Ecm
Rango7 Nivel 31 (1610 ptos) | Autor novel
#1

Hoy en día vivo como una angustiada espectadora que ve la mayor tragicomedia de su vida, sin poder hacer absolutamente nada.
Es un constante ir y venir de acontecimientos tan insólitos, que radican en lo absurdo.
Como espectadora, he aprendido a observar cada detalle de la historia que frente a mi se va desarrollando, sin perderme de nada. Y como venezolana, he aprendido a reirme de las desgracias que me aquejan (para bien o para mal) porque como dicen por ahí, bailando las penas se llevan mejor.
Cuando el dinero no alcanza para nada, no consigues la comida, te censuran, vives escondiéndote el teléfono donde no pega el sol, no hay medicamentos, las universidades están paradas, etc, etc, etc... Lo que queda es tratar de conseguir un respirito, esos cinco minutos riendote de ti mismo.¿Saben a que me refiero?.
En este espacio les narrare, como espectadora en primera fila, lo difícil que es ver desmoronarse todo lo que conoces y lo ridiculizada que puede estar ésta situación para algunos.
Continua...

Hace alrededor de 2 años Compartir:

1

11

#2

Hoy voy caminando después de una tarde en el cine (bien caro por cierto) y mi amigo, mi primo y yo vemos salir de la estación del metro a un grupo de niños con aspecto desaliñado, todos tenían los ojos rojos y traían a uno de ellos casi cargado. Este niño no podía respirar y los demás obviamente al ser tan pequeños no sabían que hacer. Tendrían entre 10 y 15 años, era cinco niños y una niña. Nosotros nos quedamos parados en la puerta observando la escena, con cierta distancia ( quizás por el temor con el que todo venezolano vive siempre) vimos al niño caer al piso y a los demás llorar.
En ese momento una mujer, que decía ser paramédico cruzo la calle corriendo y acto seguido nosotros también. Los niños pedían ayuda, mientras su compañero se desvanecía en el piso. Nos dijeron que estaban en Chacaito ( parte de Caracas) y que estaban jugando haciendo mucho ruido, un motorizado los siguió y les lanzo gas pimienta, y luego los apunto con un arma. Ellos escaparon al metro y llegaron a la Candelaria, el lugar donde estábamos en ese momento.
Les dije que los lleváramos al hospital de niños, que yo pagaba el taxi. Pero ningún taxi se paraba ( quizás por él mismo miedo con él que todos lo venezolanos vivimos nuevamente), intentamos explicarle a los conductores que era un emergencia y NADIE paraba su auto para ayudarnos. Así que nos lo llevamos caminando, entre la paramedico y mi amigo cargaron al chico, yo iba unos pasos atrás con otro de los niños que iba muy agitado y asustado por el ardor. Nos fuimos a "La Cruz Rojo" ya que quedaba más cerca.
Por suerte ( y que quede claro esto por pura suerte) nos encontramos a uno de los doctores y a otros dos trabajadores del lugar a punto de irse, ellos se bajaron del carro y asistieron a los muchachos, nosotros nos quedamos a ayudar en lo que podíamos. Ya eran al rededor de las 8:00 de la noches y la cruz roja estaba cerrada.
Uno de los trabajadores estaba llamando para que abrieran las puertas del lugar, porque había una emergencia. (Ja! Como que si la palabra emergencia en este país significara algo). Pasamos 30 minutos con un niño en el piso necesitando ser estabilizado y NADIE ABRÍA LA MALDITA PUERTA.
Llamo nuevamente uno de los trabajadores y se presento con un nombre, dijo que debían abrir la puerta o la destrozaba y luego tranco. Fue necesario esto para que por fin dejaran entrar a los niños.
Ya todos dentro, nosotros nos fuimos.
Ahora ya les conté el tipo de cosas que pueden pasar un día cualquiera saliendo del cine, pero analicemos...
Si no los hubiésemos ayudado nosotros ¿Quien lo habría hecho?, digo al rededor de la escena había muchísima gente y NADIE hizo nada, habían probablemente padres de familia, madres, tíos, etc. Y absolutamente ninguno se acerco para ayudar, ninguno tuvo el mínimo gesto de empatia.
Saben, el venezolano vive con miedo y por eso huyen de cualquier situación que diga "peligro", pero me preguntó yo ahora ¿Dónde coño quedo la humanidad?, por más miedo que puedan tener habían niños que necesitaban ayuda y a nadie le tembló el pulso para pasar de largo e ignorar la situación.
"Por eso es que estamos así", cuantos no hemos dicho esta frase y somos indiferentes ante este tipo de situaciones.
Ahora sigamos analizando, ¿ Qué hacen unos niños a esa hora en la calle? Pues ellos dicen que trabajando, y puede que sea cierto, como puede que no.
Lo cierto es que solo me lleva a pensar en algo, en mi país existe un gobierno que ama tanto los pobres que los multiplica, que ama tanto la miseria que la desencadena día tras día. Son niños que no deberían estar en la calle buscando comida para su casa, pero que por ésta situación no tienen otra opción. ¿ Eso es progreso?.
Pero ya vaaa, tenemos que seguir analizando. ¿Donde están los papas de esos niños?...
Eso lo dejare para que ustedes lo piensen.
Señores, los niños deben ser niños.
Para completar, durante el trayecto de la estación de metro a la Cruz Roja vimos en cada montonsito de basura a personas comiendo de ella ( y no exagero) vimos más de 30 personas a lo largo del camino buscando que comer entre los depedicios.
Me sentía indignada, molesta, triste y sobre todo impotente ante tal cachetada de realidad.
¿ Cómo es que esto se ha vuelto normal?.
¿Cómo es que todo esta tan absolutamente jodido y seguimos nuestras rutinas normales?.
¿Cómo nos dejamos robar la calidad de vida?.
Pero más importante
¿ Cómo se nos perdió la humanidad? ...

Hace alrededor de 2 años

3

4
mpshh
Rango10 Nivel 47
hace alrededor de 2 años

Cuánta rabia siento...
Me conoces bien, sabes todo lo que podría decir ahora...

Ecm
Rango7 Nivel 31
hace alrededor de 2 años

@mpshh Se que tu más tu nadie entiendes la impotencia que se siente. Y se que hubieses hecho exactamente lo mismo que yo, porque eres de las pocas personas que aún se preocupa verdaderamente por los demás.


#3

La viveza criolla...
El que es venezolano sabe muy bien de que le hablo. Es esa picardía que tenemos para ser mas vivo que él otro.
¡QUE PELIGRO!
Creemos que es una gracia y todo...
Porque me copie en la prueba, por que no hice la cola y pase, porque me baje de la camionetica y no pague, porque se le cayo el billete y yo lo agarre, porque era uno para cada uno y yo agarre dos, etc...
Eso es parte de lo que dice el que goza de la viveza y con que orgullo hablamos de esto.
¿Qué triste no?.
¿Cómo es que estamos tan orgullosos que ser más vivo que el otro, si estamos perjudicando a alguien más?.
¿Cómo es que se nos olvidan los principios y los valores tan rápido vale?
Es que somos tan ciegos, que nos vemos el daño que nos hace pensar así, pensar en nuestra ganancia sin deparar en las consecuencias.
Vivimos en una burbuja que nos hace olvidar al pana que esta al lado, que padece como nosotros y que necesita igual que nosotros.
La viveza criolla es uno de los tantos males de la sociedad venezolana, y lo peor es que estamos orgullosos de ella.
¡Hay que abrir los ojos! no sean vivos, sean justos.

Hace alrededor de 2 años

0

1