MarcoM
Rango4 Nivel 15 (234 ptos) | Promesa literaria
#1
    Partes:
  • #2

Nunca había perecido en aquellas batallas libradas a lo largo de la cotidianidad, ¿qué había cambiado por entonces? Tejida sobre grotescas hebras carentes de patrón que denotaban desdén por todo aquello cuya estructura estuviera perfectamente delimitada, posaba su ideal; pues prefería sobrevivir a la barbarie que reposar en un salón repleto de aquello que correctamente llamaba "la mas cordial hipocresía", esta, solía intoxicar aquellos tejidos en donde la moralidad parecía carecer de sentido, convirtiéndole en aquel monstruo que tanto odiaba, ante el cual estaba falleciendo a pesar de su constante ímpetu de lucha. Trataba de escrutar cada persona a su alrededor en busca de factores que integraran su contradictoria idiosincrasia, pues habiendo nacido entre multitud de incapaces, lograba ver aquella diáfana barrera que lo mantenía atrapado y aunque le dijeron que era imposible de atravesar, sentía en su esencia aquello que le faltaba a los demás para ser un poco menos ciegos y propicios para descubrir aquello que se mantenía incólume tras dicho obstáculo.

Hace alrededor de 4 años Compartir:

14

19
akisse
Rango9 Nivel 41
hace alrededor de 4 años

Buen inicio, Por ahora Mi primer corazón para ti, te espero en mi MUNDO DE CRISTAL

osgonso
Rango11 Nivel 54
hace alrededor de 4 años

No deja de poder verse como una metáfora de esos participantes de grupos sociales incapaces de cambiar lo que va mal, de salirse del rebaño. La sensación de alegoría en favor a luchar contra esto protagoniza mi opinión de esta primera parte.

AnaMM513
Rango8 Nivel 38
hace alrededor de 4 años

Un comienzo interesante, por ello mi voto. Si lo deseas, pásate a leer mi DESASTRE, yo también participo. Un saludo y suerte!!!

HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

Profundo y muy bien redactado @MarcoM. Te doy mi like. Espero que te gusten mis relatos. Mucha suerte!

CyanPeople_43
Rango4 Nivel 15
hace alrededor de 4 años

Muy nietzscheano con esa aversión a la moral. Interesante, uno al fin que se sale de lo básico @MarcoM Te veo en la otra fase. @osgonso ¿No comprendo? ¿Qué es lo que va mal?, cada quien debería imponer su propio bien o mal de lo contrario se pasa de un rebaño a otro , ¿No?

osgonso
Rango11 Nivel 54
hace alrededor de 4 años

No he dado una valoración del comportamiento, @CyanPeople_43. Si es eso lo que pides, yo soy un estandarte del combatir el comportamiento ovejil. Odio el que hagamos lo que todos hacen. Pero eso nada tiene que ver con el relato, el cual veo muy bueno en cuanto a riqueza de vocabulario. Llama la atención el bajo número de MG, debería pasar de ronda.

yls9007
Rango9 Nivel 43
hace alrededor de 4 años

La verdad, en mi opinión, sería mejor que los jueces escogieran las historias finalistas desde un inicio, pero como así son las reglas, te dejo mi voto esperando pases a la siguiente ronda ^^, espero también contar con tu voto! Mucha suerte! :)

MarcoM
Rango4 Nivel 15
hace alrededor de 4 años

Muchas gracias por sus comentarios y votos.

sinesand01
Rango10 Nivel 49
hace alrededor de 4 años

Me gustó muchísimo, espero poder verte en la segunda ronda y leer lo que le sigue. Te dejo totalmente mi voto. Si quieres pásate por mi perfil y lee el que yo tengo para el concurso a ver si te gusta. Mucha suerte y éxito, un saludo. :*

HealingMilk
Rango7 Nivel 30
hace alrededor de 4 años

Muy interesante, pasa por el mio para ver que piensas :D, suerte y saludos!!!!

MayFierro
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 4 años

Muy bueno.. te dejo mi voto, te espero en UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD Y UN NUEVO DIA... Suerte

sofiart
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

me a gustado muchisimo espero sigas escribiendo : ) pásate por mi historia espero te guste


#2

Con el pasar de los años, había logrado convenientemente una posición privilegiada en su ejercicio profesional, una casa coherente a sus necesidades, un eficiente automóvil y encuentros de carácter sexual a espuertas. Su soledad parecía venir aunada a su éxito, se engañaba a si mismo diciendo que prefería una vida repleta de concupiscencia, que una relación cimentada en amor hipócrita, de ese que vendía la colectividad, el cual pensaba que solo servía para llevarle a una vida letárgica de la cual no podría escapar hasta su exhalación final; sin embargo muy en el fondo añoraba tener una pareja «estable» y vivir pacíficamente hasta llegar a la vejez.

Cada vez que pasaba cerca de alguna pareja juvenil decía, «Me conduelo de ellos pues su desgracia los ciega y hace muy felices», creía que el amor de que profesaban era tan insulso, que terminaría por acabar en algún momento y solo quedaría un amargo sabor en sus bocas, ¡Que desgraciado era! permanecía en soledad pero no lograba adaptarse a ella. De vez en cuando, luego de algunos besos, roces y orgasmos, se sentaba al borde de su lecho sintiéndose profundamente vacío, nunca se había conectado a la persona con la que mantenía relaciones, de hecho no podía hacerlo, las técnicas que había aprendido le habían vuelto un poco egoísta, siempre recurriendo a intensos orgasmos, con innumerables voluntarias, para tratar de soportar aquel resquebrajante dolor que se ceñía sobre su pecho. Algunas veces le dejaban su numero celular, esperando que las contactara, pero no sucedía, generalmente olvidaba sus nombres, había decidido no saber nada de ellas, para evitar aferrarse a cualquiera que por sus manos transcurriera pues en un recóndito rincón de su memoria estaba el recuerdo de una mujer a la cual había amado pero no correspondidamente, al menos eso creía.

Cierto día caminando por una calle colindante a su residencia, divisó un grupo de truhanes que pregonaban haber obtenido por medio del éxtasis producido por una hamburguesa —de un puesto de comida rápida—, contacto directo con un ser supremo que le había dado forma a todo cuanto podía percibirse, su aceptación fue tan grande, que días después se encontraban en medio de una muchedumbre hablando sobre situaciones que nunca habían experimentado y milagros que indudablemente no ocurrirían, apoyándose sobre frases de lenguas que nadie conocía lograban sembrar sus ideas incluso en los mas escépticos. Un joven que se encontraba en dicha muchedumbre decidió acercarse y plantear su inquietud.

—Buenas tardes distinguido amigo.
—Buenas tardes, —titubeó el muchacho.
—¿Cuál es tu inquietud? —preguntó uno de los hombres.
—¿Cómo es posible que un conocimiento de tal trascendencia haya venido de tan solo una hamburguesa?
—Ese ser, que no has tenido el placer de conocer, obra de maneras muy diversas querido muchacho, —dijo el hombre con una mirada seria—, yo conozco la verdad, porque la han puesto ante mí, pero si la gente de este lugar no quiere creerme, iré a otro lugar donde si lo hagan, puesto que no tengo tiempo para este tipo de comentarios, el fin está muy cerca y yo lo único que quiero es salvarlos a todos.
—¿Que clase de fin es ese del que hablas? —Preguntó el muchacho.
—Este muchacho con sus dudas lo único que logrará es que todos perezcamos junto a el, —dijo el hombre.

Al mismo tiempo, del lado contrario, un hombre —miembro de aquellos truhanes—, sobre las ramas de un árbol, encendió un peculiar aparato y un golpe de viento se abalanzó sobre la multitud, luego escondió aquel misterioso aparato, logrando sembrar pánico y muchas especulaciones entre los asistentes; muchos otorgaron la brisa a la observación del muchacho y lo tacharon de agente de la perdición, al mismo tiempo que entregaban sus monedas a dichos truhanes. Iván, aborreció a dichas personas por lograr dinero a costa de la ignorancia de las masas, quiso enfrentarles, pero decidió no hacerlo, porque recordó que algunas personas prefieren vivir ignorantes y son sordos a cualquier argumento.

Hace alrededor de 4 años

0

2