GabyE
Rango5 Nivel 24 (673 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Nunca habia pensado sentirse traicionado como aquella tarde.
Mario esperó que sus compañeros se alejaran para salir del lugar en el que estaba escondido, aunque no quería sus ojos se empezaron a enrojecer y a despedir lágrimas de ira, no podía evitar enojarse por lo que acababa de escuchar y furioso arrojó los libros al piso, no podía creer que de una cara tan sutil y hermosa como la de Susan se escondiera algo tan ruin y retorcido motivado por el dinero.

Hace alrededor de 4 años Compartir:

19

52
LuisMiguel
Rango6 Nivel 27
hace alrededor de 4 años

Ohh! esa portada es de miedo! :3 excelente!

RichardKelevraSaez
Rango9 Nivel 40
hace alrededor de 4 años

@GabyE OOOH!
¡¡¡Quiero mas!!!
¡Demasiado suspenso!
...
Espero que mis relatos del concurso no te aburran :)

Pitty_SinrosEtro
Rango12 Nivel 56
hace alrededor de 4 años

Tremenda. Con tan pocas líneas me has cautivado. Espero verte en la siguiente ronda y que puedas continuar tu relato. Suerte

GabyE
Rango5 Nivel 24
hace alrededor de 4 años

Gracias chicos, por sus consejo ;) :3

akisse
Rango9 Nivel 41
hace alrededor de 4 años

Excelente, tienes mi primer voto, espero sumes muchos mas! Te espero en mi MUNDO DE CRISTAL A ver si merezce tu voto.

LillyHaggard
Rango6 Nivel 25
hace alrededor de 4 años

Comienzas bien, es una frase contundente; pero en seguida se cae todo. Siento que es debido a que las comas no las usas correctamente. Si las cambiaras por puntos se vería muchísimo mejor. Me explico, hay que recordar que un enunciado está compuesto por el sujeto, el verbo y la acción. Si tiene estos elementos entonces la frase ya está lista y va un punto. Te recomiendo buscar el verbo y de allí su acción, cuando se ha completado la idea entonces va un punto, de lo contrario es una coma. Y pues ya, jeje espero no resultar una pesada. Yo hago esto muy seguido porque las comas y los puntos son mi talón de Aquiles :D Mucha suerte. Espero que continúes tu historia, me ha gustado mucho :)

GabyE
Rango5 Nivel 24
hace alrededor de 4 años

Hey! gracias por tus consejos ;) son muy bien egrimidos y los tomare en cuenta!

SiluetadeNadie
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 4 años

Muy interesante. Estoy de acuerdo en el comentario superior en cuanto a los signos de puntuación. Creo que puedes sacarle aún más potencial al relato, ¡ánimo! También te animo a pasarte por mi historia y, si tienes interés en que la continúe, apoyar con un voto. http://www.sttorybox.com/stories/7580-araran-vive

GabyE
Rango5 Nivel 24
hace alrededor de 4 años

Buen día, y muchas gracias ;)

Andreatance
Rango5 Nivel 21
hace alrededor de 4 años

Espero leer como continúa!!!

HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

Bien @GabyE! Quiero la continuación! Tienes mi voto! Espero que podamos encontrarnos en la siguiente ronda. Te invito a pasarte por mis relatos y que me cuentes que te parecen. Suerte!

Emily_Titor
Rango8 Nivel 35
hace alrededor de 4 años

Coincido con @LillyHaggard en lo de los signos de puntuación, aunque tampoco es algo exagerado, sí que falta alguna coma por ahí. Lo único que me rechina más es la primera frase, me resulta un tanto extraña. El resto me gusta. Quizá lo de "despedir lágrimas" no es lo más adecuado, creo que podrías haber usado "derramar", porque al usar "despedir" lo primero que imagino es que las lágrimas salen disparadas de sus ojos. Mucha suerte en el concurso!

sinesand01
Rango10 Nivel 49
hace alrededor de 4 años

Me gustó muchísimo, espero poder verte en la segunda ronda y leer lo que le sigue. Te dejo totalmente mi voto. Si quieres pásate por mi perfil y lee el que yo tengo para el concurso a ver si te gusta. Mucha suerte y éxito, un saludo. :*

Kicye
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 4 años

Continúa así, el relato es bueno. Si deseas te invto un poco de patatas con manzana. Pasate por mi perfil. Me gustaría contar con tu comentario y corazón. Si lo merezco, claro.

Jupyter
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 4 años

Me gusta lo profundo que es! Cuenta con mi voto! Espero verte por mi historia "nunca" y votes si te gusto, lo espero;D

Marian_Sanoja
Rango6 Nivel 25
hace alrededor de 4 años

la portada me asusta pero ya estoy atenta a tu historia. suerte.


#2

—“Jugaron conmigo y con mis sentimientos, se burlaron de mi sin ninguna piedad, ahora sabrán de lo que soy capaz. El nerd estúpido que solía ser. YA NO EXISTE. En vida y desde la muerte me vengaré de las personas que me hicieron daño. Pagaran un alto precio; su muerte...”—palabras llenas de dolor y odio eran las que pronunciaba el joven que tan solo un instante atrás quería un poco de afecto.
Esperó varios minutos hasta lograr tranquilizarse para continúa su camino. Llegó tarde a clase y como el lugar que él acostumbraba utilizar ya había sido ocupado caminó paso a paso hacia los pupitres que estaban al final del salón.
Susan al verlo le arrojó una bola de papel en la cual estaban grabadas unas palabras: “nos vemos a la salida”, al terminar de leer se enojó mucho más aunque no lo demostró, quería evitar que se diera cuenta que él ya sabía todo lo que le estaban haciendo y afirmó con la cabeza mientras oprimía fuertemente la hoja de papel que tenía en sus manos, depositando en ella todo su furia. Esperó que la clase terminara sin decir una palabra, no prestó atención a lo que el profesor explicaba, su mente estaba ocupada pensando la manera de vengarse de sus pervertidos compañeros.
La clase terminó y salió apresurado del salón, no quería ni verle la cara a Susana pues no estaba seguro de cómo reaccionar al tenerla tan cerca e imaginar al mismo tiempo lo que fue capaz de hacerle. La joven se dio cuenta que su víctima salió del aula sin decir nada y rápidamente lo siguió ya que si no conseguía darle el tan esperado beso, sus compañeros no le darían el dinero que le habían prometido, salió haciendo señas a sus amigos para que la sigan y estuvieran presente cuando ella lo besara — ¡Mario! —gritó, él se detuvo.
— ¿Si?— preguntó.
— ¿No me vas a saludar hoy?
—Disculpa es que tenía prisa— dijo sin ninguna expresión, se dio cuenta que el resto de sus compañeros estaban mirándolos desde muy cerca como esperando algo, cosa que él sabía perfectamente de que se trataba, tomó del cuello a la chica y sin avisar le dio un beso en la boca, lo hizo con tantas ganas y fogosidad que Susan no podía ni respirar, con la intención de que los demás los vieran ya que al fin y al cabo era eso lo que querían; “ver a la chica linda besarse con el nerd del salón”.
Mario abrió los ojos en medio del interminable beso y se percató que muchos de sus compañeros no esperaban mirar lo que estaba pasando en ese momento, aprovechó la situación para comprimirle la nalga izquierda y esperar ver la reacción de los demás, quienes mucho mostraban en su cara repugnancia y otros carcajadas perpetuas, el resto simplemente quedó boquiabierta por el desconcierto que presenciaban.
Dejó de besarla, pensó que ya había hecho lo suficiente para que le dieran el dinero que tanto quería.
—Nos vemos mañana—comentó botando literalmente humo por los ojos.
—Aja…— afirmó agotada y sin aliento.

Hace alrededor de 4 años

4

17
valu_97
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 4 años

Excelente historia, me gusta tu estilo, espero poder leer la continuacion de la historia, te dejo mi voto. Si deseas pasate a leer la primera y segunda parte de "un amor como el nuestro en mi perfil", espero te guste. Un abrazo.

LuisMiguel
Rango6 Nivel 27
hace alrededor de 4 años

O.O intenso tu relato, necesito ver como termina esto!!!

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace alrededor de 4 años

Excelente relato, la intriga y el interés lo mantienes de una manera admirable, saludos,
si quieres puedes pasar por mi historia LA VELA ENCENDIDA.


#3

Mario, adolorido y totalmente cegado por la furia se recostó en su cama, no dejaba de pensar cuál sería la mejor manera de vengarse de Susan pues iba a ser ella la primera en pagar lo que le habían hecho, mientras su mente maquinaba cosas maliciosas y sin salir de su habitación en menos de lo esperado la noche asomó su cara, se dio cuenta que ya era un poco tarde por lo que bajó a la cocina y de los cajones tomó un filoso cuchillo (era ese objeto con el cual cometería el atroz hecho) todo lo hacía silenciosamente para evitar que su padre lo escuchara. Salió de casa a eso de las nueve de la noche.
El pueblo era muy tranquilo pero los lugareños acostumbraban encerrase en sus casas temprano y más aún en aquella época del año donde el frio arropaba con mucho furor el pintoresco poblado, se aseguró que nadie lo viera caminar por las calles, escondió el cuchillo en unos de sus bolsillos trasero y continuó.
Minutos después llegó a su desino, tomó una pequeña piedra y la arrojó hacia la ventana de la habitación de Susana la cual se encontraba en el segundo piso y una de las lumbre-ras daba hacia la calle, por supuesto no podía tocar el timbre ni llamarla a gritos ya que no quería que los vieran juntos, la chica asomó su cara y confundida al ver a Mario esas horas de la noche en su casa le hizo señas con la mano para que espere mientras ella baja la escalera.
— ¿Qué quieres?— preguntó entre susurros después abrir silenciosamente la puerta.
—Este… ¿me podrías acompañar a dar una vuelta? necesito decirte algo—comentó.
— ¿Ahorita?
—Si, por favor.
—Está bien— respondió— ¿esperas un momento? me voy a cambiar de ropa y bajo enseguida.
—Sí.
Minutos después se volvió abrir la puerta, era Susan no muy arreglada pero igual se veía tan bella y atractiva como siempre, llevaba puesto un camisón largo de manga y de algodón blanco que le rebasaba las rodillas y llegaba hasta los talones, pantuflas y un abrigo ligero para el frio.
Mario al verla soltó una pequeña risa pero si embargo no podía borrar de su mente la ira que tenía en ese momento.
Empezaron a caminar y caminar por todo el pueblo, después de largo rato la chica ya empezaba a inquietarse pues en todo el transcurso ninguno de los dos decía ni una palabra, sin darse cuenta llegaron a un punto donde se podían ver las últimas casas ya muy lejos, era una calle angosta y un poco oscura, solo la iluminaba un viejo poste de luz que estaba allí, los otros dos no funcionaban, sin embargo éste que era el único que alumbraba la solitaria vía estaba muy deteriorado y su foco parpadeaba muy seguido muchas veces dejando el camino totalmente a oscuras.
—Ya estamos un poco lejos ¿no crees?— comentó Susana esperando oír de vuelta una respuesta—. ¿Te pasa algo? ¡Contéstame!—el chico solo seguía caminando y eludía escuchar lo que le decía —ya es muy tarde y tengo que regresar a casa.
Mario le sujetó en antebrazo para detenerla y con voz ron-ca preguntó.
— ¿Cuánto dinero te ofrecieron?
— ¿Qué dinero? ¿De qué hablas?—dudó aterrada aunque empezaba a creer que él ya sabía de la broma que le habían jugado.
— ¿Cuánto crees que cuesta mi felicidad?—preguntó nuevamente mirando hacia el frio pavimento, no quería verla a la cara.
Susana continuó con las inútiles preguntas y su ritmo cardiaco empezaba a subir notablemente.
— ¿Pero qué estás diciendo?
—¡Tú sabes perfectamente de lo que estoy hablando!— gritó oprimiéndole cada vez más fuerte el antebrazo hasta llegar al punto de causarle leves moretones.
— ¿Qué te pasa? ¡Suéltame!
«Oh Dios, que fue lo que hice»
Tan solo fue un pensamiento pero en él se notaba el tardío arrepentimiento que sintió, al notar la cara de ira y dolor de Mario solo podía ser una cosa; arrepentirse pero… ya era muy tarde para hacerlo, el joven sacó de su bolsillo el cuchillo que había guardado poco antes en su casa.
— ¡Ayuda! ¡Ayuda!—gritó pero era inútil, estaban muy apartados del pueblo para que alguien lograra escucharla.
Mario no esperó mucho y rápidamente le incrustó el cu-chillo en el estómago, un poco más abajo del ombligo, con tanta frialdad y perversidad que de su cara se podía apreciar una sonrisa de satisfacción —Maldito—murmuró ella casi inconsciente y con su último aliento, ya empezaba a expulsar sangre por la herida inundando el sutil blanco del camisón con el rojizo líquido, también salían unas que otras gotas por la boca, aún más enojado por lo que escuchó Mario sacó el cuchillo y lo volvió a clavar en el mismo sitio pero esta vez lo movía hacia los lados sin piedad, Susan solo gruñía de dolor no tenía fuerza para mover los brazos y tratar defenderse.
Con la última embestida y muy desangrada la atractiva Susana Miller cayó tendida en el pavimento, la grave incisión que tenía en el abdomen le estropeó notablemente los órganos internos y murió al momento de caer en la fría y solitaria carretera.
Mario al darse cuenta de lo que había hecho, al saber que fue capaz de matar a alguien empezó a reírse descaradamente, por primera vez en su vida se sentía realmente satisfecho por algo. Volteó su mirada muy seguido hacia los lados para per-catarse que nadie lo viera, a continuación tomó el cuerpo de la joven y lo arrastró hacia el barranco que estaba a un costado de la calle en la cual al final había un pequeño lago o estanque de agua, lanzó el cadáver por aquel empinado arroyo y éste cayó muy cerca del agua pero sin embargo el cuerpo se veía desde la calle, tan incrédulo arrojó el cuchillo cerca del lugar donde realizó el crimen.
Después que se deshizo de la evidencia corrió a casa ya era eso de las diez de la noche y quería evitar que alguien lo viera merodeando por allí. Manchas de sangre quedaron marcadas en el pavimento por donde Mario arrastró el cuerpo de la chica, pero él no se percató de ese detalle.

Hace alrededor de 4 años

5

21
HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

@GabyE creía que te había dejado mi voto y mi comentario pero no quedaron! Espero que logres pasar y regalarme la cuarta caja! Suerte!

Padzi13
Rango4 Nivel 15
hace alrededor de 4 años

Ooh! Me has enganchado... Me gusta mucho tu historia!!
Si quieres pásate por la mía y me dices si te ha gustado! Aquí te dejo mi like!

MayFierro
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 4 años

Lo que el dolor, la rabia e impotencia le hacen a los seres humanos, aunque sea algo ficticio.. Te dejo mi voto, mucha suerte, espero saber como termina esto.. Si deseas pásate por mi historia

Robe_Ferrer
Rango7 Nivel 32
hace alrededor de 4 años

Acabo de descubrir tu relato. Es una buena historia, pero queda afeada por los errores ortográficos como tildes (te sobran en algunos sitios y te faltan en otros) y los diálogos (dejas el espacio donde no debes en alguno de ellos), aún así cuenta con mi voto.
Visita mi Biohazard y descubre como escapar de los zombis en Madrid. Déjame tu comentario y, si te gustan, tus votos.


#4

Al día siguiente la madre de Susana como de costumbre de todas las mañana se dirigió a la habitación de su hija a despertarla para que fuera a la universidad, pero al entrar a su dormitorio se dio cuenta que no estaba allí además su cama no estaba armada por lo que pensó que si durmió en casa esa noche. No prestó atención a lo ocurrido, su hija acostumbraba ir a clases a veces muy temprano o muy tarde.
Por otro lado Mario esa mañana actuó como si nada hubiera pasado; se vistió y fue a la universidad como todos los días para que no sospechara de él. En clases se sentó en su silla callado y sin hablar con nadie, pero no pudo evitar escuchar las muy seguidas preguntas que hacían sus compañeros acerca de la inasistencia de Susana ya que casi nunca faltaba a la universidad, él empezaba a incomodarse por lo que estaba pasando, temía que alguien le preguntara por ella, nunca supo mentir y sus notables señales de nervios lo delatarían enseguida.
Las horas pasaban y tanto familiares como amigos se preguntaban confundidos donde podría estar la joven, pero ninguno tenía respuesta, el pueblo era muy pequeño para esconderse en algún lugar sin que alguien lograra verla, pero; ¿Por qué esconderse? ¿De quién esconderse? definitivamente esas preguntas descartaban la posibilidad de que lo haya hecho, pero entonces ¿Dónde estaba Susana Miller? Nadie sabía que responder… después que el sol se escondió detrás de las montañas y el reloj marcara las siete de la noche, los nervios empeoraban cada vez más.
Los padres de la víctima se dirigieron a la comisaria esperando que allí los ayudaran a encontrar con el paradero su hija, desgraciadamente no fue así, les dijeron que tenían que esperar al menos cuarenta y ocho horas para que la desaparición de Susana Miller se considerara un secuestro o en el peor de los casos un asesinato para ellos poder actuar.
Debido a lo desesperados que estaban; familiares y amigos decidieron buscarla por sus propios medios, escrutaban por todos lados, por cada rincón del pueblo pero no lograban encontrar a nadie, después de varias horas sin tener resultado gran parte de las personas que ayudaban con la búsqueda se daban por vencido, ya era muy tarde y solo pocos tenían esperanza de encontrarla con vida.
A eso de las diez y media de la noche unos de los compañeros de estudio de Susana caminaba muy cerca del lugar donde ocurrió el crimen y lentamente con su linterna alumbró hacia el pavimento, se dio cuenta que en el piso habían man-chas de sangre. Intrigado, caminó guiándose por los rastros los cuales le condujeron hacia el peligroso arroyo, no esperó mucho y nuevamente con su linterna alumbró hacía el final, con más detención se percató que abajo en el estanque de agua había ropa de mujer, la misma se encontraba en mal estado, de un fuerte grito llamó al resto de sus compañeros, la madre de Susana corrió apresurada esperando oír alguna buena noticia.
—Me parece ver algo allá abajo—comentó.
Esa mujer que en aquel momento tenía cincuenta años más o menos bajó el resbaladizo y empinado barranco sin detenerse, solo le importaba ver si la ropa era de su hija.
— ¡Oh Dios… mi niña no!—gritó de dolor, sin fuerzas en sus piernas se tiró al piso a llorar desconsolada, el resto de las personas que ayudaban con la búsqueda bajaron al escuchar el fuerte alarido.

Horas después la policía reveló que el hecho no fue un accidente sino un asesinato y aquel horroroso acontecimiento ya era noticia.
Mario se enteró la mañana del día siguiente que habían encontrado el cuerpo de su víctima. Temía que descubrieran que fue él quien la mató, no se imaginaba viviendo tanto tiempo dentro de una cárcel.
Aterrado no salió a ningún lado ese día, solo escuchaba el “boca en boca” de las personas que pasaban frente a su casa, horas después se enteró que habían encontrado un cuchillo con el que se pretendía que se cometió el crimen y que pronto descubrirían quien fue el responsable del mismo.
El padre de Mario venia de la cocina y en sus manos una taza de café bien caliente.
— ¿Te enteraste lo que ocurrió con tu compañera?
El chico asustado y evitando verlo a la cara respondió:
—Si papá hoy no voy a la universidad, de seguro están suspendida las clases.
—Sí claro, pero ¿no deberías ir al velorio de tu amiga?
— ¡No! Aquí estoy bien, tu sabes que a mí no me gustan esas cosas— respondió alterado demostrando cada vez más su ataque de nervio.
—Está bien, tranquilo, estaré en mi habitación.
Las horas pasaban y se desesperaba cada vez más, la culpa y el remordimiento de conciencia estaban haciendo de las suyas. En su dormitorio, lugar en el que se encerró desde muy temprano y del cual no salió sino después que oscureció; exasperado tomó una decisión que según él era la única salida, pues era mejor suicidarse que entrar a una cárcel; tomó una larga soga que tenía debajo de su cama y esperó varias horas a que su padre durmiera.
A eso de las once de la noche salió de casa, no encontraba mejor lugar que la institución que fue testigo de todo lo que le sucedió para comerte el perturbador hecho.
De una barra de hierro que se encontraba en la sala principal de la prestigiosa universidad sujetó la soga y apartándose de la escalera en la que estaba parado se colgó del cuello, quedando con los pies al aire libre y tambaleándose hacia los lados, el dolor era inminente, sentía como si sus ojos de un momento a otro saldría de sí y como si el cuello se separaría de su cabeza, se estaba arrepintiendo de lo que hacía pero ya era muy tarde, en menos de lo esperado todo oscureció para la vista de Mario y murió de infame manera…

Al día siguiente se descubrió quien había sido el autor del homicidio de Susana Miller y rápidamente el porqué de suicidio de Mario, no faltó mucha investigación en el caso.
Solo pocos sabían cuál fue la verdadera razón que causó aquella atrocidad pero ninguno de ellos dijo nada. Los dos hechos marcaron por completo y para siempre el pequeño pueblo de Mérida, nunca volvió a ser el mismo, sobretodo la Universidad Valle de Momboy ya que en ella habitaba un alma en pena con sed de venganza.
La institución fue cerrada por tres meses a petición e investigación de la policía del pueblo

Hace alrededor de 4 años

2

6
HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

@GabyE espectacular! Un gran trabajo narrativo que no está tan alto como merecería. Afortunadamente estás en la final, así que los jurados podrán disfrutar de tu gran relato. Mucha suerte!

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

! Colosal obra de terror ! ...