BlueMoon18
Rango6 Nivel 25 (763 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Si los caminos de Jennings y Ella jamás se hubieran cruzado, entonces jamás hubiera pasado lo que sucedió. ¿Quienes son los responsable sino ellos de todo esto? ¿Quien pecó sin conciencia?
Están allí, ambos, unidos como uno solo y separados a kilómetros de distancia. Un continente, eso es, lo que les separa pero como dijo algún hombre no hay distancia que separé a dos corazones jóvenes enamorados.

Hace más de 1 año Compartir:

2

3
Yusair
Rango5 Nivel 21
hace más de 1 año

Un me gusta para que la sigas... :)


#2

Juro solemnemente que acepto cada mandamiento de la palabra de nuestro Señor,así también, juro que amo con todo mi corazón a mi salvador... aunque por ahora sienta que estoy cayendo en un (¿ligero?) problemático pecado.

Juro que no tratare de salvarme.

Si aquella mañana de Sacramental Ella hubiera sabido que estaría al borde del infierno no habría pensado en si quiera asistir aquel inquietante domingo, pero como no podía retractarse de su promesa tenia que cumplirla por más que odie despertar temprano para ir a la Iglesia.

Sussy, su mejor amiga, cumplía años aquel febrero ¡Bendito febrero! ¿Qué acaso la gente normal no pide un peluche o comida como regalo de cumpleaños? ¿Por qué Sussy tuvo la genial idea de ir a la Iglesia aquel domingo?

-¡Diablos Sussy! ¿Por qué no eres una chica normal?- hablaba Ella por el altavoz del celular mientras decidía con que vestido ponerse

Mientras que al otro lado, estaba Sussy despertando recien

- Vamos El, yo se que quieres asistir de nuevo- El, asi le decia Sussy a Ella

- Solo estoy volviendo porque tu grandiosa idea, ¿Ya estas lista? Odio tener que ponerme tacos, ¿Por donde estas?

- ¿Que?- pregunto vacilante Sussy- Elli no te enfades pero acabo de despertar- susurro las ultimas palabras

- ¡QUE! ¿QUE? Me estas jodiendo, ¿Verdad?- exploto.

- Pero me alisto super rápido y bajo. Dame 15 para ducharme y otros 15 para vestirme- suplico Sussy

- TE DOY 10 PARA BAÑARTE Y 5 PARA VESTIRTE, si en 20 minutos no estas aquí, me meteré de nuevo en mi cama y te olvidas de mi por hoy día... me va valer que sea tu cumpleaños ¡Lo juro!

Termino con lo último y colgó.

Eso era típico de Sussy, siempre llegar tarde a sus reuniones con Ella. ¿Habrá existido alguna vez que Sussy haya llegado a tiempo? Durante sus 6 años de amistad esto ha ido variando, cada vez la confianza crecía más y las reglas se volvían más blandas; cada una gozaba de su crédito idiosincrático de la mejor forma que quería. Mirándose en el espejo, Elle no sabia que vestido le iría mejor ponerse, si el verde agua primaveral que sin duda resaltaba su figura o si el negro que le hacia ver más delgada y bueno, que también le daba como anillo al dedo. Sus tacos podían combinar con cualquiera que escogiera pero ese no era el problema, el hecho era que, 1. ya era tarde para la recepción en la Iglesia, 2. Tenia que ponerse uno y dejar el otro para Sussy, y 3. Había olvidado algunas cosas de su religión.

Había olvidado muchas cosas... la gran mayoría.

Por su lado Sussy, ni bien termino su llamada con Ella, voló hacia la ducha sin siquiera cerciorarse de tener agua tibia, era tarde y lo sabia, sabia que tendría que llegar a cambiarse en la casa de Ella pero aún así, se había concedido 5 minutos mas en cama que se convirtieron en 30min. No puedo asegurar que haya lavado bien su cabello pero lo que si es seguro era que tenia los leggins negros y el polo plomo sobre la cama para ganar un poco de tiempo y salir lo más pronto de casa.

La distancia que hay entre las casas de estas dos amigas es de 30 minutos en bus o 20 si decides ir en taxi, pero siendo realistas a las justas y tenían para sus pasajes; obviamente no llego en el tiempo que Elle le otorgó pero sabia que llegarían sea como sea, así tenga que arrastrar a Ella de la cama, ellas irían a la Iglesia. Ese era el día, no sabía qué era exactamente lo que sucedería pero tenían que ir sin importar que.

El malabarismo que hizo Ella con Sussy al pasar de sus leggins al vestido negro fue tan rápido que hasta la misma Sussy no se dio cuenta en que momento tenia los zapatos bajos de su amiga en sus pies, el maquillaje no podría ser ni muy cargado ni muy bajo tenia que ser el adecuado pero para ese momento un labial rosa o brillo y con unos ojos delineados era suficiente.

- ¡Quita eso de mi!- chillo Sussy

- ¡No empieces con eso!- respondió Elle con otro grito

-¡ODIO EL ROSA!- se quejo Sussy

- ¿POR QUE LLEGASTE TARDE? Ahora te jodes y cállate- contesto Ella de forma demandante

- Tu nu urus mu umugu- Sussy trato de hablar pero era imposible, sabia que si habría los labios, Ella no dudaría en pintárselos.

- Shuuu...ya voy a terminar. Cierra los ojos. ¡Apura que ya estamos super tarde!- ordenó Ella

Paletas de colores iban y iban, labiales de diferentes todos, accesorios rápidamente acomodados en el cuello y muñecas de Sussy, una chompa que cubra sus hombros y ya estaba lista. Y de un jalón, ya no estaba en la habitación de su amiga, ni tampoco en la sala, ahora estaba dentro del taxi.

- Señor por favor VUELE, estamos retrasadas- dijo Ella

- No se preocupe señorita, cortare camino, llegaremos dentro de 15- respondio amablemente el taxista

- Ell- le llamo Sussy, mientras venia por la ventana hacia el exterior

-¿Ah?- respondió Ella con desinterés

- Siento algo...- murmuró su amiga

-¿Ah?- cuestiono Ella

- Digo que siento algo extraño, siento ... cosas en el estomago- respondio un poco confundida

-Seguro es hambre- pregunto Ella sin mirar a su amiga

- No es eso, desayune antes de bajar.- respondió

- Si una no desayuna le duele la panza, hablando de eso, ya me dio hambre- siguió hablando Ella

- Que si tome desayuno- replico Sussy

- Cuando bajemos te compro una galleta para que tu panza no te duela, ¿Ok?- repuso Ella

- ¡Ella!- grito Sussy

- ¿Ah?- respondió Ella

- Ya te dije que si tome desayuno pero siento raro... no se que es

- Dime que no son gases, no quiero pasar verguenza en la Ilgesia, ¿Ok?

- ¡Mal...Bendita sea! ¡NO SON GASES!- chillo Sussy en voz alta

Ambas amigas se miraron por escasos segundos y rompieron en risas, el taxista no pudo contener las risas y las acompaño en su alegría. Giro unas cuadras y tal como calculo, llegaron en 15 minutos a la Iglesia. Bajaron rápidamente del taxi en dirección a la puerta de la Iglesia. Ya iban pasando el jardin, cuando de repente...

- ¡Hi! we're waiting for you

Era un ángel. Un chico de unos 19 o 20 años, alto, extranjero desde lejos, con una sonrisa de oreja a oreja y de ojos azules.

- Mi llamarme Elder...

- Elder Frost,- le llamo otro chico, quien también era alto, delgado como su compañero, obviamente extranjero pero sus ojos, ¡Ah, sus ojos! eran verdes, un verde muy especial- ya tenemos que entrar- termino de decir

Ángeles. Dioses griegos. ¿Quienes eran? ambas amigas se encontraron en silencio, totalmente mudas y absortas con aquellos muchachos.

- ¡Oh! Elder Jennings han llegado dos hermanas más.- respondió emocionado el chico de ojos azules

- Lo siento, no las había visto.- se disculpo de forma tierna el chico de ojos verdes

Ambos se acercaron a las dos muchachas, extendieron sus manos, y de forma sincronizada dijeron: Mucho gusto, somos los Elderes Jennings y Frost, y las estábamos esperando.

Hace más de 1 año

0

0
#3

HERMANAS AMBRE

Gonzalo, el tío de Ella, salio al rescate de ambas chicas, las miro y solo les dijo con la voz amable pero con el rostro lleno de molestia "chicas, ya es tarde". Los Elderes sonrientes las invitaron a pasar, el chico de los ojos azules se que do un instante charlando con Gonzalo acerca de unos temas propios de la Iglesia, mientras que las dos caminaban de cerca con el Elder de ojos verdes.

¿Como se llaman?- pregunto el chico al mismo tiempo que abría la puerta

Ammm- dudo en habla Ella

¡BRE!- respondió eufórica Sussy

¿Ammmbre?- cuestiono con un toque de gracia el muchacho- ¡Vaya que nombre mas original!- respondió

Ella se giro para ver con vergüenza a su amiga pero no la encontró, Sussy estaba como niña pequeña en la entrada de la Sala, mirando todo a su alrededor,saludando hasta a todos sin excepción.

Bueno Ambre, ya llegamos pueden acomodarse donde gusten- respondió el muchacho

No nos llámanos así, no se que le dio a mi amiga, a veces es así... discúlpala- respondió Elle

No te preocupes- respondió el chico con una sonrisa de oreja a oreja- se ve que ustedes son muy divertidas- termino y se fue a alcanzar a su amigo

¡SUSSY! TE VOY A MATAR- grito Elle en voz baja

¡Ay, pero se rió, lo tomo a broma! no te molestes ademas, ya sabes como me pongo cuando conozco a alguien, siempre me quedo callada y si es lindo entonces me quedo peor, agradece que por lo menos dije algo- respondió Sussy, quien se encontraba ligeramente más calmada que su amiga

Se sentaron a mitad de la sala, se aseguraron de tener unas galletas y chocolates con ellas para evitar que su estomago suene en medio de la Sacramental. Entre Sussy y a Elle había una marcada diferencia ya que mientras una sabia por lo menos como adaptarse al libros de los cánticos, la otra le daba vuelta y media para cantar una estrofa. Ella notando que Sussy tenia problemas y advirtiendo que la mayoría a su alrededor se estaba dando cuenta, giro para guiar a su amiga con aquel enrollo, mientras lo hacia se quedo por ligeros segundos en stop... y dejo caer el libro; rápidamente se agacho y lo levanto. Avergonzada, se sentó y no levanto la cabeza hasta que todos hubieran terminado la canción que dirigía el coro. Sussy sin entender que sucedió, termino como pudo, tomo a su amiga del brazo y la saco hacia afuera de la Sala.

¿Qué pasó?-pregunto con inquietud

Él...estaba sonriendo y le decÍa a su amigo...- silencio

¿Que estas hablando?- pregunto Sussy confundida

A...M... creo que luego dijo B, no estoy segura pero su amigo se rÍo y nos vieron, sonrieron y yo...

¿Ah?- sin comprender bien lo que su amiga decía, pensó mejor en lo poco que llego a balbucear Ella- ¿Quieres decir que el chico de los ojos verdes le estaba contando sobre AMBRE al de ojos azules?- pregunto incrédula

Y un ligero,avergonzado y sonriente "Si" salieron de los labios de Ella.

¡Ay Dios, no!- expreso Sussy, toda sonrojada y nerviosa, ¿Ahora que haremos Elli? ¡Que pena con ellos!

Gonzalo tuvo que salir al ver que las chicas demoraban para entrar.

¿Pero por que ángeles demoran mucho?- expreso enfadado, más de lo que ya estaba. ¿Cómo era eso posible?

Nada Gonzalete, ya vamos a ir- respondió Elli

El se puso mal pero ya esta mejor- agrego Sussy

¿Mal?- cuestiono Gonzalo, ligeramente preocupado,- hay un hermano que podría chequearte, sera mejor pedirle el favor, no quiero que te desmayes cuando estés en las clases

No Gonza, en serio ya estoy bien- respondió Ella, mientras su mirada mataba a Sussy, en sus ojos se podía leer "las cagaste"

¿Clases?- preguntó Sussy- ¿Elli luego tienes clases?

TIENEN- respondió Gonzalo

¿TENEMOS?- pregunto Sussy asombrada de la afirmación- ¿Es en serio?

Si Su, luego de cada Sacramental tenemos clases a las que debemos asistir- decía mientas se paraba de la banca en donde se había recostado para descansar

¿Y cuánto tiempo dura eso?- cuestionó Sussy

Primero tenemos que recibir los libros de guía y luego nos clasifican para los grupos, pasamos y explican alguna enseñanza o refuerzan otra que hayan dejado inconclusa, y bueno terminamos luego de una hora maso menos, pero el tiempo pasa volando Su- respondió Ella

Ya veo- expreso Sussy- ¿Y es así siempre?

Si pero mas genial cuando escuchan toda la Sacramental y luego pueden comentarlo en clases- comento un español a medias entendible.

Obviamente esa no era la voz de Gonzalo, y luego del incidente con el libro ninguna de las dos tenían cara para verles a los ojos a los Elderes.

¡Hermano Gonzalo, le toca dar su testimonio!- salio un adolescente de unos 16 años aproximadamente, sonrió a las muchachas y a los Elderes

Con Gonzalo fuera y los cuatro ahí solos, esto iba a ponerse interesante. De cierto modo ambas estaban muy avergonzadas pero no lograban descubrir si era por el AMBRE o por el libro, sea lo que sea, no querían ver esa perfecta combinación de colores azul y verde en los perfectos ángeles humanos.

Entonces hermanas AMBRE, ¿ Podemos ayudarles en algo?- cuestiono el chico de ojos verdes

No gracias estamos bien- respondió de forma cortante Elli

No se preocupen solo estábamos un poco cansadas- agrego Sussy- y no somos Hermanas AMBRE- pronuncio con voz divertida

Vamos, debemos entrar, no es bueno que nos vean solos aquí- agrego Ella, tomando del brazo a su amiga

¿Pero los ..- Ella quería hablar pero no pudo

Dije que no, vamos ya- respondió Elli, sonando molesta, realmente molesta

No se preocupe HERMANA, nadie pensara nada malo, estamos en la Iglesia y aquí si podemos hablar sin tener pena- agrego el chico de verdes, con su infatable sonrisa

Gracias, pero no es por nosotras, es por Ustedes, no queremos meterles en líos por esto- dijo eso ultimo y entraron, con su amiga por la fuerza, a la Sala

¿Se puede saber porque fuiste tan descortés con ellos? -se quejo Sussy

Es que tú no sabes, no entiendes por eso hablas así. Ellos no son hombres libres, son Elderes, están aquí para cumplir con una misión, con su MISIÓN, no podemos entrometernos en su camino, han venido desde muy lejos para ayudar no para que sean regresados. Su corazón y sus pensamientos se encuentran enfocados en Dios, no podemos, no no no, mejor dicho NO DEBEMOS cruzarnos mas en su camino. ¿De acuerdo Su? No lo hagas por ti, hazlo por ellos, no podemos hacer que los regresen a sus casas, no me lo perdonaría jamas.- termino con esto y se sentó en una banca que se encontraba mas de cerca a la cúpula central.

Las palabras de Ella resonaban en Sussy, "Es que tú no sabes, no entiendes por eso hablas así... no son hombres libres, son Elderes, están aquí para cumplir con una misión, con su MISIÓN ... Su corazón y sus pensamientos se encuentran enfocados en Dios... NO DEBEMOS cruzarnos más en su camino...hazlo por ellos, no podemos hacer que los regresen a sus casas"

Hace más de 1 año

0

0
#4

SMS

Sin duda alguna, tratar con ellos era algo muy serio, quizás su amiga tendría razón, quizás era mejor tener distancia con ellos, es mejor así; si el hablarles les ponía en "peligro" entonces eso era lo que no debían hacer. Escucharon el resto de la Sacramental y ya para finalizar, ambas se retiraron un poco antes. Estando cerca de la puerta de salida, en la misma donde el chico de los ojos azules les había dado la bienvenida, Gonzalo les dio el alcance y las llevo de nuevo hacia adentro, quería presentarles a su sobrina a todos los miembros de la Iglesia; ya que ella regresaba luego de mucho tiempo a la religión. Comenzaron así los saludos, entre "Mi sobrina, Ella, esta regresando después de varios años a nosotros y trajo a su amiguita, Sofia", Sussy, corrigió las primeras tres veces; algunos miembros amigos saludaron con emoción a la "retornada" mientras que algunos con cierta distancia a "la amiga", claro que no todos pero siempre había alguno que las miraba con cierta molesta, no solo a una, sino a las dos; sobretodo las señoras y algunos señores que las habian visto conversar con los Elderes. Una vez que saludaron a casi la mitad de los asistentes, Gonzalo las llevo hacia las clases, y entre uno de los pasillos se encontraron con una numeroso grupo de Elderes. "El Pecado reunido", pensó Sussy, se aferro del brazo de su amiga pero en vez de encontrar un tibio y suave brazo, hallo un duro y gélido brazo.

¿Elli?- pregunto Sussy

Solo se cortes, se cortes, no las cages- murmuro Ella

Oki- respondio Sussy

Me lo decia a mi, pero tu tambien, no las cagues y se cortes- respondió El

No se sabían porque pero Gonzalo entro con ellas y paso rápidamente entre los Elderes ahí reunidos, holas y bienvenidas iban y venían con gestos y en algunos casos con sonrisas, hasta que llegaron hacia ellos.

Mi sobrina y su amiga, ahora si les podre presentar formalmente- dijo alegre Gonzalo

Mucho gusto,- respondieron ambos Elderes, otra vez sincronizados

Que tal- llego a responder Ella

Holi- dijo Sussy- sonriendo y escondiéndose por detrás de Ella

Mi sobrina esta regresando después de varios años, ella es su amiguita, no pertenece a la religión pero tenia ganas de venir hoy día, ¿Verdad?- pregunto Gonzalo, mirando con alegría a las dos

Ella codeo ligeramente a Sussy para que responda, los silencios largos realmente le incomodaban.

Ah...si, yo quería venir- se limito a responder

¿Y Hermana como nació ese interés?- pregunto el chico ojiverde

Eh...bueno... tengo una amiga que esta en su ¿MISIÓN? y pues, hoy es un día especial y quería sentirla un poco cerca, ademas Ella es miembro y pues... venimos- respondió con duda

¡Oh, genial!- respondió el ojiverde- y Hermana, ya escucho sobre la ¿Restauración?

¿Restauración? mmm... pues no

Hermana que le parece si nosotros le explicamos sobre eso, seguro va tener muchas dudas, ¿Podría darnos su numero o algún teléfono para contactarnos con Ud.? No se va arrepentir- respondió emocionado

Rápidamente Sussy y Ella intercambiaron miradas, ¿Era esto realidad? Sabían que tenían que alejarse y esto no era exactamente "tener distancia", Sussy codeo a Ella, para que sea ella quien diera el numero o por lo menos diga algo para salvarlas.

Podríamos darle mi numero y yo quedo con ustedes para la reunión- comento Ella

Sussy sonreía agradecida, muy agradecida, aunque sabría que es favor le iba a costar comida, no le importaba.

¡Genial!- respondió el ojiverde. Su amigo saco rápidamente una libreta de apuntes y su lapicero, azul como sus ojos

Ella tuvo que dictar el numero mas de una vez porque simplemente se equivocaba en el orden o sino cambiaba los números, su nerviosismo le estaba dando una tremenda sacudida.

Listo, ¿Y me puedes decir cual es tu nombre?- pregunto el ojiverde, sonriendo de oreja a oreja. Recién ahora lo notaron, el tenia los pómulos rosados, o estaba avergonzado o sonrojado.

¿Mio?- pregunto Ella- ¿O de ella?- giro para ver a su amiga

Tuyo pues,- respondió Sussy

¿Yo? Ah si, emmm mi nombre, yo soy...ah ¿Cual es mi nombre?- murmuro bajito, noto una mirada curiosa y preocupada de los Elderes, vio a su tío y pronuncio de forma clara y rápida- Gonzalo

Los cinco se vieron entre si, y rieron, solo que ambos Elderes rompieron a carcajadas tanto que sus rostros ya no estaban blancos, ahora estaban totalmente rojos de la risa.

Ella- aclaro cuando pudo Sussy

Si,- trato de hablar el ojizul- el de nombre de ella, ¿Cual es?

Ella- volvió a repetir Sussy

Pensando que su español no era bueno, el ojiazul le dijo en ingles a su amigo Did I say wrong the sentence? Would you ask her name please? I think what I need practice more my spanish

No, your spanish is ok, but...Su nombre es Ella- respondió Sussy

Ambos chicos intercambiaron miradas y no mas palabras.

¿Usted sabe hablar en ingles?- le pregunto el ojiverde

Las cague,pensó Sussy.

Si, pero solo un poco, lo básico. - trato de arreglarlo

Bueno,- dijo el ojiazul y mirando fijamente los ojos de Sussy, mientras dibujaba una sonrisa en su rostro, preguntó- And, What is your name?

Sussy- respondió sonriente

Luego de ello ambas amigas se despidieron, no sin antes recibir halagos por sus nombres, sobre todo Ella, ya que a ellos les parecía un nombre "peculiar"; ambas amigas no se quedaron a tomar las clases por el día que era. Sussy tenia otras cosas que hacer por su cumpleaños y no quería gastar mas tiempo allí, ya habían pasado cosas muy extrañas durante la Sacramental, sentía que por ahora tenia suficientes motivos como para reírse la noche entera.

Mas tarde, ya por la noche el celular de Ella vibro sobre su cama, de seguro era algún mensaje de Sussy o de la compañía telefónica a la que pertenecía, con calma y pereza lo reviso pero noto que era un numero desconocido. Luego de leer el mensaje no sabia que responder, entro en desesperación y de nuevo sus palabras azotaban su consciencia.

El mensaje decía "Usted se vio realmente tierna cuando se preocupo por nosotros, muchas gracias, tiene un nombre muy suyo (espero haberlo dicho bien), este es nuestro numero, pero sobre este mensaje no le vaya a comentar a mi compañero, es nuevo y creo que no le agradaría que le envié un sms. Ya sabe, las reglas son las reglas. Muchas gracias nuevamente."

Ella leía y releía el mensaje y al cabo de unos minutos llego otro, que decía "Ah cierto casi lo olvido,lamento haberla asustado durante la Sacramental, no la vieron muchos eso es lo bueno, tratare de no causarle otra mala impresión. Su tío me dijo que Ud. se encontraba mal y que por eso se le cayo el libro, de ser cierto espero que se mejore. Que tenga buena noche, hermana AMBRE. :) "

Hace más de 1 año

0

0