AntoMayer
Rango5 Nivel 22 (528 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Escuché una risa estruendosa, muy poco delicada. Parecía estar disfrutando demasiado algo. El recuerdo de que siempre era así vino a mi mente; ella era una completa loca. Disfrutaba haciendo reír a sus familiares, la hacía sentir completa, importante. Se dedicaba a hacer imitaciones, cantar, bailar y saltar como una verdadera loca.
Donde se veía una cabellera desordenada que abrazaba con placer el viento, estaba ella; aquella que se obsesionaba con las cosas más mínimas y que le gustaba mantener la cama revuelta.
Entrar a su habitación era como dirigirse a una batalla campal, la música a todo volumen, cuadernos abiertos y escritos con millones de palabras y uno que otro libro sobre el velador.
Aquella chica lloraba por las cosas más pequeñas que le sucedieran: lloraba de rabia, dolor, tristeza, miedo, todo la hacía llorar... y en silencio sufría por que todos la llamaban débil.

Esa chica de cuerpo imperfecto, ojos intensos y recta nariz, se desvelaba soñando cada noche con un mundo diferente, un mundo para ella.

Hace alrededor de 2 años Compartir:

0

4