ElAelito
Rango13 Nivel 64 (19286 ptos) | Premio de la crítica

-¿En qué piensas?
-En tu pupila azul.
-Y en qué más.
-En tu pupitre verde.
Y tú, ¿qué miras?
-Las margaritas tristes.
-¿Por qué están tristes?
-Porque no la regaron.
-Están marchitas.
-No. Están sedientas.
-¿Me das la mano? –Sonríe-
-Y un beso, también. –Sonríe-
-¿En la boca?
-En el viento.
-¿En la mejilla?
-En el cielo.
-¿De mi boca? –Sonríe-

Hace 4 meses Compartir:

3

40
PAX
Rango4 Nivel 15
hace 4 meses

Me gusta, deberías revisar y mantener plurales o singulares.
Ej: ...["las margarita(s) triste(s)"... Porque no la regaron]...
Primero habas en plural y después de una sola.
👍 y Saludos.


#2

-¿Qué miras?
-La luna.
-Está llena.
-No. Está repleta.
-¿De qué?
-De luz blanca
-¿La apago? – Sopla-
-Jajaja. No puedes. –Sonríe-
-Tráemela.
-No alcanzo. –Estira el brazo-
-Más alto.
-No llego. –Estira más el brazo-
-Ya no la quiero.
-¿Por qué?
-Porque quiero una estrella. –Sonríe-
-Eso sí, toma. –La besa en la mejilla.
-Sonríen-

#3

-¿Qué me traes?
-Una piedra.
-A ver.
-Es negra y brilla
-¡Qué bonita!
-Me han dicho que da suerte –Sonríe-
-¿Por qué?
-Porque tiene cuatro hojas.
-¿Como los tréboles?
-Sí –Carcajadas-
-¿Y canta? –Sonríe-
-No. Silba. –Silba-
-Otra vez.
-Silba-
-Qué bien suena.
-Es que es negra.
-¿Y las blancas?
-Son mudas.
-¿Y sordas?
-No. Sólo mudas. -Silba-
-¡Qué suerte tengo!
-¿Te puedo besar?
-¿La piedra negra?
-No. Tus labios rojos.
-Sí. –Cierra los ojos-


#4

-Salimos al jardín.
-Está lloviendo.
-Ya ha parado.
-Todos los bancos están llenos de gotitas.
-Pues, vamos a pasear.
-¿De la mano?
-Sí, como los novios de verdad.
-¡Vamos! -Salen cogidos de la mano-
-Mira un caracol. –Señala con el dedo índice-
-Sal sal sal caracol, saca los cuernos al sol.
-Un rayo de sol...
-Oh Oh Oh. –Gritan los dos al mismo tiempo-
-Mira al cielo, la curva de colores.
-Eso es el arco iris.
-¿Con qué color te quedarías?
-Yo con el naranja.
-Yo con el amarillo.
-¡Corre, corre, qué te pillo! –Echa a correr-
-Tonto. No me dejes sola. –Lloriquea-
-No vayas a llorar. –Se detiene-
-¿Me besas?
-En la boca, como los novios de verdad.
-Bajo la lluvia. –Ha comenzado a llover de nuevo-

ItsMiguelRojas
Rango7 Nivel 34
hace 4 meses

Jajaja no sé por qué estoy sonriendo sin aparente razón 😁


#5

-¡Buenos días! –Se acerca al banco-
-Adivina lo que tengo entre las manos.
-Un submarino.
-No. Frío, frío.
-Un tractor.
-No. Pío, pío.
-¡Oh un pajarito!
-Un gorrioncillo. –Se lo enseña-
-En mi casa los pintaban de amarillo. Se llamaban canarios.
-¿Y cantaban?
-Mucho
-Este no canta, pía.
-Estaban presos en cajas con barrotes.
-¿Y cantaban en la prisión?
-Sí. Canciones de libertad.
-Gorrioncillo será libre.
-¿Qué come?
-Migajas de pan y hormigas.
-¿Me dejas acariciarlo?
-Claro. Tócalo.
-Qué plumas más suaves. –Lo acaricia-
-Son de jefe indio.
-De “Gorrión Sentado” –El pájaro pía-
-Se quiere marchar.
-A su árbol. Libre. –Revolotea hasta una rama-
-Hasta que el gato quiera.
-Los gatos no vuelan.
-Pero tienen siete vidas.
-¿Tú cuántas vidas tiene?
-Soy inmortal.
-Como el gorrión.
-Pío, pío. –Pía el pájaro desde su rama-


#6

-Derecha o izquierda –Enseña las manos cerradas-
-Izquierda
-¡Premio! –Abre la mano izquierda.
-¡Qué bonita! Una caracola.
-Para ti.
-¿Se oye el mar?
-Y los océanos.
-¿Cómo?
-Acércala a tu oído.
-¡Oigo las olas!
-Salúdalas.
-Hola, ola.
-Cambia de oído.
-Se oyen gaviotas.
-La caracola es parte de un tesoro.
-¿Un tesoro?
-Sí. Un cofre repleto de caracolas.
-¡Vamos a por él!
-Solamente yo tengo el mapa.
-Mentira.
-¿A qué sí, Barbanegra? –Le preguntó a un hombre con barba, que paseaba por el jardín-
-Sí. Está detrás del banco de piedra. En una cueva de la montaña. Muy lejos.
-¡Vaya!
-Algún día, cuando no estés cansada, te llevaré a la cueva del tesoro.
-Mañana.
-Temprano.
-Las cuevas no abren antes de las once.

#7

-Está la puerta abierta.
-Salgamos.
-Cógeme la mano.
-Dámela.
-Tengo miedo.
-¿A qué?
-A lo de fuera.
-Sólo hay árboles.
-También hay coches y personas que corren.
-Viven a otra velocidad.
-Mirad se han escapado los locos. –Grita un grupo de niños-
-Vamos a tirarles piedras. –Ella lo abraza fuerte-
-¿Te han dado?
-No. Vámonos tengo miedo.
-Ahhhh –Coge una piedra enorme y la lanza contra los niños, que corren aterrados.
-¡Qué fuerte eres! –Le da un beso-
-Mi padre era Hércules.
-¿Y tu madre?
-No la conocí.
-¿Por qué nos llaman locos?
-Porque somos seres superiores. –Le devuelve el beso-
-¿De verdad?
-Nosotros pensamos, ellos actúan por impulsos.
-No piensan.
-Tampoco reflexionan.
-Qué más.
-Se pelean entre ellos. Acumulan riquezas, nosotros experiencias y vivencias.
-Volvamos –Lo abraza-
-No temas vas conmigo.
-Han cerrado la puerta.
-Saltemos el muro.
-Pero eso es...
-Una locura. Los locos hacemos locuras. –Carcajadas-
-¿Y ellos?
-Hacen daño.
-¿Y nosotros?
-Locuras divertidas. –Sonríen y se besan, tras saltar el muro.

PAX
Rango4 Nivel 15
hace 4 meses

Muy bueno realmente, simple y elegante.


#8

Llega a su banco en el jardín, y ella al verlo ríe a carcajadas.
-¿Qué te ha pasado?
-Se me han caído las gafas al suelo y se ha roto un cristal.
-¿Y ese parche?
-Para no forzar la vista de este ojo.
-Pareces un pirata.
-Pero ¿guapo?
-Sí muy guapo.
-¿No te doy miedo?
-No. –Se ríe-
-Pues los piratas dan miedo.
-Tú no. –Sigue riendo-
-Ya ha tomado medidas la cristalera.
-¿Para un cristal nuevo?
-Sí. Era una chica muy simpática.
-¿Cómo se llamaba?
-Oculista.
-¿Era más guapa que yo? –Pone cara de enfadada-
-Más guapa que tú, nadie. Eres mi Reina.
-Dame un beso, Rey mío. -Se ruboriza-
-Le he dicho que me pongan unos ojos nuevos, en vez de arreglar el cristal de las gafas.
-Eso no se puede hacer, tonto.
-Pues la directora se pone y se quita los ojos, que yo la he visto.
-Eso son plásticos redondos, que son lo mismo que los cristales de las gafas, pero blanditos.
-Pues yo quiero esos plásticos. Estoy harto de las gafas. –Se las quita-
-Con las gafas estás más interesante.
-Pues entonces me las pongo.
-Sí, así mejor. Estoy acostumbrada, sin las gafas no pareces el mismo.
-¿No conoces a mi otro yo? –Se quita las gafas-
-No lo conozco.
-Mi otro yo es un asesino en serie. –Pone cara de malo-
-Me asustas.
-Ya soy yo, otra vez. –Se pone las gafas-
-Bésame.


#9

Llevo más de quince minutos esperándole.
¡Qué raro! Él siempre es muy puntual.
El banco del jardín parece enorme sin él.
-Gorrioncillo. ¿Lo has visto?
-Pío, pío... –Pía un gorrión en la rama del árbol-
-¿Sabes si ha ido a por hormigas, para ti?
-Pío, pío, pío... –El gorrión se va volando.
-Deja al pájaro. Tú no vuelas. –Le grita a un gato-
-Miau, miau...
-Y tú ¿Le has visto en cualquiera de tus siete vidas?
-Miau, miau, miau...
-Estoy muy preocupada. No sé nada de él.
-¿Está ocupado? –Le pregunta un hombre, alto y delgado, que pasaba junto al banco.
-¡Claro!
-Pero, si no hay nadie.
-Está mi novio. Acaso no le ve.
-Pues no. Está usted sola.
-¿De verdad, no le ve?
-No. Claro que no.
-Pues necesita cambiar los cristales de sus gafas.
-Pero si yo no tengo gafas.
-Pues plastiquitos redondos.
-Está usted loca.
-Nos vamos. –Así la llamaron los niños de afuera de la tapia-
Se dirige al edificio, al módulo masculino.
-Está en cama con fiebre. –Le dice una enfermera-
-¿Algo grave?
-No. Un simple resfriado.
-Le puede dar un beso de mi parte
-Claro. –Sonríe la enfermera-
-Muac. Aquí tiene. Dígale que se mejore. -Fija el carmín de sus labios en una servilleta y se la entrega a la enfermera-
-Vaya, que pedazo de beso.

Sarym
Rango15 Nivel 73
hace 4 meses

Awww, cariño, me he quedado embelesada con tus diálogos tan sublimes y encantadores. Definitivamente la locura es un placer que solo el loco conoce. Estaré atenta a lo siguiente. Saludos y nos leemos apreciado @ElAelito .


#10

-¡Buenos días!
- Ho –atchís- la.
-Te he echado de menos. ¿Cómo estás?
-Mejor –Se limpia la nariz con un kleenex-
-Este banco es enorme sin ti.
-Es igual. Mide lo que mide.
-Tonto. –Sonríe-
-No me han dejado salir hasta que se ha ido la fiebre. –Se toca la frente-
-Mira, por ahí va. –Señala el fondo del jardín-
-¿Quién? No veo a nadie. Atchís...
-La fiebre. –Carcajadas.
-Tonta.
-Tengo un regalo para ti. – Lo saca del bolsillo-
-¿Qué es?
-Nuestro hogar. –Con la caja del jarabe había hecho una casita-
-¡Qué bonita! Con su puerta, sus ventanas... No le falta de nada.
-Atchís. Como he tenido mucho tiempo.
-Tiene hasta cortinas.
-Y chimenea.
-Es verdad.
-¿Sabes lo que más me ha dolido en este tiempo?
-Mi ausencia.
-No. La inyección que me pusieron el primer día. - Carcajadas-
-¿Y lo que más te ha gustado?
-Tu beso de papel.

Sarym
Rango15 Nivel 73
hace 4 meses

Estos diálogos tienen esa magia que produce ternura e invitan a soñar, además de hacer creer que los impedimentos para amar bonito solo están en una mente cuerda. Atenta a lo Siguiente, me tienes enganchada con esta historia, saludos, apreciado @ElAelito

ItsMiguelRojas
Rango7 Nivel 34
hace 4 meses

Iba a decir algo como lo que dijo @Sarym, pero ya ello lo describió perfectamente.

Sarym
Rango15 Nivel 73
hace 4 meses

Sí, queridos, @enamoradadelaluna y @ItsMiguelRojas. Sin duda una historia maravillosa se está hilvanando excelsamente por aquí, perdernos de la continuación sería una aberración. ;)


#11

-¡Hola!
-¡Qué guapa estás!
-Me he pintado los labios.
-¡Me gustan!
-Tengo frío.
-No ha venido el sol. –Se abrazan-
-¿Qué es la locura?
-La locura es desviarse de las normas. Ser distinto a los demás.
-¿Es una enfermedad?
-No. Es una virtud. La locura es creatividad. Los pintores están locos, los escritores están locos, los artistas están locos...
-¿El sol está loco?
-El sol está loco, la luna está loca, las estrellas están locas, el tiempo está loco...
-¿Yo estoy loca?
-Tú eres mi estrella. Y si las estrellas están locas, tú estás loca.
-¿Tu estás loco?
-Yo soy tu sol. Y si el sol está loco, yo estoy loco.
-¡Qué cosas más bonitas dices!
-Porque estoy loco
-¿De verdad?
-No. Estoy loco de amor por ti. –Se besan como los novios de verdad. En los labios-

ElAelito
Rango13 Nivel 64
hace 4 meses

Muchas gracias @PAX
Se lo debo a la sencillez y a la ternura de sus personajes.
Saludos.


#12

-¡Venga, corre! –El autobús está esperando junto a la verja del jardín-
-¡Ya llego! No encontraba la toalla.
-Te he guardado un asiento privilegiado.
-¿Cual? -Hoy hacemos una excursión a la playa-
-Este. Junto a la ventanilla y en primera fila.
-Parece que voy conduciendo.
-Para ti lo mejor. –La besa en la cara-
-Estoy nerviosa.
-¿Por qué?
-Porque nunca he visto el mar.
-Pues muy bonito y muy grande. Como una bañera gigante.
-Y ¿Tiene grifos?
-Miles. Pero no se ven.
-¿El agua está caliente?
-Está salada. –El autobús está llegando a la playa-
-¡Guau que grande! Y cuantos paraguas de colores.
-Pon tu toalla pegadita a la mía.
-Me da vergüenza.
-En bikini seguro que estás más guapa.
-Me da miedo.
-Estás conmigo. Vamos a bañarnos. –La coge de la mano y se van para el agua-
-¡Qué fría!
-Es al principio. –La abraza y sus cuerpos se rozan bajo el agua.
-Soy feliz.
-Yo también. –Se besan en los labios-
-¡Qué bien me lo estoy pasando!
-Puedes parar el tiempo.
-¿Cómo?
-Pulsando el botón.
-¿Cual?
-Este. –Se toca la frente-
-Toc. –Lo pulsó-
-Lo ves.
-Pero el agua sigue moviéndose.
-El botón no para las olas. Sólo detiene al tiempo.
-Ah. ¡Claro!
-A que ya no está fría.
-No. Está del tiempo.

Sarym
Rango15 Nivel 73
hace 4 meses

Awww, cuanta ternura rebosa y trasmite a los lectores un sentimiento tan puro que provoca seguir leyendo este relato, cariño. Un amor tan loco que parece cuerdo. A la espera de la siguiente caja.

Saludos apreciado @ElAelito


#13

-Mira como está el suelo.
-Sí. Lleno de hojas secas.
-Parece una alfombra.
-Es el otoño.
-Se desnudan los árboles.
-Van a pasar frío.
-No, los árboles no pasan frío.
-¿De verdad?
-Sí. Los árboles pasan del frío.
-¿Cómo?
-Pues detienen su sangre.
-¿Cómo si muriesen?
-Sí.
-¿Qué grupo de sangre tienen los árboles?
-Savia +. –Comienza a chispear-
-¿Y cual es el grupo sanguíneo del agua?
-H2O –
-Cuánto sabes.
-Es que fui al colegio.
-¿Cuánto tiempo?
-Hasta que los niños me llamaron loco.
-Regálame una hoja.
-Toma la más grande. –Se agacha a coger una hoja-
-¡Qué bonita!
-Es del Plátano Oriental.
-Tiene muchas rayas.
-Se llaman nervios.
-Cuánto sabes loco. -Le da un beso-

enamoradadelaluna
Rango12 Nivel 58
hace 4 meses

Esta es mi caja locobotánica perfecta! 😉(lo dice la paisajista)


#14

-¿Jugamos a las nubes?
-Vale. Empieza tú. –Ambos miran al cielo-
-La pequeñita de la izquierda. Parece un conejito.
-¿Seguro?
-Sí, con las orejitas para atrás, blandito, muy suave.
-Ya lo veo. Ahora me toca a mí.
-¿Cuál?
-La grandota del centro.
-¿Qué ves en esa nube?
-Un dragón gigante. Sus patas, la boca abierta echando fuego...
-Sí. Yo también lo veo. –Sonríe-
-¿Sabes como se llaman estas nubes blancas y algodonosas?
-No me digas que sabes cómo se llaman las nubes.
-Son cúmulos.
-Mentira.
-¿Cómo se llaman entonces? Listilla.
-Esa Irene, aquel Ismael, la más lejana se llama Isabel, y junto a ella está Inmaculada...
-Y ¿cómo lo sabes?
-Porque hoy es el día de las “I”. Sólo salen a pasear por el cielo, las nubes cuyo nombre empiezan por esa vocal.
-Y mañana.
-Mañana pasearan las “J”. Javier, José, Jacinta, Juan...
-Pues vamos a pasear por el cielo, como dos nubes más. –Se cogen de la mano-
-Vamos. –Se besan.

#15

-¡Hola!
-¡Buenos días!
-¿Qué traes en las manos?
-Un poema de papel
-¿Para quién?
-Para ti
-¿De verdad?
-Lo he escrito yo.
-¿Cómo se llama?
-“Nuestro amor”
-¡Qué bonito!
-¿Te lo recito?
-Claro tonto.
-Dice así:

La espuma blanca de las olas
es tan fuerte como nuestro amor,
que entrega a la orilla caracolas,
repletas de caricias y dulzor.

Remueve la arena de la orilla,
agitando sus granos diminutos.
Produciendo una suave cosquilla,
que perdura en el tiempo unos minutos.

Nuestro amor es tan fuerte
como las olas del mar.
Y nada más que verte,
me vuelven las ganas de besar.

¿Estás llorando?
-De felicidad.
-¿Te ha gustado?
-Mucho. –Se abrazan y se besan en la boca-

Sarym
Rango15 Nivel 73
hace 3 meses

Awww, me derretiste en esta caja con ese poema, cariño, muy hermoso. Sigo leyendo, saludos. ;*


#16

-Abrázame, tengo frío.
-Es el viento. –La abraza-
-¿Qué hora es?
-La hora del amor.
-Tonto.
-Yo no uso reloj.
-¿Por qué?
-Porque el tiempo es libre. Pero el hombre se empeña en controlarlo todo.
-¿Qué?
-Se creen que por meter las horas y minutos en una esfera pueden controlar el tiempo.
-¡Cuánto sabes!
-Enjaulan a los pájaros, domestican a los animales, construyen grandes presas para controlar los ríos, se sacan el DNI para ser un número más...
-¡Qué bien hablas!
-Pero un día el agua retoma su cauce y su libertad, destruyendo barreras, y los pájaros vuelan libre, y los caballos corren por las praderas, y los hombres bailan desnudos, comiendo manzanas prohibidas, y el tiempo queda libre.
-¿Bailamos?
-Sí, y vamos a comer manzanas prohibidas.
-¿Estás loco?
-Sí. –Y bailan en el jardín, junto al banco de madera-

Malu
Rango11 Nivel 50
hace 3 meses

Tuve una pésima noche y te juro que me has hecho sonreír en unos minutos todo lo que normalmente me tomará un mes de sonrisas💚


#17

-Me da miedo la noche.
-¿Por qué?
-Por la ausencia de luz.
-Entonces el miedo es a la oscuridad.
-No a la noche y a su conspiración.
-La noche también es bella.
-Mi papá me decía que la noche encubre a los malhechores.
-Gracias a la noche podemos disfrutar de la luna y las estrellas.
-La noche es cómplice de actos impuros.
-¿Es pecado?
-No, la noche es muerte.
-¡Anda ya, no digas eso!
-Yo no quiero que se haga de noche.
-La noche es inspiración para los poetas.
-De noche sólo escriben versos tristes.
-Los poetas alegres, no.
-No existen poetas alegres.
-Yo soy un poeta alegre.
-Tú estás loco.
-También.
-Perdóname. -Acerca su cuerpo y se deja abrazar-
-¡Te quiero! –La besa-
-Ya no me parece tan oscura la noche.
-Es porque ya está amaneciendo.

#18

-Ayer tuve un sueño.
-¡Cuéntamelo!
-Montaba un caballo blanco.
-¿Sabes montar a caballo?
-No lo sé, era un sueño. Iba desnuda.
-¿Yo estaba en tu sueño?
-Sí. Estabas montado detrás. Pegado a mí, rodeando mi cintura con tus brazos y besándome el cuello.
-¿Desnudo?
-¡Claro!
-¡Qué vergüenza!
-Llegamos a una cascada. A sus pies un pequeño lago.
-¿El lago azul?
-Del color que tú quieras. Sobre una enorme y redondeada piedra gris, rodeada de verde y fresco musgo, nos amamos apasionadamente.
-Parece que lo estoy viendo. –Ella se pone colorada-
-Después nos bañamos, desnudos, en las aguas cristalinas del lago. Y nos besamos, ardientemente, bajo la cascada.
-¡Me agrada!
-Finalmente, montamos en el caballo para regresar. Atravesamos un bosque de castaños.
-¿Hicimos el amor, otra vez, en el bosque?
-No. Me despertó la enfermera. “Las 7:30, en la mesita de noche le dejo su medicación”.
-Carcajadas-

#19

-¡Qué bien que te tengo!
-¡Y yo a ti!
-No estamos solos. –Se abrazan-
-Solo se que no se nada.
-Más sola que la una.
-Solo ante el peligro.
-Más vale sola que mal acompañada.
-Solo se vive una vez.
-¿Qué es la soledad?
-La soledad son los años que tiene el astro rey.
-¡Como!
-Sol-edad... – Ríen-
-Es triste estar sola.
-Lo verdaderamente triste es sentirse sola.
-¡Te quiero! –Se besan apasionadamente-

#20

-Hola.
-Mira lo que encontré. –Le enseña una foto-
-¿A dónde?
-En el cajón.
-¿Del salón?
-Del olvido.
-Ahí no estabas loco.
-Estaba triste.
-Tenías mucho pelo.
-Pero no tenía color en mi vida.
-Era en blanco y negro.
-El color estuvo mucho tiempo ausente.
-¿Hasta cuando?
-Hasta que un buen día tropecé con tu sonrisa.
-¿Y? –Se ruboriza-
-Caí en tus brazos. –Se besan apasionadamente-
-¿Me regalas la foto?
-Sí, pero cuando la coloree.
-Vale. Píntale un bigote. –Se rien-

#21

-Mira el cielo, está repleto de nubes grises y negras.
-Nos estamos mojando. Es lluvia fina y constante.
-No he traído paraguas. –Ella lo abraza-
-Yo no tengo. Prefiero mojarme.
-Va a salir el sol. –Un diminuto rayo de sol rompe el cielo gris-
-Sólo es un trocito valiente.
-¡Como nosotros!
-Somos los únicos que estamos en el jardín. –La besa-
-Me encantan las gotas resbalando por tu barba.
-¡El sol se retira! –Señala al cielo-
-La lluvia permanece.
-Estamos empapados.
-¿Estamos locos?
-Por qué crees que estamos aquí.
-Por amor. –Bésame-
-¿Cómo en las películas?
-No.
-¿Cómo, entonces?
-Un beso acuático. –Se besan y pisan los charcos-
-Tengo los pies mojados.
-Yo el alma seca.
-¡Te quiero!

Hace alrededor de 2 meses

0

3
#22

-¡Buenas tardes!
-¡Hola!
-Hueles a tabaco.
-He vuelto a fumar. –Saca un cigarrillo y lo enciende-
-¿Por qué?
-¡No lo sé! –Le echa una bocanada de humo en la cara-
-No me eches el humo. –Se aparta enfadada-
-Soy un dragón. –Vuelve a expulsar humo por la boca-
-Eres un idiota.
-Soy una locomotora. –Más humo-
-¡Estás loco!
-¡Y tú motora!
-¡Tonto!
-No estés triste. –Se acerca-
-¡Tira el cigarro!
- Voy. –Le da una calada y tira el cigarrillo-
-¡No fumes más! –Pisa la colilla-
-Pues bésame. –La besa-
-¡Ahhh, qué asco! Sabes a tabaco.
-Es que has besado a un dragón.
-¡No! A un loco.
-¡Motora! -Sonríen-
-Siempre acabas haciéndome reír.
-Toma un caramelo de menta.
-¿Para qué?
-Para quitar el sabor del tabaco.
-La próxima vez fumaré uno mentolado.
-¡No, que es malo!
-¿Quién ha dicho eso?
-La cajetilla de tabaco.
-¿Qué pone?
-“El tabaco es perjudicial para la salud”
-Para la salud, no para mí.
-¡Para ti, también!
-Voy a tener suerte.
-¿Por qué?
-Porque mi cajetilla pone FORTUNA.
-¡Loco! – Se besan y ríen-

Hace alrededor de 2 meses

0

3
#23

-¡Buenos días!
-Son las doce del mediodía.
-¿Lo sabes por el sol?
-Por la sombra de la luna.
-Entonces son la una.
-Pregúntale al caracol.
-Está comiendo lechuga.
-¿Con la casa a cuestas?
-No. Con lo que cuesta una casa.
-Un moscardón. ¡Cuidado!
-Don Mosca.
-¿Es un título nobiliario?
-Inmobiliario.
-¿Una escritura?
-La Sagrada Biblia.
-AMEN.
-Un hombre.
-Unos hombres. Plural.
-La primera persona.
-¿Adán?
-No. La serpiente.
-¿La tentación? Por favor.
-La segunda puerta, a la izquierda.
-Está cerrada.
-Entreabierta.
-No abras más la boca.
-¿Tienes sueño?
-No. Exceso de mariposas.
-Pues llóralas.
-Lágrimas de papel.
-Sangre de cartón.
-Haz pajaritas con tu agenda.
-Mejor, barquitos con el listín telefónico.
-¡Qué listín!
-Telefónico...

Hace alrededor de 1 mes

0

2