NOVACHEK
Rango5 Nivel 23 (625 ptos) | Escritor en ciernes
#1

Una historia paralela de la historia de luchadoras.

En esta ocasión nos centraremos en el mundo del hombre el otro lado del paisaje o mejor dicho la otra cara de la moneda. Está será la historia de un hombre fuerte, amable, valiente y sabio hijo del rey Víctor II. El se llama Fernando legítimo heredero al trono. El junto a su padre tiene pensado liberar el mundo de la guerra en la que esta y traer la paz al mundo.

Hace 7 días Compartir:

0

3
#2

Allí se encontraba el varón mayor de la familia. Fernando tenía 21 año de de ada mientra que su hermano sólo tenía 16 años.
Su padre, el rey de la ciudad de Buldersink. O sino como siempre es llamado pobre pueblo y las ciudades extranjeras la Ciudad de los sueños. Un lugar que tiene la capacidad de ser ingeniero, arquitecto, soldado, enfermero, científico. Y otras profesionalidades más.

Hay estaba el futuro heredero al trono en su balcón observando la gran ciudad que tenía controlada su padre. Y desde lo lejos Fernando podía ver el gran río llamado Bull y que al ser cruzado podías llegar a la ciudad mas gloriosa del mundo una ciudad que jamás. Pero jamás participó en una guerra contra las mujeres. Est ciudad magnífica se llama Tetzamo y los antiguos ancestros siempre habían dicho que es y va hacer la ciudad más grande del mundo entero. Pero que algún día una ciudad más allá del este. Atravesnado el mar Palmiriano se encontraría con su verdadera enemiga que intentará arrebatar su poderío como ciudad e Imperio.
Pero Fernando siempre pensó en que los antiguos sabios no sabrían del futuro y que algún día ellos podrían equivocarse ya que nadie es perfecto. Así que el tenía dos mentar por cumplir. Sus dos misiones eran destruir el reino de Jabat y luego tomar la ciudad Tetzamo. Sin importar de que estos fuesen de sus misma sangre sin importarle de que estos fuesen hombres al igual que el. Todo aquello quería Fernando en algún futuro cuando fuese un rey...

#3

Un día los mejores soldados de la realeza estaba acompañando al rey hasta la plaza central. y desde hay el rey se subio a un carruaje que eran de los más modernos de la época. Luego de subirse es escoltado por 100 guardias imperiales. El rey viajaría hasta la ciudad más cercana a su Reino y de hay tenía que dejar una carta al Rey vecino. La carta dice.
( mi querido amigo Francisco Rey del Sur. Quiero Infórmate de que me queda pocos años de vida y mi mano como Rey no prevalecerá mucho maños más por eso decido en que mi hijo mayor, ocupará mi trono. El será amable con ustedes pues eh hablado muy bien de ti con mi hijo. Espero que cuándo yo no este. Se lleven Bien tú y tus hijos. Cambiando de tema. En el norte fui informado sobre la destrucción de Jabat un reino que habitan las mujeres cruzando el río Madecir. Espero que ayudes a los hombres que participaron en la batalla están heridos. Yo ya envíe a mis enfermeros. Para que ayuden.
Pero el viaje del rey no era para dejarle una carta tenía otra cosa pensado en mente...

#4

El rey y sus cien guardias imperiales viajaban hasta el puerto del Sur. hay dejarían algo de oro. El Rey habría comprado 20 barcos de guerra. Cosa que algún día su hijo los usaría para la batallas marítimas. El rey Víctor sabía que su hijo alguna ves desearía conquistar las islas que están más allá del este. Después de haber echo Sierta compra se retira del lugar y se va hasta su Castillo. Cuando llegar el decide descansar un poco en su trono sabiendo que seria la última ves en ver su apreciado salón. No obstante el Rey se duerme en el trono. Al pasar 3 horas el hijo menor pasa por el salón y ve a su padre durmiendo en su lugar hasta que decide ir para despertarlo. __ padre, padree, hey vamos despierta... Papa, ¡padre! Oh mierda. __ el joven rápidamente se retirá del lugar y se va en busca de su hermano mayor mediante a gritos y apuros. Hasta que Fernando se percata de los gritos de su hermano. __ ¡¡si. Te escuche voy enseguida !!__
Hasta que se encuentra y su hermano menor le Dice __parece que Papá no despierta.__
El hermano mayor mira hacia el pasillo que conduce hasta el salón principal corre rápidamente y mira a su padre sentado en el trono. Se acerca para ver si tiene pulso. Pero lastimosamente no pudo notar ninguno. su corazón dejó de palpitar desde hace más una hora. El rey había muerto de viejo.