Eliseo
Rango4 Nivel 18 (320 ptos) | Promesa literaria
#1

Su nombre era Hans Walter Zurich, su amor por los relojes era ferviente, había fabricado varios ejemplares de perfecto diseño; Sus creaciones mostraban delicada armonía entre la estética y la precisa maquinaria.

Culminó estudios académicos en la Universidad de Ginebra y luego dedicó toda su vida a la fabricación del instrumento que mide la historia del ser y del universo.
A sus cuarenta años no se había casado, tenía una hermana llamada Anette que de vez en cuando le visitaba para mantener contacto; ella disfrutaba mucho que su hijo Max de nueve años pasara tiempo con Hans, ya que era su único hermano.
Cierto día en una casual visita, Max hizo intromisión en el taller, el niño asombrado por todos aquellos instrumentos preguntó a su tio Hans:

- ¿Qué es el tiempo Tío Hans? -Refirió mientras observaba un reloj de mano
- Es muy sencilla tu pregunta. Aunque nada simple la respuesta -Prosiguió Hans mientras lo empujaba suavemente hacia la puerta- Un día te lo explicaré todo, cuando hayas crecido, por ahora sólo diré que es una medida que explica tu crecimiento y mi envejecimiento.

Hace alrededor de 4 años Compartir:

7

19
Yuma
Rango10 Nivel 46
hace alrededor de 4 años

Ow! me gusto, te leere en la sgte ronda, saludos, leeme, pasa por MECHAS LARGAS, chapa tu like.

PhoebeCaulfield
Rango11 Nivel 51
hace alrededor de 4 años

Me siento identificada con Máx y Hans, se podría decir que me apasionan los relojes (me temo que no soy tan manitas como para fabricarlos) y muchas veces me obsesiona la pregunta de ¿Qué es el tiempo?...yo también espero con ansia la respuesta :-)

Daniel
Rango11 Nivel 50
hace alrededor de 4 años

Pufff el tema es super interesante, aquí tienes mi voto para ayudarte a que puedas seguir :)

Mish
Rango6 Nivel 27
hace alrededor de 4 años

Me gusto como manejaste la historia, me gustaría seguirla hasta el desenlace. Solo tengo una observacion (soy nueva aquí así que te lo digo con reservas) pero si estas concursando creo que debes empezar tu relato con "Nunca había" aunque he visto que hay personas con más experiencia en este blog y tal ves pudieran orientarte mejor. Te invito a darte una vuelta por mi relato haber que te parece :)

faviodegradable
Rango7 Nivel 32
hace alrededor de 4 años

me gusta mucho! espero puedas pasar por la mia y q te guste! apoyame si es asi! suerte!

Eliseo
Rango4 Nivel 18
hace alrededor de 4 años

Saludos! Muchas gracias a todos por sus buenos comentarios, es la primera historia que escribo, haré un esfuerzo por complacer sus expectativas... Y no inicié con la frase "Nunca Había" porque decidí no concursar por ahora... Feliz día!

MaarLopez
Rango9 Nivel 42
hace alrededor de 4 años

Muy bueno =) Espero que siga asi. Te dejo mi votito :3
Te invito a mi historia Entre el bien y el mal.
Saludos y mucha suerte >.<


#2

El niño salió de la habitación poco convencido de aquella explicación, una idea había surgido en su pequeña e inocente cabeza; él quería descubrir todo respecto al tiempo. Hans no sabía que había plantado una semilla en buena tierra y que pronto crecería un Sequoia.

La empedernida pasión de Hans había surgido también en su infancia, cuando los más puros y simples pensamientos del "ser" originan las primeras palabras, aquellas intangibles formas en nuestras cabezas que forman la razón y la idiosincrasia.

Tenía ocho años cuando se hizo una de las preguntas más frecuentes y nunca respondidas notoriamente por alguien que se encuentre en ese estado.
- ¿Por qué morimos? -pensó- Alguien llamado conciencia nació dentro de él, un ser que está en el interior, que sabe mucho más de lo que se puede asumir, aquella persona con la que se conversa e inclusive debate.
- Tiene que ver con la acción de algo llamado tiempo. -Respondió su conciencia-
-Pero ¿Qué es el tiempo? -Dijo Hans-
- Es un reloj -Añadió ella-

Muchas reflexiones para una mente tan noble y de inmediato se fue a jugar al jardín.

En apenas un abrir y cerrar de ojos Hans tenía quince años, pasaba horas mirando un gran reloj Huygens en la pared de su casa. Su padre Peter, hombre muy ocupado, cierta vez mientras pasaba por la sala le encontró en el sofá muy concentrado observando el péndulo, y le dijo:
- ¿Qué haces Hans?
- Observo el reloj padre
- ¿Hay algo especial que esperas?
- ¡No! Sólo quiero saber a qué velocidad estoy viviendo.

El padre de Hans se detuvo, sorprendido por aquella respuesta y prosiguió:

- ¿Y cuál es tu análisis hasta ahora?
- No estoy seguro padre, veo el péndulo moverse a mayor velocidad de la que vivo, puedo observar que el segundo no es la mínima expresión que refleja la velocidad de mis pensamientos, en ocasiones creo que es tan lento que pudiera detenerse y así vivir por siempre.
- Mejor tomas un libro hijo y quizá seas un gran relojero, profesión digna de tu gentilicio.

El padre de Hans había ignorado las fantásticas palabras de su hijo, sin embargo, había logrado incidir en lo que sería su pasión del futuro; fabricar relojes. En principio, no se trató de sólo fabricarlos, sino de ver cómo funcionaban, pudo entender que el péndulo es un oscilador armónico, que los ciclos de balanceo se producen en intervalos de tiempo iguales y que la tierra giraba en trescientos sesenta y cinco días al rededor del sol, lo que conformaba un año menos de vida, porque para Hans un año más era uno menos, no le gustaba celebrar que fuese más adulto, siempre miró en retroceso el pasar del reloj, contaba menos uno de la cuenta total que pretendía vivir, la cuál pensó serían 80 años, por lo que a sus cuarenta años de vida estaba en la mitad del camino y aún no había descubierto la manera de detener el tiempo y vivir por siempre.

Hace alrededor de 4 años

4

5
valu_97
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 4 años

Muy bueno..!! Te dejo mi voto. Si deseas visita mi perfil y lee un amor como el nuestro.
Suerte espero seguir leyendote.

valu_97
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 4 años

Me gustaria me dijeras quien invento el tiempo...??
Jjjj un abrazo

Eliseo
Rango4 Nivel 18
hace alrededor de 4 años

Jajajaja... Ya lo sabrás todo!!! Espero te sea interesante... ;)

TheMist
Rango7 Nivel 30
hace alrededor de 4 años

Me gusta muchísimo. Me hace acordar mucho a mi abuelo tu personaje principal. Espero que continúes!


#3

Ya Hans tenía cuarenta y dos años, un abrir y cerrar de ojos desde la última vez que se encontró con su sobrino Max. Su carácter se había formado preciso, meticuloso y muy puntual en cuanto al uso del tiempo; no se permitía invertir minutos en pláticas poco productivas o en reuniones familiares que siempre terminaban en lo mismo.
Cierto día al salir de compras, en el horario planificado para tal fin, se encontró con una mujer de hermoso aspecto; Ojos claros, cabello castaño, piel blanca rosácea y pecas en su rostro. Ella lo observaba con precisión en cada movimiento, lo había estudiado en diversas ocasiones, pero esta vez en particular lo abordaría:
- Buenos días... ¿Hans?
Al conectar sus ojos con los de ella hubo lo que se define como ruptura en el espacio-tiempo, donde el reloj mental deja de funcionar, todo es mucho más exagerado y lento; el piso se movía, el aire faltaba, los sonidos apenas se podían apreciar. El viento acariciaba lentamente el cabello de aquella sobresaliente damisela, sus ojos azules profundo penetraban el pensamiento y lo llevaban cautivo al inmerso mar; se encontraba soñando despierto. Mientras él había vivido un mínimo instante, en la medida del reloj transcurrieron tres minutos; tres minutos estupefacto observando detalladamente el rostro de su inadvertida interlocutora, quien volvió a hablar:

- Disculpa... ¿Estás bien?
- Eh, ah, esteee... Si, si, estoy bien ¿y tú?
- Me encuentro bien (Con una sonrisa en su rostro)
- Ehhh, disculpa, ¿quién eres?¿Cómo sabes mi nombre?
- ¿No me recuerdas?
- No ¡En absoluto! creo que te habría recordado si te conociera.
- Pues estudiamos juntos en secundaria, yo era una adolescente tímida entonces.
- ¿En secundaria? ¿Cuál es tu nombre?
- Doris
- ¿¿Doris?? Es que Doris era una joven...
- Ah si, ya se, muy desapercibida...El tiempo también te ha cambiado Hans...
- ¡¡¡Sorprendente!!! No tienes el menor parecido a aquella chica que conocía, te has transformado, y vaya que cambiaste... ¿Cómo fue que pudiste recordarme?
- ¡Me gustabas mucho! siempre te observaba, te mostraba interés al platicar y esperaba tu respuesta recíproca, pero vivías en otro mundo; nunca estuvieron tus pies en tierra.
- Tienes razón, no recuerdo mucho de alguna interacción. Me halaga saber que tu sentías eso por mí.
- Pero fue hace mucho Hans, y ahora somos adultos, quizá tampoco seas aquél chico que una vez me agradó.
- Pues no he cambiado mucho, al menos en lo esencial.
Ambos sonrieron, en especial Hans que estaba sonrojado...
- Pues veo que si has cambiado, al menos ahora tienes interés (Dijo ella con cierta picardía) ¿Quieres un café? si tienes tiempo... (prosiguió)

Hans, acostumbrado a comprar una lista de víveres específicos en un determinado tiempo, tenía contabilizado los minutos utilizados para el traslado desde su casa hacia cualquier punto de la ciudad, hombre cuyo carácter no se doblegaba ante imprevistas ocurrencias de personas a su paso; había conseguido su punto de inflexión...

Hace alrededor de 2 años

1

1
Chica_Purpura
Rango14 Nivel 66
hace alrededor de 2 años

El amor hace vibrar al tiempo, Hans lo descubrió sin querer.
Maravillosa historia, saludos @Eliseo