JorgeII
Rango11 Nivel 53 (8154 ptos) | Artista reconocido

Sergio estaba atizando el fuego de la parrilla mientras su mujer, Paula, preparaba una ensalada de lechuga en la cocina. Su hija, Micaela, había cedido a las demandas y estaba sentada a la mesa, pero no sin quitar la vista del celular. De fondo se escuchaba un televisor que nadie estaba mirando.
-Mica, dejá ese teléfono y ayudame -gritó la madre a través de la ventanilla que separaba la cocina del patio.
-Un misterio macabro. -decía el presentador del noticiero- Una joven fue hallada muerta en el barrio de Caballito. Laura Arriaga, de veintiún años era estudiante de psicología en la Universidad de Buenos Aires...
Paula dejó las verduras en el fregadero y levantó la vista hacía el televisor.
-Sergio. -llamó. Al no recibir respuesta volvió a intentarlo.
-¿Qué pasa? -respondió su marido desde la parrilla donde jugueteaba con los carbones.
-Esta chica...¿era alumna tuya?
-¿Que chica? -preguntó mientras se acercaba a la pantalla.
-Laura algo dijo el periodista.
Sergio vio la fachada del departamento que conocía muy bien y lo invadió un sobresalto que tuvo que contener.
-Sí... Era de mi grupo.

Hace alrededor de 2 años Compartir:

6

25
Sarym
Rango16 Nivel 75
hace alrededor de 2 años

Intentaré no hacer conjeturas apresuradas y dejaré que vayas revelando los sucesos con tu maravillosa pluma querido. A la expectativa de lo que sigue, saludos apreciado @JorgeII.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

No se como se va a desarrollar esta historia @Sarym pero algo me dice que voy a poner a prueba tu paciencia en más de una ocasión :D

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace alrededor de 2 años

Jajajaja tranquilo cariño por tus maravillosos escritos espero con gusto porque siempre me sorprendes gratamente. Cada texto lleva su tiempo, tomate el que sea necesario para deslumbrarnos como siempre querido @JorgeII.

CristionaSchumacher
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 2 años

Sentada a la mesa, no EN la mesa (o sea encima) XD. Me reído imaginándomelo. Usa el guión largo — pero está muy bien. Sigo leyendo.


#2

Advertencia:
La siguiente historia, por contexto, contiene en los diálogos modismos y vulgarismos propios de Argentina. Si alguna frase no es comprendida por contexto o requiere una explicación particular, por favor tengan a bien dejarme un comentario y con gusto dedicaré unas lineas a su traducción al neutro.

Hace alrededor de 2 años

0

10
#3

El inspector Vázquez miraba cansado el frente de la casa desde su auto. Revisó el anotador que llevaba: Sergio Artigas / Profesor de psicología.
Había tachado los nombres anteriores y se disponía a interrogar a este sujeto que, por lo que creía, no tendría mucho que aportar.
La victima era una muchachita con cierto atractivo. Sin duda, por la evidencia encontrada, conocía a su asesino. Entonces, ¿qué podría haber estado haciendo un hombre de cincuenta y dos años, padre de familia, con una hermosa casa en el barrio de Belgrano en el departamento de la joven?
Debía recorrer la lista de conocidos y determinar un posible sospechoso. Ese era su trabajo y tenía que hacerlo aunque no le gustara o lo considerara una pérdida de tiempo.
Bajó y cruzó la calle. Se alisó la camisa, se acomodó algún cabello irreverente y tocó el timbre.
-¿Quién es? -preguntó una mujer desde el portero.
-Policía señora. Necesito hacerle unas preguntas a su esposo.
-Aguarde un momento por favor.
Mientras esperaba se volteó a darle una ojeada a su auto. Ya tenía unos años y sus problemas, pero no estaba en posición de cambiarlo. Mientras lo llevara y lo trajera, era suficiente. Siempre era mejor que tener que usar los patrulleros.
La cerradura giró y la puerta se abrió dejando ver al hombre de la casa que se asomaba.
-Buenas tardes. ¿Qué se le ofrece?
-Soy el inspector Vázquez -dijo mostrando su placa que lo identificaba como miembro de la Policía Federal- Tengo que hacerle unas preguntas acerca de su relación con Laura Arriaga.
-Entiendo, dígame.
-Preferiría hacerlo sentado, si no le molesta. -dijo mirando hacía adentro indiscretamente.
-No, no. Por favor. Adelante. -respondió nervioso el anfitrión haciéndose a un lado para darle paso.
La sala era espaciosa y muy bien decorada. Podía verse el toque femenino en cada rincón. Pablo sintió algo de envidia. Su casa parecía una zona de guerra en comparación.
-¿Se le ofrece algo para tomar? -preguntó la esposa que llegaba a unirse a los hombres.
-No. Gracias señora. No voy a sacarles demasiado tiempo. Son solamente unas preguntas de rutina. -dijo mientras se sentaba en una silla.
Los anfitriones hicieron lo propio y quedaron expectantes a que comenzara el interrogatorio.
-¿Tal vez prefiera hablar en privado? -preguntó el inspector mirando hacía la mujer.
-No. Esta bien. No tengo secretos con mi señora.
-Bien. Entonces empecemos. ¿Cuál era su relación con la señorita Arriaga?
-Era profesor en una de sus clases.
-¿Considera que su relación era de confianza o más bien distante?
-Bueno, eso es algo complicado... -respondió nervioso y dubitativo- Quiero creer que tenía cierta confianza... digo... nos llevábamos bien. Como profesor y alumna.
-Entiendo. -dijo Pablo mientras tomaba unas notas en su cuaderno.
-¿Se veían fuera del ámbito de la universidad?
-Una vez fuimos a tomar un café.
La esposa le dedicó una mirada molesta, pero Sergio no se dio por aludido.
-¿Qué motivos tenía esta reunión? ¿Fue algo social? ¿Estaban solos?
-Necesitaba una recomendación para un trabajo y como se la hice me ofreció pagarme un café en agradecimiento.
-Entiendo.
La situación comenzó a ponerse tensa. La esposa miraba insistentemente al marido y éste no dejaba de tartamudear y transpirar. Claramente estaba más nervioso de lo que se esperaría de un inocente.
-¿Sabe si tenía una pareja o un romance?
-No que yo sepa.
-¿Sabe si había recibido algún tipo de amenaza o si temía por su vida?
-No creo que tuviéramos tanta confianza para hablar de eso, pero no me lo mencionó. No.
-No tenían tanta confianza pero te invitó un café -acotó desafiante la mujer.
-Bueno. No les robo más el tiempo -dijo Pablo poniéndose de pie. Todos hicieron lo mismo y caminaron hacía la puerta.
-Si recuerda algo más, -dijo sacando una tarjeta del bolsillo- llámeme.
Sergio la asió raudamente y asintió.
-No se preocupe. Quiero ayudar, en lo que pueda. Si me acuerdo de algo lo llamo.

Hace alrededor de 2 años

2

12
akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

Jejeje parece como si estuviera viendo un capítulo de Monster. :') Ta chulo


#4

-¿Qué fue eso? -preguntó Paula una vez que se quedó sola con su marido.
-¿A qué te referís?
-Sabes a que me refiero. ¿Qué pasó entre vos y esa chica?
-Nada. Era una alumna. Nada más. -respondió Sergio molesto. Había recuperado la confianza, tenía las respuestas mejor preparadas para su esposa que para la policía.
-Sergio. Mirame. -dijo poniéndose las manos en la cintura-Decime la verdad ¿Volviste a tus "clases particulares"?
-Paula. Por favor. Eso fue una vez y hace mucho tiempo.
-No me respondiste.
-Te juro que no.
Se quedaron en silencio cruzando miradas tensas por unos segundos.
-Si me llego a enterar que me estabas cagando, la vas a pasar muy mal. -dijo finalmente la mujer levantando el dedo índice.
-Quedate tranquila. No tengo nada que esconder. Sino te hubiera pedido que te fueras ¿O no?
Paula lo miró una vez más y se fue hacía la habitación con paso firme. Su marido la siguió con la vista y, una vez que se quedó solo se desplomó en la silla. Miró a su alrededor y se sujetó la frente cubriéndose los ojos con la palma.
-¡Mierda! - dijo casi en un susurro imperceptible.

Hace alrededor de 2 años

1

11
SergioMaestri
Rango13 Nivel 61
hace alrededor de 2 años

Me parece que el profe está bastante complicado con la policía externa y la interna ja ja @JorgeII


#5

El fiscal Ignacio Torres tenía asignado el caso y estaba revisando las declaraciones y notas del inspector Vazquez en su oficina.
Aún no tenía el informe del forense, pero la descripción de la escena del crimen era bastante concluyente. El agresor conocía a la victima, no había signos de entrada forzada. Al parecer hubo una discusión; un vecino escuchó la voz de un hombre y la de la joven en una acalorada pelea. Después, según indican las evidencias, el hombre le dio un puñetazo en la cara provocando un corte en el orbital derecho. No había manera de saber como reaccionó la muchacha, sólo se sabía que no lo rasguñó porque no había residuos de sangre ni de piel bajo las uñas, pero se suponía que había devuelto la agresión, porque la siguiente herida era un profundo corte en la nuca. Según el perito que revisó el cuerpo, ésto se debía a un caída hacía atrás sobre la mesa, donde se encontraron restos de sangre, producto de un fuerte empujón.
Con estas heridas, todos supusieron que la muchacha había quedado inconsciente, pero perdiendo mucha sangre. El asesino se habría asustado y para asegurarse que no se recuperara la habría asfixiado con una almohada del sillón.
Así la habían encontrado los primeros oficiales en llegar a la escena; tirada en el suelo, con la nuca llena de sangre y un almohadón en la cara, junto a una mesa de madera torcida con un colgajo de sangre en un borde.
En las notas de Vazquez se indicaban como sospechosos un posible novio del que nadie sabía demasiado, solo había un nombre y una descripción demasiado genérica, y al profesor de una sus materias, un tal Sergio Artigas que se había mostrado muy nervioso al ser interrogado.
Torres bebió un sorbo de su café y pasó las hojas. Observó en detalle las fotos de la escena del crimen. El departamento era pequeño, propio de una estudiante. No veía nada fuera de lo común; libros, algunos CDs, una laptop, platos y ropa sucia. Sin duda no habían robado nada.
El teléfono sonó e interrumpió su revisión. Atendió sin mirar, como si lo hiciera por instinto.
-Torres.
-Doctor, buenos días. Habla el inspector Vazquez.
-Sí. ¿Cómo le va? Justo estaba revisando su caso.
-Complicado, ¿no?
-Seguro que fue el novio.
-No sé. Veremos.
-Siempre se trata del novio.
-Ajá. -dijo molesto por las conclusiones simplistas del fiscal- Lo llamaba porque recibí un llamado del señor Artigas. El profesor. Quiere extender la declaración. ¿Le parece que lo mande para la fiscalía?
-Mejor no. Yo me acerco a la comisaría. No queremos que piense que es un sospechoso. Dígame cuando lo cite.
-No hay problema. Gracias.

Hace alrededor de 2 años

0

9
#6

Pablo estaba esperando ansioso a sus invitados. El profesor lo había llamado y en voz baja, como si quisiera confesarle un secreto, le había dicho que con su esposa presente no había podido contarle todos los detalles de su relación con la víctima. El inspector lo había citado a la comisaría para extender su declaración y éste había aceptado de buena gana.
-¿Cómo le va Vazquez? -dijo el fiscal acercándose a su escritorio.
-¿Cómo está doctor Torres? -respondió formal mientras se ponía de pie.
Se sentía bastante frustrado por tener que trabajar con este hombre. Era su segundo caso juntos y ya lo conocía bastante bien: arrogante y descuidado.
-Bien, bien. ¿Ya llegó el sospechoso?
-Aún no. Tiene que estar al caer.
-¿Se sabe algo del novio?¿El tal Diego?
-No. Francamente, si existe, no creo que haya sido algo serio. Ninguno de sus íntimos sabía de su relación. Fue una compañera quien dijo que creía que salía con un tal Diego, pero no es nada seguro. Usted sabe como son estas cosas.
-Se. Estos pibes andan descontrolados.
El teléfono interrumpió la conversación y Pablo atendió aliviado. No tenía ganas de escuchar las tonterías del fiscal.
-¿Sí?...Hágalo pasar a la sala tres. Gracias. -colgó el tubo y miró al hombre que tenía enfrente- Nuestro invitado acaba de llegar.

Hace alrededor de 2 años

0

8
#7

Sergio miraba la sala de interrogatorios donde lo habían sentado. No se parecía en nada a la de las películas. No había un doble vidrio ni baldosas en las paredes. Era un cuarto común y corriente con la salvedad que no tenía más aberturas que la puerta por la que había entrado.
-Buenas tardes -dijo Vazquez cruzando la puerta.
-Buenas tardes inspector -respondió Artigas poniéndose de pie.
-El señor es el doctor Torres, fiscal de la causa. -presentó Pablo inclinándose hacía el hombre que lo seguía.
-Tome asiento por favor. -le dijo el fiscal estrechándole la mano que le había extendido.
Los tres hombres se acomodaron en las sillas dispuestas al rededor de la mesa que estaba en el centro de la sala.
-Cuando hablamos me dijo que tenía algunas aclaraciones que hacerme -comenzó el inspector intentando iniciar la conversación sin que pareciera un interrogatorio formal.
-Sí. Bueno, usted entenderá que no podía explicarle las circunstancias de mi relación frente a mi señora.
-¿Tenían un amorío? -preguntó el fiscal remarcando lo obvio.
-Sí. Pero ya había terminado.
-¿Cuanto tiempo duró? y ¿cuándo terminó?
-Duró casi seis meses. Dos meses atrás tuvimos una discusión. Ella quería que dejara a mi familia. Claramente yo no podía aceptarlo, así que decidimos dejar de vernos.
-¿Cómo lo tomó ella?
-Mal al principio. Pero después entendió que era lo mejor. Habíamos llegado a un punto de nuestra relación en que había que tomar una decisión y sigo pensando que esa fue la mejor.
-¿Volvieron a verse después de eso?
-Era mi alumna. Se ausentó unas clases, pero la llamé y le recomendé que terminara la cursada. No podía tirar por la borda sus estudios por una relación fallida.
-¿Lo entendió?
-Creo que sí, porque volvió a sus estudios normalmente.
-¿Sabe si actualmente tenía algún novio?
Sergio miró al inspector, quien le había hecho la misma pregunta en su casa esperando que él contestara en su lugar. Como no lo hizo respondió.
-No que yo sepa. Como le dije, después que rompimos nuestra relación volvió a ser distante y profesional.
-Una compañera de curso mencionó a un tal Diego. Alto, rubio, de rasgos infantiles. ¿Le suena de algo?
-La descripción me suena a Diego Ramírez, pero no compartían clases. Al menos no que yo supiera. Lo conozco porque lo tengo en otro turno.
-Tal vez alguno de los dos cambió de turno en alguna materia y se cruzaron -acotó Vazquez.
-Puede ser. Francamente no sé. Y me sorprendería que fuera él. -dijo sonriéndose.
-¿Por qué?
-Parece un buen muchacho, pero algo inocentón. Ella era ... digamos, más interesante.
Torres se sonrió y asintió con picardía. El inspector lo notó y se molestó pero no dijo nada.
-Eso es todo. Muchas gracias. -dijo el fiscal poniendose de pie.
-Una cosa más -interrumpió Vazquez mientras todos se ponían de pie.- Necesito que me firme la declaración. Acompáñeme a mi escritorio por favor.

Hace alrededor de 2 años

0

8
#8

Vazquez estaba sentado en su auto, frente a la entrada del edificio donde vivía Diego. Cuando se fue el profesor de la comisaría, había revisado los registros de la universidad y no tardó demasiado en dar con la dirección del supuesto novio.
Había tocado timbre pero nadie había respondido. Tocó el timbre de la portería y, tras identificarse como policía, el portero lo acompañó al departamento. Golpearon la puerta y tocaron el timbre pero nadie respondía, así que se quedó en el auto esperando verlo aparecer.
Miró el reloj, ya hacían dos horas desde que había llegado. De todas maneras podía esperar todo el tiempo que fuera necesario. Nadie lo esperaba en casa. Desde su separación las cosas habían ido de mal en peor. Tuvo que alquilar un cuchitril donde apenas entraban sus cosas para poder pagar la pensión alimenticia. Su hija había dejado de visitarlo. No podía mantener una pareja por más de una semana. Se sentía completamente solo.
Tal vez todo esto era parte de su resentimiento con Artigas. El profesor tenía una hermosa familia, una casa amplia y cómoda, un buen trabajo. No tenía por qué complicarse la vida con amoríos adolescentes.O tal vez sus instintos no le fallaban y en efecto el hombre ocultaba algo más.
Observó con atención a la gente que desfilaba por la cuadra. La mayoría eran personas que regresaban de trabajar para descansar en sus hogares. Eso era algo que también podía envidiar, su turno había terminado hacía rato pero no quería irse sin interrogar al chico.
En medio de su reflexión, entre toda la multitud, pudo distinguir a un muchacho rubio, algo más alto que el promedio. Bajó del auto y se acercó lentamente al joven.
-¿Diego Ramírez? -le dijo cuando lo tuvo a una distancia en que podía sujetarlo si quería escapar.
-Sí. -respondió temeroso.
-Policía Federal. -dijo mostrando la placa- Acompáñeme por favor.

Hace alrededor de 2 años

0

8
#9

-Como rompe las pelotas Vazquez -se quejaba el fiscal cuando entró a la comisaría al encuentro con el inspector.
-Disculpe doctor. Pero no quería esperar más a interrogar al muchacho. -respondió molesto.
-¿No podía dejarlo dormir en el calabozo? Lo interrogábamos mañana.
-No puedo ficharlo. No es sospechoso todavía.
-¡Ah! En eso se equivoca.-dijo cambiando el tono y esbozando una sonrisa para demostrar que su indignación había sido una actuación que llevaba a lo que realmente quería decir- Llegó el informe del forense.
-¿Qué dice?¿Hay huellas?¿Fluidos?
-¿A qué no sabe quien estaba embarazada?
Pablo cambió su actitud expectante por una completamente abatida. La idea de entusiasmarse con la idea de que mataran a una mujer que esperaba un hijo no le divertía.
-¿Cree que ese fue móvil? -preguntó convencido de la respuesta.
-Obviamente. Cómo le dije, seguro fue el novio. Vamos a verlo a ver que nos dice.

Hace alrededor de 2 años

0

8
#10

El muchachito estaba sentado en la sala de interrogatorios muy impaciente. Hacía horas que esperaba y nadie le había explicado muy bien por qué.
Cuando entró el inspector y el fiscal se puso de pie e intentó poner una expresión de indignación que casi parecía cómica.
-Escúcheme. Hace horas que me tienen acá. Yo no hice nada. Tienen que dejarme ir.
-Tome asiento por favor -respondió tajante Vazquez, a lo que el joven obedeció resignado.
-Esta aquí para responder unas preguntas en relación a la muerte de Laura Arriaga. -comenzó Torres.
-¿Quién?
-Laura Arriaga. Su novia.
-Yo no tengo novia.
-Testigos aseguran que la víctima fue vista en su compañía.
El chico pensó unos instantes. Pablo lo miraba atento y estaba seguro que su desconcierto era real y no una pantomima para eludir su relación.
-Salí un par de veces con una Laura de la facultad. No se como era el apellido. ¿Se refieren a ella?
El fiscal miró al inspector y éste asintió. Salió del cuarto y volvió con una foto de la muchacha. La puso frente a Diego.
-Sí. Es ella. Laura. ¿Qué le pasó? ¿Se murió? ¿Cómo?
-Fue asesinada -respondió molesto Torres. La ingenuidad del chico, real o fingida, le estaba causando un dolor de cabeza.
-¿No creen que yo...?¿O sí?
-Porque no nos explica su relación con la susodicha -interrumpió el inspector.
-Salimos dos veces. Una a tomar un café. Otra a tomar unos tragos. La segunda vez me invitó a su casa, pero no pasó nada.
-¿No tuvo relaciones sexuales con ella?
-No. Creí que íbamos a ... usted sabe, pero se arrepintió a último momento. Así que me fui.
Pablo miró al fiscal con el gozo que le provocaba demostrarle cuanto se había equivocado, pero éste no cedía.
-¿Le molestó que lo rechazara? -arremetió buscando un giro que confirmara su hipótesis.
-Un poco. Pero, ¿que iba a hacer? Si no quería, no quería. Pensé que iba a tener otra oportunidad pero no me volvió a llamar.
-¿Cuando fue esto?
-Hace dos días.
-Eso es todo por ahora -interrumpió el inspector intentando rescatar al muchacho- Voy a necesitar que me firme la declaración.

Hace alrededor de 2 años

3

8
akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

Ok. :) esta bueno el relato. Demasiado bueno. Quién será el Johan de esta historia? x)

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

@Gon_Mirdon creo que es la primera historia mía que lees. Te comento dos cosas que mis seguidores ya aprendieron: 1ero voy inventando sobre la marcha, es casi una improvisación cada caja, así que estoy tan expectante como ustedes por saber quién es el asesino. Lo 2do es que mi mente siempre busca la manera de sorprender con un giro inesperado, así que a no anticiparse. Me alegra que te guste cómo va hasta ahora.

akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

@JorgeII :) Asimov también usaba ese método. x) Creo que así disfrutas más de lo que escribes. Pero mantienes una estructura argumentativa excelente. De que tienes tela, la tienes.


#11

-¿Sigue pensando que fue el chico? -preguntó el inspector al fiscal una vez que se quedaron solos.
-No lo descarte tan rápido. El muchacho pudo enojarse por la negativa, volver a increparla por no haberlo llamado de nuevo y matarla.
Vazquez lo miró displiciente, estaba seguro que no había sido ese el caso.
-¿Cuántas veces se peleó doctor?
-No sé. Creo que nunca. ¿Qué tiene que ver?
-Cuando uno está discutiendo y la frustración se vuelve violencia, da un puñetazo con la mano más hábil. Un golpe abierto y recto. La victima tenía un corte en el orbital derecho. Por tanto, el asesino era zurdo.
-Es probable. -respondió Torres poco convencido.
-A ambos sospechosos los hice firmar el acta cuando terminaron de declarar. Sólo Artigas es zurdo. Ramírez es diestro.
-¿No le parece una prueba un poco vaga?
-Puede ser, pero si suma la probabilidad de que el profesor fuera el padre de la criatura que estaba gestando son demasiadas coincidencias.
-Esta bien -respondió tras meditar unos instantes- Tráigalo de nuevo. Pero mañana. Ahora me quiero ir a dormir. Este día fue demasiado largo.

Hace alrededor de 2 años

3

7

#12

Pablo entró en su departamento con una sensación extraña. Una mezcla de envidia y fastidio con su vida.
Se había desviado desde la comisaría para pasar por la casa de Artigas. Se quedó mirando la fachada por unos minutos estacionado desde la cuadra de enfrente. Las ventanas estaban cerradas pero podía ver la luz del comedor encendida. Sin duda estaban cenando.
-Una familia feliz -pensó- Una familia que no sabe que el padre es un asesino desalmado.
Tiró las llaves sobre la mesa y abrió la heladera. Quedaban unas porciones de pizza sobre un plato de hacía dos días. Las olisqueó y, tras confirmar que no estaban rancias, las devoró con ganas.
Revisó el celular, pero su hija seguía sin responder sus mensajes. Lo dejó caer junto a las llaves y buscó un vaso limpio. Destapó una botella de vino a medio tomar y se sirvió un trago.
-El tipo caga a la esposa, le hace un pibe a la novia, la mata y sin embargo está cenando tranquilo en casa.
Dio otro sorbo, éste más largo.
-Si no termina en cana...
No pudo terminar la idea. No sabía que haría si el profesor se salía con las suyas. Había pasado muchos años en la fuerza para seguir pensando que existía la justicia. Había visto muchas cosas que lo habían hecho perder la infantil ilusión de la dicotomía del bien y del mal. Las posibilidades de que el asesino quedara impune eran cada vez mayores; sobre todo con el fiscal Torres involucrado.
Dio otro sorbo. Mañana sería otro día.

Hace alrededor de 2 años

6

7
SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

@Jorgell Eres argentino
Esperó no molestar al querer saberlo.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

@SDA_love50 en este punto de la historia creí que era evidente. :) Si, soy argentino.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

@SDA_love50 si hay algún modismo que te resulte confuso, por favor me lo haces saber

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

Tranquilo @JorgeII tengo mi historia con personajes argentinos

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

Tranquilo @JorgeII tengo mi historia con personajes argentinos


#13

Sergio estaba más nervioso que en su último interrogatorio. Esta vez lo habían citado a la fiscalía, eso sólo podía significar que las sospechas sobre él se habían intensificado.
Tenía la ilusión que el novio sonara culpable, pero, si lo habían llevado allí, no había sido el caso.
-Buenas tardes Artigas -dijo el fiscal cuando entró en la oficina seguido del inspector.
-Buenas tardes señores. -respondió poniéndose de pie.
-¿Cómo está hoy?
-Un poco confundido. No entiendo que hago acá. Creí que mi relación con Laura había quedado clara.
-Surgieron nuevas preguntas. Tome asiento por favor.
Los tres hombres se acomodaron. Esta vez fue Vazquez quien comenzó el interrogatorio.
-Dígame profesor, ¿dónde estaba el lunes a la noche?
-Estaba... en mi oficina. Corrigiendo unos exámenes.
-Hágame el favor de no tomarme por boludo. Pregunté y se fue a las siete.
Torres se incomodó con el tono informal que tomaba la conversación, pero no podía hacer mucho, el hombre evidentemente estaba mintiendo.
-Perdón, no quería... es que usted sabe, si mi esposa se entera.
-¿Estaba con Laura?
-No. Ya les dije que hacía dos meses que no nos veíamos fuera de la universidad.
-¿Entonces?
Sergio miró hacía abajo avergonzado. No sabía como responder a esa pregunta cuya respuesta era obvia para todos. Torres le ahorró la molestia.
-Estaba con otra alumna.
El profesor asintió lentamente y Pablo comenzó a impacientarse.
-¿Cómo...?¿Salía con las dos al mismo tiempo?
-No. Cuando terminé con Laura llegó...
-¿Cómo se llama? -preguntó el inspector con nerviosismo.
El fiscal, notando que Vazquez se ponía un tanto violento, le hizo una seña con la mano para que se calmara y se hizo cargo del interrogatorio.
-Escúcheme Artigas. Yo lo entiendo. De verdad. Entre nos, he tenido alguna que otra ... distracción de la rutina -dijo y esbozó una sonrisa pícara que fue correspondida por el profesor- Pero, póngase en mi lugar. Si hago un informe que lo exime de todo este asunto y no interrogo a la muchacha con la que estaba, todo esto puede verse muy mal para todos.
-Es todo muy reciente. No quiero incomodarla.
-Lo entiendo, pero no es momento de ser caballeroso. Además, su esposa nunca se va a enterar. Queda todo acá. Entre nosotros. ¿No es cierto Vazquez? -preguntó mirando hacía el inspector.
Pablo estaba asqueado, pero lo disimuló lo mejor que pudo. Asintió lentamente con una sonrisa falsa dibujada en el rostro.
-Esta bien. Anote. Se llama Camila Romero.

Hace alrededor de 2 años

0

7
#14

Pablo estaba cada vez más seguro que el profesor era culpable, pero también creía que iba a salir impune.
Habían interrogado a Camila y la muchacha había confirmado que había pasado la velada con Artigas. Aunque se la notaba dubitativa y nerviosa, ni Torres ni él pudieron inferir que mentía o que había sido aleccionada por su amante. Sin embargo, esto no lograba convencerlo. Podría haber matado a Laura antes o después. La hora de la muerte no era algo preciso.
Molesto condujo nuevamente hacía la casa del sospechoso y vigiló la entrada. Pudo verlo salir hacía su trabajo, después vio a la hija salir para el colegio y finalmente vio salir a la esposa vestida con ropa deportiva ajustada. Tenía un buen cuerpo para su edad. Sin duda en su juventud habría robado varias miradas.
La siguió hasta un gimnasio que había a dos cuadras. Pudo verla hacer una coreografía elaborada por uno de los ventanales junto a otras mujeres que practicaban la misma actividad. Esperó un buen rato y cuando salió la siguió de regreso hasta su casa.
-Alguien debería decirle la verdad -se dijo a sí mismo- Tiene que saber con quien está viviendo.
Miró la fachada un momento más. Finalmente se decidió y bajó del auto.

Hace alrededor de 2 años

3

7
Gandalf
Rango10 Nivel 47
hace alrededor de 2 años

La mierda carajo, uno se queda pegado a la pantalla dándole a la ruedita del mouse como un idiota en un vano intento de que aparezca la siguiente caja...


#15

Paula regresó del gimnasio como todas las mañanas. Casi instintivamente prendió el televisor para que el ruido le hiciera compañía pero, en lugar de ir a ducharse como acostumbraba, se quedó mirando las noticias. La imagen de un grupo de personas con carteles le llamó la atención. Eran familiares de la chica que habían encontrado muerta, Laura, pidiendo que se arrestara al culpable. Según decían, aún no había sospechosos en la misteriosa muerte.
El timbre la sacó de su obnubilación. Se apresuró a abrir pero se sorprendió cuando, tras preguntar quien era, le respondió el inspector Vazquez.
-¿Sí?-dijo asomándose por una hendija entre la puerta entreabierta y el marco- ¿En que puedo ayudarlo?
-¿Puedo pasar? Necesito hablar con usted.
-Adelante.
Le dio paso y una vez que el oficial estuvo adentro cerró rápidamente, no sin antes otear los alrededores intentando prever un chisme desafortunado.
-Dígame.
-Antes que nada, tiene que entender que no vengo en un asunto oficial. Sólo soy un civil. Nada de lo que hablemos quedará en el registro.
La mujer asintió confundida. No entendía bien la diferencia, pero por algún motivo se sintió más en confianza.
-Hay ciertas cuestiones que tuve oportunidad de descubrir en relación a su esposo, que debería mantener en secreto. La ética de mi puesto me impide decirle...
-¿...Que Sergio tenía relaciones con la chica muerta? -interrumpió fríamente.
-¿Lo sabía? -preguntó asombrado el inspector. Se había hecho una imagen equivocada de la esposa. Estaba seguro que era una pobre víctima pero aquella mujer tenía mas fuego que sangre en las venas.
-Desde hacía tiempo. No fue la primera.
-¿Lo confrontó?¿Le dijo lo que sabía?
-¿Para qué? La primera vez sí. Fue todo un escándalo. Pero una se acostumbra.
-Si ya lo conoce, sabe que su predilección por las jovencitas ¿Por qué no lo deja?
Paula lo miró con una expresión que no se definía entre un "a usted que le importa" y un resentimiento profundo.
-No se. Costumbre. Resignación. Miedo a quedarme sola. Me digo a mi misma que lo hago por Mica, pero sé que es mentira.
-Es una mujer muy bella. Seguro puede conseguir a alguien mejor.
Pablo se arrepintió en cuanto terminó la frase, pero no podía hacer nada, había cruzado la línea. Se quedaron mirándose un segundo, ella se sonrió con vergüenza. Hacía tiempo que no recibía una palabra de elogio.
-Debería irme -dijo el inspector intentando cortar la tensión que había generado.
-Sí. Creo que sí -respondió la mujer caminando hacía la puerta.
-Hay una cosa más. ¿Sabía que Laura esperaba un hijo de Sergio?
La mujer se detuvo y quedó congelada.
-No. -respondió con una voz ahogada y comenzó a sollozar.
Vazquez no pudo contenerse y se aproximó a abrazarla. Ante el tacto de éste, Paula se volteó y, con la cara clavada en el hombro comenzó a llorar desconsoladamente.
-Tranquila. Esta bien. -decía mientras le acariciaba la espalda.
Lentamente, como si todo sucediera en cámara lenta, la mujer levantó la vista. Tenía el rostro inundado de lágrimas. Cruzaron una mirada poderosa y cedieron a un deseo mutuo de besarse.

Hace alrededor de 2 años

4

7
akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

:/ que se yo @JorgeII esta esta parte chula. Aunque parece sacada de una novela de televisa.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

@Gon_Mirdon me reservo el relato erótico para quienes tienen más experiencia en el tema. Era la forma más sutil de presentar la situación. Si imaginaste a Veronica Castro interpretando a Paula no soy responsable de tu imaginación :D

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

La referencia denota mi edad ¿no? :(


#16

Pablo estaba sentado en el bar devorando el bife con lomo con ensalada, que era el plato del día. La actividad física de la mañana lo había dejado exhausto, hacía un tiempo que no tenía sexo y la señora Artigas era una mujer apasionada.
Entre bocado y bocado se sonreía recordando las proezas realizadas horas atrás. Finalmente, cuando terminaron, ella le pidió gentilmente que se fuera antes de que llegara la hija del colegio, pero lo invitó a regresar al día siguiente a la misma hora.
Estaba acostumbrado a no tener conversaciones de cama, la mayoría de sus amantes eran mujeres pagas, así que no le molestó el acuerdo.
De alguna manera sentía que había equilibrado el cosmos. Sergio engañaba a su esposa y él se encargaba de que su esposa lo engañara a él. Se sonrió ante esta idea, era un trabajo que hacía con gusto; realmente se había llevado una sorpresa con la mujer. Claro que sentía una atracción física hacía ella desde el momento que la vio, era muy bella, pero su personalidad arrasadora fue lo que lo enamoró.
-¿Cómo estuvo?-preguntó el mozo mientras retiraba el plato-¿Va a querer café?
-No, gracias. Tengo trabajo que hacer.
Se limpió la boca con una servilleta y, mientras buscaba la billetera, miró por el ventanal el edificio de la Universidad de Medicina, donde daba clases Artigas.

Hace alrededor de 2 años

0

7
#17

Pablo entró al salón antes de que terminara la clase y se sentó al fondo. Cuando Sergio dejó de mirar el libro que tenía en el escritorio para dirigirse nuevamente a sus alumnos, le dedicó una mirada inquisitiva. Tartamudeó un poco pero continuó dictando la clase lo más tranquilamente posible.
Una vez que finalizó, todos comenzaron a salir lentamente. El inspector pudo ver que Camila se acercaba a hablar con el profesor, pero éste negó sutilmente con la cabeza y la muchacha siguió su camino.
-No sabía que le interesaba la psicología -le dijo a Vazquez cuando todos hubieron salido.
-Recientemente me crucé con un caso de estudio -respondió poniéndose de pie y acercándose al frente.
-No si podré ayudarlo, la pericia psicológica no es mi fuerte.
-¿Y cuál es su especialidad? Si puedo preguntar.
-Psicología social. Es el tema de la clase.
-Cierto. De todas maneras, si me lo permite, me gustaría compartir con usted mi caso.
-Dígame -dijo con una sonrisa forzada que dejaba ver su incomodidad con la situación.
-Tengo un sospechoso de un asesinato. El tipo tenía una relación con la víctima, era su amante. Por otra parte, este mismo individuo, tiene una familia fantástica; una esposa hermosa, una hija sana y educada, una casa enorme en un buen barrio.
-¿Cuál es su punto?
-Mi duda es, ¿cómo puede este hombre arriesgar todo eso por un polvo con una pendeja? Perdón, quise decir con dos. ¿O hay más?
-Creo que se está excediendo -respondió molesto- Por más que sea un policía no tiene derecho a hablarme así.
-Hoy no soy policía, soy un estudiante curioso.
-Si no es policía no tengo porque responder a sus boludeces.
-Es verdad -dijo Vazquez sonriendo- Pero creo que le vendría muy bien convencerme que no es un sospechoso. Porque mañana vuelvo a ser policía.
-Escúcheme, yo no tengo que convencerlo de nada. No hice nada. Y si no se deja de acosarme voy a hacer que le hagan un sumario que no va a volver a portar placa. ¿Me entendió?
-Ahora escúchame vos boludo -dijo acercándose con violencia- No puedo meterte en cana por ser un esposo de mierda, pero estoy seguro que mataste a la piba y voy a hacer todo lo que pueda por hacerte pisar el palito. ¿Estamos?
Sergio asintió lentamente asustado. Pablo lo miraba como si estuviera dispuesto a matarlo y no podía evitar recordar que aquel hombre estaba armado.
El inspector le dedicó una última mirada, se fue sin mediar palabra y, cuando se quedó solo, el profesor dio un suspiro de alivio.

Hace alrededor de 2 años

4

7
LUC45
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

Recién he descubierto que eres argentino :v

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Espero que eso no haga que dejes de leerme querido @LUC45 :P Sin tus votos mis historias no avanzan

LUC45
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

No es nada. Sólo tengo problemas con un viejo escritor argentino de la web que yo pensé que era escritora... (Los errores pasan y creo que éste no me lo perdona v:).

Pero a pesar de Eze... Quiero decir ese... Ejm... Ejm... Bueno, a pesar de ese escritor, el resto de escritores argentinos me caen muy bien.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Dejame saber si algún modismo te es confuso o requiere alguna explicación. En lineas generales trato de escribir lo más neutro que me sale pero hay ciertos diálogos que perderían verosimilitud si no respetara los "argentinismos"


#18

Vazquez llegó a su departamento. Tiró las llaves sobre la mesa como todos los días pero, antes de que pudiera revisar si tenía un mensaje de su hija, como dictaba la rutina, el aparato comenzó a sonar.
Miró la pantalla y no reconoció el número así que atendió.
-¿Hola?
-¿Vazquez?
-Sí, ¿quién habla?
-Escúcheme, ¿a usted le sobra la plata?
Tardó unos segundos pero pudo reconocer la voz del fiscal Torres.
-Doctor, buenas tardes. No se a que se refiere.
-Le pregunté si le sobra la plata. De otra manera no entiendo por qué busca que lo suspendan.
-¿Lo llamó Artigas?
-¿Y a usted que le parece? Se apareció en su trabajo y lo amenazó. Hasta me dijo que le mostró el arma.
-Mi arma está pegada a su funda de lo poco que la uso. Nunca se me ocurriría...
-No me importa. -lo interrumpió- Le dije que iba a hacer algo al respecto, pero no pienso llamar al comisario a menos que me mienta cuando responda lo que le voy a preguntar.
-Dígame.
-¿Me cagó el caso?¿Qué le dijo?
-Nada relevante. -respondió sonriendo, recordando lo sucedido-Solamente le dije que sabía que había sido él y que lo iba a probar. Lo apreté un poco nada más.
-¿Le dijo que la piba estaba embarazada?
-No. Por supuesto que no.
-Esta bien. Entonces no pasó nada. Pero la próxima vez que quiera demostrar cuan larga la tiene, mejor se va a un breca. ¿Está claro?
-Gracias doctor. No se va a volver a repetir.
Pablo cortó entre indignado por la extorsión del fiscal y aliviado de su camaradería. Tenía que admitir que la situación se le había ido de las manos, y que no tuviera consecuencias era un gran alivio.
Miró el teléfono, revisó los mensajes, no vio ninguno nuevo y tiró el aparato junto a las llaves.

Hace alrededor de 2 años

0

6
#19

Paula estaba en el baño pasándose un algodón con crema en el rostro mientras se miraba triunfante en el espejo. Tenía esa expresión desde la mañana, aunque había intentado disimularla frente a su marido por miedo a que la reconociera como la "cara post-sexo", como le decía.
-¿Cómo estuvo tu día? -preguntó Sergio desde la habitación mientras se cambiaba la ropa preparándose para dormir.
-Normal. Nada interesante. -respondió sin dejar su rutina nocturna.- ¿El tuyo?
-Iba bien hasta que apareció el policía ese.
-¿Qué policía? -le preguntó sin poder disimular el temor a ser descubierta.
-Ese que vino la otra vez. Vazquez.
-Ah. Sí. ¿Qué quería?
-Nada. Vino a hacerse el guapo. Un boludo. Ya lo denuncié.
-¿Qué te dijo? -el proceso de limpieza de cutis había pasado a un segundo plano y dejó el algodón sobre el lavabo mientras se volteaba intentando no perder detalle.
-Según él yo maté a la piba esa pero no tiene como probarlo.
-Entonces no hay de que preocuparse -dijo retomando su tarea.
-La tiene conmigo -continuó como si no la hubiera escuchado- Para mi que me tiene envidia.
-¿De qué?
-Es un pobre tipo. ¿Sabes que me dijo? Que tengo una esposa hermosa, una hija sana y educada y no se que más.
Paula se sonrojó, solo escuchó la parte de "esposa hermosa" y eso la hizo sentirse mejor consigo.
-Dejalo. Si vos no tenes nada que ocultar.
-Se -respondió distraído tras unos segundos de silencio.
-¿No tenes nada que ocultar?¿No? -preguntó asomándose por la puerta.
-Mas vale que no -respondió él indignado y ambos volvieron a sus tareas.

Hace alrededor de 2 años

2

7
akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

Ok Sergio, digo... @JorgeII x).... 3bien! como dice @flaneta. De verdad que todo esta chulo, cada detalle me lo puedo imaginar sin esfuerzo.


#20

-¿Así que fuiste a verlo a mi marido ayer? -preguntó Paula sonriendo, mirando a Pablo que estaba acostado sin ropa junto a ella.
-¿A vos también te fue con el cuento que lo amenacé? -respondió burlón sin dejar de ver sus pechos desnudos.
-¿Qué fuiste a hacer?¿Querías decirle que te habías cogido a su esposa?
-Lo pensé. Pero no, fue un tema estrictamente laboral.
-No es lo que él me dijo. Parece que estabas un poco alterado.
-Hay algo en él que no me cuadra -respondió con una seriedad solemne.
-Es un pelotudo, pero te puedo asegurar que no es un asesino. Llevo años viviendo con él. Me habría dado cuenta.
-Te sorprendería. Además, las circunstancias de la muerte... -dijo y se interrumpió abruptamente sin terminar la frase.
-¿Qué tienen?
-No sé si te puedo contar, es confidencial.
-Yo no digo nada si vos no decís nada. -respondió con picardía.
-Discutieron. La golpeó y ella se cayó y se lastimó severamente. Hasta ahí podía considerarse un accidente, pero la remató con un almohadón. Eso habla de la clase de persona que la mató.
Paula lo miró compungida, como si se arrepintiera de haber preguntado.
-¿Querés que te cuente algo patético? -dijo finalmente mientras se estiraba a agarrar el celular que descansaba en la mesa de luz.
-Decime.
-La primera vez que descubrí que me engañaba lo confronté y grabé la discusión. Todavía la tengo. ¿Querés escucharla?
Sin permitirle responder, tocó la pantalla y comenzó a reproducir una grabación. En ella se escuchaba una pelea muy subida de tono entre los dos. La voz de Sergio, por ser más grave, prevalecía y podía notarse la violencia con la que se defendía de las acusaciones de su esposa.
-¿Podes pasarme ese audio? -le dijo una vez que finalizó.
-Sí. ¿Para qué?
-Creo que puedo usarlo para esclarecer todo este asunto.

Hace alrededor de 2 años

2

7
JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

...La esposa de Sergio :)


#21

Pablo llegó al departamento de Laura y se quedó mirando la puerta. Había estado en la escena del crimen cuando reportaron el cuerpo, pero ahora, lo hechos le daban una perspectiva más subjetiva. La relación de la victima con Sergio y su embarazo le provocaban una mayor angustia y empatía.
"Pobre piba" pensó y continuó con su cometido. Se dirigió a la puerta contigua, golpeó y esperó a que lo atendieran.
-¿Sí?¿Quién es? -dijo un anciano a través de la abertura.
-Policía señor. Necesito hacerle unas preguntas.
El inspector estaba acostumbrado a lidiar con personas desconfiadas, así que extendió su placa para que pudiera ser inspeccionada por la mirilla, si el hombre así lo deseaba.
Unos segundos después se escuchó que dos cerraduras se abrían.
-Ya respondí todas las preguntas que me hicieron -dijo el vecino malhumorado.
Pablo miró al hombrecillo calvo que se asomaba y se llenó de paciencia.
-Hay nuevo material que necesito que verifique. Serán unos instantes nada más.
El hombre puso cara de cansancio, como si le estuvieran privando de hacer algo más importante, pero accedió.
-Dígame. ¿Qué quiere saber?
-Necesito que escuche un audio -dijo mientras sacaba su teléfono y buscaba el archivo que le había enviado Paula -y me diga si reconoce esta voz.
Presionó el play y dejó reproducir unos segundos donde se escuchaba a Sergio gritando molesto.
-Sí. Es exactamente lo que oí.
-¿Éste es el hombre que discutía? -preguntó Pablo entusiasmado.
-Sí, estoy seguro.
-Si fuera necesario, ¿puede testificar lo que acaba de decirme en la fiscalía?
-No sé. -dijo preocupado mirando hacía sus piernas- No estoy muy bien para moverme.
-Señor, si usted me hace el favor de dar su testimonio, yo mismo lo llevo y lo traigo. Se lo aseguro.

Hace alrededor de 2 años

5

7
JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Gracias @SDA_love50 se está haciendo extensa la historia, me alegra que la sigas con entusiasmo.


#22

-No es suficiente Vazquez -le dijo el fiscal sentado en su escritorio.
-Es una identificación positiva del sospechoso en la escena
Torres releía la declaración del vecino que le había llevado el inspector.
-El hombre no es un testigo incuestionable, está senil, puede haber confundido la voz con cualquiera similar. No es como si lo hubiera visto entrar o salir del departamento. En ese caso, tal vez tendríamos algo.
-¿Qué más necesita? Tenía un motivo, lo ubica un testigo en la escena, está cantado que fue Artigas.
-Si lo acuso ahora va a conseguir un abogado y cualquier boludo recién egresado sabe que todo lo que tenemos es circunstancial. Ningún juez va a fallar a nuestro favor.
-Presionelo. Sáquele una confesión. Tenemos lo del embarazo. Usemos eso.
-Eso me lo estoy guardando para cuando tengamos un caso armado. Si lo apretamos ahora nos va a salir con la coartada que ya fue confirmada.
-Camila -dijo el inspector en voz baja para si.
-No se exaspere Vazquez. Ya logró convencerme, y eso no es fácil, seguro que vamos a agarrarlo. Necesitamos tener un poco más de paciencia.
-Yo soy paciente doctor, pero no puedo aceptar que el tipo siga suelto por ahí.
-La justicia es así. Hay que juntar pruebas. Y, hablando de eso, ¿de dónde sacó la grabación que le hizo escuchar al viejo?
-Lo grabé con mi celular cuando lo fui a ver a la universidad -dijo sin titubeos. Había ensayado esa mentira todo el camino a la fiscalía.
-Vaya tranquilo. Descanse un poco. Algo se nos va a ocurrir.
-Se -respondió mientras rumiaba una idea que le había llegado instantes atrás.

Hace alrededor de 2 años

0

7
#23

Pablo entró en su departamento, tiró la llaves en la mesa y revisó su teléfono como siempre. Tenía un mensaje, no era de su hija como él hubiera deseado, sino de Paula.
"Hola, ¿qué hacías?" decía. Lo había recibido mientras manejaba hacia su casa.
"Acabo de llegar" respondió.
"Yo estoy sola con Mica. Sergio no volvió"
"Debe estar haciendo horas extras"
"¿Tendrá otra amante? ¿Tan rápido?"
Pablo comenzó a escribir que sí pensando en Camila, pero se detuvo. Borró el mensaje y buscó palabras menos comprometedoras.
"Con estos tipos nunca se sabe" envió finalmente. Recibió como respuesta una cara triste y pensó en cambiar de tema.
"¿Nos vemos mañana?"
"Tengo gym"
"Pensé que yo era todo el ejercicio que necesitabas"
"Nunca me pierdo mi clase de Tae bo" respondió tras enviar una cara sonriente.
Pensó una respuesta ingeniosa pero estaba cansado. Envió un sencillo "OK" y dejó el teléfono junto a las llaves. De todas maneras ya tenía planes para la mañana siguiente.

Hace alrededor de 2 años

0

7
#24

Los autos desfilaban por la avenida Córdoba. Estaba bastante concurrida como cada mañana, y Pablo los observaba con la mirada perdida desde el café.
Su vista paseaba entre los autos, las personas y el edificio de la universidad. Su cita estaba por llegar.
-¿Inspector Vazquez? -dijo Camila frente a su mesa.
-Camila. ¿Cómo estás?-estaba tan absorto en sus pensamientos que no la había visto llegar- Por favor sentate.
La chica obedeció. Estaba un tanto reticente al encuentro, sabía que el inspector quería hablar de su profesor y ya había dicho todo cuanto sabía del caso pero, por algún motivo, accedió. En su interior tampoco confiaba demasiado en Sergio.
-¿Querés tomar algo?
-No, gracias. Vine porque me insistió, pero ya le dije todo lo que sabía.
-Sí, ya sé. Y no desconfió de vos. Es que necesito tu ayuda.
La muchacha se sorprendió ante esta revelación y no supo que decir.
-La verdad que tu historia sirve de coartada para tu profesor, pero es medio vaga. No te acordas bien a que hora llegó ni a que hora se fue. "Entre las ocho y las nueve", como dijiste, es una franja muy amplia.
-Pero es la verdad, se que era más o menos a esa hora porque llego de la facultad a las siete, me bañé y al rato llegó él.
-Esta bien. No tenes que justificarte. Es normal que no sepas la hora exacta. Pero, podes estar de acuerdo conmigo que algo no te cierra en el caso. ¿No?
-Yo no soy su abogada. No lo voy a andar defendiendo.
-No. Sos su amante. -dijo secamente. Sus palabras lograron su cometido porque Camila se incomodó.
-La verdad que me preocupo por vos. El tipo es violento, y probablemente un asesino. No puedo estar tranquilo pensando que un día podes decirle algo que no le guste y que te mate.
-El nunca... -reprochó dubitativa. Esa idea había estado rondando su cabeza desde que la habían llamado a declarar. -Me dijo que necesita mi ayuda. ¿Qué quiere que haga?
-Es algo peligroso, pero puede ser muy útil a la causa.
-¿Peligroso?
-Necesito que le digas que estás embarazada y lo grabes con tu celular.

Hace alrededor de 2 años

4

7
akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

OH jo jo jo! Esa no me la esperaba! :D

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Siempre me complace sorprender a mis lectores, pero cuando logro sorprender a @Gon_Mirdon que estuvo intentando encontrar al conejo adentro de la galera, me siento realizado :P

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace alrededor de 2 años

A la expectativa de lo siguiente cariño, esto se está poniendo fascinante...


#25

Pablo comía a desgano unos fideos insípidos en la cocina de la casa de Artigas.
Cuando salió del café, tras haber aleccionado a Camila en el proceder para tenderle la trampa a su profesor, recibió un mensaje de Paula que decía: "Mica se queda con una amiga, te invito a almorzar". Aceptó la invitación de buena gana y, tras unas muestras de afecto apasionadas, se sentaron a comer el "manjar" que la anfitriona había preparado.
-¿Te gusta?
-La próxima te invito yo -respondió sonriendo. Ella le devolvió la sonrisa y le dio un sutil golpecito en el hombro
-No me destaco por saber cocinar.
-Hay otras cosas que haces muy bien y que compensan.
Se sonrieron con picardía, ella se sonrojó y cambió de tema. Tenía una pregunta que le daba vueltas hacía días y necesitaba aclararla.
-¿Te puedo hacer una pregunta personal?
-Decime.
-¿Por qué te molesta tanto que Sergio me meta los cuernos?
-Porque sos una mina genial. No te mereces ese trato.
-Eso me parece muy romántico y muy poco creíble. Tiene que haber otro motivo, algo más personal. Algo que te pasó. ¿Te fueron infiel?
-Tengo una hija de diez años -dijo dejando el tenedor en la mesa apesadumbrado- Hace dos años que no la veo.
-Perdona, no quería...
-No, esta bien. Quiero contarte. Una noche llegué a casa y encontré a mi señora con otro tipo. Según su abogado yo estaba en un "estado violento". No sé explicarte bien que pasó. La cuestión que el tipo terminó en urgencias desfigurado, y ella con un moretón y el ojo hinchado.
Paula se llevó una mano a la boca para contener el asombro.
-Me gasté todos mis ahorros, que no eran muchos, en coimas para evitar ir en cana. Tuve que cederle todos los bienes en el divorcio y la custodia de mi hija. Pero eso no le bastó, también me puso una perimetral. No puedo acercarme a menos de doscientos metros de la casa. Sin embargo puedo llamarla. Todos los días le mando un mensaje, no sé si sigue teniendo el mismo número, pero nunca me responde. Sin embargo sigo escribiéndole.
Se sonrió con tristeza y miró a su acompañante que desde la mitad del relato había dejado de comer.
-Parece que te atraen los tipos violentos. -le dijo burlonamente. Paula saltó de su silla y se abalanzó a abrazarlo.

Hace alrededor de 2 años

0

7
#26

Pablo llegó a su departamento expectante a recibir el mensaje de Camila. Sabía que estaba forzando a la chica a tomar un gran riesgo, no solo debía estresar a su novio asesino, sino que, si el fiscal consideraba la grabación útil, debía dar un falso testimonio, puesto que no podía quedar evidencia de la participación del inspector en todo el asunto.
El teléfono sonó y lo revisó rápidamente. Era un audio de la joven. Toco el botón de play y escuchó.
-Sergio, necesitamos hablar -decía la voz de Camila.
-¿Qué pasó?
-No se bien como fue. -vacilaba buscando las palabras adecuadas- Tal vez las pastillas estaban vencidas...
-¿Estas embarazada?
-Sí.
-¿Y crees que es mío?
-¿Qué clase de pregunta es esa? No estuve con nadie más.
-Ok. Perdón. Bueno, ¿qué queres hacer?
-No sé. Debería ver un doctor, ¿no?
-¿Necesitas plata?¿Queres que consiga a alguien que...?
-¿Qué significa ese gesto? No voy a abortar.
-¿Cómo que no? Yo no puedo hacerme cargo de un hijo extra matrimonial. ¿Cómo querés que explique todo esto en casa? -Pablo se impacientó porque la voz de Artigas sonaba cada vez más molesta.
-¿No la ibas a dejar a tu mujer para estar conmigo? Ahora tenés una buena excusa.
-No seas chiquilina. Sabes que las cosas no son así.
-¿No te vas a hacer cargo?
-No. Definitivamente no.
-¿Y que hago?
-¿De cuanto estas? ¿No podes ponerte a salir con un boludo y pegarselo a él?
-¡No soy Laura, Sergio! No voy a hacer eso.
-Entonces no sé que decirte. Vos decidiste quedartelo, arreglate.
Se escuchó un portazo y se cortó la grabación.
Pablo se sentía entre entusiasmado y relajado que la situación no hubiera pasado a mayores. Miraba la grabación como si fuera su bien más preciado. En ese momento llegaron dos mensajes más de Camila, uno seguido del otro.
"Ya descubrí con que clase de tipo estoy saliendo"
"Pero lo que me asusta más es la clase de persona que es usted por hacerme hacer esto"

Hace alrededor de 2 años

3

7
JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Ya saldrá el conejo de la galera. Falta un poco más @Gon_Mirdon


#27

-¿Vos estuviste anoche con mi marido? -le preguntó Paula al inspector que estaba acostado a su lado.
-No. -respondió secamente, intentando disimular que sabía perfectamente donde había estado Sergio- ¿Por qué?
-Vino tarde y muy molesto. No quiso decirme donde estuvo ni que le pasaba.
Pablo permaneció en silencio con expresión preocupada. No había dormido en toda la noche pensando en los mensajes de Camila. Había demasiada información implícita en esa grabación y quería compartirla con el fiscal cuanto antes, pero no estaba seguro que fuere una prueba fehaciente para utilizar en un juicio. Después de todo, lo único que probaba era que el sospechoso no quería tener hijos.
-¿Estas bien? -interrumpió Paula.
-Sí, perdoná, no dormí mucho. Va a ser mejor que me vaya.
-Dejame que te haga un café aunque sea.
El asintió sonriendo, la excusa para prolongar su estadía era una manera de decirle que quería pasar tiempo con él.
-Dale -respondió y la acercó para darle un beso.
En ese momento, ambos escucharon que la puerta de entrada se cerraba. Alguien había llegado.
Paula saltó de la cama y se aproximó a la entrada de la habitación.
-¿Mica?¿Sos vos?
-Sí -respondió una voz adolescente cansina que venía desde el comedor.
-¿Por qué no estás en gimnasia? -preguntó mientras se vestía rápidamente y cerraba la puerta que había quedado a medio camino cuando entraron esa mañana.
-No me sentía bien.
-Andá a acostarte que ahí te llevo un té.
Se volteó rápidamente para indicarle a Pablo que se vistiera pero éste ya estaba listo a la espera de la seña para salir.
La mujer se asomó primero y, cuando estuvo segura que su hija estaba en su cuarto, le hizo un gesto con la mano al policía para que saliera de su escondrijo.
Con cuidado de no hacer ruido, pero lo más rápido que podían, se escabulleron hasta la entrada.

Hace alrededor de 2 años

2

7
akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

♪♫♬Huele a peligro
el sólo hecho de acercarme a conversarte ♪♫♬ xD


#28

El fiscal miraba a Pablo entre sorprendido y preocupado.
-¿Cómo logró convencer a la piba que hiciera esto?
Miraba el teléfono y al inspector iterativamente, aún no podía creer lo que acababa de oír.
-Ella también tenía sus dudas respecto a la inocencia de su amante.
-No voy a negar que el audio es muy esclarecedor, pero, ¿si le hubiera hecho algo a la muchacha?¿Se habría hecho responsable de tamaña responsabilidad?
-No pasó nada, y eso es lo importante. -dijo Pablo intentando disipar las culpas.
-De pura suerte. ¿Por qué no lo habló conmigo antes? Esto podría haber salido mucho mejor con una orden y una escucha. Así la chica no puede testificar.
-Puede dar una versión de porqué grabó a su pareja: Se sentía en riesgo.
El inspector no había contado todos detalles de su encuentro con Camila. Había excluido selectivamente la parte donde la aleccionaba por si tenía que hablar con el fiscal.
-Es un argumento débil, pero puede servir. De todas maneras la grabación es muy circunstancial. Cualquiera puede ponerse agresivo en un momento tenso y, después de todo, nunca le levantó la mano ni puso en riesgo su integridad.
-Sí. Lo mismo pensé cuando la escuché. Pero no se la traje por eso. Según lo que se llega a oír, tanto Sergio como su amante sabían que Laura estaba embarazada y que su relación con Diego fue una pantomima que salió mal.
-Sí, eso me complica la estrategia que estaba armando -dijo pensativo- Incluso pone en duda la inocencia del noviecito. Si se enteró que lo estaban usando, las sospechas sobre su culpabilidad se renuevan.
Pablo sintió que se le escapa un tiro por la culata y el alma le caía al suelo. Había logrado sacar del foco al chico que evidentemente era inocente y ahora, sin quererlo, lo ponía de nuevo en escena.
-Doctor, no perdamos el foco, el culpable es Artigas, y lo sabemos los dos. Necesitamos encontrar pruebas, eso es todo.
-Así tuviera razón Vazquez, el abogado defensor puede llegar a la misma conclusión que yo y presentar una duda razonable. Eso ya nos complica el caso, y mucho.

Hace alrededor de 2 años

3

7
JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Ya falta poco para develar todos los misterios @SDA_love50 Gracias por leerme tan atentamente.


#29

Sergio llegó a su casa de buen humor. No podía explicar su ánimo a su familia, ya que se debía a una frase que le dijo Camila al finalizar la clase. "Falsa alarma" fue todo lo que dijo y casi al pasar, pero él comprendió el mensaje perfectamente y eso le permitió relajarse un poco.
-¿Cómo está Mica? -preguntó a su esposa mientras se cambiaba.
-Mejor. Está en sus días, por eso no quiso ir a gimnasia -respondió Paula desde el comedor donde preparaba la mesa para cenar.
Sergio se sonrió y se sacó la camisa para reemplazarla por su remera rota de entrecasa.
-¿Cómo te fue hoy? -preguntó su esposa.
-Bien, nada trascendental.
Se quitó los zapatos usando las puntas de los pies, luego se quitó los pantalones y los arrojó sobre la cama. Había olvidado guardar primero la billetera que se deslizó ágilmente del bolsillo hasta quedar debajo del mueble.
Insultó quejándose de su falta de atención y se agachó a buscarla.
Allí, junto a su billetera, yacía un envoltorio de profiláctico usado. Lo sujetó con dos dedos y lo inspeccionó.
Su primer pensamiento fue "¿cuánto hace que no se limpia la casa?¿Si nosotros hace mucho que no..." Pero inmediatamente se dio cuenta que era nuevo y de una marca que él no acostumbraba a comprar.
Usualmente Paula, después de que Pablo se fuera, revisaba bien cada rincón para descartar cualquier evidencia de su paso por la casa. Pero ese día, con su hija enferma, no pudo notar que, con el apuro de vestirse, su amante había dado un golpe a la mesa de luz dejando caer el envoltorio.
-Paula... -comenzó a balbucear Artigas mientras se ponía rojo de ira y se levantaba del suelo lentamente. -Paula, vení un momento por favor.

Hace alrededor de 2 años

8

7
LUC45
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 2 años

Apuesto a que habrá una pelea con mucho sarcasmo o una buena excusa... Pero yo que sé, tú eres el que escribe :P

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Estimado @LUC45 te recuerdo el perfil de los personajes involucrados; Paula es una mujer despechada, cansada de que el marido la engañe con jovencitas pero resignada; Sergio es el principal sospechoso de un asesinato y hay varias evidencias que pierde la paciencia fácilmente. Lo que sigue a esta escena, con esos datos, lo dejo a tu imaginación hasta que haga tiempo a sentarme a escribir la siguiente caja :D

akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

Pues.... lo sabía!!!! es camila!!!! xD

akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

Por cierto, lo que hago es una mala imitación de detective Elijah Baley en Bóvedas de acero de Asimov. xD el tipo culpa cualquier cosa que ve, del crimen.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Tengo la impresión que crees que el culpable es cualquiera que aparece en la caja menos el inspector :D @Gon_Mirdon


#30

Vazquez seguía en la fiscalía. Después de conversar con Torres la mejor estrategia contra Artigas se quedó revisando la carpeta del caso. La mayoría de los documentos ya los había leído, pero los volvió a analizar en detalle buscando "eso" que se le había perdido.
Dentro de los documentos nuevos, encontró el informe del forense al que había hecho referencia el fiscal días atrás y un nuevo informe del peritaje que había llegado esa mañana.
Según este último, había dos cosas que llamaron la atención del perito. En la escena se encontraron dos juegos de huellas adicionales a los de la víctima, esto daba la idea de que en las últimas horas de vida Laura había sido visitada por dos personas distintas o había dos asesinos. El otro hecho curioso estaba en la almohada que usaron para matarla. Es común encontrar restos de saliva, lágrimas y sangre del lado que se apoyó contra la cara de la occisa, pero lo extraño fue encontrar lágrimas del lado que apuntaba hacía arriba. Esto indicaba que el asesino había llorado mientras sofocaba a su víctima.
Este comportamiento no cuadraba con la personalidad de Artigas y esto lo molestaba. Si tenía que buscar un cómplice no sabía por donde empezar.
Mientras tomaba notas de los factores que consideraba más relevantes sonó su teléfono. Era un mensaje de Paula que decía "Nos descubrió. Vení rápido. Tengo miedo"
Inmediatamente Pablo saltó de la silla y corrió hacía la calle en búsqueda de su auto mientras marcaba lo más rápido que podía el número de teléfono de su amante.
La llamada se cortó sin contestar y apareció otro mensaje.
"No puedo hablar. Estoy encerrada en el baño. Tiene un arma"

Hace alrededor de 2 años

3

7
akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

Según pediste, aquí mi razonamiento. Creo que es Camila, porque, creo que debería ser la única que le importe que marche bien ese matrimonio. Puede que ella y Laura vayan a la misma escuela. Puede que se haya enterado del embarazo. El que haya lágrimas en la almohada demuestra cierta sensibilidad en el asesino, quizás algo propio de una adolecente. A lo que se refiere el inspector sobre dos visitas, puede que la primera haya sido de Artigas, y la segunda, de la aparentemente enfermisa Camila, que quién sabe si será la culpa matándola.

akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 2 años

@JorgeII x) Confudí a camila con mica. La explicación de arriba es para Mica.


#31

Desde que Pablo era inspector había usado una o dos veces la sirena que estaba conectada en su auto particular. Por tanto, esta sería la segunda o tercera vez que la acomodaba en el techo mientras la encendía y maniobraba ágilmente intentando no perder un instante en su llegada.
Presionó el pulsador de la radio pidiendo que un patrullero se acercara a la casa de los Artigas por un posible disturbio doméstico y del otro lado le confirmaron que estaba en camino.
Cuando llegó a la residencia frenó tan bruscamente que las ruedas hicieron un chirrido y bajó sin esperar que la inercia se rompiera plenamente.
-¡Artigas!¡Abrí! -gritó mientras tocaba timbre y golpeaba la puerta.
No era tan sencillo tirar la puerta de una casa como mostraban en las películas y prefería ahorrarse esa proeza si podía evitarlo.
-¡Artigas!¡Es la policía!¡Abrí! -seguía golpeando eufórico. Esperaba que con la confusión y el ruido, Sergio se descuidara permitiendo a Paula ponerse a resguardo.
No pasaba nada y comenzó a preocuparse, se alejó un poco midiendo la posibilidad de entrar por la ventana del primer piso cuando tímidamente la puerta comenzó a abrirse.
Micaela se asomaba asustada con la preocupación de no saber si estaba haciendo bien o mal en cumplir las demandas del oficial.
-Mica. Soy policía. ¿Dónde está tu papá?
-Arriba -respondió y comenzó a sollozar, como si hubiera contenido el llanto por largo rato- Está gritando, no sé que pasa.
-Tranquila. Esperá acá afuera que ya viene un patrullero.
-¿Acá afuera? No me deje sola. -le dijo mientras se abalanzaba a abrazarlo.
-Tengo que ayudar a tu mamá. Tengo miedo que la lastime.
La chica asintió resignada. No era hora de comportarse como una niña, la vida de su madre podía peligrar mientras más tiempo retuviera al oficial, así que se hizo a un lado.
-¡Salí hija de puta!¡Te voy a matar! -se escuchaba al marido gritando furioso desde el primer piso.
Pablo desenfundó su arma y comenzó a subir la escalera lentamente.
-¡Artigas!¡Tirá el arma y asomate despacio!
Los gritos cesaron, Sergio se había sorprendido de ser invadido por la retaguardia y se asomó a la escalera para confirmar sus sospechas.
-Acá está el otro hijo de puta. ¿Venís a ver a tu novia?¿No vas a esperar a que me vaya?
-Tranquilizate y deja el arma -dijo el inspector al notar la punta de un cañón que se asomaba.
-¿Tranquilizarme? ¡Te voy a arrancar la cabeza pelotudo! -dijo mientras desaparecía nuevamente de su vista.
Ya casí había logrado acortar la distancia cuando el profesor se abalanzó hacía la escalera con el arma en la mano.
Tal vez haya sido producto de su imaginación o tal vez fue real, pero Pablo sintió que el hombre le apuntaba y gatilló dos veces. Acertó ambos disparos en el pecho y su atacante cayó desplomado en el descanso.
Sacó un pañuelo del bolsillo y levantó el arma con cuidado de que el cadáver no la soltara y disparó un tiro a la pared, cerca de dónde había estado segundos antes. Había que asegurarse, un informe de "exceso de violencia" en un caso donde estaba relacionado con la victima podría valerle otro costoso juicio.
Saltó al occiso y, mientras guardaba el arma corrió al encuentro de Paula que lloraba encerrada en el baño.
-Paula. Soy yo.-dijo después de golpear despacio la puerta- Salí. Ya se terminó.

Hace alrededor de 2 años

2

7
JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Estimados, disculpen la demora (suelo publicar todos los días, más como terapia que para ustedes, tengo que admitir) pero estuve tres días sin suministro eléctrico y no me gusta escribir desde el teléfono. Los más impacientes no se entusiasmen. La historia aún no termina.


#32

-Al final tenía razón Vazquez -le dijo el fiscal Torres cuando se acercó a su escritorio.
Los últimos días habían sido bastante complicados para Pablo. Había tenido que declarar en la fiscalía, pasar una serie de entrevistas con asuntos internos y hasta había tenido que someterse a un peritaje psicológico.
A Paula no la veía desde el día del incidente, se comunicaban por mensajes pero decidieron no encontrarse hasta que todo se calmara.
La mujer había tenido que disponer de los arreglos funerarios del esposo y lidiado con la prensa. A pesar de estar agradecida con el inspector, mostraba un cierto rencor por ser éste el causal de tanto incordio.
En alguna noche de estrés le había escrito "al final, hubiera sido mejor que él me matara a mí"
-¿Con qué? -preguntó volviendo al presente.
-Con Artigas. Conseguimos una orden para tomarle las huellas al fiambre. Resulta que un juego de los NN de la escena era de él. El tipo estuvo ahí. Con la declaración del vecino y de la noviecita tenemos cartón lleno. Una acusación póstuma, la jermu no va a hacer mucho por defenderlo, el juez y la prensa van a estar felices. ¿Qué más queres?
-¿Y el otro juego de huellas?
-Vazquez. No hay poronga que venga bien. -dijo sonriendo satisfecho- Dejalo así.
-Podemos pedir una orden para tomar las huellas de la novia. Camila. Tal vez tuvo algo que ver.
-De verdad te lo digo -dijo cambiando su semblante abruptamente- Dejalo así. No jodas más. Caso cerrado.

Hace alrededor de 2 años

1

7
SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

Quién sera el asesino? Unos pensaran en.... Otros dirán es.... En teoría no hay nada claro @Jorgell
A la espera de la siguiente caja.


#33

Pablo hizo una nueva visita a la fiscalía. Tenía que firmar unos papeles y su caso quedaría archivado como "legitima defensa". Por costumbre leyó el informe antes de hacer el garabato que tenía por firma.
"Del peritaje del arma se obtuvieron las siguientes conclusiones:
1ero. Se encontró pólvora en la mano del occiso, por lo que se concluye que hizo al menos un disparo.
2do. Se analizaron las huellas en el arma, las mismas coincidían con los del señor y la señora Artigas, por lo que se concluye que no hubo una tercera parte involucrada."
Se sorprendió al leer esto último. No entendía que hacían las huellas de Paula en el arma. Tal vez en alguna tarea de limpieza la hubiera acomodado o, peor aún, ¿había intentado quitársela?
Buscó entre los papeles la declaración de la mujer pero decía lo que esperaba: Sergio se había puesto violento al descubrir que tenía un amante, la había amenazado y, cuando vio que se dirigía al mueble donde se escondía el revolver, corrió a esconderse al baño.
No había explicación de por qué estaban ahí sus huellas y nadie había preguntado.
Hizo la tarea que lo había llevado allí y, cuando hubo salido a la calle, llamó a Paula.
-No puedo hablar ahora Pablo. Tengo mucho que hacer -respondió sin mediar un saludo.
-Necesito hacerte una pregunta nada más. Dos segundos.
-¿Qué pasó?
-Vine a firmar unos papeles y en el peritaje salió que tus huellas estaban en el arma.
Un silencio sepulcral invadió la comunicación por un instante así que Pablo retomó el interrogatorio.
-¿Qué pasó realmente esa noche?
-¿A qué te referís? Sabes bien lo que pasó.
-Sé por tu cara que te pegó. Sé, porque así te encontré, que te escondiste en el baño. Pero hay mucho que no sé. Leí tu declaración, no dice nada y a nadie se le ocurrió preguntar. Podes confiar en mí, yo te voy a cubrir, pero necesito saber la verdad.
-Si supieras la verdad no me querrías volver a ver Pablo.
-¿De qué estamos hablando?
-Fuiste lo mejor que me pasó en mucho tiempo. Gracias. -dijo en un sollozo ahogado y cortó.

Hace alrededor de 2 años

3

7
Sarym
Rango16 Nivel 75
hace alrededor de 2 años

Si es lo que creo que es... hace mucho lo intuí, pero quiero los detalles, ansiosa por más querido.


#34

Gustavo Martinez llevaba casi diez años como perito en el departamento de la policía científica. Durante ese tiempo había interactuado con Pablo en más de una ocasión. No podían considerarse amigos, pero habían logrado cierto nivel de confianza. Por esto, el inspector recurrió a él para pedirle un favor.
-¿Cómo le va Vazquez?¿Qué lo trae por acá? -le preguntó cuando cruzó la puerta de su oficina.
-Tengo que pedirle un favor Martinez -dijo en voz baja, mirando hacía todos lados para asegurarse que estaban solos- ¿Cuento con su discreción?
-Si me va a pedir que borre evidencia viene a mal puerto inspector. -dijo mostrando una falsa indignación. Por la paga adecuada podía hacer desaparecer cualquier informe incriminatorio.
-Tranquilo, de ésta sale limpio. Necesito averiguar algo pero, no solo no tengo ninguna orden, sino que necesito que quede entre nosotros.
-Dígame que necesita y le digo si lo puedo ayudar.
Pablo sacó un pedazo de papel con dos números anotados con un bolígrafo azul.
-Necesito que compare las huellas de estos dos casos.
Gustavo tomó la anotación y miró al inspector confundido. Parecía algo completamente legal y no sería problema para un oficial de su rango conseguir una orden de un juez.
En cuanto ingresó el primer número en la computadora entendió el motivo de su intriga. Se trataba de un caso en el que había estado involucrado.
En la sección de evidencias descargó todas las muestras de huellas, había cuatro perfectamente identificadas; Pablo, Sergio, Paula y Micaela.
Ingresó el otro número y realizó la misma tarea. En este caso había sólo una que aún no había sido identificada.
-¿Crees que alguien de la familia es el NN?
-Espero que no.
-¿No seras vos?¿no?
-Si supiera quien es te habría pedido que la borraras, no que la cotejaras.
Gustavo se sonrió, asintió y comenzó a ejecutar el programa de comparación. Descartó a Pablo y a Sergio que ya había sido identificado en la escena.
-Hay una coincidencia. -dijo mirando al inspector que observaba atento la pantalla.
-Mierda.

Hace alrededor de 2 años

2

7
SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

Uy! A alguien se le va a caer el pelo y no sé a quién puede ser @Jorgell y si lo sé no digo nada.


#35

Pablo llegó a su casa y tiró las llaves sobre la mesa, más desanimado que de costumbre. Había estado intentando dar con Paula, pero todas las llamadas daban el mensaje que el celular se encontraba apagado o fuera del área de cobertura. Intentó, incluso, confrontarla en su casa, pero no encontró a nadie en la locación. Resignado le había enviado un mensaje, con la esperanza que en algún momento le respondiera. Una esperanza tan fútil e infantil como esperar que su hija respondiera uno de sus mensajes matutinos.
En ese momento, casi en respuesta a sus pensamientos, sonó el teléfono. Revisó la pantalla con la esperanza que mostrara el nombre de su amante, pero en su lugar había un número largo desconocido. Sin duda una llamada de larga distancia.
-¿Hola? -dijo cuando atendió.
-Hola Pablo. -respondió la inconfundible voz de Paula.
-¿Paula?¿Dónde estás? Estuve intentando encontrarte todo el día.
-Pablo, escúchame. Tengo que decirte algo importante pero necesito que no me interrumpas.
-¿Dónde estás?¿De dónde me estás llamando?
-Te dije que no me interrumpas boludo. Te voy a explicar todo. Te lo debo.
-Está bien. Perdoná. Pero cuando termines espero que me respondas unas preguntas.
-Tenés que saber que antes de conocerte estaba muy deprimida. Sentía que no tenía más alternativa que quedarme con Sergio para siempre, a pesar de saber que clase de hombre era. Vos me mostraste que todavía tenía algo, que valía como mujer. Por eso estoy arrepentida de lo que hice.
-Paula, vos sabes que lo nuestro no fue una pendejada, te puedo ayudar. Podemos salir adelante.
-No, ya no. Dejame contarte. Necesito que lo sepas. "Esa" noche, lo seguí. Quería saber quien era la pendeja con la que me estaba metiendo los cuernos. Lo vi entrar al departamento y darle un beso a la putita. Uno de esos besos que ya no me daba hacía mucho. No pude contener el llanto y la bronca. Quería ir y agarrarlos a los dos. Demostrarles que no era tan boluda como ellos pensaban. Alguien salió y aproveché para entrar. No sabía bien en que piso estaban así que empecé a subir la escalera. En el segundo piso escuché a Sergio gritando y supe que había llegado. Discutían fuerte. No escuché todo, pero entendí que ella estaba embarazada.
-No necesito saber Pau. Por favor. No me cuentes más.
-Vos no lo necesitas, pero yo sí. Necesito que lo sepas. Ella gritó. Escuché un golpe y mi marido salió rápido del departamento. Estaba asustado. Tan en la suya que no se dio cuenta que yo estaba escondida en la escalera. Cuando bajó entré y vi lo que había hecho. La pendeja estaba tirada en el suelo. Había un charco de sangre abajo de su cabeza. Volví a llorar con la mano en la boca. Estaba espantada. Ahí me di cuenta que estaba casada con un asesino. Me acerqué a mirar mejor. No sé por qué, pero quería verla a la cara. No puedo ser tan boluda. Hasta el día de hoy me arrepiento de no haberme ido. La piba abrió los ojos y me pidió ayuda con un hilito de voz.
Se interrumpió y comenzó a sollozar. Había estado aguantando el llanto todo el relato pero ya no podía más. Pablo se sintió acongojado.
-Tranquila. Ya sé lo que pasó. No fuiste vos, fue él.
-No entendes. La vi ahí y pude ver a Sergio en cana. Mica creciendo sin su padre. Un hijo extramatrimonial sin padre. No pude soportarlo. Tenía que hacer algo. Fui a su habitación y encontré un almohadón.
-Paula, pará. Decime donde estás. Dejame ir a buscarte. Dejame ayudarte.
-Gracias por hacerme sentir querida de nuevo -dijo entre lágrimas.
-¡Paula!¡Decime donde estás!¡La puta que te parió! -comenzó a gritar Pablo que ya sentía que los ojos se le llenaban de lágrimas por la frustración. Pero ella no lo escuchó, ya había colgado.
Miró la pantalla y tiró el teléfono contra un rincón. El aparato se abrió y la batería quedó a un metro del resto del celular. Nunca se había sentido tan solo e impotente como en ese momento.

Nunca más volvió a ver o a hablar con Paula. El caso quedó cerrado y el único acusado fue Sergio postumamente. Su hija nunca le respondió sus mensajes.

FIN.

Hace alrededor de 2 años

16

7
SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

Lo suponía @Jorgell Paula remato a la chica y tal vez mato a su marido y no Pablo el amor y el odio lo pueden todo @Jorgell
Excelente historia y un placer leerte.
Un saludo

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Gracias @SDA_love50, sé que es complicado porque te fuiste dando cuenta en el desarrollo, pero recordas en que caja dijiste "es Paula"? Me es muy útil saber esto. Un saludo y te espero en la próxima.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Corregido, gracias por la observación @LUC45

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

Es lo que pienso @Jorgell pero tal vez me equivoque.
Me gustaría tu opinión sobre "Secta'
Un saludo.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Me expresé mal @SDA_love50 , me refería a en que caja comenzaste a sospechar, para saber cuan predecible fue la historia. Gracias.

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace alrededor de 2 años

Espero tu opinión "Secta" @JorgeII
Seria un honor que la leyeras.

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace alrededor de 2 años

Mis deducciones iniciaron con el relato mismo, supuse que había sido Sergio y en un punto dudé de su abnegada esposa, pero en la caja 30 se disiparon todas mis dudas y se esclareció la fémina cruel como mi principal sospechosa. las lagrimas fueron determinantes en el caso.

Me encantó tu relato cariño, magistral como siempre. Continuaré leyéndote, saludos apreciado @JorgeII.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 2 años

Gracias @Sarym lo voy a tener en cuenta en los próximos relatos

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace casi 2 años

@Sarym ya le dí un me gusta para ponerlo en mi lista de lectura junto a la historia de @SDA_love50 donde hice lo propio. Gracias a ambas por leerme, sin duda sus relatos serán muy interesantes y recibirán mis humildes opiniones.

SDA_love50
Rango19 Nivel 94
hace casi 2 años

Espero que sea de tu agrado @Jorgell y no sea demasiado violenta.
Un saludo

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace casi 2 años

Estaré encantada con tus lecturas y comentarios cariño, Saludos.

akamatsutusut
Rango7 Nivel 33
hace casi 2 años

Era Paula todo este tiempo! xD mis deducciones al estilo "Misterio a la Orden" no sirvieron.

JorgeII
Rango11 Nivel 53
hace casi 2 años

Jajaj, @Gon_Mirdon tenes que ser fiel a tu instinto, acertaste al principio, pero después te invadieron las sospechas. Tengo que admitir que cambié el final por tu culpa. Cuando descubriste que era Paula tan pronto le di un giro más. Gracias por leer.