pitandero
Rango3 Nivel 11 (118 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

En el océano Pacifico, cerca del Trópico de Cáncer, formando parte de un archipiélago en una pequeña isla sin habitantes y repleta de especies autóctonas: aves, anfibios, tortugas e iguanas, Ulo, cazador de la aldea de la isla grande, que habitualmente visita la isla, ha venido de cacería, lleva en su mano derecha una cerbatana con sus dardos y en su mano izquierda una especie de calabaza con mango y con semillas en su interior. Una primera suposición sería que las semillas de la calabaza son para cebar a algún animal, pero dada la estación del año en curso, la cercanía de la fecha del ritual de la tribu y a que el día está soleado, el objetivo de las semillas en la calabaza es atraer mediante el ruido del batido a una tortuga overa muy rara y escaza que se come en la ceremonia anual de la tribu y como ritual de recibimiento por la llegada de la primavera. Hace tiempo que la busca, cada año es más difícil hallar una de tamaño adecuado.

Hace alrededor de 1 año Compartir:

1

9
561838
Rango10 Nivel 48
hace alrededor de 1 año

Interesante y original inicio


#2

Ese mismo día, en otra isla cercana del mismo archipiélago, está todo en orden para el primer vuelo del prototipo no tripulado. El piloto, término dado a quién opera el artefacto desde una consola especial en tierra, desde temprano verifica la nave, concluye con la revisión y pregunta a su equipo de asistentes de la improvisada base de control si ya está todo en orden para comenzar con el despegue. Dadas las condiciones meteorológicas imperantes: vientos cruzados del noroeste, la salida equivocada sería despegar rumbo al sudeste arriesgando la nave después de tantos esfuerzos, por ello giran de forma manual la nave hasta posicionarla según la dirección opuesta de la brisa dominante. Aseguran las trabas de las cámaras y sensores para evitar sorpresas desagradables en el despegue o durante el vuelo.
En la sede central de la corporación desarrolladora de tecnología aero espacial y bélica, baja por la escalera hacia el segundo subsuelo Kevin, el gerente de planta. Conversa con el jefe de desarrollo: el típico científico corto de vista, regordete y de cabellos revueltos. Kevin le comunica las últimas novedades que ha recibido de la isla donde se realizará el vuelo de ensayo y le manifiesta su preocupación sobre la evolución de la prueba ya que en la anterior oportunidad el ensayo tuvo que ser abortado por cuestiones climáticas.

En una torre vidriada, en pleno centro de Ginebra, con helipuerto en su terraza, y en el mejor piso del edificio, recién salido de la ducha, listo para que le sirvan la cena y todavía en bata, Ralph, presidente de la corporación, ojea un informe mientras escucha por el teléfono móvil y en modo manos libres las novedades sobre el avance de la prueba en el lejano océano Pacifico.
Pareciera que finalmente, y luego de tantos esfuerzos científicos y económicos la nave que él imaginó está a punto de pasar a formar parte de la historia de la era de vuelos no tripulados y no detectables al menos para la tecnología de monitoreo actual. La revolución aeroespacial está a punto de concretarse.

Hace alrededor de 1 año

0

1
#3

El dron despega, se balancea levemente, alcanza la altura de crucero y comienza a desplazarse a la velocidad prevista. Desde el control verifican que los módulos de posicionamiento, las cámaras y los sensores térmicos estén operativos. Todo está funcionando de acuerdo a lo planeado. El aparato, no muy grande, apenas como un pájaro de mediano tamaño, va muy bien y desde lejos parece más bien un insecto gigante. El pájaro robot vuela sobre el agua, entre las aves costeras casi de su mismo tamaño y que por momentos la siguen y hasta intentan atacar. Envía las primeras imágenes a la base de una calidad superior, además de registrar la temperatura de la superficie, y otros datos que revolucionarán a la actividad de escaneo terrestre.
Todas las imágenes y datos están siendo transmitidas en tiempo real a suiza, y en potencia, a cualquier parte del mundo mediante otro desarrollo ultra secreto que la compañía ha puesto a orbitar en la atmosfera hace ya algún tiempo. De modo tal que, Ralph las está recibiendo en su teléfono con una gran sonrisa de satisfacción. A la vez piensa en las ganancias y prestigio que obtendrá la compañía con este nuevo desarrollo. Esta nueva tecnología, revolucionaria, pronto será muy demandada para uso bélico y científico, dadas sus potencialidades, las ventajas económicas y estratégicas que brindará a sus futuros poseedores.
El aparato ingresa sobre tierra de una isla vecina. A modo de prueba la base fija una menor altura de vuelo de manera tal de poder detectar todos las características de la superficie y los parámetros biofísicos.

#4

Ulo, está sentado a la sombra al borde de un pequeño claro del bosque tropical descansando mientras come una baya que ha cosechado. Escucha un zumbido y ve pasar la sombra, algo ha volado sobre él. Levanta la vista y ve al pájaro alejarse con un vuelo que no ha visto antes. Se para rápido, casi de un salto y comienza a correr por el bosque en el mismo rumbo del pájaro, tal vez llegue primero al próximo claro, esperarlo, verlo bien y con un poco de suerte bajarlo.

Llega al claro y no lo ve, pero escucha con atención y el zumbido se acerca. Prepara su cerbatana a la espera de que aparezca el pajarraco y contiene su aliento. Se asoma el pájaro, Ulo se tensa y sopla fuerte, el dardo pasa rozando una de las alas, mete en la caña el segundo dardo y lo lanza. Esta vez el dardo da en el blanco, interfiriendo en una de las hélices y desestabilizando al dron.

En el control de la base no entienden que es lo que está pasando exactamente, detectan la inestabilidad y piensan que uno de los motores habrá perdido potencia. Detienen el desplazamiento para estabilizar el aparato, las imágenes que se reciben no muestran nada extraño, de pronto aparece en la pantalla monitor del control un hombre mirando hacia el cielo y con algo en la boca y sosteniéndolo con su mano, es el momento en que un segundo dardo da en el blanco, o sea se cuela en la hélice, la traba y detiene su impulsor.

#5

Ulo ha tenido éxito, lo ha cazado, pero el pájaro no cae al piso, se ha quedado enredado en la copa de un árbol, todavía zumbando.
Las maniobras de toma de control desde la base resultan inútiles, la cámara como un ojo fijo inclinado mira al piso, vibra. La rama del árbol se mueve.

LA CAPTURA
¿Qué clase de pájaro ha cazado Ulo?
El joven aborigen de la tribu Ula Ula, de etnia Rapanui, cazador y recolector como todos los miembros varones de su comunidad ha derribado al pájaro extraño y desconocido, después de todo es una presa. Mientras asciende por el tronco del árbol en el que ha quedado suspendido el dron, va pensando en cómo agarrarlo, no vaya a ser que lo pique o lo muerda, ¿será peligroso? Se pregunta.
Finalmente lo alcanza y no está seguro de como tomarlo. Parece un insecto gigante de color gris oscuro, no tiene pico ni boca, tiene alas cortas y no tiene plumas, pero tiene como escamas, tiene un ojo gigante en su vientre y otro pequeño de color verde en el lomo.
Ulo acerca su mano con cuidado hasta tocarlo, lo agarra de a poco con mano firme para que no escape a último momento y con mucho cuidado le ata una cuerda de cáñamo, lo cuelga de su espalda comienza a descender con precaución ya que las ramas de ese árbol no son muy seguras. Llega al suelo, se sienta en un tronco caído y comienza a examinar al trofeo con detenimiento. Lo mira por arriba por abajo, por los costados y no reconoce ninguna característica habitual entre las aves que acostumbra a cazar, pero volaba muy rápido y eso es suficiente para Ulo que se sonríe orgulloso, pensando tal vez en la admiración que causará entre los jóvenes de su comunidad cuando llegue a la aldea con semejante trofeo. ¿Se podrá comer? Piensa Ulo, ¿Cómo? ¿Asado o hervido?. Se levanta, se coloca el dron colgado de su hombro, toma su cerbatana y los dardos y comienza a caminar de regreso por el bosque camino a su canoa, ya no se acuerda de la tortuga overa que había ido a buscar, solo piensa en el pájaro que lleva colgado y en los rituales que se generarán con motivo de la nueva captura. No tiene idea de lo que lleva, ni todo lo que se puede desencadenar en la otra parte del mundo a partir de la desaparición de ese pájaro. Él está contento.

#6

EL RESCATE

En cuanto se perdió la señal del dron, en la isla vecina en la que se encuentra la base de operaciones, se activaron los protocolos de emergencia previstos para los casos de incidentes.
En Suiza, en cuanto la novedad llega, la sonrisa de Ralph desaparece y está bramando pidiendo explicaciones, millones de dólares están en riesgo, si desaparece el dron no solo se pierde el aparato, también los secretos y nuevos desarrollos están en riesgo si caen en otras manos.
Las lanchas se preparan para el rescate, tienen que moverse rápido para llegar a la posición del incidente.Los grupos de rescate comienzan a alistar el equipamiento. La lancha se carga con los equipos, con el combustible necesario para el viaje hasta los posibles lugares de búsqueda y los pertrechos para los hombres que participarán del operativo de búsqueda. El nerviosismo se ha adueñado de todos, de los que operan en la base, de los que tienen la responsabilidad del operativo de prueba del equipo siniestrado y también entre los que están en las oficinas de desarrollo y en Suiza sede de la compañía que ha financiado el proyecto. El esfuerzo de personas y los recursos dedicados al proyecto de pronto están a punto de perderse, pero lo peor, es la posibilidad de que el prototipo caiga en manos de personas que intuyan o descubran de qué se trata y de ahí en otras manos que harían no solo un uso impropio de la tecnología, sino que pongan en peligro los sistemas de seguridad de los sistemas militares occidentales, ya que descubrir los secretos científicos, constructivos y de los materiales del dron implicaría entender los secretos de otros aparatos e instrumentos que hasta ahora han funcionado en las sombras.