enamoradadelaluna
Rango13 Nivel 60 (14069 ptos) | Premio de la crítica
#1

Las aguas del mar Caribe son testigo de los cuantiosos barcos piratas que como esqueletos naufragantes deambularon en ellas a lo largo de varios siglos, en busca de tesoros escondidos o siendo los causantes de los constantes saqueos a naves españolas o inglesas, aterrando a sus marineros.
Susurran ellas por las noches de tormentas el más temible enfrentamiento que la piratería jamás haya vivido.
El clima sofocante de la isla hizo de aquel día una pesadilla intolerable. Por la noche el cielo renegrido con la presencia de algunos relámpagos dibujaban en él espeluznantes siluetas. El mar parecía poseer una ira que aumentaba buscando una víctima con quien descargar tanta maldad.
Las olas llevaban la embarcación al compás de la danza de la muerte. Su tripulación luchaba contra el viento, que ahora soplaba a favor, arrastrándolos a tierra firme.
Rompen el silencio de la noche las primeras grandes gotas que comienzan a caer del cielo.
...

Hace alrededor de 2 años Compartir:

2

10
enamoradadelaluna
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 2 años

Gracias linda!!, este cuentito es un poco más largo de los que acostumbro a publicar... lo escribí hace ya algún tiempo, un poco más adolescente... a ver que tal.


#2

La nave ancló y de ella salieron sombras vivientes que avanzaban a la orilla. Las finas arenas marcaban sus huellas. Era la tripulación del malvado Barbanegra o bien llamado Edward Teach.
El corpulento hombre invadía con sus sirvientes la isla donde el capitán Henry Morgan había ocultado el mayor tesoro de todos los tiempos antes de su muerte en 1688. Y detrás de él comienza un fuerte vendaval.
Ningún otro pirata se había atrevido a pisar estas tierras donde la maldición de Morgan sería carga mortal.
El ser más ruin de la Tierra, avanzaba hacia la isla, su voz daba gritos de victoria que eran llevados por el viento hacia el centro de la isla.
Su larga y enrulada barba negra hacía sobresaltar el brillo de sus ojos... que eran señal de amenaza o desafío para cualquier capitán de la época. Pero la maldición de Morgan parecía resurgir de las cenizas y ahora envolvía a la isla en un huracán que sacudía la superficie como señal de amenaza.
Su egocéntrico carácter lo hacía considerarse invencible y no creía que ninguna maldición fuera más fuerte que él.
...

Hace alrededor de 2 años

2

7

#3

Barbanegra en señal de poder, llega a la cima más alta de los acantilados y lanza un grito de guerra.
Los cadáveres de la tripulación de Morgan resurgen desde las arenas y comienzan una lucha con la tripulación de Barbanegra, mientras que éste se dirige hacia el centro de la isla donde encuentra cautivo el tesoro.
Allí encuentra una gran cueva sellada por enhietas rocas que impedían su paso. Barbanegra pronuncia unas palabras extrañas convocando a los espíritus malignos a abrir el escondite. Pronto, tras abrirse la gran puerta de piedra una luz comienza a surgir desde la cueva dejando enceguecido al pirata.
La tierra comienza a temblar, una fuerza sobrenatural se apodera del hombre y lo lleva al interior de aquel fantasmal lugar, cerrándose nuevamente tras sus espaldas.
La luz comienza a disminuir pero sensaciones extrañas comienzan a abrumar al pirata que ante el peligro que le indican sus instintos se mantiene firme.
Mientras tanto, en el exterior de la cueva la lucha se plantea difícil para la tripulación de Barbanegra, donde la furia del viento, la búsqueda de no ser vencidos por el ejército enemigo parecen no estar a su favor.
...

Hace alrededor de 2 años

2

6
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace alrededor de 2 años

Aventura pirata!!!

Vamos a por más


#4

Dentro, cuando la luz disminuyó lo suficiente como para poder ver sin ser perturbada la vista, Barbanegra nota miles de piezas de oro, plata, esmeradas, rubíes y otras piedras preciosas esparcidas por todo el lugar. Baúles desbordantes de joyas... pero frente a sus ojos, precisamente en el centro del lugar nota una pieza que contrasta con las demás, no posee brillo y es aparentemente de un metal sin valor alguno, de un tamaño mediano, pero al parecer sin igual. El repugnante engendro se siente dominado por aquella, como si fuese el canto de una sirena, pierde su conciencia y estirando su brazo la toma en su mano.

Una brisa en sus espaldas le produce un escalofríos, se detiene fuera de la isla el huracán.
Los soldados de Barbanegra sorprendidos por el repentino cambio recogen aire en sus pulmones pero el miedo los impulsa a soltarlo rápidamente, todo se paraliza; la luna aparece, una neblina invade todo, todos temen... la isla se sumerge...
El barco es tragado por las olas.

Hace alrededor de 2 años

3

5
enamoradadelaluna
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 2 años

Qué bien que generó intriga @Prometeo! Lo tenía entre algunos apuntes juveniles y me pareció que podía ser interesante compartirlo. Un abrazo!