SergioPR
Rango12 Nivel 55 (9527 ptos) | Ensayista de éxito
#1

El pequeño Adrián, se levantó de la cama. Era habitual que lo hiciera un par de veces cada noche. Se colocó sus zapatillas de conejo, aquellas que le regalaron para su último cumpleaños, abrió la puerta como Papá y Mamá le enseñaron. Atravesó el amplio pasillo que lo separaba de sus padres, pero se detuvo antes en el aseo. Una vez que terminó, continuó su camino. Con delicadeza, puso su diminuta mano sobre el pomo, lo giró y empujó delicadamente hacia el interior de la habitación.

—¡Papá, Mamá...!

El pequeño Adrián, corrió en dirección la cama de sus padres, viendo lo que le perseguirá el resto de su vida.

Los ojos del pequeño, no pararon de llorar hasta que a la mañana siguiente, le encontraron sentado entre los cuerpos de sus padres.

Hoy en día, diez años después, esa noche la revive en sus sueños.

Nadie sabe lo que pasó, tan sólo su interior lo esconde, y cada vez que se despierta, se toca la mejilla, donde le encontraron la marca de sangre de la mano de su madre.

Hace casi 2 años Compartir:

1

7
Carlos_59
Rango14 Nivel 66
hace casi 2 años

Muy triste @SergioPR Una imagen que nunca se borrara del recuerdo del pequeño Adrián.