JGA
Rango6 Nivel 26 (940 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Nunca había sentido tanto odio. Le rebosaba.
Se miró en el espejo y vio que algo había cambiado para siempre. Casi podía ver la esencia del odio goteando en sus pupilas hasta anegarle los ojos y verterse en lágrimas.
La tristeza y la impotencia ya habían pasado a ser actores secundarios, apenas espectros que acompañaban al nuevo sentimiento que habían creado y que regiría su vida.
Sin poder contener el llanto, y ante el espejo, juró que se vengaría.

Hace alrededor de 4 años Compartir:

23

54
MermeladaLiteraria
Rango10 Nivel 46
hace alrededor de 4 años

Excelente inicio:3 Mucha intriga y buena ortografía♥ ¡Mucha suerte! Si puedes, pásate por el mío: "Secretos bizarros" :3 Espero te guste.

_SH
Rango7 Nivel 31
hace alrededor de 4 años

@JGA esto es genial! Espero que pasemos a la siguiente ronda. Te invito a que le de des un vistazo a,mis relatos. ¡Sí Chef! Y Monólogo de colchón y corazón. Un abrazo. Te dejo mi voto.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Muchas gracias a los tres! Me pasaré por vuestras historias.

Alex_Franco
Rango5 Nivel 22
hace alrededor de 4 años

Un comienzo interesantísimo que me deja con ganas de leer mas.
¡Saludos!

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias, Alex_Franco!

PAK
Rango8 Nivel 39
hace alrededor de 4 años

Venganza fria,promete el titulo,ánimo...nos leemos

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias, PAK! ;)

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace alrededor de 4 años

Tensión desde el título hasta el final de caja. Bien! Mucha suerte.

HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

Un buen inicio @JGA. Tienes mi voto y mi expectación! Espero que puedas seguirlo. Mucha suerte!

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias Rurba_741, HJPilgrim y jolu0107! :) Pasaré por vuestras historias.

Kicye
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 4 años

Es bueno. Si quieres apoyame con un voto. Prueba patatas con manzana.

SagrarioG
Rango6 Nivel 25
hace alrededor de 4 años

Me gusta, tiene muy buena pinta! Mucha suerte!!

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Muchas gracias a tod@s! Me estoy pasando por todas vuestras historias. Hay gran nivel. ;)

PedroSuarez_80
Rango12 Nivel 55
hace alrededor de 4 años

Me ha fascinado como describes todo con delicadas palabras en metáforas. Tu obra es limpia y atrapa a la primera.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Muchas gracias, @PedroSuarez_80! Por pasarte y por tus palabras. :)

alssette
Rango1 Nivel 4
hace alrededor de 4 años

Me ha encantado!!! Quiero más!!!

BILLY_WELLS
Rango10 Nivel 45
hace alrededor de 4 años

Buen escrito, algo poético y dramático, felicidades. Te apoyo con un voto. Espero que te guste el mío. Saludos.

escritor_8907
Rango3 Nivel 10
hace alrededor de 4 años

Muy bien escrito. Suerte. Tienes mi votyo.

argonautamike
Rango6 Nivel 28
hace casi 4 años

A partir de enero 2016 pretendo realizar una tertulia de escritores en Madrid capital con el propósito de aprovecharnos de los comentarios y sugerencias que formulen los participantes sobre el relato de cada uno haya leído. Por ello te invito a que participes en la propuesta y/o que informes de la actividad a personas de tu entorno que muestren interés por la escritura.
Un saludo.


#2

De eso habían pasado ya trece años, y el niño había dado paso al hombre, pero el objetivo seguía siendo el mismo. Cada día recordaba su promesa.

Con quince años, la vida de Óscar resultaba plácida. En el colegio nadie se fijaba en él, ni para bien,ni para mal. Nunca fue popular, pero tampoco tenía que lidiar con el acoso al que se sometía a los “pardillos”. Era un observador externo de todas las disputas y las luchas de egos que se daban entre otros compañeros, y le resultaba gratificante el estar al margen. No ansiaba ser popular, le daba mucha pereza pensar en la responsabilidad que ello conllevaba, y por supuesto, no quería ser un “pardillo”.

Aprobaba con notas normales, nunca brillantes, pero suficientes para no pasar apuros. Disfrutaba de los recreos y las excursiones sumergido en sus libros, sin relacionarse con el resto si no era estrictamente necesario. Era como una sombra, siempre presente, pero fácil de olvidar. De hecho, estaba seguro de que los días en que no acudía a las escuela nadie notaba su ausencia a no ser de que el profesor pasara lista.

Cualquier persona pensaría que tenía una existencia triste, pero nada más lejos de la realidad. Todas las carencias que podía tener en la escuela se veían compensadas con creces en el ámbito familiar. En su casa nunca había pasado un mal rato; increíble pero cierto. Su casa era el remanso de paz anhelado tras horas metido en ese pequeño mundo de locura, que era para él la escuela. La relación que tenían sus padres era especial. Ni Óscar, ni sus hermanos les habían escuchado nunca discutir, ni siquiera un mínimo reproche, un mal gesto... nada. Al contrario, tenían esa complicidad en la mirada de quienes han nacido para estar juntos. Para morir juntos.

Los hermanos eran considerablemente mayores que Óscar, tenían veinticinco y veintiséis años respectivamente, él había sido un imprevisto de última hora. Su madre le llamaba “brochecito”, porque decía que un broche era el toque final que le faltaba a un traje para ser perfecto. Su relación con su madre siempre había sido especial, era como una conexión de alta frecuencia, de la que ambos eran conscientes sin necesidad de decir nada. Sabía que nadie, nunca, le querría como ella.

La familia era amplia y cada dos fines de semana se reunían con tíos, primos y abuelos en la casa de campo de los abuelos paternos. Como los padres de Óscar llevaban juntos casi desde la niñez y se habían criado en el mismo barrio, las dos familias eran como una sola. En ese ambiente se sentía feliz, sociable, pleno. Al contrario que en el colegio, no tenía miedo a ser juzgado, le gustaba formar parte de aquello. En casa tenía el cariño incondicional de sus padres y de sus hermanos, que, aunque habían abandonado el hogar, seguían frecuentándolo. En las reuniones familiares, junto a sus primos, disfrutaba todas las aventuras que le ofrecía el campo, para materializar todo lo que leía en sus libros. Era un niño feliz.

Pero todo esto era a los 15 años. El día de su decimosexto cumpleaños todo cambiaría.

Shawder
Rango5 Nivel 24
hace alrededor de 4 años

Me gusta, es muy bueno.

SagrarioG
Rango6 Nivel 25
hace alrededor de 4 años

Está muy interesante, ¿qué pasará el día de su cumpleaños?, yo creo que muere gran parte de su familia. Pero, ¿será alguien de la misma familia quién lo haga? Qué ganas de saber más! Ah, y muchas gracias por tu apoyo.

Robe_Ferrer
Rango7 Nivel 32
hace alrededor de 4 años

Bien redactado. Esta segunda parte no aporta mucho, pero me ha gustado. Tienes mi voto porque quiero leer lo que va sucediwndo.
Visita mu Biohazard.

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace alrededor de 4 años

Vale,caja dos para situarnos de la que se avecina en la 3. O.k., la veo necesaria.

avechinchi
Rango7 Nivel 33
hace alrededor de 4 años

Te he he dajado mi voto en las 2 partes. Creo que tu historia merece continuar. Te invito a pasar por ROJO SANGRE EN EL SAINT JAMES para que me dejes tu opinión ( y tu voto si te gusta)

Writer_22
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 4 años

me encantó el inicio. la segunda caja me pareció un poco lenta, quizás da demasiada información, que no estoy segura de si luego será tan necesaria.
ok, esperaré a la tercera. por ahora te dejo mi corazón en el inicio.
nos vemos. saludos

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

Gracias por tus palabras, @Writer_22. Si, lo bueno de este formato de concurso es el no saber que cosas aportan a la trama y cuales son simplemente letras vacías. Se verá con el tiempo. Muchas gracias. :)

HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

@JGA qué buena forma de terminar! Entiendo que la exposición era necesaria para conocer al protagonista. Aunque también al ser un relato, tiene que ser más conciso. Pero bueno, me gusta y no me importa que te hayas extendido. Sólo espero que en la siguiente caja nos vueles la cabeza tal y como apunta tu última frase. Mucha suerte!

Cristmyers197
Rango9 Nivel 44
hace alrededor de 4 años

Me gusta, sobre todo la segunda parte, espero leer más
Te dejo mi voto y mucha suerte

pukk
Rango8 Nivel 38
hace alrededor de 4 años

Uno de los relatos que más me ha gustado del concurso @JGA. Excelente final de cada caja abriendo de par en par las expectativas. Narrativa sencilla, fluida, con ritmo, clara y profunda a la vez, mostrando muy bien los sentimientos. Destacaría ese detalle de ternura que me ha encantado cuando dice que su madre le llama “brochecito", el toque final para que un traje sea perfecto, y la descripción de su relación como una conexión de alta frecuencia: ambas cosas me parecen preciosas. Enhorabuena.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Muchísimas gracias, @pukk ! Me has sonrojado y todo ;) Bonitas e importantes palabras, viniendo de alguien que escribe tan bien. ¡Mucha suerte! Nos seguimos leyendo. :)

Irenessj
Rango6 Nivel 27
hace alrededor de 4 años

Me ha gustado mucho la forma en lo que lo has escrito y la historia en sí. Espero leer tu tercera parte, tengo ganas! Suerte

Flaneta
Rango11 Nivel 52
hace alrededor de 4 años

H4, H7 (con brotes verdes)

chocolate70
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Sabes esa sensación de que cuando estas leyendo te vas metiendo dentro de la historia e incluso pones caras a los personajes? pues eso es lo que me trasmite tu historia, me parece muy buena y me dejas con ganas de seguir leyéndote, quiero más...mucho ánimo y suerte!!

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias, @chocolate70 ! Un placer el poder transmitirte. ;)


#3

Esa mañana despertó sin necesidad de que nadie le arrancara de las sábanas. Le encantaba el día de su cumpleaños, aunque cayera entre semana. Su comida favorita, multitud de regalos y la tarta de la abuela le esperaban tras la jornada escolar.
Una vez aseado entró en la cocina, y allí estaba esperándole su abuelo. Era una tradición familiar; su abuelo había jurado, que mientras viviera, siempre acompañaría a sus nietos al colegio el día de sus cumpleaños. Hasta entonces lo había cumplido a rajatabla, cada año,con cada nieto y cada nieta.

Recorriendo el kilómetro que los separaba de la escuela, el abuelo le contó al nieto como había sido su dieciséis cumpleaños; había construido una casa en un árbol. Óscar siempre dudaba si las historias del abuelo eran reales o estaban teñidas de una nostálgica añoranza que las idealizaba, a pesar de todo, disfrutaba escuchándole.

Llegado el momento de entrar a la aulas, su abuelo le pellizcó la nariz y pronunció unas palabras, llenas de amor, que iban a desencadenar el odio. —Feliz cumpleaños, pequeño.— Mientras su abuelo se alejaba y Óscar enfilaba el camino al interior del edificio, vio como el grupito de chicos populares le observaba, se fijó en sus burlonas sonrisas. Aceleró el paso con la mirada clavada en el suelo, sin contestar a la pregunta sobre si era su cumpleaños. Antes de poner el pie dentro del recibidor alcanzó a escuchar; —¡Oh! Es el cumpleaños de mudito y ha venido con su abuelito.— Seguido por unas risas crueles. Entró y se sintió a salvo, pensó que lo peor había pasado.

Una vez en clase, se sentó en su pupitre con una sensación extraña, pero confiado de que aquello había pasado. Cuando todos los alumnos estaban ya sentados y esperando a la profesora, escuchó algo que no podía concebir. Toda la clase empezó a cantarle el “Cumpleaños Feliz”, llamándolo mudito. Comenzó a notar sofocos y escalofríos, las rodillas le temblaban y por un momento pensó que se desvanecería. Algo cálido y húmedo se abrió paso en su entrepierna, tenía dieciséis años y se estaba meando encima, delante de toda la clase.

Las siguientes semanas fueron un infierno; insultos, bromas pesadas y algún golpe. No sabía como afrontar todo aquello. Había pasado a ser un “pardillo”. El silencio que se había propuesto guardar, para no defraudar a su familia, le corroía el alma.

Una tarde de jueves decidió abrazar a la esperanza como quien se agarra a un clavo ardiendo. Para su sorpresa su madre le comunicó que un grupo de niños le estaban esperando en la puerta. Nunca, nadie había ido a su casa buscándolo. Cuando acudió, muerto de miedo, se quedó de piedra al ver que quienes requerían su presencia, de una manera amistosa, eran cuatro chicos populares de su escuela. Hubo un detalle que no pasó por alto; Aarón, uno de los “pardillos”, estaba con ellos. Eso lo llenó de júbilo, pues pensó, que si un “pardillo” había sido “absuelto” por esa panda de abusones, tenía ante sus narices la oportunidad de terminar con su pesadilla. Así que, en un arrebato de valentía, se unió a ellos. Cuando partía, contempló a su madre que le observaba a sus espaldas, y vio como se dibujaba en su cara una sonrisa de satisfacción, al verle, por fin, salir con amigos.

Se encaminaron hacia la plaza del pueblo, la educación y el compadreo con el que le trataban le agradaba a Óscar, incluso compartieron sus chicles con él. A pesar de todo, había algo en el ambiente que no terminaba de encajarle, era como si pudiera percibir, que no ver, algo extraño en cada gesto. Consciente de su más que justificada sugestión, decidió no hacer caso de sus sensaciones.

El calor era sofocante esa tarde, y uno de los chicos propuso ir a la charca “Cabeza de Lobo”, que no quedaba muy lejos de allí. Todos aprobaron la idea, y Óscar creyó vislumbrar algún cruce de miradas malintencionado. Su sugestión, otra vez.
Cuando llegaron, fueron todos de inmediato a darse un refrescante chapuzón. Desde la charca podía verse, imponente en su altura, el saliente de piedra con forma de cabeza de lobo que daba nombre al lugar. Pronto surgió la idea de encaramarse al lobuno risco.

Estar arriba era impresionante. Le parecía increíble estar allí, en un lugar emocionante, rodeado de los muchachos de su clase. No se explicaba como eso podía estar pasando. Pero su ensimismamiento duró muy poco. Enseguida entendió el propósito de esa excursión. Aarón y él debían saltar a la charca desde el risco, así dejarían de molestarlos y se ganarían su respeto. Si no... Óscar no quería ni imaginarse que pasaría si no.
Se armó de valor y decidió hacerlo lo antes posible. Convencer al otro “pardillo” era más difícil. Lloraba y pataleaba. Las instrucciones eran claras, debían saltar los dos, así que los cuatro populares los empujaron hasta el borde y allí Óscar saltó mientras agarraba por el brazo al chico, que aún se resistía con fuerza.
Su zambullida fue limpia y rápida. Consiguió salir a la superficie rápidamente y , aliviado, coger una bocanada de aire limpio. Abrió los ojos. El agua estaba teñida de rojo a su alrededor. Aarón estaba muerto.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 4 años

@JGA, un relato muy bien narrado sobre un tema muy delicado como es el acoso escolar y sus dramáticas consecuencias.

alssette
Rango1 Nivel 4
hace alrededor de 4 años

Cada vez que te leo me quedo con ganas de más!

BetaniaGarcia
Rango8 Nivel 37
hace alrededor de 4 años

Me ha gustado tu relato, te deseo suerte en el concurso. Espero verte en la próxima ronda para saber que sucede a continuación.. PD: También soy participante

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias, @alssette ! esperemos que haya más. :)

Alicia_Jaume_DS
Rango12 Nivel 55
hace alrededor de 4 años

Detesto a la gente que hace bullying, me parecen despreciables. Mira el pobre Aaron lo que le ha pasado por su culpa. Por cierto, la historia genial, muy bien plasmado y realista. Mi voto

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

Muchas gracias. @MayFierro, me pasaré. :)

Gracias @Alicia_Jaume_DS, me alegro de que te guste. :) Y si, la crueldad de los niños a veces puede acabar con todo.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

Gracias @Jinova, me pasaré. :)

pukk
Rango8 Nivel 38
hace alrededor de 4 años

Me has tenido al borde de la lágrima durante toda esta tercera parte. Ver, sentir al amor del abuelo, cómo puede dar, inexplicablemente, lugar al odio, la alegría de su madre al verle salir con unos amigos; qué crueldad... Se me encoge el corazón al pensar en el abuelo, la madre y en el protagonista. Lo narras con mucha maestría, danzando constantemente entre la ternura y el dolor, entre la alegría y la humillación, entre lo bello y la oscuridad, en la dualidad de la que se compone esta vida. Me sigue pareciendo uno de los mejores relatos del concurso. Por cierto, todavía no me he recuperado de la frase final...

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Ohhh! ¡Muchísimas gracias, @pukk ! Me encanta como has percibido esos encontronazos entre polos opuestos. Como tú has dicho, la dualidad de la que se compone la vida. Y como retorcidamente, alguien puede convertir en horrible el gesto de amor más puro. Te repito; me halagan mucho estas palabras viniendo de ti. Nos seguimos leyendo. :)

leo1
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 4 años

Muy conmovedor, me llenó de angustia y finalmente de tristeza. Te seguiré leyendo. suerte!!!

PedroSuarez_80
Rango12 Nivel 55
hace alrededor de 4 años

Tu historia a arte de ser atractiva, ayuda a reflexionar.

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

! Espléndido texto ! ! Muy conmovedor y triste ! . ! Muy bueno ! ...

SagrarioG
Rango6 Nivel 25
hace alrededor de 4 años

Y yo pensando en la caja anterior que había una matanza en su familia el día de su cumpleaños... Vale, hay una muerte pero mi imaginación se había desbocado demasiado. De todas forma me ha puesto los pelos de punta, enhorabuena, me está gustando.

Flaneta
Rango11 Nivel 52
hace alrededor de 4 años

Vaya, al fin algo de acción. Le presto un corazoncito.

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace alrededor de 4 años

Un contraste muy logrado entre la ternura y la crueldad. La muerte de Aaron un contrapunto que da mucha fuerza al relato. Felicidades.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Muchas gracias, @SagrarioG ! Me gusta desmontar expectativas jeje :)

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias, @Flaneta ! Todo un honor que te pases por aquí. :)

osgonso
Rango11 Nivel 54
hace alrededor de 4 años

Tras una segunda caja con el freno de mano puesto y un principio de tercera que parecía no querer soltarlo, llega la emoción, muy bien apoyada en el recuerdo de lo dicho en la primera caja.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

Gracias por pasarte y comentar @osgonso. Intentaré deshacerme del freno de mano de ahora en adelante. :)

Shawder
Rango5 Nivel 24
hace alrededor de 4 años

Wow!!! pero qué!! realmente me desespera.. pero eso me encanta!!!

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

Jeje !Muchas gracias, @Shawder! Emociones encontradas. :)

Vizqui
Rango11 Nivel 54
hace alrededor de 4 años

La venganza es lo nuestro, está claro. Pobre Aaron... quiero saber lo que ha tramado durante 13 años el protagonista. ;) Te veré en la siguiente entrega @JGA

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias, @Vizqui! Esperemos tratarlo bien. Nos leemos. :)

CVN
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

:0 y ahora cuánto hay que esperar para la siguiente parte??? Me ha gustado mucho JGA.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

Jeje... ¡Muchas gracias, @CVN! Ya creo que con suerte, se termina sobre el día 30. Va sobre la marcha. Mola tu foto de perfil. ;)

Cristmyers197
Rango9 Nivel 44
hace alrededor de 4 años

me estremeció hasta la médula.
estas cosas pasan y frecuentemente, de una novatada estúpida, cambian la vida de una familia por completo.
mi admiración, mis respetos escritora @JGA
te dejo mis tres corazones, te lo mereces

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Muchas gracias, @Cristmyers197! Lo de escritora me queda muy grande. Gracias por pasarte, leer y votar. :)

Writer_22
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 4 años

muy buena tu historia! en la segunda como q me iba perdiendo un poco pero esta caja me gustó mucho más.
sólo en el final, aunque una muy buena imagen y muy estremecedor, me parece q te ibas apresurando un poquitín. creo q te faltó una frase... quizás media... o dos?

David_Casado
Rango10 Nivel 49
hace alrededor de 4 años

¡Mi enhorabuena! Me ha gustado mucho. Encantado de competir contigo. @JGA


#4

Los días posteriores las visitas se agolpaban en la casa de la familia de Óscar. Sobre todo para hacerle preguntas. Las preguntas se repetían constantemente.
Ya le habían hecho las mismas en la orilla de la charca mientras el no podía dejar de mirar a Aarón. El tiempo parecía haberse detenido desde que viera por primera vez el cuerpo del niño, con la cabeza destrozada. Sólo podía mirarlo, temiendo tocarlo, y a la vez, deseando ver en él algún atisbo de vida. Como salidos de la nada empezaron a aparecer policías y curiosos,y alguien lo agarró firmemente y lo sacó del agua. En ese momento habían empezado las preguntas.

A duras penas conseguía articular palabra, cuando le preguntaban si el había empujado a Aarón, simplemente guardaba silencio. Sabía que, sin duda, el lo había agarrado. Quería que saltaran, deseaba fervientemente conseguir la absolución, convencer a los demás que era valiente, y no podía permitir que la cobardía del otro niño se interpusiera en su camino. Pero había algo que no le dejaba asumir la responsabilidad de lo hecho. Era culpable, en su cabeza tenía muy claro que lo era, pero sabía que no era el único.

Cuando ingresó en el centro de menores empezaron a aclararse sus ideas. Allí le informaron de que sólo él se encontraba allí. Le dijeron, que mientras el se quedó contemplando el cuerpo sin vida de su compañero, los otros tres muchachos, habían ido a dar parte a la policía, y que desde entonces, habían mantenido la misma versión; Óscar había empujado a Aarón desde el peñasco en un acceso de ira. Él no había mostrado indicios de que nada de eso fuera mentira, así que, allí se encontraba.

El año y medio de encierro en el centro había conseguido aligerar el peso de su conciencia. Un día antes de salir de allí, recapituló todo lo que había pasado, y de alguna manera se sintió agradecido. Había seguido estudiando dentro, y los psicólogos del centro le habían ayudado mucho.
No guardaba rencor a los tres muchachos que habían mentido para salvarse, incluso le daban pena. El creía que debía pagar por lo que hizo, y había cumplido. Ellos pelearían con su conciencia eternamente.

Había tenido el calor de su familia en todo momento. Aunque había algo en ellos que no podía identificar. Era como si le tuvieran miedo. Había visto a su madre triste cuando lo visitaba, el también la echaba de menos. Las visitas eran cortas y todos evitaban hablar sobre el tema que lo tenía allí encerrado. Jugaba a las damas con su abuelo, su abuela le leía libros, y sus padres y sus hermanos le llevaban cosas ricas para comer y recordaban anécdotas. Hacía dos meses que le habían dicho que su madre estaba enferma, no le visitaba desde entonces, pero todos le decían que no era importante, que en breve estaría recuperada. Así que no estaba excesivamente preocupado, pero tenía muchas ganas de salir para poder cuidarla.
Sabía que no iba a ser fácil la vuelta a casa, al pueblo. Pero estaba decidido a cambiar todo lo malo que pudiera haber a su alrededor, a resarcir a todas las personas que hubieran sufrido por todo aquello. En especial a su madre.

Se le hizo extraño volver a casa. Hacía una año y medio que no la pisaba. Habían acordado que no disfrutaría de ningún permiso mientras estuviera en el correccional. Le pareció lo más justo, y estar fuera del pueblo durante un tiempo prudencial fue considerado lo más adecuado por todas las partes.
Entró, acompañado de su padre, y abrazó a sus hermanos. Una sensación de desasosiego empezó a poseerle. No comprendía que pasaba pero el corazón le latía con fuerza, provocando un temblor en todo su cuerpo. Sin mediar palabra se apresuró a entrar en el cuarto de sus padres, en una esquina de la cama, tapada hasta las orejas, estaba su madre, que no reaccionó a la entrada del menor de sus hijos.
Óscar se estremeció al respirar, por primera vez, el aire que gravitaba en aquella habitación. Descubrió un olor desconocido para el, flotaba en el ambiente, era a la vez dulzón y a la vez amargo. Se acerco despacio a la cama matrimonial, las rodilla amenazaban con ceder a su peso en cualquier momento. Se sorprendió al ver que su madre no dormía, su respiración era muy tenue, tenía los ojos abiertos y fijos, y se dio cuenta de que estaba lejos, muy lejos de allí. Le besó la frente fría y en ese instante pudo notar algún tipo de reacción; esa mirada perdida se cubrió de lágrimas.

Al día siguiente, cuando volvió a visitar a su madre,con la intención de encontrar en esa mirada algún resto de amor, ella había dejado de respirar.

Hace alrededor de 4 años

1

11
G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace alrededor de 4 años

Bien retomado el relato
Glups! otro golpe: la madre muerta. Bien ,bien, bien.sigamos...


#5

Con treinta años, esa imagen seguía siendo igual de nítida; él abrazado al cuerpo exánime de su madre, ambos reflejados en el espejo. Sabía que había muerto con ella.

Mientras se afeitaba, frente al espejo del baño de su recientemente ocupado apartamento, vino a su cabeza una frase de Walter Scott; “La venganza es el manjar más sabroso condimentado en el infierno.” Sin duda, infierno era la palabra que mejor definía los últimos trece años de su vida.

El día que lo que quedaba de él había muerto con su madre, había corrido sin parar hasta caer exhausto. Cuando despertó en el bosque no sabía cuanto tiempo había pasado durmiendo ni donde estaba. Estuvo un tiempo indeterminado dando cabezadas, simplemente allí tirado. El hecho de levantarse le parecía una utopía. No sabía si sentía, su interior había sido abducido por un vacío inefable. Le daba igual vivir o estar muerto. Sólo podía permanecer allí.
Al tiempo, su instinto de supervivencia comenzó a pronunciarse y de esta manera regresó de su estado ausente para sobrevivir. Se levantó por instinto. Su interior ya no le decía nada. Sabía que en algún momento de su letargo, el alma que una vez tuvo había sido sustituida por algo oscuro y decidido que le guiaría en su peregrinación.

Había vagado por innumerables parajes durante años, comiendo lo que robaba, cazaba o, en ocasiones, cultivaba. Viviendo en casas abandonadas, en refugios de montaña o en las duras calles. La falta de miedo, al no tener nada que perder, es un aliado de la supervivencia más extrema. Pasados unos años, supo que en su pueblo ya lo daban por muerto, que habían dejado de buscarlo. Siempre había maneras de enterarse de las cosas sabiendo dónde preguntar. Era consciente de que su familia se había destrozado por completo, tanto desde el interior, a consecuencia de todos los acontecimientos, como desde el exterior, pues el pueblo no había tenido piedad con ellos.
Por el contrario, los tres muchachos que salieron ilesos de la charca una tarde de hace más de catorce años, habían tenido una vida envidiable. Respetados, apoyados, ensalzados... dos de ellos habían construido su propia familia y el otro había heredado la empresa de sus progenitores con mucho éxito.

La víspera de su trigésimo segundo cumpleaños había llegado, y lo tenía todo preparado. El destino tiene sus antojos, y sus excompañeros de colegio habían elegido la fecha de su cumpleaños para la próxima reunión. Pasarían un fin de semana en una casa rural en las inmediaciones del pueblo. Por fin, los años de impaciente espera darían sus frutos. Ahora que nadie lo esperaba. Ahora que para todo el mundo él había muerto. (Incluso para él).
Aquella noche le costó mucho conciliar el sueño, y como había pasado en tantas otras ocasiones, en las que el insomnio le torturaba, vio acercarse a su madre, envuelta en un halo de bruma, para acariciarlo y decirle: “vamos brochecito, intenta descansar, duérmete”.

A las nueve de la noche de su cumpleaños Óscar permanecía oculto en las inmediaciones de la casa rural. No se le podía ver ni desde la casa, ni desde el camino que conducía a ella. Tenía todo lo necesario a mano, y había colocado todos los mecanismos de bloqueo exteriores en puertas y ventanas. Los jóvenes de su quinta no se hicieron esperar, y los vio llegando cargados de comida y bebida dispuestos a pasar un fin de semana nostálgico y divertido, recordando vivencias conjuntas. A las once y media, ya seguro de que no acudiría nadie más a la casa, dentro ya estaban todos, o al menos, todos los que debían estar, se dispuso a llevar a cabo su objetivo.
Apenas se sorprendió al comprobar que su pulso era firme. No albergaba ninguna duda, sólo impaciencia.

Fue muy sencillo, solo tuvo que abrir la puerta y lanzar las bombas incendiarias al interior de la casa. Cerrar la puerta con los bloqueos externos, que él mismo había colocado, y que bloqueaban también las ventanas y esperar para escuchar los gritos.
Cuando abrió la puerta, todos lo habían mirado. Creyó ver algún gesto de reconocimiento en los rostros de quienes un día fueron sus compañeros y compañeras de colegio.

Con tranquilidad se dirigió a una colina cercana para sentarse y observar. Mientras en sus ojos se reflejaba la obra de arte de la justicia poética sacó el bote de pastillas. Las mismas que había elegido su madre.

FIN

HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

@JGA lo bueno de perderte la lectura de los relatos es que después los puedes leer todo seguido. Impresionante lo que lograste con Óscar. No puedo más que decirte que me parece una historia genial bien hilvanada y llevada a buen puerto. Creo que esto podría convertirse en una novela con una muerte elaborada para cada uno de aquellos compañeros. Me recordó en un momento a Las cuatro plumas de Alfred Edward Woodley Manson (te recomiendo la peli de Heath Ledger, en paz descanse, que a mí me gustó). Mucha suerte!

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Guau! ¡Muchas gracias! La verdad que me ha costado no pasarme escribiendo, porque debía ser breve y no podía decir todo cuanto quería. Un honor recordarte a buena literatura. Le echaré un vistazo a la peli. Gracias por votar, pero sobre todo por leerme y comentar. @HJPilgrim :)

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace alrededor de 4 años

Buen giro, final de caja con sorpresa y la historia pone en su lugar a los malnacidos.
Lo que más me gustó de esta caja fue: que se tomara las mismas pastillas que la madre para suicidarse.
Mucha suerte!!!
P.D. Me ha costado un pelín entender " El día que lo que quedaba de él había muerto con su madre..." quizá algo forzado o falta algo. Salu2 amigo!

casandra
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 4 años

Impresionante!! me ha encantado!! como una pequeña decisión puede cambiar la vida de toda una familia! uno de los mejores relatos del concurso!! Mucha suerte con el jurado.

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Hola @Rurba_741! Gracias por leerme y comentar. La frase a la que haces referencia, quiere decir que lo que quedaba de él, todo lo bueno que podía quedar después de lo que le paso, había muerto, como lo había hecho su madre. Quizá, la frase así de sopetón quede un poco larga y dé lugar a equívocos. No sé, para mi tenía sentido cuando la escribí jeje, pero igual lo reconsidero. Muchas gracias por todo. Y... soy amiga ;)

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Mil gracias, @casandra! Un placer que te haya gustado. Contigo lo tendremos difícil todo en la votación ;) Un saludo.

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace alrededor de 4 años

Tomo nota, perdón por el patinazo :P

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

Jajaja perdonado! O...¿perdonada? :)

CVN
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Venganza fría, y tan fría!!!! Menudo final! Suerte con las votaciones!

JGA
Rango6 Nivel 26
hace alrededor de 4 años

¡Gracias, @CVN! ;)