente y restándole importancia dijo:
- Seguro lo encontraste en el basural, no te ilusiones es una simple baratija, no vale nada- y depositó la pieza sobre el mostrador con desinterés
Su estómago crujía, le recordó que hacía días no comía. Sin decir nada salió desencantado dejando el gemelo, total de que le serviría un solo gemelo y encima sin ningún valor.
El viejo usurero lo volvió a tomar y tiró sobre la balancita, tras una carcajada lo lanzó en la caja del oro para fundición.

Hace más de 2 años Compartir:

3

9

#2

Mientras el mendigo caminaba hambriento por la plaza, Ibrahim, sonreía con el gemelo en la mano, sus ojos brillaban lleno de codicia, pensó en que eran unos pocos gramos de oro, pero su piedra era valiosa, sacaría más por ella que por el oro.
-Estúpido mendigo, creyó que no valía nada, ignorante, mañana cuando llegue Abram veré cuanto saco por esta joyita.
Ensimismado en sus pensamientos detrás de la trastienda, no escuchó los pasos de quien entraba en el negocio.
Los hombres que entraron lo sorprendieron en sus sucios pensamientos de usurero.
-No te muevas viejo, no te des vuelta, nosotros nos encargaremos de llevarnos todo.
Ibrahim no permitiría que se llevaran lo que años le costara juntar, nunca permitiría que le robaran, se dio vuelta y manoteo el hierro que siempre tenía sobre la mesa de la trastienda, pero el ladrón más rápido apretó el gatillo dando en el centro de su frente.
El usurero cayó al suelo apretando en su mano el gemelo que con malas artes robara al mísero mendigo.

Hace más de 2 años

2

4