Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64 (18954 ptos) | Premio de la crítica

¿De dónde proviene el mar que te moja los ojos, niña mía?
¿De quién es la desdicha de hacerte llorar?
¿A quién le has dado el poder de tomarte como suya
para que te venga, de tristeza, a contagiar?

...

Déjame secarte los ojos.
Tranquila, no te va a doler.
En mis manos guardo la suavidad de las nubes
y en mis dedos la caricia del Sol al nacer.

...

Hace más de 2 años Compartir:

11

49
Chileno70
Rango11 Nivel 51
hace más de 2 años

Canto al amor verdadero y romántico👏👏👏👈🐦🐦🐦🐦🐦

Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

¡A escribir, escribir y escribir! Jajaja, muchas gracias... Buenas noches =)

GoldBirds_19
Rango13 Nivel 62
hace más de 2 años

Un pañuelo de suave ternura para acariciar el rostro harto de llorar. Siempre genial

Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Agradezco sus comentarios, son combustible para mi inspiración.

Purpura
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

Hey pero qué hermoso :)

By_Dain
Rango2 Nivel 5
hace más de 2 años

Es la primera vez que leo algo así, me gustó mucho <3

Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 2 años

Agradezco tu comentario y tu atención, son motivadores para seguir escribiendo. 😃🙏

Nubis
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

Muy hermoso.


#2

Para caricias,
las tuyas,
las mías,
envueltas en suspiros,
escondidas en una vitrina.

Para besos,
los tuyos,
los míos,
trazados en el viento
ataviados de luna y estrellas.

Para encuentros de amor,
los de nuestras almas
que gozan en plenitud
del ardor que las roza
cuando nos miramos
Tú y Yo.

Para la luz,
tu voz,
la mía,
gozando de la alegría
de sabernos unidos
aun en la lejanía.

GoldBirds_19
Rango13 Nivel 62
hace más de 2 años

Te leo y no toco el suelo, me elevas...


#3

Tan bonita,
tan de Ti.

La tristeza
se vuelve
un colibrí.

Danza en tus pétalos
de labios de rubí.

Besa las mieles
con total frenesí.

Llora, no importa,
yo estaré ahí.

Secando tu llanto,
bebiendo tu savia
haciendo de tu pena
un mar de gozo
azul turquí.

Nubis
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

Bastante sensible.


#4

Volveré a la oscuridad

a la nada

al vacío

al instante mismo
de la idea

del concepto

de la concepción

de la unión entre
energía y materia

a la dicha
de no ser
siendo
todo y nada.


#5

Voy a limar mis asperezas lejos de ti.

Ausente del tumulto visual
que se cierne sobre las palabras
que se escudan en la libertad
como si fuese una realidad.

¡Vergüenza me ha de dar
al ser participe de mi propia desventura!

¡Yo me he atado la soga a la luna!
¡Yo mismo he firmado mi condena a muerte!
¡Tonto, ciego e imprudente!
No me queda más que morir
con el veneno que yo mismo produje en ti.

...

Me cuesta creer que sea parecido a ti,
me cuesta verme en esos esbozos oscuros
que me pintas al mirarme.

Me cuesta tratar de entender
lo que debo comprender de ti
y de tus absurdas maneras.

Me cuesta siquiera mirar
la esencia de lo que,
alguna vez, dije que Yo era.

Me cuesta volver tras mis pasos,
mirar a la cumbre de la que he caído
por asirme a tu falda como un capricho.

Si, también he sido capricho
para ti y tu complejidad.
No logro darle sentido a tanta calamidad.
Me estoy deshaciendo, pues quiero volver.
Sin embargo, sé que si vuelvo, volveré a caer.

...

¿Cómo se salva aquél que yace cayendo
al abismo oscuro de la necedad y el desespero?

¿De qué puede atarse si
lo que lo ata también está cayendo?

Es una caída libre colmada de esclavitud.

Es una ironía realmente,
pues quien juro que jamás caería,
ahora ya no sabe ni como pisar el suelo que lo sostiene.

...

No se le puede exigir al ciego que mire,
al inválido que camine,
al sordo que escuche
ni al mudo que hable
si no son capaces de creer en sí mismos.

...

Había entregado el alma,
no sabía que, al hacerlo, perdería la vida.

Caminó bajo crepúsculos carmesí.
Ignoraba que su sangre bañaba sus párpados.
Vivió de noche, bajo la única luz de plata
que no podía hacerle más daño que el de iluminarle la pálida faz que le mataba.
Vertió la última gota de su vida ya perdida
en un cristalino arroyo que oscureció al beberla.
Ya no había más sangre que llorar.
Su tibio y tímido corazón susurró el último aliento de vida
sumiendo en un abismo de gélidas sensaciones toda su valía.

Y degustar la muerte fue su último deseo.
Ella le colmó de besos, de caricias el rostro y sonriendo le murmuró…

“Vivirás.”

“¡Ironía!”

Gritó la vida.

“¡Necesitar de la muerte para que tu alma viva!”

Había formado un círculo en donde no podía entrar nada más que la luz.
Se cegaron sus ojos y su piel se escamó.

No estaba listo.

...

Cuando la llama se extingue,
no hay fuego ni yerba seca
que pueda volverla a encender.
Ha dado todo lo que había venido a dar.

...

La ausencia que más duele y mata es la propia.

...

Siempre existirá la opción: Borrar.

...

No me duele irme, sino no poderme quedar.

...

¿A quién le valen las caricias?
¿A quién le importan los instantes?
Si todo lo que entregas, lo tiran.
Si todo lo que eres, no les late.

¿A quién le interesan los versos
y los besos de un ente que
siente más que la vida?

¿A quién le mata la agonía
de ser desechado como
si lo que es no valiera
un centavo?

¡No volteen, no miren, no lean, no sientan!

¡Vayan con su orgullo a lanzarse a su fosa!

¡Vayan, no me lleven, no me tomen como camino,
bastante tengo yo con sentir de más lo que me ha afligido!

...

Todos esperan algo de ti, sin excepción alguna.
Y cuando no eres capaz de darles lo que piden,
te hieren un poco con su inconformidad.

...

Dar ha de ser un acto voluntario no obligatorio.

...

No puedo dar más de lo que siento se me acabó.

...

La espada ha caído.
El guerrero se ha dado por vencido.
No peleará más.

Se ha sentido ahogado, sojuzgado, señalado.
Se ha visto hundido y resquebrajado.
¿Qué quieren de él? ¡No puede más!

Tiene un dolor comprimiéndole el pecho.
Ya no es el mismo que fue.
Siente que está muriendo
y tiene que dejarse morir.

También el guerrero se cansa de luchar.
También sale herido en las batallas.
No es inmune a las estocadas
ni al filo de las espadas.
No es inmune al dolor.
No es inmune a nada.

...

Y, sin embargo, estoy tranquilo.

...

El que se sabe amado
jamás buscará prueba alguna de amor.

Quien brilla con la luz de Su Corazón
jamás apagará Su Llama.

...

Me vi las heridas y…
sonreí.

Fui capaz de mirar
desde el azul del cielo
la llaga que me absorbía
y no tuve miedo.

La misma sangre que fluía
me decía que debía pararla Yo mismo.

Las heridas no dejan de ser
una creación de las propias inseguridades.

Entendí y callé.

...

Búscame, no me pierdas.
Búscame, que me encontrarás.

También me he presenciado distante,
distinto, callado, observante…
Pero, no he dejado de ser
Aquello que despertó
en tu Corazón.
Búscame en la tristeza,
estaré detrás del mar de tus ojos
y sobre la arena de tu suspirar.

...

La tristeza del alma
no se puede esconder
detrás del maquillaje
o de una fina corbata.

Esa aflora,
late,
destila,
se siente
y presiente
en la mirada.

...

Es de tu alma, mi ardiente lucero
que mis labios beben como si fuesen el cielo
de tus ojos tristes, de tus labios quietos.

Es de tu corazón, mi latido perpetuo
que mis manos buscan la caricia del aire
que mis pulmones respiran.

Es de tu vientre, mi doncella durmiente,
que mi hombría se extiende
hasta tocar el fondo de tu ser que me siente.

Es de tus manos, mi luz templada,
que la noche se viste de gracia
y la mañana la sigue con el sol a la distancia.

...

Ámate sin medida que Yo te seguiré la métrica y el son.

...

El mundo no deja de parir realidades,
cada una con un sentido propio y único,
como las mentes que las crían.

...

Cuando sea momento de volver,
las puertas del Paraíso se abrirán
ante Tus ojos de alabastro
al tanto que las trompetas de las huestes angelicales
clamaran por Tu regreso.

El cielo se abrirá ante Tus brazos
y te colmará de besos
con nubes ataviadas de fino marfil.

Piano celestial que se colará en Tu alma
hasta que te fundas con cada nota evocada por Él.

...

Soy Yo dándole de beber al mundo… Mi mundo.

...

Hacía mucho, mucho tiempo, que no me sentía así,
con el azul de mi cielo inundándome las ganas
con el rosa de tus labios besándome las manos
con el dorado de tu presencia en mis ojos vagos.

Si, sintiéndote es como me visto de Ti.
No puedo más que aceptarte en mi mente,
en mi boca, en el conjunto de partes del que estoy conformado.
No puedo negarme a tu roce, a tu tacto
A la voz armoniosa que nace de tus labios
ni a la mirada lupina que me lanzas al despertar.

Así, sutilmente sonrojado, te amo.
Te amo tanto que ni el sol me quema,
ni la luna llora cuando te tengo aquí.

Purpura
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

Cuánta hermosura y despliegue de emociones, es como una montaña rusa, logré sentir casi toda la paleta de sentimientos que amenzan con estallar tus letras, maravilloso de verdad, hace tanto que no leía algo así. Me agrada, se nota que escribes con y desde el corazón, saludos @EsuEmmanuel

Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Muchas gracias por pasar a sentir (leer) 😃

Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 2 años

Tengo predilección por la sublimación del dolor y la emancipación de éste con la caricia del amor. Gracias por tu visita a mi humilde espacio @Prometeo . 🙏


#6

Me han dado unas ganas locas de escribirte, de pintarte destellos prístinos en tus ojos… De delinear las comisuras de tus labios con las yemas de mis ansiosos dedos… De contemplarte, pasmado, inocuo, vacuo pero enamorado de tu faz, de tu presencia, de tu perfume a gardenias… Así… Envuelto en tu nube de algodón, sonreír por amarte con este corazón que no sabe de penumbras, que se entrega sin mesura, que se empapa de la hechura roja de la sangre que lo alimenta… Liquido vital que Tú, mi niña dulce, viertes en Mí.

...

De estar lejos, prefiero estar cerca… A tu lado… Recargado en tu hombro, suspirando tu aliento… Desgajando en mi mente, el deseo de no soltarte… De amarte eternamente… De sumergirme en tu cuerpo para atraparte el alma en un beso… Así, tan efímero, pero tan eterno.

...

#7

Compartir el techo,
los muebles,
la cama…,
con el cuerpo ausente
en una mirada,
con las manos frías
en el pecho entregadas,
con los pies
apuntando a la nada.

...

De la mujer… El espasmo.
Del hombre… La chispa.
De ambos… Dios.

...

Y ser de la luz…
el espejo
el destello
la chispa
el fuego
el calor.

...

Dale un sentido a tus pies: ¡Camina!

...

Amor sólo hay uno, y ése es el que nace de Ti para ti.

...

El mejor y más confiable admirador y crítico de tus letras eres y serás tú mismo.

...

Siempre he pensado que el viento es el único elemento que me logra escuchar… El agua sólo me comprende.

...

No esperes de nadie lo que no eres capaz de darte a ti mismo.

...

Sólo soy un eco, un eco vagabundo, esperando por un final.

...

“Aprende a valorar lo que tienes en las manos…”, decía, mientras de mis manos resbalaba el cuenco de cristal donde había vertido la sangre de Sus manos. Cayó al piso y, con él, la sangre echa hielo.

...

Ojalá que por donde vayas,
el viento sea dulce y la luz del sol tibie tus pasos.

Ojalá que a donde mires,
las flores se abran y las mariposas aniden.

Ojalá que tus brazos
arropen a un ser humano triste.

Ojalá que tus labios
hablen ternura, comprensión y dicha.

Ojalá te aferres
a la locura de vivir la vida y no sufrirla.

Ojalá… Ojalá… Ojalá.

...

Amar… ¿Y de qué sirve amar?

Me he hecho esa pregunta muchas, demasiadas, tantas veces ya, que, honestamente, he perdido la cuenta. Y aún no encuentro respuesta y, quizás, no la halle jamás.
Lo único que tengo por hipótesis es que, nunca es suficiente amar.

...

Hace más de 2 años

1

7
GoldBirds_19
Rango13 Nivel 62
hace más de 2 años

"Siempre he pensado que el viento es el único elemento que me logra escuchar… El agua sólo me comprende" -sobran las palabras; las trasciende-


#8

En algún momento de mi vida, yo también creí ser melancolía… No era más que la ingenuidad de querer hacer feliz a quien sufría.

Llegué a pensar que dependía de mí, su sonrisa y su alegría… No entendía que no estaba en mis manos crear en su mente el gozo que no era capaz de encontrar en su vida.

De pronto, un día me desperté con el canto de un ave en mi ventana. Al abrir los ojos y escucharla, llegó a mi mente una imagen que me abrazó el alma. Ese canto me ataviaba con una cálida sonrisa la faz, mientras a mi pecho lo colmaba de gratitud. Ahí, en ese instante de mágica verdad, entendí lo que no había podido concebir.

“No era buscar hacer feliz a los demás, ni siquiera intentarlo lo que valía la pena. Era el hecho simple de ser tú mismo a cada hora, a cada minuto, a cada segundo sin esperar nada del mundo, sólo de ti mismo pues, para el que se sabe libre y pleno, la felicidad y la dicha de ser lo arropan.”

Eso era lo que hacía el ave al cantar fuera de mi ventana… Ser un ave que hace lo que su naturaleza le dicta: cantar.

¿Dónde estaba mi dicha? ¿Qué hacía de mí mismo?

Debía hacer lo que he venido a ser… Un ser humano.

¿Y qué es ser un ser humano?

Eso, mi querido lector, se lo dejo a su juicio.

Hace más de 2 años

0

5
#9

Sencillo es observar lo que hacen las otras personas y, en base a eso, formarse un juicio. Lo realmente difícil e importante es observarse a uno mismo y aprender de lo que no se ha sabido mejorar.

...

Creo que sólo encontraré silencio en mi música… En mi piano… En mis cuatro paredes.

...

Matar al amor
y hacer con sus restos
una cama de nubes
donde los más dulces sueños
se vivan sin abrir los ojos.
Morir con Él.

...

Lo que pasó, pasó.
Ya no tiene remedio.

...

Hoy no soy…
no soy yo…
no sé quién soy…
y no me interesa
en lo absoluto
ser algo o alguien.

Todo es una etiqueta.
Todo es una imagen.
Todo es un nombre.
Todo es un símbolo.
Todo es un afiche.
Todo es una palabra.
Todo es un pensamiento.
Todo es un sentimiento.
Todo es la Nada.

...

Advertencia para el escritor:

Cerciórese de que la capacidad receptora y analítica de sus lectores sea lo suficientemente amplia y flexible para comprender lo escrito.

...

Espacios sagrados que deben ser respetados. Espacios exclusivos para el pensamiento que no busca nada más que ser pensamiento. Espacios sin rostro, sin nombre, sin forma, con la única intención de ser caricia para ese silencio que desea dormir.
Así es este espacio para mí.

...

Estoy cansado de todo, hasta de mí.
Estoy aburrido del mundo,
de la vida,
de la belleza,
de la alegría
hasta de la más profunda tristeza.

Estoy harto de sentir,
de sumergirme en abismos
que lo único que me hacen es querer morir.

Anhelo romperme el alma,
castrarme el corazón,
tirarme a un barranco…
No salir de ahí.
Morir ahí…
Quedarme ahí.

Y no haré preguntas
por demás tontas e insignificantes,
estoy hasta la coronilla
de cuestionarme por imposibles.

No hay respuestas para tales dudas,
y si las hubiera, no servirían de nada.
Sólo quiero borrarme.

...

¿Que voy a hacer conmigo?
¿Qué voy a hacer sin mí?

...

Si no se ha sabido perdonar una ofensa, tal vez el que esté mal sea el que no perdona no aquél que la cometió.

...

No detendré mis bríos literarios en eventos que ya quedaron en el pasado… ¿Qué clase de escritor sería si fuera mono-temático?

...

Ya no es cerrar los ojos sino lacerar las cuencas para no ver.

...

Eventos que parecen marchitar a la flor pero que, interiormente, la están fortaleciendo para hacerla crecer más bella y esplendorosa.

...

Guardaré tu “te amo” en el fondo más tibio y suave de mi corazón.

...

Amarla como se aman los sueños,
las nostalgias,
los quebrantos,
los anhelos,
los imposibles.

...

Y me abandoné a tus labios,
a tu boca,
a las caricias húmedas
que con ellos me dabas…

Y perdí la razón.

No supe despertar del sueño
que me dibujaste
con esa ternura
que te desbordaba del corazón
en un beso de amor.

...

A veces, sin querer, me pierdo en la dureza de la roca.
Me cubro los ojos con la tela más gruesa y oculto a mis manos de poder sentir.
A veces, caigo rendido ante la frialdad de la negación y me sumerjo en la ilusión de estar tranquilo. Pero, no lo estoy. Es sólo la fachada que construyo para proteger al corazón; esa es la razón.

...

De ese amor que impregna el ambiente de aroma a fresas y de locura al corazón… Así es como Te Amo Yo.

...

Y se va, dejando una estela de rosas bailando al viento, con la luz de la luna envuelta en un beso que nace de sus labios al decir… “Hasta luego”.

...

No se puede evitar extrañar a quien te sanó el corazón.

...

Estoy a favor de tu propia sanación y el encuentro con tu paz.

...

Cubriré el cielo de estrellas diamantinas,
y a la luna la pintaré de sol.
Tapizaré los jardines de girasoles
y al agua perfumaré de la esencia del amor.
Todo esto, Mi Amada, para que nunca olvides
que aquí en el Paraíso hay un hombre
que no deja de pensar en Ti.
… Te amo …

...

Estás presente, aun ausente.
Estas conmigo, aun sin ti.
Estás aquí, aun lejos.
Estás en Mí.

...

Esta noche, al cerrar tus ojos, recuerda que en viento va un beso mío acompañado de un te quiero sincero… Mientras, en la luz de la luna, un te amo silente te acaricia las mejillas al darte un beso para tu bien dormir.
Recuerda que en mis brazos te sostengo y en mi pecho duermes.
Recuerda que en mis labios descansa tu nombre.
Recuerda que estoy en Ti.

...

Las metáforas sobran cuando el alma grita a favor de la justicia y la sabia decisión de no juzgar al desconocido.

...

Y llegar a ese punto en donde, realmente, nada importa.

...

Evita caer en el error de creer en lo que te dicen o te cuentan aquellos que poco conoces.

...

Siento que, por cada ser que se ha envuelto en un manto de discordia, algo dentro de mí… duele.
Soy un lunático… un ser que desea la concordia, la amistad, la paz entre todos los seres vivos de este planeta.
¿Qué tiene de malo soñar con eso?
¿A quién hago mal con desear estar en paz con todos los que se cruzan por mi camino?
Tal vez, deba entender que, este mundo fue hecho para vivir en guerra.

...

A nadie aconsejo. Mis palabras son recordatorios para mí mismo.

...

Prensado a sus entrañas, a esa carne que sucumbía al deseo que le trituraba el corazón… Sollozaba… Se embebía su propio llanto… Agonizaba… Se hundía los dedos en el pecho… Se sentía.
El corazón ya no le funcionaba… Se extinguía la luz que le daba la vida… Ya no brillaba… Ya no fulguraba esa dicha que tanto le secó los ojos.

...

Estoy pisando el suelo… Estoy plantado en la tierra… Estoy enraizándome con Ella… Madre Tierra.
De pronto, no me siento tan ligero, ni tan abierto a soñar… Pareciera que las nubes están muy lejos de mí, tanto que ni ellas mismas me quieren alcanzar. Se alejan… Confusas… Voltean a mirarme sólo para despedirse. Mientras tanto, yo sigo hundiéndome cada vez más en el fango que me traga… Me mastica… Me carcome… Me engulle… Y no hago nada por evitarlo.
¿Para qué? ¿Qué caso tiene emerger a la luz? ¿A dónde puedo ir al salir del lodo? ¿Al cielo? ¿A las nubes? ¿Qué caso tiene?
Volar ha dejado de ser mi motivo. Ahora, sólo espero ser abono para la Tierra… Ella sabrá aprovechar lo que le doy sin reservas.

...

¿Qué tiene la muerte que me cautiva? ¿Qué tiene que viene a mirarme y a besarme las mejillas?
Nací para adorarla, quizás… O, tal vez, para compartirla.
Me ha ardido en las manos su compañía… Es casi como la de Soledad… Esa niña no se asusta, sabe que la muerte también es su amiga.

...

“Puedes soltarme cuando quieras, no soy yo quién está aferrándose a ti.”
- Tiene tanta razón al decirlo, tanta… Pues soy yo quien le tiene afianzado a mi mano, a mi mente, a mi alma. Podría soltarlo, pero… ¿Cómo soltar lo que te habla a cada rato? ¿Se puede apagar la voz de la mente? ¿Cuál de todas? ¡Son tantas!

...

No se asusten ante la presencia de un moribundo de melancolía… Su enfermedad no es contagiosa.

...

Llévame al ocaso de tu mano, miremos juntos el nacer de las estrellas, refresquémonos con el aliento del mundo mientras jugamos con las hojas secas.

...

Desdibujar las razones, ponerle énfasis a las emociones… Esconder la templanza en el cristal de los sinsabores… ¿Qué más se debe escribir si parece que ya se ha dicho todo?

...

Mostrarte desnudo ante los ojos de un desconocido puede ser más dañino que benéfico y, sin embargo, te sigues desnudando porque no puedes evitar tomar la pluma y escribir lo que te está latiendo en las vísceras.

...

La comprensión de los eventos toma tiempo, pero cuando llega, el pecho no tarda en sentirse glorioso y agradecido.
A ti, que pasaste por mi camino, que te cruzaste con mis palabras, que tuviste la oportunidad de darme un poquito de tu experiencia en este mundo.
Te agradezco por todo lo que me has hecho aprender, has logrado que entienda un poco más el amor que Yo Soy y que, por nada del mundo, debo cambiar.
No se tropieza porque no se ve la piedra, sino porque al ver la piedra se elige tropezar y caer. He aquí el secreto para aprender.

...

Una vez más ha sido Ella la que ha calmado mi pena y me ha envuelto en un manto inmaculado de confianza y nobleza. En pequeños sorbos me dio de beber de su agua, me acaricio la frente con el viento de sus alas y, en los labios, una sonrisa agradecida me pintó con el soplo de su aliento divino. Si, una vez más, Ella ha sido la que ha calmado a este corazón.

...

No tengo nada que pedirle ni tampoco nada de que quejarme. Me lo ha dado todo, así… Con la facilidad del viento, con la calma del agua, con el aroma de la fresca mañana y el misticismo de la noche. Y se lo agradezco.

...

¿Huir? ¿A dónde? Si a cualquier parte a dónde vaya, Ella está ahí.

...

Fue caminando que la encontré… Yacía volando solitaria, con las alas brillando al sol y la esperanza cubriéndole la fragilidad de su pequeño cuerpo. Fue un momento, un instante, un segundo… Imposible tomar una fotografía de ese corto fragmento de vida. Todo fue para mis ojos, nada más. ¿Un mensaje? Tal vez. Lo cierto es que me llegó y me secó los ojos.

...

Y, de pronto, los colores parecían brillar con intensidad ante mis ojos. Todo resultó con una extrema hermosura. Mi pecho se expandió a cada paso que mis pies daban. Así, llegó a mí la siguiente conclusión: “La bondad es la que hace al mundo."

...

Cúbrete el alma de entereza y la mente de templanza; aspira a la madurez aun siendo una semilla que no ha enraizado en tierra fértil.

...

Hacerte nudos las manos, y concluir que eres dueño de lo que dejarás de crear.

...

Eventos catastróficos que traen calma como instantes de paz que terminan en catástrofe.

...

¿Aprehensión? ¿Locura? Tan difícil es definirlas como entenderlas y escribirlas.

...

Para entender el significado de “libertad” has de no sólo escribirlo, sino practicarlo… ¡Vivirlo! Se dicen tantas cosas creyendo que se cimientan en tan sagrada y atrevida palabra, que se piensa que ya se está siendo libre con sólo pronunciarlas. ¡Blasfemia! El ser libre, antes de liberarse, ¡libera! Dime… ¿Cuántas almas has sido capaz de liberar de tus concupiscentes egoísmos? Ni siquiera has sido valiente para liberar a quienes más has amado y vienes a presumir que eres libre… ¡Incongruencia!

...

Hace más de 2 años

3

4
Purpura
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

Casi sin palabras... sólo casi...
¡Espléndido!


#10

No lo sé, de pronto, me vi… y me desconocí. Jamás pensé que, en un mundo inexistente, me iba a encontrar con la cara de la enemistad. Es curioso, tanto que choca con lo absurdo. Y la pregunta que me viene a la mente es… ¿Por qué? ¿Por qué llegar al límite de la enemistad? ¿Por qué hacer de un mundo ilusorio una realidad que raya en el absolutismo? ¿Es tan difícil entender que nada es realmente importante como para molestarte con otro ser humano?

Somos un mísero punto en el espacio, una bolita azul que ni siquiera se distingue en la vía láctea. Y llegamos a un lugar en donde sólo se cruzan palabras y nos enemistamos. ¿Por qué? ¿Cuál es la razón? ¿Acaso no podemos ser tolerantes? ¿Acaso no podemos atrevernos a ver más allá de las diferencias?

Me apena sobremanera entrar a un mundo en el que me encuentro con una realidad cruda y que araña la razón. La mente humana es maravillosa, pero caótica… Y, lamentablemente, cuando cae en el caos, tiende a crear daño.

Si, me ha quedado claro que, sea la realidad que sea, jamás se podrá estar en paz con todo el mundo. Siempre va a haber contrariedad, intolerancia, malos entendidos, vanidad, ofuscación. He deseado volver a la hoja de papel, a la libreta, a las cuatro paredes, a la absoluta soledad… Lo he deseado tanto, pues ya no recuerdo qué se siente estar sumido en la propia voz. La decepción sigue ahí… y no creo que vaya a irse; es algo que no esperaba, creí que iba a ser totalmente diferente. No estoy conforme con el resultado.

...

Estoy olvidando cómo escribir… La voz de la tristeza, en mi cabeza, no para… ¿Cómo hacer que se vaya? ¿Qué puedo hacer para evitarla?

Vuelo en la alegría como un poseso, para luego caer en una profunda melancolía… ¿Quién soy? ¿Cuál de esos dos entes es el auténtico?

Podría hacer de la alegría un himno, mas de la tristeza podría pintar un cuadro perfecto e inmensamente azul.

¿Qué me dice la garganta que lleva a mis manos hacia la desdicha de las coplas grises? ¿Qué me dicta el corazón que me provoca latir en notas tristes?

Así como me abraza la felicidad de la nada, de igual manera viene la melancolía a hacerme compañía. Desconozco su procedencia, ni siquiera la siento mía, pero aquí está… Yace dentro mío, no me es esquiva… Me mira de frente, me toma la mano, me besa los labios… Y no le importa si me ofende. Hace de mis ojos un río de agua salada, de mis mejillas y mentón su camino, y de mis labios su destino.

No sé… No sé quién soy… Quizás nunca llegue a conocerme… Soy… ¿Qué soy? ¿Una gota de sal? ¿Un suspiro feliz? ¿Una caricia penosa? ¿Un beso dulce? ¿Una nube viajera que moja a la tierra con la tormenta que lleva dentro de sí? ¿Un viento suave que surca los mares haciéndolos dormir?

Me desconozco… Vago entre dos mundos… Poco es el tiempo en el que puedo permanecer en un estado neutro, y es que es como un vicio reír para luego caer en el letargo agridulce de la tristeza… Me acorrala, me adormece, me perfuma el alma con la brisa embriagadora de la desolación.

¿Por qué estás triste?

- Ni yo mismo lo sé.

...

Hace más de 2 años

2

4
Purpura
Rango14 Nivel 66
hace más de 2 años

Vale, confieso que me siento muy, muy identificada con lo que escribes, estoy sorprendida. Gratamente sorprendida, te sigo leyendo @EsuEmmanuel que bueno haberte encontrado por aquí.

Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Me sorprende tu color... Púrpura. Gracias por leer y encontrarte, pues eso me ha hecho encontrarme en Ti. 🙏


#11

No busco ser educado, sino educarme en base a lo que decido tomar como aprendizaje.

...

Ciego no es el que va desnudo creyendo que carga con ropa, sino aquél que ve en la desnudez del otro la desgracia de la ignorancia.

...

El día que te atrevas a soltar al ser amado, ese día habrás aprendido lo que es amar.

...

¿Y si le digo que la amo?
Tal vez, sólo así entienda que la necesito.

...

Se dicen muchas cosas, se escriben otras más… Pero, ¿qué pasa cuando lo que se dice no es lo que realmente se piensa o se siente? No todo lo que se expresa va ligado al alma, a veces, sólo es un esbozo gélido de la superficie egoica.

...

Si no lo sientes, no lo digas, pues puedes crear heridas que tarden mucho tiempo en sanar.

...

No siempre se es lo que se escribe, algunas veces se toman muestras de eventos impersonales para crear dramatizaciones que le dan un toque teatral a la vida.

...

Hubo muchos motivos y unas que otras sinrazones… Lo curioso fue que, en todas ellas, nos perdimos los dos.

...

Si fuiste feliz, valió la pena.

...

Por no saber cuidar lo que se tuvo, ahora se lamenta a escondidas de lo que en sus manos estuvo poder evitar.

...

M e d i t a.

...

Este es un espacio sagrado para mí y así quiero que se mantenga.

...

Cosas que pasan de querer ser entendidas a ignoradas.

...

Aprendamos a manejar nuestras actitudes y reacciones ante eventos desagradables. Lo externo es una ilusión a la que se le da poder cuando se le da importancia. Cuando seamos capaces de estar en paz aún en la tormenta, habremos despertado a nuestro Yo Real.

...

En el camino, uno solo es el que lo transita. Habrán caminos parecidos, mas ninguno será igual. Cada sendero ha sido hecho exclusivamente para cada uno de los caminantes. Lo que ellos encuentren y hagan en el camino es y será decisión de ellos, nada más. Habrá caminantes que querrán darte la mano o aconsejarte para caminar “mejor” o para evitar “trampas”. Agradece sus intenciones, pero no las aceptes. Tú eres dueño de tu andar, de tus pasos y de tu sendero. Si caes, es tu responsabilidad. Si resbalas, es tu problema. Si no alcanzas la meta, es tu decisión. Tal vez, vuelvas millones de veces al inicio del camino buscando terminarlo. Y estará bien, será lo correcto, porque será tu misión la que estarás cumpliendo.
Tú, que recorres tu sendero, deja a los demás caminantes andar el suyo en libertad. Observa la línea de tus actos, es lo único que te habrá de importar. Bendice a quienes se crucen contigo y déjalos marchar. Nada te pertenece, sólo una cosa… La misión que está en ti terminar.

...

Cuando tus dedos latan en la lascivia de la decepción o de la envidia. Evita, por lo que más ames en la vida, escribir. Busca mejores y más efectivas maneras de deshacerte del veneno que yace en tu pensamiento. Escribir no te ayudará.

...

Soy libre de hacer y de ser. Sólo Yo tengo el poder sobre Mí.

...

Tal vez vuelva a escribir cuando mis dedos lo sientan necesario, por el momento… Callaré.

...

Se fue galopando como si no existiese mañana, perdiéndose en el horizonte tras la estela de la luna perlada. El último aliento del caballo fue el motivo para que Él despertara; yacía sobre el suelo raso con la piel sonrojada. Había perdido el viaje, y no podía regresar. Sin embargo, no sollozaba: había aprendido a perder.

...

Del silencio, la calma que transporta al vacío.
Del vacío, el reencuentro con la pureza del Ser.

...

No escribas bajo el hechizo del dolor… Mejor, guárdate los dedos y enróscate los anhelos. Quizás mañana sea un día mejor.

...

El amor, si no te ayuda a sanar las heridas que te has hecho al pasar del tiempo, no es amor, es sólo una ilusión del amor; pues, el verdadero amor no crea heridas, al contrario, sana las hechas y evita que nazcan más.

...

Busca hacer de tu tiempo libre un momento para tu propio conocimiento. Búscate a ti mismo en tu soledad. Eres esperanza.

...

Eres tu propia luz. Deja de depender de la luz de los demás. Se tu propio faro, tu propia flama, tu propia chispa. Eres el Universo en acción.

...

¡Que bonito es olvidar el mal que se crea cuando se está furioso!
¡Que hermoso es creer que lo dicho en un momento de enfado ha de ser borrado como si no hubiera calado en lo más profundo del alma!
¡Que grandioso es pensar que la negatividad de un evento creado en la ceguera que brinda la desesperación pesa menos que la grandeza de lo que fue, en su momento, bondad!

… ¿Dolor? ¿Amor? …

Y mi mente vaga, así como se pierde mi corazón en dolores que le castran la razón. ¿Por qué atacar? ¿Por qué herir? ¿Por qué dañar? ¿Por qué se le da la facilidad a la intensidad de la ira, de la desesperación, del desencanto, en lugar de aferrarse a lo sublime de la contemplación?

Se nos llenan las manos de palabras bellas, de sentimientos que laten en la gloria de la hermosura, para… en un rato, dejarlos caer como si fuesen cristal al más duro de los pisos creado de la desconfianza, del dolor, de la decepción.

¿Qué somos? ¿Quienes somos? ¿Qué hacemos con lo que sentimos? ¿Acaso sabemos amar? ¿Acaso tenemos siquiera la idea de lo que es el amor?

¡No sabemos nada! ¡Somos unos ignorantes que vamos por la vida diciendo que amamos cuando no sabemos siquiera de lo que estamos hablando! ¡Nadie sabe lo que es amar, pues si lo supiéramos aprenderíamos a domar nuestros instintos! ¡El ser que ama jamás dañará, así esté furioso e iracundo! ¡El ser que ama sabrá callarse la boca, los dedos, la mente! ¡El ser que ama se ocultará en el silencio, pues sabe que cualquier palabra que salga de él será veneno para el otro y para sí mismo!

No nos engañemos, no caigamos en la soberbia de creernos amorosos. El que ama no piensa siquiera en dañar, pues no conoce esa palabra, no tiene ni idea de lo que es herir. El que ama vibra en las montañas sagradas de la bondad, de la compasión, de la templanza, de la tranquilidad.

¡Dejemos esta farsa y aprendamos, de una vez por todas, a AMAR!

...

Para amar se empieza por el propio Ser, luego entonces, se puede ofrecer al otro.

...

Yo no vine aquí a enseñar, al menos eso es lo que me digo a mí mismo. Toma de mis palabras lo que mejor te convenza y desecha lo que te sobre de ellas, pero evita culparme de lo que sientes con ellas; ese poder se lo das tú.

...

¿Quién eres tú que gustas de enmarañar mi vida en el lamento imprudente de la desolación? ¿Quién eres y qué buscas en este espacio perdido en la ubicuidad de lo inalcanzable e imposible?
Trazas con tus dedos, sendas ardientes de fuegos ácidos que carcomen los resquicios de lo que queda de esperanza. Ve y busca en otros lugares la satisfacción que tu concupiscente ser añora. Aquí hace mucho tiempo que se dejó de complacer.

...

¡A mí ámame en silencio, me vale más que mil palabras de amor escritas al viento sin ninguna mota de emoción!

...

Y seguiré escribiendo desde Mí y para Mí, porque este loco que escribe no quiere callar, no busca callar y no desea callar. Podrán venir a destrozarlo, a lanzarle piedras, a desollarlo…, no importa. Él no callará, pues Él brilla para Sí mismo. Su brillo jamás ha dependido de nadie ni de nada, sólo de su propia fuerza de voluntad. Se sabe pleno y consciente de su valor, de su poder, de su locura. Está atento al fluir de su sangre y al latido de su corazón. Sabe que nada de lo que esté fuera del alcance de su mano está en su poder, pues lo único que puede controlar es su propia humanidad. Aquí Él es el que se gobierna y no culpa a nadie de sus errores ni de sus caídas; tiene los ojos abiertos, se sabe responsable de su propio andar.

...

Se confunde el aroma de una flor natural con la esencia de una flor artificial… Así se confunde al amor y, cuando menos lo esperas, yaces creyendo que arrancaste la flor y le robaste el aroma cuando sólo tomaste la flor artificial de un aparador.

...

Él late como si hubiese muerto. Y es que, al morir, todo comienza a tomar sentido de nuevo. Te vuelves alimento y polvo que abonará a la Tierra. Al menos tiene un sentido tu existencia, ¿no crees?

...

Y si volviese a nacer, ¿cómo me llamaría? ¿Sería como soy o cambiaría? Tal vez, me parecería a Ti más que a Mí, pero Tú y Yo somos lo mismo. ¿Cómo podría ser distinto si estamos varados en el mismo sistema?

...

Me pesa el corazón… Su latido me agobia… El calor me abraza… El sudor me ahoga.

...

El beso de la esperanza tiene sabor a hiel.

...

Escribirle a la muerte me provoca apreciarla, hasta cierto punto, venerarla. No obstante, jamás la desearé en mi cama (aunque sé que, tarde o temprano, dormiré con ella a costa de mi voluntad).

...

Voy a ahogarme en el papel y en la tinta. Me bañaré de pensamientos masoquistas. Le escribiré a la luna y a mis manías. Emprenderé un viaje de no retorno a hurtadillas hacia el sol y ahí consumiré mi energía sofocando al corazón.

...

Aprende a separarte de los demás sin olvidar que eres Uno con ellos.

...

¡Qué mejor búsqueda que la de uno mismo!

...

Tal vez debí haberte mentido, así si me hubieses creído.

...

En un mundo donde todos mienten, el que dice la verdad es ofendido.

...

De mentiras está forrada la mente; quien piensa que lo que carga es la verdad, se miente.

...

Yo sé quien eres, así cambies de aspecto o de cuerpo, serás eternamente el mismo de ayer… ¿Acaso importa la materia? No, eso no tiene relevancia. Cuando se tienen ojos de cielo, la materia se disuelve, dejando al descubierto la luz del alma que la habita; esa es la que importa, la que cuenta y vale.

...

Hace más de 2 años

0

3
#12

LA NUBE Y EL SOL

Para darle amor se vistió de nube y le cubrió. Deseó tanto tibiar lo que tanto amaba que olvidó lo esencial. Aquél —al que tanto protegía— no dejó de hacer su labor; iluminaba y daba calor sin descanso y sin medida, haciendo de la nube una gran masa gris que se dolía.

Y la nube no entendía que, al Sol que tanto amaba, no podía cubrirlo, no podía protegerlo, no podía hacer que sólo brillará para ella. El agua comenzaba a ahogarla, mientras unos estruendos dentro suyo la colmaban de ira e impotencia. No entendía que el sol le había dado todo lo que podía darle y que, eso que le había dado, había provocado en ella un precioso cambio que la llevaría a esfumarse.

Conteniendo el llanto, la nube empezó lo irremediable; soltó gruesas gotas de agua sobre el suelo que también protegía sin saberlo, pues ella sólo miraba al sol, jamás le pasó por la mente que cubría de sus severos rayos a los seres que vivían debajo. No comprendía que el agua que estaba soltando era una bendición para aquellos que la estaban recibiendo.

La lluvia pasó como una tromba por sobre la tierra, mientras la nube se deshacía en el firmamento y, llena de gratitud, despedía su último soplo hacia el astro que la colmó del más sublime amor.

...

Hace más de 2 años

2

5

#13

Vuelvo a mi sitio, a mi lugar, a ése que creí haber perdido, pero que sólo había escondido por la tontería llamada “miedo”. Jamás dejes a los diablos externos mancillar la paz de tu hogar.

[Templanza]

...

Muchos se llenan las manos de sabiduría, mas al primer acto discordante que llevan a la acción, descubren la fatalidad de su nefasta ignorancia.

[Incongruencia]

...

¡Ay de aquéllos que hablan de la tolerancia cuando no son capaces de fijar la mirada en quien no conocen y, sin embargo, lo juzgan en base a su rancia intolerancia.

[Soberbia]

...

¿Cuánto pudo haberle dicho? ¿Cuánto pudo haber callado? El tiempo pasa, sigue en vano… Nada de lo que se guardó, volverá.

[Arrepentimiento]

...

Darle vueltas a la vida sin moverse de lugar.

[Equilibrio]

...

A quienes me han mirado y me han juzgado, bien les diré que no ha sido a mí a quién han señalado. Mis defectos son sólo los que no han querido aceptar en ustedes.

[Espejo]

...

Hace más de 2 años

0

4
#14

El amor es ese hueco vacío que llevamos por alma.

Hace más de 2 años

0

3
#15

No me sabe igual la vida si no tengo entre mis manos la libertad de rozarte, de tocarte, de teñirte el alma con la tinta de mi alma. Pero, ¡qué le voy a hacer! He perdido la dicha de mirarme en tus ojos por la inmadurez y el egoísmo de esos niños que nos habitan. Si, somos unos infantes malcriados que van por el mundo creyéndose iluminados cuando la única luz que llevan es la de la soledad que los vio nacer.

Hace más de 2 años

0

3
#16

Debo acostumbrarme a no estar cerca de ti, a olvidarme de lo que fui a tu lado, a silenciarme las ganas de tocarte, a amarrarme los pensamientos para que no se me salgan corriendo por los labios y te alcancen.

Debo acostumbrarme a no tenerte, a ensordecer mis sentidos, a inocular mis anhelos y a encadenar mis sueños a la base de una cama vacía para ir borrando los recuerdos de cuando te hacía mía.

Debo acostumbrarme a pasar desapercibido, a inventarme nombres y emociones para tener otra cosa por la que escribir; pues, contigo, dejé el tintero que me hacía revivir cada que abría los ojos a un nuevo amanecer.

Debo acostumbrarme a perder...

Hace más de 2 años

0

3
#17

Y tus pasos serán la guía de aquellos que buscan por donde caminar. Y tus actos serán la inspiración de aquellos que buscan Ser algo más. Y, buscando, llegará el momento que olvides lo que buscabas; te encontrarás. Y en ese sorpresivo encuentro, agradecerás, mas también, llorarás en un silencio escondido, pues serás capaz de ver la pena del mundo en su más vivo disfraz. Palparás los dolores del mundo con tal claridad que querrás no haber pedido ver jamás. Rogarás por volver a la ignorancia, pues crees que ahí eras feliz. La ignorancia, amigo mío, es una miel que endulza el presente, matando lentamente la posibilidad de ser lo que se ha venido a Ser. No te escudes en la ilusión de la ignorancia para evitar el dolor del nacimiento de la consciencia. No busques despertar. Despierta buscando.

Hace alrededor de 2 años

2

5
GoldBirds_19
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

Describes minuciosamente lo que otros soñamos sólo con atisbar


#18

Descifrar el rompecabezas que se hundió en la sal de tanto llorar... Piezas que no dejan de ser Una cuando se unen por los Dos... El firmamento calla, observa y sonríe al saberse en Tres. En un eterno acertijo parecen vivir, no aceptan que hay cosas que no se pueden unir. Sin embargo, en la diferencia que hay entre ellas es donde está lo fascinante y, es por ese amor, que se han de respetar sus orillas. Ya el destino las sabrá componer.

Hace alrededor de 2 años

0

4
#19

Sólo Ella es capaz de hacerme llover.
Si tiemblo, cada oración que emite
a través de su boca,
me llena el espíritu de agua.

Explota.

Es por su boca al rezarme.
El Credo sabe a Dios en sus labios.
Se ha confesado ante Mí,
y le he creído con sin igual frenesí.

En su boca he dejado la huella de mi Ser.
Es en sus labios donde mi alma se vuelve dulce.
Si tuviera que describir el Paraíso,
sin duda alguna,
pensaría en su boca.

He visto más ángeles al ser besado por sus labios
que al rezar en una iglesia.

Hace alrededor de 2 años

2

3
Despeinada
Rango14 Nivel 66
hace alrededor de 2 años

El Credo sabe a Dios en sus labios. .. esta me pareció genial. Bravo.


#20

Hubo momentos en los que me perdí entre las ramas y los frutos de esos arboles robustos que tengo en mi jardín... Y pensé en Ti.

Y me encontré con varios colibríes; se miraban entre ellos, revoloteaban con singular inquietud. Pero, el frío no desapareció.

Hace alrededor de 2 años

0

5
#21

Tantas palabras cansadas,
en busca de un silencio profundo,
entre tus manos y mis manos,
entre mis labios y tus labios.

Esas palabras que se pierden
entre los dientes
al besar los pendientes
de la que se dice amar.

Hace alrededor de 2 años

0

4
#22

Suéñame, cada que tus ojos se cierren…
Suéñame, cada que tus manos se enfríen…
Suéñame, cada que tus labios se callen…
Suéñame, cada que tu corazón se agite…

¡Suéñame, cada que Mi Nombre
se pronuncie en tu boca
y haga de tu alma la flama loca
que da luz a Mi Universo!

¡Suéñame que, me confieso,
aire y aliento de tu almohada,
de tu cama y de todo eso
que sólo puedes sentir en silencio!

Hace alrededor de 2 años

0

3
#23

Tan dulce, tan sumiso, tan inocente... con esos ojos embriagados de esperanza... con esos labios diáfanos de candor... y esas mejillas sonrosadas y calientes. Eres la belleza gimiéndole a la vida, la pureza sometida a los vaivenes del querer, el sollozo de un viento casto que no te puede poseer. La hermosura se quedó en tu rostro y escribió el poema más profundo en la lozanía de tu piel. Si, eres bello... muy bello... y hoy te tengo amarrado del cuello, con tus manos apretándome fuerte, muy fuerte, tan fuerte que gotas de agua nacen de esas esmeraldas que tanto me gusta admirar. ¿Qué se siente ser sometido por ti mismo? Quizás no seas capaz de responder, pues no entra aire a tus pulmones, pero... puedes decírselo a la hoja... que tu alma esté siendo asfixiada no significa que no puedas escribir. Escribe, anda... mientras te ahogo en un beso que me eyacule en la cara.

Hace alrededor de 2 años

0

4
#24

Buscan mis manos decirte algo,
mas no saben cómo empezar.
No quieren provocarte el llanto,
sólo te quieren amar.

En este mundo frágil
y de constante frugalidad
vives deseando quimeras
que te sepan abrazar.

Ignoras que las palabras
están hechas para provocar.
¿Cómo esperas que una quimera
contigo se quiera quedar?

Las palabras vienen y van
como las olas del mar.
Nunca de la misma forma.
Jamás con la misma intensidad.

¿Cómo esperas que una ola
se ancle en tu memoria,
habiendo tantas que buscan
a tus ojos enamorar?

Desear atar a un océano a tus ojos
es una tarea difícil de alcanzar.
No quiero decir que sea imposible,
pues sé que puedes llorar.

Hay tanto por qué cantar,
como estrellas tiene el cielo.
Es terco aferrarte a una
cuando se te ha dado tanto
para no hacerlo.

Dale a tus ojos la dicha
de mirar otros luceros.
Invita a tus manos a crear
más que sólo sueños.

He sido testigo de esa luz curiosa
que hace de tu mirada la más hermosa
cuando mira sorprendida
lo que es capaz de admirar.

Esos, tus ojos,
no los cierres,
no les niegues
la oportunidad
de saberse nobles y puros
ante la fatalidad.

Se guía consciente de tu mirada,
ayúdale a aprender a observar.
No la ancles a una imagen,
busca desnudar la realidad.

Querer alcanzar al Sol,
sabiendo que nos podemos quemar,
es no haber aprendido
lo que Ícaro nos quiso enseñar.

Con eso quiero decir
es muy bello sentir,
pero se ha de cuidar
lo que tanto nos ha costado cubrir...
El Corazón.

Hace alrededor de 2 años

3

3
LUC45
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

¡Hermoso poema :D!

LUC45
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

Gracias a ti por escribir :]


#25

Fui ese sueño vago en tu cabeza.
Fui tu cielo y tu nobleza.
Fui el viento de tu noche y tus estrellas...
Hasta que decidiste abrir los ojos.

O, tal vez, quien abrió los ojos fui yo.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#26

Eres un sueño nacido del cielo.
Una caricia de nube gris.
El llanto de un lucero.
Una estrella de terso matiz.

Eres la noche perlada.
La furia traviesa del viento.
El calor de un cometa cayendo.
El pabilo de una vela que se condena a desaparecer.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#27

Sólo quiero mirar las estrellas
para perderme en ellas, otra vez.
Dejar mis ojos en cada lucero...
Y, así, desaparecer.

Perfilar con mis dedos sus luces.
Colorear con mis deseos sus estelas
y disfrutar, con todas ellas,
la dicha de ser feliz.

Escuchar, ya no mi voz,
sino el quedo canto de la noche.
Sentir el abrazo cálido del hada del descanso
y elevarme al firmamento con el anhelo de no volver.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#28

Sutiles son los suspiros que he lanzado al viento con el silente deseo de llegar a Ti, pues quiero abrazarme a tu sonrisa; a esos benditos labios de Sol que me tibian la vida.

En suspiros, con una mueca de inquietud nacida de esos pensamientos, surcaré los cielos para verte reír... Y he de colmar de colores a la razón, así como pintar de euforia a la pasión mientras trenzo los sueños a la bonita ilusión que eres Tú. Tejeré, entre tus cabellos, espigas que mi amigo el viento me traerá al pensar en Ti; mi bonita niña, mi alma feliz. Así, difuminaré un beso de cereza en tus labios al tanto que mis dedos rozarán tu sonrisa para colmarte las mejillas de sublimes caricias que tracen ligeras líneas de esa timidez tan tuya que me cautiva.

No dejaré espacio libre de mis ternuras y, así, me traeré en los dedos esos pedacitos de alma tuya.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#29

Me dijo... "Te amo."

Y se me desbordó la vida.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#30

Desconozco la definición que usted tenga de Amor,
pero le haré saber la mía.

Amarla fue abrazarla
cuando usted más lo pedía.

Amarla fue colmarla de dicha
con lozanas y puras palabras
nacidas de ese espacio
que late y vibra en el pecho.

Amarla fue agradecer,
cada día, por su presencia.
En cada una de sus estrellas,
en cada una de sus palabras.
Fui feliz en su momento,
cuando todo era libertad al viento
y escribíamos felices,
sin ningún miedo o celo imperfecto.

Es esta mi definición que, tal vez,
diste mucho de la suya.
Créame, en este mundo lleno de tantas definiciones,
exigir que la correcta sea la propia
raya en una terca ingenuidad.

¡Que la amé, no lo dudo ni un minuto!
Pues todo lo que hago,
lo hago con el Corazón en la mano
y el Alma en la boca.
Sin embargo, todo tiene un fin como un principio.
Y está en cada uno aceptar que así es.

Sea feliz y no me juzgue.
Y si lo hace, hágalo con el Corazón.

Enhorabuena.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#31

Hubo un momento
en el que la luz y el viento
buscaron colarse entre mis ojos.
Se heló mi cuerpo,
pero mi alma... Vio.

No recuerdo dónde dejé
esa sensación tibia
que me obsequiaron tus manos...
Tal vez, me he aferrado al frío.
Tal vez, me he olvidado.

¿De dónde se abraza el viento
cuando no te siente caminar por la vida?

¡De dónde, Vida mía, se habrá de Él aferrar!
¿De qué frondosa rama se habrán de sostener los colibríes
al no verte llegar al jardín de tus amores?
¿Cómo es que sus alas agitaran?

Hace alrededor de 2 años

0

3
#32

No somos mas que un sueño aletargado
en la memoria de un ser que vive cazando
quimeras en una realidad remota.

Ese sueño instintivo,
ilusorio, egoísta e indemne,
se regodea al saberse importante.
Es un sueño que has querido atrapar
entre tus redes de cristal...
Una ilusión paradisíaca
que ha logrado triunfar
sobre las demás.

Quimera dulce,
tan sublime que te ha hecho llorar
al sumergirte en sonrisas de ternura
y en caricias etéreas de un profundo cantar.
¿Cuántas veces soñaste con verlo llegar
y con llenarte los ojos de dicha al contemplar
la efervescencia de su presencia angelical?

Somos un sueño, lo sabes.
Somos una ilusión preciosa
en un barco fantasma en alta mar.
Somos el eco de un instante.
El suspiro cándido
de una mañana al despertar.
La caricia divina en una noche de rezos...
Nada más.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#33

Esta noche, el silencio parece no querer hablarme...
¿O es que he ensordecido su tímida voz con mil motivos que gritan dentro mío?

Silente escalofrío...
Prudente canción...
Perenne caricia de pura inspiración.
Resbalas entre mis dedos...
Te aferras a mi ilusión...
Me callas los labios con calmada introspección.
Habitas por un segundo mi cuerpo.
Lo agitas con el sosiego del viento.
Me haces tu juguete, tu objeto.
No importa, mientras te tenga dentro.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#34

Todos buscamos una esfera en donde podernos colar.
Todos buscamos a la perfecta oportunidad para Ser y para Crear.

Y la alegría se cuela en mi interior,
al saber que cada Uno hace de lo suyo,
la más agradable canción.

No hay nadie que no tenga algo que decir,
algo que contar y algo que callar.
Somos esa voz que forma un eco inquebrantable
en el alma que nos sabe escuchar.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#35

Hombre.
Mujer.
Tan distantes y distintos.
Tan cercanos y perdidos
en su propia percepción.

Hombre.
Mujer.
Etiquetas cargadas de hormonas.
Seres que no saben perder.

Mujer.
Hombre.
Una vive.
Otro muere.
Una llora.
Otro quiere,
mas no lo puede hacer.

Mujer.
Hombre.
Seres que han venido al mundo
para hacerlo crecer.

Mujer.
Hombre.

Hombre.
Mujer.

¿Importa la jerarquía
cuando se han venido a querer?
Las lagrimas no hacen a la mujer
ni la fuerza al hombre.
El drama es de nosotros: los humanos.
Seres que desconocemos nuestro origen,
pero que conocemos nuestro final.
Ignoramos de dónde venimos,
pero sabemos adónde vamos a ir a parar.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#36

Caminantes de un sólo día.
Extranjeros en un mundo que no sabe de amor.
Vigilantes de nuestras maneras
y testigos de nuestra decisión.
Somos el ejemplo del castigo
de lo que no se dio.
Somos la jauría de palabras
que se murieron por falta de confesión.
Somos la lucha constante
con lo que no se puede ganar
y el litigio intrigante
que sólo un beso puede conciliar.

Hace alrededor de 2 años

0

3
#37

Hablemos de Amor, pero del que Somos; no de aquél que nos han pintado en dramas y que sólo busca suplir su sed egoísta.

Hablemos de ese amor que emana desde dentro y que busca expandirse por todo el universo.

Hablemos de ese amor constante, puro y desinteresado que no busca reconocimiento ni admiración.

Hablemos de ese amor incauto, mas prudente, que late fuerte en el Corazón.

Hablemos de ese amor que no necesita de brazos ajenos para saberse pleno y entero.

Hablemos de ese amor que, por ser dentro tuyo, brilla en los ojos sin necesidad de mirarse en el exterior.

Creernos amados desde una fuente externa es una aberración. El amor somos cada Uno de nosotros. Somos fuente inagotable de Vida y Color.

Hay un sólo error en la vida: creer que el amor es una reacción y no una acción.

Se han guardado el "te amo" para los amantes, ¡qué lamentable situación!
Me he llenado los labios de muchos "te quiero", deseando decir los tan mal etiquetados "te amo" por temor a ser malinterpretado. No saben que un "Te amo" es la más pura verdad siendo entre seres humanos sin necesidad de ser amantes confabulados.

Hacer de un "te amo" una exclusividad de los amantes es agregarle hostilidad a lo que va libre de guerra por naturaleza.

"Te amo" como a un amigo, a un abuelo, a un padre, a un hermano, a un hijo.
"Te amo" como caricia divina a un compañero que ha estado, por un rato, caminando el mismo camino que Uno.
"Te amo" como agradecimiento, como abrazo fraterno.
"Te amo" como ese Otro Yo que vive en Ti.

Al final, ni siquiera es necesario decirlo, sino sentirlo. Y tampoco ha de ser necesario demostrarlo, pues, al vivirlo, la demostración sale sobrando. No hay costumbre para el amor, éste es la costumbre. Es la más sublime costumbre que no se ha sabido acostumbrar. Estás amando al sonreír, al respirar, al mirar hacia el Cielo, al bailar, al cantar, al pintar, al escribir... Al Ser. Estás amando al dar esas sonrisas a todo aquél que pase por tu vera. Estás amando al pensar en crear algo que te llene de dicha y, por ende, a quienes gusten de eso que te guste. Estás amando al Ser y al Estar presente en todo momento en Ti.

El amor que das, muchas veces no es el mismo que recibes. No obstante, no te limites. Da con creces. Da por el simple hecho de dar. El amor es un recurso ilimitado; dalo a manos llenas y olvida la absurda idea que te han incrustado los que no saben amar.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#38

Hay melodías que, simplemente, forman un hueco en el pecho que se llena del vacío de la melancolía. Melodías que se transforman en sollozos o en murmullos tímidos de un sentimiento inexplicable que busca entender. Melodías que arrastran un pasado que sueña con estar en el presente... ¿Y qué decir del deseo ingenuo de hacer un futuro?Melodías que, aún con el sonido que las conforma, llevan el silencio en sus formas. Melodías que hacen cosquillas en el alma, haciendo reír a los sentidos... Dibujando sonrisas tontas en el rostro que nos traen nostalgia. Melodías y más melodías... Algunas con letra, otras con palabras huecas. Algunas sin forma, otras con una pasión que deforma. Melodías que tiemblan en los dedos de quien las toca... En los labios de quien las canta... En el oído de quien las escucha. Melodías que llenan de surcos salados las mejillas de quienes las sienten...

Hace alrededor de 2 años

0

2
#39

El día está frío, brumoso, nublado… Gris. ¿Y mi alma? Quizás esté igual, no lo sé. Mis manos danzan en la hoja, así como en la partitura, y vienen a mi mente dibujos en líneas delgadas, frágiles y quebradizas trayendo con ellas el pobre destello del Sol. Luego, en el fondo, el piano… Inerte, silencioso y vacuo, mas, en mis oídos, me canta… Me atiborra de un allegreto interminable que me subyuga… Y mis manos, mis manos heladas, amoratadas, temblorosas se escabullen entre las hojas con la tinta inanimada que brota de este cielo que me baña de grisáceas gotas que no dejan de caer. Y ya no sé quién llora, quién siente, quién toca ni quién escribe… Ya no sé si estoy o no estoy… Ya no sé si lloro o no lloro, o sólo me dibujo con acuarelas rancias el corazón que ya no late, que ya no vibra, que ya no palpita, pero que sigue ahí… ¿Tenía que despedirse el Invierno así? ¿Tenía que nevar en las montañas? ¿Tenía que abrazarme con su gélido roce para volverme a tocar como aquella vez?

Repentinamente sale el sol… Se asoma tímidamente por entre la gélida bruma, luego, como si alguien lo persiguiese, se vuelve a escabullir entre las nubes. ¿Así es el gozo? ¿Así es la alegría? ¿Así es la dicha del querer? ¿Así llega y se va el sentir? ¡Oh, dulce instante que duras lo mismo que el Sol en salir y en volverse a escabullir! ¡Todo lo dulce es así! Se degusta lentamente, porque, tarde o temprano, se va a ir… Y el día que menos lo esperes, el corazón dejará de latir… ¡Así es sentir! ¡Así es entregarte a la emoción de fluir! ¡Impermanencia! ¡Infinito que no termina! ¡Herida que se queda marcada en el alma! Si, porque eso sí se queda tatuado en el alma… Instantes que terminan, pero que te arrancan pedazos de lo que más amas: ¡Tú! ¿Y luego qué? ¿Qué sigue? ¿Qué hay después de que todo se ha acabado? ¿Qué hay adelante? ¿Qué hay en el futuro? ¿Qué hay en el presente que no sabe cómo llegar, pero que se siente ya con el derecho de poseerte? ¡Oh, frío inclemente, lluvia perenne que no cesas de caer, atisbo de luz cegadora que no te atreves a quedarte! Y vuelve la muerte, es la única que no se va… Es la que se queda… La que no duda en esperar, porque… Todo termina… Todo vuelve a su lugar… Todo regresa al Soplo Divino del que vinimos a Amar.

Hace alrededor de 2 años

1

2

#40

Una gota de agua… Una pequeña y cristalina gota de agua comprendida por un átomo de amor. Una gota que corre a la par del viento… Una gota que se evapora al calor el Sol. Una gota que nace de un triste lamento… Una gota que trasciende gracias al esfuerzo de quien la parió. Una gota dulce… Una gota amarga… Una gota que lleva en sí desolación. Una gota que ríe… Una gota que llora… Una gota que brinca de emoción. Una gota que resbala y muere en los labios de quien la lloró… Una gota que fallece en el dedo de quien la acarició. Una gota que traspasa el umbral de la imaginación. Una gota que desea rozarte… s u a v e m e n t e… d u l c e m e n t e… p l á c i d a m e n t e… Hasta robarte la respiración. Y, de agua, pasar a ser el aire que duerme en ése, Tu Corazón.

Gota a gota y se desborda toda mi emoción… Gota a gota… Y esto se transforma en una inundación. Seré la última gota de sangre que expulse tu corazón… No habrá otro pecho que lo haga latir como lo hago Yo.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#41

A veces callas...
Callas y no te sientes.
Callas y no te escuchas.
Callas y no te encuentras.
Callas y no te reconoces.
Callas y no te lamentas.

¡Calla y serás!

Hace alrededor de 2 años

0

2
#42

Y tomo entre mis manos esos besos dulces que me entrega el viento al venir de ti. Tengo tu mano envuelta entre las mías y, con el aliento de mis labios, la cubro de calor. Te voy a llenar los ojos de nubes que sólo estrellas risueñas te hagan mirar. Voy a colmar tus labios de sonrisas que hagan a las galaxias vibrar. Te haré latir tan fuerte el corazón que el Universo entero se estremecerá. Formaremos agujeros negros y blancos… Viajaremos al más allá. Miraremos el nacimiento de nuevas estrellas, así como de planetas y soles que nos deslumbraran. No habrá galaxia que nos oculte la belleza de lo que es cantar desde las voces de los ángeles que nos gustan de cuidar. El Cosmos fue creado para contener el Caos. No hay ángel que se resista a tu calor ni diablo testarudo que guste de pelear con aquél. Juega, niña mía, que el Universo está a tu merced.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#43

Cuando ames:
1.- Cierra los ojos, abre las manos, camina seguro y sonríe. Estarás confiando.
2.- Deja las cuestiones de lado. Olvídate de lo que estás planeando. Entrégate a la dulce gota de la vida.
3.- Suspira, dilata los alvéolos y acaricia. Expande los poros, besa y moja los labios.
4.- Escribe, llena blancas hojas de un sin sentido que da sentido a tu camino.
5.- Baila, goza del viento, ríete del mundo y respira lento.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#44

He abierto los ojos.
Me he atado a tus manos.
He sonreído y llorado.
Me he vuelto de lis.

Entiendo tus motivos.
Crees estar enamorada.
Entiendo tus ganas.
Crees que soy de ti.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#45

Luces descendiendo tras la oscuridad...
Una tras otra, siguiendo un patrón inconsciente, mas reconocible.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#46

No imagino lo qué sería tocarte, mi mente va más allá… Mi cuerpo se olvida, mi materia se expande; se disuelve, se deshace mientras el alma, con su esencia virgen, te busca entres los millones de colores que habitan el Universo…, y te encuentra ahí, en Su centro, en el calor de su Sol Beligerante y se me aturde el sinsentido; en un abrir y cerrar de ojos, revivo… Y me encuentro contigo, con tus brazos de luz y tu cobijo, con tus ojos de nebulosa y tu pecho de estrellas. ¡Por la Diosa que me parió en un suspiro! Me envuelvo en una explosión galáctica en el vacío de tu vientre y, como un dios enjaulado, vierto mi simiente hasta hacer crecer en tus senos una flor caliente que desparrama por sus pétalos mil pulsares con ángeles sonrientes.

Hace alrededor de 2 años

2

2
GoldBirds_19
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 2 años

Entran en combustión sentimientos e ideas al leerte de nuevo en pleno esplendor amigo @Esu_Emmanuel

Esu_Emmanuel
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 2 años

No se puede evitar sentir que se enerva la sangre en la tinta cuando la musa no deja de gemir al oído, estimado @GoldBirds_19


#47

Olas de sal, de embravecido mar.
Olas de ira, que todo se lo han de tragar.
Olas furiosas buscando sofocar
las ansías penosas que las han hecho llorar.
Mas al tocar la orilla compuesta de cristal,
se calman sus angustias,
sus penas se hacen de coral...

Libertad.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#48

Cabizbajo, luego a veces, perdido.
Meditabundo, buscando respuesta en este mundo
de lo que se postra en el corazón.

Cansado, luego a veces, aturdido.
Reflexivo, intentando descifrar la composición inexacta
de un silencio pautado en este espacio cerrado.

Y, sin embargo, tranquilo...
Complacido...
Satisfecho...
Relajado y
agradecido.

Acariciarse uno mismo el alma
que se adormece en las manos al escribir.
Me estoy hablando a mí,
entre espacios sin paredes,
en pieles sin sombras,
sólo a mí y al alma que me colma.

Son palabras,
sentimientos inanimados,
ilusiones que vagan absortas en la red
de esta telaraña que arrastra a placer.

Y, entre cada palabra,
un vacío sin forma,
un silencio que marca
lo que no se ha querido decir.
Son esos silencios
los que avivan a lo no dicho,
los que hacen a los ojos latir.
Son esos vacíos
el eco nauseabundo
que no se quiere ver.

¿Y qué se ha de ver
sino sólo aquello que se busca ver?
Vagamos entre letras
deseando que sean para nuestro bien.
Somos entes que buscan y buscan.
Nos aferramos al placer.
Queremos ser únicos en las letras,
nos apresuramos a caer.

Y sabemos que moriremos
si buscamos prevalecer.
Somos sólo un puñado de letras,
¡más no podemos ser!

Y suspiramos,
nos abstraemos en lo que la mente nos dibuja,
en esos sentires que nos apabullan,
nos carcomen,
nos laceran
y nos devoran.

Y el alma que nos ahoga,
se apaga, poco a poco, a cada estrofa.
Y como comas adheridas al texto,
las gotas de agua resbalan por la dermis
del rostro que escribe
el silencio que se le desdibuja.

Soy tantas, tantas cosas.
Desde una A a una Z.
Desde un punto a una coma.
Desde un sueño a una realidad que goza.

Soy tantos, tantos mundos,
que cargo con el universo en el bolsillo.
¡Me deshago en estrellas,
me contengo en galaxias enteras!
Juego con quimeras,
las hago y deshago a mi manera.
Me elevo entre cielos,
me sumerjo en los más hondos desiertos.
Soy creador de estelas.
Y surcando, ya no cielos,
sino universos enteros,
me hago de historias,
de vivencias y de poemas.
Y todo está aquí,
dentro mío,
en esta cabeza llena de lujuria empedernida
que gusta de perderse
en la sagrada belleza de la imaginación.
Y me entrego al gozo desastroso
de perderme en la ilusión,
de cantarle a las ninfas golosas de pasión.

¡Oh, caricias lascivas,
combatientes heridos en versos
sumergidos en letras de candoroso p l a c e r !
¡Oh, ¿quién podrá entender
a ese ser que canta bajo la lluvia ingrata
que le hace arder la piel?!
El mismo se come las uñas,
se cierra los ojos,
se muerde los labios para dejarse perder
en líneas subversivas que le hacen enloquecer.
¡Se siente el corazón galopante en su pecho,
se aferra las manos a ese lugar estrecho,
y muere al arder!

Verterse en letras es erotismo puro.
No hay lujuria más excitante
que desnudar el alma en la palabra...
La misma palabra late.

Hace alrededor de 2 años

0

1