Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48 (5621 ptos) | Fichaje editorial
#1

Antes de la llegada del hombre blanco, antes de que los caribes comieran gente, mucho antes de que los behiques supieran los secretos de la cohoba, o que la tierra se repartiera entre los caciques; se escuchaba en el mar el llanto de las matininas. Indias abandonadas, enfermas, sin maridos, despojadas de sus hijos. Relataban al viento las hazañas del mítico Guahayona.

De los primeros en ser paridos por la tortuga fue Guahayona. Se alzó en la gruta de Cacibajagua, en la montaña Cauta. Se levantó del suelo enfermo, con llagas en su piel, al igual que otros indios que salían de sus madres con las úlceras de sus padres, culpa de ser engendrados de la cópula de los cuatro gemelos caracaracoles con la tortuga Caguama.

Por haber robado los gemelos caracaracoles el fuego a Bayamanaco, espíritu iracundo, sus hijos fueron malditos. Cuando el Sol los miraba, les arrebataba su forma humana. Los indios, escondiéndose del rostro del Sol, salían de noche a pescar. Mácocael, ojos sin párpados, vigilaba la entrada de la gruta. Vigilaba el horizonte, vigilaba el Sol. Una vez se retrasó en vigilar...

Hace 3 meses Compartir:

8

11
Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Esto es una reinterpretación de la leyenda antillana de Guahayona.

Mesopotamia tiene la epopeya de Gilgamesh, Grecia la Ilíada y la Odisea, Roma la Eneida. Las islas del Caribe también cuentan con una epopeya, tan épica y digna de ser recordada como las demás. Escrita por Fray Ramón Pané en su libro "Relación de las antigüedades de los indios" durante su estancia en la isla de Haití a principios del siglo XVI, los primeros capítulos nos narran el viaje de Guahayona. Pané pasó años conviviendo con los indios y escribiendo sus costumbres y mitos, tal cual le había ordenado el almirante Cristóbal Colón. Pero el texto de Pané es un texto en bruto, lleno de lagunas, y muchas cosas que los taínos le contaron nunca las comprendió del todo.

Aquí pues les presento una modernización del mito, llenando huecos sin salirme de lo ya puesto en el relato. Al comparar una parte del texto con otro, pude hacer un relato coherente y que mantiene la esencia del relato original.

Prometeo
Rango13 Nivel 60
hace 3 meses

suena interesante tu relato, amigo @Gon_Mirdon Me encantan las crónicas que bucean en la historia de los pueblos originarios. Veamos cómo sigue tu historia.

Suso75
Rango2 Nivel 9
hace 3 meses

Me ha gustado mucho

Nubis
Rango12 Nivel 55
hace 3 meses

Siempre se cuentan las mismas epopeyas, cuando cada cultura tiene la suya propia.

Flaneta
Rango12 Nivel 58
hace 3 meses

Disculpe mi falta de discreción, pero usted a cuántos negros mantiene en nómina?

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

@Flaneta x) No entendi la pregunta. Si lo tomo literal, aún nadie trabaja para mí x).

Flaneta
Rango12 Nivel 58
hace 3 meses

Me sorprende su falta de reflejos. Tómelo por un halago flanetario.


#2

El sol se levantó, sacó su cabeza de la legendaria cueva Iguanaboina y bostezó. Vio a los hombres fuera de la gruta Cacibajagua. Se airó con Mácocael, por no cumplir con su asignación. Y salió el sol para cubrir con su cara la tierra. Mácocael huyó hacia la gruta para no ver su rostro, pero la entrada fue cerrada, como se hacía al amanecer. Mácocael fue arrebatado, y en su lugar quedó una estatua de piedra en la entrada. Los indios que pescaban, debido a la insensatez de Mácocael, desconocían que había despertado el Sol y por estar concentrados mirando al agua y no mirar al cielo, el día estuvo sobre ellos y fueron convertidos en jobos.

Anacacuya, el primer hombre, el gran cacique, prohibió salir de la gruta por temor de que se acabara el hombre sobre la tierra. Guahayona, padre de la mentira, engañó a su primo Yahubaba para que saliera en la noche a buscar el Digo, hierba capaz de curar la enfermedad que les afligía, a orillas del río. Pero sin Mácocael, nadie que saliera sabría cuando se levantaría de Iguanaboina el Sol. Yahubaba desobedeció a Anacacuya y buscó por el río el Digo, y no dio con él. Decidió entonces ponerse a pescar, cuando lo sorprendió la luz del Sol, y su cuerpo fue tomado, y se transformó en el pájaro que canta por la mañana, el ruiseñor. Todas las noches cantaba Yahubabayel, lamentando su condición e implorando ayuda de su más querido señor Guahayona.

Cada noche, el canto del ruiseñor atormentaba al enfermizo Guahayona. Escuchaba las lágrimas de su amigo, a quién más amaba, a quien más extrañaba, pidiendo ayuda, exigiendo justicia. Era justo salir, como Yahubaba había salido. Fue a lejanas tierras, donde ninguno llegó, a la cueva Iguanaboina, tierra sagrada, custodiada por uno de los tres grandes caciques: Mautia-TeNuel. A este dijo que quería ver al sol. Este le dijo que ningún hombre puede ver al sol. Por eso Guahayona entró de espaldas y los cemíes Boinayel y Márohu le tomaron cada uno por cada brazo.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

El viaje de Guahayona a la gruta de Iguanaboina es una incerción al relato original que procedo hacer para poder justificar por qué el Sol no arrebata su forma humana a otros luego de convertir a Yahubaba en ruiseñor.


#3

Dijo el Sol: "Pronto vendrá la Luna a la cueva, y comenzará a golpear las paredes, a lanzarme las estrellas del Turey, y me hervirá la sangre por haber interrumpido mi sueño como lo haces tú ahora, y esparciré mi furia por la tierra. Poco tiempo tengo antes de salir, y poco tiempo tienes para salir antes de que te alcance". Respondió Guahayona: "Los hombres llevamos en la piel la maldición de los cuatro gemelos caracaracoles. Enfermos vivimos, enfermos nos nacen hijos. No hay felicidad en la gruta de Cacibajagua. Sin Mácocael no hay quién quiera salir. Moriremos de hambre si no nos matan las úlceras. Cuentan que hay una hierba a la que dicen Digo, capaz de curar esta peste. Tu eres el Sol, capaz de mirar la tierra por cada extremo. Tú lo sabes todo. Dime dónde puedo hallarla." El Sol iluminó la cueva lleno de ira: "¿Puede el hombre exigirle algo al inalcansable? ¿No son los hombres los que han ofendido a Yaya desde antes de su concepción? Hijos de padres ladrones, ¿Quieren robar algo más después de robarnos el fuego? ¿Quieren ahora hurtar el Digo?" . Guahayona se arrodilló: "Trueque. Dígame que quiere a cambio. Algo quiere, diga que sacrificio quiere." El sol rascó su barba, pensó, pensó en eso, y le dijo: "No hay cosa que desee más que borrar al hombre de la montaña sagrada Cauta. El Digo crece en una isla en el mar que sólo los cemíes conocen. Lleva contigo a todas las mujeres y no le volveré a hacer daño a ningún hombre. Llévalas contigo hasta donde yo te indique. Tú solo debes de ir de entre los hombres a acompañarlas. Los niños no deben ir. Si quieres sanar a tu gente haz tal como te digo. El hombre será curado de su enfermedad. Pero sin mujeres, ya no serán hombres." Guahayona procedió a salir de la cueva y caminó hacia la gruta donde se originó la gente, bajo el caliente Sol, y este respetó su trato, y no le arrebató su forma humana.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Este diálogo es otra incersión para justificar por qué Guahayona se lleva a todas las mujeres.


#4

Guahayona vivía, se había roto la maldición de Bayamanaco. Todos lo vieron, no morirían de hambre, podrían salir a pescar. Guahayona les engañó: "Hay una isla donde crece el Digo, pero sólo pueden entrar allí las mujeres. Dejen a sus maridos, vengan conmigo a estas tierras, traigamos la cura a nuestra gente. Recogan mucho güeyo, y dejen a sus hijos con sus maridos, que después volveremos por ellos." Pero Anacacuya, el cual era el gran cacique, y también su cuñado, dijo que les acompañaría, y que los niños no podían quedarse con los hombres, pues estos no sabían siquiera cuidar de sí mismos.

Prepararon una enorme canoa, y se lanzaron al mar. Anacacuya miraba el mar, el mar le miraba a él. Las olas le recordaron el origen de ellas mismas. Yaya, el supremo, tuvo un hijo, Yayael, que se rebeló contra su padre y quiso matarlo. Su padre descubrió la conspiración y le desterró. Siguió tramando planes, y Yaya decidió matarlo. Sus huesos los puso dentro de una calabaza, que colgó del techo. Extrañando un día a su hijo fue a ver la calabaza, y encontró que los huesos se transformaron en peces grandes y pequeños, y se los comió. Un día estando Yaya en sus conucos, vinieron a escondidas los cuatro gemelos caracaracoles, hijos de Itiba Cahubaba, la cual murió en el parto. Fueron estos a robar la calabaza de Yaya, y se hartaron de peces. Mientras comían, sintieron que regresaba Yaya, y en el apuro, quisieron volver a poner la calabaza en su lugar, pero no la pusieron bien, de modo que cayó y se rompió. De su contenido salió tanta agua que llenó la tierra y con ella, muchos peces. Así contaban el origen del mar, como otras de tantas travesuras de esos gemelos. Por eso los dioses odiaban a los hombres, los descendientes de los gemelos.

Anacacuya preguntaba mucho, no le parecía de ningún modo razonable el viaje. Guahayona temía a las preguntas, y el Sol le miraba desde el Turey, quémandole la frente para que recordase, que sólo él y las mujeres debían continuar el viaje. Así que le dijo a Anacacuya: "Mira, que hermoso caracol hay en el agua". Cuando Anacacuya se inclinó a ver, Guahayona lo tomó por los pies y lo arrojó al mar. La canoa continuó navegando, dejándole atrás. Guahayona no pensó que fuera un acto malo, Yayael se rebeló contra su padre y trajo el mar; él se rebeló contra su cacique para poder quitar la enfermedad de la tierra.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Algunos autores afirman que el digo y el güeyo son la misma cosa. Yo voy contrario a esto. Es obvio que el güeyo es una planta para aliviar el dolor, pero Guahayona solamente se cura cuando en la isla Guanin le cubren el cuerpo con Digo. Además, hay que recordar que por alguna razón este hace la travesía, y dado de que regresa a la isla de Haití luego de ser curado, y que muy luego los indígenas, en cuyo territorio no había digo (recuerden que Yahubaba salió a buscarlo y no encontró, es obvio que alguien lo trajo), lo usaron como parte de su práctica de higiene, llego entonces a la conclusión de que no es lo mismo, y de que el motivo del viaje de Guahayona era buscar esta hierba.


#5

El sol se detuvo sobre una isla, y allí desembarcaron. La isla de Matininó era una isla de oro, y las mujeres se lanzaron sobre el oro para vestirse de joyas y lujos, y se olvidaron de sus hijos en la canoa. Comprendiendo el designio, Guahayona se llevó la embarcación con los niños, y dejó a las mujeres en la isla Matininó, la isla de las mujeres sin hombres. Al pasar la euforia, se vieron solas, sin hijos, sin maridos. Lloraron, y entonaron canciones para recordar a sus hombres que dejaron en Haití, cantando el recuerdo de Guahayona, para que regresara por ellas, para que el viento llevara sus voces por todas las Antillas.

Llegó Guahayona a otra isla al Este, la isla Carib, isla hermana de la anterior, muy rica en oro. En un arroyo abandonó Guahayona a los niños. Cuando el hambre llegó a los estómagos de los hijos, lloraban y llamaban a sus madres, diciendo "¡Mamá! ¡Mamá!", y pidiendo la teta decían: "¡toa! ¡toa!", con gran deseo, y con insistencia animal. El sol no aguantó el ruido, asi que los convirtió en ranas. Desde entonces las ranas entonan este canto en primavera.

Guahayona dio la espalda, atormentado por el viento que traía las plegarias de los hombres sin mujeres en Haití, el llanto de las mujeres sin hombres en Matininó y el canto de los hijos en el arroyo. Dio el sacrificio pedido al Sol, y se lamentaba, por la pesada carga que pusieron sobre sus hombros los cemíes. El Sol se enojó al notar su arrepentimiento, y clamó a Bayamanaco para infundir el fuego de la vida al barro. Se levantaron del suelo animales con forma de hombres, los Caribes, hechos para comerse a los hombres sin mujeres. Guahayona huyó de estos, y le persiguieron por las montañas. Oculto entre unos matorrales, pasó por primera vez la noche solo.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Pané no se ponde de acuerdo en el orden de los asuntos. En un relato menciona que Guahayona salió de Haití solamente con las mujeres y llegó a Matininó. En otro capítulo dice que los hijos y Anacacuya le acompañaron. Otro asunto es que no deja claro donde deja a los niños, es obvio que no es en Matininó, debió de ser otra isla, pues menciona un arroyo, y si hubiese sido en Matininó, las mujeres les hubieran socorrido. Empeora el asunto, cuando menciona que sus padres escuchaban a sus hijos y no podían hacer nada para ayudarles. Para lo relatado aquí me guié por el orden de los asuntos como lo expone Pedro Mártir de Anglería en Orbe Novo.

La llegada de Guahayona a la isla Carib es una incersión al mito, guiándome por las cartas de Cristóbal Colón que mencionaban que la isla Carib se encontraba al lado de Matininó, así pues, completo el asunto afirmando que los niños fueron abandonados en esta isla, que sería lo más probable.


#6

En la cara de Guahayona apareció Yahubabayel, su familiar más amado, que por ser engañado perdió su cuerpo. Las opías (las almas de los muertos) sólo se aparecen a las personas de noche, cuando están solas, y pueden tomar la forma de un ser querido. Pensó Guahayona que era algún tipo de alucinación por el cansancio, pero al ver el vientre, y no encontrar ombligo alguno, supo que estaba frente a un fallecido. Gran miedo invadió la piel de Guahayona, y quiso este huir, pero el espíritu se lo impidió. A su lado, surgió un humo que asumió la forma de Anacacuya, el primer hombre. Cubrió Guahayona su rostro, y lloró. No se atrevió a levantar los ojos, temblando, pidiendo en susurros la protección de Yaya.

Llegó la mañana, y el Sol llamó a Opiyelguobirán para que despachara a las opías a su correcto lugar de reclusión. Guahayona aprovechó, subió a su canoa, listo a volver por las mujeres en Matininó y regresar a Haití para devolverle las hembras a los hombres, sin haber podido encontrar el Digo, hierba poderosa capaz de curar cualquier enfermedad. Pasó por los terrenos de Guabancex, diosa del viento, sin dar saludo. El Sol aprovechó el caso, y le mencionó aquella falta de respeto, y la diosa Guabancex, dominada por la ira, alzó a los dioses Guataubá y Coatrisquie, y juntos desataron al Huracán que agitó las aguas, y llevaron la canoa de Guahayona de un lado al otro por los mares. Cuando las aguas se calmaron llegó a una isla donde siempre era de noche, la isla Soraya.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Todo esto es una inserción que hago del relato, claro que, siguiendo cuidadosamente la descripción que da Pané sobre el mundo de los muertos. Pedro Mártir de Anglería dice que antes de llegar a Guanin visitó muchas islas, así que ¿Qué otras islas serán sino las demás islas mitológicas que se mencionan en el relato? Aquí pongo mi versión de esto.


#7

La isla era custodiada por el tercer gran cacique: Maquetaurie Guayaba, señor de la morada de los ausentes. Preguntó Guahayona si estaba muerto. Maquetaurie Guayaba, aproximó su cara negra como el carbón y le dijo: "Yaya no ha querido, y así será. Yucahú, el cacique supremo del Turey, lo ha dicho: No morirás hasta haber salvado a tu gente." Guahayona le dijo: "Enfermo estoy, y pocas fuerzas me abrazan. Los hombres sin mujeres, morirán sin hijos". Guayaba rió, y miles de risas sonaron desde la isla, desde lo profundo del Coaibai: "Yucahú me ha dicho: He descubierto la conspiración del Sol, le he reprendido. Los hombres son tan astutos como los cuatro gemelos caracaracoles. Yucahú me contó: Los hombres han buscado las mujeres y no se cansan de buscar. Se bañaron en los arroyos, y vieron caer de las copas de los árboles personas que no eran ni hombres ni mujeres, que no tenían sexo ni de varón ni hembra. Procuraron atraparlas encendidos de pasión, pero la piel resbaladiza se los impedía. Los ancianos pues escogieron a cuatro hombres enfermos con manos ásperas, de la enfermedad caracaracol. Lograron atrapar a estas criaturas, y las amarraron de pies y manos. Tomaron al pájaro carpintero, y pensando este que la entrepierna eran maderos, fue picando y agujereando en el lugar donde suele estar la naturaleza de las mujeres. Así han tenido nuevamente los hombres mujeres, y procrean de nuevo hijos." Luego de guardar silencio y mirarlo fijamente a los ojos, Guayaba le refirió: "Yucahú me ha dicho: Si vuelve Guahayona con el Digo a Haití, a la gruta Cacibajagua, su memoria vivirá en la mente del hombre, en la boca de los hijos, en los cuentos de las mujeres. Si vuelve con el Digo, será uno de los tres grandes caciques, señor de todos los hombres, sucesor de Anacacuya."

Partió pues de allí Guahayona, con fuertes dolores, sabiendo que estaba próximo a morir, que pronto volvería a la isla Soraya luego de muerto, a comer guayaba, a disfrutar de los placeres de la vida, a escaparse en la noche al mundo de los vivos, y gozar de las mujeres ajenas. Pero no, aún le tocaba llevar la pesada carga que le habían impuesto los cemíes, pero en medio del mar, agonizaba, y sus ojos se cerraban. Fue cuando vio desde el fondo del mar ascender una criatura, hermosa, como ninguna mujer lo era, y tan sólo mirarla le causaba una gran alegría, y esta condujo la canoa entre la niebla, hacia una isla, la tercera isla de oro, Guanin.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Como dije, la visita a la isla Soraya es una inserción que hago, pero lo que cuenta Maquetaurie Guayaba Pané lo relata en su "Relación", sobre la forma en que los hombres vuelven a tener mujeres.


#8

Se llamaba la mujer Guabonito. Le dijo a Guahayona: "Agraciado eres por el gran Yucahú. Atabey, la madre del que no tiene padre, me ha dicho que venga, y he venido. No hagas casa a tu temor. Las opías no pueden entrar en esta tierra sagrada a atormentarte, porque aquí crece el Digo". Guabonito cortó de estas hierbas y recubrió el cuerpo agonizante de Guahayona, luego le lavó para limpiarlo, y las úlceras desaparecieron. Guahayona se alzó sobre sus pies, sin enfermedad, sin agonía. Desde ese día cambio su nombre a Albeborael Guahayona. Pidió Guabonito que no la hiciese suya, que la dejase ir, para ella regresar al fondo del mar, donde pertenecía. Pero antes de irse, le dio muchas cibas, piedras que se asemejan al mármol, y se las ató al brazo y al cuello de Guahayona. También le enseñó a fabricar el guanin, aleación de oro, cobre y plata. Albeborael Guahayona nunca volvió a verle más. Se quedó un tiempo con Hiuna y su hijo Guanin, naturales de la isla, recogiendo suficiente Digo para su viaje.

Volvió con todo el Digo que pudo a la isla de Haití. Fue a la provincia de Caonao, subió la montaña Cauta, y curó a toda la gente. Desde entonces es costumbre que los hombres se bañen con las hierbas Digo, por temor de que la enfermedad regrese. Albeborael Guahayona, el cacique de todo Haití, libró a su gente de la muerte, y desde entonces, todos los caciques usan el guanin como un medallón, en memoria del héroe mítico.

En cuanto a las Matininas, su canto por fin enterneció al dios Sol, y este hizo que los Caribes fueran a consolarlas. Los habitantes de la isla Carib, visitan a las mujeres de la isla Matininó para tener relaciones. Si los hijos salen varones, se los llevan, pero si nacen hembras, se quedan con las matininas. El tiempo las hizo mujeres de guerra, llenas de odio por los hombres tranquilos que las dejaron a su suerte en el mar. Por este odio se cree que los Caribes hacen incursiones en Haití, en venganza por las mujeres que dejaron atrás.

FIN

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Sobre el retorno de Guahayona a Haití, aunque Pané no lo menciona en su relato, sí que lo deja bien claro en el título del capítulo VI. La última parte está sacada de las Cartas del almirante Colón.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Contrario a lo que pueda creerse, la imagen del cemí de la historia no es Albeborael Guahayona, sino, uno de los cuatro gemelos hijos de Itiba Cahubaba. La imagen es de Deminán Caracaracol.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Durante todo el relato construí una especie de jerarquía: Yaya, el dios supremo; Yúcahu, El supremo cacique del Turey; Los tres grandes caciques:Anacacuya sobre los hombres, Mautia-TeNuel sobre los astros y Maquetaurie Guayaba sobre los muertos (Esta estructura no la define Pané. A Anacacuya nunca se le llama gran cacique, pero es el primero que se nombra como tal en la formación del hombre. Expongo todo de esta manera para que sea más fácil de recordar, y darle un mejor sentido a toda la cosmogonía)

Lugares mitológicos: Matininó, Carib y Guanin, las tres islas de oro. Soraya, la isla de los muertos. La gruta Iguanaboina, de donde sale el Sol y la Luna, y vuelven y regresan. La montaña Cauta, donde se originó el hombre.

Gon_Mirdon
Rango10 Nivel 48
hace 3 meses

Fuentes de la investigación:

-"Relación de las antiguedades de los Indios" de Fray Ramón Pané
-"Carta del primer viaje" de Cristóbal Colón
-"Historia del Almirante" de Hernando Colón
-"Décadas del nuevo mundo" de Pedro Mártir de Anglería
-"Historia de las Indias" de Fray Bartolomé de las Casas

Otras fuentes:

http://pueblosoriginarios.com/centro/antillas/taino/cosmologia.html