the_one_eyed
Rango15 Nivel 70 (28418 ptos) | Estrella de la editorial
#1

I. El insomne resignado

Me busco en la noche argentada,
entre sábanas y sudores fríos;
mis ojos no concilian ni olvidan.

Te veo en cada pilar, en cada pared,
mis pensamientos me torturan,
noche tras noche.

Hora a hora como vela me consumo,
como una breve vida postuma;
como una muerte extranjera.

Mis párpados se cerrarán, seguro.
Lo harán cuando muera yo.

Hace más de 2 años Compartir:

3

10
the_one_eyed
Rango15 Nivel 70
hace más de 2 años

El insomne a veces tiene motivos para no conciliar el sueño. No es tanto una enfermedad, es más un desorden del sueño.
Yo entiendo eso.

Un saludo


#2

II. La viuda prematura

Las flores ya no florecen,
los frutos ya no brillan.
Sus ojos cerrados,
mi sonrisa marchita.

Que el dolor es insondable,
y mi llanto es vano.
Ella vino callando,
se os llevó de mi mano.

No hay noche que no os piense,
no hay día que no os sienta.
Que no tenga deseos de morir,
de quedarme fría y muerta.

Armonía y desarmonía,
muerte y redención.
Me hundo en mi propia tristeza
y no veo salvación.

Me siento rota, desvencijada,
hecha añicos;
así me siento yo.

No habrá día que no os lleve
y os guarde en mi corazón.

Hace más de 2 años

1

3
the_one_eyed
Rango15 Nivel 70
hace más de 2 años

Crear belleza es difícil, pero lo realmente difícil es que esa belleza sea apreciada del mismo modo. Eso es utópico.

Un saludo


#3

III. Duelo al amanecer

Dos capas negras, dos sombreros,
dos sombras que trepan,
con inusitada violencia,
el desfiladero de la muerte.

Cabalgando con fuego,
cargan sus armas,
hacen sus reverencias;
se saludan y se miran.

«Esta afrenta con la muerte pagarás», dice.
El otro se sonríe como si fuese poco.
Piensa el primero: «Debe de estar loco».
Se clavan en el suelo y comienzan a andar.

La Muerte acompaña a uno y
aunque no lo sabe aún,
con cuidado,
ella afila su guadaña.

Enseñan las pistolas, y éstas responden.
Dos balas de plomo salen disparadas.
Uno es más hábil y su puntería atina,
el otro, sin carisma, cae el suelo y se presina.

La sangre mancha su blanca camisa,
su piel palidece más si cabe.
La Muerte se lo mira y le ofrece su mano,
él la coge, se desvanece su sonrisa.

El vivo sube a su carruaje, un reloj en su mano;
mira con ironía el paraje y el cadáver de su hermano.

Hace más de 2 años

3

3
Romahou
Rango18 Nivel 89
hace más de 2 años

Genial el ritmo, la cadencia, los simbolismos....

Muy bueno, amigo

the_one_eyed
Rango15 Nivel 70
hace más de 2 años

Gracias, @navesirio.
Escribo creando escenas dramáticas, o al menos lo intento.

Un abrazo


#4

IV. La enferma en su lecho

Postrada y maniatada,
me siento parte de nada,
de este ataúd cómodo,
como en una caja nacarada.

Mis sudores fríos me avisan y
avisan a todos los congregados.
Poco tiempo me queda aquí,
parece que el virus hizo estragos.

Hay un hombre de ley, un cura y un notario.
Me miran y me remiran,
cada uno con su escapulario.

Mi marido llora desconsolado,
porque el consuelo yace conmigo.
Se le ve en su butaca desplomado,
abatido y hundido.

Mis párpados pesados están,
mi cuerpo cansado de batallar.
Solamente quiero una tregua
y poder, por fin, descansar.

No quiero dejaros,
mas no me dejan.
No quiero irme,
y tiran de mí.

Lo sentiré, lo sentiréis.
Y, cuando suspiros no me queden,
me enterraréis.

Hace más de 2 años

2

3
IndigoDolphins_73
Rango12 Nivel 55
hace 8 meses

Me atrajo el título y no defraudó @the_one_eyed .
He visto una métrica caótica, no sé si eso es técnicamente correcto, no entiendo de poesía salvo que como cualquier texto lírico debería ser capaz de conmover. Y tu poesía lo es.
Enhorabuena. Espero que pronto vuelvas a escribir.