Soloyo
Rango4 Nivel 16 (261 ptos) | Promesa literaria
#1

Tienes tantas vidas como veces seas capaz de resucitar.
Ojalá no hubiera tenido que aprender el significado de resiliencia. Ojalá no hubiera tenido que inventar una frase que tatuarme para decirme que resucite.
Yo no quería resucitar. Quería no haberme muerto. Quería que la vida hubiera sido como creí que por fin era.

"Estas 4 semanas completas que has pasado por fin durmiendo en casa han sido un regalo porque me sigues despertando con las más dulces palabras cada mañana, porque puedo sentir y disfrutar tu amor sincero cada tarde... Y además, bueno, eso, que eres el mejor del mundo... ¿Sabes una cosa que me encanta de ti? Esta forma de abrazarme que deja plena constancia de que un sólo brazo tuyo podría protegerme de cualquier cosa..."

¿Cómo se va de eso a esto? Cuando él llegó me creí salvada. No entendía cómo había logrado pasar, hasta entonces, los segundos sin futuro.
Porque al llegar él, mirara donde mirara no tenía miedo al próximo minuto,
porque entonces, pasara lo que pasara, creía saber dónde estaría mañana...

¿Y luego a resucitar?

Hace casi 2 años Compartir:

0

4
#2

Claro que el odio ayuda. El miedo también. Nunca pensé que pasaría la vida entera equivocándome... bueno todavía puedo aprender ¿aprenderé? ¿Se aprende a ver a la persona real cuando el amor lo tapa todo? ¿Se aprende a amar a la persona adecuada? ¿Existe?
-----
Al abrir los ojos esta mañana estaba sentado en la cama reclinado sobre mi, hecho un pincel, con su corbata, repeinado, con el olor a jabón, after save, colonia... radiante... Me había despertado con su beso, despeinada, atontada, con los ojos aún medio cerrados y una sensación de resaca que duraba desde el sábado, que se había juntado con la del domingo, para hacer el despertar del lunes fastidioso. Pero ahí estaba él. La besó de nuevo y la dijo "Eres lo más bonito y maravilloso de este mundo y esta es la mejor manera de empezar el día de mi cumpleaños".
Ella contestó "Felicidades" y pensó que celebrar el día en que él apareció en este mundo era lo más digno de celebración que podía existir. Se sintió felicísima por haberle hecho la fiesta sorpresa el sábado.
Había sido todo un éxito, no se lo esperaba para nada y encima cuando entró, antes de ver a todo el mundo, lo primero que hizo fue mirarla de arriba a abajo y, tras soltar un gruñidito dijo: grrrrr, me encanta ese vestido! Después llegó el ¡sorpresa! y él, nuevamente, antes de saludar a nadie, se giró hacia ella, la abrazó y la beso fuerte fuerte mientras decía "gracias, te quiero".
Definitivamente no puede haber nada más digno de celebración, y viendo su reacción, nada que haga más feliz que hacer feliz a quien amas.
----
¿Y ahora a resucitar?

#3

Y resucité. Sin embargo sigo pensando que preferiría no haberlo tenido que hacer. Tantas cosas aprendí por el camino ¿cómo es posible que las volviera a olvidar?

-----
Soy una empalagosa. No paro de decirte lo que te quiero pero es que se me sale por cada poro, si no lo echo reviento. Ya no sé cómo expresarlo, me desborda la felicidad, me dan ganas de llorar o reír histéricamente. No puedo parar de tocarte, de besarte, de abrazarte, de compartir todo contigo. Todos me dicen que lo disfrute, que se alegran, que es la mejor época, que los principios son así... pero yo les escucho y no puedo evitar que se me escape un cierto aire de superioridad. Porque no es verdad, no me lo creo, porque esto no es cosa de los principios. Ellos no saben lo que siento, lo nuestro es distinto, es más, es mejor, lo sé. Es único, esto no le pasa a todo el mundo, nosotros somos especiales, esto no es sólo amor, esto es fusión, concordancia, unión, es místico. Yo he estado enamorada y no era esto. Les sonrío y les digo que claro, que por supuesto, que muchas gracias por alegrarse, pero sigo pensando que no lo entienden porque ¿cómo van a entender ellos algo que ni yo misma entiendo? ¿algo que ni yo misma sé cómo expresar? ¿algo que me supera tanto que por eso no puedo parar de decírselo a todo el mundo constantemente? Por eso te lo escribo, porque quiero seguir gritando esto a los cuatro vientos, aunque sea para decirte que no sé cómo decirte... es demasiado bonito, demasiado especial... me siento la persona más afortunada de la tierra y eso me hace invencible, lo quiera o no, me siento mirando al mundo desde arriba...
Veo en tu mirada que sientes lo mismo y que tú también te quedas sin palabras, que esto no hay quien lo explique y te sientes como yo, que es que ya no sabemos cómo soltarlo...
Si luego es que además es todo, es que no son sólo sentimientos abstractos, es que eres la polla, con todas las letras y objetivamente, jajaja, que me parto contigo, que eres un encanto, que verte bailar el otro día en la boda... uf! jajaja. El rey de la fiesta! Que eres mi media mitad, que no es posible que haya nadie en el mundo que encaje más conmigo y además lo cariñoso que eres y lo que te gusta que yo sea cariñosa... ainssssss. Que vamos, que no es que te quiera, que es que ya no imagino mi vida sin ti, es más, no sé cómo pude ser feliz sin tenerte, y lo era eh? No vayamos a pensar que no, que me lo he pasado genial, pero ya no, ya no podría volver atrás, ya no sería feliz sin ti, porque es lo malo de probar lo bueno, que luego a ver quién es el guapo que vuelve a lo de antes...
Ahora que lo pienso, puede que sí haya alguien que haya sentido lo que nosotros porque la única frase que encuentro que se aproxima a ser capaz de expresarlo no es mía...

Mi Amor, desde que te conozco "soy inmensa cada día".

--------

Y en algún momento lo olvidé. Lo olvidamos.