Dianamartina77
Rango12 Nivel 56 (10670 ptos) | Ensayista de éxito
#1

Se acerca a mí en cuanto apago la luz.
Sé que me desea. Mi sola presencia en la cama lo atrae, lo seduce.
No sé si es mi calor o mi fragancia lo que lo llama. Lo que hace que sepa que estoy ahí.

Insiste. Se acerca. Se aleja. Y se acerca más. Lo siento. Lo escucho. Lo percibo cerca, lejos, cerca.
No lo quiero, pero claramente yo le gusto a él.
Mi atormentada mente comienza a pensar mil maneras de alejarlo. Estoy cansada. Es tarde. No estoy para juegos ni para nada más que para dormir.
Mi instinto asesino se enciende...pienso mil maneras de eliminarlo. De lograr que finalmente desaparezca de mi vida.
Enciendo la luz y se aleja.
Lo busco. Lo busco desesperada...Necesito verlo no nada mas oir su voz. Necesito encontrarlo...

Hace alrededor de 2 años Compartir:

0

4
#2

Se que esta ahi. Se que quiere saciar su sed con mi esencia y al irse dejar sus huellas en mi piel.
Se que esta ahi. Furtivo.
Se bien lo que desea, y no se lo quiero dar.
El sueño me vence y me duermo.
Me duermo y me entrego quedando irremediablemente a su merced.

Hace alrededor de 2 años

0

2
#3

Por la mañana pienso en él, mas ya no está.
Malditos recuerdos de la noche.
Maldito sueño que me atrapó.
Me pregunto si esta noche volverá como cada noche.
Si me susurrará al oido, como cada noche dejando en mí su huella, como cada noche.
Es que ya ni odiarlo puedo...

Hace alrededor de 2 años

2

2

#4

Otra noche que llega con sus susurros en mi oido. Sus apariciones furtivas. Sus ruidosos silencios.
Pero esta noche el será mio. Ya fui suya. Ya tomó de mí lo que quiso en su apasionada locura. Ya tomó mi sangre y dejó sus marcas.
Ya no.
Esta noche seré yo quien lo persiga. Pasaré de presa a predador. De víctima a victimario. De luz a oscuridad.
Y tendré su vida en la palma de mi mano y lamentará haberme hostigado.
Apago la luz decidida a no dormirme. Lo espero. Lo espero...y finalmente lo oigo. Un suave murmullo primero. Un penetrante zumbido al final.
Me siento en la cama rápida y suavemente. Sé que se aleja. Enciendo la luz y escudriño el cuarto con celo.
Finalmemte lo veo. Me acerco sigilosamente. La mano preparada.
Me acerco más y rápidamente asesto un golpe certero a la pared.
Sangre. Su sangre que era mia. Sangre en mi pared, pero al menos esta noche podré dormir tranquila.

Hace alrededor de 2 años

0

3