leo1
Rango12 Nivel 57 (11029 ptos) | Ensayista de éxito
#1

La divisé de lejos pareció ser amor a primera vista. La elegí entre muchas e inquietantes opciones. Me quedé un rato con su imagen petrificada en mis pupilas. Adoré sus formas que me invitaban acercarme. Bajé y me posé en ella.

Ese fue el primero de muchos de nuestros grandes encuentros.

Hace más de 2 años Compartir:

2

14
leo1
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

Si es de esos que se revelan paso a paso, saludos @Charlies27


#2

Ella me recibió con agrado y una temblorosa sonrisa. Retrasé su dilatada sed en mi vigorosa presencia. Juntos emprendimos un camino distinto. Horizontes que antes reposaban separados se unían para crear nuevas posibilidades de triunfo.

Ella, pálida y delgada casi resquebrajada, sin fuerzas, afilaba cada una de sus finas y sedientas grietas, me dejé pasar por una de ellas y probé el dulce néctar moribundo de su delicado amor. Quedé ensalzado en la ternura de su sediento corazón.

Yo, altivo en mi mirada, y sintiendo lo que nunca había sentido, no sabía cómo adentrarme en sus debilitadas entrañas sin lastimar ni reparar lo que ya era exhausto y vacío.

Hace más de 2 años

2

5
SYX
Rango6 Nivel 29
hace más de 2 años

Buena narración.
Tambien es un buen relato por lo que estoy leyendo...

Saludos!

leo1
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

Gracias @Alcerine ya está terminado...se los dedico a todos los que no queremos perder la esperanza...


#3

En otro encuentro, ambos seguíamos embelesados uno con el otro. Yo dejando que el aire golpeara mi cara, ella estremecida por el fuerte soplo que la brisa lanzaba sobre los dos. Me preguntó sobre mis continuos viajes a los mares del sur y pidió le contara con detalle cómo era ese inmenso océano, siempre le habían contado que no tenía límites como el cielo que nos abrigaba y su pregunta a los cuatro vientos era ¿cómo tanta agua podía existir y en ella la vida languidecía continuamente por su ansiada presencia?

Yo contaba, ella escuchaba...y así pasaban los días.

Hace más de 2 años

0

5
#4

Después de tantos encuentros, un día no la divisé…bajé y sus brazos ya no me esperaban. Había partido. Pregunté al omnipresente cielo con mi canto qué había pasado con ella. Y éste suavemente me contestó:

“ ha caído a la tierra y el fuerte viento se la llevó, ahora navega en las cálidas aguas de los mares de sur. La poesía que le diste a su alma estos últimos días, le dieron fuerza para emprender el viaje que tanto había soñado y querido…has hecho bien tu trabajo Ruiseñor”

Y así la rama seca sació la sed de su vida en el inmenso mar de la ilusión.

Hace más de 2 años

3

4
leo1
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

Dedicado a todos mis amigos...para que no dejemos de soñar...

Carlos_59
Rango14 Nivel 69
hace más de 2 años

Precioso sueño y fábula de la rama seca y el ruiseñor. Los elementos facilitarón el ansiado anhelo de la rama...

Una tierna historia cargada de emotividad.

Gracias amiga @leo1, por hacerme disfrutar con tus relatos. Un abrazo.

leo1
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

Gracias @Carlos_59 por leer y acompañar, un abrazo: )