Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64 (19115 ptos) | Premio de la crítica

Un aleteó hizo que su vista se dirigiera hacia un lago distinto lleno de oscuridad. Miró cuan profundo era porque en el fondo había una silueta de una luz que se empezó acercarse hacia él. Mientras más se acercaba podía distinguir la forma de una persona, al estar casi en la superficie se detuvo notándole facciones muy humanas, un rostro femenino de piel adiamantada con el pelo corto se asomó sin salir por entero de la superficie.
—Hermano—. Saludó éste con timidez mirándole con cuencas vacías que exhalaban ceniza oscura. No pudo escuchar la respuesta, pero pareció que él mismo le devolvía el saludo.
—Entonces es cierto e iras con ellos incluso a sabiendas de que romperán tu corazón—. Sintió que asentía y sonreía al ente. Acarició su cabeza y él flotó dejando ver la mitad de su cuerpo lleno de alas vidriosas. Su brillo intenso pasó a opacarse
—Hasta luego hermana…—.Jhon despertó sollozando.

Hace más de 1 año Compartir:

0

10
#2

Jhon con protectores rojos golpeaba con fuerza a Jack que retenía sus golpes con maestría sudaba mares mientras su hermano mayor se mantenía fresco sin camisa enseñado su pecho musculado. Odiaba cuando este lucia prepotente y mostraba esa sonrisa creída, aunque no tanto como la de Zargot. El menor de los Galix intentaba con puños y patadas de kickboxing derrotarle, pero el oficial de policía era duro como su oficio.
—Trou our soulfu, trou evely open door, caunch blessins tu find wha you look—.Cantaba la verdusca Zarex mientras veía desde el sofá de aquel salón de gimnasia moviendo sus puños pegándole al aire. Jhon buscaba una apertura en aquel muro de concreto que sacaba musculo y hacia poses de burla.
—Dale Jhon, ¡pégale con fuerza!— Animaba Aragmis de patas agitando sus seis brazos: — ¡Sácales los ojos!
Aquello hizo reír a Jack quien se descuidó y el puño de Jhonny se contuvo en su rostro.
—Eso es trampa—. Dijo mirando visco aquel puño.
—Tú fuiste el que te distrajiste Jack—. Dijo con inocencia y miró Aragmis sonriéndole. Ella asintió confabulada con éste.
— Tú y esa chica araña están conspirando—. Gruñó divertido.
—Si, Jhonncy tú y esa araña están muy juntitos… Eh—. Zarex apareció tras de Jack quien le lanzó una mirada seria.
—Pierdes terreno—. Terminó ella sentada en una esquina con el rostro metido entre paredes. La depresión era visible en aquel lugar. Jhon le ignoró y se sentó en el sofá que inconvenientemente era de cuero, un anti flojos a menos que quisiera revolcarse en su sudor. Aragmis estiró una toalla a éste que agradeció. La mujer demonio/araña resultaba ser bastante amable a pesar de su apariencia oscura y cuernos. Y sin olvidar esos ojos extras oscuros que parecían arrancar almas al ser observados por ellos. Jhon se reflejó en éstos y negó, miedos humanos al fin.
Recordó entonces de que su estancia era por ella quien en varias persecuciones con Zarex había quedado atorada entre puertas e incluso en la chimenea. No manejaba bien la forma fantasmal y la mitad de su cuerpo de araña era algo desproporcionado para los espacios habituales. Así que había pedido ayuda a Abuela respecto a ello, pero ésta le envió con Jack quien estaba libre por evaluaciones psicológicas por un suceso que había acontecido recientemente y se negaba hablar de ello.
—Jack…
—No hablare de ello—. Le dedicó una sonrisa adivinando lo pensando.

Hace más de 1 año

2

5
Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace más de 1 año

@Sarym que bueno que Zargot no es real, porque me desmebraria por confundirlo con Zarex, y a su vez ella me pondria una penitencia (no tan terrible y zukulenta tal vez) Vaya fallo..... =_= jajajajajaja

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace más de 1 año

Jajajaja si tus historias cobraran vida estarías en graaandes aprietos querido :D


#3

En la ducha Jhon se relajaba mientras en el trono Zarex cantaba canciones de dominio público entre los pollitos y estrellita. Aragmis estaba cruzada de brazos en la entrada puesto que estar en aquel lugar le ira imposible. Sentía envidia del ángel que manejaba sus formas con naturalidad y soltura incluso podía guardar sus alas cuando le viniera en gana. No se resistió y atravesó su rostro para ver al genio de la lujuria sentada cantado sin boca entretenida. La silueta opaca de su lord se veía en el cristal de la ducha.
Escuchó que alguien venia y intentó volver a su lugar con prisa pero se atoro. Jack miró al torpe ente intentando zafarse a lo que se negó y continuó su camino.
Aquello no mejoró cuando Jhon con el cabello con espuma entreabrió la puerta de la ducha y le miró.
— ¿Aragmis?—.Preguntó a lo que ángel saltó a dónde ella.
—Oh que tenemos aquí, un polizonte voyerista—Se tomó por las puntas de sus cola *jejeje* rió maligna mientras acercó su no rostro. El rostro delgado de ésta hizo una mueca esperando lo peor. Tal vez le dibujaría un pene como había hecho en alguna ocasión.
—Zarex—. Llamó en tono regañón Jhon mientras ella destapaba un marcador. ¡Adivino!
—Y-yo—.Intentó disculparse Aragmis.
—Tranquila ya te sacó de allí, dame un segundo—. Jhon se volvió a meter a la ducha para quitarse el champú. Zarex le miró tras esa falta de rostro había una sonrisa burlona podía saberle.
—Te faltan un par de estos—.Le mostró divertida dos ojos que produjeron un sonido como sonajeros. ¿Una ironía? Los lanzó al aire y flotaron en una llama morada. Le dio una coloquialmente llamada toba en la frente y pudo ver lo que uno de los ojos veía. No tardó en descubrir cuál era su plan. Aquella visión flotó por encima de la puerta de cristal mostrando a Jhon restregando su cabello de los últimos vestigios de espuma, su espalda era gruesa y algo musculada.
Aragmis se negó una parte quería verle, pero por otra sabia que a éste no le gustaba un pelo lo pervertido. Estaba entre obedecer los gustos de su lord y las ganas que quería terminar aquello que habían dejado sin concluir.
—N..o….—. Dijo con un hilillo de voz a Zarex quien rió con malignidad. Tenía una pose de malo de película.
—Sí, sí, siiiií—. Gimoteó llena de placer malvado. Jhon sin girarse atrapó los ojos a lo que ambas entes saltaron. Zarex empujó a esta sacándole y saliendo al mismo tiempo Terminó la mujer araña en el suelo y encima la ente sin rostro de pie, dijo ahora en una pose de superhéroe.
—Me debes una miss trixxi—. Se dejó hundir en el suelo atravesándole y a ella. Jhon salió en toalla buscando a la picara ángel sabiendo sin duda que era la autora. Miró Aragmis que estaba roja le entrecerró los ojos y volvió a este.
—Eso fue…— Sonrió mostrando los colmillos: —Emocionante.

Hace más de 1 año

3

4
Sarym
Rango16 Nivel 75
hace más de 1 año

Jajaja que entes tan traviesas, tan como su creador ;)

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace más de 1 año

Yo me portos eso con b! Bein, muy bein me portos yo.jajajaja

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace más de 1 año

Jajajaja si, si...


#4

Jack invitó a que se sentara, a lo que Jhon miró con desgana aquellas ensaladas y carnes que no era de su gusto, pero que por costumbre comía en el departamento de su hermano. Aquel piso no era elegante aunque si grande, también el decorado soso le quitaba brillo, sobre todo las ventanas que tenían símbolos rúnicos escritos dorados para evitar intrusos. Visibles para los no naturales. Nada como la elegancia que impregnaba la mansión de su madre, Abuela.
—Esa expresión es de pensar en Abuela—. Descifró Jack mirándole distraído a Jhon quien sonrió descubierto.
— ¿Cómo lo sabes?
—Aparte de ser el mejor detective de New city suelo descubrirme con la misma expresión, Aretha Galix es una roba corazones.
—Oh de allí que este en sillas de ruedas, follo tanto que las piernas le cedieron—. Jhon abrió los ojos de sobremanera al ángel que aprecio tras de sí. Jack rió e hizo una pistola con sus dedos. *piu* Disparó a lo que esta salió volando contra un muro y allí pegada se hicieron visibles clavos. Gruñó de dolor en la mirada sorprendida de Jhon.
—Jack…
—Vaya nena estas hecha Jacky, no resistes un chistecito… Además tu anciana madre clava más fuerte que tú—.Éste negó y le ignoró continuando su almuerzo. Jhonny suspiró no sabía medirse y terminaba castigada por ello.
— ¿Por qué no haces el nexo con Aragmis de la manera sencilla Jhon?—. Preguntó tal vez ardido por el actuar del ente.
—Yo… —.Se puso rojo había hecho en aquella ocasión por el calor del momento, pero ahora estaba inseguro respecto a tener sexo con ella.
—Matas el tigre y después le tienes miedo al cuero—. Suspiró.
—Sabes que he tenido que dejar mucho de mí por…—. Miró a Zarex con rencor.
— No eres un niño Jhonny a tu edad deberías ya haberte echado novia—. Le lanzo una mirada de incredulidad.
—Me lo aconseja el doctor matasanos—.Jack se sonrió.
—Tengo mala suerte con las mujeres niño, ya quisiera yo tener un ángel calienta vaginas—.Se manifestó tras él una sombra oscura que tomo la silueta de una alto hombre que portaba una máscara pálida de una sonrisa tensa y de filosos dientes.
«Que cachorro para impertinente, me tienes a mí y no necesitas nada mas…»
Jhon miró al imponente ente.
—No sabía que le entrabas a esos placeres Zargot—. Se burló Jack y le lanzó un beso a lo que ambos hermanos rieron.

Hace más de 1 año

0

4
#5

En un descampado yacía una casa a medio montar con figuras de cartón de hombres armados. A algunos metros los mismos posicionados para practicar puntería. Sin duda aquel era un campo de práctica policial.
Jhon y sus dos entes miraron el escenario que fue prestado a Jack quien estaba acompañado por Zargot, quien se adelantó en un aura de sargento y sus vestimentas de entrenador le sentaban perfectamente en su papel.
—El estado físico es importante para el lord y su manifestación mental debe estar acorde.
—Vale Jacky Chans ahórrate el sermón y dinos que vamos hacer—.Jack miró con su mirada en sombra por la visera de su gorra a Zarex.
—Combatiremos—Dijo a lo que el ángel se preparó: —Pero tú no participaras Zarex.
—¿Eh?¿Por qué?
—Tú y Jhon tienen buena coordinación, es Aragmis quien necesita afinarla—. El ángel gruñó y se fue volando hacia una esquina. Se sentó irritada con los brazos cruzados. Jhon miró a Jack preocupado.
—¿Eh Jack? —.Estaba realmente intranquilo.
—Tranquilo Jhonny, Zargot ira suave—.El joven Galix miró a su compañera araña quien le sonrió buscando impregnarle confianza.
—Le derrotaremos—. Dijo llena de confianza, pero la incredulidad se le filtraba en el cuerpo. La sonrisa de Jack se afincó y su mano paso por su rostro apareciendo la máscara del demonio con nariz puntiaguda y sonrisa filosa. Ahora era Zargot quien dominaba a su hermano.
En un parpadeo saltó por los aires hacia él, buscó propinarle un golpe de lleno cual poder le estalló en el rostro como si le hubiera caído un misil. Aquel escenario se agitó con la fuerza explosiva. Las colas de Zarex se agitaron hacia atrás mientras un haz de luz le iluminó el no rostro. El polvo levantado cubrió aquel escenario y cuando se empezó asentar Zargot afincaba su puño a los brazos oscurecidos en defensa de Jhon.
—¡¿Eso es suave?!—. Preguntó alarmado. El demonio rió retirando su puño.
—Es lo mismo que se le dice a una virgen antes de cogérsela, «no te va doler»—. Se burló Zargot y propinó otro golpe que le mando a volar como un muñeco de trapo por aquel lugar. Aragmis se quedó estática mirando aquello y despertó para lanzarle tela de araña que éste con abanicar su mano apartó sin que le tocase.
—Que basura eres, ¿en realidad eres un demonio?—. Crujieron los dedos de sus manos mientras se acercaba a ella. Una visible aura tenebrosa se esparcía de su cuerpo. Con las tres pares de manos hizo una forma mística que invocó tela de arañas que le ataron, pero que rompió únicamente con seguir andando. Sin duda aquel familiar estaba a otro nivel. Aragmis no se rindió y cambio la forma esta vez invocó fuego que salto al cuerpo del detective que le sacudió devolviéndoselo. Saltó esquivando aquella llamarada que ardió con intensidad.

Hace más de 1 año

0

4
#6

Zargot estaba a un nivel legendario lo sabía de la primera vez que le había visto y que no le hiciera ni cosquilla se lo confirmaba. Estaba contra verdaderos demonios, Aragmis perdió espíritu y decayó sintió que no debía estar allí. Que era sólo un estorbo.
— ¿Qué sucede miss araña? ¿Tal cual patética eres?—. Los ojos de esta se cristalizaron y le siguieron sus extras. Apretó colmillos y disparo una gran tela de araña que el detective poseído repitió en espantar como una mosca, pero tras esta aprecio Jhon que propino un golpe en aquella máscara devolviéndole el favor de mandarle a volar. Zargot salió planeando y rodó por el suelo un par de veces, con el mismo impulso se colocó en cuclillas y detuvo el retroceso.
—Deja de hacer el bravucón—. Dijo Jhon con su cuerpo es una estática chispeante purpura.
—Vaya, vaya, el pervertido se enojo—.Se puso de pie y parte de la máscara se desprendió. Tal cual miró caída le regeneró pasando la mano.
—Aragmis préstame tu poder, éste demonio está pidiendo una paliza—. Masculló enervado a lo que ella asintió entusiasmada y se acercó buscando trasferir su poder. Una energía oscura impregnó a Jhon a lo que entre ambos hubo una chispa pálida y una explosión. Los dos quedaron chamuscados como si hubiera puesto el rostro en una explosión volcánica. El joven Galix cayó como un saco al suelo en la mirada espantada de Aragmis que gritó su nombre.
— ¡JHON!

Hace más de 1 año

0

4
#7

Los ojos de Jhon se abrieron observando un techo familiar, estaba en la cama de la habitación de huéspedes del departamento de Jack. En dolor se sentó y resopló aquella practicaba había salido bastante mal. Su mirada se cruzó con la de Aragmis que estaba allí sin decir nada.
—Aragmis—. Le sonrió, pero ella solo apartó la mirada. Estaba visiblemente acongojada por lo acontecido en el parque de prácticas policial.
—No te preocupes podremos hacerlo mejor—. Intentó animarle.
—Jhon… Tal vez deberíamos dejarlo, romper nuestro contrato—.Aquello le dejó mudo.
—Si Jhonly deja trixxi irse a su casa, es tan inútil como la línea amarilla del metro para un suicida—. *shu**shu* Hecho Zarex con las manos a lo que Jhon le dedicó una mirada llena de ira.
—Tiene razón…
— ¿La tengo?—. Preguntó el ángel. A lo que esta se giró a irse traspasando la pared.
—¡Aragmis!—. Llamó a lo que esta no se movió, no por su llamado sino porque se había atorado. Jhon se levantó de la cama y salió de la habitación para examinarla por el reverso de la pared.
—Soy una inútil—.Dijo ante él y Zarex quien cruzó brazos reflexiva. Jhon le tomó la mano.
—No, no lo eres…— Miró a Zarex: — Ella sí. Solo piensa en fregarme la existencia.
Rió esta *jejeje* y se dio un tope en la frente con un nudillo con la otra mano hizo el símbolo de la paz. Jhon aspiró aire profundamente.
—Somos un equipo, no me abandones…
«Ganarías mala fama si tu primer familiar te abandona cachorro pervertido» La voz en eco de Zargot se manifestó al igual que su cuerpo etéreo en sombra y mascara pálida.
—Es todo tu culpa, apuesto que estas aquí porque Jack anda furioso contigo—. Jhon le miró con ira.
«Dejen de aullar cachorros, son un dolor de oídos… Estoy aquí porque descifre su problema» El joven Galix cruzó los brazos.
«Ella es muy débil…» Sus manos empezaron a oscurecerse.
—Respectivamente a Jhoncy ¿no? ¿Zargito?—. Completó Zarex interrumpiendo el hervor de rabia de éste.
«Un familiar balancea la fuerza de su lord con la propia, aumenta sus capacidades, el problema viene a ser que el cachorro pervertido es demasiado poderoso. Sin duda culpa de la Voyerista sin rostro esta» Señaló con un dedo largo al ángel.
—Tehe, soy una niña muy mala.
— ¿Entonces soy inútil para Jhon?—. Preguntó depresiva Aragmis.
«Si, pero al mismo tiempo afortunada chica araña, al contrario de un familiar que debe aportar a su cachorro debilucho debes actuar como conductor de su fuerza»
—¿Eh?
— Simple chica, que debes dejarte meter el gran poder de Jhoncy—. Dijo en tono pícaro la sin rostro ente que Jhon ignoró por la emoción que se manifestaba en una sonrisa.
—Entonces ¿te quedaras?—. Preguntó en entusiasmo.
— ¿Cómo puedo hacer eso?
«No tengo ni endiablada idea, tampoco soy un maldito libro» Se evaporó con lo dicho. Aragmis continuó en tristeza a lo que Zarex se paró en la punta de uno de sus cuernos.
—Vamos Trixxi pixxy no seas la parte quemada del pastel, quédate y averígualo—.ésta subió sus miradas al ángel.
— ¿No querías tú que me fuera?
—Aun lo quiero… Eres mi competencia demonia insecto— Hizo un salto y un giro tres sesenta en aire aterrizando como una gimnasta olímpica: —Pero este se deprimiría como una ostra, y sexo por depresión es tal cual peor que por compasión. Así que prefiero mantener mi competencia que perder todo el premio.
Nalgueó a Jhon quien le gruñó.
—Ignorando lo dicho y conservando la sintaxis, es cierto, no quiero que te vayas, eres mi apreciada familiar— Jhonny le jaló sacándole del muro: — ¿Quieres ver estos ojitos azules tristes?
Preguntó sonriente y pestañó en una miradita de corderito. Ella negó haciendo pucheros a lo que Jhon rió y le abrazó. Zarex se unió aquel festejo pegando tras de ella un letrero de patéame y tras de él otro de viólame.

Hace más de 1 año

0

4
#8

—Bueno me alegro que pudieras aclarar uno de los problemas— Jack en traje y su hermano menor ahora estaban frente a un edificio de oficinas comiendo hotdogs: — Aun así debes tomar experiencia ¿Y qué mejor que una misión real?
Dio un mordiscó y miró con disimulo hacia dentro de aquel lugar. Se podía ver el recibidor y un par de guardias de camisa blanca.
—No creo estar listo—.Jhon terminó el suyo y arrojó las servilletas al contenedor. Se cerró su chaqueta azul nevada.
—Tranquilo no soy tan descuidado como Lou, sólo necesitas apoyarme entreteniendo algunos.
Negó, no estaba para nada convencido, sobre todo porque únicamente Aragmis que temblaba estaba con él y visiblemente estaba bastante nerviosa.
—Bien— Masticó el último trozo y pagó: —Quédate atrás de mí y vigila mi retaguardia.
— ¿A que nos enfrentamos?—. Ambos caminaron hacia la entrada de aquel edificio.
—Una pequeña colmena de demonios rayados, unos veinte o treinta y una reina—. Recorrieron el pasillo hasta el muro del recibidor. Allí la recepcionista les miró.
— Buenos días ¿Qué desean?—. Preguntó sonriente.
—Buenos días, venimos por una fumigación…—.Jack sacó su extraño revolver y le disparó en la frente sin expresión de duda. A lo que los guardias rugieron y sus rostros pasaron hacer amarillos con franjas negras. Jhon y Aragmis miraron como estos empezaron una carrera hacia ambos mientras cuernos le brotaban. Jack se colocó frente a él y disparó a ambos. Su familiar se dispuso nerviosa a usar una invocación, pero el trabajo del Galix del medio fue impecable.
—Calma esta belleza hará la mayor parte del trabajo—. Las campanillas de los ascensores sonaron y se abrieron en sincronía dejando salir tres grupos de oficinistas.
— ¿Sabes que es una ironía de demonios vernos como abejas trabajadoras?—.Lo agregó como si aquello fuera el ambiente relajado de una cafetería. Le disparó a un par de estos empezando una estampida hacia ellos. Guardó su arma y se lanzó a estos en un grito de guerra que terminó en un sonrisa tensa. El grupo le absorbió como una masa a un artista famoso. A lo que en segundos empezaron a volar cuerpos golpeados por una fuerza monstruosa que provenía del núcleo. Jhon fue a la ayuda, pero fue rodeado por dos oficinistas calvos de piel bicromática y cuernos, que le enseñaron bocas de dientes afilados.
—Yo me encargo—.Se interpuso Aragmis tomando la posición de manos que invocó del suelo gruesos hilos de tela de araña que le sujetaron los brazos a ambos. Con lo que Jhon propinó un golpe al rostro a uno y un rodillazo al estomago al otro, dejándole inconscientes.
—Bien—. Celebró mientras una oficinista se trepaba a su espalda chillaba enloquecida mientras enterraba en su cabeza uñas afiladas. Éste se movió como caballo desbocado buscando deshacerse de ésta. A lo que Aragmis le escupió una bola de tejido no más grande que una pelota de beisbol golpeándole el entrecejo y tumbándole. Jhon le sostuvo por las piernas y giró lanzándola hacia donde Jack poseído quien la atrapó entre brazos. Le meció tal cual un bebé divertido y la arrojó con el resto.
— ¿Comienzas a disfrutar la cacería eh cachorro pervertido?—. Éste asintió acercándose mientras que Aragmis le seguía. Por las escaleras de emergencia aparecieron guardias fornidos e hicieron tronar sus dedos. Jhonny se sentía más vivo que nunca.

Hace más de 1 año

3

2

#9

Rodeados por aquellos fornidos guardias de piel amarilla de franjas negras el Jack enmascarado señaló:
—Vamos niña araña, has los honores—. Ella asintió y colocó sus manos de nuevo invocando telas de arañas que esta vez envolvieron con más fuerza a algunos. Una parte se desprendieron de ellas, pero el tiempo ganado dio a Zargot la oportunidad de saltar y darles patadas giratorias como un profesional de las artes marciales. Tumbó a quien conecto. Jhon apaleó con sus puños en chispazos purpuras a los que no pudieron zafarse. Uno venia a embestirle a lo que ardió espontáneamente deteniéndose desesperado a apagarse.
—Bien hecho—. Celebró Jhon a su familiar siendo tumbado por otro. En el suelo el demonio sobre él propinó una serie de golpes en sus brazos en defensa. En una apertura éste devolvió un guantazo al ente sumando con una pelota de tela que golpeó haciéndole a un lado. De un salto se levantó. Quedaban unos pocos que rodeaban a Zargot quien se estiraba relajado. Aragmis cruzó sus manos en una nueva forma y un huracán de tejido les envolvió dejándole en pupas de tela de araña.
—Oye niña araña, no me robes las presas—. Esta sonrió con emoción al igual que Jhon.
—Vamos, vamos, no seas aguafiestas es tu culpa por esta emoción…
—Pff, mejor que cierto pelón que caza a distancia, no hay como alimentar tus puños, además cachorro pervertido se nota que amas la extenuación física—.Rió con ganas, a lo que Jhon negó, típico demonio.

Hace más de 1 año

0

2
#10

El detective enmascarado caminó entre cuerpos inconscientes y pedazos de tela de araña hacia el ascensor y le llamó con la mano. Jhon se juntó con éste y él señaló.
—Ve por los escaleras de emergencia y límpialas cachorro pervertido yo me encargare de la reina de la fiesta—. Éste asintió, estaba emocionado por haber derrotado aquel grupo con Aragmis que estaba también emocionada. Ambos entraron en carrera y empezaron a subir por estas a lo que ella le atrapó entre brazos y le montó en su espalda de araña. Subieron por las escaleras en el movimiento de ocho patas de su familiar. A lo que otro guardia apareció ante ellos. Aragmis sólo con el agitar de unas de sus manos apareció una red y le empujó hacia la pared, a lo que ella misma con un puño le terminó.
— ¡Sí!—.Celebró Jhon mientras miraba un par venir. Saltó de su lomo arácnido y se impulsó en una pared dejando un haz purpura y conecto golpes en la sorprendida oscura mirada de los entes que rodaron por estas inconscientes. Sonrió sintiéndose poderoso, Aragmis corrió a él y le volvió a subir en su espalda. Era como ver a un tanque y un guerrero tribal avanzar por aquellas paredes pues el poder de insecto de su familiar vibraba de la emoción.
Una puerta se les atravesó fue empujada cómo un pedazo de chatarra mostrando la azotea en donde en una enorme H pintada en el suelo yacía lo que en primera vista parecía una mujer con grandes cornamentas.
El detective apareció tras de ellos arrastrado a dos oficinistas que arrojó al suelo.
—Cuanta juventud cachorro pervertido, se nota que quien nace para barrigón ni que lo fajen chiquito—. Volvió a reír el poseído Jack y se plantó frente al helipuerto.
—Zargot el destripador de demonios—.Señaló con voz de hombre afeminado de cabello dorado y negro de gran largo.
—Llego tu maldita limosina al infierno reina del baile—. Aquella frase provocó risa en Jhon que tuvo que ahogar en la mirada enmascarada.
—¿Y ese humano es?
—Oye, oye, aquí tu pareja de baile soy yo, no jodas con el cachorro—.Éste rió.
—Bueno—. Se levantó con parsimonia al mismo tiempo salían de su sombra especies de diablillos de alas de insecto. Zargot le hizo una seña prepotente que viniese hacia él, a lo que aquellos voladores seres se lanzaron hacia este en enjambre.

Hace más de 1 año

0

2
#11

Jack fue bañado por aquella legión de bichos humanoides con cuernos y pieles amarillas que pretendieron con bocas de filosos dientes comérselo vivo. Pero se hizo a sí mismo una enorme fogata en la que no fue consumido más que aquellos insectos en su sonrisa filosa. Era una hoguera humana a la que a leguas se notaba su satisfacción piro maniática de demonio.
—Vaya, así que estoy derrotado— Dijo Suspirante el demonio: —¿Qué podía esperar de luchar contra el zar ruso de la era oscura?
— ¿Te rindes ya? Qué bueno me empezaba a entrar sueño—. Sacó su revólver a lo que abrió sus brazos en cruz.
—Que el autor celestial perdone mis pecados—.El enmascarado Jack disparó, pero el tramposo demonio le esquivó y empezó avanzar hacia él.
—Ja, que truco tan barato—.Volvió a accionar el arma, pero esta sólo escupió el golpeteo del mecanismo. Aquel tambor estaba vacío, descubriéndolo el ente se detuvo en seco.
— ¿Sin balas?—. Preguntó mimado y altivo.
—Cuan descuidado puede ser cachorro—. Gruñó aunque había sido él que no llevaba la cuenta de los disparos. El ente desplegó alas como de libélula en una risa demencial. Se había librado de la no existencia.
—Detenlo niña araña—. Pidió a lo que esta apresurada invocó las redes, pero este las esquivó flotando.
—Sayonara imbéciles—.Le dedicó el dedo medio a los presentes.
—¿Zargot?
—No tengo balas cachorro pervertido además —. La máscara se desprendió del rostro de Jack que cayó con ella de rodillas. Jhon miró como aquel ente se alejaba burlón haciéndole más dedos medios y sacándoles la lengua. Ardió de furia por la tonta derrota diciéndose que si estuviera con Zarex ella pudiera derribarlo pero, se negó. A lo que Aragmis avanzó observando al ente con una mirada llena de furor, su cuerpo relampagueaba en electricidad púrpura.

Hace más de 1 año

0

2
#12

Metió su mano en el interior de su pecho con una expresión de ira total, parecía buscar su corazón. Sustrajo de éste una especie de pequeña lanza de plata con dos puntas en cada extremo. La misma se alargó y ramificó tomando la forma de una media luna en la que tejió con las manos libres a cada extremo una cuerda. Tensó con las otras aquella cuerda y apuntó sin nada hacia el ente que miró aquello paralizado.
—Jhon—. Llamó a lo que éste se acercó y le tomó una mano transfiriéndole más de aquella corriente púrpura. El ente se avispó y se giró a huir mientras se formaba una flecha eléctrica que relampagueaba ira.
Voló con toda su fuerza lejos de aquel edificio volviéndose un punto oscuro a visión de estos. Aun así Aragmis siguió apuntando hasta que esta estuvo completa y le dejó ir en un halo que empujó sus cabellos y cuerpos. Cortó silbante el aire amansando una vorágine de aire electrificada dirigiéndose al ente que se giró mirando aquello.
Jhon, Jack y Aragmis miraron como se formaba una pequeña nova de fuego púrpura que les cegó por unos segundos y le siguió el tronar semejante al de un relámpago. Cuando hubo desvanecida pudieron ver la silueta de aquel ente hacerse polvo.
— ¿Lou te enseñó eso?—. Señaló sorprendido de aquel poder que tenía cierta semejanza a dos cazadores que conocía. Aquellos dos monstruos pasaron por su mente.
—No—. Jhon se sonrió alegre y miró su familiar con orgullo, pero ella no le devolvió la mirada se desplomó llena de energía púrpura.
— ¡Aragmis!—. Llamó y le tomó entre brazos. Jack se acercó y saltó de golpe hacia atrás.
— ¿Qué? ¿Qué sucede?
—Diablos Jhon está sobrecargada…. —.Dijo tomando distancia.
— ¿Cómo? no entiendo—. Éste empezaba a desesperarse.
«Me temo que niña araña comió demás de lo que podía masticar, se ahoga en esa cosa que sueltas cachorro pervertido» Jhon le miró con una expresión dolida, sentía que la no existencia, la muerte de los entes estaba cerca. Una risa familiar golpeó en sus oídos.
—Vaya, vaya, trixxi no aguantó lo enorme de tu poder Jhoncy—. En un suave vuelo descendió el ángel sin rostro haciendo gestos obscenos.
— ¡Zarex! ¿Puedes ayudarla?—.Preguntó esperanzado.
—¿ Y salvarle la existencia a mi rival?
—¡No estamos para bromas!—. Le gritó.
—Ay Jhon cuando te pones rudo me encanta, azótame…. —. Zarex se giró parando su culito.
—Zarex…—. Llamó en voz partida.
—Que aburrido. Como si no supieras lo que tienes que hacer, eso que no te gusta y bla, bla, si fueras otro tipo de ser, pero te toca nene, te TOCA—.Hizo la pose del tío Sam y se acercó.
—Les llevaré a un lugar privado—.Dijo con insidia mientras Jhon caía en lo que significaba.

Hace más de 1 año

3

2
Sarym
Rango16 Nivel 75
hace más de 1 año

Jajajaja ya extrañaba a Zarex en este texto... su aparición ha sido magnifica.

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 64
hace más de 1 año

Es un personaje tan grande que lleva el titulo su nombre incluso cuando salga poco. jajajaja

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace más de 1 año

Cierto jajaja.


#13

Jhon estaba en bata en frente una posa poco profunda en donde flotaba Aragmis haciendo que esta condujera aquel relampaguear de color característico. Zarex estaba sentada abrazada a sus piernas mirando la escena. Su mirada azul tanteó el lugar con curiosidad, nunca había estado antes en aquella especie de cueva que dejaba entrar la luz por el techo.
—Deja de admirar el escenario pequeño Jhon y haz lo tuyo—. Indicó ella guardando sus alas a la vista.
—¿Dónde estamos?—. Preguntó adentrándose en la posa.
—Eh, ya sabes es el lugar de nuestra amiga en común—. Jhon saltó a escuchar eso.
—Pff, tranquilo, nos la presto por hoy.
—Así que nos lo cobrara con creces—. Dijo mientras miraba el delgado rostro de Aragmis que parecía dormir en tranquilidad. Sus cabellos flotaban con las ondas que provocaba su estancia.
—Ya sabes cómo es la chica púrpura, dijo que podías llenarle de todos los fluidos que quiera y que reservara para ella.
—Sin duda sé cómo me lo cobrara—.Jhon se arrodilló y le sonrió a su familiar. En su mirada periférica vio la silueta de Zarex y le miró
—¿Qué?
—Puedes ya sabes, ¿darnos espacio?—. Ella rió con ganas haciendo eco aquella gruta.
—No seas conservador Jhon como si no te hubiera visto la primera vez con ella aún más ¿te recuerdo quien te robo tu virginidad?
—Jaaaa, ¿te gusta verme hacerlo? O algo…
—No discutas el voyerismo, ¡galimatías Jhon!, ¿vas hacerlo o la dejas que la inexistencia le alcance?—. Este asintió resignado y fue hacia su parte pero esta estaba cubierta.
El ente gruñó.
—No seas noob Jhoncinexperto, las demonios solo muestran su sexo cuando están excitadas frente a su pareja o maestro. ¡Bésala no seas animal! Ó eres de los que se lo mete a una mujer sin calentar motores—. Jhon le entrecerró los ojos quería insultarla, pero asintió, era mejor hacerle caso. Se inclinó y beso sus labios delgados morados que resaltaban en su piel blanca.
—Bien…—. Esta ocultó rostro en sus piernas y negó. A lo que Jhon se envalentonó y le beso con fuerza, probó sus labios a manera que recordó las veces que fue forzado a besar.

Hace más de 1 año

0

2
#14

Siguió besando sin que nada pasase, era claro que si ella estaba en ese estado no abría respuesta en cuanto lo pensó sintió como débilmente la boca de ella se abría y su lengua larga y gruesa entraba en su garganta como la primera vez de su encuentro. El cuerpo de Jhon no tardó en reaccionar y luchar contra esta en remolinos, fluía la experiencia que tenía su cuerpo a lo que los brazos de Aragmis le abrazaron mientras siguieron en un beso húmedo y caliente. Él buscaba el fondo de su garganta y ella la de él. Intercambiaron saliva entre su legua que era algo rasposa a la de él que era suave humana. Cuando se separaron dejaron un hilo de saliva y miradas melosas.
—Lord… Jhon—. Se sonrió con debilidad ante los profundos ojos de Jhon que era como ver el cielo de la tierra humana. Los ojos extras de ella se abrieron y le reflejaron en seis partes en azabache cristal.
—Hola Aragmis—. Ella rió.
—Puedo desaparecer aquí y ahora, sería entonces feliz—. Zarex rió.
—Pero entonces no disfrutaría del sexo con Jhon—. Dijo con ironía ella le miró sonriéndole.
—Zarex, lo siento…. —. Se disculpó extrañando Jhonny. A lo que ella volvió a reír.
—No seas idiota arañita, aun no estoy derrotada por una cosa como esto—El ángel extendió las alas y camino hacia ellos por la superficie de agua. Se inclinó y acomodo un mecho de ella con sus dedos.
—Haz lo que te enseñe Jhon—. Hizo un saludo militar y se desvaneció soltándole. Aragmis pasó a mirar a él quien tenía un gesto fruncido.
—El peor sexo es el de por pena, y ya van dos veces para mí...—.Dijo mientras acarició su rostro.
—Nunca ha sido por eso, no es como si no me gustases…—. Espetó sonrojado.
—Pero ella te gusta más…—. Jhon apretó el rostro.
—Sólo…— Ella cubrió sus labios: —Esta bien, si me das un poco de eso me conformare, aunque no es típico de nosotros sentir celos…
Ella le besó con pasión y él respondió a su beso.

Hace más de 1 año

0

2
#15

Jhon acarició su tersa piel con cuidado desprendiendo hacia él aquella cadena de electricidad que se manifestaba en sí. Su suave piel mojada deslizaba las gotas frías de aquella agua de la posa. Brillaban con alegría a la luz de sol mientras sus labios se unían. Se separaron para recuperar aliento y Aragmis le miró con una sonrisa cada vez más alegre, él respondió con una de igual magnitud. Estaba alegre que ella estuviera bien y que no lo hubiera abandonado. Ya tenía suficiente con sus padres a quien poco recordaba. Sus ojos azules se pasearon por el cuerpo de ella que flotaba, un busto grande y una mitad de figura humana preciosa, apreció cada par de brazos y la forma de sus hermosos hombros que acarició.
—Jhon—. Llamó en un tono casi inaudible a lo que miró su parte araña. Esa figura perlada oscura de exoesqueleto que no resultaba nada desagradable. Entonces notó que ya no era como antes, había perdido su rasgo arácnido.
— ¿Qué sucedió a tu…?—. Ella abrió lo que ahora era más parecido a piernas humanas y les miró alzándoles.
—Cambie…—. Chapoteó suavemente divertida y se abrazó más fuerte a él.
—Ahora podre estar en el baño cuando te bañes y podre sentarme…—. Rió alegre pero la corriente golpeó su cuerpo.
—Aun queda mucho de mi poder en ti…
—Sí, tienes que recuperarlo mi lord—.Dedicó una sonrisa picara mientras inhalo excitada el deseo de estar con él.

Hace más de 1 año

1

2

#16

Estaba emocionada de ello, que estuviera en peligro de desaparecer parecía serle de segundo plano aunque a Jhon no, quería tenerla cerca. Tomó uno de sus senos con cuidado, la sensación de la primera vez le vino y esta vez fue él que con cuidado retiró la seda que les protegía. Era casi invisible y no hacia mucha diferencia por su falta de pezones pero tener contacto con aquella piel era distinto. Trasmitía un calor que hacia hervir su propia sangre y endurecer su sexo. Ella mostró sus colmillos de predador en una sonrisa mientras una de sus manos se coló por entre la bata que Jhon dedicó a quitársela. Se levantó mostrando su sexo que apuntaba recto hacia el frente con venas sobresaltadas y una punta gruesa como el resto que ella miró hambrienta. Recordó uno de los dichos de Zarex sobre desmallarse por llenar monumental pieza y sintió vergüenza de su cuerpo juvenil. Aragmis abrió más las piernas a lo que aquella parte cerrada como las mandíbulas de una tarántula se abrieron mostrando su sexo inhumano y al mismo tiempo semejante, deseoso de recibirlo. Jhon caminó despacio haciendo ondas en aquella posa y se arrodilló posicionándose para la penetración.
— ¿Estas lista?—. Mordió sus labios y asintió. La pregunta sobraba.
Empezó a meterlo despacio y sus seis ojos se fueron al cielo de su cerebro mientras entró en resbalo hasta su interior. Aquello hizo que el pene de Jhon palpitase, de respuesta obtuviera un apretón y un temblor. Su interior era caliente y a diferencia del humano sentía una especie de líneas en espiral que se enroscaban en él ahogando su sexo. Entró mas golpeando el fondo a lo que ella apretó con más fuerza y gimió.
—Está todo dentro—. Dijo melosa mientras Jhon la tomó de la cintura ahora más adecuada y empujó. Se le escapó una risita entre gemidos.
—Codicioso.
Sonrió malicioso mientras el cuello de su glande era apretado con cada temblor de ella. Sin duda debía ser la entrada de su útero. Jhon miró su rostro con éxtasis que aquellas compresiones le causaban. El de ella tenía un ligero color rojizo que cuando le descubrió observándole lo cubrió con sus manos
— ¿Ah?
—No me mires tan pasionalmente…—. Le dijo con vergüenza. Jhon rió, viniendo de ella quien le pidió tener sexo sin conocerle bien que se avergonzara le era muy gracioso. Empezó el balanceo de su cuerpo primero saliendo, para luego deslizarse a volver a entrar. Causando gemidos que era contagiosos.
—Si—. Masticaba afirmaciones entre estos. Su sexo apretaba más con cada entrada y se hacía más húmedo con cada salida a las que Jhon miraba cómo su pene impregnado de jugos el agua desprendía volviéndose turbia. Aquel néctar de éxtasis se volvía hilos gruesos de cristal que se resistían a morir incluso bajo el agua.

Hace más de 1 año

0

2
#17

Su respiración era pesada al ver aquel resistente fluido que hacía que se deslizara suavemente a su interior y masajease cada pared tejida que respondía amarrándole y queriendo no dejarle escapar.
*uhhmmm* *siiii*
Se escapaba de su boca acolmillada en respiraciones entrecortadas. Mientras el balaceaba su cuerpo para llegar más al fondo y luego juguetear con sacarlo. Pero su rajita le pedía en gritos vibrantes que no se fuera y que siguiera al fondo, una y otra vez más.
—Métemelo todo—.Traducía en tardío Aragmis que se negaba aquel jugueteo y empujaba su cuerpo a él, le impedía que se apartarse por entero Un golpe sordo hizo vibrar el agua y retroceder la corriente purpura.
—Me…—. Aragmis quedo sin respiración a lo que Jhon sintió como su fluido recorría desde la base al tallo su fluido caliente. Ambos temblaron irremediablemente: —Vengo…
Completaron los dos mientras ambos vibraban en el orgasmo. Jhon expulsaba con fuerza todo su esperma caliente en su interior y ella lo recibía encorvándose mientras temblaba compulsivamente.
—Siiiiiii—. Dijo en dientes apretados, y volvió a respirar con fuerza, buscando tomar todo el aire del lugar. Jhon se mantuvo en silencio respirando pesadamente mientras sentía como su fluido se entremezclaba con el de ella. Superaba su temperatura al punto que parecía agua hirviente. Espasmos continuaron por algunos segundos mientras Jhon volvía en sí.
Parecía querer decir algo pero ello no tenia palabras. Jhon se movió con cuidado deslizando su miembro hacia afuera y dejando escapar su espeso esperma al agua donde flotó negándose a desaparecer.
Ya vería como limpiar aquello pero ahora lo importante era que toda aquella estática había desaparecido.
Aragmis se levantó y abrazó a Jhon con sus tres brazos apretándole contra su cuerpo en felicidad. Él sonrió alegre y satisfecho en todos sentidos.

Hace más de 1 año

0

1
#18

Jhon se miraba en espejo de la sala y acomodaba su corbata para ir al colegio a lo que descubrió a su madre mirándole sonriente por éste. Se giró mientras acomodó su cabello.
— ¿Qué? —. Preguntó sonriéndole.
—Como has crecido Jhonny, luces más maduro—. Colocó una expresión de extrañeza y recordó, negando con el rostro en rojo le respondió:
—Na Abuela sigo siendo el mismo—. Se acercó a su silla de ruedas y beso su frente. Se despidió acomodando su morral en su espalda. Salió de la mansión y en la reja del portón principal sus dos entes le esperaban. Ambas discutían alguna cosa que escuchó a acercarse.
—No te pongas chulita araña sigue siendo Jhon muy mío—. Zarex agitó sus colitas hacia su rostro a lo que ella negó.
—Pues yo soy su familiar, a mi me eligió y no me pegue a su alma como una sanguijuela—. Una vena brotó en la parte en la frente del ángel. Quien rugió como una leona.
—Ya, ya, dejen de discutir—. Les detuvo Jhon.
—A ver Jhoncy dile a quien de las dos quieres más. Para oidio Dixxy—. Señalo con altivez.
—A Aragmis— Aquello hizo que cayera al suelo: —Pero tal vez si te portas bien te quiera más a ti.
Intentó una jugada esplendida.
—No me pidas imposibles Jhoncy, acéptame como soy… —. Se encaramó a su pierna mientras este se encamino al colegio y le miró con una foto de un conejtio lloroso puesta en su rostro.
—Si no tiene sombrero no me vale—. Dijo a lo que ella sollozó.
—Este está triste porque lo perdió, tal como yo el amor de mi mejor amigo y mi eterno amor secreto—.Lo dijo con bastante tristeza en llanto que enterneció a Jhon, pero gruñó.
—No me harás caer en tu trampa—. Siguió sollozando como con un tono muy convincente de doliente.
—Jhon—. Incluso Aragmis le rogó para que la animase para que parara.
—Sí, yo te quiero como eres Zarex—.Afirmó a regañadientes. Ella se desprendió.
— ¿Enserio?—. Dijo en pucheros.
—No seas tonta eres mi mejor amiga y mi amor secreto—. Éste estiró su mano a lo que ella salió disparada abrazándole. Sin duda le restregó sus senos en su rostro.
—Los amas también ¿sí?—. Agregó poniéndoselas en cara.
—Me gusta enormes—. Jhon salió corriendo tomando a Argmis de la mano y riendo como loco de aquello.
—Hijo de tu desgraciada Abuelaaaaaaaa— Gritó enojada Zarex.
Su venganza seria legendaria.

CONTINUARÁ_

Hace más de 1 año

0

1
#19

*****

Hace más de 1 año

0

0