freesoul_univers
Rango6 Nivel 26 (856 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Que me lo han dicho ya...
Deja ir para ver que llegará.
Soló ahí reside la verdad.

Que me lo he dicho ya...
Despide todo lo que hay.
Soló así algo más has de crear.

Que me lo he visto en todos lados ya...
Desarmarse y volverse a integrar.
Solo aquí podrás avanzar.

Hace 5 días Compartir:

0

7
#2

Dejar ir si es soltar, aunque cueste avanzar.
Es entregarlo al viento y que el lo haga su dueño.
Es atesorarlo todo en lo más profundo de tu memoria, pero no olvidarlo ni mancharlo con recorres eso seria enterrarlo.
Es presenciarlo desde otro lugar sin tanto énfasis en cuanto dependes de su existencia.
Es comprender que existes gracias a su esencia y que ella permanecerá aunque se transforme o se vaya de tu realidad, siempre te acompañara.
Es ver en ella que su experiencia dejo huella para hacerte recordar lo que necesitabas aprender en su presencia.
Es soltarlo, verlo partir, observarlo, desde tus mas profundos sentimientos.
Es saber despedirlo, comprender que es necesario que asi suceda para que algo nuevo te arrebate tu existencia y te colme de nuevas emociones, que llegue para concederte nuevos amaneceres, nuevas vivencias.
Es entender de ante mano que cada cosa tiene su razón individual de ser, por la que existe ahí en tu vida y en tu caminar, motivo por el cual la debes saborear, cuando esta o cuando lo dejes marchar.
Es aceptar que:
No vendrá nada igual, nada se repite todo se mueve, se transforma, crece y evoluciona.
Nada de lo que se fue vendrá de la misma forma, si es que debe regresar...
Nada de lo que vendrá llegara de la misma manera, si es que debe volver...

Todo puede ser similar, pero si te hechas a observar y miras mas allá sabrás que nada de igual tendrá. Su fin es otro, su esencia se diferencia, su misión es particular algo así como inusual.

teff_pg
Rango13 Nivel 60
hace 5 días

Qué.Hermoso.Es.Este.Escrito.

Me encanta, me fascina... c: que bonito, de verdad.


#3

Dejar llegar es aprender a dejar ir.
Es saberse valiente de afrontar lo que sea que te espere, ahí de tras de la puerta.
Es confiar en tu voz interna en que no te faltaran fuerzas para continuar.
Es no perder la inocencia de conocer la pureza.
Es permitirse ser libres sin limitarse en cada intento de apreciar.
Es tener la ilusión de que todo te pueda llegar a sorprender.
Es conseguir la templanza necesaria para accionar cuando sea que se manifieste en tu presente.
Es comprender que lo que este a punto de ocurrir sera único, no se repetirá, y contemplarlo tu obligación sera...
Es entender que si acontece por alguna razón sera y el tiempo te lo demostrara.
Es derribar los miedos de la puta incertidumbre que da el pensar.
Es aceptar que quizás ni se asemeje a lo que imaginaste y que muy lejos esta de ser lo que esperabas. Pero esa es la magia, no todo lo que quieres sera lo que necesites, ni todo lo que necesites realmente coincida con lo que quieras.
Es darse la posibilidad de fluir mientras lo ves todo suceder. No desistir y dejarse llevar, actuar a su par sin estorbar.
Es resistir a no intervenir sino mas bien, dejarlo venir.
Es corromper las dudas de que tú tienes la dicha y de que pase lo que pase nada es bueno o malo solo debe de ser...

#4

Cada quien tendrá alguien en quien pensar,
algo que recordar.
Cada quien tiene algo en que pensar,
alguien que recordar.

Cada quien tendrá algo que dejar ir,
alguien que dejar llegar.
Cada quien tendrá alguien que dejar ir,
algo que dejar llegar.

Quien no tendrá a caso que su vida mirar,
su experiencia contemplar?
Quien no tendrá a caso que su historia revisar,
su vivencia atesorar?

Quien no tendrá que ponerse a practicar,
estas palabras aplicar?
Quien no tendrá que
dejar ir
para
dejar llegar?