GloryJah
Rango8 Nivel 39 (3051 ptos) | Poeta maldito

¿Puedes tener una vida perfecta sin preocupaciones, un novio perfecto, sueños cumplidos, pero aun así estar tan vacía como la concha de un caracol una vez este se muda?
Pues me presento nuevamente, hola mi nombre es Abril D´Verux y voy a contarles como me perdí después de que pensé que me había encontrado, solo para encarar a la verdad de lo que soy...
Y pues si, después de tantas aventuras y tanto pensar que era una chica tímida, retraída y todo lo referente, pues gracias al destino encontré a la persona correcta que me hizo entender que esto no era del todo cierto; yo podía ser parte de MI propia historia, no solo quien la narra, sino la protagonista, la estrella, el centro de atención ¡Todo un espíritu Libre!.
Y no, esto no se trata de un chico y como cambió mi vida. Se trata de mí siendo mi propia heroína, salvándome de todo y de mi misma... Poder femenino en su estado puro.
Espero puedan acompañarme a recorrer esta fantástica historia.

Hace más de 2 años Compartir:

8

31
Dyna_87
Rango7 Nivel 31
hace más de 2 años

Espero me guste tanto como la primera parte :D

GloryJah
Rango8 Nivel 39
hace más de 2 años

Yo también espero te guste! por cierto extraño mucho tus relatos. Espero pronto poder comprar tu libro @Dyna_87

josefstoyanow
Rango3 Nivel 10
hace casi 2 años

Hablas de el alma y me pregunto tienes en mente que sustancia conforma al alma?

GloryJah
Rango8 Nivel 39
hace casi 2 años

@josefstoyanow creo que deberías continuar leyendo para que sepas nada tiene que ver tu comentario con mi historia. He visto que recién te acaba de registrar en la comunidad así que "Bienvenido" espero puedas encontrar algo de contenido en mis cajas que te sean de agrado.
Saludos.


#2

La relación con Bastian avanzaba extraordinariamente, cada día se superaba a si mismo y era aun más atento, amoroso, juguetón en la cama, todo un sueño hecho realidad. Sin embargo, sentía que algo me faltaba, pensé por mucho tiempo que debían ser secuelas de la violación que sufrí. Cuando veía el rodaje de las escenas que escribía tenia una sensación extraña en el cuerpo, era como si quisiera ser yo la interprete, pero no por horas o semanas, lo quería ser siempre, una chica altamente sensual, sexual y poderosa.
Dado que soy un libro abierto, Bastian se daba cuenta de mi incomodidad y pronto dejo de protagonizar sus películas y solo se dedico a producirlas... (ahora que lo pienso fui cruel con él, si lees esto Amor mio lo siento desde el fondo de mi corazón, jamás quise lastimarte y prometo que nunca una rosa significara algo más que no seas tu.)
Un día hermoso del mes de Abril se estaba filmando en una hermosa isla Venezolana, estaba feliz de volver a mi país luego de estar viajando por Europa. En el rodaje conocí a Carmella, una hermosa actriz rubia, esbelta, de cabello muy largo y hermosos ojos. Pronto nos hicimos amigas, a ella le gustaba como le explicaba su personaje estilo Dominatrix
-Abril tienes tanta pasión en tus ojos cuando hablas de tus personajes que deberías interpretarlos un día. La faceta de famme fatale te quedaría maravillosamente bien.- me dijo mientras le aplicaban maquillaje
-Creo que el sol te afectó un poco. Soy la escritora no la actriz.-
-Entonces me equivoco cuando pienso que en cada obra tuya hay una parte de ti misma, un rasgo de tu personalidad.-
-Eso es algo normal entre escritores. Nada importante créeme-
-Acepte este trabajo con Bastian porque eras tu la guionista Querida. Para ti esto es más que un absurdo porno con el que ganaremos dinero para que unos hombres lascivos se masturben por horas. Puedo verlo en tus ojos niña-
-Te equivocas Carmella-
-¿De verdad lo hago? ok, demuéstramelo...-
-Ja! y como puedo hacerlo? Diciéndole a mi novio que rodemos conmigo solo para que te des cuenta que estas errada?-
-No... no así querida. Hagamoslo en vivo y en directo! esta noche tendré un ataque de diva que necesita a su mano derecha para que la ayude en cosas femeninas, y tu y yo nos vamos a divertir.-
-Tienes que grabar ahora mismo, te están esperando señorita diva-
-Entoces mi amada escritora, tenemos una cita?
-ESTA BIEEEEEEEEEN! te demostrare que te equivocas...-
La noche llego y el ataque de diva no se hizo esperar, de hecho fue muy gracioso ver como todos los hombres del equipo trataban de lidiar con un "Asunto hormonal". Carmella y yo reímos por horas al recordar las caras que tenían los pobres chicos.
-Hora de la verdad... antes de comenzar vamos a arreglarte un poco- me dijo Carmella mientras sostenía en su mano una paleta gigante de maquillaje
-Estoy empezando a arrepentirme-
-agradéceme luego cielo, te encantara-
Paso casi una hora, entre maquillaje, pestañas postizas, extensiones y rulos
-Ahora solo falta una cosa mas-dijo sosteniendo un hermoso conjunto Victoria Secret color blanco en su mano- vístete para la ocasión-
-De que se trata todo esto?-
-Tu solo hazlo. Ah! y colócate este hermoso antifaz para tu seguridad.-
La imagen en el espejo era algo que jamas pensé ver, era una hermosa chica con ojos fogosos capaz de hacer lo que fuera. Me veía imponente, se puede decir que en ese momento un alter ego salio a la luz gritando feliz por su libertad. Desee ser esa chica siempre, desee que se tratara de mi siempre.
-WOW! te ves magnifica! bueno mi adorado mesesito, te toca ser la chica que se que eres. Shine my dear!..-

En cámara me veía genial, no paso mucho tiempo y la sala se lleno de hombres dispuestos a pagar por verme, por coquetear conmigo. No puedo explicar la sensación tan maravillosa que tenia cada vez que escuchaba el sonido de los tokens, me sentía grande, era algo inexplicable. Desee que el momento nunca acabara. Carmella me veía con los ojos brillosos, feliz completamente por lo que estaba viendo, al final ella gano, yo me había equivocado sobre lo que realmente necesitaba en mi vida.
Tuvimos que finalizar la jornada pues era hora de rodar. Habia pasado muchas horas despierta y me sentía maravillosamente.
-Estoy orgullosa de ti Abril, hiciste lo que a muchas chicas les toma meses. Eres especial querida mía.-
-Como lo supiste?-dije anonadada mientras me quitaba el maquillaje para volver a ser yo.
-Tengo un Studio que se encarga de modelos Web. Vi en ti esa chispa que hipnotiza, esas ganas de nuevas experiencias y de aventuras. Piensa en ello una vez haya bajado tu adrenalina. Hablaremos luego mi Famme Fatale.-
Justo en ese momento mi vida cambio de soundtrack AC/DC se apodero de mi vida por completo... "I'm on the highway to hell..."

Hace más de 2 años

1

8
GloryJah
Rango8 Nivel 39
hace más de 2 años

Hola! Espero les vaya gustando esta historia, y no olviden leer "Extraterrestre-Terrestre" para tener mayor comprensión. Gracias por leer!


#3

Los días pasaban y la adrenalina seguía en mi, no sabia muy bien porqué pero quería seguir experimentando. Como ya les había dicho soy un libro totalmente abierto, y se que Bastian se dio cuenta que algo me traía entre manos, pues estaba mucho mas distraída que de costumbre
- ¿Pasa algo mi Guapi?- me pregunto Bastian mientras preparaba unos cócteles
-mmm no amore, tranquilo-
-Sabes que puedes contarme lo que sea ¿no?-
-Lo sé cielo. Es solo que tengo un bloqueo de escritor. Nada que no se arregle-
-No te presiones, ya estamos por terminar y todo esta escrito. Tu solo relájate y disfruta de la Isla-
-Bastian... si yo fuese de otra forma... ¿igual me querrías?-
-¿Que pregunta es esa Abril? por supuesto que si, eres diferente, tan llena de vida, tímida pero tremendamente sensual, eres poesía en estado puro.-
-ok-
-¿Pasa algo cariño?-
-No, nada. Tengo una historia en mente y sabes que me gusta escribir con toques de realidad-
-Vale... ahora a tomar cócteles y darnos un baño de playa-
La forma en la que Bastian me describió resonó en mi mente como golpes de martillo. Estaba cansada que la gente me mirara como la linda y confiable chica "tímida", esa noche con Carmella me sentí diferente, era arriesgada, sexy, poderosa. Necesitaba despejar mi mente, escapar como siempre.
Esa noche fui a la habitacion de Carmella. Tuve que tocar 2 veces, creo que estaba ligeramente ocupada.
-Abril, querida. ¿Ya bajo tu adrenalina?-
-Si, un poco. Necesito poder comunicarme contigo. Dame un numero o algo.-
-¿Pasa algo Dear?-
-Nada importante. Descuida-
Sin mas regreso a su habitación y salio con un papel con su numero, me despedí con un beso y regrese a mi habitación. Bastian estaba en la ducha, así que aproveche y me duche con el. Llene de besos su cuerpo, me asegure que cada parte de el fuera amada, necesitaba que sintiera cuanto lo amo, que mis manos fueran capaces de transmitirle mi deseo.
Del baño pasamos a la habitación. Solo Dios sabe cuantas horas pasamos amándonos, deleitándonos con el cuerpo del otro. Nunca me había sentido tan triste y tan plena al mismo tiempo. Solo podía pensar en la canción "El ultimo polvo" de Caramelos de cianuro. Ya había tomado una decisión, y estar así con Bastian me hizo pensar en cambiarla. Era su tacto, cuidadoso, fogoso, amoroso y dominante; era su forma de explorarme con sus manos, su lengua, su increíble miembro. Era el, diciendo te amo en la forma mas pura que hay, donde nada puede ocultarse.
-Te amo Abril. Cambiaste mi vida- dijo entre jadeos
Ya en ese momento no aguante más y las lagrimas corrían por mis mejillas, Lo amaba tanto que no podía pensar bien.
-¿Te lastime?- pregunto asustado -Podemos parar si así lo deseas-
-No, no. Quiero que esto dure por siempre. Te amo más de lo que había imaginado que seria capaz de hacerlo Bastian- dije entre sollozos
Mi declaración de amor solo avivo mas el fuego, no paramos solo nos amamos hasta caer rendidos en uno sobre el otro. En la mañana siguiente, desperté con un hermoso ramo de rosas rojas frente a mi, la bandeja de desayuno y una nota "Te espero en la playa".
Tome el desayuno, me duche y prepare mis maletas. Pensaba irme sin avisar pero no podía hacerle eso a Bastian, así que guarde la carta que le había escrito.
Al llegar a la playa vi la escena mas hermosa de todas, Bastian estaba de rodillas frente a una hermosa pared hecha de rosas sosteniendo un maravilloso anillo de diamantes y esmeraldas.
-Este debía ser un discurso largo y romántico, pero ya nuestros cuerpos hablaron anoche. Cásate conmigo Abril, hazme el hombre más feliz de la tierra por el resto de mis días-
Las lagrimas rodaron con fuerza por mis mejillas, no podía hablar. Solo pensaba en cuanto amaba a ese grandulon Español que llego para poder mi mundo de cabeza. Sin embargo, más debía amarme a mi, y lo que estaba a punto de hacer era por mi bien. Pero no fui capaz de dañar ese momento...
-Si con alguien debo casarme, ese siempre seras tu Bastian- (Si lees esto Bastian, si lo dije muy en serio. Eres y seras mi amor infinito y real. Siempre...)
Bastian me puso el anillo en el dedo y salieron nuestros amigos a felicitarnos, todos reían y fue un momento especial. Pero yo no podía seguir ahí, por eso les pedí un momento para ir a la habitación y llamar a Abbi y a mi Tía para darles la noticia. Al llegar ahí todo fue rápido, saque la carta que había escrito el día anterior y la deje en la cama con una de las rosas de mi ramo. Las otras me las lleve y sin mirar atrás salí y aborde el taxi que me llevaría hasta el aeropuerto donde salia mi vuelo en 30 minutos. Justo antes de despegar el avión llame a Carmella y le dije que me disculpara con Bastian, pero que no había marcha atrás. No dejé que Carmella hablara, solo hablé yo y colgué.
Mi móvil quedó en el baño del avión, mientras la culpa se hacia una conmigo.
Esa noche al llegar al hotel del pueblo donde decidí esconderme recité las palabras que le había escrito a Bastian...
"Si a alguien debo agradecer al cielo por ponerme al frente, es por ti.
No espero que entiendas, tampoco que puedas dejar de odiarme por lo que te estoy haciendo.
Me voy así como vine, sin hacer ruido.
No te escribiré clichés por más que sean mi realidad. Pero te amo infinitamente.
Me entregue a ti como a nadie. Y créeme cuando te digo que no amare a nadie más que a ti.
Estas son las palabras más duras de escribir, porque aunque te cueste creerlo te amo más de lo que amare a alguien. Y mi cuerpo te lo dijo, eso no se puede fingir.
Voy a buscarme entre las lineas que perdí, aunque el costo sea muy alto.
Gracias por ser parte de mi vida. Espero algún día puedas aunque sea intentar perdonarme.
Siempre seré tuya Bastian. Solo tuya"

Hace más de 2 años

2

5
Dyna_87
Rango7 Nivel 31
hace más de 2 años

@GloryJah Creo que odio a Abril con todas mis fuerzas..... GRRRRRRR


#4

¿Vida? ¿Qué es vivir? Pase días enteros encerrada en la habitación viendo la luz aparecer y desaparecer. No comía, no bebía, no hacía nada. Solo pude llorar hasta que las lágrimas se acabaron, el solo hecho de pensar en Bastian hacia mi vida miserable… -¿Cómo pudiste niña idiota?- era la única frase que podía decir.
Una de esas noches fui al baño y al verme en el espejo comprendí que no podía seguir así, la única forma de recuperar a Bastian era encontrándome a mí misma y con ese vacío existencial jamás iba a poder recuperarlo.
A pesar de mi falta de fuerzas y motivación tome una ducha helada y salí de la habitación, fui por algo de comer y llamé a Carmella; después de solo dos timbrazos contesto
-Espero que seas Abril…-
-¿Tanto te hice esperar que contestas esperando que sea yo?-
-No tienes idea niñata estúpida. ¿Pero qué demonios te paso? Nos tenías preocupados a todos. Vale, podías al menos decir, chicos me voy para encontrarme a mí misma, no se preocupen estaré en contacto… Todos nos temíamos lo peor.-
-Te dije que te llamaría…-
-¿Cuánto has tardado Abril? ¡Casi ha pasado un mes! Bastian está…-
-No, por favor no. No le digas que hemos hablado ¿vale?-
-Cariño… El pobre no ha parado de llorar y buscarte. Está profundamente preocupado, teme que te haya pasado algo malo. Déjame decirle que estas bien y ya.-
-¿Y qué harás? ¿Mentirle? Soy una puta mierda en este momento Carmella… Apenas hoy fui capaz de salir y comer algo, no puedo con mi vida en este instante. No sé qué hacer, no tengo idea de mi vida en este momento.-
-¿Dónde estás?-
-No voy a decirte, se lo dirás a Él y si lo veo soy capaz de arrodillarme ante él y pedirle mil perdones-
-Te juro que no diré nada, solo quiero saber dónde estás y ayudarte. Si quieres recobrar tu vida tienes que comenzar ahora.-
Después de un silencio le dije donde me encontraba, al día siguiente en horas de mediodía ya estaba tocando la puerta de mi habitación.
-Abril, eres preciosa pero luces del asco-
-Buenas tardes para ti también Carmella…-
-Escúchame bien, no vuelvas a hacerme esto ¿ok?-
Las lágrimas comenzaron a correr por mi piel, al parecer después de tomar agua vuelven a aparecer.
-Cálmate. Ya le dije a Bastian que estas viva, que yo estaría contigo para ver cómo estas y ayudarte. Cielo, él te ama de verdad. Solo me dijo que conserves el anillo y que esa es una oferta que no caduca no importa lo que hagas-
-¡SOY UNA MALDITA IDIOTA!- Los sollozos eran fuertes, no podía respirar.
-Abril Cálmate. El entiende que debas redescubrirte. Él no te odia ni te culpa por nada. Ahora esta es la última vez que lo nombro y que hablamos de él ¿ok? Es hora de trabajar en ti, vaya que lo necesitas.
Carmella hacia todo a su alcance para hacerme sonreír, fuimos de compras, tuvimos ricos días de Spa pero aún no podía recobrar ese brillo que ella veía en mí, la soledad aun podía conmigo; al cerrar mis ojos solo veía a Bastian, sus hermosos ojos que me decían cuanto me amaba y las rosas. El anillo se volvió mi amuleto, permanecía cerca de mi corazón colgando de una cadena de oro que Bastian me había regalado con una medalla con su inicial.
Un sábado estaba sentada en la orilla de la piscina del spa escuchando con los audífonos a todo volumen Bella Julieta de Leo 037 mientras tomaba un bloody mary, y como un gesto de desesperación Carmella me quito los audífonos y me tiro al agua
- Pero se puede saber ¿Qué demonios ocurre contigo?- grite enojada
- Si, si se puede. ¡Ahora mismo te sales de ahí, te duchas y agarras el puñetero lápiz y comienzas a escribir de una maldita vez! Estoy hasta el cansancio de verte morir cada maldito segundo, vale. Cuando creo que ya no puedes tocar más el fondo te las arreglas para sentirte peor. Si quieres volver a estar con Bastian tienes dos caminos, el primero te enfrentas a ti misma y sacas ese brillo que te caracteriza, y el segundo dejar de sufrir de una puñetera vez e ir a por él, pedirle perdón y volver como si nada hubiese pasado. Pero ¡basta ya! Que no solo te estas dañando a ti sino también a quienes te queremos.- respondió exasperada. Ante mi falta de respuesta continuó -Abril, solo quiero lo mejor para ti, me dueles terriblemente niña. Después de verte en una hermosa etapa, odio verte así, con esa mirada sin vida, sin color, sin brillo, sin primavera. No quiero que sigas viviendo ese horrible y aparentemente perpetuo invierno. Por favor cariño, deja ya de una buena vez “Bella Julietta”, “Adiós Dulcinea”, “Maldito Corazón”, “Si amaneciera”… cámbialos por “Hoy te toca ser feliz”, es tu canción favorita, por favor niña mía, ¡vívela!- Su voz se convirtió en un susurro y sus ojos estaban llenos de lagrima, pasé tanto tiempo centrada en mí que no veía el daño que hacía a los de mi alrededor.
- Iré a darme una ducha, el cloro no es bueno para la piel.- Dije con un tono avergonzado –gracias Mel- susurre antes de ir a la habitación.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#5

Entre en la habitación, me desvestí por completo, coloque música a todo volumen y llene la tina con agua tibia, una vez estuve sumergida lloré, lloré tanto como los días anteriores, pensé en Bastian, en Abi y en mi vida antes de ellos, recordé lo que se sentía tomar un cuaderno, un lápiz y escribir bajo la luz de la luna, recordé la sensación de vacío, de soledad, de felicidad y plenitud. Lloré tanto por lo mucho que los extrañaba, y luego, como si de una metáfora se tratara, quité el tapón de la tina para que esa agua se fuera, abrí el grifo de la ducha y deje que me bañara el agua fría. Esa fue la última vez que me sentí miserable. Esa fue la última vez que me sentí Abril.
Al salir del baño sequé mi cabello y lo ate a una cola de medio lado, me vestí con un hermoso vestido de hombros descubiertos color cereza y antes de salir de la habitación tomé el cuaderno que me había dejado Mel, era simplemente hermoso con una niña de hermoso cabello ondulado que sostenía una flor en su mano, reemplace el lápiz por un bolígrafo, pues lo que estaba a punto de escribir debía ser permanente, y en la primera hoja escribí “Summer Rain – La historia del deseo Vs el Amor”.
Salí de la habitación con una nueva actitud, un nuevo aire y una nueva sonrisa, comenzaría a reescribir mi historia. La puerta de la habitación de Mel estaba abierta, así que solo toque una vez y me anuncié –Mel, estoy aquí. ¿Estás visible?-
- Abril querida, estoy al teléfono. En menos de cinco minutos estoy contigo para que vayamos a cenar.
- Descuida esperaré- dije con una sonrisa en los labios. Me sentía como si viviera en otra piel.
El rostro de Mel al verme era simplemente maravilloso, una cálida sonrisa acompañó sus palabras –Te ves fabulosa querida. Veo que ese relajante baño con sal y durazno te sentó extraordinariamente bien.-
- Mejor de lo que imaginas. Ahora vamos a comer, me apetece mucho ese Bar fusión Italo-Asiatico.-
- La verdad a mí también me apetece mucho, esa pizza con camarones témpura me trae muy intrigada.-
Pasamos toda la velada hablando de mil temas triviales, acompañadas siempre de un buen vino blanco y varias entradas fusión, mi favorito fue el Témpura de Cangrejos acompañados de salsa Napolitana, estuvo simplemente maravilloso.
Mi humor mejoró a medida que pasaba la noche y el vino comenzaba a hacer su efecto, así que un ataque de valentía le dije a Mel
- Tengo dos cosillas que decirte. La primera agradecerte por darme ese regaño maternal que tanto necesitaba y por guiarme. Y la segunda ¿Cuándo comenzamos a buscar mi nuevo ser? Ya tengo un nombre y todo. Es hora de comenzar a escribir mi nueva historia, y esta vez la protagonizaré.
Las lágrimas se asomaron en los ojos de Mel, quien tras un minuto me respondió:
- Pensé que tardaría mucho en decir esto, pero una vez más me sorprendes. Estoy feliz de empezar a trabajar contigo muñeca. Mañana prepararemos tu esquina de transmisión y comenzamos cuando desees. Eso sí, debemos comprar unas cosillas primero y crear tu página. ¿Qué nombre elegiste?-
- Summer Rain. Aunque aún no estoy muy convencida, pero creo que con ese me identifico un poco y viene siendo una fusión entre quien soy y quien fui-
- Pues Brindemos por Summer Rain.-
Chocamos nuestras copas y terminamos la velada entre risas y deliciosa comida.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#6

Un nuevo día nació y con él el sol brilló con fuerza y esperanza. Tras esbozar una sonrisa e ir al baño para aplacar el desastre que soy al despertar me di unos minutos para tomar el lápiz y el cuaderno y escribir
“Es hermoso como la luz entra por la ventana y llena de alegría mi alma. Pase lo que pase debo permanecer firme en esta fe, con una sonrisa en el rostro y todas las energías para construir mi camino. No sé cuánto pueda durar ni mucho menos a donde me llevará, pero mientras tanto iré a comprar flores, luces y brillo. Es hora de comenzar los primeros días de este hermoso y excitante camino.
Me acercaré a ti mi Bastian.”
Al ir a la habitación de Mel estaba hablando por teléfono nuevamente, solo que esta vez escuche algo que me llamó un poco la atención, dijo “Ella está mucho mejor, tenías razón solo necesitaba hacerlo. La verdad que la conoces bastante bien”, para no sentirme cotilla me anuncie con una voz bastante alegre, para que notara mi energía – ¡Buenos días Mel! Estoy lista para lo que tengas planeado para mí este día.-
- Buenos días querida mía, en un momento estoy contigo. –
- Si quieres nos encontramos en la cafetería, hoy desperté con un hambre voraz. Te guardo puesto.-
- Vale cielo, nos vemos en 10 minutos.-
Tuve intenciones de quedarme un momento para escuchar un poco más de su conversación pero sentí que estaría invadiendo su intimidad. Así que cumplí mi palabra y baje a la cafetería, luego de pedir waffles con fruta y yogurt griego, un cappuccino y un zumo de manzana verde con naranja y fresa, espere pacientemente a que bajara Mel, la vi llegar un poco contenta.
- Vale, hoy estás radiante. ¿Cómo has dormido hermosa?-
- Como un tronco. Mel, ¿puedo hacerte una pregunta?-
- Por supuesto cariño-
- ¿Con quién hablabas esta mañana?-
La pregunta la tomó por sorpresa, sin embargo respondió sin darle mucha importancia
- Con Bastian. Quería saber cómo estas y si ya te encontrabas bien. Estaba preocupada por ti así que decidí llamarlo para que me aconsejara.-
- Él fue quien te dijo que me dieras el cuaderno…-
- En efecto, querida. Pero descuida, no he entrado en mucho detalle.-
- El me conoce muy bien… habrá sacado sus propias conclusiones. ¿Le contaste sobre Summer?-
- No querida, no lo he hecho. Me parece que si él debe enterarse de ello no ha de ser por mí, debe salir de ti el hacerlo, aun cuando creo que debisteis haberle dicho desde el minuto uno en que esa idea se cruzó por tu cabeza. Te apuesto lo que queráis a que él hubiese flipado con esa idea y te hubiese ayudado al máximo. Sabes mejor que yo que ese chaval es súper abierto de mente y sobre todo que te ama lo suficiente como para dejarte ser con completa libertad. Pues una vez él me dijo que te amaba precisamente por ello, porque eres esa libertad que el tanto ansiaba.-
- Mejor cambiemos de tema. No quiero arruinar mi mood. A la próxima que hables con el dale mis saludos.
Tras esa extraña charla tomamos el desayuno y fuimos directamente a las compras. Pasamos por muchas tiendas de lencería, cada una más hermosa que la anterior, compramos muchas flores artificiales, luces led de colores, estrellas de brillantina. Cansadas de tantas compras decidimos parar en un restaurant español, tras pedir paella y sangría Carmella me preguntó
- ¿Has pensado que clase de show quieres dar a tus admiradores?-
- No, la verdad no. ¿Hay tantos tipos de show?-
- ¡Uff muchísimos! Hay show de aceite corporal, masturbaciones con manos, dildos, vibradores, vibradores que se activan con el sonido de los tokens, plug anales, show de cambios de ropa, bailes sexy… hay un mar de posibilidades.-
- ¡Wow! Pues no tengo ni la más mínima idea. La verdad no sé qué tan buena idea sea todo esto.- conteste algo abrumada y sonrojada. Realmente no me había dado cuenta que no tenía un plan concreto, y que soy naturalmente tímida y mis experiencias con el sexo no son tan reveladoras, todo lo contrario, soy muy reservada con mi imagen, me cuesta un poco aceptar mi cuerpo.
- Vale, la mayoría de las modelos no tienen idea de esto hasta que les toca ejecutarlo y se van haciendo de un estilo. Mejor vayamos viendo qué tal se te da y que estilo se adapta a ti, ¿Vale?-
- Vale. Pero que sepas que ya me está entrando el miedo.-
- Abril, querida, eres preciosisiiiiima, no tienes nada que temer. Y lo mejor de esto es que lo controlas tú, no tienes que hacer nada que no desees. Ten eso siempre en mente antes que nada. Tú haces tus reglas.-
- De acuerdo. Por ahora solo tengo una regla, ¡No anal!-
- Me parece perfecto.- finalizó con una sonrisa.
Terminamos nuestro almuerzo y seguimos con las compras, al regresar a la habitación con todas las bolsas decidimos que era mejor idea rentar un pequeño apartamento de dos o tres habitaciones. Así que al día siguiente llamamos a un agente inmobiliario quien nos enseñó hermosos apartamentos con vista al mar, otros más sencillos en un conjunto residencial muy familiar, y casi desistimos hasta que nos llevó a una hermosa casa de dos plantas situada a la orilla de la playa, su vista era hermosa y el olor a mar inundaba cada rincón de ella. Me encantó, se puede comprar con amor a primera vista, o en este caso, amor a primera visita. La conexión que sentía con ese lugar era intensa. Al notar mi expresión Mel le dijo a Carlos, nuestro agente inmobiliario –En hora buena campeón, haz dado justo en lo que necesitamos. Ahora hablemos de los detalles aburridos, cerremos el trato y vayamos a por una copa a celebrar.-
El chico se puso totalmente colorado, era obvio que Mel le ponía nervioso. Y por supuesto ella ni corta ni perezosa sacaba provecho de ello. Así que la dejé hacer lo suyo mientras yo paseaba por la casa, tenía tres habitaciones así que era más que perfecta. Me sentía completamente embriagada por el olor y la sensación de paz, no sé cuánto tiempo pasé contemplando el mar y escuchando la hermosa canción del viento y las olas, eran la mejor banda que jamás escuché, una capaz de hacerme ir a otro mundo. Ahora que lo pienso, en ese momento encontré la música de mago de Oz y Stravaganzza en la naturaleza.
- Abril, querida, debemos irnos. Hay un contrato que firmar y unas copillas que tomar.- me dijo Carmella sacándome de mi trance.
- Claro, Disculpa, me quedé embobada y con mil cosas en la cabeza. Me encanta esta casa. Gracias Mel.- Le dije con una sonrisa en los labios, y lo que ella llama una sonrisa en la mirada.
- Por ese brillo de tus ojos, lo que sea cariño.-
La cara de Carlos me causó muchas gracias. Me imagino que en su cabeza se había imágenes de Carmella y yo acariciándonos cual peli porno. Mel pensó lo mismo así que en un gesto que ella llama “Agitar la imaginación cual avispero”, paso su mano por mi espalda baja y me sonrió muy cerca de mi rostro, y yo en un gesto nada inocente le devolví el gesto dándole un abrazo y pasando mi mano muy cerca de su trasero. Para ese punto el bulto en el pantalón de Carlos era más que notable y su rostro era completamente rojo. Debo admitir que fue algo realmente gracioso. Sin embargo no me apetecía mucho hacer sufrir a ese chico cuyos testículos debían doler a horrores, así que una vez firmamos el documento de arrendamiento me excuse con Mel y fui a mi habitación, estaba cansada del día y solo quería relajarme en la tina, escuchar algo de música y luego escribir un poco.
Al llegar a la habitación pedí una botella de vino blanco y unos nachos, llene la tina con agua tibia y eche un poco de sal marina con rosas, como siempre utilice la música de mago de Oz para llevar el tiempo, solo 3 canciones bastaban para calmar mis ánimos y saber que ya llevaba mucho tiempo en el agua “La cantata del diablo, Atlantia y Finisterra”. También estaba ese placer que me daba escuchar la voz de Leo Jiménez, poder distinguir su voz del resto era una buena forma de practicar mi concentración.
Cante a todo pulmón una de mis partes favoritas de La cantata del diablo
…“Como un beso prometido a tu alma es mi voz; soy lo muerto y lo vivido, soy la calma soy tu Dios; Cierra los ojos y llevare y donde los sueños se hacen canción; la vida duele te cuidare duérmete y sueña, te acuna mi voz”…
Extrañaba terriblemente a Abi, escuchar esa canción era recordar como la cantaba para hacerme dormir cuando despertaba de una pesadilla, o como la cantábamos a todo pulmón mientras fumábamos algún cigarrillo y bebíamos algo de vodka y le sacábamos el dedo medio a la vida. Algunas veces te encuentras con el hecho de que tu alma gemela no es ese hombre o mujer que amaras, te casaras y tendrás hijos; muchas veces tu alma gemela es ese amigo o amiga incondicional al que amaras toda la vida sin importar qué suceda. Eso para mí es ella, mi alma gemela a quien extraño y sueño cada día. Me odié por no insistir en que se quedara a mi lado, me odio constantemente por haberla perdido. Espero que donde esté sea completamente feliz, y espero y le pido cada día a las estrellas de que un día, no importa cuán lejano esté, ella pueda volver a mí, al menos un momento, al menos un segundo, al menos lo suficiente para que pueda mirarle a los ojos y decirle cuanto le amo, y la falta que me hace. Pues ella era capaz de darme paz y hacerme entrar en razón. Su lugar nunca será ocupado. Y si lees esto, mi Manzanita Verde, espero que puedas entender que para mí siempre serás como el principito, siempre te seguiré buscando.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#7

En algún punto me perdí en mis recuerdos y el sueño se apodero de mí, al despertar decidí que era hora de salir de la ducha, aunque aún no terminaba de sonar Finisterra, aunque a juzgar por mi cansancio y lo arrugado de mi piel era probable que fuese al menos la segunda vez en reproducirse.
Al entrar a la habitación coloqué el disco “El día que todo cambió” de Gaélica. Al mirar hacia la puerta me encontré con un carrito de servicio a la habitación con un pie de limón y con un hermoso ramo de diversas flores entre ellas rosas blancas, tulipanes, margaritas y otras más que no era capaz de reconocer, llamó mi atención una tarjetita llena de brillos la cual decía “Luna que brilla dame tu luz para no perderme en esta sombra”. Era un mensaje algo confuso y no venía firmado, sin embargo comprendí al instante que se trataba de una parte de Luna de Los Mesoneros, quien fuese que envió las flores sabía exactamente que esa canción y en particular esa parte me gusta mucho, pero decidí no prestarle mucha atención -seguro fue obra de Mel- pensé, y luego de comer el pie decidí dormir.
Al día siguiente ya había arreglado mi equipaje y me encontraría con Mel para desayunar antes de irnos a nuestro nuevo y momentáneo hogar. Al verla me hizo gracia que estuviese acompañada por Carlos, quien al verme se encogió de vergüenza y tras saludarme salió casi corriendo.
- Veo que hiciste de las tuyas ayer, jajaja. Pobre Carlos, su cara fue un pequeño poema de vergüenza jajaja, es que podía hacer un cosplay de un tomate sin siquiera necesitar un poquito de pintura.-
- ¡Uff Madre mía Abril, ahí donde lo ves todo tranquilito el chaval es un cañón! Hemos pasado toda la noche tirando como un parcito de conejos… que morbete se trae el pequeñajo-
- Jajaja, me alegra que te divirtieras. Por cierto gracias por las flores y el pie. No sabía que escucharas a Los Mesoneros.-
- ¿De qué hablas?-
- ¿Anoche no enviaste un carrito de servicio al cuarto con un pie y un ramo de flores que tenía una linda tarjetita con un tema de Los Mesoneros?-
- Vaya que no, debe ser de algún admirador tuyo pequeña, porque te juro que no tengo ni la más mínima idea de lo que hablas.-
- ¿Habrán sido de Bastian?-
- Lo veo muy improbable, no le he dicho dónde estamos, y creo que antes de hacer algo así el me preguntaría-
- Bueno, da igual. Ya nos vamos a nuestro nuevo hogar así que no hay porqué alocarse. Ahora me muero por un rico yogurt con frutas y granola, tengo un hambre brutal.-
- Uff y yo lo que necesito es una mimosa, tengo una horrible resaca.-
Al cabo de una hora ya estábamos rumbo a lo que sería mi paraíso, pasamos el día colgando cuadros, flores, luces en forma de cascada, pegando estrellas rosas por doquier. Debo decir que pese a lo cursi y rosado era lo más cercano a mi paraíso, luego Mel me sorprendió con una linda Masaya color gris con detalles en blanco y todo fue perfecto. La habitación que elegí para mí era una de las que tenía balcón con vista al mar, era simplemente perfecta, ya podía imaginarme mirando a la luna, escuchando el sonido del mar y escribiendo mientras respiraba la más maravillosa brisa marina.
A la hora de la cena llamamos al repartidor de pizza, pedimos una cuatro estaciones. Entre risas nos dimos cuenta que debíamos hacer compras para comenzar a comer un poco casero sino terminaríamos rodando, dado a que Mel no es del tipo que cocina yo tomé ese rol y ella se ofreció a hacer la limpieza diaria. Éramos un equipo después de todo.
- Abril, necesito que comiences a escribir una pequeña biografía de tu personaje y también unas cuantas reglas que quieres que haya en tu room. Yo iré trabajando en unos estilos de marcos y temas para que se vea más lindo.-
- ¿Debe seguir algún estándar?-
- No, hazlo a tu gusto. Eres tu quien va a actuar el personaje, así que hazlo simple. Algo que puedas interpretar con facilidad.-
- Entendido.-
Al terminar de cenar nos fuimos a nuestras respectivas habitaciones. Pasé unas cuantas horas para decir que personaje sería, pero no estaba particularmente concentrada, me costó muchísimo y eso que ya tenía un avance. Rendida tomé un cigarrillo de la mesita y cuando fui a buscar un encendedor a la cocina escuché una risita que venía de la habitación de Mel, al acercarme escuche claramente una voz masculina por lo cual solo pude sonreír y seguir en mi rollo, era muy notorio que a Mel le gustaba divertirse.
Una vez tuve el encendedor regresé a mi habitación a fumar ese cigarrillo en el balcón, la luna llena brillaba con tanta intensidad que su luz me bañaba por completo, sin poder remediarlo comencé a cantar a lo bajo
“Tonto el que no entienda,
Cuenta una leyenda,
Que una hembra gitana conjuro a la luna hasta el amanecer,
Llorando pedía que llegara el día de esposar a un Cale
Tendrás a tu hombre piel morena desde el cielo hablo la luna llena
Pero a cambio quiero el hijo primero que le engendres a él.
Que quien a su hijo inmola, para no estar sola poco le iba a querer.
Luna quiere ser madre, y no encuentras querer que te haga mujer
Dime luna de plata, ¿Qué pretendes hacer con un niño de piel?
Hijo de la luna”…
Continúe cantándola completa, perdida en el tiempo, en la luna, en las olas y en los recuerdos. Recuerdos que atesoraría por siempre, recuerdos que estaban escritos en mi piel y en mi alma, y que me habían hecho la mujer que era, que soy y que seré por siempre. Sin embargo, cuando cantaba
“Y en las noches que haya luna llena será porque el niño este de buenas
Y si el niño llora, menguara la luna para hacerle una cuna”
Me percaté que había alguien mirándome desde el balcón de la habitación de Carmella, pero no pude distinguir de quien se trataba pues la oscuridad era profunda. En ese momento sentí vergüenza, y nuevamente esa voz masculina se escuchó, solo que esta vez más cerca – Gracias por el concierto, pequeña niña de Luna- mi rostro era de asombro y un rubor me había tomado por completo, podía sentir la sangre corriendo por cada parte de mí, no sabía si se trataba de miedo, de vergüenza o un poco o mucho de ambas. Así que en un reflejo de auto preservación respondí –de nada- y acto seguido, Salí corriendo a mi habitación y me encerré con llave.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#8

A la mañana siguiente tardé un poco más de lo habitual en bajar, aun tenia cierto miedo por el acompañante de Carmella de la noche anterior. Pero una vez que no pude aguantar más el hambre baje para comer un poco de la pizza que había quedado del día anterior y me encontré con Mel que tenía dos tazas de café en su mano –Vaya, aún debe estar aquí- pensé, sin embargo Mel me dio una de las tazas y me dijo
- Buenos días mi hermosa primavera, ya iba a despertarte. Ten una taza de café, no me queda tan rico como el tuyo, pero tiene cafeína-
- No seas bobita, huele divino-
- Jajaja espero que tenga el mismo sabor-
- Mel, no quiero ser indiscreta, pero el chico al que trajiste anoche me dio un susto terrible.-
- Mmmm si, el me comentó. Discúlpame, él es un poco cotillo, y también es un fanático de la luna como tú. No te dije que llegó porque pensé que estarías dormida. Y pues tarde un poco más de lo que debía en la tina, tuve que enviar mensajitos y atender un par de llamadas.-
- Descuida, no tienes porqué avisarme cada que alguien venga a visitarte- le dije mientras le picaba un ojo. Gesto al que Carmella respondió con una muy sonora carcajada.
- No es una de mis conquistas de una noche, por eso debo presentártelo…- pero antes de que terminara la frase, apareció en la puerta de la cocina un chico de 1.75 metros aproximadamente, bastante atlético, tenía una larga y ondulada cabellera y predominaban varios tatuajes. Mi cara debía ser algo graciosa pues el hasta ese momento desconocido chico sonrió y Mel continuó diciendo- pero mira, hablando de cotillos y ve quien se atraviesa… Abril, te presento a Damián, o bueno mejor dicho Troy, mi hermano mayor.-
- Mucho gusto, me imagino que eres la chica de la serenata de ayer.- me dijo este con una sonrisa de casanova.
- Déjala ya Troy, ¿que no ves que tu fea carucha la ha dejado como un conejillo asustado?- Dijo Mel en mi defensa, a lo que solo pude responder con un rubor completo y dije
- Mucho gusto. Disculpa mi canto de ayer, pensé que nadie me escucharía y pues luego me diste un susto de muerte.-
- Descuida linda, le diste un matiz hermoso a la noche. Además ahora sé que no soy el único que le canta a la luna.-
No respondí, solo me limité a darle una cálida y avergonzada sonrisa. La verdad es que hasta ese momento no sabía la edad de Troy pero me parecía un poco mayor pero excelentemente conservado.
- Bueno, me ha dicho Mel que lleváis una dieta mayormente vegetariana así que en las compras te traje muchos vegetales y frutas orgánicas, tofu, soya y muchos granos, yogurt griego, granola y frutos secos. Para esta loca traje lo habitual. Espero haber traído lo correcto.-
- Si, muchas gracias. No debías molestarte.- respondí con una sonrisa de esas que Mel dice que son con los ojos.
- Bueno Abril, discrepo contigo. Si alguien no lo hacia terminarías comiendo por delivery. Si por Carmella fuera no cocinaría nunca, es más me atrevo a decir que en sus 34 años no ha hecho nunca la compra.-
- Jajaja, es bueno saberlo ahora que será mi roomie. ¿Ya desayunaron?-
- Desde luego que no.- respondió Mel.
- Veré que puedo cocinar que sea rápido y delicioso- debo admitir que cuando pase cerca de Troy fue como si una corriente eléctrica creciera en ambos. Una vez en la cocina vi miel, harina de avena, huevos, tocino - ¿Quieren waffles?- pregunté, a lo que ambos respondieron al unísono –Si, por favor-
En 20 minutos había hecho los waffles, tenía los audífonos puestos a todo volumen así que se me hacía imposible escuchar otra cosa que no fuera “Desde mi cielo”, al dirigirme a la sala para preguntar si querían huevos y tocino con sus waffles, o miel y frutas me asusté al ver a Troy en la puerta.
- ¡Que me vas a provocar un infarto!- dije luego de gritar y quitarme los audífonos del iPod.
- Disculpa no ha sido mi intención. Venía a decirte que Mel quiere sus waffles con huevos y Bacon, pero me quede absorto viéndote tararear y moverte al sonido de la música.-
- Para ti debo ser como un bichito de circo. Vale, entiendo. ¿Tú también quieres tus waffles con Bacon y huevos?- respondí algo exasperada.
- Sino es mucha molestia me gustarían con frutas. Yo soy vegetariano.- dijo con un tono de pena.
- ¡Excelente! Los comerás como yo. ¿Quieres algo de yogurt griego?-
- Me parece una idea fabulosa. ¿Puedo hacerte una pregunta?-
- Claro.-
- ¿Siempre escuchas música?-
- Sí, me ayuda a concentrar. Tengo déficit de atención, así que eso me ayuda un poco.-
- Vaya, yo también lo tengo. Tal vez utilice tu método. Aunque no creo que me funcione del todo, soy hiperactivo.-
- Mmmm, tal vez tu eres de esos que necesitan mantener las manos ocupadas con algo, como una de esas pelotitas para liberar estrés.-
- Créeme, no funcionan como dicen que lo harán. Yo debo estar en constante movimiento. El único momento donde puedo pasar horas y dedicarme es cuando tomo alguno de mis coches y le cambio algo al motor o les hago servicio. Me gustan tanto que puedo pasar horas ahí.-
- Te entiendo. Eso para mí es escribir y escuchar música. Aunque me aburro muy rápido por eso siempre estoy modo aleatorio, así que puedo escuchar un tema de Alejandro Sanz, como uno de Saratoga, AC/DC, Bullet for my valentine, mago de Oz, Stravaganzza, Gaélica, Los mesoneros, La vida Boheme, Avenged Sevenfold, Alan Walker, Maná, o Ariana Grande, soy una bomba aleatoria de la vida.-
- Jajaja, diría que eres una adorable bomba aleatoria. Aunque cualquiera que te ve dice que escuchas cosas más Ariana Grande que Avenged Sevenfold.-
- Si, suele suceder. La gente cuando me ve y me escucha hablar dice que no parezco chica a la que le guste el metal. Lo gracioso es que me encanta el heavy. Bueno mi banda favorita de toda la vida es mago de Oz, “Hoy te toca ser feliz” siempre me hará feliz sin importar cuan triste esté.-
- Eres más adorable de lo que me dijo Carmella-
- No creo que sea adorable.- dije bajando los ojos para ocultar el rubor en mi rostro. Gracias a los cielos que en ese momento entro Mel y dijo
- Mi primavera adorada, te tengo buenas noticias. He leído el reporte del clima y podemos pasar todo el día tomando el sol. Así que a desayunar para darnos un delicioso baño de mar y quedar listas para lo nuestro.- se volteo hacia su hermano y le pregunto -¿Te quedaras todo el día mi querido Troy-ano?-
- Eres encantadora mi querida Ca-mella. Pero solo me quedaré hasta las 5 de la tarde, mi avión debe despegar a las 7. –
- Menos mal, porque tenemos mucho por hacer y no podemos tener chiquitos por aquí. Es un tema de niñas.-
- Mmmm, Abril ¿te prestas también para hacer cochinadas como mi querida hermanilla?-
- ¿A qué te refieres?-
- Basta ya Damián, no la fastidies. Además ella es escritora, no es mi colega querido. Y espero no veas mis pelis, sería algo repugnante.-
- Descuida hermanita, sabes que cuando necesito acción la consigo en vivo, no en una pantalla.- dijo picando el ojo. Para ese punto lo que comenzó como un rubor paso a ser toda mi sangre asomándose por mi piel, cualquiera no pensaría que sería fácil de notar pues mi piel es oscura, sin embargo Carmella se dio cuenta a lo cual dijo
- Bueno ahora si basta, que Abril se va a quedar sin sangre en las venas porque la tiene toda en la piel de lo roja que esta. No le hagas caso, es un pesado casanova.-
- Sabes mejor que nadie que el Rock and roll tiene sus ventajas. Disculpadme Abril, es que una vez comienzo a hacer enojar a la Ca-mella no puedo parar. Es mi hobbie desde los 4 años.-
- Descuida. He visto ese tipo de comportamientos en otros hermanos. ¿Podemos comer ya?-
- Claro, huele riquísimo como siempre.- dijo Mel
El resto del desayuno Mel y Troy se la pasaron haciéndose bromas, pero en ese punto ya me habían perdido. Estaba en la luna pensando en cómo iniciar mi historia, cuando la mirada fija de Troy llamó mi atención
- ¿Pasa algo?- pregunté
- Me gusta cómo te pierdes en tus pensamientos. Es como si dejaras tu cuerpo aquí pero tu mente se fuera muy lejos.- respondió Troy
- Ella no es como esas idiotas a las que acostumbras llevar a tu cama con esas frases baratas. Abril está muy por encima de tu nivel, querido.-
- No tengo esa intención Mel. Desde luego me parece guapísima, pero este es más un interés artístico-
- Bueno, bueno. Sigo aquí ¿saben? Puedo escucharlos.- respondí con más vergüenza de la que nunca había experimentado.
- Disculpa a mi hermana, por algún motivo piensa que soy como los monitos a los que frecuenta.-
- ¡Ja! Si no te conociera bien te compraría ese cuento. Pero por el bien de Abril y estas pocas horas que nos quedan juntos te daré el beneficio de la duda.- dijo Mel.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#9

Luego del desayuno Mel y yo nos pusimos el traje de baño y bajamos a la playa. El agua estaba helada pero aun así me metí sin pensarlo, aunque una vez estuve 5 minutos fuera del agua comencé a lamentarlo.
- No entiendo cómo pudiste meterte ahí, está helando.-
- Fue un impulso, adoro el agua. Creo que iré a la casa a buscar algo de alcohol porque si no muero de hipotermia. ¿Quieres algo?-
- Si puedes tráeme lo mismo que quieras tomar tu.-
- Vale, veré que puedo hacer.-
Entre tiritando de frio, pero sin hacer ruido. El sonido de una guitarra llamó mi atención, al acercarme vi a Troy tocando lo que parecía ser “Quiero morirme en ti” luego comenzó a cantar y no quedaron dudas. Su voz era bellísima, sonaba como un Tenor ligero. Fue fácil para mí quedarme pegada al piso escuchándolo cantar. Pero como siempre justo cuando terminaba las últimas notas de la canción cosas malas pasaron y estornudé sin poder evitarlo.
- Eres adorable hasta al estornudar. Salud- dijo Troy sin siquiera voltearse.
- Gracias. ¿Cómo sabes que era yo?-
- Mel hace un ruido terrible, y ella se hubiese sentado conmigo y me hubiese dicho que esto es lo único que hago bien. Te sentí desde que entraste. ¿Te gusto la canción?-
- Mucho. Eres muy bueno cantando, tu voz es hermosa.-
- Gracias. Este es uno de mis grandes amores. Y la manera en la que me gano la vida, así que más me vale ser bueno-
- Bueno, no te molesto más. Voy a preparar un par de tragos o moriré por hipotermia.-
- Ten mi chaqueta mientras los preparas.- dijo mientras me daba su chaqueta.
- No gracias. Te la mojaría toda-
- Descuida puedo ponerla a secar. Además estas morada de frio. A ver, ¿qué queréis tomar? Yo os preparo los tragos.-
- No hace falta de verdad.-
- Vamos que no es molestia. Déjame agradecerte por el delicioso desayuno que preparasteis.-
- Está bien. En ese caso ¡sorpréndeme! Eso sí, con poco alcohol el mío, y el que no le eches al mío pónselo al de Mel- acepte ante tanta insistencia. La chaqueta de Troy olía estupendamente, era un olor muy varonil. Aunque me dé pena decirlo, me ponía mucho. Pero solo callé y me senté en la isla de la cocina mientras veía a troy seleccionar frutas y cosas.-
- Bueno, ya he decido. ¿Qué te parece si me cuentas algo sobre ti?-
- Me parece bien pero siempre y cuando tú también me cuentes cosas sobre ti.-
- Vale. ¿Cuántos años tienes?-
- 22 años ¿Tú?-
- 38 calendáricamente. Como 15 en mis adentros. Jajaja –
- Wow que interesante eso jajaja.-
- ¿Tienes hermanos?-
- Tenía uno, pero ya no… vive.-
- Disculpa no quise…-
- Descuida, no sabías. ¿Por qué te llaman Troy?-
- Cuando tenía como 14 años pasé por una etapa de grafitero pero al mismo tiempo estaba enganchado al tema de los troyanos y espartanos así que siempre pintaba algo con un León y un casco que usaban los troyanos, y así me di a conocer como Troy. –
- Vaya. La verdad si tienes pinta de grafitero jajaja.-
- Jajaja eso parece. Debe ser el cabello. ¿Cómo conociste a Mel?-
- Mmmm Trabajamos juntas en un proyecto.- Me ruborice al ver la cara de asombro y esa sonrisa de medio lado que hacen los hombres cuando interpretan sexualmente cualquier comentario- No, no de la forma que crees. Yo era guionista. Solo diálogos, y cosas así. De la parte técnica se encargaba Bastian.-
- Jajaja, descuida te creo. Vaya, te juro que creería más si me decías que se habían conocido en el mall y decidieron ser mejores amigas.-
- Bueno, nos conocimos trabajando. Cada quien en lo suyo claro está-
- Así que trabajabas con el capullo de Bastian...-
- ¿Tienes problemas con él?-
- No, la verdad que no. Pero el tipo siempre me ha parecido un auténtico capullo. Pero bueno, cada quien a su vida ¿no?-
- Así parece. ¿Tú a que te dedicas exactamente?-
- Soy compositor. Ya están listos los tragos, Sex on the beach para las chicas.- me dijo sonriendo, a lo cual mi cuerpo reaccionó volviéndose a ruborizar.- descuida, es el nombre del trago. No estoy proponiendo nada.- dijo volviendo a sonreír –por ahora- agregó en un susurro.
- Gracias.- dije mientras quitaba uno de su mano y le di un sorbo gigante esperando que fuese más fuerte, pero Troy había seguido muy bien mis instrucciones.
- Eres una criaturita adorable. En serio me cuesta mucho imaginarte en el set de filmación de una de las pelis de mi hermana.-
- Entonces no lo hagas. Imagíname escribiendo algo para un capítulo de Chica marioneta J o algún anime de tu preferencia.-
- Creo que ese no es precisamente el más indicado, aunque me hace gracia tu parecido a Cereza.-
- Bueno mejor una peli de Disney.- respondí con el corazón a mil y las manos temblorosas por el tono que tomaba la conversación.
- Prefiero imaginarte de otra forma.-
- Vaya, ya debo irme. Tu hermana… espera… el… trago.- dije extremadamente agitada. Definitivamente ya sabía a quién había salido Mel con lo provocadora. En ese momento me sentí mal por Carlos y la broma que le habíamos gastado. Ya sabía en carne propia lo que se sentía.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#10

Al llegar a la playa me encontré con Mel hablando por teléfono, dijo algo como – Esta adentro buscándome un trago, no pasa nada. Ella no es idiota, no seas pesado. No, no le he dicho nada. Te dejo que debe estar por salir.- me acerque como si no hubiese escuchado nada. Pero si algo podía intuir era que Troy y Bastian si tenían una pequeña historia. Sin embargo siempre he sido muy cautelosa y respetuosa así me prometí que no investigaría nada al respecto.
- Disculpa la demora. Me he liado un poco.-
- Espero que no haya sido mucho ni por mi culpa.-
- No, no lo fue.- respondí mientras tomaba asiento a su lado en la arena.
- Que delicioso está este Sex on the beach. Troy cada día mejora más haciendo cócteles.-
- ¿Cómo sabes que lo ha hecho él?-
- Por dos razones, reconocería este trago hecho por él donde fuera, tiene un ingrediente secreto muy particular de él y la segunda razón es que llevas su chaqueta. Así que imagino que se puso en plan galante, y a juzgar por el rubor de tus mejillas ha subido de tono la conversación y has salido corriendo. Dime ¿He atinado?-
- Deben ser gemelos, ambos se conocen demasiado bien.-
- Jajaja, algo así. Él siempre ha sido un casanova. Y ya que es hermoso se le da muy bien con esa pinta de chico malo.-
- Te prometo que no pasó nada de nadita de nada.- dije nerviosa.
- Jajaja tranquila Abril, ambos sois grandes. Si os apetece ligar es rollo suyo. Pero te conozco y sé que tú no caes ante esas insinuaciones.-
- La verdad no. Por el contrario me espantan muy rápido.-
- Imagino que por eso te enamoraste de Bastian, él es muy distinto a Troy.-
- ¿Acabo de escuchar mi melodioso nombre?- dijo Troy quien acababa de llegar a nuestro lado.
- Ten, gracias por la chaqueta. Olvidé entregártela.- dije aun nerviosa por lo ocurrido minutos antes.
- ¿Ya no tienes frio? No la necesito aún. Además te ves hermosa con tu bikini y mi chaqueta. Es casi como una obra de arte.-
- ¡Troy ya basta! Que la espantas-
- Gracias por el cumplido pero creo que necesito algo de sol.- dije casi con un hilo de voz.
- Vale, al menos lo intenté. Ahora sino les molesta voy a darle un poco de baño de mar a mi alma y mi cuerpo antes de volver a Winterfell.- dijo quitándose la camiseta, ese simple acto me dejo en pasmada. Creo que un suspiro se me escapó y no pasó desapercibido por Mel.
- Es un auténtico bombonazo ¿no?-
- Creo que es algo inapropiado y todo, pero realmente lo es. Ya veo a quien saliste. Hasta me da pena por el pobre de Carlos y el calentón que le dimos el otro día. Aunque al menos él tuvo ese happy ending-
- Jajaja, vaya que lo tuvo. Aunque tú aun puedes tenerlo. Pretendo estar aquí hasta quedar de tu color o encontrar algún chico con el cual divertirme.-
- ¿Pero qué cosas dices? Es tu hermano. La verdad estoy bien así. Tranquila.-
- No te culparía si lo hicieras. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que tú lo hiciste con alguien, querida. Si fuese yo, y el no fuese mi hermano ni me lo pienso.-
- Sabes que no soy así. Además siento demasiado reciente lo de Bastian. Ya es tarde iré a hacer algo de almuerzo. Antes de tener hambre y terminar cocinando algo rápido.-
- Ve a distraer tu mente cariño, que seguro si sigues contemplando el paisaje comienzas a pajearte en frente de mi.-
- ¡Que no son bromas Carmella! Me muero de la pena.-
- Discúlpame Abril, pero tengo que comenzar a entrenar a Summer.-
- Vale, pero cuando se haya ido tu hermano. Recuerda que esto es un secreto.
- ¿Qué es un secreto?- pregunto Troy
- Algo que no se puede dar a conocer. Ahora si me disculpan, mi horario de diccionario ha terminado y tengo cositas por hacer.- dije antes de salir corriendo como alma que lleva el diablo. Pero mientras corría escuché a Troy decir –La quiero para mí. Me importa una mierda él.-
Al entrar a la casa estaba cardiaca, mi respiración era completamente agitada – ¿Qué demonios te pasa Abril? Concéntrate.- sin más entre a la cocina, me coloqué el delantal y comencé a cocinar, no sabía exactamente lo que estaba haciendo, mi mente estaba dispersa por causa de mis hormonas, así que puse algo de música para calmarme, “La cantata del diablo” mi vieja confiable. Una vez mi mente se calmó me decidí por hacer una ensalada de vegetales al vapor, para Mel con pollo, y para Troy y para mí con Soya salteada. Esta vez la música sonaba por el reproductor, así que sin poder evitarlo comencé a bailar con el sonido de las gaitas, y al voltearme estaba Mel, que mirándome de arriba abajo dijo
- Ya entiendo a mi hermano, la verdad te ves de infarto mientras estas bailandito perdida en tu mundo.-
- No digas esas cosas Mel.- le respondí con una carcajada.
- ¿Ves? No te he mentido.- dijo Troy asomándose por la puerta de la cocina.
- Vale, pon la mesa y ponte una camisa que vamos a comer.-dijo Mel
- Vale pero tapa entonces tus tetazas querida, que ya me ha dado suficientes nauseas.-respondió Troy
- Voy por un vestido, ¿te traigo algo Abril?-
- Si, un vestidito o un camisón. Pretendo seguir en la playa el resto del día.-
- Vale.- dijo Mel mientras iba a las habitaciones.
- Si es por mi puedes quedarte así como estás, tu bikini y el delantal mmm combinan más que chocolate y fresas, o mejor aún, mi chaqueta sigue disponible.- me dijo Troy
- ¡Ja! Gracias por tu ofrecimiento pero quiero seguir en modo Abril. Ser una groopie no me va mucho.-
- Uff, tu puedes ser más que una si a mí te refieres.-
- ¿Qué te parece si soy simplemente la amiga de tu hermana a la que no convencerás de nada más?-
- ¿Te han dicho que cuando te pones en plan fierecilla eres jodidamente sensual?-
- No me digas…-respondí escéptica.
- Pues te lo digo completito-
- ¿Interrumpo algo?- dijo Mel y de pronto me di cuenta que Troy ya estaba peligrosamente cerca de mí.
- Por supuesto que no, mi amiga querida.- dije enfatizando las 3 últimas palabras.
Troy solo sonrió y fue a poner la mesa, al cabo de 5 minutos estábamos todos en la mesa. Mel me había bajado un vestidito blanco de encaje. Al verme Troy hizo uno de sus comentarios, fue algo como –podría acostumbrarme a que te vistas de blanco frente a mí- cosa a la que respondí con una sonrisa queriendo decir – Como si supieras qué hacer conmigo.- a lo que estoy segura que el respondería – tengo muchas ideas y seguro puedo ponerlas en prácticas todas hasta dar con la correcta- por eso decidí callar. Obviamente el me ganaría una y otra vez y en algún punto mi recién estrenado personaje de Summer aún no estaba preparada para ello.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#11

Pasadas un par de horas Troy se fue, su avión salía y por fin volvería a Toronto donde debía trabajar. Agradecí mucho al cielo pues ya no podía aguantar mucho más con la tensión sexual.
- Bueno mi querida primavera, ¿pudiste terminar las reglas? Yo no pude trabajar anoche, Troy me tomó por sorpresa. Se enojó mucho cuando se enteró que estaba aquí y no le había comentado. Al parecer es amistoso con alguna de las dependientas que nos atendieron y le fueron con el chisme. Son iguales de cotillas que él. Además le dijeron que venía con una amiga y el ama conocer a mis amigas y más cuando piensa que son de trabajo. Al final se las arregla y duerme con ellas. A eso se refería de que tenía acción en vivo. Lo gracioso es que contigo no le funcionó ni un poco siquiera.-
- Así que él ya sabía que le respondería cuando me preguntó sobre cómo nos conocimos… pues le salió mal, porque aunque me alborotó las hormonas, yo no reaccionó favorablemente a ese tipo de estímulos.-
- La verdad nunca dudé de ti.-
- ¿Por qué se llevan mal tu hermano y Bastian?-
- Es una historia algo larga, pero fue por una idiota que jugó con ambos, pero los muy capullos no se dan cuenta que era ella la mala y todo comenzó a ir peor cuando hice un par de trabajos con Bastian. Troy se lo tomó personal. Ahora lo que me preocupa es el hecho de que Troy se haya metido tu imagen entre ceja y ceja… esa rivalidad acabara con mi paciencia.-
- Puedes estar tranquila. Yo no voy a ceder ante tu hermano, por muy bueno que esté. Y pues al final, estoy enamorada de Bastian.-
- Querida, mi hermano tiene muy buenas tácticas, y no es por nada pero es encantador. Y no es que dude de tu amor por Bastian, pero lo dejaste sin pensártelo mucho. Eres aventurera Abril, ¿Cuánto puedes amarlo para renunciar a quien eres tú en realidad? Tú no conoces a mi hermano, pero te aseguro que no solo tienen en común la música que escuchan, que escriben y sus preferencias alimenticias.-
- Confía en mi.-
- En ti confío, no en él-
- Con que confíes en mi es más que suficiente.-
- Vale, concentremos nuestros pensamientos en Summer, ya habrá tiempo para el drama-
Sin decir más cada una se dirigió a su habitación a continuar con su trabajo. Dado a que ya se acercaba el atardecer opté por sentarme en el balcón, las palabras de Mel retumbaban en mi cabeza y estaban comenzando a hacerme dudar. Pasados unos minutos toda duda había quedado eclipsada por la belleza del atardecer y el mar, así que inspirada por la belleza de la naturaleza fui en busca de mi cuaderno, pero al ver la mesilla de noche me sorprendió ver la Chaqueta de Troy junto a una linda flor y una notita que decía “Creo que he de volver” y al reverso tenía un león con un casco de troyano dibujado; debo reconocer que ese gesto me hizo reír, era claro que no se daría por vencido. Y nuevamente las palabras de Mel estaban en mi cabeza “no solo tienen en común la música que escuchan, que escriben y sus preferencias alimenticias” por lo visto también teníamos en común la importancia en los detalles para llamar la atención.
Con la cabeza llena de información decidí que no había mejor manera de despejar la mente que dar un paseo en la playa y recoger caracolas para darles una nueva vida y hacer que duren por siempre. Al cabo de un rato ya estaba lejos de la casa, y dado a que estábamos en temporada baja no había nadie en la playa, así que me senté sola en la arena a contemplar la poca luz que quedaba en el horizonte, el mar parecía quedarse con todo ello. Cuando la luna llena brillaba con majestuosidad escuché la voz frenética de Carmella gritando mi nombre, a lo cual respondí diciéndole donde me encontraba, al verme Mel me dijo
- Por Dios para la próxima dime que saldrás de paseo, me he llevado un susto terrible Abril-
- Lo siento, estabas en tu habitación y no pensaba que durara tanto pero me quede absorta con la vista-
- ¡Definitivamente vives en la luna niña!-
- ¿Pasa algo Mel? Te noto demasiado agitada como para que se trate solo de uno de mis paseíllos nocturnos.-
- Si, lo lamento. No quiero pagar mi frustración contigo. Acabo de recibir malas nuevas desde España así que debo volver corriendo a resolver asuntos, no debería tardar más de un par de semanas-
- ¿Algo grave? ¿Puedo ayudarte en algo?-
- No, solo rollos legales que merecen mi presencia. Tranquila. Tu concéntrate en lo tuyo, te deje tu sitio listo para que comiences, tienes las instrucciones escritas, una tarjeta de crédito ilimitada, y todo lo necesario para que sobrevivas sin mí. De todas maneras podéis llamarme a la hora necesites, estaré para ti. Discúlpame que te deje así.-
- Descuida, cosas malas suceden y no es culpa de nadie. Puedo arreglármelas sola mientras tanto. ¿Cuándo partes?-
- Mañana a las 6 am, así que probablemente no nos veamos antes de que salga.-
- Vale. Vayamos a hacer de comer para que te acuestes tranquila, te dejaré preparado algo para que desayunes.-
- No es necesario, comeré algo en el aeropuerto-
- No lo harás. Déjame consentirte, que pasaras muchos días sin comer de mi deliciosa, saludable y amorosa comida.-
- Jajaja me convenciste, mi primavera.-
Debo reconocer que pese al miedo que me daba estar sola en una casa como aquella tan apartada de todo, agradecí al universo por darme la oportunidad de disfrutar de aquellos días a solas, pues me daría la oportunidad de comenzar mi travesía como modelo web completamente sola.
Me costó mucho poder dormir esa noche, no importa cuanto lo intenté no paraba de pensar en Bastian, cuestionar la intensidad de mi amor por él ha sido una de la cosas más duras para mí. Y por lo visto mi playlist estaba un poco de acuerdo conmigo porque no paraba de colocar canciones como “Que me digas ven”, “El tiempo curará”, “que lloro”, “suelta mi mano”, esta última fue demasiado por lo cual apague mi iPod y comencé con una vieja rutina que tenía para esos días, iba a la ventana, encendía un cigarrillo y cerraba mis ojos, aunque a diferencia de mi viejo hogar que compartía con mi tía esta vez necesité una chaqueta pues hacia mucho frio, así que tome la más cercana que era la de Troy y luego de varios cigarrillos termine por despejarme y me quede dormida.
A la mañana siguiente Mel había partido y me dejó una nota que decía “Te dije que era encantador. Nos vemos pronto mi primavera, pórtate bien. O mejor pórtate mal, te divertirás más. Te adoro –Mel”. La primera parte del mensaje me pareció algo confusa, hasta que me miré en el espejo y noté que aún tenía la chaqueta de Troy, definitivamente debía tener algo que la hacía híper cómoda pues una vez que me la colocaba olvidaba que la traía. Sin más me la quite y comencé con mi rutina, pero a diferencia de los días anteriores, luego de correr en la playa, al llegar no tomé un libro, fui a la habitación que habíamos designado como estudio de transmisión, me maquille, peine y luego de escoger el juego de lencería de encaje rosado dije
–Es hora de la acción.-

Hace alrededor de 2 años

0

2
#12

Al ritmo de “Solo” de Los mesoneros le di click a “Start Broadcasting”, no sé si fue por la luz de las 3 lámparas que me alumbraban, el olor de las velas aromáticas encendidas, o el simple sonido de los hombres queriendo hablar conmigo y explorar mi cuerpo pero sentí como una fuerza mayor se apoderó de mí. Ya no era Abril la chiquita inocente y tímida, era Summer, la chica coqueta, divertida que reía y hacia comentarios con doble sentido o simplemente comentarios sexuales. Era la chica que meneaba el trasero y disfrutaba que le dijeran que les había excitado, era la que no tenía ningún tipo de pena en quitarse el brassier y enseñar los pechos.
Pasaron 30 minutos y un chico cuyo nickname era @Ares79 llamó mi atención con un simple comentario:
- Ares79: Así que te gustan Los mesoneros. ¿Te sientes identificada con las letras?-
A lo que respondí con una carcajada seguida de
- Summer_Rain: La verdad un poco, creo que me identifico más con la melodía en sí.
- Ares79: Con lo linda que eres seguro que ya habrás inspirado varias canciones con ese estilo.
- Summer_Rain: Jajajaja no creo. Sin embargo, con lo mucho que me gusta la música agridulce, me sentiría más que halagada.
Se me hacía complicado responder a todos los chicos que tenía en la sala, tenía hombres preguntándome si me gustaba el sexo anal, con cuantos tipos había tenido sexo, cuantas veces lo hacía en la semana, si me gustaban las chicas. Aunque debía mentir en la mayoría de esas preguntas me ayudaron a ir construyendo a Summer. Pero llegó un punto donde tardaba mucho en responder y tenía 2 solicitudes para hacer un show privado, mi corazón estaba a mil pues no sabía lo que pedirían que hiciera, no tardó mucho tiempo en recibir una solicitud de Ares79 y no dudé en aceptarla, por cómo había iniciado la conversación me genero una sensación de tranquilidad, no fue agresivo como los demás.
- Ares79: espero no te molestara que hiciera la solicitud sin antes preguntarte
- Summer_Rain: de hecho me todo lo contrario, me gustó que lo hicieras. Si tu gusto musical es igual a lo que me pedirás entonces estamos en sintonía.
- Ares79: Sonará iluso pero quiero ir un poco lento. Me gusta estudiar a mi presa antes de comerla.
- Summer_Rain: Así que tienes complejos de León… que interesante.
- Ares79: Soy Leo así que sí.
- Summer_Rain: Bueno, soy Aries así que somos compatibles.
- Ares79: Eso espero. Cuéntame algo sobre ti.
Dudé en responder, no sabía que aspecto de la vida de Summer debía decirle, sin embargo algo dentro de mí decidió decirle un punto sobre la vida de Abril, no sentía la necesidad de mentirle. Así que finalmente le dije:
- Summer_Rain: Soy Escritora, Melómana, hiperactiva y un camaleón viviente.- Eso último estaba recién descubierto.
- Ares79: ¿Cuál es tu género favorito? Tanto musical como literario-
- Summer_Rain: Musical… es complicado porque me gustan diferentes estilos, sin embargo creo que al final del día siempre preferiré algo de Heavy Metal. Y literario… Amo la poesía, pero la mayor parte del tiempo prefiero las historias ligeras que te atrapan y pasan por tu mente como si fuese una película. Yo siempre pierdo la concentración así que es difícil la lectura profunda.
- Ares79: No pareciera que te gustara el heavy, verte con tu lencería rosada, los brillos de la paredes y todo tan tierno es difícil imaginarte en un concierto de ese tipo.
- Summer_Rain: jajaja, ya me lo han dicho. Pero la verdad no soy como mi superficie se muestra.
- Ares79: Eres realmente fascinante.
- Summer_Rain: Me harás sonrojar.
- Ares79: debe ser hermoso el rubor en tus mejillas.
- Summer_Rain: Bueno, cuéntame algo sobre ti. ¿De dónde eres? ¿A qué te dedicas? ¿Tienes algún hobbie?-
- Ares79: De España. Tengo un restaurant. Y me gusta la música, el cine y los coches.
- Summer_Rain: no dudaste ni un segundo. Debes estar acostumbrado a que te pregunten cosas así.
- Ares79: ¿te refieres a chicas aquí?
- Summer_Rain: si, no creo que yo sea la primera. Seguro todas preguntamos lo mismo.
- Ares79: de hecho no. Cuando entro aquí es para algún show en específico. Las chicas acá suelen mentir así que trato de no vincularme mucho.
- Summer_Rain: no sé cómo sentirme al respecto. Yo soy una de las chicas de aquí.
- Ares79: No lo eres. Mira, he aprendido a diferenciar muy bien entre lo verdadero y lo falso, y tú eres especial. En tus ojos se nota que no mientes.
En ese momento estaba sonando “Caiga la noche” y un rubor me atrapó por completo, había decidido decirle la verdad y él lo había adivinado. Algo dentro de mi decía que debía seguir con esto, pero debía tener cuidado. Al quedarme absorta en mis pensamientos él me dijo
- Ares79: Que linda te ves cuando te pierdes dentro de ti.
- Summer_Rain: lo siento, me pasa regularmente. Debo de estar algo cansada.
- Ares79: Han pasado casi 2 horas.
- Summer_Rain: eso es mucho tiempo. ¿Quieres hacer algo especial?
- Ares79: Contigo me gustaría hacerlo todo. Pero te dije al principio que quería ir lento. Hasta ahora me siento más que satisfecho con haberte hecho ruborizar en 2 ocasiones.
- Summer_Rain: Así que el León está jugando con la cabrita…-dije con una sonrisa de esas que se reflejan en los ojos.
- Ares79: Bueno, este León en serio quiere jugar. Pero prefiere admirar desde lejos hasta que sea el momento adecuado.
- Summer_Rain: y tomar por sorpresa a la presa ¿?
- Ares79: Algo así, pero prefiero el momento en que la presa este completamente rendida ante el León.
- Summer_Rain: y estas convencido de que lo lograras…
- Ares79: la verdad no tanto, pero espero poder hacerlo.
Recibí una llamada de Carmella, así que corté la transmisión con la promesa de continuar hablando al día siguiente, pues Ares realmente quería dominar a Summer. Al hablar con Mel decidí obviar el hecho de que había comenzado a transmitir como Summer. Me dijo que el vuelo fue bastante tranquilo aunque con unos pequeños momentos de turbulencia, todo lo demás pasó sin ningún problema.
Pasé la noche pensando en lo ocurrido, con un cigarro en una mano, una copa de vino blanco en la otra, los ojos puestos en el cielo y los oídos ocupados con el sonido del mar. La soledad y la oscuridad podían ser aterradoras, pero vistas con la perspectiva correcta llegaban a ser muy reconfortante.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#13

Desperté sonriendo y muy inspirada. Algo que amaba de mi soledad era poder estar a mis anchas, estar en camiseta y pantis, poner música a todo volumen y canturrear sin vergüenza alguna. Al bajar a la cocina escuchaba “Desde niño” de Leo Jiménez, canturree sin medidas
“Ya hace 20 años que pasó
y lo recuerdo como el día mejor
el sonido hizo perder mi razón
y desde entonces no paró

Esto es genial, descomunal
y recorrió mi corazón
y ese momento me marcó
al fin vi claro que iba a ser de mayor

Comenzaba un sueño mucho mejor
se convirtió en mi inspiración
No acabarás, desistirás
lo imposible sucedió”
Pegué un salto al escuchar la melodía de mi teléfono que me recordaba que no era la única del mundo, al revisar no reconocí el número así que contesté:
- Buenos días. ¿Quién habla?-
- No sabes cuánto extrañaba escuchar tu voz-
- ¿Abi?- al reconocer su voz mis ojos se llenaron de lágrimas. Era la sorpresa más hermosa que había recibido en mi vida, y realmente la más inesperada.
- Espero no me odies por lo que te hice-
- ¿Cómo podría odiarte si eres el ser al que más amo en el universo?-
- Dime que no dejaste a Bastian por mi culpa. Me lo encontré en el Madrid y al preguntarle por ti me contó que le dejaste.
- Esa es una historia algo larga. Pero descuida no tiene nada que ver contigo. Te extrañe mucho Abi-
- Y yo a ti, pero necesitaba eso, alejarme de todo y reconstruir mi vida de alguna forma. -
- Si, te entiendo. Eso es exactamente lo que hice. Tengo tanto por contarte.-
- Y yo a ti. ¿En dónde estás?-
- Ahorita en una casa en Isla Coche.-
- En tu lugar feliz-
- Si regresas a Venezuela prométeme que vendrás a visitarme-
- Te amo Abril-
- No más de lo que yo te amo Abi-
Pasé la siguiente hora llorando, porque mi principito regresó a mí, esa persona que me llenaba de esperanza y amor incondicional. Algo completamente inesperado. Tras recomponerme y desayunar fui a mi paseo en la playa, sentir la suave arena bajo mis pies era la sensación más reconfortante que podía tener en ese momento.
Tras una larga caminata paré y me senté en la orilla, mojando la ropa que llevaba puesta en ese momento. Estaba tan perdida en mi mundo que no escuche cuando una pareja se acercaba, fue hasta que el grito eufórico de la chica llamó mi atención, al voltearme me encontré con la cara de asombro de Troy, quien al verme no dudó en acercarse.
- Vaya… la pequeña Abril está un poco lejos de su hogar.-
- ¿Qué haces tú aquí? Se supone que estabas en Canadá.-
- No le digas a Mel, pero le mentí un poco para que pudiese irse España. La verdad es que estoy trabajando aquí.-
- ¿Y por qué mentirle?-
- Porque si no me enviaría a mí, y no me apetecía encargarme de sus asuntos.-
La chica que lo acompañaba grito su nombre seguido de lo que debía ser algún apodo cariñoso.
- Ya veo porqué- dije mirando sin ningún disimulo a la chica.
- No te pongas celosa cariño, Tatiana es solo una amiguilla.-
- ¿Y según tu por qué debería estar celosa?- dije volviendo a mirar a la chica, pero esta vez me detuve a detallarla un poco, era bastante alta, con cuerpo de modelo, rubia y unos hermosos ojos azules.
- Tienes razón, tu eres increíblemente más bella y por mucho, más interesante.-
- Si no supiera tu fama, te la compro- dije levantándome- ve con tu chica, yo me voy a casa, ya se ha hecho bastante tarde.-
- No es necesario que te vayas-
- Insisto, si han venido aquí era para divertirse.- dije con una sonrisita –Hasta luego. Diviértanse- grite a la chica cuyo rostro lucia enojado.
Al llegar a casa me sorprendí algo celosa. Así que opté por llamar al repartidor y pedir una pizza 4 quesos, tomar un par de cervezas y ver Star Wars episodio I. Eso siempre me hace trasladarme a una galaxia muy muy lejana. Cuando la película iba bastante avanzada llamaron a la puerta, puse la película en pausa y sin más abrí pensando que era el repartidor que ya tenía cerca de 20 minutos de retraso, me llevé la sorpresa de mi vida al ver Troy parado en la puerta con un six pack de cerveza, una caja de pizza y una bolsa de Doritos XXL.
- Madre mía Troy, ¿Qué haces aquí?-
- Vine a traerte la cena que pediste, algo de tomar y tu postre favorito-
- ¿Y tú como sabes que es mi favorito?-
- Magia.-
- Vale. Pero no es necesario porque ya llamé al repartidor y no tengo mucho ánimo de comer 2 tipos de pizza.-
- Me parece grandioso que no abuses de esos pequeños placeres de la vida. Sin embargo, deberías saber que esta pizza cuatro quesos es la que pediste y no pienso irme sin que cenemos juntos-
- ¿Cómo sabes que es lo que pedí?-
- Nuevamente, Magia-
- ¿No tendré ningún tipo de respuesta de tu parte no?
- Puede ser que si lo consigas, pero debes dejarme entrar primero porque se está enfriando la pizza y calentando las cervezas-
- Bueno. Pero te quedas callado mientras vemos Star Wars. Es una de mis películas favoritas y no me gusta que me interrumpan.-
- Prometo estar quieto. Por ahora-
Al dejarle entrar en la casa sentí como mis alarmas se encendían, una parte de mí se sentía muy regocijada por saber que Troy ya no estaba con la rubia pero otra parte de mí se sentía muy alarmada por lo que pudiese llegar a suceder entre los dos y por las sensaciones inconscientes que empezaba a tener por El. No tengo idea de si Troy lo noto pero mientras nos sentamos en el sofá y pase frente a él me ruboricé al mirarle de frente.
Dado a que Troy ya había visto ese episodio I de Star Wars no tuve que devolverla. Pasamos las horas que restaban de la película en completo silencio, solo comentando pequeñas escenas, nada relevante. Troy fue un par de veces a la cocina a buscar cerveza. Al terminar la película Troy se volteo para mirarme, como siempre mis ojos estaban llenos de lágrimas al imaginar al pequeño Anakin sin su madre
- Eres una de las criaturas más bellas que he visto.-
- ¿En serio vas a decir eso en este momento?-
Cuando me miraba dispuesto a contestarme escuchamos un sonido muy fuerte que provenía de la parte de arriba de la casa, ambos corrimos para ver de qué se trataba, Troy me tomo del brazo para hacerse paso delante de mí en plan protector. Al entrar a mi habitación vi parte de la decoración en el piso y las cortinas agitándose con mucha violencia debido al fuerte viento que entraba por la ventana.
- Cierra la ventana- Le grité a Troy que corrió tan pronto le grité. En ese momento recordé que había dejado la ventana del cuarto estudio abierta así que corrí para cerrarla, me asustaba el hecho de que Troy pudiese ver las cosas que habían en esa habitación, pero gracias al cielo pude cerrar todo antes que él entrara.
- Todo está bien aquí- le dije cuando me lo topé al salir.
- ¿Y de donde habrá salido esa tormenta?-
- Ni idea. Pero me ha dejado un desastre en mi habitación, ahora debo limpiar el caos.-
- Si quieres puedo ayudarte.-
- No quiero molestarte-
- No es molestia-
- Bueno entonces iré por bolsas, la escoba y un par de cervezas-
Baje un poco asustada por el sonido del viento y el mar agitado, se puede decir que prácticamente corrí, cuando iba subiendo por las escaleras todo comenzó a moverse, presa del pánico solo pude gritar y llamar a Troy, a pesar de que todo pasó muy rápido sentí que duró una eternidad. Cuando dejo de temblar me di cuenta que había cerrado los ojos y estaba sentada en la escalera con las manos en la cabeza, y Troy me tenía abrazada de manera protectora.
- Me alegra mucho que estés aquí.- le dije
- Estar aquí ha sido una de mis mejores decisiones- me respondió.
Al notar la intimidad que estaba creciendo opté por ponerme en pie y continuar mi camino a la habitación para comenzar a arreglar el desastre, pero en ese momento mis nervios crecieron pues se fue la electricidad y el sonido de los truenos y el mar agitado gobernaban el ambiente, todo quedó a oscuras, salvo por la luz ocasional de los rayos, que lejos de aliviarme solo lograban ponerme mucho más nerviosa.
- ¿Tienen velas?- preguntó Troy
- Solo aromáticas en la habitación que esta junto a esta.- respondí incapaz de pensar bien por el pánico que estaba sintiendo en ese momento.
- ¿Te parece bien si te quedas aquí mientras las busco?-
- Sí, pero trata de no tardar.-
- Te prometo que iré más rápido que el correcaminos y Speedy Gonzales juntos.-

Hace alrededor de 2 años

0

3
#14

Ese último comentario me hizo gracia. En menos de un minuto Troy estaba de vuelta, luego buscamos juntos en la oscuridad el encendedor que estaba tirado por el viento, nuestras manos se rozaron un par de veces, pero al fin él pudo encender las velas. Rápidamente la habitación se llenó de olor a Fresa con Chocolate, en ese momento estaba completamente pálida y temblando, no había estado bajo una tormenta así desde el accidente que tuve con mi hermano mayor. Las lágrimas nerviosas comenzaron a salir de mí al recordar el horror que viví ese día, eso no pasó desapercibido por Troy pues enseguida recordó que le dije lo mucho que me calmaba la música y me dijo:
- ¿Cuál es tu canción favorita?-
- Hoy te toca ser feliz de mago de Oz, pero si piensas cantar algo creo que sería mejor algo al estilo de “Días de Verano” eso me ayudaría más en este momento.- dije sin esperar que se supiera esa canción, a lo que él respondió
- Me parece una buena idea aunque algo inapropiada, al darle voz a tus recuerdos, pero lo disfrutaré mucho.- y así comenzó a cantar
“No quedan días de verano
Para pedirte perdón
Para borrar del pasado
El daño que te hice yo
Sin besos de despedida
Y sin palabras bonitas,
Porque te miro a los ojos
Y no me sale la voz
Si pienso en ti
Siento que esta vida no es justa
Si pienso en ti
Y en la luz de esa mirada tuya
No quedan días de verano
El viento se los llevó
Un cielo de nubes negras
Cubría el último adiós
Fue sentir de repente tu ausencia,
Como un eclipse de sol,
Porque no vas a mi vera
Si pienso en ti
Siento que esta vida no es justa,
Si pienso en ti
Y en la luz de esa mirada tuya
Esa mirada tuya
Desde esos días de verano,
Vivo en el reino de la soledad
Nunca vas a saber cómo me siento
Nadie va a adivinar cómo te recuerdo
Si pienso en ti
Siento que esta vida no es justa,
Si pienso en ti y esa mirada tuya
Esa mirada tuya
No quedan días de verano
No quedan días de verano
No quedan días de verano
No quedan días de verano”
Aunque durante toda la canción tenía una sonrisa que denotaba ironía, solo me perdí en el sonido de su voz que llenaba toda la habitación. Puede que en ocasiones fuese algo molesto pero su voz era de otro mundo. Pasó la noche cantando diferentes temas, algunos de Rosario, otros Nino Bravo, David Bisbal. Luego cantó uno precioso llamado “No te vayas” de Gema Hernández. Me sorprendí cantando con él
“A menudo me conformo
Con tenerte a dos centímetros de aquí
A menudo tengo celos
De ese aire que me toca antes de ti.
Miedo da la lluvia,
Porque borra tus caricias en mi piel
Miedo dan las sombras
Se hacen un ataque yo no pueda ver
Me da miedo no tenerte
Me da miedo naufragar
Este océano de dudas no me deja respirar.
Acostados frente a frente
Aprendiendo a soportar
Ese aire ha de sentirme solo en esta oscuridad,
Oscuridad ah…ah, ah
Van doliendo nuestros pasos
Porque avanzan en distinta dirección
Esperando tus abrazos
Hacen guardia hoy mis manos y mi voz. (Mi voz)
Me da miedo no tenerte
Me da miedo naufragar
Este océano de dudas no me deja respirar.
Acostados frente a frente
Aprendiendo a soportar
Ese aire ha de sentirme solo en esta oscuridad,
Oscuridad ah…ah, ah
Me da miedo no tenerte
Me da miedo naufragar
Este océano de dudas no me deja respirar.
Acostados frente a frente
Aprendiendo a soportar
Ese aire ha de sentirme solo en esta oscuridad,
Oscuridad…
No te vayas,
No te vayas de mi mente.
No te vayas, de mi mente.”

- Cantas lindo- le dije mientras le regalaba una sonrisa de esas que iluminan el rostro completamente. Troy solo me miró y comenzó a cantar “Caballo Viejo” de Leo Jiménez, yo solo podía sonreír. La conexión en ambos crecía por segundo, cuando termino de cantar tenía mi mano agarrada y nos mirábamos a los ojos, no respiraba, no pardeaba, solo nos mirábamos, y cuando se acercó a mi rostro sonó mi celular y respiré de una forma que se escuchó muy fuerte. Revisé y tenía una llamada de Mel
- Es Mel- le dije a Troy
- Bien, guárdame el secreto preciosa, que como sepa que le mentí se enojaría un montón.-
- Descuida. Lo haré.-
Contesté el teléfono y solo llamaba para ver que todo estuviera bien pues en las noticias se había enterado de la tormenta que estaba azotando a la costa. Se quedó más tranquila cuando le dije que estaba bien en casita y nada malo había sucedido.
El resto de la noche pasó bastante tranquila. Troy y yo hablamos de tonterías hasta el amanecer mientras arreglamos todo el desastre de mi habitación.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#15

En la mañana la tormenta había pasado, la playa estaba llena de escombros y el agua estaba turbulenta. Estaba muy cansada pero aun el miedo me helaba un poco, tras el desayuno Troy se fue a su casa y yo me fui a mi habitación para dormir. Al despertar era bastante tarde, así que hice una ensalada y luego decidí que era hora de dejar salir a Summer nuevamente.
Tan pronto me conecté noté la presencia de Ares79, nos saludamos y comenzamos a hablar, sin embargo antes de que él me ofreciera un privado acepté el de un chico llamado XXLeo, estaba muy nerviosa pues técnicamente era el primero donde entraría en el ámbito sexual.
- Summer_Rain: Bien, dime ¿Qué puedo hacer por ti?-
- XXLeo: ¿Te gustan los juegos de Rol?-
- Summer_Rain: Si me gustan. Siempre y cuando no rompan las reglas.-
- XXLeo: Vi en tu perfil que te gusta League of Legends. ¿Cuál es tu línea favorita?-
- Summer_Rain: bueno, aunque soy mejor coach que player, me identifico más con los ADC.-
- XXLeo: no me vas a creer pero yo soy un Support nato.-
- Summer_Rain: Entonces eres el Rakan de mi Xayah ¿?-
- XXLeo: eso espero. Quiero que cierres los ojos y te toques lentamente. Pasa tus manos por tu cabello, tu cuello, baja muy lentamente por tus pechos y por tu entrepierna. Detente y disfruta de la suave caricia en tu clítoris, pero sé muy suave, con una caricia casi imperceptible, déjame sentirte, explorarte. Imagina que soy yo quien está contigo. Y cuando sientas suficiente placer mira directamente a la cámara como si fuesen mis ojos. Dime lo mucho que amas a tu Rakan.
- Summer_Rain: Te amo Rakan- dije mirando a la cámara y emanando deseo por mis ojos, y con la respiración entrecortada.
- XXLeo: Déjame entrar en ti. Quiero sentirte y hacerte acabar. Regálame el sonido de tus gemidos y el placer de tus orgasmos.-

Obediente tome uno de los dildos que me había comprado y echándole lubricante lo introduje en mí. Cerré los ojos y rápidamente sentí el placer recorriendo mi cuerpo, era la primera experiencia que tenía con cibersexo pero debo reconocer que fue impresionante, tuve cerca de 3 orgasmos. Y luego que la sesión terminó XXLeo estaba más que feliz y satisfecho.

Tan solo había pasado una hora, así que opté por limpiarme y seguir en transmisión, me sentía feliz porque había tenido mi primera sesión y había logrado complacer a mi cliente. Tan pronto entré a la sala nuevamente Ares79 seguía esperándome
- Ares79: ¿Buena sesión?-
- Summer_Rain: Uff, si lo fue. Fue bastante divertido.-
- Ares79: Ahora me siento algo celoso.-
- Summer_Rain: jajaja no tienes porqué. Hay mucha Summer para todos.-
- Ares79: Jajaja eso espero. Así que quieres continuar conociéndome ¿?-
- Summer_Rain: bueno me parece una muy buena idea.-
- Ares79: Vaya, no sé cómo hacer esto hoy. Creo que no debí espiar tu privado. Ahora solo logro imaginarte teniendo orgasmos.
- Summer_Rain: ¿Me espiaste?-
- Ares79: Fue casi imposible no hacerlo. Eres jodidamente sensual y tierna al mismo tiempo.-
- Summer_Rain: creo que en este punto ir lento será casi imposible ¿no?-
- Ares79: Por mi bien espero seguir con el plan inicial, pero ya van muchas cosas que casi arruinan mi autocontrol.-
- Summer_Rain: ¿Algo además del privado de hoy?-
- Ares79: digamos que por ahora es un secreto.-
- Summer_Rain: ¿Debo temer?-
- Ares79: Jamás haría algo para que temieras. Eres esa clase de persona que a pesar de que no necesita protección de alguien, deseas proteger al máximo.-
- Summer_Rain: hablas como si ya me conocieras.-
- Ares79: tus ojitos no pueden ocultar nada, tú te muestras desde el minuto uno.-
- Summer_Rain: a veces puedes llegar a ser un poco aterrador Jajajaja.-
- Ares79: espero que eso se quite con el tiempo.-
- Summer_Rain: Tal vez.-
En ese momento mi teléfono sonó, alertándome que debía volver un poco a la realidad. Así que amablemente me despedí de Ares79 y volví a mi realidad. Era un mensaje de Troy preguntándome como seguía y alertándome que el sistema meteorológico decía que seguirían las lluvias fuertes por un par de días más así que me olvidara de dar un paseo en la playa hoy porque estaba todo hecho un caos. Yo le respondí invitándole a cenar sino tenía algún plan, a lo que como era de esperarse me respondió con un típico “Vale. Pero recuerda que soy el hermano de tu amiga así que no te propases”. Eso solo me hizo reír y le dije “Descuida, que para mí eres un hermanito más.” La verdad no me apetecía nada estar sola y que me tomara por sorpresa una tormenta como la del día anterior. Aunque si me hacía ilusión el hecho de que estaría con Troy otra vez.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#16

Esa noche me coloque un vestido Rosa claro de hombros descubiertos y falta tipo A. A diferencia de siempre esa noche quería escuchar música más calmada, así que coloque mi lista aleatoria de temas suaves, reggae y algún que otro rock alternativo. Al llegar Troy estaba sonando “Tu sin mi” de Dread Mar I.
- Así que hoy estamos melancólicos ¿?- me dijo al reconocer la canción.
- Bueno. Ya es hora que me digas por qué dices esas cosas siempre-
- Carmella me contó tu historia con Bastian. Pero no te enojes con ella, yo siempre consigo que me diga todo sin que ella se dé cuenta.-
- ¿Qué tanto te contó?- pregunté ligeramente alarmada.
- Solo me dijo que estuvieron comprometidos. Y en otra oportunidad me dijo que habían alquilado este lugar porque tú necesitabas un nuevo aire. Yo solito saqué mis conclusiones. Tú le dejaste. ¿Puedo preguntar el por qué?-
- No, no puedes. Es algo demasiado personal. Pero Bastian no es un capullo como dices.-
- Eso es porque no le conoces bien. A ver Abril, déjame adivinar. Será divertido.-
- Dificulto que lo sea.-
- Solo 3 intentos ¿Vale?-
- ¿Tengo opción?-
- Chica inteligente. Primer intento: Dado a que trabajabas como su libretista, te cansaste de verle follar con otras mujeres. ¿?-
- De hecho eso no me molestaba en absoluto, es más él dejo de hacerlo. Solo se dedicaba a producir y en más de una ocasión me preguntó si yo quería que él lo dejara y se dedicara a la fotografía nada más.-
- Vale. Segundo intento: Él te quería adentrar de más en su mundo pero obviamente no te hacía sentir cómoda del todo.-
- Bastian es el ser más delicado que conozco, el jamás haría algo que yo no quisiera.-
- Entonces es eso. Tercer y último intento: el concepto que él tenía de ti misma no era precisamente lo que tú quieres ser o quien eres en realidad. La pequeña Abril no es la típica ternurita tímida. No, ella es en realidad una ternurita con picardía natural, que necesita explorar y conocer nuevas cosas. Así que cuando te pidió matrimonio te asustaste y te sentiste como pajarito enjaulado así que te fuiste en busca de tu libertad.-

Sus palabras me dejaron sin aliento, eso era exactamente lo que sucedía y dado a que yo sabía de su rivalidad con Bastian traté de ocultarlo, pero ya lo he dicho antes, soy un maldito libro abierto para quien sabe leer.

- ¿He acertado?- preguntó con aire de victoria
- Te respondería pero asumo que ya debes saber la respuesta.-
- Descuida, tu secreto está a salvo conmigo. Apuesto a que ahora mismo te estas tratando de convencer de tu amor por él.-
- Bueno ¿Y tú quién demonios te crees?-
- Te diré un secreto. Si, le amas. De eso no hay duda. Pero ¿Sabías que puedes amar a más de una persona? Y que de hecho lo que hiciste solo demuestra tu amor por ti va a ir siempre por encima de cualquiera.-
- ¿A dónde quieres llegar con esto Troy?-
- Quiero que te dejes de sentir culpable y disfrutes de la vida. Lo que escuchas es el reflejo de tu interior. No hiciste mal en irte de su lado, y no lo digo por la rivalidad de la que sé que te contó Mel, lo digo por experiencia.-
- ¿Seguro no es por esa rivalidad? Puede que sea joven pero no soy idiota.-
- Jamás se me ocurriría tildarte de ello. Al contrario eres una niña muy inteligente y por ello has hecho todo esto. Hasta mantenerme a raya.-
- Ya estás haciendo que me arrepienta de invitarte a cenar.-
- Te juro que no ha sido mi intención. Mejor dejemos todo esto de lado. ¿Qué comeremos?-
- Estaba a punto de un curry de vegetales.-
- Tomemos algo de vino y te ayudo a cocinar-

Pasamos cerca de una hora cocinando, gracias al vino pronto se olvidó esa conversación incomoda. Cantamos juntos “Soñé” de Zoé, “La complicidad” de Cultura profética, y muchas canciones más. Estábamos tan dentro de nuestro mundo que no nos fijamos cuando comenzó la tormenta, caímos en cuenta justo cuando íbamos a la mesa para cenar y se fue la electricidad nuevamente.

- Tendremos que cenar a la luz de las velas- me dijo con una sonrisa que me hizo estremecer.
- Una romántica cena desperdiciada con alguien prohibido por el código Amigo.-
- No diría que desperdiciada. Pídemelo y cambiaré mi nombre-
- A ver Shakespeare endógeno, vamos a comer y deja de decir bobadas.-

Tras terminar la botella de vino estábamos algo ebrios, aun así abrimos una segunda, cuando ya llevábamos la mitad, yo respondía por puro instinto. Así que fuimos al balcón para tratar de tener aire fresco pero como era de esperarse el viento y la lluvia eran muy fuertes, por lo que nos caímos al intentar estar al aire libre. El playlist parecía estar en mi contra pues comenzó a sonar “Ilegal” de cultura profética y Troy me hizo levantar para bailar con él, para ese punto ya estaba lo suficientemente excitada como para dejarme llevar. En la cercanía a su pecho su olor me llenaba y me hacía desearlo, con el roce podía sentir como su erección iba aumentando, nuestras respiraciones cada vez eran más agitadas y sin poder remediarlo me tomó del cabello y me besó con pasión, nuestras manos viajaban por el cuerpo del otro, pero nuevamente mi instinto despertó y me aleje

- No creo que esto esté bien.- le dije casi sin poder respirar.-
- Me prometí que iría lento. Me lo haces tan difícil.-
- Voy al baño, necesito lavar mi cara. Tomé mucho vino.-
- Esperaré.-

Al bajar me encontré con Troy mirando por la ventana, parecía algo melancólico. Tal vez estaba decepcionado por lo que pudo pasar y no pasó.

- Lo siento- le dije al acercarme.
- No tienes nada de qué disculparte. Más bien yo te debo una disculpa.-
- Digamos que fue un momento de vino y que olvidaremos ¿Si?-
- De hecho no quiero olvidarlo.-

Para ese punto las cornetas y el celular se habían descargado y como aun no llegaba la electricidad nos quedamos en completo silencio solo con el sonido del mar y la lluvia.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#17

Me desperté acostada sobre Troy quien me había cubierto con su chaqueta y me tenía abrazada. Al abrir los ojos me encontré con la mirada de reprocho de Mel, así que desperezándome un poco y con mucho dolor de cabeza por la resaca desperté a Troy, quien al ver a su hermana casi palideció.
- Pero mira quien nos honra con su presencia- dijo él.
- ¿Se puede saber que pasó aquí? Hay 1 botella de vino vacía y una por la mitad y claro está el hecho de que Abril esta con tu chaqueta y sobre ti.-
- Yo te lo explico, pero no grites que me duele la cabeza. Troy llegó a buscarte anoche, por la tormenta se fue la electricidad y nos quedamos acá, cocinamos, y sabes que me aterran las fuertes tormentas así que me acompañó y en algún punto me dormí. No pasó nada raro.- mentí.
- Basta ya Camella de mi vida, que si algo hubiese pasado estaríamos en alguna de las habitaciones o sobre el mueble y te aseguro que esta belleza no vestiría ni una prenda.- Me ruboricé al imaginar lo que pudo haber pasado.
- Te creeré solo porque Abril es demasiado lista como para caer ante ti. Pero a todas estas ¿Tu qué haces aquí?-
- Trabajaré desde acá por un tiempo, rente una casa algo cerca. Tengo un bloqueo artístico.-
- Eres un auténtico dolor de cabeza.-
- Vale, si quieren gritarse que sea afuera, yo me voy de aquí. Me está matando la cabeza.- dije con todo el malestar del mundo. –gracias- le dije a Troy entregándole la chaqueta.
- Te diría que te a quedes para la colección pero Camella me está mirando fatal. Nos vemos luego belleza, me encantó nuestra cena romántica.-
- Sabes que solo fue un hecho desafortunado. así que no te hagas ilusiones.-

Pasé el resto del día con una sonrisa en los labios pese al malestar por resaca que tenía. Mel parecía estar enojada pero no sospechaba nada de la mentira que le había contado. Troy y yo ahora teníamos un pequeño secreto que mantener.
Esa noche de tormenta me dormí tranquila, sujetando la chaqueta de Troy y recordando el beso que nos dimos. De alguna manera él logró su objetivo, meterse dentro de mi mente, y tal vez, más temprano que tarde lo lograse en mi corazón.

Los días pasaron y con ellos mi malestar. Las visitas de Troy eran más frecuentes, Carmella parecía no estar enojada con ello, pues como me dijo una vez, yo iba a descubrir que Troy y yo teníamos muchas cosas en común. La camaradería en ambos era más notoria con el paso de los días, nos hacíamos bromas sobre temas que nos gustaban a ambos y que Carmella no entendía. Más de una vez la escuche discutiendo con alguien a quien imagine que era Bastian, le decía que yo era adulta y que él debía entenderlo. Me hacía sentir un poco mal el hecho de que ella tuviese problemas con él por mi culpa, pero yo no estaba haciendo nada malo, aunque en el fondo sabía que poco a poco Troy se llevaba una parte de mi corazón.

Mi trabajo era cada vez más fácil de realizar, Carmella se sentía muy satisfecha con mi desempeño y de vez en cuando me daba ciertos tips, aunque según ella a mí se me daba del todo natural. Las conversaciones con Ares79 eran cada vez más divertidas, ambos pasábamos momentos lindos aunque él parecía tomar las cosas con mucha calma, más de una vez intente llegar algo más lejos, sin embargo el solo quería conocerme bien. El tema de los desnudos se me daba esta vez con mucha calma y naturalidad, aprendí a amar mi cuerpo tal y como era, con todo e imperfecciones. También aprendí a satisfacer a los diferentes tipos de fetiches, ese mundo era cada vez más interesante para mi hacia que lo erótico que escribí en el pasado me pareciera una autentica basura. Ni siquiera era necesario llegar a una acción directa y casi violenta, para algunos hombres el simple hecho de que me tocara el cuerpo y disfrutara de ello les era suficiente para llegar a su propio orgasmo. Se puede decir que en ese momento todo estaba marchando bastante bien para mí pero con Carmella parecía todo lo contrario, así que un día luego de mi habitual paseo en la playa al verla tan triste no aguante más y le dije:

- ¿Se puede saber qué te pasa Mel?-
- No es nada. Tranquila.-
- Se algo no está bien. Te conozco Mel, puedes confiar en mi.-
- Ya te dije, no es nada.-
- A ver Carmella, tienes cerca de 3 semanas que no haz tratado de ligarte a nadie y ni siquiera haz traído a alguien a casa. Eso en ti no es normal. Haz estado retraída y ni siquiera haz molestado o bromeado con tu hermano. Te escucho pelear por teléfono con alguien y luego estas peor todavía. ¿Me puedes decir de una vez que está pasando?-
- Bien, si tanto quieres saber te diré. No he traído a nadie a casa porque la he liado en grande, vale. En mi viaje a mi país me he enredado con mi abogado, tienes que verlo, es todo un adonis, todo macho, fuerte e imponente. Y me temo que me he colado por él, pero esa no es la peor parte, tengo retraso en mi periodo y eso jamás me ha sucedido. Abril, tengo miedo de que esté embarazada.-
- Vale, pero no entiendo por qué eso ha de ser malo. Mel, el amor es algo hermoso, deberías vivirlo en grande, y si estas esperando un hijo pues mucho mejor. Porque aunque él no te corresponda el amor, tu hijo te aseguro que si lo hará. Es una bendición gigante.-
- Abril, soy una actriz porno y dueña de una casa de modelaje web. Toda una estrella pornográfica. ¿Cómo voy a tener un hijo? Eso no estuvo jamás en mis planes. No quiero que cuando el crezca se entere de lo que hacía para vivir, y lo peor es que ni siquiera era por necesidad, sino porque me encanta lo que hago. Una autentica zorra como yo no puede ser una buena madre.-
- ¡Y una mierda!- exclamé enojada.- no vuelvas a decir una mierda como esa Carmella. Tú eres una mujer exitosa que tiene sus hobbies como cualquier otro, haces lo que más te gusta y te va genial. No eres una zorra, eres una mujer libre. Y si se llega a enterar tu hijo pues enséñalo a que se sienta orgulloso de ti. Te importa un bledo la opinión de los demás y eso es lo más importante. Si lo que haces fuese tan malo, la industria pornográfica no sería la más grande en el mercado global. ¿No crees?-
- Temo de que se avergüence de mí, y por eso ni mi hijo ni el hombre de que me enamoré me quieran.-
- Pues déjame decirte que si lo hace es un tipo que no vale la pena en absoluto. Muchísimos hombres quieren tener el placer de amarte.-
- Tengo miedo Abril. Y lo peor es que debo volver a Madrid de emergencia a resolver los asuntos que tengo pendiente.-
- Ve con calma y ve regia. Si él no lo quiere, él se lo pierde. Y ayuda para tener al bebé jamás te faltará. Yo seré su padre si fuese necesario.´
- Definitivamente, tu eres la luz más bella del planeta.-
- No, no lo soy.-
- Ya entiendo porque Bastian y Troy se enamoraron de ti.-
- Basta ya. No digas esas cosas. Ahora voy a hacer algo rico de comer para levantarte ese ánimo.-

Hace alrededor de 2 años

0

2
#18

Ver partir a Carmella fue un poco duro, saber por todo lo que estaba pasando me hacía despertar mi lado maternal, solo quería acompañarla y consolarla. Pero repentinamente me encontré pensando si eso me pasaría a mí, si en algún me arrepentiría de las decisiones que estaba tomando en mi vida. ¿Acaso me había detenido a pensar en cómo mi presente afectaría mi futuro? Di un salto al escuchar la voz de Troy decirme
- ¿Pensando en la inmortalidad del cangrejo o en algo aún más productivo?-
- Más bien pensando en el futuro.-
- ¿Qué tal luce?-
- Aun no lo determino. Son muchas las variables.-
- ¿Puedo ayudarte a resolver el enigma?-
- No lo creo. Tendría que contarte tantas cosas que prefiero guardar para mí, al menos por ahora.-
- Vale, la esperanza de un futuro donde confíes en mí me basta.-
- ¿Qué haces aquí tan temprano?-
- Salí a dar una vuelta, no he dormido nada. Y vine para revisar vuestro botiquín a ver si conseguía aspirinas o algo parecido.-
- ¿Noche entretenida?-
- ¿Celosa?-
- Para nada.-
- Me encanta eso de ti. Sabes compartir.-
- Vaya que estas de buen humor hoy. Digo a pesar de la resaca que debes tener.-
- No es resaca preciosa. No he dormido nada en un par de días. Tengo un bloqueo de escritor tremendo.-
- ¿Haz caminado en la playa? Eso siempre te inspira.-
- Sí, pero me temo que extraño caminar contigo, ver tu rostro iluminado es como éxtasis para mi cerebro.-
- Muy chistoso…-
- Jajaja, vale ya hablando en serio, ¿Te gustaría dar un paseo? Quiero que hablemos sobre Mel, me tiene realmente preocupado.-
- Vale, déjame tomar un yogurt primero y cambiarme el pijama.-

Troy y yo caminamos por un par de horas, el día estaba hermoso. Debo decir que me costó mucho mantener el secreto de Mel acerca del posible embarazo, algo así de delicado debía contarlo ella misma. Troy se mostró muy delicado con el tema de Mel, estaba realmente preocupado, pese a que siempre la anda molestando realmente se preocupa por ella, después de todo es su hermano mayor.

- ¡Voy a volverme completamente loco!-
- Eso no es noticia nueva jajaja. ¿Cuál fue el detonante para que cayeras en cuenta de lo obvio?-
- Cada vez que te miro la melodía de la canción en la que trabajo es muy clara, pero no consigo las palabras para describir lo que me hace sentir.-
Mi rubor fue inmediato, no esperaba esa respuesta por parte de Troy. Y mucho menos esperaba ver este destello de sinceridad en su mirada. Por ello me tomé un momento en poder responderle
- ¿Qué tal si me enseñas la melodía y te ayudo un poco con la letra?-
- Me parece una idea maravillosa. Pero ahora mismo estoy muriendo de hambre, ¿qué tal si regresamos y hacemos algo de comer primero?-
- Me parece ideal. Un yogurt no es desayuno suficiente jajaja.-

Camino a casa hablamos sobre la música que escuchábamos 10 años atrás, me sorprendió cuando no se burló de mí por amar a “El canto del loco”, y por el contrario me cantó sus temas “Peter Pan” y “Un millón de cicatrices”. Cuatro horas de caminata parecía nada cuando estaba con Troy, la pasábamos muy bien juntos.

Al llegar a casa vi que tenía un par de llamadas perdidas de Carmella en mi celular pero no le di mayor importancia pues también tenía un mensaje que decía “El vuelo se retrasó un poco pero cuando pueda te llamo. Te amo inmenso Abril, por favor dame tus buenas vibras.” Al darle la noticia a Troy me fije que tenía una expresión algo dura, sin embargo al preguntarle me respondió que lo sentía mucho pero que debía regresar a su casa para tratar un pequeño asunto. Al ofrecerle mi ayuda solo sonrió cálidamente y me dio un beso en la mejilla y uno en la frente, y sin más se fue.

Tras hacerme una sencilla ensalada y servirme más de un par de copas de vino quede rendida en la Masaya del balcón de mi cuarto. Me despertó el olor de pizza y la voz de Troy diciendo – Creo que esta cerveza y pizza te harán bien.- Al abrir los ojos sentí el dolor de cabeza instantáneo que te da por dormir con el efecto del alcohol sin reposar.
- No me di cuenta cuando me dormí-
- Pues dado a que te acabaste una botella de vino tu sola, no era de extrañarse.-
- Creo que me distraje más de la cuenta con el libro que estaba leyendo.-
- Toma la cerveza, te ayudará-
- ¿Qué haces aquí?-
- Mel me envió, me dijo que estaba preocupada porque te ha estado llamando y no le contestas. Y pues al verte dormida y el vino decidí ayudarte un poco. Además Quería saber si tu propuesta de ayudarme sigue en pie-
- Claro, pero tomare esa cerveza y me arreglare un poco, debo estar hecha una mierda jajaja.-
- Querida, tu siempre estas preciosa.-
- Tomare una ducha rápida y me pondré algo más abrigado, hace un poco de frio.-

15 minutos después estaba de regreso, oliendo a fresas con chocolate en vez de vino, sol y playa.

- ¿Cómo haces para estar cada vez más hermosa?-
- Un súper poder-
- Sin duda mejor que los súper poderes de Spider man.-
- Jajaja. Dame pizza y vamos a poner a trabajar esas musas.-
- Hermosas palabras.-

Comimos mientras escuchábamos un playlist bastante variado, tenía canciones de “Calle 13”, “Leo Jiménez”, “Alex Ubago”, “Amaral”, “El canto del Loco”, “Soda Estéreo”, “Los enanitos verdes”, “Hombres G” y mucho más.

Luego de comer y con un par de cervezas en mi torrente sanguíneo estaba lista para trabajar así que fui por mi cuaderno donde escribo poemas de vez en cuando. Tras escuchar la melodía me quede completamente pasmada, era tan hermosa que solo podía sonreír
- ¿Te gusta? Es solo la base, ya luego la adornare más-
- ¿Bromeas? Es hermosa. ¿Has pensado que tipo de tema quieres que sea?-
- Bueno es una balada y quiero que sea con sentimientos positivos, como lo que me haces sentir cuando te veo.-
- Muy bien. ¿Tienes alguna línea de la que partir?-
- Si. Aunque sigo sintiendo que esta algo complicada de explicar, siento que no es suficiente.-
- A ver dime como es y ya veremos cómo trabajar en ello.-
- Vale. Pero es solo una idea.-
“Te vi y no lo pude evitar, sentí la conexión instantánea entre nosotros.
Te escuche y me di cuenta que no había marcha atrás, debías ser mía o todo iría mal”

- Básicamente es lo que quiero decir pero no tengo las palabras correctas, son… demasiadas emociones complicadas.-
- No está mal. Pero vamos a adornarlo y simplificarlo un poco.-

Las horas pasaron volando. Se puede decir que el tiempo se convirtió en algo casi inexistente para nosotros. Una vez terminamos la letra Troy comenzó a cantarla

“Cuando menos te esperaba llegaste a mí.
El brillo de la luna te iluminaba completamente.
Fue el sonido de tu voz cantando al cielo estrellado lo que me hizo pensar
Debe ser mía así muera intentando.

Y que la luna bendiga este amor creciente
Que llene de luz los sentimientos crecientes
Que su fase llena sea ejemplo a nuestro corazón
Y que siempre tengamos este Abril de Amor.
Ver tu mirada de felicidad al ver el amanecer,
Escuchar tu risa con el atardecer.
Oler tu cabello con la brisa del mar
¡Niña mía! Espero siempre poderte amar.

Y que la luna bendiga este amor creciente
Que llene de luz los sentimientos crecientes
Que su fase llena sea ejemplo a nuestro corazón
Y que siempre tengamos este Abril de Amor.

Estuve siempre esperando por este momento,
Por el brillo de tus ojos y la esperanza de tu ser.
Pensé que solo existías en mis sueños
Y ahora que te tengo espero nunca llegarte a perder.
¿Y que importan las batallas que deba atravesar?
Si el premio será tener por siempre tu mirar.

Y que la luna bendiga este amor creciente
Que llene de luz los sentimientos crecientes
Que su fase llena sea ejemplo a nuestro corazón
Y que siempre tengamos este Abril de Amor.

Abril de Luna, Abril de Amor.”

Para cuando terminó, mis ojos estaban llenos de lágrimas y mi cuerpo estaba temblando. Esa canción que acabábamos de escribir juntos era la síntesis de lo que ambos estábamos sintiendo, algo desconcertante pero demasiado evidente como para obviarlo. Yo lo sabía y el también. Por lo que Troy tomó mi mano y se acercó lentamente, sabiendo que ya no había marcha atrás, ya nada estaba oculto, así que seco con delicadeza mi rostro y cuando lo tuve a 2 centímetro de mí boca, nos paralizamos al escuchar una voz masculina gritando mi nombre. Era Bastian que miraba la escena atónito mientras sostenía un ramo de rosas rojas en su mano.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#19

Baje las escaleras casi corriendo, mis sentimientos estaban completamente separados. Una parte de mi quería abrazar a Bastian, decirle lo mucho que lo extrañaba y que sentía mucho todo el mal que le hice, pero mi nuevo yo, ese que había nacido de ese dolor terrible que cause, quería que él se fuera, pues el simbolizaba la Abril que quería dejar de ser. Sin embargo, una vez que lo tuve frente a mí solo pude decir:
- ¿Qué haces aquí?-
- No podía mantenerme alejado de ti, y mucho menos estar tanto tiempo sin saber de ti-
- ¿Ah sí? Bastian estoy perfectamente bien.-
- Ya me di cuenta que estas en compañía.-
- ¿Qué haces? ¿Es esto una escena de celos o simplemente viniste a “Cuidarme”?-
- Vine a protegerte Abril. Troy no es quien piensas. Él no es bueno para ti.-
- Vaya… Bastian creo que yo solita puedo cuidarme bien.-
- Abril yo te amo. Y te juro que puedo soportar que te alejes de mi para que te auto descubras, puedo esperar el tiempo que necesites pero no puedo soportar la idea de perderte, de que estés con otro. Y menos con ese.-
- Te diré una sola cosa, Si yo estoy o no con otra persona eso NO depende de ti. Ni siquiera estoy segura de sí el camino que estoy tomando me llevara de regreso a ti. Y todo esto lo hago por mí, y hare lo que sea necesario POR MI.-
- Abril, tengo miedo de que puedan herirte, tu eres demasiado frágil y…-
- ¿Frágil? Bastian ¿Te estas escuchando? Es justo por esa imagen que tienes de mí que decidí irme. Yo no soy esa cosita de porcelana que tú crees. No tienes que cuidarme, yo sola puedo hacerlo.-
- Te amo y yo solo quiero protegerte.-
- No, tú no me amas. Tú amas quien crees que soy, una niña de cristal que cualquiera puede romper. Pues déjame decirte que no soy como tú crees, y aunque aún me estoy descubriendo, puedo asegurarte que no te gustara quien soy realmente.- Para este punto mi mirada estaba baja y mis ojos llenos de lágrimas de dolor. Había huido de esta conversación en el pasado pero era hora de cortar de frente.
- Abril… yo…-
- No. Mira realmente te amo, mis sentimientos por ti no cambiaran de la noche a la mañana, pero necesito que entiendas que ya no soy la niña que conociste y tal vez nunca más lo vuelva a ser. Te quiero Bastian, pero es mejor que te vayas y que sigas tu camino. Tal vez algún día nos volvamos a encontrar y tal vez sea hermoso, pero no te condenare a esperar un tal vez, porque nada es seguro.- Le di un beso en los labios y entre a la casa. Al cerrar la puerta me sentía liberada y al mismo tiempo me sentía muerta, Abril había muerto y Summer vivió con fuerza a partir de ese momento.

Pase la noche en vela, recordando cada momento junto a Bastian y todo lo que estaba dejando atrás. Me sentía tan dispersa que trate de arreglar mis ideas usando mi cuaderno, pero no tenía idea de que escribir, no tenía una palabra inicial, no tenía nada. Era algo como un vacío emocional. Necesitaba hablar pero simplemente parecía haberme quedado sin palabras, no había lágrimas, no había nada.

Unos golpes tímidos a la puerta llamaron mi atención – Adelante- dije a sabiendas que se trataba de Troy, quien entro a la habitación con una bandeja llena de fruta y jugo.
- No sabía que querías desayunar así que traje un poco de frutas.-
- Eso es magnífico. Gracias-
- ¿Cómo te sientes pequeña? ¿Dormiste algo?-
- La verdad no dormí nada, así que estoy algo cansada.-
- ¿Quieres que te deje dormir?-
- No, la verdad me hace falta algo de compañía. Se supone que debería sacar todas estas emociones que tengo dentro pero no consigo las palabras, no sé cómo me siento en realidad.-
- ¿Quieres que te ayude con ello?-
- No quiero incomodarte. Además, sabiendo cómo te sientes con respecto a Bastian no estoy segura de que tan imparcial puedas ser.-
- Lo que yo piense de él es irrelevante. Aquí lo importante es que tú te aclares.
- No sé por dónde empezar-
- Te hace un par de preguntas y veremos cómo sale ¿Vale?-
- Hecho.-

Pasamos muchas horas hablando de toda mi historia con Bastian, le conté como me ayudo a superar la violación que sufrí, como me saco de la monotonía de mi vida y como me mostró un nuevo mundo. Le conté con detalle todo lo lindo que hacía por mí, su forma de protegerme y la belleza de sus acciones, y una vez que acabe de contarle lo lindo como si nada salieron a flote todas las inseguridades que sentía con Bastian, lo atada, inútil y débil que me sentía a su lado. Por él no debía ser fuerte, era la princesa de porcelana, y esa no es quien yo quería ser. Era la Abril detrás de cámara, la impresionable, la ingenua. Era menos. No era amor lo que sentía por Bastian, al menos no el amor que debía ser. Era gratitud, era amor hacia alguien que me protegía, no era amor arrollador de mujer (Cuanto lo siento Bastian. Aun espero que nos podamos conocer cómo se debe).

- Tardé tanto en entender que yo no quiero ser la flor delicada por la que se preocupan, quiero ser las espinas, esas a las que nadie presta atención, que son fuertes y crecen sin importar cuanto las desprecien. Quiero ser lo suficientemente fuerte como para cuidar de mi sola. No quiero necesitar a alguien. Si estoy con alguien quiero que sea por amor, no porque lo necesite para que me rescate. Quiero independencia, emocional y física. Todo este tiempo y no me había dado cuenta. Al morir mis padres y mi hermano creció en mi esa imagen de la niña a la que deben cuidar, primero mi tía, luego mi mejor amigo que se hizo mi novio, luego Abi, después Bastian y ahora Mel. Soy más fuerte de lo que todos creen, Troy. Y definitivamente no quiero ser nunca más esa Abril.-
- Entonces ponte la armadura pequeña guerrera. Seca esas lágrimas y levántate a luchar por lo que quieres, sea lo que sea. Pero no alejes a la gente de tu lado, solo demuéstrales quien eres y lo que eres capaz de hacer y de ser.-
- Gracias por escuchar- dije con una sonrisa en mi rostro.
- Siempre estaré para servirte. Si me permites ser tu fiel escudero.-
- Jajaja ¿No puedes tomarte algo en serio?-
- Vamos, una broma nunca cae nada mal. ¿Qué te parece si te duermes ahora? Si descansas tus ideas se arreglaran y podrás incursionarte en tu nueva tu.-
- ¿Me cantas para poder dormir?-
- Para mí es un completo honor.-

Comenzó cantando “Fix you” de Coldplay, luego ya estaba completamente dormida, así que no tengo idea de que siguió.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#20

Desperté sola en mi habitación mi celular no paraba de sonar, al contestar me enfrente con la enojada voz de Carmella
- Se puede saber ¿Por qué rayos no cogías la llamada? Tengo medio siglo llamándote Abril-
- Lo siento, estaba dormida. Han sido días difíciles…-
- Ya eso lo sé. He recibido una gran cantidad de mensajes de Bastian enojado, triste y luego melancólico. ¿Qué pasó? Pensé que todo estaría mejor ahora.-
- Bastian vino a casa sin preguntar y me encontró Troy y como era de esperarse armó una escena así que me vi forzada a tener esa conversación que había evitado al huir del hotel.-
- ¿Troy? Los encontró en un momento no debido…-
- No. No es lo que piensas. Troy tenía un bloqueo de escritor y lo estaba ayudando con la letra de su nueva canción. Estábamos en el balcón de mi habitación.-
- ¿Ósea que nada paso?-
- Mel, no te voy a negar que de poco me va gustando tu hermano, pero no quiero liarme con más nadie por ahora. Aunque te debo confesar que le tengo unas ganas a morir.-
- ¿y que te impide hacerle caso a tus instintos?-
- No lo sé. No quiero una relación con nadie y eso está más que claro. Creo que tengo miedo.-
- A ver mi niña, el sexo es solo sexo. No tiene por qué haber una relación y por otro lado, pues tú no eres virgen querida. ¿Le tienes miedo ahora?-
- Nunca lo he hecho sin sentimientos.-
- Pues me parece que es hora de que dejes el miedo a un lado y explores. De esa forma ambas estaríamos haciendo algo nuevo.-
- ¿Le dijiste al abogado?-
- Ufff Abril… me recibió con mucho amor, mimos y una súper sorpresa. Tenía un peluche gigante esperándome en mi piso y el osote tenía una caja de chocolates donde había una nota que decía “¿Quieres ser mi novia? No puedo vivir sin ti.” Y me lo comí a besazos. Así que ahora soy yo la que practicare la monogamia.-
- ¡Qué alegría amiga! ¿Y le contaste sobre el bebé?-
- Aún no, estoy esperando estar muy segura antes de decirle.-
- Me parece lógico. Bueno chiquita te dejo, iré a comer algo. Muero de hambre. Te amo mi Mel y soy feliz por tu felicidad.-
- Vale mi pequeñaja. Recuerda, vive y experimenta sin miedo a nada. Te amo inmenso mi Abril.-

Luego de esa llamada estaba lista para seguir la vida, así que no había mejor canción que “Bonito” de Jarabe de palo para llenarme de energía. Al bajar a la cocina me esperaba Troy con un gran vaso de jugo
- Buenas noches dormilona.-
- Buenas noches.-
- ¿Tienes hambre?-
- ¡A montón!-
- ¿Te parece si vamos a comer a algún lugar?-
- Me parece una idea excelente. Se me antoja una paella. Espera que me visto y me arreglo este cabello de loca.-

Tardé solo 15 minutos en arreglarme para salir, era simple, un vestido largo playero color cereza, sandalias bajas color blanco, una cola de medio lado en el cabello y un labial rosa claro. Lo bueno de que Troy fuese solo un amigo es que no tenía que arreglarme demasiado. 10 minutos más tarde llegamos al Restaurant. La paella de ese lugar me encantaba, pero mientras esperábamos nuestra orden tomamos varias sangrías. Después de haber cenado nos quedamos en el lugar para tomar unas copitas más, debo decir que el alcohol ya me había pegado un poco, por lo tanto me puse en plan rumbera y comencé a bailar. Sin embargo, lo que comenzó como un baile inofensivo se transformó en un coqueteo que luego fue subiendo de nivel hasta que llegamos a besarnos, el calor del momento era tal que simplemente pedimos la cuenta para ir rápido a la casa.

Al llegar a casa estaba tan caliente que no dude ni un segundo en seguir lo que había iniciado, sin embargo Troy trató de pararme para hacerme pensar un poquito
- Abril, Abril, cálmate un poco. ¿Estás segura de esto?-
- No quiero calmarme ni un poco.-
- No voy a continuar hasta que me respondas.-
- ¿No lo quieres hacer?-
- No me malinterpretes, llevo esperando este momento desde que te conocí, pero no quiero que lo sientas como un error por el alcohol o peor aún, por despecho.-
- Descuida, no será así. Ahora basta de bla bla. Te necesito urgentemente.-

Sin esperar ni un segundo comenzamos el momento donde me sentí libre, por primera vez en mucho tiempo no temía a nada ni a nadie. Lo que había empezado como “Summer” se volvió “Abril 2.0” una Abril más libre, no ligada emocionalmente. Alguien que era capaz de hacer lo que simplemente necesitaba y velaba por sí misma. En ese momento sentí que no era más una Extra-Terrestre que vivía en la tierra, era, soy y seré Súper Terrestre.

Creo que nadie podrá entender que esto era mucho más que sexo, era una liberación de mis prejuicios.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#21

3 meses han pasado desde esa primera vez con Troy. Luego de una peculiarmente corta charla acerca de lo que había significado esa noche de sexo para ambos nos dimos cuenta que éramos mucho más afines de lo que habíamos pensado, pues ninguno de los dos quería una relación sentimental, solo queríamos pasarlo bien sin tanto problema. Al poco tiempo decidí contarle sobre mi alter ego Summer y se lo tomo fenomenal. En esos tres meses pasaron cosas extraordinarias, Mel confirmo su embarazo y se comprometió con su abogado. Yo he estado trabajando más activamente como Summer y he aprendido a explorar mucho más mi sexualidad. Descubrí lo mucho que me gusta el jugar con los fetiches de otras personas. Me produce una energía especial cuando sé que los estoy complaciendo sin tocarlos, solo con mi imagen. Eso, eso realmente me encanta.

- ¿Qué hace la chica más fogosa de los alrededores?- pregunto Troy al entrar en mi habitación.
- Creo que debes recordar que aunque tengamos sexo ocasional aun debes respetar mi privacidad y tocar la puerta antes de entrar.- le respondí mirándolo fijamente a los ojos y alzándole una ceja- estaba escribiendo. Tenía mucho tiempo sin hacerlo y creí pertinente actualizar mi diario por si acaso se cae el avión mientras viajamos a Madrid hoy.-
- Siempre tan optimista. Y para su información señorita yo si toque la puerta, solo que usted pareció no escucharme y me preocupe.-
- Tan protector como siempre.-
- Sabes que sí. ¿Quieres ir a almorzar conmigo?-
- Aunque suena maravilloso, no creo poder. Tengo una cita cibernética con uno de mis clientes favoritos. Tiene planeado para mi algo maravilloso que involucra Helado, una vela, pinza para pezones y el látigo. Estoy emocionada.-
- Mmmm eso suena algo maravilloso para ver- dijo en tono mimoso y seductor.
- Lo será para él. Si tú quieres verlo tendrás que espiar el show desde tu computadora.-
- Aunque me apetecería mucho hacer eso, me temo que no debe ser muy buena idea. Pues pasaría todo el vuelo con una terrible erección, a menos que te encargues de ello antes de que tengamos que ir al aeropuerto.-
- Ja ja ja. No lo creo. Mejor ve al restaurant y conquista a alguien. Eso sí, recuerda usar condón.-
- Siempre lo uso. Ya a estas alturas deberías saberlo.-
- Solo precaución. Nos vemos ahora.-

Ya se me había hecho un hábito maquillarme, peinarme y vestirme como Summer. Pararme frente al espejo, verme desnuda, escoger un conjunto de lencería dependiendo de mi humor, colocarme mucha pedrería en el rostro como parte de mi maquillaje y las infaltables ondas en el cabello –Otro día como Summer-. Al encender las luces de las lámparas y la cámara me sentía magnifica. Nada se sentía mejor que eso.

Con el sonido del jazz llenando todos los espacios de la habitación era hora de comenzar la transmisión. Mi sonrisa se transformó en seducción al puro estilo Summer, era hora de comenzar el show. Mi cliente se volvió mi amo por una hora.
- Quiero que utilices el látigo y te des 20 spanks en casa seno.-
- Si señor- le dije antes de obedecer su orden.
- Muy bien, ahora quiero que bañes tus pezones con cera caliente. ¿Te gusta cómo se siente?-
- Me encanta como se siente, mi señor.-
- Muy bien, mi esclava. Ahora utiliza el látigo en tus senos hasta que queden libre de cera. ¿Puedes complacer con eso a tu amo?-
- Con todo lo que mi amo desee.- dije con una sonrisita en mis labios. Y seguido de ello me di alrededor de 60 spanks por seno.
- Eres una excelente sumisa. Dime ¿estas disfrutando esto o es demasiado para ti?-
- Mi amo aún no ha llegado a mi límite. Tan pronto este cerca le hare saber. ¿Puedo hacer una pregunta a mi señor?-
- Por supuesto, bella sumisa.-
- ¿está disfrutando mi señor de mi show?-
- No te imaginas cuanto.-
- Ahora sigamos. Quiero que coloques un poco de helado en tus enrojecidos pezones. Y me digas cómo se siente.-
- Se siente muy bien. Es un alivio. Hace que me moje mucho.-
- Muy bien. Ahora usa las pinzas para pezones y apretalas muy bien.-
- ¿Así mi señor?-
- Es perfecto. Ahora por favor, toma el vibrador utilízalo solo en tu clítoris. Quiero que acabes para mi.-
- Sus deseos son ordenes.- acto seguido seguí al pie de la letra sus instrucciones y tuve un maravilloso orgasmo que me dejo con una sonrisa en los labios por el resto del día. Hasta que me di cuenta que estaba a pocas horas de ver a Bastian nuevamente.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#22

Pasé 9 horas de vuelo pensando en mi reacción al ver a Bastian nuevamente. Muchas cosas habían cambiado en mi mente desde que lo vi por última vez, ese día murió una Abril y nació Abril 2.0: Summer Edition.
- Ya llegamos. ¿Me vas a decir que te pasa y por qué has pasado todo el vuelo como una hermosa zombie?- me pregunto Troy.
- No es nada, no seas paranoico-
- Si es por mí, descuida. Dejare nuestras aventuras como un completo secreto del que nadie se enterara.-
- No es eso. Ya había dado por sentado que sería así.-
- Bueno, pero que sepas que si veo oportunidad tratare de colarme a tu habitación si es posible.-
- Está bien, eso también es parte de tu increíble personalidad.-
- Es Bastian ¿Verdad?-
- Me inquieta tener que verle. La última vez que le vi casi pude escuchar su corazón romperse. Además de que odio como me mira, porque él va a mirarme como la Abril que ya no soy.-
- A ver Abril. Tú le dejaste my claro todo, además no debes sentirte mal por hacer lo que piensas que es lo mejor para ti. Escúchame bien –enfatizo tomando mi cara entre sus manos para cerciorarse que lo mirara directo a los ojos- Bajo ningún concepto te sientas culpable por no complacer a los demás, por ponerte a ti antes que a otra persona. Tú debes ser lo más importante en tu mundo y la única opinión que vale es la tuya. ¿Me has entendido?-
- Vale. Solo detesto saber que herí a alguien.-
- Y esa es una de tus cualidades más hermosas y por las cuales quisiera escribir por siempre sobre ti. Pero jamás permitas que nadie te haga sentir tan mal como para querer cambiar quien eres y lo que te hace feliz.-
- ¿Aun si me transformo en alguien que no es muy tu estilo?-
- Aun así. Aunque esa hipótesis no creo que sea muy factible dado a que eres una autentica hermosura y tu esencia va más allá de cualquier cambio de personalidad que te plantees. Ahora dame un besito antes de que ya no pueda gozar de ese maravilloso beneficio a causa de mi insoportable Mel.-
- Vale, pero será rápido.- dije mientras me ponía de puntitas. Pero rápidamente Troy se alejó un poco para agarrar su maleta
- Llego la aguafiestas. Tendré que buscar otra oportunidad-
Rápidamente escuche mi nombre seguido de un grito chillón al estilo “Happy Mel”
- ¡Abril de mi vida! Te extrañe demasiado.-
- Pero que hermosa panza te gastas Mel. El amor te sienta súper fenomenal.-
- Hola a ti también Camella. Aunque en este punto pronto serás una Cangura. Jajaja- dijo Troy con una súper sonrisa.
- No seas bobo Troy. A ti también te he echado mucho de menos.- dijo con pequeñas lágrimas en los ojos.
- Vale, es cierto todo el tema de las hormonas y lo lloronas que os ponéis al estar en cinta.- Dijo mientras se acercaba para darle un gran abrazo a su hermana. Esa era la escena más bella que había visto de ellos hasta el momento.
- Lo siento es que estoy emocionada.-
- No te preocupes preciosa.- respondió Troy enternecido por su llena de hormonas, hermana.
- Por cierto Abril, espero no te moleste pero Bastian está invitado a la celebración.-
- Ya eso lo imaginaba, es tu amigo desde hace mucho. Descuida, me portaré bien.-
- Sé que tu si, solo espero que él y Troy también lo hagan.-
- Yo me portare como todo un angelito. No tengo nada porque pelear.- dijo Troy lanzándome una miradita que no pasó desapercibida por Mel.

Llegamos a la casa de Rubén, el abogado y prometido de Mel quien se negó a que nos hospedáramos en un hotel. La casa era hermosa, tenía cerca de 8 habitaciones, y muchas áreas verdes.
- Un placer conocerte, y gracias por tu hospitalidad.- dije al presentarme.
- ¡Vaya! Mi Mel tenía toda la razón, eres una monada de chiquilla. El placer es todo mío.-
- ¡Hermano!- dijo abrazando con mucha familiaridad a Troy.
- Te dije que no haría falta que te echara una mano. Ella caería solita.-
- Veo que a ti tampoco te hizo falta ayuda.-
- De hecho aún no lo logro del todo.-
- ¿De qué hablan?- pregunto Mel.
- Cosas de niños querida.- respondió Rubén dándole un beso en la cabeza a su futura mujer.
- ¡hombres!. Ven chiquita mía, te llevare a tu habitación.- dijo mirándome
- Pensé que Abril podría ser mi Roomie- dijo Troy haciéndome ruborizar en un segundo.
- En tus sueños más profundos Troy. A no sé qué Abril este de acuerdo.-
- Sabes lo que responderé a ello. Ven vayamos a ver MI habitación.-
- Bueno, que no se diga que no lo he intentado.-

Luego de 30 minutos, ya estaba como nueva, descansada y lista para el almuerzo con los amigos de Mel. Me sentía radiante en mi vestido rosa pastel que me hacía sentir en onda con toda la cursilería que estaba a mí alrededor. Al salir de mi habitación me encontré con Troy que sin pensarlo me tomo de la cintura y me dio un maravilloso beso
- Creo que nos lo debíamos desde el aeropuerto.-
- Así parece. Pero mira que si nos pilla Mel te meterás en un lio intenso conmigo.-
- Mmmm suena tentador. Me gusta todo lo que es intenso contigo.- y me beso nuevamente. Debo reconocer que ya estaba poniéndome bastante caliente. Pero el sonido de una puerta abrirse nos hizo caer en la realidad y tomándole del brazo bajamos al jardín, y nos recibió la mirada de reprocho de Bastian.
- Veo que guardas muy bien tus promesas.- dijo mirando a Troy.- Hermosa como siempre Abril. El rosa pastel te queda de maravilla.-
- Gracias. Aunque estos zapatos por más bellos que sean me dan un miedo terrible, siento que me caeré. Tú te ves maravillosamente bien, por cierto.-
- Vale, yo os dejo. Debo saludar a mi familia. ¿Ya puedes caminar sola? O ¿Requieres mis servicios como muleta personal?- dijo Troy
- Descuida, ya de aquí puedo sola. Gracias por evitar mi inminente caída.- dije con una sonrisa.
- Ven, vayamos a sentarnos. Hay algo que quiero decirte.- Me dijo Bastian mientras caminábamos alejándonos de todos.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#23

La mirada de Bastian estaba perdida en la multitud, llevábamos cerca de 10 minutos sentados en una mesa que estaba lejos de todas las personas que disfrutaban de los pasapalos y bebidas previas.
Finalmente 15 minutos después Bastian fue capaz de mirarme directamente a los ojos y me dijo:
- Se bien que ya no quieres ser la Abril de hace un año, y que de alguna manera estar cerca de mi te convierte o te recuerda a ella. Mi corazón se rompió en mil pedazos cuando nos despedimos aquel día en la playa la última vez que nos vimos…-
- Bastian yo…- dije tratando de interrumpirlo pero el levanto un dedo como señal de que no había terminado de hablar.
- Lo acepto Abril. Acepto que hayas cambiado de parecer, y acepto también que en esta nueva etapa tuya sea Troy quien te acompañe. Aunque me duela de cojones, pero supongo que amarte también significa aceptar tus decisiones.-
- Entre Troy y yo no pasa nada.- dije tratando de ocultar lo obvio.
- Abril, he pasado suficiente tiempo contigo como para leer cada una de tus páginas. No importa el cambio que quieras dar siempre serás un libro abierto, y esa es una de tus más bellas cualidades. No creas que es fácil para mí, pero puedo entenderte bien. Estar con él debe ser más fácil para ti. Después de todo es un músico, no un actor porno. Es más fácil de presentar y de hablar de él.-
- A ver Bastian, ¿Por qué dices esas cosas? Dices que me conoces y luego sales con ese comentario. Lo que paso contigo y Troy en el pasado nada tiene que ver conmigo. Vale, es cierto, efectivamente si pasa algo entre Troy y yo, una camaradería normal. Pero nada tiene que ver con lo que has dicho. Estoy orgullosa de ti, haces lo que te hace feliz y para lo que crees que naciste. Eso lo entiendo y me encanta. Me ayudaste demasiado cuando más lo necesitaba y gracias a ti soy una versión más libre de mi misma. Y si no estoy contigo en este momento es porque soy demasiado débil cuando estoy contigo, te amo demasiado como para hacer algo que crea pueda dañarte. Tú siempre vas a ser alguien a quien voy a amar. Y sin importar nada de lo que dijiste antes. No vuelvas a repetirlo, ¿Entendido?-
- Ese gran corazón tuyo será mi perdición-
- Seamos amigos normales, ¿Podemos? Te hecho tanto de menos. Más que mi pareja me encantaba ser también tu amiga.-
- Vale, podemos intentarlo. Al menos te tendría cerca.-
- Excelente, ahora acompáñame a ver si mi vaquita Mel ya ha bajado. Tengo muchas ganas de darle abrazos.-

Caminamos para acercarnos a los demás invitados y luego pude ver a Troy levantando la mirada en nuestra dirección y note que bajo un poco la cabeza y al ver a Bastian este hacía un gesto a lo que Troy respondió con una afirmación y una media sonrisa. Lo que me hizo recordar las palabras de Bastian a Troy “Veo que mantienes muy bien tus promesas”… Sin más miré a Bastian y le pregunte:
- ¿Qué pasa entre tú y Troy y cuál es esa promesa que el mantuvo?-
- Creo que eso deberíamos hablarlo con él presente. Pero no te cabrees ¿vale?-
- No me han dicho y ya lo han conseguido.-
- Créeme princesa, no es nada malo.-
- Vale. Disfrutare con Mel que ya viene con una súper sonrisa y luego los 3 vamos a hablar-
Mel se veía radiante en un vestido color marfil que dejaba ver su hermosa panza de embarazada, su peinado era un impecable semirecogido con trenzas, era como un ángel. Al acercarse lo suficiente esbozo una sonrisa y dijo:
- Bastian Querido gracias por estar aquí. Estas simplemente despampanante, ya has causado revuelo entre mis amiguitas que están por allá. Y tu Abril, no tengo nada que decir salvo que siempre me sorprendes por estar más bella cada vez que te veo.-
- Tú estás radiante cariño, te sienta bien el amor y el embarazo. Ahora si me disculpáis voy a sonreír un poco a tus amiguillas.- Dijo Bastian
- Te ves fabulosa Mel. Estoy muy feliz por ti.-
- ¿Cuándo pensabas contarme que tú y mi hermano estáis liados?-
- ¿Qué yo y tu hermano qué?- dije con miedo de que nos hubiese pillado mientras nos besábamos.
- Simple y elemental mi querida Abril. Ha pasado cerca de 1 hora y mi hermanito no ha ligado con nadie aun. Y teniendo en cuenta cómo te mira y la canción que escribieron juntos es obvio que esta coladito por ti. Pero conociendo a mi hermanito como lo conozco, él no se colaría por nadie si no hubiese sexo de por medio.-
- Así que hablas por suposiciones… interesante.- dije aliviada.
- Abril, Troy es un hombre Básico y predecible. Es una ecuación simple.-
- Pues déjame decirte que escribimos esa canción y nada pasó ¿Vale? Tu hermano es una monada pero no somos pareja.- Técnicamente no mentía, cuando escribimos la canción no habíamos tenido sexo y dado a que solo éramos amigos con beneficios, no podíamos llamarnos pareja. O al menos eso me decía en mis adentros para aliviar la culpa.
- Bueno, si tú lo dices. Pero que sepas que me parece genial. Eres justo lo que el necesita.- dijo antes de que fuera a saludar a una amigas que llegaron con regalos.

Suspirando por la presión y la culpa que sentía me acerque a un camarero para tomar una copa de vino, en ese momento solo podía pensar en lo mucho que me apetecía un porro.

- Creo que sé lo que necesitas- me dijo Troy como leyéndome los pensamientos.
- Lo dudo mucho Troy. Me siento culpable por usar tecnicismos con Mel.-
- Acompáñame a mi habitación y te enseñare que sí sé que necesitas.-
- No creo que sea muy buena idea. Ya sospechan mucho y acabo de hablar con Bastian sobre esto y le dije que nada pasaba. La culpa no me sube la lívido.-
- Me encanta como eres de fogosa y que siempre pienses en mi como en una maquina sexual sin sentimientos.-
- Troy…-
- Tú confía en mi pequeña primavera, te sentirás mejor. Y solo tomara 5 minutos cuando mucho.-
- Vaya… ¿tan rápido puedes llegar a ser?-
- Jajaja, lo tomare como un chiste. ¿Confiaras en mi o no?-
- Está bien, solo porque quiero ir a mi habitación y cambiarme estas bellezas de zapatos, me fastidian un poquito.-
- Excelente. No creo que puedas estar con ellos después de lo que tengo preparado para ti-
Al llegar a la habitación de Troy se acercó a su cómoda, abrió una gaveta y saco un pequeño envoltorio.

- Cierra los ojos y abre las manos.- me dijo
- Así que nos vamos con misterios. ¿Si te alcanzaran 5 minutos para tanto juego previo?- dije mientras obedecía sus órdenes. Sentí como Troy depositaba en mi mano el pequeño envoltorio y me daba un besito en los labios.
- El beso fue un plus para mí. Ahora abre los ojitos.-
Al abrir los ojos vi que el pequeño envoltorio tenía lo que parecían ser 2g de marihuana. Solo pude sonreírle, abrazarlo y darle un beso gigante.
- La mejor sorpresa del mundo. ¿Pero cómo sabias que lo necesitaría?-
- Fácil, sabía que estarías bajo mucha presión así que me tome la libertad de encargarlo para ti. Ahora si me disculpas debo bajar para ligar con alguna chiquilla mucho menos interesante y guapa que tú. Pero debo mantener las apariencias.-
- Gracias Troy, has salvado mi vida.- dije mientras le sonreía de esa forma que dice Mel que se me ilumina la mirada.
- Es un placer para mi.- dijo devolviéndome la sonrisa.- ¡Ah, se me olvidaba! En la mesita de noche esta todo lo que necesitas, colirio, pipa, ya sabes el combo. Y recuerda, ninguna de las chicas con las que me liare hoy son ni la cuarta parte de bellas e interesantes que tú, así que no os pongáis celosa-
- Tú descuida. Yo tratare de estar con la mente en júpiter-

20 minutos después estaba en mi habitación cuando escuche que llamaban a la puerta.

- Abril. ¿Abril estas ahí?- era la voz de Mel.
- Si. Dame un minutito.-dije mientras me echaba el colirio y un poco de perfume.
- ¿Por qué te has ido? ¿Te molesto Troy? Mi amiga Mary me dijo que la última vez que te vio venias con Troy y que luego el bajo pero tu continuabas aquí.-
- Si, tranquila. Troy solo me acompaño a subir las escaleras. Quería cambiarme de zapatos, los amo pero son algo incomodos todavía. Y luego se me ha ocurrido algo y me he puesto a escribir.-
- Esa versión me gusta más. Mi amiga me ha dicho algo que me dejo algo encrespada-
- ¿Qué te dijo?-
- Que seguro Troy y tu subieron a liarse pero que no le gustaste y por eso el bajo. Pero ella es una guarra que ha estado enamorada de Troy siempre, pero él nunca le ha dado sus atenciones.-
- Jajaja… créeme, si hubiésemos subido a “liarnos” no estaríamos ni tres cuartos del final.-
- Bueno, bueno. Eso es más de lo que mi mente quiere saber. ¿Lista para bajar?-
- Por supuesto.-

La comida fue un éxito total. Todo estaba delicioso y nos divertimos mucho entre bromas a los agasajados y a sus familiares. Troy me dedicaba miradas dulces cada vez que podía, al igual que Bastian. El único momento duro para mí fue cuando vi salir a Bastian con una chica agarrada a su brazo y a Troy con dos.

- Vale. Ahora si me creo tu historia. Ni Troy sería tan basura como para hacerle eso a una chica con la que se está liando- dijo Mel alejándose.
- Ese cabezota esta mas colado por ti de lo que pensaba.- dijo Raúl antes de alcanzar a su futura mujer.

Me repetí a mí misma las palabras de Troy docenas de veces “ninguna de las chicas con las que me liare hoy son ni la cuarta parte de bellas e interesantes que tú” Aun así no fue tan fácil, por lo que pase la noche fumando y leyendo hasta que Morfeo hizo de las suyas.

#24

Desperté muy agitada. Había tenido una pesadilla recurrente sobre la violación que sufrí un año atrás. Como cada vez que despertaba luego de una de esas pesadillas mis ojos se llenaron de lágrimas y corrí a la ducha. Me sentía asqueada, como si tuviese de nuevo el sudor de ese desgraciado en mi piel, el solo pensarlo me hacía querer vomitar. Escuche que llamaban a mi puerta, pero aun en shock decidí pasar de ello y continuar con mi limpieza integral. En ese momento solo deseaba que el jabón pudiese llegar a mi cerebro y limpiar de mí esos recuerdos que tanto daño me hacían.

Una hora después ya me encontraba más calmada y me había convencido a mí misma que solo había sido una pesadilla. Al entrar de nuevo en la habitación escuche la voz de Mel mientras tocaba la puerta:
- Abril, cariño. ¿Está todo bien? ¿puedes abrirme la puerta por favor?-
- Buenos días. Disculpa me he dado una larga ducha para poder terminar de despertarme. ¿Cómo amaneces?- dije al abrir la puerta con una sonrisa en los labios.
- ¿Tuviste otra vez esa pesadilla?- me pregunto Troy quien tenía cara de pocos amigos
- No pasa nada. Descuida.- mentí- Creo que ahora tú necesitas una ducha. Todavía se pueden oler a las chiquitas de anoche.- Dije tratando de que sonara en tono burlón pero no estaba lista para dejar de sonar celosa.
- Mmmm si quieres puedes venir conmigo y así te aseguras que no queden rastros de ellas.-
- ¡Bueno, bueno, bueno! Esto es más de lo que puedo escuchar. Me alegra que estén todos bien. Si me disculpan tengo que ir a mear por décima vez en el día y luego desayunare. Tal vez nos veamos en el desayuno o tal vez en el almuerzo para cuando terminen.- dijo Mel horrorizada
- ¿A que ha venido eso? Creí que habíamos acordado que era una secreto.- le reproche a Troy una vez que estuvimos solos.
- A ver paranoica, que es la respuesta más normal que te he podido dar. ¿Estas celosa?-
- ¿Debería estarlo?-
- Para nada, preciosa primavera. Te lo he dicho ayer, no eran ni un cuarto de bellas que tú. Y te aseguro que tampoco eran tan buenas.-
- Por eso necesitaste dos me imagino.-
- Me encanta este plan celoso tuyo. Estas simplemente radiante.-
- Gracias. Ahora si me disculpas necesito comer pronto o moriré.-
- Abril, ¿Estas bien?-
- Perfectamente. Ahora deberías darte una ducha en serio. Todavía puedo oler el aroma a Can Can. Mucha clase de su parte.- dije con cara de póker

Al entrar en la cocina me encontré con una hermosa escena, Raúl estaba dándole besos en la panza a Mel mientras ella reía
- Mira cómo se mueve por ti-
- Hola Ahí dentro, soy tu papi y no importa que pase, siempre os amare a tu mami y a ti.-
- Te amo Raúl-
- No tanto como yo a ti-

Las lágrimas comenzaron a caer por mi rostro, no sabía exactamente por qué pero esa escena me hizo pensar en que de haber seguido con Bastian mi vida sería así. Pero mi realidad era otra y debía encararla.

- Pero métanse en su habitación ya que nos espantan.- Dijo Troy atrayendo las miradas.
- ¿Tanta pena te damos que te has puesto a llorar, Abril?-
- Discúlpenme. Es que era una escena tan hermosa que me ha tocado el corazón profundamente.- dije al tiempo que me secaba las lágrimas y Troy me acercaba a él para darme un abrazo.
- Algún día.- me susurro en el oído, cosa que me movió más el corazón y me hizo llorar.
- Basta Troy que le estás haciendo daño. No ves que se ha puesto a llorar más. Ven conmigo Abril, es hora de comer algo.- me dijo Mel en tono maternal.
- Discúlpenme. Voy a mi habitación. Bajo en un momento.- dije
- Ven, creo que el jardín te sentara mejor.- me dijo Troy quien me cargo y me llevo hasta una de las mecedoras que estaban cerca del área de la piscina.- ¿Me dirás que sucede o tengo que adivinarlo con tus respuestas si y no?-
- Si- respondí moviendo la cabeza pues no podía articular palabras.
- ¿Tuviste nuevamente esa pesadilla?-
- Si
- ¿Y te despertaste con las emociones alteradas?
- Si
- ¿Por eso te cabreaste conmigo esta mañana al recordar que me fui ayer con dos chicas?
- Si
- ¿pero también te cabreo que Bastian se fuese con una?
- Si
- ¿Por eso al ver la escena de Raúl y Mel te hizo pensar que tú nunca podrías tener algo así de bello por lo que te sucedió en ese sueño y que dejaste ir al chico que te ayudo y te amo después de ello y comenzaste a llorar?
- ¿Y cuando yo te dije “Algún día” sentiste que leí tus pensamientos y te hicieron llorar más porque sientes que estas marcada y no mereces que nadie te amé?
- Si- dije articulando la palabra y comencé a llorar más, por lo que Troy me abrazo fuerte y se puso de rodillas frente a mí para asegurar que lo mirase y me dijo
- Escúchame bien Abril. Lo que ese idiota hijo de puta te hizo no debe marcarte. Eso tristemente ya paso y no debe seguir marcándote. Tú no solo eres preciosa, inteligente e increíblemente valiosa y bondadosa. Eres todo lo que un hombre desearía en su vida. Créeme, yo sería infinitamente feliz de poder compartir una escena así de bella y cursi contigo, y estoy cien por cien seguro que Bastian igual y es por eso que te pidió matrimonio y te ha esperado por tanto tiempo. Tú te mereces más de lo que alguno de nosotros pueda darte, pero te aseguro que jamás descansaría hasta ser lo más cercano a lo que te mereces. Deja de llorar mi hermosa criatura, que nada malo podrá definirte jamás.-

Luego de decirme esas hermosas palabras se tumbó a mi lado y me recosté en su pecho hasta que las lágrimas dejaron de caer. Cuando Troy sintió que mi respiración volvía a la normalidad me dijo:
- Por cierto, aunque amo como te ves de celosa, debo aclararte una cosilla-
- Si me dirás que ellas no eran más bellas que yo y todo eso está bien. No somos pareja así que tienes todo el derecho de divertirte cuanto quieras.-
- Vale, lo pillo. Pero desgraciadamente no me puedo divertir como quiero hasta que regresemos a nuestro paraíso. Pero ya hablando serio, las chiquitas con las que me fui son pareja.-
- Mmmm vaya, apuesto que te has divertido muchísimo bajo esas circunstancias. Toda una fantasía.-
- No haz entendido preciosa. Nada paso con ellas. Ellas son unas de mis mejores amigas. No pude ocultarles nada sobre lo nuestro así que me ofrecieron irme con ellas para guardar apariencias.-
- ¿Nada paso? En serio no me molestare por ello.-
- Jamás te mentiría Abril. Además no creo que necesite buscarme compañía sino serán tan interesantes como tú- dijo y luego me dio un besito en la frente.
- ¿Ya te sientes mejor?- me pregunto Mel quien se había acercado sin que la escucháramos.
- Mel, me asustaste. Si amiga, disculpa por esa escena. Me muero de vergüenza.-
- No te disculpes Abril. Que después de todo lo que has pasado es la reacción más normal. Me alegra que Troy este para ti.-
- Mel…-
- No Abril. En serio me alegra. No importa que acuerdo extraño tengan o que es lo que esté pasando entre ustedes. Si es solo sexo o si de hecho son solo amigos y nada más. Gracias Troy por estar con ella.- dijo Mel con una mirada muy maternal.
- My pleasure- respondió Troy
- Bueno ahora me imagino que deben de tener mucha hambre, en la cocina esta su desayuno. Ambos veganos. Raúl y yo iremos a comprar algunas cositas. Os adoro. Nos vemos en unas 5 horas. Por cierto, ya llego la señora Marta que es nuestro ángel de las llaves.-
- Vayan con cuidado.- dijo Troy
- Te quiero mi vaquita Mel.- dije mientras le lanzaba un beso

Luego del desayuno Troy y yo pasamos el día en la piscina entre risas y cocteles.

- Vente sirenita de primavera, es hora de que salgas del agua.-
- ¿Por qué? No quiero salir todavía. Además se me ocurre que podemos ser traviesos-
- Bueno llego Bastian y es hora que tengamos esa conversación que no tuvimos ayer.-
- ¡Fuck!- Dije al voltearme y encontrarme con la mirada de Bastian.-
- Descuida. Te dije que se leerte bien.- me dijo Bastian
- Bastian yo… lo siento- dije al salirme del agua
- Creí que ya habíamos hablado de ello Abril. Descuida, está todo bien.-
- No quiero herir tus sentimientos.-
- Después de esta conversación me dirás lo que piensa ¿Vale?-

Nos sentamos en una de las hermosas mesitas que estaban en el jardín, y una vez que Troy trajo las bebidas ellos comenzaron a hablar

- Bueno, ya conoces nuestra historia del pasado y el por qué Bastian y yo no somos particularmente amigos.-
- También espero que recuerdes que ayer te que ayer te dije que te conozco demasiado bien como para saber cuándo alguien te interesa y todo ello-
- Bastian y yo nos juramos en el pasado que trataríamos de hundir la vida amorosa del otro si existía la posibilidad, y eso hicimos durante años.-
- Cuando tú me dejaste plantado la isla pensé que de alguna forma algo tendría que ver con Troy, por ello acose a Mel de una forma que no me siento orgulloso. Le acuse de ayudar a su hermano y de muchas cosas horribles, por eso me dedique a estropear algunos de sus asuntos y es por ello que tuvo que venir varias veces.-
- Mel me estuvo fastidiando por ello por un tiempo, por eso con gran curiosidad decidí ir a conocer a la chica que había hecho mis sueños realidad.-
- Cuando Mel me conto que estaba allá no dude en rastrearle e ir. Por semanas te vigile. Y al ver el buen rollo que llevabas con Troy enloquecí y fui a buscarle y le amenace que si se acercaba más a ti él la pasaría muy mal. Sin embargo él siguió y me cabree más y decidí ir a buscarte y fue cuando tuvimos esa “Charla”. En ese momento no había comprendido que nada tenía que ver con el hasta ayer que hablamos nuevamente y me di cuenta que no quería perderte aunque seas solo una buena amiga. Y aunque me cueste decirlo, también noté que en efecto, Troy no estaba contigo para cabrearme sino que vio en ti la luz que veo yo y de la cual es muy difícil escapar.-
- Lamento mucho que te hayas visto envuelta en todo este rollo. Pero no lamento nada de lo que hice porque todo ello me llevo a ti.-
- Así que solo estás conmigo para cabrear a Bastian…- dije indignada.
- No Abril, no es así.- respondió Troy
- Es justo lo que acabas de decir. Ósea que para ustedes soy una pieza en su juego de mierda.- dije

#25

- Sabes que jamás te haría daño.- dijo Bastian
- ¿No? A eso e referías con que siempre cumplía sus promesas… lo que imagino que tú también haces y es por eso que me contaron todo esto, para que se destruyera la ilusión con los dos. Sois unas basuras los dos y no los quiero cerca ni un momento más.- Dije levantándome bruscamente.- Y antes que se me olvide, ahora más que nunca lamento haberte dañado, porque caí en un maldito juego.-
- Abril espera, no estas entendiendo.- dijeron al unísono.
- ¡Que os den!- grite furica.

Pasaron los días y tanto Troy como Bastian seguían insistiendo en hablar conmigo a lo que respondía con una negativa. Mel estaba súper molesta con su hermano y su amigo por lo que hicieron. Agradecí su gesto pero me fui a un hotel, en ese momento lo que menos me apetecía era enfrentarme a ellos. Estaba demasiado enojada y dolida. Así que mirándome en el espejo y con Mel a mi lado dije:
- Ahora si se acabó la Abril dulce, estoy cansada de que todos me traten como un peluchito por el cual se pueden pelear y pueden herir. Que traten de hacer conmigo lo que les apetezca. Servirse de mí como si me tratara de un zumo de naranja. Es hora de un cambio radical.-

Pase todo el día con mi amiga quien se negó a dejarme en ese momento. Fuimos de compras, a la peluquería y una tienda de tattoo. Una vez el día termino era una Abril diferente, el cisne negro había aparecido y este lucia con un cabello ondulado corto, y un tattoo en las costillas que decía “Spring is over and summer is beginning”.

Pasaron un par de día y acepte la invitación de Mel para cenar, al llegar la cara Troy era más que de sorpresa, al verme con mis botines negros, el pantalón ajustado negro y la blusa dorado brillante que dejaba ver mi tattoo, y por supuesto, la muerte de mi larga cabellera, creo que fue muy impactante para él.

- ¿Abril?- Pregunto Troy Anonadado.
- No, soy su gemela perdida.- respondí con una sonrisa.
- ¡Madre mía! Mel me había dicho que habíais renovado tu imagen pero esto es ¡Wow!-
- Te ves estupenda cariño. Ahora ven y dame dos besazos que te he echado mucho de menos- me dijo Mel con tono dulce.
- Simplemente majestuosa. Habéis hecho un cambio maravilloso. Aunque a ti todo debe quedarte maravilloso querida, gracias por acompañarnos.-
- Espero no te moleste pero hemos pedido unos entremeses veganos para ti y una botella de vino blanco para vosotros ya que obviamente o debo pasar toda la noche tomando zumos-
- Descuida preciosa, me parece una elección increíble.-
- ¿Dónde has estado? He querido disculparme contigo nuevamente.- me dijo Troy arrepentido.
- Ya está Troy. Ha quedado en el olvido ¿Vale? Y pues esto hospedada en un hotel muy mono que me ha recomendado Bastian.-
- ¿Habéis hablado con él?-
- Claro que sí. Él es mi amigo ¿Tiene algo de malo?-
- No. Nada. Solo que a mí no me cogéis el teléfono ni respondéis mis mensajes.-
- Porque no me ha apetecido hacerlo. Ahora creo que es momento para acabar con esta conversación para no incomodar más a tu hermana y tu cuñado.-
- Maravillosa idea Abril.- dijo Mel.- Cuéntame ¿habéis visitado lugares bonitos?-
- Ufff un montón. Bastian es un excelente guía turístico jajaja nos hemos divertido a mil. Pero claro ya sabes, todo nocturno. El sol es técnicamente mi enemigo.- respondí
- Y hablando del Rey de Roma mira quien se asoma…- dijo Troy con resentimiento.
- Vaya preciosura miran mis ojos. ¿Cómo estas Mel? ¿Raúl? ¿Troy? ¿Hermosa Princesa?-
- Pero que galante que estas hoy querido. Ven y dale dos besazos a tu futura comadre.- dijo Mel
- Bastian hermano ¿Qué tal estáis?-
- Fenomenal y ahora pues mejor que nunca.- respondió Bastian mirándome a los ojos.

El resto de la velada salió de maravilla. Raúl, Mel, Bastian y yo pasamos la noche entre risas y diversión. Troy por el contrario solo se limitaba a tomar bourbon y mirarnos con desprecio. Al llegar la hora de irnos Bastian se ofreció a llevarme a mi hotel, sin embargo un ya muy ebrio Troy dijo:
- De eso nada colega, insisto en ser yo quien tenga los honores de llevar a la señorita a su guarida-
- No creo que sea una buena idea, estas muy alcoholizado, colega- Respondió Bastian.
- Creo que Bastian tiene razón. Deja que nosotros te llevemos a casa Troy.- dijo Raúl.
- No, yo estoy perfectamente.-
- Troy no seas cabezota. Deja que te llevemos nosotros.-dijo Mel preocupada por el estado de su hermano.
- Abril, preciosa. Tú tienes la última palabra.-
- Iré contigo solo si me das las llaves y dejas que conduzca yo. No me apetece morir hoy.- Respondí muy serena.
- Abril ¿Estas segura?- pregunto Bastian
- Cien por cien. Este chiquito necesita que alguien lo lleve.-
- Vale pues. Adiosito “Familia”.- dijo Troy con desdén.
- Hasta luego chicos. Yo les escribo cuando este sana y salva a punto de dormir.-
- Recuerda enviarme una foto para cerciorarme.- me dijo Bastian con picardía haciendo enojar a Troy.
- Jamás lo olvidaría.-

Al entrar en el vehículo todo se volvió silencioso. Cuando estaba a punto de llegar Troy me pidió que detuviera el auto y me pregunto:
- ¿Volvieron a ser pareja?-
- Somos amigos Troy-
- Igual que tú y yo. Supongo-
- Algo así.-
- Abril te dije que lo sentía mucho pero la verdad es que no.-
- Qué bueno que lo dejas en claro.-
- No, no estas entendiendo. No lo siento porque el haber tenido esa curiosidad me llevo a investigar. Yo estuve en línea el primer día que estuviste en línea como Summer. Yo hable contigo, yo te conocí y no pude dejar de pensar en lo perfecta que eres. Pensé que eras igual a las amigas de Mel y luego fui hasta su casa y te conocí en persona y vi que nada tenías que ver con ellas. En ese momento no pude sacarte de mi mente. Y si tuviese que volver a cometer los mismos errores lo haría, solo para tener esos pocos meses contigo, porque te aseguro que han valido toda la pena del mundo. Y lo más gracioso de todo es que todo estos años Bastian me ha odiado y me ha envidiado y en este momento soy yo el que lo envidio a montones desde que conocí vuestra historia, y ahora más que nunca porque veo que tu amor por él no ha acabado.-
- Troy…-
- No, está bien. Tú eres libre de decidir y yo tratare de estar feliz por tu felicidad. Agradezco el tiempo que me permitiste estar contigo.-
- Troy…-
- Está bien Abril. Solo quería decirte ello no tienes por qué ser tan cabezota y sentirte mal por mí, supongo que yo puedo regresar a mi “Estilo de vida”.-
- Troy escúchame.-
- No quiero tu lastima-
- ¿y mi amor si?-
- Lo dices como si hubiese una remota posibilidad de ello.-
- Evidentemente no puedo decir que te amo ni nada parecido pues todavía no estoy muy segura de todo lo que pasa dentro de mí. Lo que si estoy segura es que no sé cómo lo lograste pero si te tengo una consideración especial. Me ha llevado varios días y que Bastian me ayudara a entenderte pero si, si te creo.-
- Abril…-
- Ya sabía que estabas ahí, que ya sabias sobre Summer. Mel me comento sobre eso. Pero no te dije nada porque quería saber que tan lejos pensabas llegar. Y me sorprendiste cada vez más. No me trataste como cualquiera lo haría. Fuiste diferente y eso me gusta. Así que no diré que es amor ni que te quiero para toda la vida, pero si quiero tu amistad al menos por ahora. ¿Qué dices?-
- Que estoy demasiado ebrio creo que estoy soñando todo esto.-
- ¿Qué tal si te quedas a dormir en mi hotel y te lo digo en la mañana cuando nos tomemos un café para aliviar tu resaca?-
- Hecho.-

#26

- Dime por favor que te aprovechaste de mí mientras estaba ebrio.- me dijo Troy quien acaba de despertar de su borrachera.
- ¿Cómo puedes pensar eso de mí si soy una Modelo… de vida?
- Jajaja vale. Creo que te acepto ese café en este instante.-
- Primero dúchate hueles a bourbon.-
- ¿Y después me dirás cosas lindas como anoche?-
- Creo que tuviste un lindo sueño al respecto.-
- Vamos Abril, sabes que resisto más que unas 5 copas. Tu y yo sabemos que no estaba tan ebrio.-
- Eres un pillo Troy.-
- Y tu una completa hermosura.-
- Dúchate que apestas.-

Al salir de la ducha Troy se vistió y se me acerco para darme un gran abrazo
- Pensé que te había perdido-
- Imposible perderme sino me has encontrado-
- Cierto mi camaleón. ¿Puedo preguntarte algo sin que te cabrees?-
- Puedes preguntar pero no prometo no cabrearme.-
- ¿Paso algo entre tú y Bastian nuevamente?-
- ¿sexual?-
- Si-
- ¿Estas celoso?-
- Y de cojones.-
- No. Hablamos como buenos amigos y sirvió como abogado del diablo, aunque sé que eso le dolió mucho.-
- Me imagino, el esta tan colado por ti como yo…- dijo en susurro.
- Así que estas colado por mí…-
- En cierta forma. Por Dios eres una diosa con los juegos. 100 de 10 querida. Sobrepasas todo limite.-
- Jajaja que payaso eres.-
- Pero ya hablando serio. Si lo estoy o no eso no debería importarte porque usted señorita es quien tiene el control de lo que pase, siempre lo has tenido y siempre lo tendrás.-
- Si tengo el control… quiero poder desayunarme algo que vengo deseando desde mi primer día lejos de casa, y la razón por la cual me estoy quedando en una habitación de hotel.-
- ¿A si? ¿y qué es?-
- Tú-

Acto seguido me dedique a despojarlo por completo de toda su ropa, lo llene de besos en todos lados haciendo énfasis en su cuello y su entre pierna. Troy estaba en completo éxtasis; sus manos viajaban por mi cuerpo y me hacía sentir que era solo suya. Lo que más me gustaba de él era la forma en la que me poseía, no era delicado, no era muy amoroso, por el contrario era fuerte y me usaba para satisfacer sus propios deseos, no temía halarme el cabello, darme pequeños azotes en el trasero y morderme. Era un completo león salvaje que podía durar horas disfrutando de su presa. Aunque siempre después de correrse me abrazaba y depositaba tiernos besitos por todo mi rostro.

- Eres una auténtica maravilla de la vida Abril- me dijo una vez llego al orgasmo.
- Tú no te quedas muy atrás, mi sex machine- respondí completamente satisfecha, exhausta y hambrienta.
- Ducha rápida y a comer. Muero de hambre.-dijo mientras se levantaba de la cama para ir al baño, aunque antes de llegar se devolvió y me dio un dulce beso en los labios –Gracias por confiar en mi-
- No te pongas meloso. Quédate en plan macho dominante eso me gusta más.-
- Jajaja vale. Ahora mueve ese culaso y ven a la ducha conmigo, se me acaba de antojar un segundo round.-
- Así me gustas más.- dije mientras me levantaba dispuesta a seguir complaciéndolo.

Fuimos a comer a un restaurant que estaba cerca del hotel donde me estaba hospedando. La energía entre Troy y yo era maravillosa, estábamos risueños y muy compenetrados. La comida estuvo estupenda. Troy pidió Canelones de verduras y yo un ceviche de merluza.
- ¿Seguro no te molesta que este comiendo pescado?- pregunte inquieta dado que Troy era vegetariano.
- Ya te he dicho que no. No voy a dejar de quererte solo por tus preferencias alimenticias. Si así fuese no comería con nadie nunca puesto que la mayoría de mis amigos y familiares comen carne.- me respondió con una sonrisa.
- Vale. Es solo que se me hace muy difícil. Siento que es como un insulto o algo así.-
- Abril, eso es como sentirte mal por hablar de sexo con una persona virgen. Además dejar la carne fue mi decisión hace mucho.-
- Yo también quisiera poder dejarla del todo, pero no me dejan mis doctores. Es una larga historia.-
- Lo sé. Carmella me la ha resumido cuando me dijo que cosas podía comprar para ustedes el día que te conocí.-
- Cierto. Casi lo olvido. Ha pasado poco tiempo y pareciera una eternidad.-
- Jajaja si, para ese momento era EL hermano de Mel, un bloqueo por el “Código amigo” y una cantidad de cosas más.-
- Vaya, ahora me siento totalmente culpable. Siento que le estoy mintiendo a Mel…-
- Bueno, como lo veo yo tienes 2 opciones. O le dices que pasa entre nosotros y eres libre de culpa. O le sigues hablando con tecnicismos-
- No es tan sencillo. Me pongo en su lugar y no se que pensaría de eso.-
- Abril, Mel te ha dicho infinitas veces que no le importa en lo más mínimo. Y que sepas que ella ya lo sospecha en grande. Y pues ahora me imagino que más por la cara que trae. Así que decide pronto.-
- ¿Qué trae?- dije confundida.

#27

La voz de Mel resonó en todo el pequeño restaurant
- Pero que chiquito es Madrid. Mi hermanito en el mismo lugar que yo.- dijo ella eufórica.
- Y por lo visto bien acompañado.- dijo Raúl
- ¡¿Cómo puede estar bien acompañado sino esta con Abril?!- dijo ella confundida. Así que opte por voltearme y decirle
- En ese caso si está bien acompañado.-
- ¡Abril! Lo siento, siempre olvido tu cambio de look. ¿Cómo estas bella? ¿Te hizo pasar muy mala noche este hermanucho mío?- dijo Mel mientras se sentaba en la mesa con nosotros
- Por supuesto que no. Ha caído rendido como una tabla hasta esta mañana. La verdad me esperaba que fuese más insoportable-
- Con lo resplandecientes que se ven diría que tuvieron un muy buen despertar…-dijo Raúl no pudiendo ocultar que estaba más que divertido con la situación.
- Digamos que estuvo lleno de café y una larga ducha para quitar la peste.- dijo Troy riendo mientras me miraba en espera de una respuesta a mi decisión. Pero en mis adentros había decidido que si Mel debía saberlo no sería en ese lugar ni en ese momento.
- Uuufff y vaya que tuvo que ser largo. El bourbon huele peor en la mañana. Me dejo el cuarto apestando a burdel.-dije tratando de dejarle en claro que no tenía intenciones de quitarme la culpa en ese momento.
- Igual te lo he recompensado. Matándote un antojo- dijo Troy mientras su hermana nos miraba divertida y expectante. Creo que en sus adentros ella esperaba que nos destapáramos en ese momento y le dijéramos que andábamos juntos.-Sé que ese ceviche te será maravilloso después de tanta comida vegana.- Me dijo mientras me picaba un ojo.
- Vale, estamos a mano.- dije roja cual tomate.

La comida transcurrió maravillosamente. Mel nos contó sobre todas las cosas que había comprado para el bebé, y que estaba preparando una pequeña sorpresa para el día de la boda, pues el color del pastel seria determinado por el sexo del bebé, decoraciones rojas si es niña o decoraciones plateadas si es niño. Por supuesto esto sería una sorpresa para ellos. La idea me pareció simplemente maravillosa y divertida. Pues solo sus amigos más cercanos sabrían el significado de eso.
- Hablando de la Boda. ¿Tienes alguna acompañante especial Troy? Tengo que saberlo pues faltan solo 2 semanas, y dado a que Bastian ya tiene acompañante tendría que buscar algún amigo guapo para Abril.- dijo Mel
- De eso nada hermanita, una belleza como Abril no merece uno de tus amigos “guaperas”. Yo seré su acompañante. Claro si ella así lo desea.-
- No había pensado en eso, pero me parece una buena idea ir con Troy. Después de todo él también es parte del cortejo.- dije tratando de lucir inocente.
- De hecho es más que maravilloso porque Troy es el padrino y tú la madrina, así que es más que ideal.- acotó Raúl.
- No sabía que serás el padrino, que lindo gesto.- dije
- De hecho fue una vieja apuesta. Verás, yo fui quien le sugirió a Mel sus servicios como un favor especial a mi amigo, pues él la había visto y según él fue “amor a primera vista”, así que le dije que lo único que haría sería eso que todo lo demás corría por su cuenta. Raúl para ese momento se sentía algo inseguro pues mi hermanita era algo intimidante y yo le aposte a que si él se abría con ella y dejaba salir su personalidad ella caería rendida a sus pies y él me haría el padrino de su boda.- dijo Troy
- ¿Y qué perderías si ella no le hacía caso a Raúl?-pregunté
- Simple, Troy hubiese tenido que ayudarme con su hermana. No podía imaginar un mundo sin tenerla conmigo.- dijo Raúl mientras veía a su futura mujer y madre de su bebé directamente a los ojos.
- Vaya me han inspirado. Espero no les moleste pero voy a escribir sobre ustedes. Son unas bellezas.- dije al contemplar esa hermosa escena.
- Sois empalagosos.- dijo Troy asqueado y divertido
- ¿Y que hizo Mel cuando se enteró?- pregunté
- Me enamoré profundamente. Saber eso solo me hizo darme cuenta que él me quería sin importar mi “fama”.- dijo ella con los ojos brillantes
- Verás Abril, lo que hace una persona antes de conocerte no importa tanto, sino en quien se convierte cuando está contigo. Lo importante es lo que sucede cuando consigues a esa persona que te complementa y las decisiones que tomes a partir de ese momento. Y créeme esta joven no ha sido más que maravillosa.- me dijo Raúl

Al despedirnos de Mel y Raúl, Troy y yo decidimos ir a caminar un poco. Mi mente estaba algo llena de información.
- ¿Pasa algo Abril?- me dijo Troy tratando de llamar mi atención
- No, solo me quede pensando en lo que me dijo Raúl. No creo que a mí me gustaría mucho el que alguien cambie por mí. Cada quien debería ser libre de ser quien quiera ser…-
- A veces eso no depende de la otra persona. Quiero decir, mira a Mel, ella vivía de fiesta y ligando con cuanto petardo se le pasara por el frente. Inconscientemente lo hacía para llenar algo en ella que faltaba. Y como ya lo ha encontrado no necesita aquello, es feliz con su Raúl y la familia que están a punto de formar.-
- ¿Pero que pasara si ella se despierta un día y odia esa Mel en la que se convirtió?-
- Siempre puede reinventarse. Pero habrá gozado por un tiempo de esa vida que decidió. El ser humano es un ser lleno de cambios y para muestra estas tú.-
- Si pero yo todavía no termino de encontrar eso que me hace feliz o que me identifica-
- Es gracioso porque es eso precisamente lo que te identifica. Tu eres aventura, eres impredecible, eres libertad.-
- Y por ser todo eso seguro pasare mi vida sola.-
- Abril, quien quiera estar contigo tiene que entender que no puedes ser encerrada. Debe quererte, amarte y respetarte a tal punto que no tema correr el riesgo de estar contigo. Formar una vida contigo va más allá del bonito sueño que es la vida de Mel. Formar una vida contigo es un constante cambio.-
- Suena agotador. Y lo peor es que no se si valga del todo la pena-
- No solo vale la pena, es lo mejor que alguien puede hacer en toda su vida. Créeme belleza, yo estaría más que feliz de pasar contigo esas aventuras.-
- ¿no te da miedo que te rompa el corazón como hice con Bastian?-
- De eso se trata la vida Abril, hay que correr riesgos. Pero no, no temo. Somos personas diferentes.-
- Aún así con mi indecisión podría dañarte-
- Y créeme que escribiría muchas canciones de desamor y ganaría una gran cantidad de dinero por ello. Así que perdiendo también ganaría.-
- Eres un bobo ¿sabías?- le dije con una sonrisa y luego le di un beso y seguimos caminando por un largo rato, pero esta vez nuestras manos estaban entrelazadas.