Marina_perez
Rango5 Nivel 23 (637 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Ahora el tiempo se marcha para estar a salvo. Has gastado el tiempo con la posibilidad de irte. Las decisionenes son tomadas entre dientes. No tengas miedo a volar con el también, allí estarás a salvo. Ahora el tiempo se ha acabado. Vamos pequeña, toma su mano y deja que te lleve. Has estado aquí y te he dejado pensar. Las decisiones son tomadas entre dientes. Somos esos cuentos de hadas que se convierten en leyendas. No tengas miedo a dejar que se vaya. El tiempo se ha acabado. Hay un final escrito. Estabas a su lado pero has dejado que marchase.
Bailando como dos enamorados bajo el cielo oscuro de la noche hasta la eternidad. Como dos esamorados, felices juntos están. Vamos pequeña, no le temas al prescrito final del tiempo. El sabe donde vais a marcharos para estar a salvo.

Hace casi 2 años Compartir:

0

3
#2

Has soñado en estar en otro mundo con un poquito más de suerte. Pero hoy solo ves dolor e ilusiones de ti. Te esfuerzas pero no consigues nada. Voy a respirar por ti, voy a despertarte cuando estés a salvo, cuando las ilusiones crean un nuevo espacio.

Mirar esta vida de frente, a levantar la cabeza y jurarse lo bueno y lo malo, aceptarlo y a luchar hasta el final. Sigo aquí a tu lado, no te dejaré, a cambio despiértame cuando veas que lo dejo todo, y antes de caerme rendida, te pido que me toques. Escúchame, sigo aquí a tu lado, no te dejaré, si te pierdes, encuentra mis ojos, estás a salvo. Pero perdona cada lágrima, perdona mis súplicas, perdona mis errores, se que no merezco más, pero por favor, no te vayas. Tengo los segundos en cada rincón de mi piel a punto de parar el tiempo, a punto de pararme a mi. Necesito que ahora tu me mires a los ojos. Pero ahora que te veo marchar sé que va a ser diferente, sé que no te voy a olvidar. El cielo azul se abre en tus pasos. Recuerdo que llegaste tu y me descubriste tal y como era. Tu vida comienza justo hoy. Ahora eres tu ante el mundo infinito.

Se ha ido su silencio, se ha ido y me ha quedado tu angustia. Se ha ido y mi vida se ha quedado sin alguien. Se ha ido y estoy congelada, se ha ido y sin razón estoy con el corazón en la mano. Pero no tengo miedo de lo que pueda venir, no soy capaz de dividir mis esperanzas, todo debe ser único y especial para lo que venga después. No puedo estar cansada cada mañana. No, no puedo aguantar más, si te vas es para quedarte lejos, pero si regresas es para jurarme que es la última vez que el mundo se vuelva en contra de nosotros. Quiero vivir estando aquí, si es la última noche que te veo es para siempre. No te vayas más allá de este cielo. No puedo estar cansada cada mañana por hablarle al extenso universo de ti. No puedo esperar a acabar este futuro. Enfrentarse o vivir en el olvido. Pero puedo resistir a superar esto, tengo miedo ayúdame. Te vas de mi y juré que nunca nos separaríamos. Te juré que no nos dividiríamos. Busco en la noche en cada estrella el reflejo. No, no puede aguantar más, no soñaba ya, tengo miedo, ayúdame. Júrame hoy que estarás presente en cada rincón de mis palabras. No puedo esperar más a acabar esta vida. No puedo ahora esperar a que se hagan realidad esos deseos. Se ha marchado y no va a volver. Busco sus ojos y todo esta vacío. Nadie puede dividir todo esto.

Es imposible dividir una historia entre dos. Espérame, este silencio en mi interior me esta ahogando, no quiero ver pasar así la vida entre los dos. Espérame, despiértame, encuéntrame, abrázame, aférrate a mi, no te vayas.

#3

Todo empezó con los labios rozando tu mano y sentí como tu energía me absorbía el alma sintiendo como si en el dorso de tu mano hubiera un agujero negro absorbiendo toda la luz, y en ese momento supe que no eras mi mundo, eras mi universo.
A veces cuando miro al cielo de noche y la luna está entumecida tras las nubes prefiero que tu no seas tan frívola propia de esta atmósfera. En un día apagado cierro los ojos y como si el cielo fuera a caer sobre mi cargado de aglomeración teniendo que soportar toda esta carga, aparece tras la acumulación de esta ambigüedad un universo que reconstruye toda la caída devolviendo la luz que absorviste una vez. Quiero ver el universo, quiero saber como se siente.
Creo que voy a caer cuando la gravedad se corte y caeré en algo más extenso que yo, y me cuestiono si es así como se sentirá morir y si alguna vez podré sentir el aurea que me envuelve mientras este vivo. Porque quiero saber cómo se siente un ser que absorve energía como si se tratara de aun agujero negro y te hace sentir ligero y la gravedad hubiera vuelto con mucha más fuerza que antes.
Pero con el poder de este misticismo romperé las leyes de la gravedad y la física y diré: "Eva, no fuiste creada con la imagen del hombre". Adán solo la acompañó en un periplo. Repetiré, mi dulce Eva:"estuviste sola en la creación de este cosmo". Y si esto no es cierto, entonces, ¿por qué te sientes tan perdida? Es un incierto crear este universo si no tienes su mano. Admite que no debes esperarle. Preferiblemente mantén tu boca cerrada si no puedes terminar lo que dices. Aquí hay límites, querida. ¡Los humanos tenemos límites! Dijiste algo que no pudiste cumplir. Quisiste crear el infinito en un mundo real. Así que cantaré: "La la la" en habitaciones vacías donde los sonidos se alargan hasta que suenan huecos. La la la, te ayudaré a hacer tu pensamiento real. La la la es la armonía de un canto en el universo, y lo que has conseguido es encerrarme en esta sala y disculparme por lo que se debería de escuchar en ese espacio infinito. Canto:"La la la" para escucharte a ti pidiendo disculpas de lo que nos prometiste esperanzadamente y nosotros desesperados porque nada salió como debía suceder.
Si alguien te ha escuchado tan adentro de su cabeza como si estuvieras allí, dentro de esa sala tan vacía formando huecos, entonces...
¡mierda! ¡MIERDA! ¡A LA MIERDA SI HABLASES! Si haces desaparecer mi insomnio podría empezar a perdonarte al admitir tu propio engaño.
Me quedo tumbado, preguntándome si algo de lo que dijiste fue verdad. ¿Quién te enseñó a hablar lanzando flechas sin saber a quién le disparabas y sin tener en cuenta si la herida sería profunda? Dime quién.
la primera vez que besaste mi mano, antes de que lo hiciera yo, sin proporcionar sentimiento alguno, entonces fuiste más que una acción, y nos dimos cuenta de que estábamos en una nueva etapa.
En un silencio ensordecedor me pregunté a mi mismo si había descubierto ya qué era tener el universo resvalandose de mis manos y reposando dentro de mi, absorbiendonos el uno al otro formando ambos este universo.