PhoebeCaulfield
Rango11 Nivel 51 (7191 ptos) | Artista reconocido
#1

Hay veces en las que la vida te pone duras pruebas y la solución oscila entre el pragmatismo y el idealismo, como si de un duelo a muerte entre Don Quijote y Sancho Panza se tratase.

Los "realistas" tacharían a Don Quijote de loco por enfrentarse a gigantes inexistentes y los "soñadores" intentarían derrotar a los gigantes y salir victoriosos.
Desde el punto de vista adaptativo es más "útil" ser pragmático, los sueños no dan de comer y vivir en ellos te puede meter en más líos que solucionar los ya existentes, incluso Cervantes al final de su obra, hizo que Don Quijote se rindiera a la realidad poco antes de morir por culpa de sus sueños de caballero andante.

Matar a Don Quijote, esa parece ser la opción más lógica, el hombre siempre ha luchado por ser un animal racional, dejar las emociones a un lado para poder sobrevivir.

¿Sobrevivir? Disculpadme pero yo prefiero vivir, sentir, aunque sea el dolor de perder la batalla. Para mí, el equilibrio está en ser un Sancho Panza gobernador de la ínsula Barataria, un Don quijote molido a palos por los duques de Trifaldi.

Hace alrededor de 2 años Compartir:

5

4
SandyTorres
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

Don Quijote soñaba con ser caballero, como casi todos los hombres de la época. Su problema era que no tenia donde caerse muerto. Corrió la aventura al estilo pobre, su meta era ser todo un caballero, pero era tan pobre y loco que dejó ir su sueño. Se rindió, no le quedaba otra. Don Quijote fue un soñador.

SandyTorres
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

Los hombres de nuestro tempo somos más del estilo Sancho: Panza.

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace casi 2 años

Buena reflexión!
No conozco mejor discurso acerca de la libertad y defensa del ser humano que el pronunciado por don Quijote.