Sometimescallmecherry
Rango7 Nivel 31 (1641 ptos) | Autor novel
#1
    Partes:
  • #2

La noche en que murió Mariangel ya no la recuerdo. Me cuentan que era fría y tranquila, solitaria; mamá y papá estaban con ella en el hospital, aferrándose a cada gota de vida que poco a poco se iba evaporando con la solución intravenosa que le administraban.

Me contaron que eso daño su cuerpo, que la sangre se derramó sin control de el, y cuando la esperanza aún estaba, mis padres pensaron que ella despertaría y llenaría de nuevo la casa de sonrisas, quizás volvería a mandarme como si fuera su sirviente, y quizá yo seguiría molestandola al espantar las taras que entraban a su cuarto y ella llamaba mariposa tristes.

Molestarla como lo hacían los hermanos mayores.

Pero Mariangel se fue, su débil cuerpo dejo de funcionar y sus ojos perdieron el brillo que solo una niña de 5 años podría tener.

No recuerdo lo que sucedió cuando murió Mariangel, pero a veces sueño con las frías manos de las personas abrazandome y mi mente viaja a la cara de la tía Katra llevándome a comer helado con una sonrisa triste pensando en que seria de mi cuando llegará a casa.

Por eso aún lloro cuando sueño despierto.

Hace más de 2 años Compartir:

0

6
#2

La tía Katra era un ser misterioso, callado y taciturno, por años me preguntaba que la hacia tan diferente, y tiempo después lo descubri, me contó que podía ver cosas que nadie más podía. Me sentí fascinado.

- Mariangel esta allí, Jugando con las flores de aquel árbol, se ve realmente feliz.
- ¿Porque no puedo verla?
-A veces no es tan bueno ver a los que se han ido.

La tía Katra siempre traía un semblante triste, le gustaba la soledad y estaba rodeada escalofríos, nunca lo entendí hasta que yo también pude ver lo que ella veía, era desesperante, me asfixiaba porque ella nunca hacia nada que la delatase.

Paso cuando tenía 12 años.

El mejor amigo de la tía Katra fue asesinado, y ella lo supo un día antes de que eso pasará, estaba asustada y llorosa, no quería ver nadie y paso todo el dia encerraba en su habitación, mama decía que ella aún era una adolescente, que quizás a mi edad también sería así y luego con ojos rojos decía que quizás Mariangel si siguiera viva también lo seria.

Tía Katra no salio hasta la tarde siguiente, cuando una llamada aviso que para robarlo, Angel había recibido un disparo en el pecho que le había quitado la vida.

La acompañe, curioso, al funeral y lo vi, como el mismo joven dentro del ataúd se acercaba a la tía Katra y la miraba a los ojos, colocando su frente en la suya mientras ella lloraba disimuladamente, quise gritar cuando vi como el espíritu caminaba en la sala hasta llegar frente a una joven a la que todos llamaba Emily, la besaba y desaparecía en una bruma invisible.

La tía Katra veía espíritus. Y yo seguía su camino.

Hace alrededor de 2 años

0

0