SARACEN
Rango15 Nivel 74 (34716 ptos) | Estrella de la editorial
#1

La vida era un hombre que lo tenia todo, riquezas y pobrezas, risas y llantos, sueños y desesperanzas, amor y odio, todo lo que uno pudiera desear y al mismo tiempo podría aborrecer... Él lo tenia todo y aunque nunca le faltaba nada, existía una pequeña condición para su existencia y sus riquezas.
La vida no tenia permitido pasar las barreras del mundo bajo sus pies, un modo oscuro, solitario y frío. Donde yacía la más desafortunada de la creaciones, la más imponente mujer.

Hace más de 1 año Compartir:

0

3
#2

La vida siempre fue alguien que seguía las reglas al pie de la letra, conocía la existencia de la muerte, pero nunca sintió la necesidad de curiosear en aquel mundo bajo sus pies, aunque no negaría que siempre le pareció triste ver que todo lo que el amaba y creaba en algún momento se iba, desparecía... moría.
Pero paso... La vida se enamoró, de uno de los tantos humanos que cuidaba, de una bella mujer. existían otras reglas que contemplaban su existencia en aquel mundo, una de ellas dictaba, que él nunca debía de enamorarse porque debía de amar a todos por igual, la regla ponía énfasis principalmente en no enamorarse de ningún humano, principalmente de ninguna mujer.
Pero así como la vida es un misterio, el amor lo es aún más... y la muerte, la muerte siempre será una de las más difíciles de entender.

Hace más de 1 año

0

1
#3

La mujer a la que amaba se encontraba perdida en los encantos de la vida, que este inconscientemente le ofrecía, ella solo sabia que todo a su alrededor siempre le salía bien, no existía la mala suerte, ni los malos momentos, ni el dolor y el sufrimiento. Pero aquello era un problema, uno muy grave, ya que la vida dejaba de lado a todos los demás y este causaba un caos en aquel mundo, donde la delgada línea de la existencia dependía de aquella vida enamorada.
Fue entonces que los creadores, los primeros en existir, decidieron tomar aquel asunto en sus manos.
Pues los humanos las creaciones más frágiles de la existencia, eran incapaces de existir en armonía sin la vida estar pendiente de ellos.
Entonces enviaron un mensaje a los subordinados de la muerte, un mensaje que dictaba la sentencia de una vida humana por la de miles.

Hace más de 1 año

0

1
#4

Mientras la vida se encontraba admirando a su humana, bajo sus pies, la muerte recibía un mensaje de los primeros...
Era un caso especial, tal parecía que existía una vida capaz de matar millones con su sola existencia, la muerte no estaba dispuesta a aceptar almas que no debían de estar ahí, pues ella sabia que solo cuando llegaba el momento indicado un vida era capaz de morir y resurgir en un nuevo ser. Si aquella humana seguía con vida, todo el mundo se corrompería y quizás hasta ellos mismo dejarían de existir. Así que decidió que lo mejor seria hacerse cargo de aquella humana inmediatamente.
Y así lo hizo, la muerte mando buscar el alma de aquella mujer, pidió a sus vasallos que la buscaran cuando se encontrara dormida, pues sabía que no merecía una muerte horrible, no era su culpa el haber nacido con aquella desgracia que cargaba inconsciente sobre sus hombros.
Pero lo que la muerte no sabía era que los creadores nunca hablaron de la vida en aquella carta, nunca supo que la mujer era una inocente alma que logro enamorar a la vida.
La muerte no sabia lo que generaría sus actos en un amor que nunca debió ser. Pues la muerte solo entendía de misericordia, dolor, soledad y perdón, ella no entendía sobre el amor, no conocía a la vida y eso fue su perdición.

Hace más de 1 año

0

1