Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64 (19552 ptos) | Premio de la crítica

Corrió al baño de chicos y se encerró en el cubículo respirando agitado. Se soltó la correa y bajó sus pantalones con sus boxers incluidos a prisa, para sostener su duro y venoso sexo con la mano soltando sus jugos viscosos a tal presión que se pegó en la puerta. Respiró falta de aire y con el rostro rojo mientras una risa hizo eco en aquel baño. Se sentó alivianado, pero lleno de rabia.
— Oh no, que pervertido, llenaste la puerta de mecos…—.Dijo entre risas una voz femenina y profunda. A lo que el chico miró la puerta y se dibujó una expresión de asco en su cara.
—Esa chica es un peligro—.Agregó burlona la voz mientras que él recordaba la sensación de aquella «chica» sobando su miembro en clase con su rostro mirando como si nada el pizarrón. Incluso ella disfrutaba acariciándose mientras se lo hacía hasta que la resistencia sobre ello había menguado y terminó dónde estaba.
—Jhon, ¡¿Eyaculaste tu cerebro?!—. Éste no contestó sabiendo que la responsable de todo era la dueña de dicha voz.

Hace más de 2 años Compartir:

7

17
Etyu_lol
Rango3 Nivel 10
hace más de 2 años

😂😂😂jajaja muy erótico,mejor que 50 sombras de grey

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

501 un sombras de Jhon. jajaja

Purpura
Rango14 Nivel 66
hace alrededor de 2 años

Hace muuucho empecé a leer tu saga pero... no le habia marcado los corazoncitos :(
ahi van :D @Jose_Mierez

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 2 años

Y eso que inclusive tienes un personaje planteado casualmente en la saga... jajajaja la @Chica_Purpura

Purpura
Rango14 Nivel 66
hace alrededor de 2 años

Oh! de veras? pronto lo descubriré :3

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 2 años

Aun no lo subo, el capitulo va de éste personaje
=_= le adeudo la portada y estoy trancado la tercera parte
pero lo subiré en cuanto retome publicaciones jajajaja


#2

Un infierno de llamas se alzaba ante su vista dejando un campo de lava. Estaba en una pequeña isla de tierra negra mirando sin entender aquella escena cuando divisó en el techo de lo que era una caverna a un ángel descender. Uno que su piel verdosa estaba llena de marcas. De pecho de senos que dejaba ver el costillar, alas negras como la noche que planeaban en aquellos aires calientes. Mientras más se acercaba, mas descubrió cosas sobre aquel ángel. Como que no tenía rostro, solo una larga cabellera negra en dos colas moradas.
Su vuelo le llevó a él. Un chico joven de cabello negro y ojos azules en pijamas, parado en aquel pequeño terreno descalzo, sufriendo el calor en todo su cuerpo. Olía y escuchaba como se asaban sus pies pero no sentía ningún dolor. Les miró confundido y les movió para saber si estaban a su orden. Al levantar la mirada para seguir observando aquel ángel, se encontró rostro con rostro aunque éste solo tenía una cicatriz cocida en el. Aquel ser colocó sus manos en cada hombro y le empujó fuera de su isla segura a la lava en dónde cayó ardiendo hasta los huesos.
Despertó entonces sudoroso en una cama del siglo quince y se miró las manos para ver marcas negras con forma de sol desaparecer. Apretó sus manos y la puerta fue tocada.

Hace más de 2 años

0

7
#3

La puerta fue abierta y una anciana en sillas de ruedas entró. El chico despejó la sabana y se sentó en una orilla.
— ¿Estás bien Jhonny? —.Preguntó la anciana revisando la habitación.
— Si, pero ha sido otra de las de ella Abue —.Explicó mientras se ponía unas pantuflas de conejito. La anciana miró al chico y suspiró. Brazos verduscos envolvieron su cuello pero al voltearse no había nada. Jhonny gruñó levantándose de la cama y bostezando.
— Debes controlarla…—.Dijo girando su silla, a lo que éste gimoteó expresando que aquello era imposible. Recordó el día de ayer y lo acontecido con su compañera.
—Cada día está más loca… —. La cara sin rostro se asomó por una de las pinturas de aquel elegante cuarto.
—Jhonnysé de lo que estás hablando… yo estoy bastante cuerda, que tú seas un pervertido que le guste que se la jalen en clase no es mi tema chico, yo prefiero las orgias de sangre con cuerpos colgados… una linda visión de belleza erótica.
— ¡Vio! Abue, Es la encarnación de de la locura… —. Jhonny se restregó la cara.
— Zarex, chiquilla traviesa deja de molestar a mi hijo. ¿Estás gritando castigo?—.Retó la anciana.
—Nupse Abuelis, soy un ángel, yo me portos, esa cosa con b… Ben, bin, iben, neib… asi que ploz no me castigue, ¡soy buena personaaaaa! Incluso canto canciones cristianas y ronaldiñas…
Ambos negaron aquel humor de aquel ente. Zarex se escondió en el cuadro aparentando ser parte del mismo.
—Se te hará tarde para ir la escuela, ya veremos si ello amerita castigo…—.Jhonny asintió pero en sus adentros estaba bien claro que lo merecía.

Hace más de 2 años

0

7
#4

La espalda de Jhon fue golpeada por una gruesa mano que le empujo hacia delante. Volteó con ardor a ver a su agresor. Un chico grueso de cabello rubio le saludó. Llevaba el mismo uniforme de éste y una sonrisa de oreja a oreja.
—Beltran me sacarás la columna un día de estos —. Éste se carcajeó.
—Te lo mereces, el hombre más afortunado de la tierra por lo menos debe llevarse un par de mis golpes…—.Éste sacó musculo.
— ¿Afortunado? ¡De que hablas pirado! Ayer Zarex me hizo una de las suyas de nuevo...—. Beltran le volvió a golpear esta vez en hombro.
— ¿Por qué a los princesos le toca siempre lo bueno? ¿Quién fue esta vez? ¿Y como lo hizo?—.Preguntó curioso y divertido estremeciéndolo.
—Fue Alondra, con la mano…—.Éste ocultó su rostro y gruñó en envidia. Le señaló negando con lágrimas en los ojos.
—hijo de tu desgraciada madre… te condenó a recibir diez saludos por la espalda…—.Jhon suspiró.
—No es divertido, que te masturben en plena clase… Zarex se sale de control… — Jhon miró alrededor: —Últimamente está más inquieta.
— Recuérdame porque un demonio de la lujuria se pegó a tu alma, ¡vamos! ¿Por qué no se pega a la mía? ¡Se la ofrezco!—.Éste le lanzó una mirada irritada.
—Ja, te la regalaría con gusto pero es inseparable… «Ella» se hizo una conmigo debido a que poseyó a mi madre, o eso es lo que dijo mi madre adoptiva. Entonces cuando me dio a luz su alma y la mía quedaron pegadas porque su plan de nacer como humana falló. Ahora compartimos esencias pero no para de hacer locuras sexuales…
—Como la vez de aquel oral con la profesora… te pille infraganti y te amenacé por lo que casi me muero —.*hahaha* No le veía nada de gracia que Zarex le estuviera a punto de matarlo. Tampoco que usara aquellas habilidades para hacer aquello. Empezaba a ser desesperante aunque Beltran pensara que era una bendición.
—Bueno compañero, si Zarex logra abandonarte ya sabe que tiene un refugio en mi corazón…—. Éste se despidió esperanzado al sonar del timbre tomando un pasillo distinto lleno de casilleros. Jhon suspiró mientras se quedó parado frente al suyo preocupado de lo que podría hacer aquel ente con el que compartía un cuerpo psíquico.

Hace más de 2 años

0

7
#5

Ya en clases Jhon miró a Zarex que estaba sobre el techo de un armario de utensilios. El ente sin rostro vigilaba como un búho quienes entraban colocando sus manos como binoculares aunque no tuviera realmente ojos. Él pegó su mejilla de su mesa y negó. Estaba cansado de las locuras de ella. Sintió entonces una mano posarse en su cabeza dándole escalofríos levantó para descubrirle.
—No dejaré que nadie te toque el pipi de nuevo ¿tapichí? —Dijo imitando a un mafioso italiano. Él volteó completamente enfado hacia un lado ignorándole. En primer lugar ella había sido quien había usado su poder sobre la chica para que le hiciera aquel masaje sexual. Gruñó mientras miró como su compañera se sentaba y le sonreía. Éste se sonrojó recordando aquello. Estuvo agradecido de que Zarex tuviera la decencia de borrar ello de su memoria. Entonces dio cuenta que no había chica en su salón con la que no tuviera un encuentro físico por lo menos. Las imágenes de tales encuentros golpearon su cabeza por lo que escondió aun más el rostro. Luchó con la dureza de su excitación.
—Piensa en conejitos…—.Se susurró tratando de visualizar estos. Blancos conejos que acampaban en un campo de flores. El señor conejo con un traje y un sombrero. La señora coneja con un vestido y una sombrilla de tela. Ambos bebían té y comían panecillos de oferta. El señor conejo reía con caballerosidad inglesa mientras ella ocultaba una risa traviesa.
— ¿Follamos?—.Preguntó el señor conejo.
—Ay mi señor, primero te lo chupo —.Ambos empezaron a desvestirse a lo que Jhon se levantó de golpe y estuvo a punto de gritar.
— ¿Galix le sucede algo?—. Preguntó la profesora quien entraba recién en el salón. Éste negó en rojo tomate frente a todos sus compañeros. No estaba a salvo ni en su inocente imaginación.

Hace más de 2 años

3

7
Sarym
Rango16 Nivel 76
hace más de 2 años

Jajajaja definitivamente fue mi amiga de infancia jajaja. Fue bueno recordar los inicios querido, me gusta la re edición, seguiré acompañándote :*

Sarym
Rango16 Nivel 76
hace más de 2 años

Te quedó muy bien el dibujo cariño.

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

gracias @Sarym una portara merecida para uno de los ángeles que mejor se porta eso con b, bun, iben, por alli va jajaja


#6

La risa estridente de Zarex retumbaba en sus oídos. Se revolcaba en carcajadas en el suelo del patio de descanso mientras que Jhon Galix desenvolvía su merienda. Dando un mordiscó a su sándwich de jamón y queso suspiró irritado. Aquel ente había hecho de las suyas de nuevo perturbando su cabeza.
—Jhon, Jhon, ¿nunca oído de esa expresión follar como conejos?—. Siguió masticando mientras ésta reía.
—Por tu culpa nunca tendré un amor inocente… soy… soy un pervertido—.Zarex saltó a su cabeza y se equilibró con el dedo gordo en ella.
—Todos los humanos lo son Jooney, que pretenda o finjan que no, es una cosa muy distinta, el origen del hombre es el follar, diez mil millones de folladas por día. Tu madre follo a tu padre, los padres de ellos follaron y los padres de sus padres en un ciclo de folladas y nacimientos.
Jhon suspiró, aquello sonaba convincente pero no mencionaba los extremos en que ella le metía con sus poderes.
—No por eso debes obligar a que las chicas me acosen sexualmente—.Zarex rió.
—Naces, creces, follas, sigues follando, te aburres, te follan, repartes y recibes, mueres y te follan los gusanos… y a tu alma depende —.Éste sacudió su cabeza para que cayera. Ella se equilibro con las manos y se mantuvo.
—Tu forma de ver la vida apesta… en la vida hay más que eso… está el amor —Zarex llevó su pulgar a su barbilla.
—Mmm ¿Sabes que el amor exige también follar? ¡Encuentro físico, matemático y ecuatorio! —.Se giró como una bailarina de ballet.
—Se puede follar sin amor pero no se puede amar sin follar…—.Éste gruñó a su agregado.
—No estoy de acuerdo… creo que el amor es más que el contacto físico, creo que es el entendimiento y la compresión…—.Zarex bajó de su cabeza en una voltereta e hizo un saludo olímpico.
—Jhoncy Snoncy se nota que eres un niño soñador—.Le dio un toque con su dedo en la punta de su nariz. Él le miró enfadado.
—Tú solo sabes de follar Zarex. Eres un genio de la lujuria a la final.
—Nah también se del amor Jhon, mucho más que tú, y en un dolor que no cura la eternidad, y sé que —Ella tomó su mejilla suavemente: — Que lo primero que codicia más un enamorado es un beso…
Éste miró su ausencia de rostro y su negro cabello en colas en los laterales. Un ser así debía provocar a cualquier escalofrío excluyéndole por que había tomado costumbre de su compañía. Zarex le pellizcó esta y él se sobó en dolor. Se preguntó si algún día se acostumbraría aquello por lo que le hacía pasar.

Hace más de 2 años

0

7
#7

Galix volvió a casa después de un día de colegio. Estaba algo agotado, pero contento de que Zarex se abstuviera de hacer travesuras. Debía pasar por el centro de comercios antes de llegar a casa, por lo que estaba en medio de la agitación y el regresar de la tarde de los trabajadores entre otros estudiantes. Se restregó los ojos del cansancio y se detuvo en una vitrina donde la portada de un juego le llamó la atención. Suspiró el no tener un consola y tener que pasar los fines de semana estudiando o en canticos astrales para lo que sería su oficio al futuro. Claro, so si Zarex no decidía devorarle por completo y tomar su ser por entero.
Le miró jugando a saltar sobre las cabezas de las personas que miraban hacia arriba buscando que era lo que les tocaba. Veía el cielo y se extrañaban que estuviera despejado. Incluso había quienes pasaban la mano y le olían. Aquello era un poco gracioso para Jhon.
En esta ocasión el cielo si estaba gris por lo que simplemente optaban por sacar su paraguas. Recordó haber dejado el suyo puesto que no era temporada de lluvias. Para su mala suerte empezó a llover de verdad como un castigo por reír de aquellas bromas. Se apresuró a entrar en centro comercial con varias personas que estaban en su misma situación.
—Lluvia cae, lentamente sobre mi… ¿Qué más da si contigo soy infeliz? Ay, ay, ay me estoy encobronandoooo —.Cantó Zarex posando sus pies en cada hombro de él. Cruzó los brazos pensativa.
— ¡Vamos por heladu! Elao, elao, quiero elaooo— .Exigió con tono infantil dando saltitos por lo que le ignoró y empezó a andar por los pasillos.
— ¿Tais molestuuu? ¿No quele a su Charez?—. Éste negó su tontería y siguió caminando hasta el centro de aquel edificio. Miró hacia el piso inferior y notó entonces una sombra borrosa. Un chico joven estaba frente a ella y subió su rostro bajando un poco sus lentes. Le sonrió causándole escalofríos.
— Uh oh, I see another mountain to climb—. Cantó Zarex al tiempo que Jhon se alejaba puesto la sensación de peligro recorría su cuerpo. Caminó de prisa hacia la salida. Se forzó por entre las personas empujando y molestando a un par de estas que le gritaron. Entonces se topó con el rostro del chico que le hacía compañía una sombra.
— ¡Aji, que nus matan al niñu! —Dijo Zarex abrazado a Jhon por la espalda.

Hace más de 2 años

0

6
#8

Jhon abrió sus ojos para ver que encontraba a pies de una cama de huesos. Se levantó y corrió hacia una esquina viendo que aquel lugar era una especie de cueva iluminada por fracturas de lava. Dos demonios rojos gordos con miembros enormes entraron en escena. Sostenía su extravagante sexo con una mano musculada la otra era delgada y desproporcionada. Empezaron a darse de jalones mientras en la cama de huesos llegaron volando dos demonias. Senos resaltantes con pezones claros. Vaginas aguadas con labios como faldas y peludas.
Jhon hizo mala cara a la situación y lo que sospecho que venía le hizo querer gritar, pero sentía que si le descubrían, ello se podía poner aun peor. Fue entonces jalado por la pared por unos verduscos brazos con hematomas. Atravesando aquello como si fuera un fantasma.
El no rostro de Zarex se posó en su hombro. El chico tenía una expresión de espanto absoluto. La miró entendiendo que aquello debía ser un sueño. Ella rió.
—No mi querido amiguito, haz un poco de memoria—. Le levantó y sacudió el trasero de ceniza.
Entonces recordó como aquel chico de lentes bajaba sus anteojos para verle, sonreía de manera que le causaba escalofríos. Entonces aquello en su espalda que no se dejaba ver más que como una sombra, brilló en oscuro haciendo que todos los presente y en medio de ambos se retorciera. Que sus miembros se girasen con sus cabezas varias veces en ruidos de huesos y de músculos rompiéndose. Sangre estalló en un griterío de los que presenciaron ello. Un punto oscuro le evitaba recordar más.
—No sabía dónde esconderte y te traje aquí Jhonncy, no es seguro para humanos pero por lo menos lo es más que en la tierra—.Jhon se giró hacia ella.
— ¿Estamos en el noche mundo?—.Ella asintió. Aquel plano era un laberinto donde se reguardaban los demonios del mundo humano.
— ¿Que fue eso?
— Un devora almas…—.Contestó empezándose a pintar las uñas sobre una cama de huesos.
—Sé que era pero, ¿Por qué andaba con un humano?—.Ella rió.
—Tú andas con uno también—. Señaló haciendo ruidos de sopló. Jhon comenzaba a irritarse.
— ¿Por qué nos atacó?
Zarex se detuvo en seco.
—Supongo que es un saqueador, quería matarte para quedarse conmigo —. Reveló a modo de hipótesis. Jhon le miró molesto.
—Debo regresar a casa.

Hace más de 2 años

0

7
#9

Jhon miró a Zarex quien continuó pintándose las uñas sobre su cama de huesos. Gruñó y subió a ella en un paso de escombros de restos de seres que se derrumbaban. Se paró a su lado y le miró decidido.
—Jon si quieres salir de aquí lo harás por cuenta propia… no correré riesgos—. Aquello le molestó.
— Soy un humano no debo estar aquí… si me quedo aquí yo— Entonces lo entendió. Ella intentaba ahogar su alma en la misma de aquel mundo para quedarse con su cuerpo. Al fin y al cabo eso era lo que quería desde el principio, por eso estaba unido a él. Siempre había codiciado un cuerpo humano para habitar entre los hombres.
Jhon se deslizó por entre los huesos de bajada sitiándose estúpido por haber caído en una consideración que no era cierta. Ella solo estaba interesada en poseerle por completo y su forma de burla le confirmaba. Quería que tomase el camino de la lujuria para poder lograr que su ser se aborreciera hasta entrarse a la oscuridad.
Jhon salió de aquella cripta y se encaminó por los pasillos de noche mundo en un caminar atento. Aquel mundo había sido descrito por Abuela, quien a pesar de llamarle así era su madre adoptiva y una experta en seres sobrenaturales que estaba retirada. Él había sido abandonado por su madre en un orfanato al considerarle un hijo del diablo, una aberración que nunca debió nacer. Otra cosa más en la que Zarex era culpable.
Mordió su labio haciéndole sangrar aquel ser había hecho su vida miserable y en este punto todo era su culpa. Varias manos atraparon sus piernas y brazos y le arrastraron a prisa a una zona oscura. Se iluminó entonces tenuemente mostrando a una mujer con tres pares de brazos, cornamentas y medio cuerpo de araña. Naturalmente le definió como demonio.
—Vaya, vaya, pero ¿Qué tenemos aquí? Un humano…—.Dijo mientras empezaba escalar hacia él quien se notó atrapado en una telaraña.
Pasó de sentirse desafortunado a miserable, mientras que ésta sonrió mostrando colmillos afilados en un rostro humano pálido y con marcas oscuras. Su curvada sonrisa de labios púrpura se afincó. De su boca una larga y gruesa lengua rosada que al estar totalmente fuera fue como una punta de lanza. Le pasó algo húmeda por su rostro haciéndole tensarse. Se la mostró como una pieza de la que se sentía orgullosa y se hizo presa de su boca. Metió aquella larga y suave lengua hasta su garganta ahogándole y haciéndole toser. Se despegó de él compartiendo un nexo de saliva que rompió cerrando la boca y reprobado sus labios.
—Eres más delicioso de lo que hueles pero… hay algo mal, muy mal…—.Concluyó mientras un par de sus manos le tomaron por los hombros, otras por el pecho y las últimas buscaba en sus pantalones. Aunque en temor, el sexo de Jhon estaba duro y el manoseo no ayudaba.
—Mátame…—.Pidió pero esta negó.
—Eres demasiado sabroso para dejarte simplemente morir… ¿Es que no te gusto? Tu cuerpo dice lo contario.
—Es que es un pervertido… pero no se lo digas que se enoja— Interrumpió Zarex aun pintándose las uñas en una esquina de aquel lugar. La demonio araña se volteó y lo cubrió con su porpio cuerpo.
— ¡¿Qué haces aquí?! ¡Es mi presa! —.Gritó con enfado. Zarex hizo un sonido de resoplido.
—Que igualada ¿Eh Johncy? Estas chicas de ahora son tan traviesas que ni preguntan si tienes novia o no, ¡qué le vamos hacer con la juventud!
—Pues yo que sepa no tengo novia… ¡a ver tú! ¿Puedes acabar con mi sufrimiento? —.Se zarandeó Jhon molesto.
—Vamoh a calmano— Zarex levantó las manos: —No seas así Jhon, se que te pones de malas cuando no te complazco pero es que tu no me das besos, primero debes calentarme sino duele demasiado.
—Deja de hacer chistes sucios y ve consiguiéndote otro cuerpo al que robar… yo aquí muero y punto—. Dijo decidido.
—Se pueden callar ustedes dos…—Les interrumpió la demonio irritada: — ¿Es tuyo este humano?
Señaló con dos de sus manos derechas.
—Nopi el mío es más amable… *Sniff* *Sniff* —.Zarex fingió llorar. Ésta miró a Jhon que asintió.
—Sí se puede decir…—. La demonio araña gruñó y le soltó.
—Debiste decirlo.

Hace más de 2 años

0

6
#10

Jhon fue bajado por el ente de aquella telaraña. Suspiró algo enojado, pero en cuanto empezó a marcharse fue detenido por la mujer demonio araña. Volteó a ver al ente quien parecía pensativa y le miraba con cierta hambre.
—Por las molestias deberías complacer un pedido mío, es que tu aroma es irresistible…—.Se explicó. Galix miró a la pálida ángel sin rostro quien levantó las manos en un «Haz lo que quieras» Se restregó la mano en su cara y le hizo señas que prosiguiera.
—Ten sexo conmigo—.Pidió tajante y sin tapujos. Jhon se negó, aquello era realmente fuera de su rango de cumplimiento. Ésta entristeció.
—Que malo eres, haces llorar hasta los demonios—.Agregó burlona Zarex.
— ¡No estoy llorando! —.Afirmó como una niña pequeña. Jhon rascó su mejilla
— ¿Cómo te llamas? —.Preguntó amable.
— Aragmis, y es mejor que te vayas… si no, no me contendré…—.Le echó mientras trepaba por la pared.
—Ja, Zarex siempre me mete en situaciones sexuales así que una más… Tendré sexo contigo si me muestras la salida, un pacto de lord—.Ésta se devolvió emocionada y tomó su mano quemando su sello en su muñeca. Ello sellaba un trato.
Zarex rió de aquello y se colocó lentes 3d en su rostro sin cara para ver la función. Jhon abrió los brazos en señal de que lo tomara. Aragmis tomó su cuerpo y lo recolocó en aquella telaraña pero esta vez no quedó pegada en ella, era libre de moverse.
— ¿En dónde estábamos?—. Preguntó con una voz melosa mientras de su frente aparecían cuatro ojos extras más pequeños. Empezó a creer que aquello había sido una mala idea. Se cuestionó su cordura mientras ella sacó su larga lengua de su boca de dientes filosos y labios púrpura. Volvió entonces a querer hurgar su garganta pero Galix Jhon la detuvo con la suya y comenzó a luchar contra la de ella. Chupando aquella lengua gruesa. Aquello estremeció a Aragmis a lo que sus ojos empezaron a cerrarse y sentir la lucha de lenguas y el succionar de él. Sus hombros fueron invadidos por sus dedos de un par de las manos. El siguiente equipo de estas rompió un traje de seda de su torso que era tan pálido que parecía parte de su piel. Estas mismas le guiaron a sus grandes senos ahora libres mientras que las últimas abrieron paso a su sexo.
Él masajeó con delicadeza, la experiencia de los momentos patrocinados por Zarex le guiaron. Sintió la falta de pezones pero no resto el placer de masajear aquella suave parte de mujer. Su sexo ya estaba afuera, duro, grueso y venoso. Por lo que la demonio no dudó en ir por él a darle servicio con su boca.
Al inclinarse Jhon miró a Zarex que observaba en silencio. No tardó en sentir como la lengua de Aragmis se enroscaba en su pene humedeciéndole y brindándole un raro placer. Dio varias lamidas en punta a punta y se lo llevó a la boca. Empezó entonces a chupar aquel miembro.
—Mmmm—. Musitó en su cabeceo lento. Rapiñándole un poco la piel con los dientes filosos que le hundía en un dolor placentero. Chupaba con fuerza y le devora entero enroscando ágilmente su lengua. Dando latigazos con ésta a favor de un aliento caliente.
Sacó de su boca aquel sexo lleno de saliva. Y le masajeó con una de las manos.
— ¿Te gustó? —.Interrogó con voz aun mas melosa. Él asintió mientras ella seguía masturbando su pene. Aragmis se irguió y entonces en la parte donde convergían araña y mujer. Se destapó como las fauces de una tarántula su zona sexual. Una vagina juvenil lampiña que con los dedos abrió dejando fluir un poco de sus jugos y exhibiendo su agujerito. Enterró en aquel hoyito su dedo y le impregnó de su humedad.
Dirigió aquel dedo a la boca de Jhon el cual probó de aquel néctar dulce calentando aun más su cuerpo.
—Penétrame…—.Ordenó por lo que él se acercó a su entremedio para entrar en su sexo. Su pene brillante por la saliva y palpitante entró suave en ella mientras daba gemiditos. Sintió el calor y humedad de su interior introduciéndolo hasta tocar el límite de su interior. Apretó sus senos y ella estremeció de placer.
—Ah… s-sí—.Soltó mientras que el empezó un movimiento suave que ella siguió empujando con sus partes de araña. Su interior era masajeado por su miembro y a la vez sus carnes le envolvían. Su respiración se hizo más pesada al movimiento de entrar y salir.

Hace más de 2 años

1

4
NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

Jajajaja. Ya se puso caliente la cosa xD


#11

—Si *Ha* *ha* ¡mas!—. Pidió por lo que Jhon agregó empuje a su penetración. Su vagina empezó humedecer aun más mientras que ella le abrazó con el sexteto de manos.
—Me gusta *ha* *ha* *Mmmm* —. Dijo en éxtasis en su rostro de labios entre abiertos y ojos cerrados mientras su pene resbalaba en sus adentros. Desbordaba su lubricación mojando la base de su miembro que golpeaba duro su interior. Sus dedos arañaban suavemente cada uno una ubicación diferente.
—*Mmmm* *ah* *ah* si *Awww*—. Gemía haciendo círculos con su cuerpo clavadose al sexo de él.
—*ah* *ah* Cógeme fuerte *ah* *ah* —. Gemía entre espasmos esporádicos.
—Que rico…. *ay* *ay* —.Su interior empezaba apretarle llevándole al clímax. Se retorcía mientras bombeaba su interior.
—Me… Me corro…. —.Confesó Aragmis. Sus movimientos se volvieron más erráticos y más fuertes blanqueando la mente de Jhon quien también estaba en su límite.
Fue empujada hacia la pared y cayó de cabeza al suelo se giró en varias vueltas terminando entre sus propios tejidos. Zarex estaba ahora sobre él mirándole sin ojos pero aun así sabía que había reclamo y rabia.
—Me aburrí…. Te llevaré a casa—.Dijo con su tono habitual. Tomó su cabeza y le levantó luego le abrazó por el cuello y abrió sus alas negras despegando en un solo movimiento. Se lanzó al techo de aquella cueva atravesándole como fantasma en un viaje rápido entre capas de tierra. Le soltó en el exterior en el suelo de hierba.
Medio ahogado, ella le apuntó a su entrepierna.
—Guarda tu arma vaquero—.Y se alejó volando. Jhon no entendió que diablos había pasado mientras guardaba su miembro aun erecto.

Hace más de 2 años

0

4
#12

Zarex volaba bajo mientras que Jhon corría tras ella. En mitad de camino de aquel lugar desconocido en medio de quien sabe donde se detuvo buscando aire. Parece que aquella salida de noche mundo le había dejado en medio de un lugar sin personas. Aún así todo lo que pensaba era en regresar a casa en donde Abuela podía ayudarle. Él solo terminaría muerto frente a un devora almas. Y pedirle «Eso» a Zarex era una cosa que no estaba dispuesto. Además parecía estar molesta. Celosa por estar con Aragmis pero esto último sin sentido. Había estado en varios encuentros sexuales por su culpa. Recordó a la profesora que prácticamente le violo. Así que no podía ser ello.
— ¡Rapidito Jhon! primero quieres estar en casa y ahora no paras de detenerte…—.Reclamó cruzando los brazos y volando alrededor de él.
— Es fácil para ti decirlo, aparte que me dejaste en el quinto pino…—Ella gruñó y siguió sin él.
— ¿Qué te sucede? Pareces más fastidiosa que lo de costumbre… No sé porque sigo fiándome de ti—.Se cuestionó mientras se encaminó a donde voló.
En un claro se encontró al chico de los anteojos. Éste miraba a Zarex arrodillada con una lanza que emanaba una neblina oscura clavada en su pecho. La sombra que tenia forma de oso estaba a punto de llevársela.
—Me llevó un tiempo dar contigo enano, ¿Por qué no simplemente me dejas matarte? — Dijo a éste.
— ¡Jhon! —Llamó ella y sin aliento: — Huye...
Pero éste no movió ni un musculo, no pensó que aquel desconocido de lentes le fuera encontrarlo tan pronto. Todo era su culpa, Zarex le había advertido y se había negado a escucharle.
Apuntó sonriente entonces con la mano y una onda de destello negro se expandió desde el ente oscuro hacia Jhon. Una lanza se dirigía hacia su pecho y sintió como se clavaba. Lo que sólo un sentir de su mente que se perdió en temor. Un hombre de gabardina detuvo con su mano aquel proyectil sombrío.

Hace más de 2 años

0

4
#13

La mano de aquel hombre rompió aquella lanza.
—Ouh, un tipo problemático apareció, demasiado para mi corazón ¡Raiken!—.Llamó el chico de lentes al ser que tomó a Zarex y a éste entre sus brazos. Explotó en una nube de oscuridad que cuando se desvaneció ya no estaban. Jhon miró a quien le había salvado y al voltearse a verle le reconoció.
— ¡Jack! —.Éste golpeó su cabeza con la mano.
—Hermanito…—.Gruñó quitándose su sombrero fedora y abanicando su rostro. Parecía haber corrido hasta él por lo que estaba lleno de sudor.
—Lo siento yo…—.Una sombra apreció en la espalda de Jack. Un ente oscuro alto con una máscara de nariz puntiaguda y sonrisa aguda de dientes filosos.
«Jack, este cachorro es mas idiota que tú, incluso no puede protegerse a si mismo» Se burló el ente en un tono oscuro que hacía eco.
—Calla Zargot— Silenció el Galix mayor: — ¿Por qué diablos tú y Zarex no se quedaron en noche mundo? No tienes nivel para enfrentar a un saqueador…
—Es mi culpa, pensé que ella me quería matar… y…
« ¿Zarex? ¿Matarte? » El ente se carcajeó.
—Eres un demonio bastante metiche, evapórate un rato… ¿Quieres?—.Pidió Jack a su pareja infernal que se desvaneció riendo. Observó a Jhon que le dedicó una mirada preocupado.
— ¿Ella estará bien?—. Preguntó al detective quien era su hermano de adopción y su vez un especialista en ello.
—Es mejor que regreses a casa de Abuela, déjalo en mis manos…—.Intentó tranquilizarle pero aquella respuesta era insatisfactoria. Aunque confiaba en él sentía una presión en su corazón. Todo era su culpa.

Hace más de 2 años

0

4
#14

Jhon regresó a casa de Abuela en donde se recostó en su cama. Era la primera vez en su vida que estaba realmente solo. Zarex aquel ente siempre había estado a su lado desde que tenía memoria. Le había metido en cientos de situaciones vergonzosas, algunos que siquiera recordaba y siempre deseó que le dejase en paz. Pero ahora que no estaba se sentía vacío. Como si el silencio le cortase a cada latido de su corazón.
Se sentó en el suelo a lado de su cama con una tristeza que le embargó el alma. Era un sentimiento encontrado eso extrañarle a quien varias veces le dio problemas y había quitado las cosas bonitas de las relaciones. Aun así, ella a pesar de ser y como lucia era buena compañía. Se levantó de golpe y abrió la puerta, pero su camino fue cortado por un hombre vestido de mayordomo portando una máscara de gato hecha de madera.
— ¿A dónde va el joven maestro? —.Preguntó a Jhon que quedó paralizado frente a la presencia sobrenatural de éste.
— ¿Eh? por… una bebida… sí, eso es…—. Intentó salir del paso, pero aquel mayordomo no se movió.
—Alguien le busca joven maestro… Acompáñeme al jardín —. Señaló éste. Jhon suspiró y asintió siguiendo al sirviente hasta afuera, en donde con unas cadenas plateadas y rodeada de mas hombres con trajes y mascaras de distintos animales estaba Aragmis.
— ¡Ey! ¿Ven? ¡Es él! ¡Tú! Diles que me suelten. ¡Soy yo Aragmis! —.El mayordomo miró a Galix quien se extraño de que estuviera allí.
—Si suéltenla, es una conocida mía—. El mayordomo de máscara de gato asintió y en un chasquear de dedos las cadenas desaparecieron.
—Vaya recibimientos…—.Se quejó acercándose a él y mirando a su alrededor.
— ¿Qué haces aquí?—. Preguntó.
— ¿Dónde está aquella zorra? ¡Le voy a dar lo de ella y lo de su madrecita!—.Buscó furica a lo que Jhon suspiró.
—No está… —. Ella lo miró extrañada.
—Eh… bueno, también vine por nuestro pacto, como ella te sacó de noche mundo yo no cumplí mi parte por lo que sigo obligada a ti…—. Mostró una de sus manos la marca de su sello.
—Ou, no te preocupes…—.Intentó quitar el sello pero ella retiró la mano.
—Pareces preocupado humano, ¿no necesitas algo? Bueno, sabes, en líneas generales tú cumpliste la parte del trato, así que mi firma perdería calidad si no te diera algo a cambio. Puedes pedirme lo que quieras.
Jhon negó lo que quería ahora era tener de nuevo a Zarex a su lado y para recuperarla debía vencer aquel devora almas.
—Zarex se la llevó un saqueador… si pudieras darme la fuerza… incluso habría que encontrarle antes, lo siento retiraré el sello de nuestro pacto—. La demonio araña lo pensó.
— ¿Así qué quieres recuperar aquella cabrona?—Jhon asintió.
—Ok, de todas formas debo ir a patear su trasero podrido…—.Ésta sonrió y le sujetó.
— ¿Ah? —.Ella les envolvió en una red blanquecina haciendo una bola que estalló. Fue visto por la ventana por la anciana en silla de ruedas que sonrió con tranquilidad.

Hace más de 2 años

2

5
NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

Para cuando los otros capítulos. :)

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Dos más hoy y los últimos mañana, ya no le queda mucho.


#15

Jhon abrió los ojos encontrándose con un cielo lleno de estrellas. Un fuerte aroma de licor le mareó mientras que se levantó para encontrarse en la saliente de una montaña. A visión un campamento alumbrado por varias fogatas. Parecía tribal por las figuras de madera que representaban demonios. Se asomó mas a ver que había unas especies de jaulas circulares en llamas con seres sobrenaturales en ella. En una de estas Zarex a la que quiso ir a buscar, pero fue detenido por las múltiples manos de Aragmis que negó. Le hizo que hiciera silencio y se agazapó a su lado agachándolo. Miraron entonces varias ojos con neblinas oscuras patrullaban aquel lugar. También había varias personas con entes haciéndole compañía.
—Debemos infiltrarnos en silencio…—.Sugirió ella, entonces escucharon a sus espaldas pasos, volteando y descubriendo niños sin parpados ni ojos en su lugar agujeros que lloraban una oscura sustancia. Jhon les miró con espanto hasta que estos chillaron provocando que sintiera que las venas de su sien fueran estallar. Aragmis le sujetó y saltó con él hacia el campamento escupiendo una telaraña para suavizar su caída. Los niños sin ojos brincaron tras ellos quienes salieron en una carrera por aquel sitió siendo mirados por los presentes. Aquella chica demonio araña, corrió hasta las jaulas en donde el chico de lentes le cortó el paso.
—Nos volvemos a ver…—. La sombra salió de su espalda y se estiró formando la silueta de un hombre alto. Aragnis miró a Jhon llena de temor y le bajó.
—Parece que fracasamos…—.Ella sonrió a lo que el de lentes estiró su mano con la palma abierta. Varias lanzas se formaron y arremetieron contra ella. El impacto de aquello le hizo rodar lejos de su lado.
— ¡Aragmis! —.Gritó mirándola caer con aquellas oscuras picas en su cuerpo. Fue tomado de los hombros por el chico que sonrió bajando un poco los lentes.
—Pobre, no debió juntarse con alguien tan débil, pero cosa natural esas reuniones, los débiles buscan a los débiles intentando hacerse fuerte… pero aun así siguen siendo, débiles…—.Éste creó una lanza más y la tomó.
—Me ahorraste el irte a buscar ¿Sabes?
— ¿Por qué haces esto?—. Preguntó Jhon lleno de ira.
—No es personal, solo cosas de negocios… ¿Es que no sabes dónde éstas? — Un tonó burlón salía de su pregunta. Jhon negó, lo que provocó una carcajada estruendosa el alto ser que la acompañaba se acercó y pareció susurrarle.
— ¡Déjame en paz idiota! Lo acabaré cuando me dé la gana…— Le gritó irritado y apretó con la punta de la lanza el cuello de Jhon quien miró hacia una jaula de fuego que estaba frente a él descubriendo a Zarex.
— ¡Zarex!—Le llamó pero esta parecía inconsciente.
—No, no, tu familiar duerme. Sería una molestia que la mercancía este agitada, los clientes se ponen nerviosos—.Con ello entendió mirando el resto de jaulas que aquello era un mercado.

Hace más de 2 años

2

6
NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

Un comerciante!! Que hijo de...

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

Se pone interesante. Voy a seguirte!


#16

Los pies desnudos y el pijama revelaron a Jhon que estaba en un sueño. La habitación con ocho tronos lisos de piedra oscura y candelabros de fuego púrpura lo confirmaron. Y como extra el que Zarex se acercase volando hacia donde estaba sentado terminó de convencerlo.
Ella aterrizó sobre un pie e hizo una reverencia extraña.
—Hola enano—.Saludó y le alborotó el cabello.
—Te extrañaba…—. Confesó en un tono sobrio intentando mantener su orgullo. Ella le sonrió a lo que descubrió su rostro, y que no carecía de éste. Era una chica de rostro duro y cejas oscuras gruesas por sus facciones parecía más seria de lo que actuaba.
—Si me sigues mirando así me sonrojaré y te sacaré los ojos…—. Dijo volteando fingiendo enfado.
—Lo siento—. Se disculpó.
—Bah no hay tranzas tronco, eres un pequeño gruñón amargado y pervertido de corazaon, eso me gusta de ti—.Dijo espiándole por encima de su hombro.
—Oye no bromees, en fin… No pude hacer nada para salvarnos…—. Jhon se dejó hundir mas en aquel trono oscuro, a lo que Zarex se sentó en uno de los descansabrazos cada vez luciendo más viva y humana.
—Ay Jhoncy, siempre te tomas las cosas a pecho y de los dos soy la que tiene tetas —. Esta zarandeó sus senos con sus manos. Galix rió en definitiva ella no tenia cura.
—Oye Jhonny, te quiero pedir algo antes de que despiertes y aquel idiota te mate…— Pidió sonriente.
—No, no quiero morir con una erección… déjame conservar mi dignidad por lo menos en la muerte.
-¡Calla tonto e’ bola!, quiero que me des un beso…— Ésta apunto a su labios. Jhon se sonrió y le asalto dándole un besito rápido. Zarex se relamió los labios como si comiera azúcar y negó.
—Se nota que eres un niño—. Se burló de éste quien rió.
— Ocho cuartos de un niño muerto.
— ¡Que ocho cuartos y ningún niño muerto! ¿Ah de allí bien la frase? —. Ambos rieron mientras él despertó para ver como sostenía con manos negras la lanza de aquel chico con lentes que intentaba atravesar su garganta.
—Oh, te resistes… —.Con su mano libre creó otra lanza para apuñalarle, pero fue despojado de ella por una bola de telaraña que golpeó su palma. Aragmis se levantaba y apartaba una especie de bolsa de tejido arácnido con aquellas estacas atravesándole.
—Vaya sorpresa—.Dijo divertido.
—Y eso que no has visto mi cabreo cuando ¡me tocan los ovarios!—. Dijo Zarex despierta con aura de rabia: —Aunque si es Jhon, me gusta un poquito, ¡Jhon sempai castígameeeeee!
Jhon partió aquella lanza y empujó al de lentes lejos. Las marcas de sus manos se habían extendido hacia sus brazos mientras relampagueaban en púrpura. Caminó con tranquilidad hacia la jaula cual sus flamas se apagaron. Zarex pateó la puerta y salió colocándose al lado de éste. Aragmis les alcanzó y los tres se posicionaron visiblemente para luchar.
—Que te reviento nano—.Amenazó divertida Zarex haciéndole el dedo medio, a lo que el de lentes se carcajeo.

Hace más de 2 años

0

5
#17

—Raiken—. El ente oscuro y alto tomó la forma de un oso pardo y de él emanó una fuerza inconmensurable, pero aquello no hizo meya en el valor de trió.
—Es hora que dijievoluciones Jhon…—Él le miró extrañado: —Solo debes gritar ¡poder a mí!
—Bueno, suena vergonzoso pero vale, ¡poder a mí!—.Gritó a lo que Zarex se carcajeó cayendo en el suelo tomándose su estomago.
—Qué lindo…—.Dijo entre risas. Jhon había caído en una de sus malas bromas. Gruñó y negó no era momento para ello, pero ésta parecía no leer el ambiente de estar a punto de morir. Aquel chico hizo varias lanzas más que flotaron en su cabeza. Un total de cinco danzaban y apuntaban hacia ellos.
—Zarex dame… «Eso» —.Pidió Jhon a ella aun riéndose. Se levantó y metió su mano en su estomago, la hundió completamente en su cuerpo y sacó un cimitarra con marcas antiguas en ella. Se la lanzó Jhon quien la atrapó. Se colocó en una posición de esgrimista.
—Bah, hagamos esto divertido—. El ente con forma de oso se precipitó como una cascada sobre él y desapareció dejando atrás al chico con un traje de cuero con dos manoplas con garras del mismo tono que las lanzas. Sabía que era éste porque aun conservaba los lentes.
— ¡¿Qué?! Primera vez que le doy «Eso» a Jhon y haces una fusión loca alzando tus poderes ya de por si fuertes ¡Antes de combatir! Joer, tenías que esperar a que demostrase sus capacidades y ya luego… ¿es que no ves pelis? El malo se trasforma al final… ¡Al final!—. Jhon miró a Zarex que furiosa se paró entre ellos.
—Has roto el sagrado orden de las trasformaciones, ¡Te castigaréeeee! —. Zarex llevó sus dedos a cada extremo a la cicatriz de su rostro. Empezó abrirla entre gruñidos y dolor. Ésta empezó a ceder y mostrar una luz que se escapó. Jhon fue tomado para Aragmis y con él entre manos empezó a distanciar.
— ¿Qué?—.Ella le explicó sin parar.
—Es mejor tomar distancia de ello—. Se detuvo cuando esta pasó a partirse en dos en un estallido de luz que mostró a una nueva Zarex de cuernos que brillaban en rojo y de rostro como el que había visto en sus sueños. Estaba adornada por prendas doradas que cubrían lo esencial pero que realzaba todo su cuerpo de aspecto vivas y suave. Su cabello caía a su cintura y se notaba la entonación de su sexualidad.
—bah pero yo tengo senos más grande—. Compitió Aragmis.
—Je, Jhon es mi media alma—.Dijo con una expresión sobrada en su rostro mientras que el chico en cuero negro se lanzó hacia ella. Lanzó Dos zarpazos que Zarex esquivó en una danza suave parecida a la de una bailarina de ballet. En un giró propinó una patada que esta paró cubriéndose con una recién nacida ala rojiza. La otra apareció y voló sobre su cabeza. Entonces aterrizó con pies descalzos con tobilleras doradas en los hombros de Jhon.
—Adelantemos el final a estos tipos—.Dijo con aires de fuerza.

Hace más de 2 años

3

4
NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

Wooow ahora zarex es más hermosa ?

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace más de 2 años

Depende de cuanto te guste las chicas con cejas gruesas @NOVACHEK jajajaja

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

Jajajaja si me gusta ese personaje


#18

Ambos se prepararon para combatir la cimitarra de Jhon brilló en aura púrpura que encendio unos antiguos símbolos que relampaguearon.
—Buehno mi niñu será un duelo, sado contra pervertido…—. Dijo Zarex mientras que se acercaban luchar contra aquel chico de lentes. Éste empezó atacando con sus garras dando zarpazos rápidos que en un movimiento elegante y señorial esquivó Jhonny. También el aire que despedía aquellas garras parecían doblar lo que tocasen por lo que si llegaba a darle o a su arma serian retorcidos en giros como aquellas victimas del centro comercial. Así que Jhon esperaba pacientemente su movimiento.
Zarex en sus hombros parecía rezar algo con los brazos cruzados. No se detuvo a preguntar que intentaba y despejó su mente de ella, concentrándose en aquellas garras que trataban de tocar o apuñalarle.
Mantenía lejos la danza de la muerte de aquel chico de anteojos en traje de cuero, mientras procuraba que siguiera fluyendo la energía entre sus manos oscuras y la delgada cimitarra forjada en la oscuridad. No era un arma imponente pero era lo suficiente afilada para que se clavase en su enemigo y matarlo.
Los ataques del de lentes eran rápidos pero sin control. Movía sus garras y rompía el suelo en búsqueda de matarlo.
—Deja de moverte—. Pedía en una sonrisa desquiciada aquel saqueador. Usaba más fuerza pero a la vez perdía puntería. Desquitándose con todo lo que tocase, retorciéndole en remolinos invisible, por su parte Jhon se mantenía calmo, pero sus manos en aquella oscura esencia empezaban a doler.
Zarex detuvo su rezo y una luz salió de su mano que le alumbró.
— ¡Ahora!—. Gritó a lo que este saltó cubriéndose. El de lentes miró como una sonrisa maligna era mostrada por ella quien no se movió de su sitio y flotó al suelo mostrando que Jhon no estaba. Miró entonces a sus espaldas a este sin arma. Su pecho había sido atravesado en aquella simple trampa.
Miró como la cimitarra expandía una energía que le robaba la vida él y a su ente oscuro.
— ¿Qué?—. Se preguntó.
—La vida es una lenteja, o la tomas o la dejas…—.Cantó en voz alta mostrando que aquel rezo no era más que canción y que la luz era una linterna la cual encendió.
—Pensé... Pensé… —. Susurró mientras el traje se desvaneció y cayó de rodillas.
—La verdad no se mucho de poder, tengo cero experiencia y eso de transformarse pensé que traía un manual o algo… Tehe… lo sientu ha sido literalmente un… farol —. Este miró a Jhon quien subió los hombros. Cayó de rodillas derrotado por aquel ridículo movimiento. Se evaporo su traje y quedó allí atravesado por el arma plateada.
— ¡Oigan!—Llamó Aragmis que mostró que estaban rodeados de los niños sin ojos y de unos cuantos más saqueadores.
—Como que estamos muetos… —. Zarex voló a donde Jhon que respiraba agotado.
—Creo que estoy a mi límite… Así de débil soy…—.Ella rió nerviosa.
—La verdad es que para esta forma consumí un poquito de tu fuerza y además como había que imbuir «Eso» con fuerza use un poquito más de ella, así que puedo sacarnos de aquí volando, pero si lo hago te matare un poquito…—.Jhon le miró con la vena brotada en su frente. Le había tratado de pila para divertirse.
Aquel grupo que le rodeaba les mataría.

« Deberíamos dejarles morir, no son más que una ninfómana voyerista y un idiota pervertido»

Hace más de 2 años

0

5
#19

Una enorme y titánica sombra cubrió aquel cielo estrellado. Poseía una máscara pálida con una sonrisa filosa y una nariz puntiaguda. Los presentes se vieron abrumados por tan potente presencia la cual la boca se abrió y procuró un alarido que hizo temblar sus cuerpos y estremecer el suelo. No dudaron en salir corriendo de aquel lugar a toda prisa. Una mano apretó la cabeza de Jhon quien se espantó descubriendo a alguien conocido lo cual ello no le tranquilizó.
—Lou…—.Quien lo apretaba era un hombre sin cabello con tatuajes por todo el cuerpo. Su presencia y mirada era escalofriante. La gigantesca sombra se achicó hasta desvanecerse en Jack quien le miró bastante enojado quitándose la máscara pálida.
—Jhonny Galix… Niño de mierda ¿no te dijo Jack que te quedaras en casa?—. Apretó mas sintiendo que le iba romper el cráneo.
—L-lo siento Lou…—.Dijo temiendo de su furia de hermano mayor. Éste le soltó pero su mirada amenazante no desapareció. Jack reprobó su comportamiento con la mirada, pero al verle bien finalmente sonrió.
—Al menos estas completo—.Zarex le abrazó y les miró amenazante.
—No me toquéis ar niñu…—.Éste negó.
—Como que tarde ¿No?—. Jhon rió y terminó desmayándose en sus brazos.

El roce de la unión de labios le despertó encontrándose con el rostro serio de Zarex. Éste le sonrió y ella rió suavemente. Su estridencia parecía haberse reducido. Miró a su alrededor para encontrarse en su cuarto con ella sobre si. Se acurrucó en su pecho mientras un alegre calor se trasmitía de cuerpo a cuerpo, aunque el de ella solo fuera etéreo.
— ¿Follamos?—. Dijo haciéndole reír. Éste negó y la abrazó.
— Cuando me preguntes si hacemos el amor…
—Jhon, se nota que eres un niño, uno idiota y romántico… pero más idiota— Él le miró con una sonrisa: —…Un día, tal vez… Jhoncy… tal vez un dia… Raguya…
Agregó desvaneciéndose y dejándole solo.
—¡Se me escapó la cabrona esa!—. Dijo Asomando su rostro Aragmis y trepando la cama.
—Me parece que estabas escondida… ¿Qué haces aquí?—.Ella subió los hombros visibles.
— ¿Te molesta si me quedo a tu lado?—.Preguntó avergonzada. El rostro sin cara de Zarex reapareció desde el cuadro.
— ¡Jamás suripanta! Jhon es ¡míoooooo! —.Ésta le lanzó una telaraña a su cara y ésta le lanzó una pantimedias de red.
—Pues su miembro dice lo contrario, ¡Slender cero, Aragnis uno!—.Empezaron a discutir mientras que Jhon negó suspirante y divertido. Desde ahora abría el doble de problemas y más diversión.

CONTINUARÁ_

Hace más de 2 años

2

5
SoyMagdaly
Rango10 Nivel 49
hace más de 2 años

Entretenida y divertida historia, me gusta mucho, esperaré la continuación. Saludos! 😊

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace más de 2 años

Muy buena la historia. Bien ahora sólo hay que esperar...


#20

Gracias por leerme
Quizás retome la saga