Thyfhanhy
Rango6 Nivel 27 (1060 ptos) | Novelista en prácticas

Querida tú:

¿Recuerdas el día que nos conocimos?

Por Dios, fue tan repentino que aún hoy y a pesar de todo, sonrío evocando ese recuerdo.

Fue en un salón comunal del barrio, ¿Puedes creerlo? Yo aún no puedo. Ni siquiera en Wattpad se encuentra al amor de la vida en esos lugares.

Todo por la música: creo que ese es nuestro sello; queriendo aprender a tocar guitarra, encontré la melodía de mi vida.

Me sentí tranquila y en total ausencia de temores.

Hace más de 2 años Compartir:

5

19
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

sencillamente perfecto

JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

amé la parte 'Ni siquiera en Wattpad se encuentra al amor de la vida en esos lugares.'

Flaneta
Rango12 Nivel 55
hace más de 2 años

Buen comienzo. A ver si me sorprende con la frase final.


#2

Querida tú:

En mi mente era un día hermoso pero en realidad llovía; solo por haberte visto era hermoso.

Te observé en silencio mientras buscabas un lugar en el círculo de sillas; escogiste una esquina: la más alejada. Supe que eras tímida.

Paulatinamente se llenó el salón y parecías no haber notado mi presencia. Eso o me ignoraste.

Solo fue un instante, un segundo, una sonrisa de amabilidad de tu parte y puedo jurar que sentí la punta de la flecha de Cupido en el centro de mi corazón.

Descubrí la verdadera belleza en ese destello de tu sonrisa.

Hace más de 2 años

1

7

#3

Querida tú:

¿Te confieso un secreto? No puse nada de atención a esa primera clase por estar pendiente de tus movimientos por el rabillo del ojo. Lo hacías tan bien, era como un don; sobresalías y me impresionaste.

Estabas junto a una ventana y en una ventisca, tu hermoso cabello negro cayó en tu cara. Estornudaste y se me hizo lo más tierno del mundo.

Esperé que el anciano maestro hiciera la ronda típica de: «Preséntense» como en el colegio. No lo hizo.

¡Dios, necesitaba saber tu nombre!

Hace más de 2 años

1

7

#4

Querida tú:

Nunca me había sentido tan triste y asustada de hablar con alguien como cuando me decidí a hablar contigo. Estaba perdida, en mi mente no había norte, no había sur; solo estabas tú.

Las posibilidades de tener algo contigo se me hacían lejanas. Demasiado lejanas.

Siempre he pensado que la vida hace todo más complicado y por eso no vi oportunidad.

Después de todo, yo soy una chica.

Hace más de 2 años

0

6
#5

Querida tú:

Pasaron dos sábados en que te vi en la lejanía. No me juzgues, ¡No me atrevía a hablarte!

No podía llegar y decir: "Hola, extraña. Me pareces hermosa". Según mi experiencia, podría haberte asustado mi imprudencia.

Tu imagen era algo tan delicado, que era fuera de este mundo.

¿Y si no entendías? ¿Y si eras de quienes ven a personas como yo como si fueran enfermos? No quería arriesgarme.

Pero entonces, tú me hablaste.

Hace más de 2 años

2

5
Chileno70
Rango11 Nivel 51
hace más de 2 años

Un final anhelado por la humanidad,,, felicidad🐦🐦👍👏👏

JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

inserte meme 'ay si como si esas cosas pasaran' JAJAJAJA
Me gusta como va la historia


#6

Querida tú:

No imaginas lo feliz que me puse de escuchar tu voz.

Fue un simple: «Hola» y te sonrojaste. ¡Ni que hablar de mí! Parecía un tomate y ni siquiera te había mirado directamente a los ojos.

Entonces me dijiste «Soy Gaby» y lo confirmé: estaba flechada por primera vez.

Hace más de 2 años

0

3
#7

Querida tú:

GABY, cuatro simples letras, tres consonantes, dos sílabas y una vocal: juntas, eran la palabra más bella jamás escuchada por mis oídos.

Examiné tus ojos como quien mira el tesoro mas grande descubierto. Descifré en ellos tu bondad, vi tu alegría... noté lo encerrada que te sentías. Y el color...

Ese café en tus ojos, se volvió el motivo de mis desvelos.

Los largos mechones de tu cabello incitaban al viento a mecerlos.

Tus pestañas largas y curvadas por naturaleza; la perfección hecha persona.

Mi concepto de perfección hecha persona.

Hace más de 2 años

0

4
#8

Querida tú:

No podía decirte que me gustabas, era arriesgar demasiado: tu sonrisa, tu voz y tu buen trato conmigo.

Pero entonces ese lunes en que acordamos reunirnos por primera vez fuera de las clases, me dedicaste una mirada diferente.

Era una mirada familiar y conocida, solo que esa vez eras tú quien la tenía conmigo.

Era la mirada que yo tenía contigo: cariño y temor.

Así inició la historia mas bella.

Hace más de 2 años

1

4
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

¡ay pero qué emoción!


#9

Querida tú:

No quise decirlo en voz alta; no quería que te sintieras incómoda. Pero esa mirada que compartimos, fue más íntima y más directa que cualquier palabra pronunciada.

Ese día me decidí a llegar a ti. De alguna manera debía acercarme a ti y a tu corazón.

Entre charla y charla (y sé que lo hiciste a propósito), comentaste que tus padres eran demasiado religiosos; un mensaje reticente de que lo nuestro no estaba bien.

Ahora, ¿Me importó demasiado? No, querida Gaby. Te quería y el amor conmueve al más fuerte e idiotece al más listo.

Estaba cegada por ti y me dije que no me iba a rendir. En ese momento, me valieron cinco las consecuencias. No te podía borrar de mi pensamientos.

Solo quería estar contigo.

Solo te quería a ti.

Hace más de 2 años

0

4
#10

Querida tú:

¿Recuerdas ese día de nuestra primera "cita"?

Te dije exactamente: "Hey, vamos a comer helado" y te pusiste de un rojo intenso adorable.

En realidad no supiste que era una "cita"; solo yo lo sabía pero eso me bastaba.

Sé que sabías que me gustabas. Eras una preciosidad que me causaba alegría, una piedra preciosa ante mis ojos.

Yo no soy sutil y te coqueteaba cada que podía y tú, de manera indirecta, me correspondías.

Solo con el hecho de no rechazarme, me decías que yo te gustaba. Pero era confuso y me asusté aún más pues ahora que te conocía, hubiera sido peor perderte.

Hace más de 2 años

0

4
#11

Querida tú:

¿Recuerdas el primer cumplido que me hiciste?

Yo sí. Perfectamente. Dijiste: «A la luz del sol, tus ojos se ven hermosos».

Nunca me había sonrojado tanto mientras mi corazón se me salía del pecho. Lo dijiste sin mirarme y tus manos temblaban.

Era más que seguro que sabías que me atraías y más seguro aún que yo te gustaba.

Esa noche dormí con la sonrisa pegada en el rostro sin forma alguna de quitarla; con mi cuerpo en la cama y mi mente muy lejos: junto a ti.

Hace más de 2 años

0

2
#12

Querida tú:

¿Recuerdas el martes en que te di el primer beso?

Bueno, no fue un «Beso» de enamorada. Fue un simple contacto contra tu mejilla pero fue todo para mí.

Tu piel tenía un aroma a loción algo abrumante, pero no me importó en lo más mínimo. Era tu piel y era mis labios. Eso era todo.

Fue totalmente involuntario sentir lo que sentía por ti.

La costumbre de vernos un rato en un punto medio de nuestros colegios a la hora de la salida, empezó a ser lo único que me motivaba durante toda la mañana.

Hace más de 2 años

1

3
Denielys_Rs
Rango10 Nivel 47
hace más de 2 años

"Era tu piel y era mis labios" <3


#13

Querida tú:

¿Recuerdas que escuchábamos juntas la playlist de mi celular?

Te di el control de la música y pusiste aquella canción: «The heart never lies» como el tono de tus llamadas. Algo tan mínimo que representaba todo.

Era perfecto. Te describía de lo que significabas para mí:

«Si quieres luchar, estaré a tu lado; el día que caigas estaré tras de ti para recoger los pedazos»

Tú eras todo para mí.

Hace más de 2 años

0

2
#14

Querida tú:

¿Sabes qué era lo que más amaba de ti?

Tu alegría. Cuando tuve tu confianza y me decías tantas cosas en confidencia: tantas metas y tantos sueños por cumplir.

Veías tantos caminos pero también veías tantas trabas.

Quise ayudarte.

Quise ser yo quien te acompañara al palacio de los sueños.

Quise ser yo uno de esos sueños.

Hace más de 2 años

0

2
#15

Querida tú:

Ya habían pasado seis fines de semana en que te veía los sábados; tres lunes, cuatro jueves y dos viernes que nos habíamos visto y aún me anonadaba verte hablar.

¿Cómo es que no te burlabas? Debía parecer una tonta mirándote de esa manera.

El sutil movimiento de tus labios era más hipnotizante que el truco de cualquier ilusionista.

Hace más de 2 años

0

2
#16

Querida tú:

Hablabas con tanta pasión de las historias de tus libros; narrabas las escenas de las películas con tanta añoranza; te conmoviste tanto con esa escena de los faroles en Enredados.

¡Era una película de niños!

Pero te ensimismabas tanto en ese romance que te admiraba en silencio; anhelabas tanto tener una anécdota de esas, que desee ser yo quien te la diera.

Hace más de 2 años

0

2
#17

Querida tú:

La palabra «Romance» y yo, no éramos amigas.

Pero estaba dispuesta a conocer esa palabra, solo por vivirla junto a ti.

Quería ver el brillo de tus ojos cuando yo te diera un detalle de novela.

Y te contaré un secreto: No se me ocurrió nada.

Pero supe buscar ayuda; lo que fuera por ti.

Hace más de 2 años

0

2
#18

Querida tú:

¿Recuerdas cuando casi nos besamos en tu casa?

Te juro que esa no era mi intención; no iba a presionarte y lo último que deseaba era forzar las cosas.

Tus padres estaban en la iglesia y yo había ido a practicar una canción de dúo para el curso de guitarra. Veía tus dedos deslizarse por las cuerdas y tus ojos acariciar las notas; no me resistí a poner ese mechón de pelo tras tu oreja.

Bajé la vista a tus labios y no me pude resistir; cada centímetro que estaba más cerca era un latido perdido en mi corazón.

Casi pude sentir el roce, pero tu madre llegó.

Hace más de 2 años

0

2
#19

Querida tú:

Jamás te había visto más nerviosa y si te soy sincera, me molesté. No contigo, sino con tu madre.

Desee que no hubiera llegado; desee poder hablarle a ella como si fuera un chico que te pretendía. Y perdóname pero incluso pensé en el deseo de no quererte más.

Estabas muy sonrojada y tus ojos se inundaron, nunca supe si era por vergüenza conmigo o por culpa con tu mamá.

Hace más de 2 años

0

2
#20

Querida tú:

Yo le agradaba a tu mamá; eso era bueno.

En una ocasión en que te fuiste al baño, me dijo que estaba feliz de que su "niña tímida" tuviera una amiga.

¿Sabes cuánto me dolió eso de «amiga»?

Aún sin venir de ti, sabía que ella jamás aceptaría nada más de mí.

Y eso me asustó. Me asustó demasiado.

Hace más de 2 años

0

2
#21

Querida tú:

¿Recuerdas la sorpresa que te hice? Espero que sí porque me costó la vergüenza de decirle a una chica que me ayudara a ser romántica.

Te llevé al Mariposario de la ciudad, ¿Por qué no me habías dicho que eras amante de las mariposas? Igual yo ni siquiera sabía que existía el Mariposario.

Era un cálido domingo, ¿Te acuerdas de que vimos un arcoiris y dijiste que era increíble que una gótica de agua salieran tantos colores?

Ese arcoiris me recuerda a ti.

Coloreaste mi mundo solo con una gota de tu presencia.

Hace más de 2 años

0

2
#22

Querida tú:

Aún hoy después de tanto, me río de lo cursi que fui en aquel lugar.

Te di un anillo dorado, en medio de los voladores insectos; me pregunto a donde estará ese anillo ahora.

¿Recuerdas lo importante de ese día?

Además de que crucé mi línea de empalagosa, arriesgué todas mis fichas a una apuesta contigo.

Solo un juego. Solo una oportunidad. Solo una pregunta.

Todo se redujo a: «¿Quieres ser mi novia?»

Hace más de 2 años

1

2

#23

Querida tú:

Ese miedo a tu respuesta se disipó como cenizas al viento cuando con un suspiro, una sonrisa de oreja a oreja y un tono rojo en tu rostro, dijiste que sí.

Quizás era apresurado, pero te prometí todo:

Discreción, entrega, devoción, paciencia, amor, mi alma, mi corazón... mi todo.

Todo mi ser era tuyo y me ofreciste lo mismo a cambio.

Me dabas mucho más de lo que yo devolvía.

Hace más de 2 años

0

2
#24

Querida tú:

Estuvimos hasta tarde en ese lugar mágico. Como estábamos lejos de tu casa y casi saliendo de la ciudad donde nadie nos conocía, te tomé la mano.

No imaginas mi miedo a que rechazaras mi contacto; pero entrelazaste nuestros dedos y observaste unos segundos esa unión; sonreíste y mi corazón se derritió.

Tu pequeña mano con uñas de color rosa, encajaba perfecto con la mía con uñas sin colores ni nada de cuidado.

Como si no hubiera sido suficiente magia y de la manera más cliché, tallaste en un grueso árbol con la punta de una evilla, las iniciales K & G.

Hace más de 2 años

0

2
#25

Querida tú:

Fue perfecto.

Estabas hecha para mí.

Yo estaba hecha para ti.

Hace más de 2 años

0

2
#26

Querida tú:

Estaba estupefacta por lo que hiciste.

Aún hoy pienso en eso y a veces me convenzo de que lo imaginé; pero al evocar lo que me hiciste sentir, sé que fue real: no tengo tanta imaginación como para recrear un momento así inventado.

Fue como el picor de una abeja; apenas y escuchaba que se acercaba y de repente, ¡zas! lo sentí en la piel, quemando... ardiendo, solo que a diferencia de una abeja, no me dolió, es más, me enamoró.

Tú, Gaby Trescot, tomaste la iniciativa y me besaste.

Hace más de 2 años

0

2
#27

Querida tú:

El beso no me lo imaginé; pero los fuegos artificiales, las ovaciones de la gente y el viento a nuestro alrededor sí fue producto de mi enamorada cabeza.

Fue tan mágico que casi pude imaginar ese hilo rojo uniendo nuestros sentimientos; estaba allí, sutil y delgado pero fuerte e inquebrantable.

Las mariposas volaban sobre nuestras cabezas pero una que otra hallaron la manera de entrar a mi estómago y revolverlo todo.

Tú revolviste todo.

Hace más de 2 años

0

2
#28

Querida tú:

Tu mamá me veía como tu mejor amiga y como tal me trataba. Me quería. Me apreciaba.

Nuestra relación era exclusiva. Pero era clandestina.

Quería gritar al mundo que eras mi novia; quería decirle a tu madre que amaba a su hija; quería caminar frente a tus compañeros de colegio tomadas de la mano; quería darte un beso sin que nos miraran raro.

Dios, Gaby, quería tantas cosas contigo.

Hace más de 2 años

0

2
#29

Querida tú:

¿Recuerdas nuestro primer «mesversario»?

Me regalaste un relicario de plata, en forma de corazón. Al abrirlo, había una foto tuya en una de las caras y una mía en la otra.

No medía más de dos centímetros pero llenó mi corazón como si fuera la más grande montaña.

Aún lo conservo. De hecho, lo tengo abierto mientras te escribo; saliste sonriente y un mechón tapa un poco de tu ojo. Tienes un moño azul en el pelo y muestras tus hoyuelos.

Eres tan preciosa.

Hace más de 2 años

0

2
#30

Querida tú:

¿Sabes lo que siempre me saca una sonrisa?

Pensar en nuestro primer Halloween juntas.

¡Te disfrazaste de Abeja! Aunque debo decir que una Abeja muy hermosa.

El amarillo de tu falda resaltaba tus ojos, pero eso no es lo gracioso. Lo gracioso es que yo fui Winnie Pooh y combinamos sin haberlo planeado.

No preguntes porqué fui de Winnie Pooh.

Ahora que lo pienso, no es gracioso en realidad pero esa foto que nos tomamos mostrando la concordancia entre ambas sí que lo es.

Si lo hubiéramos planeado, no habría salido tan perfecto.

¿Ves? Estábamos destinadas.

Hace más de 2 años

0

2
#31

Querida tú:

¿Recuerdas aquella vez que casi nos pillan en medio de un beso?

Debimos haber puesto seguro en la puerta. Estábamos en tu habitación y, por Dios, nunca te había deseado de esa manera.

Tus labios se habían vuelto mi adicción y tus manos que viajaban tímidamente por mi cabello eran mi locura.

Gracias al cielo, tu mamá de camino empezó a hablar y pudimos escucharla.

Le dije que estábamos peleando con las almohadas, que por eso nuestro sonrojo y calor notable.

¡Qué vergüenza!

Menos mal ella me creyó y nos llamó «Niñas infantiles» en tono bromista.

Hace más de 2 años

0

2
#32

Querida tú:

¿Recuerdas nuestro primer Diciembre juntas?

En la Navidad estuvimos separadas porque viajaste con tu familia. Los diez días más largos de mi vida.

Necesitaba verte, necesitaba besarte y tenerte cerca.

Convencí a mamá de dejarme estar en tu casa para año nuevo; ella no celebra de todas formas, además de que le dije que quería estar con mi novia.

Deseaba que tu madre entendiera como la mía.

Llevabas un vestido azul; me sonrojé de solo verte y tragué saliva cuando estuviste a mi lado; me costó un triunfo no besarte cuando te vi y tener que aguantar hasta que tu familia no estuviera mirando.

Hace más de 2 años

0

2
#33

Querida tú:

Faltaban quince minutos para las doce y fuimos a tu habitación.

Nada más cerrar la puerta, me besaste con igual o mayor necesidad de la que yo tenía. Tantos días sin verte.

Tu lengua producía en mí sensaciones que nadie más me había hecho sentir. Quería todo de ti. Estar juntas de cada manera humanamente posible.

Pero esa noche, recibí más de lo fantaseé recibir alguna vez:

Me dijiste: Te amo.

Y supe que quería estar contigo hasta el último día de mi vida.

Hace más de 2 años

0

2
#34

Querida tú:

¿Recuerdas nuestra primera vez?

Fue tan... seamos, sinceras, amor. Fue incómodo.

Era vergonzoso pensar en que me vieras desnuda y no solo eso... esa torpeza que invade a las personas vírgenes en esa preciada primera vez.

Me pregunté si con cualquier pareja ocurría eso; fue gracioso al comienzo. Sacar la timidez de las caricias no fue fácil.

Pero contigo se hizo sencillo.

Parecía que vinieras con un manual; parecía que yo tenía un manual.

Y cada una conocía perfectamente las instrucciones de la otra así que fue posible hacer que funcionara a la perfección.

Un par de risas incómodas; unos cuantos susurros dudosos; un aprendizaje que duró sesenta y ocho minutos; varias caricias exploradoras y besos. Muchos besos.

Y hasta el sol de hoy, ese día está en el primer lugar de las mejores noches de mi vida.

En todas apareces tú.

Hace más de 2 años

0

2
#35

Querida tú:

Mamá lo sabía todo y decía que estaba muy joven para enamorarme.

¿Pero quién dice qué edad debo tener para enamorarme?

Solo el que nunca ha amado con locura puede poner límites al amor.

Tenía más de diesciseis años de vida; una década de saber que los niños no me atraían; sesenta y ocho semanas de conocerte; catorce meses junto a ti como mi novia; casi cinco meses desde nuestro primer «Te amo» y ¡Por Dios! Que ya te amaba con locura.

No me importaba ser joven. Yo deseaba tu amor por siempre, ¿Y lo mejor? ¡Me correspondías!

Hace más de 2 años

0

2
#36

Querida tú:

Nuestro aniversario no fue tan llamativo pero la razón era que cada día era una fecha especial entre las dos. Cada día era «Día de enamorarme de nuevo» y cada día era para festejar internamente el estar juntas.

¿Quién necesita celebrar un aniversario cuando está pleno y feliz todos los trescientos sesenta y cinco días del año?

Todo parecía perfecto.

Todo marchaba de maravilla.

En el secreto de nuestro amor estaba todo lo que hacía falta para ser eternamente felices.

Hace más de 2 años

2

2
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace más de 2 años

como te habrás dado cuenta, parezco ser la única que lee esta historia, realmente no entiendo el porque si es tan perfecta. En fin, espero que eso no te detenga de seguir escribiendo <3

Thyfhanhy
Rango6 Nivel 27
hace más de 2 años

@JheanetE Muchísimas gracias por leerla ❤❤ Claro que no me desanimo. Además, la tengo igual en Wattpad y alla sí no la ignoran c: Aprecio mucho que comentes, significa mucho para mí ☺☺


#37

Querida tú:

Siempre tuve ese bichito en el interior que me decía que en algún momento la vida me quitaría todo. Que no iba a ser perfecto.

Lo que no supuse nunca era que ese peso del «castigo» caería sobre ti y no sobre mí.

No puedo imaginar algo más dulce que el hecho de que tuvieras un diario en el que inmortalizabas todas tus vivencias conmigo.

Cada sensación estaba retratada en esas palabras; cuando me lo enseñaste, no pude evitar pensar que tenías el don de la escritura. Eso y sonrojarme por lo que decías de mí.

Lamentablemente... tu mamá no lo vio de esa manera.

Hace más de 2 años

2

2
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

:( Es tan maravilloso tener un diario, uno como que se inspira escribiendo ahí, así sea sobre lo más cotidiano, pero si, siempre esta el riesgo de que alguien lo lea y sepa tus secretos.

Thyfhanhy
Rango6 Nivel 27
hace alrededor de 2 años

@JheanetE Totalmente de acuerdo. Es como depositar el alma en un cuaderno </3


#38

Querida tú:

Estaba tan confundida cuando tu mamá no me recibió más en su casa; me gritó que me iría al infierno y que debía alejarme de su familia.

Las conclusiones eran obvias pero decidí no sacarlas. Esperé tu llamada.

Nunca llegó. Me asusté. Lloré como una niña.

Seis días completos sin saber de ti y cuando al fin me llegó un mensaje proveniente de tu celular, casi me caigo de la cama. Pero fue peor. Aún recuero perfectamente esas diecisiete asquerosas palabras.

«Lamento haberte ilusionado. Lo nuestro siempre estuvo mal. Te pido que te alejes y espero puedas perdonarme»

Todo mi mundo se vino abajo.

Hace más de 2 años

1

2

#39

Querida tú:

Creí que era una mentira. Quise creer que era una mentira; solo eso.

Pasé a tu colegio dos días seguidos a la salida, no te encontré. No supe si me evitabas o si no estabas estudiando.

Me sentí terrible. Me habías falta.

Me atreví a ir a tu casa y tocar la puerta; tu mamá me insultó y ni siquiera me dijo si estabas bien.

Solo quería saber eso: que estabas bien.

Hace más de 2 años

1

2
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

noooo :( por favor que sea la madre la que las aleja


#40

Querida tú:

Puedes llamarlo obsesión, pero no podía solo aceptar que no me querías. Si era así, quería una explicación. Quería saber en qué me había equivocado y oír de tu boca que no me querías a tu lado

No aguanté y llegué a tu ventana. Era un segundo piso, al lado había un árbol; esperé hasta que todas las luces estuvieron apagadas y escalé un árbol por primera vez en mi vida.

Toqué tu ventana preparada para lo peor pero esperando lo mejor.

Luego de insistir, abriste la cortina con lentitud; al reconocerme abriste la ventana y con tu dedo me indicaste que no hiciera ruido.

Ahí lo supe: aún me querías. Volví a ver la luz.

Hace más de 2 años

1

2
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

¡Uf! me volvió el alma al cuerpo con esta caja


#41

Querida tú:

Ni nuestro primer beso, ni nuestra primera vez ni nuestro primer «Te amo», puede compararse con ese reencuentro.

Lloramos. Reímos. Nos besamos. Todo en el mayor silencio posible, en nuestra burbuja ajena a la realidad, nos unimos en alma y cuerpo con amor y devoción en el medio.

Dijiste que me extrañabas; dijiste que el mensaje no lo enviaste tú; dijiste que tú madre lo descubrió y que me alejó de ti. Que te estaba llevando a la iglesia a purificarte.

Estuvimos dos horas a oscuras, resguardándonos en las sombras y siendo cómplices con la luna.

Hace más de 2 años

0

2
#42

Querida tú:

Fue un segundo en que prendiste la lámpara para buscar un libro que querías que yo leyera; fue un efímero momento en que la luz iluminó tu espalda descubierta en que pude notar tus moretones.

Te habían golpeado.

Mis ojos se humedecieron imaginando tu dolor; odié a tus padres por haberlo hecho; odié al mundo por juzgarnos; me odié a mi misma por amarte y haberlo ocasionado.

Pregunté con la voz entrecortada.

Te apresuraste a apagar la luz y a susurrar un escueto: «Estoy bien, eso no es nada».

El alma se me partió en dos.

Hace más de 2 años

1

2

#43

Querida tú:

¿Recuerdas que nos encontramos casualmente en el centro comercial?

Estabas con tu familia y yo estaba con mamá. Ibas cabizbaja, usabas una falda hasta los tobillos; tu cabello había perdido brillo; estabas más delgada; tus pómulos sobresalían más; estabas pálida, amor mío.

Mis visitas nocturnas continuaron pero a la luz del día podía notar todo eso.

Te miré fijamente hasta que lo notaste y volteaste en mi dirección; mamá te saludó con un ademán, yo resistí las ganas de correr a ti. Mi amor no se marchitaba y te quería en mis brazos.

Tú nos sonreíste por dos segundos hasta que tu papá lo notó; miró en nuestra dirección y nos observó con desprecio. Te dedicó una mirada que te asustó y supuse lo que eso significaba.

Fui estúpida al haberte saludado frente a ellos y tú, solo tú, pagaste las consecuencias.

Hace más de 2 años

0

2
#44

Querida tú:

No esperé ni un día y esa misma noche te visité; el solo acto de levantar la mano para abrir la ventana, mostraba tu malestar.

Casi no podías mover tus brazos; tu espalda estaba roja y había aún hilitos de sangre que chorreaban. Tu ojo tenía una cortadura en la derecha; tu labio inferior estaba hinchado y tenías una gran marca en las manos: las habías usado de escudo.

A pesar de tu estado, me sonreíste.

Tú, mi pequeña valiente, me consolaste a mi.

Me dolía verte así, pero de nuevo me dijiste esas dos traicioneras y mentirosas palabras: «Estoy bien».

Hace más de 2 años

1

2
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

esto me parte el corazón


#45

Querida tú:

No puedes ni imaginar lo mucho que lloré cuando llegué a casa.

Mamá me escuchó; le pregunté si personas como tú y yo realmente estábamos malditas; le pregunté si debíamos estar arrepentidas por amar; le pregunté qué precio debía pagar por la felicidad alguien como nosotras.

Me dijo que no había nada malo en nosotras; que la única maldición que teníamos era tener que vivir con esas personas que hacían de la tierra un infierno y que amar no era un pecado, que era una bendición.

Más importante, me dijo que luchara.

Que diera batalla siempre o el enemigo bailaría sobre mis cenizas.

Que solo yo tenía el poder de dejarlos ganar o no.

Y me decidí a luchar por nosotras.

Hace más de 2 años

0

1
#46

Querida tú:

Pasé más veces a tu colegio; solo te encontré en una ocasión y el miedo era visible en tus ojos. Mirabas a lado y lado presa de la paranoia.

Aún así y enamorándome más, me sonreíste.

Tus ojos perdían brillo pero esa sonrisa seguía iluminando mi mundo.

Quisiste disimularlo pero te vi cojeando.

De lejos te veías bien, pero yo, que te tuve cerca ese día; pude notar el kilo de maquillaje que usaste para tapar tus golpes.

Te propuse el plan más loco del universo conocido: te dije «huyamos».

Hace alrededor de 2 años

0

1
#47

Querida tú:

Mi mamá dijo que nos ayudaría a ocultarnos un tiempo fingiendo que yo también había huido. Solo faltaban cinco meses para que fueras mayor de edad y pudiéramos ser libres.

Solo eso: cinco meses.

Esa noche estaba eufórica; sería nuestra primera noche juntas lejos de todo. Solo tú y yo.

Pero la serpiente que rige la vida, en uno de sus giros inesperados, de nuevo nos mordió la cola, envenenando el momento y matando esa ilusión.

Llegué a tu ventana y vi que tenía barrotes.

Me desesperé pero antes de que pudiera acercarme bien a tocar la ventana; la voz de tu madre desde tu habitación gritó que me largara, que si te quería al menos un poco, hiciera caso y me fuera; que yo era hija de Satanás y no podía verte.

Sabía lo que negarme a eso representaba y por tu bien, me fui a casa.

Hace alrededor de 2 años

1

2

#48

Querida tú:

Dos veces se me había partido el alma estando a tu lado, pero no me importaba.

Seguiría luchando hasta que Dios dijera “basta”.

Cada latido de mi corazón te pertenecía; cada uno susurraba tu nombre y lo pronunciaba cada vez que bombeaba sangre.

Eras más que un amor; eras mi vida y mi razón de ser. Mi oxígeno, mi todo, amor mío.

Estabas incomunicada: te quitaron el celular; te pusieron a un señor para que te recogiera del colegio; pusieron rejas alrededor de tu casa; incluso dejaron de llevarte a misa. Iba cada domingo con la esperanza de verte pero estaban todos los de tu familia, menos tú.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#49

Querida tú:

Pasaron dos meses en que no dejé de pensar en ti. En las noches lloraba de saber que no te veía. En clases, la imagen de tu sonrisa me impedía prestar atención.

En mi mente, el mismísimo día en que cumplieras los dieciocho, idearía una manera de sacarte de esa casa. Mamá dijo que nos dejaría quedar en mi casa lo que necesitáramos. Esa era mi esperanza.

Pero no vi que mis perspectivas eran más coloridas porque no tenían complicaciones alrededor. No pensé en el infierno que tú estabas pasando, ni siquiera se me cruzó por la mente que tú tuvieras otros planes ajenos a los míos.

Iba a tu escuela casi todos los días así fuera para verte dos segundos en la distancia. Ese día no fue diferente. Ese viernes vi parte de ti a lo lejos antes de que te subieras al auto con tu “guardaespaldas”.

Iba a irme pero una chica de tu clase se acercó y amablemente me dio una carta.

Me emocioné demasiado pronto.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#50

Carta de Gaby:

.
Hermosa Karla:

Hay batallas que nos hacen creer que ganamos pero al ver la gravedad de la guerra, debemos aceptar la derrota.

Te amo es muy poco para decirte lo que siento; solo son cinco letras que no componen ni una milésima parte de lo que siento. Es totalmente indescriptible mi sentimiento hacia ti.

Amar es algo magnífico y tú me lo enseñaste; cada parte de mi ser te pertenece pues tú lo creaste; tú le diste vida a mi alma.

¿Recuerdas cuando te dije que eras mi primera vez? Lo fuiste. En todo.

En absolutamente todo.

Mi primer beso, mi primera vez, mi primer amor, mi primera ilusión, mi primer suspiro y la primera chispa que incendiaría mi corazón.

Ese arcoiris que vimos esa vez, me recuerda a ti. Yo era una gota de agua, clara y simple, pero con tu rayo de luz hiciste que salieran colores. Dibujaste mis matices en un mundo donde todo era gris y blanco.

Te dije en dos ocasiones que yo estaba bien y eso, en ese preciso momento, era cierto. Estando contigo, cada segundo era bien gastado y estaba perfectamente bien en tu compañía.

Sin embargo, el tenerte lejos y el ver a los límites que han llegado mis padres, me hacen ver que no puedo estar feliz sin ti y ellos no me dejan estar cerca de ti.

Sufro de ansiedad y de depresión; mamá sigue diciendo que es el proceso para que Dios me cure pero lo estoy dudando.

Me tiene con píldoras diarias; el sacerdote viene cada día a rodearme con agua bendita; mamá cree que estoy enferma y eso no cambiará. Papá me dice que si no cambio mis pensamientos pecaminosos, arderé en el infierno y que los golpes que me da son para que sepa que Jesucristo se sacrificio peor por mí y para que aprenda a apreciarlo pues él sufrió mucho más.

Tu sabes que soy muy creyente a Dios y también sé que él no me juzga. Que los verdugos están en tierra cambiando sus palabras a su antojo para condenarme.

Cada día desde que te alejaron de mí, ha sido un infierno, amor. No puedo seguir con la vida que llevo acá. Jamás seré libre y por consiguiente, tú no lo serás tampoco por estar atada a mi.

No quiero que te sientas culpable de nada. No lo eres; tu eres el pilar de mi mundo y no puedo aprovecharlo, por eso hago esto.

Karla, te amé, te amo y te amaré por la eternidad.

No encuentra palabras para poder pedirte perdón por esto pero sé que en tu corazón hay bondad y que lo harás. No sientas que no hiciste suficiente porque hiciste más que eso.

Me diste a conocer la felicidad y ahora deseo que la busques en alguien más. Eres hermosa, inteligente, dulce y perfecta. Sé que encontrarás a quien te haga feliz.

Deseé pasar hasta el último día de mi vida amándote. Y lo estoy cumpliendo.

Te quiero.

Te adoro.

Hoy y siempre, te amo.

Gaby.

Hace alrededor de 2 años

1

2
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

ay no :c esto hay sido tan hermosamente triste


#51

Querida tú:

Grité hasta que la voz no me dio más. Hice pataleta hasta que el cuerpo se me cansó; lloré hasta que las lágrimas borraron mis pensamientos coherentes.

No quiero juzgarte por eso; pero sí puedo decirte lo egoísta que fuiste. Perdóname por decirlo, pero lo fuiste.

Salí corriendo a tu casa luego de leer la carta y al llegar, la nube negra sobre todos me presagió lo peor. Lloré antes de confirmarlo; casi tumbo la puerta golpeando y al abrirme, empujé a tu madre para abrirme paso, volé hasta tu habitación y al verte tendida inerte como un muñeco, me eché sobre ti.

Mis lágrimas mojaron tu ropa, mis gritos ensordecieron a toda la casa; tu papá quiso sacarme pero me aferré a ti como si no hubiera mañana.

Y es que sin ti, no lo habría. Aún no lo hay.

Incluso intentaron sacarme y los agredí.

Eras la luz que veía mi mente primero al despertar; aún antes que la luz del sol.

Les grité. Los culpé de todo. Les reproché hacerte orillado a hacerlo. Tus ojos estaban hinchados, es decir que lloraste antes de tener el valor de hacerlo.

Tus padres estaban ahogados en lágrimas también pero no sentí la más mínima compasión por ellos. Agarraban sus rosarios y le lloraban a una imagen; decían que todo era voluntad de su Dios y los insulté estando abrazada a tu cuerpo.

Hace alrededor de 2 años

1

1
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

esto me parte el corazón, siento el dolor de Karla </3


#52

Amada tú:

Han pasado dos años, amor y aun lloro sobre tu tumba. Aún vengo a contarte mis problemas e incluso imagino que estás acá junto a mí escuchado como cuando estábamos en las clases de guitarra.

No te guardo rencor pues solo tú sabes el infierno que vivías; pero no dejo de extrañarte.

Admiro tu valor.

Dime cómo dejo de echarte de menos; dime cómo dejo de soñar contigo; dime en dónde consigo una copia de tu sonrisa para que me ilumine; ni la más hermosa foto que tengo tuya se acerca al brillo real del café de tus ojos.

Me siguen desvelando, ¿Sabes?

Al menos puedo alardear en un futuro que sé lo que es amar con locura. No muchos pueden decir eso a los veinte años.

Tú me diste todo y el destino nos lo arrebató; pero aún tengo esperanzas.

Sé que tú estabas hecha para mí y que ese hilo que une a las personas te tiene a ti del otro lado del mío. Así que no te acostumbres a estar sola, ya llegaré algún día. Solo... no dejes de esperarme.

Tenía planes para nosotras, Gaby. Aún imagino que son posibles y me despierto en las mañanas pensando en que te veré y luego pasados unos minutos recuerdo que no estás y de nuevo la desolación me invade.

Solo debías esperar unos meses, amor mío.

Unos meses a cambio de una vida; me parecía un acuerdo justo pero el destino no lo quiso así.

Dijiste que querías que yo encontrara a alguien, ¿Pero cómo hacerlo si mi corazón se fue contigo? Solo tengo uno y te pertenece. En el pasado, hoy y en el futuro, mi corazón está en tus manos.

Quizás en unos años me lo prestes para vivir con alguien mientras me encuentro contigo pero será tuyo al fin y al cabo.

No sé cuánto se supone que debo tenerte en luto. Aún no siento que haya mermado el dolor; aún quiero que en la mañana tu voz me despierte y me digas que solo fue una pesadilla y que estamos en París vacacionando juntas como siempre deseamos.

Mi arcoiris se tornó gris; el brillo de mi existencia se apagó con tu partida.

En nuestra maleta de la vida está la felicidad, la alegría, el amor y las razones para seguirla y tú te la llevaste a ese viaje repentino.

Eres todo y ahora que no estás, no me queda nada más que tú recuerdo y tu carta que se está deshaciendo por tantas veces que la he leído. Tu relicario que aún cuelga de mi cuello como la más preciosa joya.

El sonido de tu voz va perdiendo nitidez con el paso de los días.

¿Recuerdas la canción? «Si caes, estaré tras de ti para recoger los pedazos», amor mío, te llevaste todo y no hay alguien además de ti que pueda recoger los míos.

Lo superaré. Lo sé. O... eso espero.

Pero no aún, mi Gaby. Aún te necesito y seguiré viniendo a molestar por un tiempo más.

Donde sea que estés, no me olvides.

Donde sea que estés, cuídame.

Donde sea que estés, espérame.

Mis días se alargaron más en este mundo, pero al igual que tú, te amaré hasta el último día que viva y, en la vida eterna también te amaré con locura.

Solo se ama con locura una vez; solo hay un terremoto de emociones que mueve todo tu mundo, lo demás son réplicas que no se acercan a la intensidad del primer temblor.

Además, cuando sabes lo que es amar profundamente y ser correspondido, ¿Cómo te conformas con un cariño pasajero?

No se puede. Así que solo estás tú. Siempre has sido y siempre serás tú.

Te amo, querida, amada, hermosa Gaby.

Hace alrededor de 2 años

2

2
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

no, no no. Esto es demasiado triste :(

YellowGnomes_66
Rango1 Nivel 0
hace más de 1 año

Me encanto tu historia esta bien redactada y tiene una hermosa historia es increíble incluso llore por que de verdad me tocaste sigue asi ere muy excelente en esto gracias de verdad Bay.


#53

NOTA DE AUTORA:

¡Hola, lector de Sarang!

Para los que no me conocen, soy Thyfh. Tengo muchos años y soy Colombiana. Mucho gusto :3

Esta es la primera historia corta y sencilla que hago, además de ser la primera que termino en esta comunidad de SttoryBox y te agradezco mucho el que le hayas dado la oportunidad. Espero te hayas enamorado de Karla y de Gaby y que no me odies por el final.

Ser miembro de la comunidad LGBT no es sencillo, en muchos (lamentablemente la mayoría) de los casos, las familias actúan muy similar o igual a la de Gaby, quería mostrar una pequeña parte de lo que muchos chicos y chicas deben afrontar a diario.

Todos piensan que lo más complicado es «salir del closet», cuando lo mas difícil es vivir con la etiqueta después de hacerlo.

De nuevo, gracias por el apoyo ♥

En especial a @JheanetE que fue la única que me acompañó desde el comienzo ☺

Si quieres buscarme en Wattpad para leer más obras de mi autoría, aparezco como @Thyfhanhy.

Hasta la próxima.

Hace alrededor de 2 años

2

1
JheanetE
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

si te odio por el final, debian estar juntas :( aunque se veía venir, yo quería creer lo contrario. Me ha encantado realmente la historia. ¡Seguiré leyendote!