enamoradadelaluna
Rango12 Nivel 59 (13936 ptos) | Ensayista de éxito
#1

[Acoto la fecha porque a efectos de este relato es un factor importante por su capacidad desencadenante, pero no voy a realizar ningún comentario político porque sino se convertiría en un desfile de críticas sarcásticas de las fórmulas presidenciales y ninguna de las dos escaparía de mi mal humor].

La mañana había amanecido lluviosa, los humores caldeados y no parecía que el agua pudiera apaciguarlos; el cansancio, el viaje, las elecciones, el fastidio era acumulativo y las pilas se recargaba hacia sus polos negativos con una intensidad increíblemente asombrosa.
La escritora se levantó como una campana resonante llamando a sus compañeras de viaje.
Era uno de esos temporales en los que parecía que nunca jamás había existido cosa seca sobre el mundo. Las personas eran una especie de híbrido extraño: hombre-pez, que respiraban agua, y vivían dentro de ese mar de agua como cortina.

Hace alrededor de 1 año Compartir:

0

12
#2

El ómnibus no pasó, no pasaba, era domingo, una hora faltaba para el otro, así que dejando en la tormenta a sus hermanas, zarpó con su salvavidas-paraguas colorido en el sentido contrario a la balsa de techo a dos aguas en el que permanecían aquellas. Cuando hubo regresado, una botas de lluvia y campera abrigada prevenían los dolores del vientre y el incremento considerable de mal humor a causa del frío y el chapoteo de los championes.
Llegó aquel ómnibus tan ansiado, teñido amarillo y naranja, entraba en completa disonancia con la vida misma, complotaba contra el día en su intento de bañarlo todo de grises, de despintarlo todo, de desteñir el mundo.
El ómnibus se ahogó. “Perfectamente” diseñado para surcar las carreteras, el desafío de este océano se le hizo cuesta arriba. Cuesta arriba literalmente porque murió la máquina intentando lograr la odisea de salvarse, de treparse a ese lomo de ballena demasiado alto. Se había ido hacia un lado un rato antes, estaba desfalleciendo, casi vuelca. Tosió y cayó en el profundo sueño en el que entran los ahogados, ese pacífico sueño de paz y de silencio. Los pasajeros le hicieron duelo unos instantes. No creo recordar alguna otra vez de duelo en un ómnibus, o al menos no tan solemne.

Hace alrededor de 1 año

2

6
ItsMiguelRojas
Rango8 Nivel 38
hace alrededor de 1 año

¿Se lo llevó la ola al bondi? ¿O es que no estoy viendo lo que debería ver?

enamoradadelaluna
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Murió en una cuesta arriba querido @ItsMiguelRojas, por eso lo del lomo de ballena. No hay olas reales, pero básicamente con tanta lluvia el ómnibus ya era una balsa...


#3

Para colmo de la escritora-malhumorada-sensible (por no decir ovárica), no traía consigo ni papel ni lápiz y la opción de la tecnología jugaba como siempre con esa maquiavélica costumbre de no servir cuando se la necesita (¡¡gracias baterías por ser tan cascarrientas!!).
Llegó con brazadas fuertes y grandes el nuevo ómnibus gemelo del que acababa de encontrar su camino a la muerte.
Pan de Azúcar estaba verde, como siempre, su plaza bajo la lluvia se lustraba y lucía magnífica.
La parroquia estaba vacía, pero el voto había perdido la emoción hacía rato, se había mojado cual barquito de papel que intenta subsistir, pero palidece al instante del contacto con el agua; y ahora se había ido al fondo de la corriente y quizás alguna alcantarilla lo devoraba.
La nueva misión era la de conseguir papeles porque el malhumor y la historia se apoderaban de la mente de la escritora cual monstruos opresores –le parecían tan reales las palabras de Cortázar en este momento- y la única solución –siguiendo su consejo- era garabatearlo en algún lugar lo más pronto posible.

Hace alrededor de 1 año

0

6
#4

Tres fueron las listas de cada par de candidatos que ocuparon el lugar de las polillas en la cartera (fue seleccionada intencionadamente la misma cantidad para no sentir la culpa de robarle a uno u a otro las posibilidades de ganar jajajajajajajajajajajajaja).
Por las calles deambulaba un paraguas de humor macabro: I (L) rain, ¿I love rain?, quién en el mundo fue tan “creativo” e hipócrita para crearlo en primer lugar, y para usarlo en segundo. QUIEN AMA LA LLUVIA NO USA PARAGUAS, está escrito en la Biblia (casi).
Las papeletas estaban como el día; monocrómicas, las sonrisas de los personajes no iban con el humor del cielo ni de la escritora y pronto fueron borradas por la lapicera furiosa que intentaba exorcizar los monstruos.
Un banco en la estación de ómnibus ocupado por las tres hermanas. Telón de fondo el gran Cerro de las Ánimas completamente gris delineaba su silueta en el espesor del cielo blanco. Un plano delante los eucaliptus verde intenso, y en una fusión de planos desparejos que se perdían en el movimiento del terreno, salpicados, la gama más amplia de amarillos y verdes pintados a la acuarela, resaltaban los cina-cina, las retamas y las margaritas.
El perro negro quería comida, mimos y corretear a las motos.
El ómnibus pasó, nadie se dio cuenta…
Dos horas más de espera por distraídas.
Unos señores se unen a la conversación (también lo han perdido).

Hace alrededor de 1 año

2

5

#5

La escritora continúa en su redacción, se ha dado cuenta que la lista de la fórmula blanca no es buena para escribirla, blanco es el color representativo del partido político pero en la hoja predominan los colores oscuros y la lapicera se pierde en ellos, el FA parece ganarle la mano en las elecciones de papel de la escritora y se terminan antes.
La nueva utilidad de las listas parece más prometedora, al menos irán a archivarse a algún cajón, dentro de una carpeta, con otros papeles, y por un tiempo permanecerán entre palabras, lejos del trágico destino de conocer el interior de un contenedor de basura, lejos del estrés que le espera a sus hermanas, lejos de la “responsabilidad” aburrida que le atribuyen los mayores.
Por ahora están contentas de contener las letras y el humor negro de una tarde de lluvia, en época de elecciones nacionales.

[¡Agradezco al cielo que el mal humor de la escritora toma por arma una lapicera!]

Hace alrededor de 1 año

2

4
Miguel_da_Unamenos
Rango5 Nivel 22
hace alrededor de 1 año

Estupendo. Me ha gustado mucho el que vieses al autobús vencido como una ballena. Y la forma en que lo describes todo.
Saludos.

IndigoDolphins_73
Rango11 Nivel 51
hace 2 meses

Este sí me ha llegado. Me gustó el sentido del humor, casi una fina ironía y el ambiente que mantienes durante toda la historia. La lluvia se convierte en un personaje más y me he sentido empapada de ella, acompañando a tu frustrada escritora.