MhilaRapojo_0608
Rango1 Nivel 3 (19 ptos) | Redactor Becario
#1
    Partes:
  • #2

Epígrafe:

A veces hay que ir en muchas direcciones, para poder encontrar el norte …

Hace más de 1 año Compartir:

2

2
1234
Rango11 Nivel 51
hace más de 1 año

Ni todos los perdidos errantes.


#2

Sinopsis:

El inicio…
El inicio de una persona siempre es cuando nace y abre los ojos al mundo que lo rodea, pero eh visto en carne propia que existen excepciones, excepciones como esta servidora.
El mío fue bajo la abarrotada lluvia de agosto del 2000, aunque si cuento el contexto, podría decir que desperté aturdida en la camilla de un hospital, sintiéndome perdida, ¿alguna vez han visto una pintura abstracta de un túnel sin fondo, oscuro y sin sentido? Bueno, así me encontraba en esos precisos instantes, mi cerebro funcionaba, pero no estaba en mi cráneo o al menos una parte de mí no reaccionaba correctamente, ¿acaso esto suena confuso?, si lo sé, pero, calma, ya pronto lo entenderéis mejor.
Sin más, salí corriendo del hospital, muchos médicos y enfermeras quisieron atraparme, pero fui más rápida y ágil, solo podía escuchar mis pulsaciones, y la incesante voz en mi mente que decía “corre, se libre”, pero, ¿libre de qué?, ¿por qué tenía que correr?, y de repente, la adrenalina golpeo bruscamente mi sistema, que me di cuenta que no sabía dónde estaba, que hacia allí, como termine en ese hospital, y muchas más preguntas.
No encontraba manera de averiguar si quiera mi nombre, tenía que tranquilizarme, idear un plan, mentalizarlo y realizarlo, tenía que mantener la cabeza fría, para no cometer alguna idiotez.
Lo primero, es lo primero, tenía que buscar ropa, ya que solo contaba con solo una bata que cubría mi frágil cuerpo, oh y también conseguir comida, mi estómago estaba al borde de devorarse a sí mismo, daría hasta mis rizos por un plato de pollo rostizado, si, si, sé que han de decir, ¿por qué hablas de comida en un momento como este?, como dicen por allí, “enfermo que come no muere”, ¿y de que estaba enferma?, bueno no puede decirse que estaba enferma de una gripa o un hueso roto, sino que mi cerebro estaba enfermo, tenía que averiguar cómo curarlo, quizá no del todo pero lo suficiente para poder seguir, aunque ahora que han pasado los años, pienso que hubiera sido mejor, nunca recuperarme, no me hubiera importado estar en ignorancia de lo que se ahora, pero con esto no digo que me arrepienta de encontrar las respuestas a las preguntas que tenía, una vez alguien me dijo “el valiente no es que no tiene miedo, sino es el, que tiene miedo y lo supera”.
Y esta …
Esta es mi historia …

Hace más de 1 año

1

1
1234
Rango11 Nivel 51
hace más de 1 año

Guapita, usted tampoco leyó las bases. Pa qué.