Mary_hope94
Rango11 Nivel 54 (8565 ptos) | Artista reconocido
#1

Hace tiempo, en un exótico pueblo de China, existió una reserva natural dedicada a la protección y conservación de especies de animales y plantas. Desafortunadamente, el hombre que la fundó falleció y en su última voluntad pidió que fuera su hijo quien la heredase. El chico era un galán de penetrantes ojos color esmeralda, tez pálida y cabellos oscuros cual picón. La suerte siempre estaba de su lado pues, además de poseer una esbelta figura, era acaudalado. Tal era su dicha que apenas tenía preocupaciones ni responsabilidades de las que encargarse.
Debido a este estatus social y la fama que de su familia le precedía, por cualquier sitio que fuera, los lugareños lo saludaban, ensalzando su figura y regalándole bellos halagos:
—¡Tan esplendoroso como siempre, joven Xing Wu! —solían decir los agricultores al verlo pasar—. ¡Buen día tenga usted!
—¡Muchas gracias! —contestaba, orgulloso, Xing Wu.
De esta manera transcurría su vida; amena pero sin altibajos. Xing hacía lo que se le antojaba y cuando se le antojaba, pensando únicamente en su bienestar.

Hace 11 días Compartir:

5

13
ItsMiguelRojas
Rango4 Nivel 18
hace 11 días

Xing se encargaba bien de la reserva, ¿verdad...? ¿No? :(

Mary_hope94
Rango11 Nivel 54
hace 11 días

Si llego a los 3 likes lo sabrás :P.

Gon_Mirdon
Rango9 Nivel 42
hace 11 días

Ya tan lo tre. Parece que ser galán, tener ojos de colores y estar podrido en billete esta de moda en la literatura. :P ¿se lucran con los panditas entonces?


#2

Sin embargo, era consciente del cambio que le aguardaba y de que su pacífica rutina corría el peligro de alterarse como consecuencia de la herencia, del paraje natural que estaría a su nombre. « Debo tomármelo con calma », pensaba. « No puedo defraudar a mi padre. Él siempre cuidaba la reserva y la mantenía en un estado impecable. Si fue capaz de ocuparse de ella pese a su longeva edad y su enfermedad, yo, que me hallo en plenas facultades físicas y mentales, seré igual de capaz ».
Con esta determinación se presentó Xing Wu el día estipulado en la reserva, a fin de firmar los papeles pertinentes que lo convertirían en el dueño del lugar. Su visita fue, como cabría esperar, bien recibida, reencontrándose con viejos conocidos de su padre que, a la par de ofrecerle sus condolencias, lo felicitaron y le aseguraron que para cualquier contratiempo que allí aconteciese, contara con ellos para resolverlo. Uno le hizo incluso una visita guiada por las zonas principales; mostrándole los árboles de troncos imponentes, los abundantes matorrales, las aves de fascinantes plumajes, los peces que nadaban veloces por los riachuelos y una cantidad desorbitada de mamíferos que a Xing Wu le habían apasionado desde su más tierna niñez.
Ante aquel espectáculo de colores y sonidos digno de admiración y habiendo hecho un descanso, Xing recordó un detalle y le preguntó al guarda dónde se encontraban los osos panda, sus animales favoritos.

ItsMiguelRojas
Rango4 Nivel 18
hace 10 días

Maryyy, esto me lo tengo que leer hoy. Aguarda un momento


#3

—Le llevaré hasta ellos —le contestó el guarda—. Sígame, por favor.
Ambos caminaron hasta que entraron en un claro de bosque no muy lejos de donde se habían detenido a conversar, con altas y finas ramas de bambús cubriendo el cielo y hojas dispersas que crujían sutilmente cuando las pisabas. Los osos panda blancos y negros Sichuan, que eran diferentes a la variación Qingling que portaban tonos discordantes de marrón, se encontraban allí. La mayoría dormitaban, algunos devoraban el suculento bambú y una minoría jugaban entre sí, subiéndose encima y mordiéndose cariñosamente.
Xing Wu se aproximó con cuidado hacia ellos y estuvo observándolos largo y tendido, esbozando una infantil sonrisa mientras dibujaba a algunos en su cuaderno de notas. Pero su alegría pronto se vio truncada cuando, escondido detrás de una rama, se percató de un osezno que temblaba y gimoteaba, muerto de miedo. Parecía que reclamaba a su madre, pero ninguna de las osas acudía a él o mostraba indicios de que le importase siquiera su tristeza.
A Xing le impactó aquella escena y pidió una explicación de lo que ocurría: quién era esa pobre criatura y por qué la manada lo desatendía. El guarda suspiró con pesadumbre y le afirmó que su padre le había puesto el nombre de Tao y que se trataba de un caso excepcional entre los excepcionales.

Mary_hope94
Rango11 Nivel 54
hace 10 días

Tao es un amor @enamoradadelaluna jeje. Por suerte esta historia es cortita y tiene ya final, así que pronto lo descubrirás :3.


#4

—¿Qué tiene de especial? —preguntó, atónito, Xing.
—Bueno, ha de saber, señor Wu, que Tao es ciego de nacimiento —le reveló—. El pequeño ha sufrido mucho; su madre, al darse cuenta de su condición, lo abandonó y se negó a amamantarlo, no mostrando su instinto maternal. Un comportamiento inusual que nunca hubiéramos imaginado. Pero, su padre, su buen padre, Xing Wu, se comprometió a criar a Tao. Y créame que era algo maravilloso verlos a los dos juntos, en el claro o en las instalaciones. Les unía un vínculo tan estrecho, tan puro e inocente, que los miembros de la reserva natural, entre los cuales me incluyo, les envidiábamos y dudábamos de si alguna vez habíamos conseguido establecer una conexión similar con algún otro animal del lugar.
» Ahora, desde que su padre murió, Tao llora constantemente. Lo llama, esperando impaciente su regreso para sentir el amor que injustamente se le arrebató. Nosotros cuidamos de él lo mejor que podemos: lo recogemos por la noche para darle cobijo y lo alimentamos. Pasadas las doce del mediodía, lo devolvemos al claro, con la esperanza de que la manada llegue a aceptarlo. Había avanzado a pasos agigantados con la ayuda de su padre, pero parece que al perderlo lo ha paralizado y lo ha hecho retroceder a sus inicios.

ItsMiguelRojas
Rango4 Nivel 18
hace 9 días

¿Qué? Nooo. ¿Por qué? ¿Ves cómo me partes el corazón? :'(

ItsMiguelRojas
Rango4 Nivel 18
hace 9 días

Supongo que nos dirás de qué murió Xing Wu, ¿verdad? Pero un momento, ¿es el mismo joven del comienzo?


#5

Conmovido por la historia, Xing le comunicó al guarda que a partir de entonces él tomaría las riendas del asunto y se dedicaría en cuerpo y alma a criar al pequeño Tao. Y, en efecto, cumplió su palabra; transcurrieron semanas y meses en los que el joven compaginó las labores de la reserva con el cuidado especial del osezno. Descubrió cuán arduo resultaba el trabajo, la implicación y fuerza de voluntad que requería, comprobó que el método más efectivo para crecer y mejorar era aprender de los errores que uno mismo cometía y que los problemas se resolvían más rápido en equipo, considerando las ideas y aportaciones de sus miembros. Era innegable que su vida hasta el momento no había sido sino un tenue reflejo de la realidad que lo rodeaba.
Tal fue el cambio de mentalidad que Xing Wu experimentó, que cada vez que se dirigía a pie a la reserva natural y pasaba por los arrozales en el que los agricultores que siempre le deseaban los buenos días se encontraban, él esperaba su saludo matutino:
—¡Tan esplendoroso como siempre, joven Xing Wu! ¡Buen día tenga usted!
Para, honestamente, añadir:
—¡Muchas gracias!... ¡Buen día tengan ustedes también, cultiven esas tierras con esmero!
La presión del trabajo hacía mella en el joven. No obstante el cuidar de Tao en los descansos y al caer la noche le recordaba que todo el esfuerzo merecía la pena. Costó que el cachorro le tomase confianza, pero Xing no se rindió y con paciencia y dedicación, ambos se volvieron inseparables.
—¿Pues sabes qué, Tao? —le comentaba Xing sentándose a su lado— Ayer volví a casa y me encontré a mi madre en la sala de estar con una amiga que hacía años que no veía. Han recobrado la amistad y por primera vez, desde la muerte de papá, la he visto reírse a carcajadas.
Tao gruñó satisfecho.
—Es gracioso —continuó—, a veces me da la impresión de que realmente me entiendes. ¡Tal vez el destino te haya negado la capacidad de ver a cambio de otorgarte una inteligencia superior! ¡Eres un súper oso, Tao!
Éste volvió a gruñir, acercándole la pata derecha a Xing para que se la acariciase, algo que le relajaba hasta el punto de sumirlo en un profundo y placentero sueño. Fue aquella tarde cuando el chico, arropado por la calidez de su leal osito, se dio cuenta de que preocuparse por el bienestar de los demás te embriagaba con un grado de felicidad que pensar exclusivamente en ti no conseguía.
Y le encantó esa sensación.

#6

***
Tras las primaveras arribaron los veranos y con ellos los otoños y los inviernos. Dos años se sucedieron y el pequeño Tao, que ya no era tan pequeño, hizo honor al nombre que el padre de Xing le había dado. Pues Tao significaba “melocotón”, fruta que simbolizaba la larga vida. El oso logró integrarse y suplió su desventaja visual desarrollando su oído y olfato, lo que fascinó al joven Xing Wu que, pese a sus continuas obligaciones de jefe, acudía al claro del bosque de cuanto en cuanto para divertirse con su amigo.
De esta manera, Xing también alcanzó a hacerle honor al nombre que su padre le había dado. Pues, no en vano, Xing significaba “estrella”, y gracias a lo que Tao le había enseñado, brillaba como ninguna otra en el firmamento, compartiendo con todos su resplandeciente luz.
—Ojalá vivas muchos años más, Tao —le decía entonces Xing, tumbado sobre las hojas dispersas del claro que crujían sutilmente cuando las pisabas.
Entre bostezos, Tao gruñía satisfecho, acercándole la pata derecha para que se la acariciase hasta quedarse dormido.

Fin.

Mary_hope94
Rango11 Nivel 54
hace 9 días

Muchas gracias @enamoradadelaluna. Tienes razón, existen seres que nos tocan y nos hacen crecer como personas :3. ¡Un abrazote!

Gon_Mirdon
Rango9 Nivel 42
hace 9 días

@Mary_hope94 El relato está muy tierno, y de verdad (no te burles) x) me recuerda Digimon. Un detalle: no se mucho de idiomas y significados, pero alguna vez me lei el Tao Te King, y la palabra "Tao" significa causa, origen. En la traducción que leí sustituía la palabra "tao" por "sentido". Igual creo que el significado de Xing no es el que le asignas. Se que al ser un relato ficticio puedes valerte de algunas licencias, pero como lo enfrascas en el realismo, cuida esos detalles.

ItsMiguelRojas
Rango4 Nivel 18
hace 9 días

Hermoso el relato que propones, Mary. Concuerdo con @Gon_Mirdon en lo de las traducciones. En lo personal pienso que son un arma de doble filo que hay que dominar al menos en un cierto nivel, documentarnos de una mejor manera para estar muy seguro a la hora de usarlas. Usé el traductor de Google, y de español a chino, «estrella» lo traduce como «MingXíng», pero de inglés a chino sí lo traduce como «Xíng». Lo que pasa es, que al entablarlo en un contexto real, hay que hacerlo precisamente lo más real posible. Uno puede leerlo y no refutar que esas palabras signifiquen lo que dices, pero para alguien que sabe mucho sobre estas cosas te saque las mil y una pruebas de que eso no es así. Solo un consejo, Mary. De resto tiene cabida, es muy bonito y nos hace pensar en los simples placeres de la vida. Gracias :).

Mary_hope94
Rango11 Nivel 54
hace 8 días

Gracias por vuestros consejos @ItsMiguelRojas y @Gon_Mirdon. Es raro, lo cierto es que busqué el significado de los nombres y en varias páginas me ponía que significaban "melocotón" y "estrella" respectivamente, no los inventé así porque así jaja.
Por ejemplo, en una página me ponía esto:

-Tao (Origen Chino): Significado

Melocotón; símbolo de la larga vida.

Y también: "melocotón (En chino, melocotón es 桃子 y el nombre de Tao es 黄子韬, lo que aparentemente son palabras homofóbicamente similares en chino)."

-Xīng;

Traducción española: estrella

---
En el caso de Xing parece variar según el tipo de acento que se le dé en la "i", porque he visto varios ejemplos en los que se escriben de manera un poco distinta esa vocal y cambia el significado. Y Tao pienso que tiene variantes también por motivos similares. ¡Aun así muchas gracias! La verdad es que me gustaría confirmarlo y si no poder modificar esa última parte de acuerdo con sus verdaderos significados para respetar el realismo en la historia ^-^.

¡Un saludo y gracias por leer!