samvip18
Rango12 Nivel 57 (11663 ptos) | Ensayista de éxito
#1

Haré una confesión. Ayer soñé que te hacía mía, que lo único que arropaba mi cama eran nuestros cuerpos. Volví a ver tu desnudez casi tan nítida como en la vida real. Sentí el calor de tus pequeñas manos rondando cada rincón de mi cuerpo. Pero cuando yo buscaba tocarte mis manos traspasaban tu cuerpo, como si no estuvieras, como una aparición.

Hace 10 meses Compartir:

2

16
teff_pg
Rango16 Nivel 76
hace 10 meses

Que triste eso. Hay sueños tan reales que asustan, pero al final lo que allí se muestra no salta a la realidad, se queda atrapado en los confines de nuestro imaginario.

samvip18
Rango12 Nivel 57
hace 10 meses

Totalmente de acuerdo contigo, querida @teff_pg es muy fuerte cuando eso pasa.


#2

Es una pena todo esto. Tú como una marioneta de los deseos de tu madre, cumpliendo sus sueños y no los tuyos, estudiando sus pasiones y no las tuyas. Convenciéndote de que ella tuvo la razón al aconsejarte que me dejaras, así eso rompiera tu propio corazón.

teff_pg
Rango16 Nivel 76
hace 10 meses

Esto me molesta muchooooo. Ver como hay quienes dejan sus pasiones de lado por seguir los consejos de sus padres, aun cuando eso les dañe el alma :cccc

samvip18
Rango12 Nivel 57
hace 10 meses

Sumamente lamentable. Creo que así actúa el montón. Está en nosotros no ser de ésos ;)

Saludos @teff_pg


#3

"Sacrificio necesario", eso te dijo que era. Te dijo que eras muy fuerte y que no necesitabas de nadie para ser feliz. Qué palabras tan sabias y a la vez tan ignorantes cuando con verdades líricas escondía un veneno hecho para castrar tus deseos.

#4

Bueno, quisiera sentarme a poner toda la culpa sobre los hombros de tu señora madre, pero lamento decir que fue tu carácter el que se quebró al aceptar semejantes proposiciones.

Creo que cometí muchos errores, sí, es cierto, pero la cobardía para contigo nunca fue uno de ellos y tú, siendo tan cobarde de asumir tus propias decisiones y permitiendo que otro las tomara por ti, ése fue el error que tumbó todo lo que pensé que habíamos construido con buen fundamento.

#5

Obvio que quisiera volver a ti, derramar mi abatido ser en tus brazos, sentir de nuevo el calor de tu cuerpo, oler tu piel como lo hacía en todos nuestros encuentros. Claro que por las noches sigo soñando contigo, sueños imposibles como los que me prometiste. Sí, estoy tratando de olvidar todas tus promesas. Sabes que tengo mala memoria, pero qué va, nada que salen de mi mente tus mentiras disfrazadas.

#6

Creo que todo eso fue una burla metafórica de mi mente, que jugó conmigo mostrándome la realidad. Solo podré volver a estar cerca de ti en sueños y tocarte será otra utopía a mi lista.

#7

Te amé, mujer, y sé que te ocultas a ti misma cuánto te amé. Sé que has decidido olvidar lo que vivimos, lo que soñamos, lo que prometimos y cada risa y lágrima que derramamos.

#8

Al fin y al cabo fuimos como tú decías: dos "críos" inexpertos creyendo en hadas, dragones, jardines y finales felices, cuando está más que claro que la vida nos ha preparado una dosis de realidad que mientras no la aceptemos, ella nos la inyectará a pura fuerza bruta.

#9

Te dejo ir, por mí y por ti. Por mí porque merezco a alguien que tome sus propias decisiones sin la más mínima influencia de terceros, y por ti porque eres una gran mujer y la vida te irá llevando por los senderos merecidos.

#10

Adiós, fuiste mi luz y mi oscuridad. Fuiste el alba y el ocaso de una historia que no tendrá más narrador que el olvido con su pluma de tinta indeleble cuando firma todas las cartas falsas de amores infinitos, parasiempres y grandes esperanzas.

Ésta es mi bendición y mi venganza.