CecilTheRock_2000
Rango8 Nivel 36 (2575 ptos) | Poeta maldito
#1

Entra sigilosa en su cuarto, la chica dolida se recuesta en su lecho a observar el techo y acto seguido al cielo a través de la ventana. Logró divisar un talismán colgante de entre las rosadas cortinas, y conllevaba su nombre... Rebeca.
Le surgió la fugaz idea de tomar aquel cuaderno con candado forrado en telas violetas y escribió:
" Martes 24/10/17
Todos observándome como un espectro... en esas colosales e impenetrables paredes, donde viajo más con los ojos cerrados que abiertos, donde dubitativa en cada esquina contemplo cual adulto a infantes.
La soledad me avejenta el alma y tu ligero andar me recuerda cada segundo mis alas rotas. Rompiste mis alas con las que soñaba conseguir reparar tu roto corazón. Por Dios, tenía tantas ansias de lograrlo hasta que entendí que tu destino ya estaba sellado, me lo advertías desde hace tiempo mientras que yo me hacía oídos sordos. Debí saberlo, pero la idea al igual que pájaro en rama a la cual retorna todos los días amedrentando mi escencia herida... me rehúso a olvidar y aceptar que tu amor está consumado por culpa de ella...

Hace más de 1 año Compartir:

0

1
#2

... y lo único que sería capaz de ofrecerte es mi insulsa y frágil amistad. No puedo hacer nada para ayudarte, porque nuevamente se hace presente el putrefacto olor de la derrota, nuestra derrota"
Revoleó su bolígrafo al otro lado del cuarto e inició inevitablemente un reguero de lágrimas y hasta el living se podía oír el retumbe de los lamentos que nunca serían acudidos ni consolados, más que por la vacía residencia... la única testigo de tanto llanto.

Hace más de 1 año

2

1
Nubis
Rango12 Nivel 57
hace más de 1 año

Una confesión bajo forma de prosa poética bien elaborada.


#3

Ella continua sigilosa hasta nuestros dias maquinando su pequeña atormentada en busqueda de vagos signos de querer... un debil querer que no se digna a esclarecer.
Pero sin descanzo, ni jubilo ella ansia ver su rostro cual luna menguante como en aquellos dias soleados en los que el fiel cazador de tanto afecto... era el sin dudas.

Hace más de 1 año

0

0