Suri_El
Rango2 Nivel 7 (51 ptos) | Copista no remunerado
#1

Estar sentado a la espera, bajo expectativa, es agónico.

Ingenuamente, o tal vez no, depende de la perspectiva, me dejé enrolar en un concurso para piano.

Si no eres músico, seguro lo primero que te cruza por la mente es "¡Qué genial oportunidad!". No puedo decir que no entiendo. Como no participante es natural que ignores la enorme cantidad de horas invertidas al estudio de una sola frase porque hay demasiados detalles a considerar. Yo sabía esto. Estudio diario así que tenía una idea de la presión adicional a la que sería sometido (ni las palabras dulces de mi maestra me convencieron de entrar).

Tuvo que venir una chica. Sí, así de cliché, así de absurdo, así de patético. No la conocía más que de vista pero eso no la detuvo cuando pasaba fuera de mi salón de estudio y fue atraída por la melodía sin pulir que hacía sonar ese día. Y en cuanto la vi escuchando hipnotizada, no sonó una sinfonía de Tchaikovsky o un concierto para piano de Rachmaninoff. Sonó un menuet de Ravel que tocaba. Apacible, calmo, sutil, contagió mi estado de ánimo.

Ánimo que, hasta la fecha, no he podido explicar.

Hace casi 2 años Compartir:

0

1