WhiteCrows_98
Rango7 Nivel 31 (1664 ptos) | Autor novel
#1
    Partes:
  • #2

21/09/2030 Lunes
El ruido de lapices contra el papel, páginas pasando con rapidez, murmullos, risas ahogadas, como creyendo que los que estaban copiando no podía ser real, a algunos les irritaba la voz de la profesora, áspera, grave, pero a otros que no podían oír les molestaba mas sus gestos, como en el caso de Marie, que se encontraba en la ultima fila del salón. La mujer estaba sentada en su escritorio, confundía algunas señas lo que hacia difícil entender la historia, podía pasar de "Gracias a la tecnología podemos sentirnos libres" a "los humanos se dejaron llevar y estamos condenados", no es que ninguna traducción le interesaba en particular.
-¿Bien qué beneficios traen estas medidas?
-No hay discriminación -dijo Lily levantando la mano como si quisiera alcanzar el techo.
-Las reglas son respetadas -dijo Daniel, un niño regordete, con lentes cuadrados, aunque miraba hacia su escritorio mientras lo decía.
-Significa que todos puedes ser lo que deseen ser - dijo Sofie que habría levantado las manos si las tuviera.
La profesora dio por concluida la clase recordando"si no, todos morirían"

Hace 10 meses Compartir:

0

7
#2

Kiara 4o años
La clase conmemorativa al día mas sangriento de la historia, claro, eso es algo que no dicen en los libros, suelen olvidar lo que sucedió el 21 de septiembre de 2020 o dos años antes que eso cuando las pantallas de teléfonos, celulares, y proyectores de edificios pasaron esas imágenes "Están advertidos, dentro de 3 días serán habilitados campos de entrenamiento para todos los ciudadanos según su área y edad, un curso intensivo de 100 días sera impartido para el conocimiento de las bases legales del nuevo mundo".
Hacia tanto tiempo de eso y aun así la incertidumbre le hacia erizar la piel, ahí sentada, hablando con el futuro de esta sociedad, o al menos los mas valientes para venir el día de las decisiones; los padres no entendían los niños rara vez tenían algún récord criminal, o tal vez eran muy inteligentes como para llevarlos temprano y que se activara su imaginación, las dudas no estaban permitidas y las averiguaciones aún eran escazas, sus padres podrían pagar el ultimo precio.
Sonó el timbre de salida "por eso no tendré hijos, una hermana menor es suficiente" que ademas de dar clases en CENTRO DE EDUCACIÓN PRIMARIA DE CASOS ESPECIALES haber tenido que aprender tres tiempos diferentes de enseñanza y usarlos al mismo tiempo, por niños sordos, ciegos, sin brazos o sin piernas, era... agotador. Otro día mas en la vida de Kiara York, Maestra de 4to grado y de la primera generación nacida después de el juicio de 2020.

Daniel 10 años

Tenia hambre, como casi todo minuto, de cada hora, de cada día de su vida, pero no se arriesgó a comer, algo podría caer al suelo y las cámaras lo contarían como crimen contra la vía pública, contaminación de ambiente, y en un día como ese, podría morir por menos.

Aguanto las ganas hasta llegar a una maquina que le doblaba el tamaño, le gustaba esa, estaba algo oculta y nunca se hacia fila, tenia escaneres de todo tipo, ya que todos eran libres de poner su número de serial donde quisieran, él habia escogido la muñeca izquierda, donde estaba un brazalete rojo que su mamá le había obligado a ponerse y regalarle uno a Sophie para su tobillo; ellas eran amigas, nosotros no, era una niña demasiado entusiasta y busca pleitos que no entendía que podía morir de un momento a otro si seguía con tonterías.

El escaner no dolia, solo buscó el numero de serie de mi muñeca y apareció mi cara (no algo que quisiera ver) y todos mis datos, mi mamá y papá aunque divorciados habían ido juntos y estaban limpios, mi hermana unos minutos después (que bien, pudo llegar) entonces, tan pronto como empezo termino "usted no tiene ningún caso abierto, esta limpio" (ya lo sabía, pero si se me ocurría no venir, sería otra historia.

Mas tarde en la casa todo estaba normal, mi mamá saludaba y pregntaba como me había ido (sabia que se refería a la escuela o algún dron le habría avisado que no tenía mas un hijo, sino tierra para plantar árboles, quizas un arbol bananero me habría gustado"

- Tengo hambre
- Tengo galletas en la mesa

Kiara York

Ella aún no se había levantado de la silla a las 6 de la tarde, a pesar de los años andar sin una pierna le costaba, y no confiaba en las nuevas prótesis así que usaba muletas (no es que importe, pronto voy a salir de aqui)

8 pm era la hora en la que todos debían estar escaneados, muertos o no, pero escaneados, cualquier cosa contraria era una violacion a las leyes y se castigaba como tal. Tres meses había tenido ese trabajo y ya estaba harta, tal vez era porque ese día los padres de Lalita Krishna no la habían traido, aunque era divertido imaginar la discusion, pues esa niña no se dejaba comer por nadie, lo mas seguro es que estuviera enferma.

Daniel Hernandez 7:30 pm

He olvidado algo en el salón, otra vez, tengo que hacer esa tarea, la escuela esta abierta hasta las 9 pm y ya estoy limpio, debería poder ir, si pasara por la puerta...no, tengo que pedir permiso, nada de escaparse y menos voy a morir por una tarea.

-Mamá olvide el cuaderno otra vez

Me habría ganado una chola en la cara de no ser por las leyes en contra del abuso infantil, pero su mirada ya me había hecho querer devolver las galletas.

El colegio estaba a media hora si nos apresurábamos, ella se quedaría en la entrada y yo llegaría al salón, todo estaba abierto, no había necesidad de molestarse pues ninguna ley se quebrantaba.

Kiara York 8:00 pm

Era el tiempo limite, no tenía nada mas que hacer que esperar su destino, sentada viendo los pupitres vacíos, y las cámaras al final de la sala, eran como ojos de gato incrustados en la pared, y un pequeño murmullo, pasos, corriendo, si había alguien mas aquí, iba a necesitar terapia, mucha terapia.

Un sonido metálico le sacudió el escritorio, estaba lista para esa maquina con ojos brillantes, y hecha a su medida, un ataúd moderno que abría sus fauces.

Daniel Hernandez 8:01 pm

Había corrido tanto que su cabeza estaba bañada en sudor, cuando llego a su salón todavía estaba recuperando el aliento, pero de un salto cayo de pompas al ver el salon, todos los pupitres rotos, papeles por todas partes y una maquina gigante limpiando con una escoba, en su pecho habían simples palabras

"Kiara York 40 años, maestra de primaria, infractora de Art. 3 de la ley de bienestar social y Art. 5 de la constitución de Continentes Unidos"

- Nos enseñaba una criminal - fue lo que alcance a decir.

Regrese a casa sin decir una palabra y con el cuaderno en las manos, ya al día siguiente teníamos una suplente.