Miguel_Ruiz
Rango10 Nivel 46 (4652 ptos) | Fichaje editorial
#1
    Partes:
  • #2

Luego de una noche difícil en la que descansé poco y nada, me dispongo a enfrentar un nuevo domingo. Sólo de pensar en el confesionario se me dificulta mucho mover toda esta humanidad hasta el baño. Por suerte recuerdo que mi baño es un recinto casi tan sagrado como el sancto- sanctorum gnóstico; le hice poner un tragaluz en el techo, plantas, mucho blanco, columnas romanas... ¡ah! toda una experiencia para los sentidos. Levanto mi cuerpo y me dirijo hacia allí en estado de gozo. Abro la puerta y la luz me encandila de tal manera que tengo que cubrirme los ojos con la mano para ver por dónde camino. Cierro la puerta tras de mí y... ¿Cómo he llegado hasta aquí? Este no es mi baño, ese no es mi inodoro, de hecho, esto no parece piso. ¿Pero qué...?

—¡Bienvenido, hijo! Te estaba esperando —dice una voz profunda y omnipresente—.
—¿Señor? —pregunto con incredulidad.
—Prefiero Padre, si no te molesta, al fin y al cabo...
—Es verdad. —Agacho la cabeza ante mi Padre Celestial.
—Lo es.
—¡Mmh!, muy gracioso —pienso.
—¡Vamos, hijo! ¿Dónde está tu sentido del humor? Es una de mis mejores adjudicaciones.

Hace más de 1 año Compartir:

0

4
#2

—Lo siento, es que siempre imaginé... no sé, tal vez algo más...
—Bueno, bueno —responde el Todopoderoso—. Ustedes siempre sacando conclusiones apresuradas en lugar de aceptar las cosas como son.
—Ahora que lo pienso... ¿cómo es que Tú...?
—¿Qué? ¿Hablo tu idioma? ¿Esa pregunta tan tonta me vas a hacer en nuestro primer encuentro? Vamos, sé que puedes hacerlo mejor.
—Está bien. Deja que me reponga de la impresión y comienzo con las preguntas.
—Debo advertirte que suelo dar más preguntas que respuestas.
—¿Cómo es eso? —pregunto asombrado.
—Así mismo.
—¡Ah!, claro. Tú estás en... Tú tienes... Tú...
—¡Yo soy!
—Mmm... Muy gracioso, otra vez —digo sin darme cuenta de que me estoy dirigiendo a Dios.
—¡Anímate, hijo! Mira dónde estás, con quién hablas.
—¡Oh! Es verdad —respondo y me siento un tanto torpe por mi hablar.
—¡Claro que lo es!, lo dije Yo.
—¡Ay, Dios mío!
—Y de todos los demás. No seas egoísta. Por ti haré esto más solemne, aunque sé que no va a gustarte: mira, vuestro mundo es un gran laboratorio. No sois ratas mías ni mucho menos —y no, no juego a los
dados—, sois almas experimentando y Yo aprendo de vuestras vivencias. Porque Yo estoy dentro de vosotros.
—¿Entonces? —vuelvo a preguntar.
—Te lo dije, cuando hablo suelo dar más preguntas que respuestas.
—Aquí va otra pregunta: ¿Qué esperas de nosotros? ¿Cómo podemos adorarte mejor? —y con esta pregunta intento reivindicarme como servidor del más grande.
—Mira, hijo, nada de lo que te diga hará que tus feligreses quieran aportar más dinero al altar de las ofrendas o depositen en las canastas que pasan con tanto disimulo en misa. No se trata de eso, nunca se
trató. Yo no espero nada de nadie. ¡Yo Soy!
—Pero, Padre, no todas las religiones tienen la verdad, ¡alguna tiene que ser la correcta, la única, la que Tú mandas y aceptas!
—Nuestro tiempo se acaba, hijo mío (siempre quise decir eso) ¡Vuelve! Pero antes, quisiera hacerte un pedido.
—¡Lo que quieras! ¡Oh, Altísimo!
—¿Podrías explicarme todo ese tema de la religión y tal? Es que no termino de comprender...

—Ave María Purísima.
—Sin pecado conce... —respondo de forma mecánica y me freno en seco al darme cuenta de que todo ha cambiado a mi alrededor.
—Padre Ramón, ¿está usted ahí? Perdóneme, padre, porque he pecado.
La voz proviene de cerca, de muy cerca. Es entonces cuando abro los ojos y veo que estoy sentado en el confesionario.
Una fuerza crece desde mi abultado estómago, irrefrenable, en forma de respuesta:
—Mira, hijo, no puedo perdonarte porque no has hecho nada malo. Ve y diviértete, crece como persona, experimenta y, por favor, no le jodas la vida a nadie que, al fin y al cabo, lo importante es vivir. Ya que, hijo mío... Dios no tiene respuestas.

Hace más de 1 año

8

4
rmonascal
Rango13 Nivel 60
hace más de 1 año

¡Sólo... Wow! Esto es espectacular, @Miguel_Ruiz. Es profundo y filosófico, pero, a la vez, absolutamente hilarante.

Esta frase es oro puro. ¡Me he reído que da gusto!
—¡Ay, Dios mío!
—Y de todos los demás. No seas egoísta.

Y la conclusión del relato es maravillosamente adecuada. ¡Me encantó, amigo Miguel! Te aplaudo de pie.

enamoradadelaluna
Rango13 Nivel 60
hace más de 1 año

Me encanta esta historia, es buenisima @Miguel_Ruiz! Cada vez que la leo me saca una sonrisa! ¿Qué mejor encuentro con Dios, que un encuentro con humor?

ItsMiguelRojas
Rango8 Nivel 38
hace más de 1 año

Migueeel es que tú eres increíble. Amo este escrito sobre todas las cosas. Un placer volver a leerlo. 😊

enamoradadelaluna
Rango13 Nivel 60
hace más de 1 año

¿Cómo les deja publicar tanto SB? ahí hay más de 1111 caracteres y a mi nunca me lo permite. :(