AlexaNDRA
Rango9 Nivel 44 (4061 ptos) | Escritor autopublicado
#1

Nunca había visto algo igual como su mirada, por un momento me sentí perdido en el profundo color de sus ojos, café oscuro, miel pura y divina como la de un panal inexplorado por las manos del hombre. Tomé un cigarrillo y lo llevé a mi boca, lo encendí volviendo a mi aquel recuerdo de cuando la vi por primera vez.

Sus ojos, tenían todo el poder de atracción en el mundo, sus labios, suaves y carnosos, su cintura bien marcada, y ese hermoso vestido de flores que le hacían verse tan fresca y juvenil con sus perfectos rizos negros. Suspire por no saber en qué lío me había metido al tratar de hundirme en el profundo color de sus ojos, café con miel. Pues que dulce agonía sentía cuando estaba tan cerca de ella, necesitaba verla, tenerla, besarla... Y no tuve más remedio que dejarla ir, tal cual como un cobarde. Tomé aire y dejé caer el cigarrillo aun encendido en el piso, tratando de huir de esos pensamientos, de sus recuerdos y de sus ojos, café con miel que tanto deseaba volver a ver.

Hace casi 4 años Compartir:

23

73
valu_97
Rango8 Nivel 37
hace casi 4 años

Excelente redaccion, te dejo mi voto. Si deseas pasate por mi perfil y lee un amor cono el nuestro, espero te guste.
Suerte.

_SH
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

Interesante, dejo mi voto esperando seguirte leyendo.Te invito a pasar por mis relatos ¡Sí Chef! Y Monólogo de colchón y corazón. Un abrazo y éxito.

Andrea_Dguez
Rango6 Nivel 27
hace casi 4 años

Que bonitos ojos debe tener, muy interesante tu relato, si te apetece pasate y lee el mio un agosto invernal, y si quieres déjame tu opinión.
Muchísima suerte en el concurso♥
Aquí te dejo mi voto.

MaarLopez
Rango9 Nivel 42
hace casi 4 años

Excelente redacción. Muy bueno. Si deseas, pasate por mi historia Entre el bien y el mal. Saludos >.<

Daniel
Rango11 Nivel 50
hace casi 4 años

Muy bueno y apasionado. La pasión nos mantiene cuerdos. He visto alguna falta de ortografía como verlE, tenerlE, etc. Si las corriges estará perfecto. Me ha gustado mucho y suerte en el concurso.

faviodegradable
Rango7 Nivel 32
hace casi 4 años

muy buen inicio! tienes mi like, pasa por la gran pausa y apoyame si es de tu gusto!

jlvq
Rango6 Nivel 29
hace casi 4 años

Me provocaste un café con miel y un toque de canela, me encantó, un abrazo!

sinesand01
Rango10 Nivel 49
hace casi 4 años

Me gustó muchísimo, espero poder verte en la segunda ronda y leer lo que le sigue. Te dejo totalmente mi voto. Si quieres pásate por mi perfil y lee el que yo tengo para el concurso a ver si te gusta. Mucha suerte y éxito, un saludo. :*

Kicye
Rango8 Nivel 37
hace casi 4 años

Continúa así, el relato es bueno. Si deseas te invto un poco de patatas con manzana. Pasate por mi perfil. Me gustaría contar con tu comentario y corazón. Si lo merezco, claro.

IvoryPeople_29
Rango6 Nivel 29
hace casi 4 años

me ha gustado mucho! pásate por mi historia para ver si también te gusta :)

casandra
Rango13 Nivel 64
hace casi 4 años

Vaya flechazo!! muy bonito!!

PedroSuarez_80
Rango12 Nivel 55
hace casi 4 años

Muy, pero muy bien escrito. Te felicito. Yo existo al igual que tú. Voy corriendo a la segunda parte.

1234
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

H4

Undaunted_
Rango1 Nivel 0
hace más de 3 años

¿Tiene derechos de autor? Tiene frases robables :g

argonautamike
Rango6 Nivel 28
hace más de 3 años

A partir de enero 2016 pretendo realizar una tertulia de escritores en Madrid capital con el propósito de aprovecharnos de los comentarios y sugerencias que formulen los participantes sobre el relato de cada uno haya leído. Por ello te invito a que participes en la propuesta y/o que informes de la actividad a personas de tu entorno que muestren interés por la escritura.


#2

Delicadamente ella se inclinó lo suficiente como para sujetar su cintura y acorralarla contra la pared, en un minuto muerto, rocé mis labios con los suyos, y saboreé con mi lengua cada pensamiento que recorría su cuerpo, como acto seguido de ese atrevido acercamiento, de alguna forma a otra encajamos nuestras bocas en un solo compás de una sonata furiosa, y sus pupilas me miraron para decirme adiós. Al decirme adiós, simplemente quede impactado de lo que llegué a pensar por lo que pudo haber sucedido más adelante si no se hubiese detenido. Quizás el pensar en sus carnosos labios en los míos hizo que me sintiera excitado de una manera descomunal.

Que manera más ridícula de dejarme plantado, justo en el silencio de aquel vació pueblo, era justo y necesario ponerle fecha a nuestro encuentro, pero se fue, sin decir nada más que un triste adiós con sabor a amargura, comenzó a llover, las gotas empezaron a descender llevándose con ella los suspiros que le pertenecieron alguna vez.
En ese momento, mientras daba cada paso, tenía las ganas de regresar junto a ella. Entre trago y trago fuimos contando las historias de nuestras vidas. Algo que nunca había pensando hacer en mi vida. Mucho menos con una mujer. Sentí las gotas de furor en mi. Regresé. Corrí. La vi. Y su mirada en mi, no pude descifrarla, un silencio nunca había sido tan incómodo entre nosotros dos.

Levanté la mirada, encontrándome con sus ojos café con miel, y su hermosa sonrisa.
-Claro, pasa como las estaciones del año, y como los barcos encallados- me dijo mientras que la detuve colocando un dedo en sus labios, metí una mano entre su cabello y la besé, con aquellas ganas de quemar su ropa, el agua de la lluvia y el sudor hacían una barrera entre nuestros cuerpos, no podía dejarla, estar con ella era como morir y nacer al mismo tiempo. Sin embargo. Yo en mi mente sabía que ella sería mi perdición. Deje de besarla. Y quise cruzar la mirada con ella. El silencio que quería provocar era la intención de sacar sus deseos más apasionantes. Su voz era tan ronca y gruesa. Pero me excitaba mucho escuchar sus jadeos al hablarme.

Vi abrir sus labios rojos por el pintalabios que sin embargo ya se estaba empezando a correr por la lluvia. Y me dijo -Necesito una respuesta válida para todo esto, necesito que esto se repita en el colchón, yo quiero... - se mordió la lengua para no decir lo que podría ser su ruina, quise encontrarme con sus ojos, pero la lluvia cegaba todo a mi paso, el lápiz negro de sus ojos caía como ríos de aguas negras, bajaban por sus mejillas ruborizadas, mientras que yo las enjugaba con mis dedos, ella tenía miedo de que me diera cuenta de que estaba llorando y no era producto del mal tiempo.

-No todo en la vida es sexo.- dije y aparté mi mirada hacia atrás de ella viendo el panorama del lugar, -No me pidas ver un arco iris donde solo hay negro y blanco como fondo, no sé que es lo que quieres de mi...- me dijo, y yo sabía perfectamente que amar era algo que se le estaba prohibido sentir y hacer, como le dices a una prostituta que olvide quien es y sea quien quiera ser, así que cerró la boca para tragarse el orgullo y las ganas de querer salir corriendo y abandonarme en medio de tanta soledad. —Puedo darte sexo. Pero quiero que me des algo más que eso, quiero algo más de ti, algo que aprecies más que tu propia vida.— le dije, yo solo quería que ella se diese cuenta, que no podía ser como las demás. Quería marcarla, quería que nunca olvidara mi nombre, Manuel. Eso era lo que más anhelaba. —¿Vamos a mi casa, o a un hotel?— finalmente me deje llevar por mis instintos y no podía aguantar más el deseo sexual de tenerla encima de mi, entre mis brazos.

Se quedó perpleja, sabía que era un chico dulce, pero ser tan frió me hacia imponente, me sonrió limpiándose las lágrimas con el vestido que estaba ceñido a su cuerpo por el agua, y me dijo -A ningún lado, no vas a convencerme de ser como todas las demás, si quieres diversión, os puedo recomendar a una chicuela de la otra esquina, a mi déjame en paz- y justo ahí me di cuenta que ya estaba enamorado, de esos ojos café con miel. Yo deseaba estar con ella. El corazón me decía algo pero la mente lo contradecía. Tenía una guerra interna de emociones y pasiones inconclusas. Estaba lleno de dudas. Quería estar con ella, conocerla un poco más, no tenía prisa, no tenía apuro... Quería algo despacio y duradero. Pero antes de eso sincero.—Hermosa.— le dije mientras le sequé con la manga de mi abrigo su rostro empapado. —No puedo ser más así. Simplemente...— La abracé y cerré el pacto entre mi corazón y mi mente. Ya tenía claro que era lo que quería.
—Mírame, y dime lo que sientes. Solo se tú misma. Eso es lo que siempre me ha encantado de ti— le dije, ella me miró y al encontrase con mi mirada comprendí lo que quería decir, se abalanzó en mis brazos, en el lugar donde ella decía sentirse segura -Te amo - me dijo casi sin aliento como si fuera un secreto, del que nadie podría enterarse, no me quedo mas remedio que hundir mi rostro en su pecho, sentir su vestido húmedo y escuchar su rebelde corazón latir... Ya lo sabía, ella estaba aterrada a vivir condenada al olvido si llegase a rechazarla.

—¿Estás preparada para ser el amor de mi vida? El amor oculta muchos misterios. Misterios que solo si los descubrimos, debemos hacerlo tu y yo. El amor te hace renacer, renaces y te conviertes en una persona nueva. Me haces ser diferente. Quizás por eso... Te amo... —Lo dije susurrando, casi de una manera que pensarían que estoy hablando conmigo mismo si me escuchase alguna otra persona. Intentó no llorar de nuevo pero fue inútil, las lagrimas hacían de las suyas, y yo quise abrazarla contra mi pecho, era ella, la única capaz de ponerle color a mi vida tan gris y absurda -Si, si quiero, quiero ser yo la que descubra contigo que es eso, que nos une de forma repentina y casi sin pedir permiso- me dijo besándome la mejilla de la forma más tierna que pudo.
—Te amo.— Fue el beso después de esas palabras mágicas que dio por muerta cualquier duda que existía en mi. Me arrebato el espíritu sin pedir permiso. Estaba preparado para ser feliz, sinceramente feliz por primera vez en mi vida. O quizás por segunda vez...

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace casi 4 años

! Apasionante ! . ! Excelente continuaciòn ! . ! Valiò la pena la espera ! ...

PedroSuarez_80
Rango12 Nivel 55
hace casi 4 años

Tienes que ser finalista. Muy bien, muy limpia tu obra. Uno no se aburre leyendo, todo lo contrario. De verdad felicitaciones. Te dejo mi segundo voto. Deseando conocer su pedagogía .

CrazyLittleThingCalledLove
Rango5 Nivel 20
hace casi 4 años

Me gustó la historia. muy bien redactada, fascinante
Te invito a leer mi relato Sonata para Locos
¡Suerte!


#3

Un largo suspiro inundó la habitación, me senté en la orilla de la cama y hurgué en los bolsillos del jean la caja de cigarrillos que por suerte no se había mojado con aquella lluvia torrencial de esa noche, giré un poco la cabeza y la miré de reojo, detallé cada centímetro de su delicada piel, de sus curvas y de sus pequeñas rayitas blancas que tanto avergonzaban a una mujer, la forma que sus rizos caían sin pedir permiso por su pecho desnudo y dormido.

Miré la forma más dulce que una mujer podía dormir, sus ojos en perfecta armonía con todo su cuerpo que se hallaba cubierto por unas sabanas blancas que hacían contraste con su piel morena, desvié la mirada hacía el reloj de la pared, ¡Madre mía, son las once! ¿Cuántas horas hemos estado ahí?

La desperté con un beso en la frente, ella me sonrió y se llevo las manos a los ojos para cubrirlos por la claridad del día, la cegaba y hacía que su dormida pupila dilatada se sintiera lastimada ante tanta luz. Me incorporé caminando en dirección al baño, logré escuchar un pequeño susurro de sus labios que me decía que volviera a la cama con ella. Pero yo no tenía ninguna intención de volver, tenía demasiada prisa por salir de ahí.

Sentía miedo de que aquello fuera algo efímero, que durara lo mismo que el llanto de un bebé, dejé caer las gotas de agua de la regadera sobre mi cabeza para que arrastrara esos pensamientos con ella, sacándolos de mí. Entonces sentí sus manos rodear mi dorso mientras pegaba todo su pecho desnudo a mi espalda empapada, me sobresalté un poco pero al mismo tiempo sentí un gran alivio de saber que no se trataba de un sueño y que era ella quien estaba allí conmigo, bajo la ducha.

Me di media vuelta tomándola de la cintura y besándola en todo su rostro como cuando un niño quiere besar a su madre y su corazón salta de alegría después de tanto tiempo. Estaba volcado de amor y ternura por esta mujer que estaba entre mis brazos, sin dejar un pequeño espacio entre nuestros cuerpos que estaban húmedos y llenos de una vibrante pasión que no era de este mundo.

Acomodé sus cabellos detrás de sus orejas y la miré a los ojos -Tu sabes bien que nuestro destino es fugaz, pero me siento tan feliz a tu lado... Que por un momento olvido a mí...- colocó un dedo sobre mis labios sin dejarme completar la frase, negó con la cabeza y dijo -Sé muy bien que no podemos seguir haciéndonos ideas de que podemos vivir felices como si no tuviésemos un pasado que arrastramos de forma inconsciente, solo es cuestión de tiempo para que alguien descubra esto- dibujó una sonrisa en sus labios que intentaba darme ánimos pero ni ella misma se la creía.

Suspiré nuevamente y salí casi corriendo del baño para que ella no se diera cuenta de que ahora era yo quien estaba llorando, me vestí tan deprisa que no tuve tiempo de secar mi cuerpo, tomé mis cosas y la vi de reojo junto a la puerta del baño con lágrimas en sus ojos, sus hermosos ojos café con miel que tanto me gustaban, y me habían enamorado desde un primer momento.

Nuestras miradas se cruzaron justamente cuando cerré de un portazo la puerta. Yo también tenía los ojos inundados en lágrimas, saqué otro cigarrillo y lo encendí, hay cosas que el universo no puede responderme y siento impotencia, coraje al darme cuenta que no puedo hacer nada más que amarla en silencio... Antes de que alguien más descubra lo nuestro, que tampoco es nuestro ni de nadie.

PedroSuarez_80
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

Mejor, cada vez mejor. Talento y más talento.

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace más de 3 años

! Hermoso relato ! . ! Simplemente , excelente ! ...

Aferjim
Rango7 Nivel 31
hace más de 3 años

La historia está bien @AlexaNDRA , pero te aconsejo que revises y separes las conversaciones con punto y aparte, el texto y la lectura de hacen más fluidos. Me gusta.


#4

Llegué a casa y estaba la cena servida, miré a mi alrededor y todo seguía en orden, nadie sospechaba nada, nadie imaginaba nada. Todo en perfecto orden, subí las escaleras y me tumbé en la cama, mis pensamientos divagaban en un vaivén de tonterías, en que haría para dejar de sentir por ella. -Manu... Alguien ha llamado esta tarde preguntando por ti, y está ahora al teléfono- me dijo Ana mientras sacudía su cabellera después de darse una ducha, me dedicó una sonrisa y siguió su rumbo hacía el armario.

Curiosamente he estado casado con Ana desde hace aproximadamente veinte años, nos casamos muy jóvenes, muy tontos y felices. Después de tanto tiempo sigue amándome como la primera vez que nos vimos, soy un bastardo que no merece la gloria ni una mujer tan buena como ella. Me levanté para contestar la llamada, hice un movimiento con la mano para indicarle que se marchara de la habitación. Ella sin ponerlo en duda salió cerrando la puerta con suavidad y recordándome que la cena iba a enfriarse.

-¿Aló?- dije mientras desabotonaba la camisa y me quitaba los zapatos, me costó una milésima de segundo pensar que Ana podía seguir del otro lado de la puerta oyendo todo, pero sabía perfectamente que ella no era así. -Manuel, te fuiste demasiado deprisa... No me dio tiempo de despedirme- me contestó con aquella voz aterciopelada que la caracterizaba por ser mi musa preferida, estaba comenzando a acelerar mi pulso tras escucharla. -No hay nada que decir, no podemos seguir viéndonos Ana comienza a sospechar de lo nuestro, ¿no tienes miedo?- le pregunté pero en realidad sabía la respuesta.

-No. Ana no sospecha nada, nadie sabe de lo nuestro, solo tu y yo... Ven, ven esta noche y quédate conmigo por...-se quedó callada y escuché una voz masculina que le ordenaba que colgara el teléfono. -¿María, estás ahí?- pregunté repetidamente sin obtener respuesta y comenzando a desesperarme hasta que oí decir casi sin aire, como si fuese un secreto -Tengo miedo Manuel...- y hasta ahí pude oírla. Estaba aterrado de pensar que alguien estaba con ella y la podía lastimar. Me vestí de nuevo y bajé casi corriendo.

-Ana, regresaré tarde o tal vez no venga esta noche- le dije sin poder mirarla bien, no me percaté de inmediato que era una cena para dos, que tenía aquel vestido negro que usaba única y especialmente para celebrar nuestro aniversario. Me sentí asqueado por el ser tan miserable en el que me había convertido, pero no podía amar a Ana como amaba a María. Ella simplemente se puso de pie y recogió el plato guardándolo en el microondas, se acercó a mi y deposito todo su amor en un beso en mi mejilla. Salí sin mediar palabra con ella.

Llegué a casa de María, la puerta estaba forzada y todo lucía como si hubiese pasado un huracán, había cosas por doquier, vidrios rotos, papeles desordenados y un silencio absoluto que me daba escalofríos. Caminé hasta la habitación y lo que vi hizo que mi vida se detuviera en ese preciso momento. Sangre por todos lados, manchas en aquellas sabanas blancas que seguían en perfecto estado después de aquel desastre, y a mi amada María sostener un cuchillo el cual clavaba repetidamente y con una fuerza inimaginable en el cuerpo de un hombre que evidentemente ya no tenía ningún signo de vida. Me detuve antes de tocar su hombro pero ella como acto reflejo se giró sobre si misma y clavó aquella arma de defensa o para algunos caso cocinar un buen estofado, en mi pierna derecha, a la altura del muslo.

Alcé un pequeño grito que la hizo reaccionar por lo que acababa de hacer, sacó el cuchillo y buscó algo para tapar ese chorro de sangre que emanaba de mi pierna. Caí de rodillas tratando de no ahogarme en los pensamientos que me inundaban la mente. ¿Por qué? Qué era todo aquello, quién era ese hombre que yacía muerto a unos pocos metros de donde estaba, y cómo fue que todo esto terminó de esta forma. Solo la veía correr de un lado a otro desesperada, tomándose de los cabellos como si quisiera arrancárselos mientras lloraba y de vez en cuando se inclinaba para tomarme de las mejillas y consolarme. Pero yo estaba tranquilo, ya no sentía dolor, de hecho estaba feliz de tenerla a mi lado.

-Manuel por favor, no me odies por lo que hice... ¡Demonios, te jodí una artería! Debes llamar a tu esposa para que venga por ti- me decía una y otra vez, hasta que la tomé de la mano atrayendo la hacía mi pecho y acaricié sus cabellos, sus rizos negros que caían por su espalda dándole un contorno suave a sus caderas. -Tranquila, estoy bien... No llames a nadie y quédate conmigo, te amo- le dije pero ella se puso de pie enseguida empujándome como si no me conociera. -¿Estás loco? No pienso quedarme aquí contigo, si mueres no quiero que la policía me encuentre y me encierren. Lo siento Manuel, mi amor, mi hombre no correspondido... Pero no pienso arriesgarme. Adiós- me dijo mientras metía ropa en una pequeña maleta y se me acercaba para darme un beso en la frente.

Salió corriendo de aquella casa dejándome tirado con aquel tío que tenía la misma suerte que yo de ser un desalmado, ella me abandonó. Me dejó como una cobarde. Me acomodé como pude en el suelo y saque del bolsillo de mi pantalón un cigarrillo, lo llevé a mi boca sin encenderlo y cerré poco a poco mis ojos. Se me lleno la memoria del amargo recuerdo de esos ojos que me endulzaron la vida y al mismo tiempo se la llevó, de sus ojos café con miel que tanto amé. Adiós María mía, María de nadie. FIN

Gracias a todos los que se tomaron unos minutos de su valioso tiempo para leer mis relatos, gracias por permitirme concursar y divertirme en ello. Os pido perdón si no llené sus expectativas, pero jamás he escrito para los demás... Escribo porque amo escribir. Saludos y abrazos desde Venezuela. -Alexandra González.

Hace más de 3 años

3

6
LumilagroSinLuna
Rango6 Nivel 26
hace más de 3 años

La delicada sensación de leerte es otro regalo más de esta plataforma @Sttorybox. Mucho estilo, calidad y don de escritora. Felicitaciones y merde con el jurado! @AlexaNDRA

AlexaNDRA
Rango9 Nivel 44
hace más de 3 años

Vaya me has puesto los pelos de punta, se me ha erizado el corazón. Estoy tan contenta de que os haya gustado la forma en que relato @LumilagroSinLuna, nuevamente gracias por tomarte un poco de tiempo en seguirme

Dana
Rango4 Nivel 16
hace más de 3 años

Me ha gustado bastante jeje, gracias por su comentario, nos seguimos leyendo @AlexaNDRA !!!