MarceLeyva
Rango7 Nivel 34 (2122 ptos) | Autor novel
#1

CAP. 1

Hoy me diagnosticaron “carcinoma epidermoide”, que no es otra cosa sino cáncer de pulmón. Dato curioso: jamás en mi vida he probado un cigarrillo.
Debo admitir que al principio no supe cómo sentirme. ¿Cáncer?, ¿de verdad?
- Jamás he fumado – repliqué.
- El cáncer de pulmón no sólo afecta a quienes fuman – contestó el médico.
Se quedó mirándome como esperando una reacción extraordinaria de mi parte; un reclamo, un grito, un golpe, un desmayo… cualquier tipo de reacción. Pero no, eso no pasó. Sólo me quedé ahí, reflexivo. Ahora que lo pienso, la idea de morir no me había parecido tan cercana en aquel momento, probablemente por ello no perdí el control.
Miento. En realidad esa idea siempre ha estado en mi cabeza. Constantemente la he visto como el final de un ciclo para dar inicio a algo nuevo… ¿la eternidad quizá? No lo sé. No me creo tan optimista. Lo único que sé es que ahora que me encuentro cara a cara con “esa de negro”, me doy cuenta de lo corta que es la vida, lo relativo que es el tiempo y lo poco que en realidad deseamos vivir.
- ¿Cuánto? – pregunté después de unos minutos.

Hace 10 meses Compartir:

2

12
MarceLeyva
Rango7 Nivel 34
hace alrededor de 2 meses

Gracias por el apoyo y comentarios @Prometeo. Ojalá lo disfrutes =)


#2

CONTINUACIÓN...

Negó con la cabeza. Puso sus codos sobre el escritorio, llevó sus manos juntas hacia la barbilla y me miró.
- No más de 6 meses.

¡Qué ironía! Empiezo a pensar en la vida cuando estoy a punto de morir.
El hecho es que todos vamos a morir. Sólo esperaba morir de una forma más digna pero, ¿cómo demonios puede ser la muerte digna? Más digno sería aceptar que en algún punto en el tiempo y en el espacio ya no tendrás cabida. Más digno sería vivir la vida dignamente y aceptar que la muerte es inevitable. La primera opción es subjetiva mientras que la segunda es simplemente escalofriante, por ello la evitamos.
Un mar de pensamientos pasaron por mi mente. En un segundo pensé en mi familia; ¿qué pensarán? ¿Qué harán? ¿Debo contárselo a alguien?
Un escalofrío me recorrió el cuerpo. Noté al médico mirándome fijamente, supuse que esperaba un comentario pero sólo logré negar con la cabeza, como si me hubiese preguntado algo.

Nosebundo
Rango7 Nivel 30
hace 9 meses

Escribes muy bien. Cuando acabes tal vez haga un comentario más elaborado.

Salud

MarceLeyva
Rango7 Nivel 34
hace 9 meses

No sé cuándo podré acabarlo. Muchas gracias.


#3

- Voy por un café – dijo al cabo de un momento mientras se levantaba de su asiento. ¿Quiere uno?
- Claro; negro y sin azúcar por favor - ¿Qué estoy diciendo? Ya no tengo nada que perder – bien cargado por favor y con tres cucharadas de azúcar.
De nuevo mi familia; ¿cómo contarlo? ¿Debería contarlo? ¿Cómo reaccionarán? ¡Por Dios! ¡Mi esposa! ¡Mis hijos! ¡Las deudas! Miles de pensamientos pasaron por mi cabeza. Mi madre había muerto un par de años atrás, sólo quedaba mi padre y pude imaginar su rostro lleno de angustia.
El médico regresó. Me dio mi café con una leve sonrisa – como si la condescendencia fuese a curar mi cáncer, honestamente pensé que ese gesto era innecesario – aun así le devolví la sonrisa. No dijimos nada. Terminé el café, me levanté del asiento, le ofrecí la mano y salí de ahí.
Caminé sin rumbo fijo con las manos en los bolsillos y la mirada baja aproximadamente hora y media hasta que encontré un parquecito.

Hace alrededor de 2 meses

2

5
DayDreamingLastNight
Rango20 Nivel 99
hace 7 días

No se puede pasar por algo asi solo... Aunque sea dificil y duela, hay que compartirlo y apoyarse entre sí.


#4

Como es natural en un parque a las 5:00 de la tarde, los niños jugaban y corrían de aquí a allá, las madres conversaban en las bancas y de vez en cuando les echaban un vistazo a los niños, quienes despreocupados continuaban en lo suyo.
Nunca he sabido de qué se trata la vida. Creo que no he sabido vivir. El cielo era de un azul más intenso o quizá lo vi así porque no me había detenido a contemplarlo como lo hice aquella tarde.
Todavía recuerdo ese verano como si hubiese sido ayer, porque fue el verano en el cual nací realmente. No llevaba conmigo un cuaderno, ni hojas, ni pluma para escribir; pero en verdad me apetecía relatar el momento tan maravilloso que estaba viviendo; los pájaros cantaban y parecían hablar conmigo. No voy a negarlo, fue una experiencia agridulce.
Por una parte una fabulosa tarde, por la otra, mi temprana despedida de este mundo, o al menos así lo sentí yo.

Hace alrededor de 1 mes

4

4
Carlos_59
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 1 mes

Una prosa fluida, inteligible y cercana. Apasionante relato @MaryCielo

Saludos...


#5

En cuanto abrí la puerta de mi casa mi hijo mayor me recibió corriendo; me abrazaba y me besaba como si no me hubiera visto en cuatro años. Lo alcé sobre mi cabeza y lo hice girar, Sebas reía y yo también. Mi esposa entró en escena sonriendo mientras limpiaba un plato con un secador.
- Ve a lavarte los dientes Sebas, ya es tarde – le dijo sin quitarme la mirada de encima. Inmediatamente el niño se fue corriendo y ella se dirigió a mí.
- ¿Dónde has estado? ¿Sabes lo preocupados que estábamos? Los niños no han dejado de preguntarme por ti.
No contesté. No sabía qué contestar. ¿Tengo que echarle todo el cuento del cáncer así nada más, como si fuera una noticia cualquiera? De todas formas, creo que ella notó que algo pasaba porque no dijo nada, dio la vuelta y regresó a la cocina; desde ahí me gritó si quería cenar y le respondí que estaba cansado y que iría a la cama.
Sobra decir que esa noche no dormí ni un poco.
El día siguiente transcurrió sin ninguna novedad… yo seguía teniendo cáncer y mi familia, conocidos y amigos seguían sin saberlo. El tráfico continuó siendo una pesadilla matutina, el trabajo estresante y agotador, mis hijos seguían corriendo y jugueteando por ahí cuando llegué a casa y mi esposa aún preocupada por mí... como dije… ese día transcurrió sin ninguna novedad.

Hace alrededor de 1 mes

0

1