Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23 (606 ptos) | Escritor en ciernes

{Saludos cordiales querido lector, bienvenido a esta historia del genero Ciencia Fantástica.}

A veces el universo juega la misma partida una y otra vez. Estos son los ciclos infinitos en los que nadie puede interferir, ¿Es acaso imposible escapar del destino?.

¿Hasta donde es capas de llegar un ser consciente con tal de conservarse a sí mismo?, en estos dos primeros arcos no veremos solo a un individuo, sino al mundo al que se enfrentan y al futuro al que quieren llegar.

El futuro es un lugar peligroso, y el universo tan amplio que hasta la magia puede existir, el único límite es la imaginación...

***

Te presento querido lector, este universo vivo de Ciencia Ficción y Fantasía, con todos los conceptos de ambos géneros, ademas de dramáticos momentos alegres, tristes, de miedo o de placer.

Nada de protagonistas, nada de invencibilidad, aquí todos pueden morir y algún día lo harán...

Darwin Approve this, I will make sure.

(Este relato son partes resumidas de un manuscrito mas grande en el que trabajo)

Hace alrededor de 1 año Compartir:

6

16
Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

La ciencia ficcion me encanta. Dale duro y tupido a tu historia.

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Cambiaste el inicio. No? Como que gusto mas el anterior.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 1 año

No sabia que ahí se colocaba la Intro u.u

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Amigo no es necesario que me des like sino lees de verdad. Yo te dare like y comentare si de verdad es buena la historia.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 1 año

Si lei completa tu historia, solo que olvido darle like hasta que termino XD

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

😵 oh estoy, Orgasmeado. Gracias por tomarte tu tiempo en leerme.


#2

[Indice]

-{Arco de Acero}-
Contexto: 2 - 4 / Capitulo 1: 5 - 7 / Capitulo 2: 8 - 10 / Capitulo 3: 11 - 13 / Capitulo 4: 14 -16 / Capitulo 5: 17 - 20/ Próximamente.

-{Arco de Cristal}
Próximamente...

[Introducción]

— Bienvenido a la base de datos de la Unión Causal — Dijo la robotica voz del holodisco de la biblioteca, a la par que hacia correr el programa— Donde toda la información que necesites esta aquí, aguardando segura para satisfacer tus deseos de conocimientos.

De aquel holodisco emergió un holograma humanoide muy simple visiblemente masculino, vestido de forma casual sin detalles, el cual sin rodeo alguno habló— Saludos, yo soy LUX, tu asistente personal e IA de 5ºta generación a tu servicio.

— Puedo ver que estas comenzando a explorar nuestro mundo ¿No es así? — Consultó Lux con suma amabilidad — Pues no te preocupes que para eso estoy, te contare lo que necesites para comprender la historia, pero primero, que mejor que comenzar desde el principio, ¿Que le parece un poco de contexto antes de empezar?

[Contexto al Arco de "ACERO"]

*{Primeros pasos de la olvidada carrera espacial}*

Los humanos siempre han tratado de auto destruirse mutuamente, desde la edad de piedra hasta nuestros días, separados por el odio hacia su propia diferencia, por mas mínima que sea la excusa, es valida para imponer conflictos si con ello se toma lo que se desea.

Así era, hasta que tras la década de los 30 después de los 2000 la humanidad tomo conciencia de si misma como especie, los lideres políticos de ese entonces tomaron la decisión de formar un programa experimental bajo la tutela de la ONU, esto debido a la crisis energética que arrasaba con el planeta y enorme cambio climático que sufrían los ecosistemas debido a la explotación de los pocos recursos energéticos que quedaban.

Fue así y tras una gran financiación de la ONU, que en 2034 ingenieros internacionales lograron hacer funcionar el primer reactor fiable de Fusión nuclear, toda una hazaña en el campo de la energía, desencadenando posteriormente la nueva Revolución Tecnológica que la humanidad tanto necesitaba.

Esta revolución trajo consigo nuevas tecnologías espaciales permitieron viajes mas viables fuera del planeta tierra, la sucesiva explotación de asteroides ricos en minerales llevo una alta fluctuación de capital a la exploración espacial por parte del sector privado. Lo que se tradujo en la sucesiva colonización de marte y años después, mas allá de las colonias marcianas se crearon estaciones civiles y científicas, la política terrestre comenzó a impulsar aun mas la cooperación internacional y a finales del 2041 viajar al espacio se convirtió en la realidad de millones de obreros y especialistas que nunca imaginaron salir de la tierra.

Ya en 2045 los motores de plasma eran los motores mas avanzados de la época, lo que nos permitía salir fácilmente de la atmósfera terrestre gracias a los reactores de fusión, sin embargo, no fue sino hasta 2052 donde la aparición del Drill Engine [Motor de perforación o Motor DE], cambio por completo la forma de viajar no solo en nuestro propio sistema solar, mas bien, nos dio la esperanza de alcanzar otras estrellas.

Este fue el primer motor de salto de la humanidad, que gracias a su reactor de fusión podía perforar el espacio como una aguja para trasportar materia y energía a través de pequeños agujeros de gusano que deformaban el espacio uniendo dos puntos específicos del mismo, lo que permitía que el viaje fuera rápido, y lo mas importante, seguro.

En 2053 se realizaron las pruebas del Motor DE con éxito desde la tierra hasta plutón en segundos y en 2054 el primer viaje a Alfa Centauri, con toda la humanidad como espectador, fue un rotundo éxito, las estrellas estaban a nuestro alcance.

*{Contra la Teoría de Fermi}*

Cuando la humanidad alcanzo una parcial estabilidad se realizaron una serie de expediciones a las estrellas cercanas al Sol, el uso de naves militares era la forma mas común de viajar, y muchas veces, los datos eran muy precarios e inútiles para la comunidad científica, el estudio de los planetas exteriores necesitaba ser una prioridad ahora que la especie los tenia al alcance.

En 2057 las naves de segunda generación surcaban el espacio terrícola: científicas, militares, civiles y industriales fluían entre el Sol y Alfa Centauri, todas reguladas por las normas de la Unión terrestre, sucesor de la ONU, las naves científicas podían pasar de días hasta años estudiando algún cuerpo celeste, según la relevancia del mismo, siempre acompañadas de escoltas militares más grandes, pues los recursos para construirlas ya no eran escasos.

Las recién instaladas colonias prosperaban, la sobrepoblacion de la Tierra disminuía por el actuar del gobierno, millones de personas soñaban con viajar a estas tierras de prosperidad, aunque fueran obreros, en el intenso flujo migratorio mas allá del Sol nacieron pequeñas corporaciones interplanetarias bajo las alas de la Unión Terrestre, encargadas de gobernar las colonias donde la influencia de la Tierra era escasa. Así en solo once años se fundaron 35 colonias en 7 planetas de distintos sistemas cercanos, expandiendo el territorio de la UT (Unión Terrestre) que no parecía detenerse.

En 2071 la demanda de robots era vital para el desarrollo de las colonias y ya habían aparecido las primeras y primitivas IA de conciencia propia, este año se firmo el Tratado de Engranajes, que dictaba la cooperación mutua entre la humanidad y el recién nacido pueblo sintético, teniendo mas influencia en las colonias que en la Tierra, pues a muchos ciudadanos del planeta les desagradaba la idea de compartir derechos con las máquinas. Así los sintéticos pasarían a ser exclusivos de las colonias formando familias entre ellos y con humanos usando métodos médicos para la reproducción con ellos ganando su lugar en la sociedad, poco a poco se fueron adaptando y perfeccionando para ser mas humanos siendo visualmente mas antropomorfos y mejorando la forma de interactuar con ellos, usando gestos, mímica y ocultando su "Acento Robotico", obviamente algunos solo se concentraron en mejorar su hardware conservando una apariencia visualmente poco humana, otros solo utilizaban su forma digital o bien usando un avatar temporal.

Fue en 2079 que un científico sintético autodenominado Richard Core capto extrañas señales fuera del territorio, al investigar el sistema de donde provenía la señal encontró una enorme nave en ruinas siendo desguazada por pequeños drones que diluían el metal del casco para almacenarlo, no pasaría mucho tiempo para que el sorprendido científico y su equipo fueran interceptados por una nave de extraño diseño tres veces mas grande que la que utilizaban, para ninguno las simulaciones de su academia se podía comparar con la cruda realidad.

Fue el primer contacto con una forma de vida totalmente inteligente, estos tomaron la iniciativa contactando con la nave del sintético, comunicándose por medio de lenguaje binario, el lenguaje alienígena era incomprensible y su forma física diferente, de esta forma la UT estableció contacto con una pacifica raza alienigena, no parecía muy avanzada, y tras varios contactos se establecieron relaciones amistosas, pronto todo el pueblo de la UT descubriría que no estaba sola en la galaxia, cientos de razas inteligentes estaban presentes, algunas mas avanzada que otras y ya una parte apenas llevaban unos años fuera de su planeta y una gran superpotencia alienígena la Coalición Celestial.

#¿Que podría hacer una pequeña hormiga frente a semejante bestia?#

[...]

Hace alrededor de 1 año

4

7
Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

GUAU se nota que tambien llebas escribiendo tu historia ya tiempo.

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Suerte man aqui por lo general veras mas historiad cortas y mucha poesia, pero tambien hay gente que le gustan las largas bueno ahi iras viendo
Nos vamos leyendo. 😊👌

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 12 meses

Espectacular imaginación y espectacular trabajo, me parece admirable

Belferith
Rango1 Nivel 0
hace 11 meses

me parece súper interesante el "mundo" que estás creando, se nota que le pones esfuerzo a la maquetación de tu historia. Te recomiendo que corrijas algunas faltas ortográficas para la lectura sea más fluida. Suerte bro.


#3

#—Si hay algo en lo que concuerden los grandes filósofos sobre ustedes los humanos, seria vuestra cuestionable respuesta hacia lo desconocido, sobretodo si se ven ante un poder abrumador, es aquí donde la irracionalidad se hace presente en ustedes. ¿No era mejor quedarse a nacer y morir en la tierra? — Comentó Lux antes de continuar.#

*{La Guerra de Unificación Humana}*

En 2088 la capital de la UT se encontraba dividida en dos partidos políticos, a debido a que la constante influencia de la Coalición Celestial comenzó propagarse como un virus en la recién llegada especie humana al mapa galáctico. Muchos eran los rumores de civilizaciones alienigenas de equivalente tecnología a la humana siendo reducidas a cenizas por la superpotencia de la galaxia, el miedo por el futuro estaba presente en las fronteras de los terrícolas, esto en parte también por la semi-independencia que tenían las colonias y la gran cantidad de sintéticos en la demografía de la UT, los cuales eran repudiados a muerte por la fanática superpotencia, su mera existencia suponía un peligro para la especie humana.

La ideología de la UT comenzó a desviarse a favor de la Coalición Celestial, no era ninguna broma su odio hacia la vida sintética, siendo fanáticos de una religión muy antigua que dictaba que el fin de los tiempos vendría a manos se seres sin alma, la relación era obvia. Demostrando el poder sobre las débiles recién llegadas civilizaciones que emergían en toda la galaxia, ninguna de ellas debía ser la mas mínima amenaza, de forma que guardando el conocimiento, subyugando a dichas civilizaciones y destruyendo a los que se resistieran era su forma de mantener la paz.

Mas de la mitad de los representantes actuales de la UT quería prevalecer, pues era cuestión de tiempo que la Coalición Celestial pusiera sus ojos en ellos. Y en 2090 la democracia desapareció, un golpe de estado termino provocando el nacimiento de una nueva Unión Terrestre, siendo autoritarios comenzaron un nuevo régimen de orden que fue rechazado incluso por las fuerzas armadas de época, las cuales fueron reemplazadas por clones y androides, estas tecnologías habían sido prohibidas por el gobierno anterior y con ellas se realizaron las persecuciones a lideres políticos, sintéticos y ex-militares dentro del dominio de los planetas anexos a las corporaciones que controlaban las colonias exteriores.

A finales de 2108 la UT comenzó a tomar control directo de las corporaciones que controlaban la mayoría de las colonias en su territorio, con el fin de unificar su dominio en una sola entidad, por la simple razón de que estos planetas colonizados eran casi independientes y la situación podía salirse de su control si no actuaban con rapidez.

Nunca previeron que en estas colonias la población sintética superaría a la humana, ademas, estaban tan arraigados a la sociedad por el Tratado de engranajes que seria imposible que accedieran aceptar las condiciones del régimen sin dar pelea. De igual forma muchas corporaciones, de débil poder militar, cedieron a las exigencias de la UT, al ser engañadas con la promesa de el régimen respetaría el Tratado de Engranajes a cambio de dejar atrás sus días de independencia por "El bien común".

Pasaron meses de relativa paz hasta que de forma sorpresiva se establecieron las estrictas y represivas reglas del régimen, tanto para población humana como para la sintética, con severos castigos e incluso la muerte para aquellos que opusieran resistencia. Acto seguido millones de sintéticos fueron detenidos y/o perseguidos creando campos de contención de sintéticos a los que se les enviaba junto con los humanos que los ayudaran, donde se les obligaba a trabajar fabricando armamento, lamentablemente luego de cierto tiempo, solo los sintéticos serian destruidos con dichas armas, tal cual como la Coalición Celestial les exigía al régimen tanto desde dentro como fuera de las fronteras.

Quienes se resistieron al régimen provocaron enfrentamientos con la UT, principalmente las grandes corporaciones coloniales, entre los separatistas mas destacados estuvieron el Consejo de Raigh, la Unión Causal, el Consejo de Delfius y la Unión Reliana, estas corporaciones fueron las primeros en establecer colonias fuera de los sistemas internos de la UT, cada una tenia sus propias política y un ejercito que no le debía nada al régimen.

Juntos habían formado la UCI, la Unión de Colonias Independientes, quienes defendían tanto a sintéticos como humanos junto con su estatus como planetas independientes y con junta razón, pues juntas poseían un poder similar a la UT, después de todo controlaban un 68% de la industria total como especie, y poco a poco las demás corporaciones mas pequeñas se les fueron uniendo, la guerra era inminente.

Durante los años 2110 y 2125 se libró la Guerra de Unificación Humana, siendo la primera guerra espacial de la historia de la humanidad. A principios de la guerra la UCI llevaba una considerable ventaja sobre la UT, puesto que la población civil dentro del régimen apoyaba a la UCI para que liberara el territorio de los opresores, los militares de la UCI eran bien recibidos y muchas veces recibían el apoyo directo de la gente como los ataques a campos de contención de sintéticos, los cuales eran provocados por las milicias civiles de cada planeta, dándole ventaja a la UCI al atacar directamente a las fuerzas de la UT. Ademas los antiguos militares que estaban resistiendo el régimen se unieron a la causa de la UCI, causando graves daños a las fuerzas represoras con famosas tácticas de guerrilla y aunque la guerra ya levaba varios años la paz estaba en el horizonte, seria una aplastante victoria de la UCI, o al menos eso se creía, nubes negras se aproximaban y con ellas la aplastante realidad.

En 2117 la UT no tuvo mas opción que pedir ayuda a la Coalición Celestial, si no lo hacían ellos mismos invadirían las fronteras terrestres y no quedaría nada de la humanidad. Éstos al ver semejante prueba de sumisión enviaron a sus otros súbditos subyugados a la batalla, la balanza comenzó a desviarse a favor de la UT y ni todas las fuerzas combinadas de la UCI podían con los refuerzos alienigenas. Tomados por sorpresa, con demasiados frentes y sin ningún aliado era cuestión de tiempo que cayeran ante semejante poder, ninguna raza alienigena estaría dispuesta a ayudarlos si supieran contra quienes se que enfrentaban, todos temían a ser atacadas por la Coalición Celestial. Y así, a finales de 2124 la UCI se disolvió, y lo que quedaron de sus fuerzas fueron exiliadas por la bendita misericordia de la Coalición Celestial, dejando a millones de muertos, colonias totalmente destruidas, sin ningún hogar al cual volver, las esperanza habían desaparecido.

*{Fuimos exiliados, pero aun estamos vivos}*

Ya exiliados, las fuerzas de la Unión Causal, quienes en su tiempo fueron el principal pilar de la UCI, vagaban sin opciones en dirección al exterior de los brazos galácticos, llegando casi a las ultimas estrellas que lo conformaban, donde creían que seria difícil encontrarlos.

Allí decidieron establecer lo que quedaba de su gente, en algún planeta habitable de la zona en el sistema Tik, donde esperaban vivir tranquilamente el pasar del tiempo. No obstante, en 2126, al establecer la colonia y comenzar a explorar a fondo el sistema, un equipo de ingenieros descubrió algo sorprendente, una colosal y enigmática estructura.

Alejado del sol, escondido entre un Gigante gaseoso y sus lunas, de notable antigüedad y desconocida procedencia.

Fue encontrado por mera casualidad...O quizás hay algo mas allá. Si dios existe, los habrá guiado hasta allí, ¿Quien sabe?

[...]

Hace alrededor de 1 año

0

6
#4

—Es bueno estar preparado para alguna crisis, todo individuo tiene ese sentimiento de añorar un futuro prospero tras atravesar un presente tormentoso, y este no seria el caso, aquí la tormenta lo arrasaría todo. La vida es un recurso valioso ¿No cree, señor?. —Los comentarios de Lux demuestran pesar.

*{La oscura tormenta de las criaturas del vacío}*

Al otro lado de la galaxia, lejos de la guerra humana, piratas espaciales descubrieron a una colosal y extraña criatura dentro de las fronteras de su especie. Esta criatura poseía un extraño aspecto, siendo muy parecida a una masa orgánica con una irregular forma esférica, bastante grumosa. Carecía de algún tipo de ojos, su superficie estaba llena de cráteres y protuberancias, de donde salían largos tentáculos dentados emitiendo enormes cantidades de gas verdoso.

Según los informes que se encontraron en las ruinas del sistema, aquella criatura tenia como objetivo a la pequeña colonia minera en la luna de uno de los gigantes gaseosos del sistema. No se hallaron mas pistas de los mas de seis millones de habitantes o directamente de la infraestructura de la colonia, la fuente de los informes era la red de satélites que cubría la luna, las imágenes que se consiguieron recuperar eran como mínimo horripilantes. Es difícil saber si allí fue donde todo comenzó, muchos fueron los casos que le sucedieron a esa zona de la galaxia días antes o después del ataque a la colonia lunar.

Según los informes preliminares que se lograron recuperar, estas criaturas se posaban en planetas rebosantes de vida, sea inteligente o no, y desde la atmósfera soltaban millones de capullos de gran tamaño a la superficie. Los primeros informes oficiales indicaron que de los capullos emergían millares de monstruosas y repugnantes criaturas que arrasaban con todo lo vivo que se encontraran por su camino, toda la fauna y flora eran devoradas por las criaturas en todos los ecosistemas del planeta invadido, dejando a su paso nada mas que grumos y tumores de carne conectados a una maza que se expandía por todo su territorio.
Esto debido a que, mediante la acumulación de sus cuerpos, creaban enormes cúmulos de carne de donde grandes cantidades de gas toxico eran disparados a la atmósfera, matando todo aquel que lo respiraba en cuestión se segundos, ademas este mortal gas se extendió a los ambientes submarinos, ningún ecosistemas esta a salvo. Eran estos cúmulos los que expandían la materia que cubría el suelo devorando la vida vegetal en el proceso, por otra parte, de estos cúmulos nacían en masa nuevas criaturas que se adaptaban rápidamente a los ambientes mas hostiles del planeta que invadían

Poco a poco estas criaturas iban tomando el sector donde habían aparecido, y ya no solo afectaba a las colonias exteriores o a una sola especie inteligente. Miles de planetas habitados por vida inteligente eran invadidos por estas criaturas, en los cuales, aunque las fuerzas locales de las zonas afectadas destruyeran a millones de criaturas, estas eran reemplazadas con suma rapidez y lentamente consumían los planetas afectados por su incontrolable reproducción y voracidad.

Todo fue empeorando, ya no solo eran avistadas las criaturas orbitales responsables de las invasiones, sino que nuevas y mas grandes se les podía ver escoltándolas. Las armadas alienigenas eran efectivas mientras mantuvieran las distancias entre ellos y las escoltas, pues el ataque común de estos guardianes era someter cuerpo a cuerpo las naves militares con sus extremidades, las que podían fácilmente destruir cualquier nave de las civilizaciones menores, pero podían mantenerse a raya aislando las zonas infectadas y abriendo fuego desde la seguridad de la distancia con el armamento mas pesado que tuvieran.

Durante unos meses pareció que la crisis había estaba acabando gracias a la estrategia de la contención, toda una ilusión, pues criaturas mas evolucionadas emergían de los planetas arrasados, habían desarrollado un armamento biológico capas de corroer cualquier blindaje , junto con una coraza tan dura que resistía los proyectiles que destrozarían a los mismos que los atacaban. La distancia dejo de ser una ventaja y las armadas alienigenas se veían mermadas ante los Devoradores, como se les bautizó poco después.

Al terminar la guerra de unificación humana, los Devoradores solo eran noticia en el sector que se encontraba, la Coalición Celestial no les dio importancia a problemas de seres inferiores, después de todo solo eran súbditos desechables.

De alguna manera inexplicable estas criaturas habían desarrollado una forma de viajar a otros sistemas por medio de saltos espaciales, lo que explicaba su rápida expansión, causando pánico a civilizaciones en sectores vecinos, pues nuevas y gigantescas criaturas aparecieron junto con los ya mortales guardianes. Éstas ya no invadían los planetas desde la órbita, sino que eran tan grandes que pegaban su todo cuerpo al planeta consumiendo en primera instancia toda la superficie, luego seguir hacia el núcleo para finalmente destruir todo el planeta junto con sigo mismos.

Cuando la Coalición Celestial entró en escena su soberbia le había costado a casi la mitad del total de sus súbditos, sin embargo, los Devoradores comenzaron a retroceder ante el poder de la tecnología Celestial. Y esa fue la falsa esperanza que alentó a especies menos avanzadas como la humana a entrar en acción, la victoriosa UT, como muchas otras especies dieron su apoyo y recursos a la Coalición Celestial.

Nunca imaginaron que la tormenta estaba sobre ellos, la Vía Láctea tenia los días contados, el ciclo llegaba a su fin.

[FIN DEL CONTEXTO: "Un poco de historia".]

(Aquí comienza primer arco de Vacio Arcano: "Acero". Espero que les guste.) ^-^

(PD: Cada una de las cajas es una sección resumida del capitulo completo, perteneciente a un manuscrito mucho más extenso y detallado en el que trabajo. Si escribiera todo como lo tengo escrito originalmente la historia se alargaría demasiado para la visión que le tengo a SttoryBox.)

Hace alrededor de 1 año

3

5
carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 12 meses

¿y qué te digo del comienzo de tú historia? , en serio, IMPRESIONANTE, como de tallas todo a la perfección, te hace ir por la galaxia, te leeré cada vez que tenga tiempo, porque engancha. Maravilloso @Haltrotaku1


#5

[Capitulo 1: Héroes del Exilio]

Se dice que en la vida hay seis decisiones que de verdad importan, son aquellas decisiones que no sólo cambiará tu vida, sino la de todos los que te rodean y son esas decisiones las que te definen como persona. Peter estaba cara a cara con una de ellas, debería decidir.

Él, siendo un sintético de alto rango en su facción, era responsable del último acorazado de lo que una vez fue su orgullosa flota estelar, y también de la misión que se le había dado como tal, la cual consistía en resguardar la evaluación de una pequeña colonia fronteriza. Y de no haber sido por la situación en la que se encuentra ahora mismo, estaría diciendo a su tripulación ''Misión cumplida chicos, vamos a casa''.

Debía decidir, momentos previos, una flota diez veces más grande apareció sin previo aviso en su persecución acorralando a su acorazado junto con los pequeños cruceros que lo acompañaban, fue solo suerte que no los hayan derribado nada más aparecer. La guerra había acabado, al igual que el plazo que se le dio a la colonia para desaparecer del sistema, y la aparición de aquella flota solo significaba una cosa: Venían sin dudar a exterminar a lo que ellos consideraban basura.

Peter en lugar de haber sido destruido, fue contactado por el Almirante de la flota enemiga. No podía errar en sus palabras, en sus manos estaban mas de 50.000 vidas incluyendo la suya y la de sus subordinados a bordo de su nave.

La solicitud de conexión llegó a la consola principal del puente, todos guardaron silencio al oír los pitidos de la petición, Peter, sin hacer esperar mas al enemigo, presionó un botón que dejó al líder enemigo frente a él en forma de holograma. Una mujer de no mas de 50 años era quien comandaba al enemigo, el color amarillento del holograma no dejaba apreciar su tez ni otros rasgos de color como su cabello, el cual era corto y estaba tomado al estilo militar, sin embargo, se notaba claramente sus rasgos caucásicos por la alta definición del holograma.

Esta dichosa mujer mostraba autoridad, lo que resaltaba en su placa de almirante, y tomando al iniciativa, habló firmemente y con desprecio. — No esperaba menos de tu repugnante facción, dejar que una maquina este al mando de semejante nave no es otra prueba de su traición a la raza humana. —Peter se mostró tranquilo, por esta vez se dejaría pisotear de semejante forma.

— Pero en fin, no me rebajaré a tu nivel, pedazo de plástico. —Continúo. — Es mas que obvio decir que tus miserables naves no pueden contra esta flota, ya habíamos advertido que pasaría si no sacabais vuestros culos de mi planeta, ¿Que tienes que decir al respecto maquina?, ¿que tan inútil tiene que ser tu mando?, ¿acaso no pudieron evacuar este pequeño planeta, al igual que los 3 anteriores?

Los rasgos como sintético le ayudaron a Peter a mantener la compostura, era solo ver como algunos de sus subordinados humanos apretaban sus puños por las palabras de aquella bruja, debía hablar con cuidado. — Técnicamente ya no estamos en el planeta. —Rebatió Peter.— Ademas ya nos retiramos, no es necesario que desperdicies tu munición en pobres naves civiles llenas de refugiados.

La mujer hizo un gesto de disgusto. — No me vengas con tu lógica, maquina, no pruebes mi paciencia, y no te preocupes por nuestra munición, de seguro sus bodegas están llenas de ella, recogeremos sus restos si es necesario para reponerla. —Aquella mujer no seria tan fácil de persuadir.— Y en cuanto a esos "refugiados"... Pues debieron pensarlo mejor antes de convivir con las maquinas, ya no hay nada que hacer por ellos, solo los salvara la purificación con fuego.

Peter estaba acorralado, notó de inmediato como la mujer parecía disfrutar el tenerlos así, debía tratar de convencerla de que al menos dejara ir a los civiles, pues esa era su deber.

— Pero podemos llegar a un acuerdo. —Dijo aquella sádica mujer, Peter escuchó atento.— Si entregas tu acorazado, junto con todos los sintéticos que tenga a bordo, dejare que resto se marche, no me gustan los rodeos, ¿Que dices, maquina? — Ésta era la decisión de Peter, su procesador no encontraba la respuesta mas apropiada para cumplir parcialmente su misión, debía salvar a cuantos pudiera, pero... ¿Entregar a los suyos?, debería pensar algo rápido.

Peter era considerado por muchos como casi un humano en cuanto comportamiento psicológico, ademas de no tener una preferencia especifica hacia el metal o la carne, demostrándolo en el campo de batalla, pero en estas situaciones no sabía que hacer, no tenia un algoritmo especifico que le indicara que podía hacer. Lo que fueron segundos en el puente, fueron horas dentro de la mente de Peter, tenia una posible respuesta, las probabilidades de éxito eran bajas, pero, era su mejor opción, debía cumplir su misión.

Todos observaban a Peter al momento de responder.— Me ofrezco como prisionero junto con el acorazado Holy Sun si dejas ir a sus tripulantes, tómame como trofeo y déjalos marchar. —Sus palabras provocaron la risa de aquella mujer ante la mirada atónita de todos en el puente, nadie sabia lo difícil que era para Peter el poder decidir entre ambas razas... si que se eligió a si mismo.

La mujer cambió su risa por una cara de desprecio, alzando una voz firme e iracunda exclamó.— ¡¡¿De verdad crees que me importa tu cabeza?!! Y una mierda. —Acto seguido corto la comunicación por varios minutos.

El sintético se mantuvo estoico, pues paralelamente ya había dado instrucciones, por medio de la red interna que conecta a los sintéticos, a sus semejantes abordo de las naves de refugiados, con el objetivo de que las naves civiles activaran sus motores DE por si algo salia mal, en tal caso, la mayoría podría escapar a las coordenadas establecidas por el alto mando, Peter solo debía conseguir tiempo.

Ya mas calmada, la mujer volvió a contactar.— Reconozco que tienes mas pelotas que la mayoría, maquina... — Uno de sus subordinados se acerco a ella susurrándole al oído ,posteriormente volteo hacia el sintético.

— Ya se quien eres, ¿Como pudieron darte ese nombre? —Dijo de forma burlesca— Como si fueres una persona de verdad, veamos... Peter Mosktrovil, Gran almirante de la 1ºra flota de la UCI, ¿Con que tú fuiste responsable de la batalla de Replik?, ¿Eh, desgraciado?

— Así es. — Contestó Peter — ¿Aceptas?

La mujer tardó unos momentos, pero finalmente respondió.— Vosotros no sois mas que chatarra esperando ser blanco de nuestros cañones, pero tu y ese acorazado son valiosos, no creí encontrarme con el Jefe de exteriores de la UC en esta misión, y aunque me gustaría mucho destruir a unos traidores como todos a bordo de la chatarra que llaman nave, todavía conservo mi honor, acepto tu trato, maquina. — La tensión el puente cesaba mientras Peter aun mantenía su postura firme, su plan había funcionado y se enorgullecía de ello.

— Bien, cumpliré mi palabra, te quiero aquí en menos de veinte minutos o te destruiré sin dudarlo, y no creas que no se cuanto tiempo cargan sus motores DE, no intentes nada, tengo todas tus naves a tiro, ninguna de ellas escaparía a nuestros cañones de riel. —Terminada su oración el holograma desapareció, nadie dijo nada, pero las miradas hacia Peter lo decían todo.

Su amigo y mano derecha no pudo evitar hablar con el después de salir del puente camino hacia el hangar mas cercano. Tras haber compartido tantos campos de batalla durante la guerra, no podía mantener el silencio luego de lo que había pasado, le indignaba saber que perdería así a su compañero después de haber sobrevivido a tanto, debía decirle algo, aunque fuese una despedida.

[...]

Hace alrededor de 1 año

2

5
Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Ha chipiajos se pone bueno.


#6

-[2/3]

Peter ya no podía retractarse de su decisión, y tampoco quería hacerlo, para él, la misión era lo único que importaba, todo fuera por la Causa, sin embargo, su primer oficial no pensaba igual.

— ¡¿Que carajos estas haciendo Peter?!, no puedes entregarte así como así, sabes que podemos activar los motores DE y salir de aquí, ¡Lo sabes!

El sintético volteó para ver a su compañero a la cara, no podía responderle dándole la espalda, el no lo merecía — Lo sé.

— No lo hagas... —Volvió a insistir, pero fue interrumpido antes de decir otra palabra.

— Si saltamos no todos podrán salvarse, los civiles no tienen ninguna oportunidad, solo nosotros escaparíamos... — Respondió tranquilo. — Este es el camino que escogí, fue mi decisión, es lo que debo hacer, no solo es mi deber, sino también el tuyo.

Su compañero lo miraba sin decirle nada, ambos se veían de frente, como los grandes amigos que eran.

Su amistad remontaba de antes de la guerra, un joven huérfano se integraba a las filas de la UC sintiendo un profundo odio hacia los sintéticos y demás compañeros por las razones mas comunes "Para un nacido natural". Allí, entre el suelo polvoriento de la academia se encontraría con otro nuevo recluta, un sintético de 4ºta generación recién salido de la fabrica, que al igual que él, era el único de su tipo en ese entonces. Uno lo odiaba por ser una maquina, el otro no conocía el odio y ambos acabaron siendo grandes amigos.

Aquel joven recluta nunca pensó que un día cualquiera, besando el polvo del patio de la academia entre los gritos de sus instructores, entablaría una rara amistad con aquel sintético, los unió el saber que eran los únicos de su tipo en las filas del ejercito. Juntos lucharían durante la Guerra de unificación en numerosas batallas, salvándose incontables veces de los clones y droides del enemigo, y juntos, enterrarían a cada compañero que perdían día tras día en el campo de batalla, el fragor de la guerra los convirtió en hermanos. Y ahora estaban a punto de perderse el uno al otro.

— Se que estas triste. — Dijo el sintético. — No puedo sentir la tristeza como tal, pero sé cuando tu lo estas, te conozco desde hace tanto tiempo... no estés triste, aun no estoy muerto.

— Pero lo estarás — Masculló aquel hombre, para posteriormente decir. — Durante la guerra... con solo asomar la cabeza podrías haber muerto al igual que yo en cualquier sucio planeta, pero ahora, te veo marchar hasta tu muerte sin poder hacer nada para evitarlo.

— Esto es la responsabilidad por el poder, necesitamos estar firmes al tomar una decisión, ¿Que hubieras echo tu en mi lugar? — Agregó Peter al tomar por el hombro a su primer oficial.

— No me vengas con esa mierda filosófica. — Bromeó aquel hombre para luego murmurar mirando de frente a su superior.— Sabes que no sabría que hacer, al menos déjame escoltarte.

Ambos comenzaron a caminar hacia uno de los hangares, aquel hombre sentía una presión en el pecho, una sensación que conocía bastante bien, el sintético notaba como su procesamiento se ralentizaba al llegar al hangar. Allí lo esperaba un trasporte vació listo para partir, junto con varios miembros de la tripulación que venían a despedirlo, pues los altavoces de la nave ya habían dado la noticia, todos estaban evacuando hacia los cruceros mas pequeños.

— Déjame ir contigo, ambos moriremos como debimos haberlo echo en Replik. — Indicó su primer oficial.

— No, necesitas seguir la linea sucesora, ahora tu estas al mando de estas personas, ademas, gracias a ti salimos de ese agujero victoriosos, no mereces morir aquí. — Respondió Peter.

Antes de subir al transporte abrazó a su primer oficial, diciéndole al instante. — Te quiero, hermano Ranof, hazlo por la Causa.

Peter encendió motores sin mirar atrás, esa fue su decisión, vio la oportunidad y fue a por ella, gracias a él ellos podrían escapar, su hermano podría vivir otro día mas, el no sabia lo que era la tristeza como tal, pero puede que al salir del acorazado Holy Sun pudiese sentirla.

Ranof, ver a su hermano partir le destrozó el corazón, aquella maquina era su única familia, pero en este momento no había cabida para deprimirse, el era un soldado, y por mas que le doliera perder a su hermano ya habría tiempo para el luto, ahora debía dirigir la evacuación del Holy Sun, no dejaría de cumplir su deber, al igual que su hermano.

Con su nuevo rango como Gran Almirante, Ranof había evacuado único acorazado que le quedaba a la flota de la UC, y pronto llegaría al crucero mas cercano para ejercer su nuevo cargo, al llegar, se reunió con la flota de refugiados mientras el enemigo tomaba posesión de la antigua nave de su hermano, para su mala suerte, los motores DE aun no se habían cargado del todo, estas naves deberían esperar un poco más.

No obstante, varios minutos después de reunirse con la flota, un nuevo contacto apareció en la consola del puente, era la comandante enemiga, Ranof temía lo peor al tomar el contacto, y lo que vio provocó que le hirviera la sangre de la ira.

"Estos malditos nunca tienen suficiente". — Pensó al ver el holograma. En él se podía apreciar claramente como la comandante enemiga, con una sonrisa triunfante, tenia de rodillas a Peter con una pistola en la parte posterior de la cabeza.

— Las maquinas son tan predecibles —Dijo la mujer de forma burlesca.

Ranof intentaba mantener la compostura, todo su cuerpo ardía del enojo, pero logró contenerse al hablar.— ¿Que es lo que quieres ahora?, ¿no te vasta con lo que has echo?

El enemigo sonrió satisfecho— Mi misión es exterminarlos, y eso pretendo hacer, comenzando con este de aquí, será un gran trofeo en mi historial. —Exclamó presionando el gatillo disparando a la cabeza de Peter, quien solo cerro los ojos antes de que la bala le atravesara el cráneo y cayera muerto en un charco de sangre azul.

— NOOOOOOO!!!!!... —Gritó Ranof por la impotencia ante tal escena, el enemigo cortó la comunicación tras el disparo, solo quienes estaban el el puente del crucero donde Ranof se encontraba pudieron escuchar su lamento.

No había tiempo para lamentarse, uno de los subordinados avisó a Ranof de algo alarmante.— ¡Señor!, ¡Están cargando sus armas y apuntan a las naves civiles!

Ranof espabiló rápidamente, debía cumplir su deber, ¡Debía hacerlo!.— ¡¡Rápido!!, ¡Que los civiles se cubran con nosotros!, ¡Y toda la energía a los escudos, maldita sea! !¡Rápido!!

Las naves civiles rápidamente se anidaron tras los poderosos escudos militares, ya que sus pobres escudos no soportarían ni un solo disparo. Paralelamente, el enemigo fijo su blanco y disparó toda su artillería contra el convoy, el cual se alejaba de prisa con el objetivo de evitar ser destruido.

Los poderosos proyectiles cinéticos que lograban impactar eran detenidos por los escudos con suma dificultad, la lluvia de balas que recibían era arrolladora, incluso para los escudos del grado de la UC, los cuales eran reconocidos como los mejores de la humanidad hasta el momento. Las naves de Ranof no podían responder el fuego, pues al sobrecargar los escudos estos podrían detener sus propios proyectiles, debían aguantar el tiempo suficiente para poder saltar, sus motores DE estaban casi listos.

Para empeorar la situación, el acorazado Holy Sun, ahora en manos enemigas, se disponía a atacarlos también, su armamento podía fácilmente atravesar los escudos de la flota de refugiados. Por suerte, la flota ahora solo contaba con naves pequeñas y rápidas, el fuego enemigo cada vez erraba más en dar en el blanco, pronto podrían escapar, o eso pensaban antes de ver como el crucero mas pequeño de lo que quedaba de flota estallaba en un nube de incandescente plasma al ser atravesado por un contundente haz de luz.

El arma mas poderosa de la UC ahora los tenia en la mira, no por nada esa nave había sido bautizada como "Holy Sun".

[...]

Hace alrededor de 1 año

2

4
carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 12 meses

Joder, que pena me ha dado Peter.


#7

-[3/3]

La nube de plasma provocada por la destrucción del crucero consumió también a las naves civiles mas cercanas a el, el enemigo no mostraba piedad, estaban determinados a destruirlos a todos, sin excepciones.

Ranof contuvo su ira, en esas naves no solo habían soldados, sino también hombres, mujeres y niños que nunca habían visto que la guerra llegara a su mundo, ahora todos habían desaparecido en un instante, no había nada que hacer.

— Contactarme con el enemigo —Anunció Ranof, sus subordinados asintieron y rápidamente se pusieron a trabajar.

El enemigo tardo en responder, pero finalmente atendieron la llamada. La comandante enemiga, llena de orgullo, contesto ahora sentada en la silla de mando del Holy Sun. —¿Que es lo que quieres ahora?, aunque me supliques no daré piedad alguna.

Ranof habló firme e iracundo— ¡¿Acaso en esto se a convertido la Unión Terrestre?!, ¡¡Masacras a tu propia especie y te enorgulleces maldita bruja!! ¡¿Que clase de honor es ese?!

La mujer no mantuvo tranquila, no tenia de que preocuparse, con el Holy Sun a su mando los tenia más que acorralados. — No me da ninguna pena destruir a escorias como tú, están pagando por lo errores del pasado, pronto ya no quedara nada de ustedes, con esta nave a nuestro mando sabemos donde se oculta el resto de exiliados. —Esas palabras congelaron a Ranof.— Después de destruiros les haremos una visita.

Una voz se escucho de fondo en el puente enemigo.— Señora, el cañón principal esta listo. —A lo que la mujer contesto satisfecha—Nos vemos, escoria.

Mientras, en el puente de Ranof cundía el pánico.— ¡¡Señor!!, ¡¡¡Nos están apuntando!!!

El cañón del Holy Sun se iluminaba incandescente, demostrando la cantidad de energía que tendría el disparo para alcanzar tal distancia, ya cuando la luz podía verse como una brillante estrella desde el puente de Ranof la mujer dio la orden. — Fuego.

Pero nada pasó, el cañón seguía irradiando cada vez mas energía. La mujer, claramente furiosa ordenó que dispararan. — ¡¡¡Fuego maldita sea!!!, ¡¡Putos clones!! ¡¿Que no saben hacer nada bien?!

El punte de Ranof pudo ver como la encolerizada mujer gritaba a sus subordinados, ellos estaban claramente confundidos y repentinamente el holograma desapareció, Ranof ordenó rápidamente que enfocaran al Holy Sun, no obstante, una cegadora luz proveniente de la ubicación del enemigo confirmó las esperanzadoras sospechas de la tripulación.
El Holy Sun había estallado, y con el, varias naves enemigas.

Ranof estaba estupefacto, pero un nuevo contacto llegó al puente haciendo que todos espabilaran, este contacto venia del Holy Sun. Apresuradamente, Ranof contestó confundido.— Aquí el Gran Almirante de la flota de refugiados, ¿Quien emite?

Nadie contestó y posterior a eso cesó el contacto, solo uno de los subordinados de Ranof tenia algo que decir.— Señor, nos llegó un mensaje codificado desde el Holy Sun en cuanto recibimos el mensaje.

Visiblemente confundido, Ranof no dijo nada, tenia una hipótesis, pero nada era seguro. Ya con los motores listos para saltar, el nuevo Gran Almirante dio la orden, el espacio desde el puente comenzó a distorsionarse precipitadamente,provocando que la vista se estirase hasta casi ver una sola linea, y en menos de 10 segundos la ubicación en la que el convoy se encontraba era distinta, ahora habían llegado a su destino, quedando frente a un planeta oceánico mas pequeño que la tierra en el sistema Tik.

En la órbita se encontraba una gran flota estelar, compuesta principalmente de naves militares, con corbetas, destructores y cruceros del mismo tipo que la flota de Ranof, ademas, en ella también estaban 6 naves colonia modelo TELXU y 36 naves mas pequeñas modelo ORION, todas autosufientes logística e industrialmente, siendo la primera capas de albergar a un máximo de 200.000 personas en estado de "animación suspendida" y las segundas a un máximo de 27.000 en la misma condición.

Sin embargo estas naves eran habitadas solo por personal militar, la población civil junto con el resto de la flota, que estaba compuesta en su totalidad por naves no-combatientes, estaba en la superficie del planeta, allí habían formado varios asentamientos en los escasos trozos de continente que podían encontrarse en un planeta de esas características.

Luego de reconocer el convoy como aliado, éste se disolvió, las naves civiles irían al planeta mientras que los cruceros se integrarían a la flota en órbita. Una vez allí, Ranof fue escoltado hasta una de las naves colonia clase Orion, donde se encontraba el resto de jefes de los exiliados, los cuales no lo esperaban precisamente a él.

Ranof ahora había asumido el cargo de su difunto hermano, y debería cumplir con su deber. Los jefes lo esperaban en el puente de la nave, al entrar, notó la gran diferencia entre un centro de mando militar y uno civil, una gran mesa de operaciones ocupaba el centro, mientras que las periferias eran ocupadas por consolas de control.

La situación actual de los refugiados provocaba que todos trabajaran sin descanso, el exilio del bando perdedor era una situación sin precedentes, no era noticia que los vencedores estaban destruyendo las colonias de la UCI sin piedad alguna y que los intentos de evacuación muchas veces eran interrumpidos por flotas de guerra, Ranof no sabia la suerte que le había tocado a su hermano en la misión anterior, si el enemigo no hubiese sido una flota humana éstos hubieran disparado y preguntado después.

Los jefes habían organizado una reunión en cuanto regresara el Gran almirante Mosktrovil, pero con la aparición de Ranof en escena ya habían asumido su fallecimiento, la linea sucesoria había dado un paso hacia adelante. La nueva organización de la UC, que era la facción a la que pertenecían estos exiliados, estaba dirigida por un consejo de jefes de división según el cargo que ocuparan, siendo cuatro en este caso, la división civil al mando del Jefe Civil, la división Industrial al mando del Jefe de Ingenieros, la división Científica al mando de la Jefe de Investigaciones y la división militar al mando del Jefe de Seguridad.

Una vez reunidos al rededor de la mesa la Jefe de investigaciones, una sintético llamada Kim, dio inicio a la reunión.

— Dado al deceso del anterior Gran Almirante, su puesto será ocupado por quien se presenta ante nosotros, el nuevo Gran Almirante Ranof Olinsky. —Haciendo una pausa dirigió la mirada al nuevo Jefe. — Esperaremos lo mejor de ti en esta desesperada situación.

Ranof no entendía la razón para esta reunión, con el repentino cambio de mando nadie le había informado nada, normalmente su hermano entraba solo a estas reuniones mientras el dirigía a la flota, pero fuese lo que fuese debía ponerse al día, cumplir este trabajo era la mejor forma de honrar a su difunto hermano.

El jefe de ingenieros, un humano de visible edad llamado Babic, tenia la palabra. — Bueno, ya que están todos aquí, iniciemos el tema principal. —Presionado la interfaz en la mesa, un holograma de una gran figura borrosa apareció en el centro de la misma. — Lo que ven aquí señores es una antigua alienigena ubicada tras el gigante gaseoso del sistema, puede que desde esta vista se vea como una mancha, pero en realidad es casi tan grande como este planeta, las expediciones confirmaron que es alguna especie de anillo...

La reunión continuo mientras que lejos de allí, bajo la sombra de un gigante gaseoso se mantenía estático, no rotaba ni se trasladaba por el sistema, solamente mantenía oculto, bajo una siniestra oscuridad, algo que no querían que fuese descubierto.

[Fin del capitulo: Héroes del Exilio].

Hace alrededor de 1 año

4

4
Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 1 año

Si has llegado hasta aquí, me gustaría saber tu opinión de este primer capitulo, si es cómodo de leer, la historia,etc. Valoraría mucho tu punto de vista, gracias.

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Pues me gusta tal como va. Loe leido todo pero le e de dar otra repasada sr me an escapado algunad cosas pero por lo demas quiero que siga asi.

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 12 meses

Se nota que tienes muy organizado el tema, en toda comunidad hay grupos donde cada uno tiene su función y su manera de pensar y lo separas muy bien.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 12 meses

Gracias @carlos1983 , se me queda corto explicar todo tan breve, pues esta historia tiene un fondo que cuesta resumir en la caja. :D


#8

[Capitulo 2: Fisuras en la tiniebla.]

Habían pasado las semanas desde el sacrificio del anterior Gran Almirante, en el consejo de Jefes notaban su ausencia, su sucesor no fallaba las expectativas, pero aun no podían dejar de lado el echo de que ya no estaba.

Eso es lo que pensaba el Jefe de Ingenieros, había perdido no solo a una pieza clave en la reconstrucción de la facción conocida como Unión Causal, sino también a un amigo. Por el momento, debía concentrarse en su mas reciente misión, explorar junto con la Jefe de Investigación las misteriosas ruinas tras el estático gigante de gas que lo ocultaba.

Ambos iban a bordo de un Fénix, la corbeta militar transporta tropas mas común de su facción, junto con sus equipos a investigar personalmente la enigmática estructura. Sus exploradores indicaron que no podían detectarla de ningún modo, no emitía señales de energía, ni radiación, ni siquiera en los detectores de gravedad tenían un pista de ella, fue solo casualidad que se fijaran en la inmovilidad del gigante al explorar las lunas del mismo.

Babic se hallaba sentado junto con su equipo en la bahía de carga de la nave, estos transportes se habían usado durante la guerra para desplegar tropas directamente en el campo de batalla, si que contaba con una amplia bodega, en ella ademas, iba un vehículo de exploración planetario, o VEP, un transporte muy versátil para cargar con el equipo científico y desplegarlo en cualquier momento, pues según los exploradores, al aterrizar en las ruinas parecía que no tenían fin.

Inmóvil, Babic parecía estar dormido apoyado en su vertical fusil de combate, un leve toque en su armadura lo despertó, levantó su cuerpo, sobándose el cuello adolorido.

— Despierta, ya estamos por llegar. — Dijo Kim con voz tranquila, sentándose a su lado.

— ¿No podíamos venir en la nave de mando?, sin el motor DE este viaje a durado lo suyo. — Comentó Babic sobándose el cuello, al parecer, dormir sobre un fusil no era tan cómodo como en la guerra.

— No te quejes. —Dijo con fríamente, continuando.— La situación no nos permite más que esta nave, ademas, hay camas arriba de la bahía, tu quisiste venir a dormir aquí. — Esto ultimo en tono bromista.

— Esta es la cama de un ingeniero de combate, las costumbres deben mantenerse... — La señal del alta voz interrumpió su conversación, el piloto daba el aviso de que se preparasen para aterrizar.

Babic se levantó, tomó su fusil dejándolo en su espalda, y junto con Kim, subieron al puente, desde la cabina pudieron ver claramente la negra oscuridad en la que se encontraban, no veían el gigante gaseoso que debería estar a lado, ni la luz del sol lejana, ni las estrella, como si toda la luz hubiese sido devorada.

Esto preocupo un poco a Kim, quien consultó con el piloto. — Piloto, ¿Sabe que estamos muy cerca de un gigante gaseoso?, proceda con precaución.

A lo que él le respondió.— No se preocupe señora, el equipo de exploración dejó una baliza en su punto de aterrizaje, sabremos exactamente donde aterrizar, la nave ahora esta en modo automático, dejemos que la IA haga su trabajo.

— Y pensar que ese equipo volvió a la flota. —Murmuro Babic al ver como los sistemas de navegación no parecían enfocar ningún camino.

En efecto, los sistemas sensoriales de la nave dejaban de responder por lapsos intermitentes. Finalmente la nave pareció aterrizar, pocos minutos después tanto Babic como Kim estaban con sus equipos en la bahía de carga, todos debían llevar sus trajes para el vacío antes de salir fuesen humanos o sintéticos.

El equipo científico, junto con personal militar de la nave, tomaría el VEP y exploraría la zona lejana mientras colocaban resonadores de gravedad para escanear lo que fuese que fuera el lugar donde se encontraban. Mientras, el equipo de ingenieros se quedaría en las cercanías para tomar muestras del suelo e instalar una potente antena de comunicaciones para contactar con la flota.

Al salir, aun estaban en el espacio, es más, se veían rodeados por una total oscuridad, las luces exteriores de la nave iluminaban ligeramente su alrededor, dejando ver que la superficie donde se encontraban parecía absorber la luz directa, por lo a sus pies seguían viendo el vacío. Ni la visión nocturna, ni la infrarroja, ni la espectral funcionaban, hasta los sintéticos parecían tener problemas al usar su visión mejorada, al parecer, solo la luz blanca podía distinguirse y ser usada para ver.

El equipo científico había partido en su exploración, mientras, Babic ya sacaba un gran taladro láser de la bahía de carga, si algo podía asegurar era que este "bebe" destrozaría la superficie en solo unos segundos.

Hablando por el comunicador se dirigió a su equipo que trasladaba el taladro. — Vamos, vamos chicos, aun queda mucho que hacer, traigan esa belleza que la quiero ver ardiente.

Sus subordinados armaron el taladro, Babic, con su puño, daba leves golpes al suelo, parecía que golpeara a la nada, claramente era una superficie solida y lisa, pero sus golpes parecían rebotar, poco a poco fue aumentando la fuerza hasta el punto de tener que usar la fuerza del exoesqueleto del traje, pero el resultado fue el mismo.

Intrigado, volvió a dirigirse a sus hombres, esta vez mas prudente. — Comiencen la excavación poco a poco, no queremos romper esa herramienta, es la única que empacamos.

El taladro no era pequeño, mínimo media sus cinco metros de altura y su grosor era de unos tres, esta herramienta era usada comúnmente para romper grandes rocas de mineral de una gran dureza. Éste comenzó a operar disparando un continuo haz de luz blanca que impacto el suelo, pasaron los minutos, pero no parecía afectar la superficie, aumentaron la potencia volviendo el haz mas grueso obteniendo los mismos resultados, y así continuaron hasta que el taladro parecía sobrecargarse.

—¡Apaguen el taladro! —Ordenó Babic al ver que de el taladro habían comenzado a salir chispas y humo, la herramienta se había arruinado.

— ¿Que tan duro tiene que ser eso señor? —Comentó uno de sus subordinados al ver que bajo el taladro no había ni un rasguño, ni siquiera estaba caliente.

Claramente sorprendido Babic habló, para luego quedar pensativo. —No lo se, ¿Que clase de material es este?

No era difícil restarle sorpresa al asunto, esos taladros pueden alcanzar una temperatura cercana a la del interior de un sol pequeño, pudiendo destruir hasta los blindajes mas pesados y era ademas la base para el terrorífico cañón del los acorazados como el Holy Sun.

— Señor, tiene una llamada por el canal 3, es la Jefe Kim —Dijo el piloto desde el puente. — Ponla en linea.

Kim emocionada y sin ningún retraso se limitó a decir.— Babic, dile a la todos que entren a la nave y traigan sus culos aquí, no vas a creer lo que encontramos.

[...]

(Dato#: Dado que actualmente la Unión Causal o UC, es una oligarquía militar, la separación del poder da los lideres de la capacidad de actuar libremente si la situación esta dentro de su rango de acción, por lo que es común ver a los Jefes de división al mando de operaciones importantes o peligrosas. Dentro de la historia de la UC han existido Jefes honorables que dan todo por su compromiso a la Causa.

Un ejemplo de ello es la evacuación de la colonia de New Kio, lugar donde falleció el anterior Gran almirante Peter Mosktrovil, quien decidió asistir personalmente a la operación sabiendas de lo peligroso que podía ser.#)

Hace alrededor de 1 año

3

4
Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Achis achis que pasara.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 1 año

@Don_Diego Muy pronto tendré listos varias obras de arte conceptual de este arco de la historia, para que puedan verlo en mi DevianArt.

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace alrededor de 1 año

Dibujas!? Genial. Estare esperando para verlo.


#9

[2-3]

Tras concluir la transmisión, Babic junto a su equipo empacaron las herramientas desplegadas y abordaron la corbeta, una vez que el Jefe de ingenieros estuviera en el puente despegarían rumbo a las coordenadas dadas por el equipo científico, no estaba muy lejos, pero sí en una elevación superior de donde habían intentado excavar.

Al despegar, el piloto debió confiar una vez mas en la IA de navegación, con su alrededor totalmente en penumbra y los sistemas de orientación vueltos locos era imposible para ellos trazar un rumbo manual, la IA dio mas potencia a los motores para ascender, dado un tiempo sin ver nada mas que oscuridad, divisaron varias balizas del equipo científico desplegadas a modo de pista de aterrizaje. Al descender, Babic pudo observar el VEP junto con varias consolas a su alrededor, el equipo científico trabajaba arduamente en algún proyecto digno de la emoción de su Jefe de división.

En cuanto la nave abrió las compuertas de la bahía de carga, algunos robots junto a un miembro del equipo científico entraron a buscar algo en la bodega, Babic se percató al verlos llevarse pesadas cajas con el estampado de la División Militar, fuese lo que llevaran, era parte de los suministros militares de la nave. Al acercarse a hablar con el encargado de aquellos asistentes, vio finalmente que llevaban las cajas, eran cargas de alto explosivo militar, extrañado, pregunto a su responsable.

—Eh tú! —Dijo abordando por la espalda a al sintético a cargo de los robots.— ¿Para que necesitan esos explosivos?, ¿Ocurrió algo que deba saber?

El sintético rápidamente volteo a ver al Jefe un tanto sorprendido.— Oh!, Jefe, no lo había visto. —De inmediato cambio su modo de habla a uno mas formal.— La Jefe Kim nos pidió que lleváramos esos explosivos al complejo que encontramos, se supone que es para abrir una gran compuerta cerrada, la verdad Jefe, nunca la había visto de esa forma tan...

—¿Emocionada? —Interrumpió Babic.— Todo gran descubrimiento tiene a su loco al mando, no te preocupes ella es así... si que, explícame sobre el complejo mientras vamos a el.

Babic guiado por el sintético observaba el pequeño despliegue alrededor del VEP, varias consolas no paraban de emitir alertas y dar datos a quienes las operaban, los guardias de la nave establecieron un perímetro usando varios focos de alta potencia, nada que no fuera la visión estándar funcionaba para ver mas allá de unos metros en la profunda oscuridad.

Babic por su parte, oía atentamente la explicación de su guía. — Señor, no sabemos en realidad como llegamos a esta posición, íbamos recto hasta que nos topamos con un monolito justo en frente, tuvimos suerte de no estamparnos con él, el conductor dijo que no lo había visto, bueno, no es que se pudiese ver desde lejos.

— ¿Un Monolito?, yo no vi ninguno cuando pasamos cerca del VEP. —Añadió Babic.

— Si, al bajar e intentar analizarlo éste desapareció en el suelo sin más, la Jefa ordenó que nos desplegáramos para analizar la zona, poco después encontramos un muro. —Al terminar la frase, unas bengalas en el suelo parecían trazar un camino.

—¿A quien se le ocurrió la idea? — Comentó Babic al ver esas bengalas.

— A la Jefa, cuando descubrimos el muro estaba a unos metros de donde está ahora el VEP, pareciera ser que el suelo se moviera, de esta forma sabremos el rumbo que tomó el otro grupo si nos alejamos demasiado.

Antes de llegar donde estaban instalados otros paneles de alta potencia, junto con el personal militar y algunos miembros del equipo científico, Babic hizo su ultima pregunta.— ¿Que fue exactamente lo que encontraron allí?

— No lo se Jefe, me ordenaron esperarlos para conseguir los explosivos, en el muro había una gran compuerta, de seguro hay un cofre del tesoro esperando ser abierto con estos explosivos. —Bromeó el sintético antes de separarse del Jefe y quedarse con los guardias a informar.

Adelantándose a su guía, Babic no estaba seguro si usar tales cargas fuera a funcionar para lo que fuese que las necesitaban, la experiencia con el taladro dejó bastante claro lo resistente que era el material del que estaba construido el lúgubre lugar en el que encontraban. En fin, debería entrar para ver personalmente el proyecto que tenia su compañera en la mesa de mando, al acercase a lo que parecía una compuerta, comprobó que más bien era un marco en la oscuridad, pero al tocar fuera de él confirmo la existencia del mencionado muro, su extensión hacia notar que era parte de una estructura aun mayor.

Al entrar por la compuerta tenia un negro corredor en frente, el cual, poco a poco ganaba una luminiscencia natural, puesto que al ir avanzando se podía ver como desde las negras paredes emergían pequeños cilindros de luz blanca, desembocando en una gran sala en la que se hallaba el resto del equipo científico y algunos guardias. Aliviado, Babic se acercó a ellos buscando a la Jefa Kim, ésta se encontraba al mando de una consola apagada dando ordenes a sus subordinados.

Por su tono de voz, parecía estar entre emocionada y un tanto frustrada.— Vamos gente, aun no descargábamos los datos del escaner, ¿Que pasó?, ¡Alguien que me de una explicación!

— Señora, no llega energía al recibidor, pareciera ser que el suelo puede absorber la energía de los cables sobre él. —Exclamó una orgánica que sostenía gruesos cables provenientes del generador portátil que habían traído.

Kim no aguantaba las ansias de descubrimiento, pues es conocido que algunos sintéticos de las generaciones pasadas tienden a obsesionarse con ciertos sucesos, en el caso de Kim, era la ciencia. Pasados una buena cantidad de minutos, los subordinados de Kim tuvieron que usar soportes para que no se desviara la energía del recibidor, provocando que la consola al instante proyectara una imagen, esa imagen era lo que Kim tanto quería mostrar a su compañero.

— ¿Que es eso? —Preguntó Babic a la científica tomando su hombro.— ¿Que es ese pequeño punto parpadeante?, no me digas que...

— Exacto. —Respondió en seco.— Pero en ESO es donde estamos ahora, y ese pequeño punto somos nosotros, si pusiéramos esta estructura en escala real, seria un poco mas pequeña que el mundo principal de la UT, la Tierra...

[...]

(Dato#: El pueblo sintético es popularmente conocido por ser bastante tranquilo y reservado, de elegante apariencia, habla culta y muy elocuentes, o así es en la mayoría de la nueva generación, osea la 5ºta y la 6ºma. Prueba de ello es la Jefe Científica Kim y su equipo, ella como muchos de su generación, ya tienen mas de 56 años de existencia y su prolongada vida conviviendo con los seres humanos provoco cambios en sus personalidades, comportándose de forma parecida a sus compañeros orgánicos, incluso llegando a leves grados de psicopatía no-violenta.#)

Hace alrededor de 1 año

4

4
Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace alrededor de 1 año

Tuve que escribir esta parte 3 veces por problemas con el ctrl+w.

:v

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 12 meses

Lo importante que ya está escrita


#10

[3-3]

— Unas ruinas tan grandes como estas no pasarían desapercibidas a los sensores de gravedad, ¿Como es que la han ocultado contra eso? —Pregunto Babic a la científica.

Kim no sabia la respuesta, apenas y llevaban algunas horas investigando, no tenían casi nada de información sobre la estructura, ni su composición, su origen o su propósito, Kim afirmaría que fue solo suerte poder escanear la superficie con los Tronadores de pulso.

— Usamos los tronadores para mapear la zona como unas seis veces y nada, a la séptima recibimos leves señales de energía que nos guiaron hasta aquí—Respondió Kim

—Eso no me satisface Kim, tu no eres de las que sigue migajas, tu buscas pruebas concretas. —Añadió Babic mientras el sintético que lo había guiado descargaba las cajas de explosivos.

Al ver a subordinado llegar, Kim dio la orden de colocar los explosivos en una determinada lugar en el muro que tenían frente a ellos.

—¿Estas segura que funcionara?, El láser que usamos no hizo ni un rasguño a la superficie— Comentó Babic, el sabia que esos eran los explosivos mas potentes del ejercito.

—Hasta que no lo comprobemos no sabremos nada— Dijo emocionada la sintético.— Vale!!, coloquen los explosivos y salgamos de aquí.

Sus subordinados siguieron las ordenes, luego evacuaron el equipo de investigación para poder salir, una vez afuera, se alejaron un poco mas para evitar posibles percances, todos conocían la potencia de esos explosivos, y por la cantidad usada, era algo de temer.

—Activen el detonador.— Al decir esas palabras un gran destello provino de la entrada de donde habían salido, pero de improvisto desapareció al instante, cosa que no debería haber ocurrido.

Visiblemente confundidos volvieron a entrar a la estructura, no presentaba ningún daño físico o rastro de la explosión, al llegar donde estaban investigando quedaron sorprendidos al no ver los explosivos y que este lugar siguiera intacto. Sin embargo algo había cambiado, donde se suponía estaban los explosivos se encontraba una compuerta similar a la de la entrada, con suma prudencia los soldados entraron a explorar, para posteriormente confirmar que era seguro.

Al entrar, uno de los subordinados de Kim alerto algo en los sensores.— Señora, la señal a vuelto, recibo datos sin parar, al parecer esta zona no tiene interferencia.

— ¿Cuanto tiempo lleva esto aquí? —Consultó Babic a Kim refiriéndose a la estructura.

—No lo se —Dijo tranquila, para luego cambiar a un tono mas emocionado.— Pero ahora podremos investigar sin interrupciones, debemos saber que es esta estructura.

—Si, pero... ¿No te parece raro que no hay literalmente nada aquí? —En efecto, al entrar a la nueva sala, ésta no era mas que un gran cuarto vacío y plano, al menos la sala anterior tenia relieves y algunos pilares.

— Mmmm... No lo había pensado, debe ser un corredor, de todas formas tuvimos que volar la entrada...

Su conversación fue interrumpida por la alerta de uno de los soldados — ¡Señora!, ¡Venga a ver esto!

Ambos Jefes junto a todos los presentes corrieron deprisa donde el soldado, él estaba de cuclillas mirando algo en el suelo, al levantarse tenia en su mano derecha una bonita flor extraña de color morado.

— Kim, ¿Puedes analizarla? —Preguntó Babic — Si, dame un momento.

Al extender su mano, una haz de luz comenzó a recorrer cada centímetro de la flor, al terminar, Kim parecía confundida. — Es una flor de Taumauro, pero eso es imposible.

— "¿Flor de Taumauro?" — Fue lo que todos pensaron, Kim intento aclarar la situación.— Estas flores son originarias de Killianaro, un planeta oceánico de la UT, es un mundo central.

— Señora aquí hay más —Exclamó una orgánica.— ¡Están saliendo del suelo!

Bajo sus botas magnéticas comenzaron a emerger una infinidad de plantas diferentes, desde césped hasta brotes de árbol, todas de ecosistemas diferentes, la mayoría de estas plantas eran desconocidas en los archivos de la UC, ademas, desde el techo una luz ilumino toda la habitación como un claro día. Kim estaba extasiada y sorprendida, era una autentica maravilla a su disposición e incluso algunos pilares aparecieron hasta tocar el techo, nadie podía decir algo diferente a la sorpresa, aquella habitación vacía ahora era un hermoso campo vegetal, el cual no superaba mas allá de las rodillas en tamaño.

— "Esto es sorprendente" — Pensó Babic, su indicador de presión indicaba que había atmósfera fuera de su traje.—"¿Que tal si?" —Babic puede que allá cometido una imprudencia, pero quería confirmar algo, si salia mal, su traje se sellaría al instante.

Kim no podía dejar de mirar las flores, y de escanearlas obviamente, pero aun así estaba maravillada, aunque pronto se espantó al ver que Babic se había quitado el casco.

— ¡¡¿Pero que estas haciendo?!! — Gritó alterando al resto.

Babic ya no tenia su casco, dejando ver su rostro de hombre maduro y fuerte, tenia pequeñas cicatrices faciales junto a con sus ojos marrones, las canas cubrían casi todo su negro cabello militar, su piel estaba tostada por el sol y algo seca por la edad, aun así se mantenía firme. Él respiraba tranquilo el aire de la habitación, sin preocupación alguna.

— ¿Estas bien? — Cuestionó Kim un tanto preocupada.

— Si si, el aire es respirable, y la presión se mantiene aunque la compuerta esta abierta dando directo al vacío — Señaló dando grandes y largas respiraciones.— hace mucho no veía algo tan hermoso.

Uno de los soldados le sugirió volver aponerse el casco, Babic obedeció aunque quería quedarse así un poco más. Al volver a ve su interfaz Babic pudo ver horrorizado como del suelo tras una de las subordinadas sintéticas de Kim emergía una negra protuberancia

— ¡¡Cuidado!! —Llamó Babic a la sintético, señalando algo tras ella.

Kim volteo rápidamente donde su subordinada gritando.— ¡¡¡Lara tras de tí!!! —Los soldados estaban listos para disparar en cuanto lo tuviesen a tiro.

Lara rápidamente avanzó tratando de dar espacio a los soldados para disparar, pero fue muy tarde. Un grito ahogado desde el interior de Lara, al igual que partes de su cuerpo, salpicando su sangre azul a quienes estaban por delante.— AAAAAAAAAHHHHRGGGG!!!!

A pesar de haber intentado esquivar la negra protuberancia fue mas rápida, atravesando por el pecho a Lara quedando empalada, su delgado traje no pudo protegerla, los soldados intentaron flanquear a la protuberancia, pero casi al instante, de la misma salieron protuberancias más a modo de espinas. Lara quedó empalada por las múltiples púas negras que perforaron todo su ser.

— ¡¡¡Disparad!!! — Insistió Kim, los soldados abrieron fuego con sus fusiles magnéticos, pero los proyectiles no parecían afectar a la protuberancia, mas bien, eran absorbidos por éste..

Sin poder hacer nada mas que observar, la protuberancia se separó del suelo, Lara cayó al piso con el negro tentáculo espinoso aun en su cuerpo, de repente, el tentáculo empezó a desaparecer en el cuerpo de Lara, invadiéndolo, rompiéndola aun más y finalmente quedando inmóvil. Hubo silencio, todos quedaron estupefactos, las flores y la luz desaparecieron con el tentáculo y todo volvió como antes, oscuro, vacío y llano.

— Tenemos que llevarla a la SteelSeed, rápido, antes de que su conciencia muera. — Se lamentó Kim al tomar el cuerpo de su subordinada Lara.

{Fin del capitulo: Fisuras en la Tiniebla}

Hace alrededor de 1 año

3

3
carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 12 meses

Madre mía que tensión, buenísimo, me ha venido a la cabeza la película Aliens, muy bueno sí señor.


#11

[Capitulo 3: Una brecha muy delgada]

Aun impactados por lo sucedido, Kim dio la orden inmediata de volver a la SteelSeed, el cuerpo de su subordinada estaba completamente destruido y era razón suficiente para abandonar las ruinas, no quería mas bajas.

Siguiendo las ordenes de Babic, los soldados que habían intentado salvar a Lara llevarían sus restos devuelta a la corbeta, mientras el resto ayudaría a empacar los equipos desplegados para salir de allí lo mas rápido posible, el equipo científico perdió a uno de sus integrantes de una manera barbarice y no dejarían que volviese a repetirse.

En cuanto todos estuvieron a bordo, la corbeta despegó, atravesó la tiniebla hasta que los rayos de la estrella la alcanzaron, ahora en espacio abierto, lejos del gigante gaseoso, los motores emanaron una fulminante llama azul que los puso en rumbo hacia la flota. Mientras, el maltratado cuerpo de Lara fue llevado a la enfermería, en un intento por recuperar intacto su modulo de conciencia, y así poder salvarla.

Al centro de la enfermería se hallaba una sala especial para las muestras de campo, no era tan grande como la de una nave especialista, pero serviría para la extracción. Algunos miembros del equipo medico de la tripulación ya estaban retirando lo que quedaba del traje espacial de Lara cuando Kim llegó, ella, al ver a su subordinada, sintió toda la culpa por lo que había pasado, pues a diferencia del resto de Jefes, Kim nunca había visto los horrores de la Guerra, antes del exilio de su facción, ella se dedicaba a asistir en uno de los laboratorios principales de la UC alejada del frente.

El rostro de Lara había guardado la expresión al momento de su muerte, se podían notar los agujeros en su cara hechos por aquellas espinas, con algo de suerte su modulo estaría intacto dentro de su cabeza, su cuerpo había sufrido severos traumatismos quedando irreconocible, solo se podía ver una fea mezcla de tejidos, ligamentos y huesos sintéticos llenos de agujeros, cubiertos por la sangre azul que caracterizaba a su raza. Kim, con su mano cerró los ojos y la boca de Lara quitando la horrible expresión que tenia, eso lo haría mas fácil.

—¿Jefe, esta bien? —Consultó el medico que tenia a su lado. Kim no dejaba de mirar el cuerpo de Lara.

—Todo pasó tan rápido, ¿Como pude ser tan distraída? —Respondió seria mientras volteaba la cabeza de Lara, dejando expuesta la nuca .

—Así es la guerra... —Añadió el orgánico que sostenía firme la cabeza. — Siempre pasa todo tan rápido, no sabes si al próximo segundo seras tú el que este muriendo en el suelo.

— ¿Estuvieron en el campo de batalla?— Preguntó Kim, deteniendo la operación.

Todos los presentes se miraron, siendo cuatro en total, todos orgánicos, uno de ellos respondió la pregunta con pesar. —Si señora, hemos vivido muchas batallas y hemos perdido a mas compañeros de los que podemos recordar.

El medico a su lado añadió. — Esta corbeta a sido destruida varias veces en el pasado,y como ve, fue reconstruida una y otra vez para volver a enviarla al frente, con nosotros dentro en cada ocasión.

— Aunque, solo quedamos nosotros de la tripulación original, el resto murió en combate, o nunca los rescataron de las capsulas de escape... — Comentó la una mujer el cuarteto.

Kim continúo su trabajo mientras hablaba. — Nuestra raza no valora tanto la vida como lo hacen ustedes, se confían en que pueden volver a resucitar cada vez que son destruidos.

— Ya sabemos la condición de los soldados sintéticos señora, y sabemos que eso no es del todo cierto. —Opinó otro de los integrantes. — Sino, no se culparía por su subordinada, usted no es como el resto, ¿De que generación es, Jefe?

— Soy de tercera generación. —Dijo al atravesar las primeras capas del cráneo, dejando expuesto el cerebro sintético de Lara. — Nunca estuve en una batalla, no tengo datos personales, solo experiencias compartidas.

Hubo un breve silencio, las otras cuatro personas ya habían retirado las partes útiles del cuerpo de Lara, siendo muy pocas las que aun servían, dejando en evidencia el masivo daño que había sufrido. —¿Que le pasó?, estas heridas son... ¿Que cosa le haría esto?

—No lo sabemos, una especie de tentáculo salio del suelo y nada más la atravesó por la espalda, y cuando íbamos a dispararle se expandió en largas y delgadas espinas que la dejaron así. —Respondió Kim con pesar, llegando casi al modulo.

Tras unos momentos, Kim retiró sus herramientas del cráneo de Lara, cambiando su expresión a una cara de impotencia cuando vio el modulo partido a la mitad entre sus pinzas, no había nada que recuperar, Lara estaba muerta.

Lentamente se volteo sujetando el modulo en sus manos, en ese estado era imposible reencarnar a Lara, y ninguna posible copia seria ella, la había perdido. El resto de los presentes cubrieron el cadáver de Lara con una de las sabanas de la enfermería en señal de respeto, momentos después el resto ya se había ido y Kim se había quedado a reinstalar el modulo dentro de Lara, sin ninguna razón aparente, le pareció bien no quitarle nada mas a su maltrecho cuerpo.

Pasaron varios minutos y Kim no salia de la enfermería, nunca había visto la muerte definitiva de uno de los suyos, lo que le genero un extraño sentimiento de vacío, muy parecido al miedo que experimentan los humanos por el tiempo de vida que les queda, pensó que estaría bien acompañar los restos de Lara por un poco mas de tiempo, aun quedaba mucho para que la nave llegase donde la flota.

El sonido del deslice de la puerta interrumpió el silencio de la enfermería, seguido de los pesados pasos de un traje de ingeniero, Babic había entrado a la enfermería buscando a Kim, la cual, se hallaba sentada en la sala de muestras a los pies de Lara.

—¿Estás bien? —Preguntó nada mas verla, sentándose cerca de ella, observando la sabana cubriendo el cuerpo de su difunta subordinada.

— No lo se, nunca me había tocado vivir esto.— Respondió sin mas, manteniendo la seriedad.

Babic conocía a Kim desde hace mucho tiempo, a sus ojos, ella cada día se parecía mas a una humana que a un sintético. Tomando su hombro con su mano habló reconfortante. — No fue tu culpa, nadie imagino que esto pasaría en unas ruinas como esas, nos tomó de sorpresa con la guardia baja.

—Lo se... pero aun así era mi responsabilidad cuidar de mis subordinados.— Dijo quebrando ese tono serio, llegando casi a la pena.— Imagina que hubiera pasado si esa cosa... o mas de esas cosas nos hubieran atacado, nuestra facción ya no puede perder a nadie mas... quedamos tan pocos.

Babic comprendía totalmente a su compañera, era difícil animar a alguien en esa situación, y él ya había vivido eso varias veces en la guerra. —Mira, solo hay que...

Un leve sonido metálico interrumpió a ambos, como si algo intentase arrastrarse rasgando levemente el metal. —¿Lo oyes? —A lo que Kim rápidamente se levantó. —Si...

Aquel sonido provenía de muy cerca, mas especifico de la mesa donde se hallaba Lara, Babic informó a seguridad sigilosamente, mientras Kim, presa de la idea de que Lara podía estar viva, por mas ilógica que fuese esa idea, retiró lentamente la sabana del cuerpo a escondidas de Babic, lo que vio la hizo caer arrodillada ante escena.

Una voz robotica torcida, estática y casi incomprensible salia de la boca de Lara, quien intentaba moverse con el poco cuerpo que le quedaba, a modo de pequeños espasmos. Mirando directamente a los ojos de Kim, Lara consiguió vocalizar algo vago y casi inentendible. .

— sSXX... JexX.... Fa...xxXX??

[...]

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

Aja! Yo sabia que habia dejado huvecillos. Chan chan chan chan!!!!

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 12 meses

¡Ostras! No me lo esperaba jeje.
Bueno que decirte amigo @Haltrotaku1, tenemos que creer en nuestras historias, le guste a quién le guste, ser fuertes en lo que nos proponemos y nuestras ideas, siempre constantes, al final se conseguirá el éxito, estoy convencido. Así que a seguir, que vas fenomenal con éste trabajo, porque se nota que lo haces con toda la ilusión, ¡ASÍ QUE ÁNIMO!.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 12 meses

@carlos1983 Es emocionante su apoyo, se que historias como las nuestras, @Don_Diego , no tienen tantas vistas como el resto, pero al menos se que quienes las leen de verdad están allí. De nuevo, muchas gracias.

:D


#12

[2/3]

#Aun en estos días el concepto de "Conciencia" es desconocido, incluso para los sintéticos.#

Lara no paraba de mover los ojos de un lado a otro, como si tratara de encontrar algo. Su destruido cuerpo daba ligeros espasmos al intentar moverse, desesperada comenzó a dar alaridos en busca de respuestas, por extraño que parezca en un sintético, es como si estuviese sumida en un profundo pánico. Los intentos de mover sus brazos desarmados hacían chillar el metal de la mesa poniendo nervioso a Babic, quien apartó un poco a Kim del cuerpo de Lara, no podía confiar en lo que estaba viendo, era imposible que en un estado tan deplorable ese cuerpo aun pudiera siquiera encenderse.

Dando terribles y torcidos alaridos Lara intentaba de alguna forma comunicarse.— ¡¡Jexxfa!!!, ¡¡¡Asnnxxaxiidaxxa!!!, ¡¡¡HUHASNNNXXA!!!

Kim no sabía si responder o no, la situación escapaba a su lógica comprensión, pero aun así se decidió a responder manteniendo la calma.— ¿Lara?

Lara en un instante dejó de moverse, su cabeza en un fugaz movimiento apuntó a Kim, le faltaba uno de sus ojos al ser desvalijada, pero de igual forma el otro, un tanto arañado, enfocaba directamente a Kim. De forma súbita los miembros de la seguridad de la nave llegaron y rodearon el cuerpo de Lara apuntándola con sus armas, algunos de ellos eran sintéticos, lo que les provocó una profunda confusión en su lógica, ocultándola bajo sus cascos.

Uno de ellos comenzó a acercarse lentamente a Lara para inspeccionarla, pero el Jefe de ingenieros lo detuvo, no sabían que era, y no se arriesgaría a otro ataque sorpresa aunque llevasen sus armaduras de combate.

Kim nuevamente intentó contactar con Lara, parecía apagada, como si todo aquello hubiese sido un reflejo por haber insertado su modulo de conciencia dañado.— ¿Lara?... ¿Puedes oírme?

Solo silencio, definitivamente estaba apagada, no obstante, uno de los soldados avisó.— Señor, está desprendiendo fluido.

En efecto, del cuerpo de Lara una sustancia negra emergía de sus heridas, no tenia ninguna similitud con la sangre sintética y era demasiada, casi tanto que comenzó a cubrir la mesa de forma uniforme.

— ¡Armas en alto! —Ordenó Babic, de inmediato los soldados apuntaron sus fusiles al blanco.

Aquel negro fluido cubría casi toda la mesa, y de un momento a otro, ésta se veía reducida, como si el liquido la disolviera a la vez que ganaba espesor. Ahora ya no era un liquido, sino mas bien una especie de sustancia negra y viscosa. La cual, retornaba lentamente al cuerpo de Lara ya en el piso de la habitación, la mesa había desaparecido por completo.

— ¡Apunten!...— Mandó Babic, pero fue interrumpido por Kim.— ¡No disparen!, miren...

El cuerpo de Lara parecía tener menos heridas, de pronto, aquella sustancia negra comenzó a devorar sus sintéticos tejidos al mismo tiempo que parecía reconstruir su esqueleto, era algo sorprendente de ver. A pesar del espectáculo, un soldado orgánico dio la alarma, sin darse cuenta aquella sustancia negra había salido a los pies de su armadura y lo tenia atrapado. Éste, comenzó a disparar hacia el suelo buscando liberarse, los proyectiles magnéticos no tenían ningún efecto, al impactar solo se hundían en la masa negra, la cual ganaba terreno en los pies del soldado. Lo estaba cubriendo al igual que la mesa, y solo por intuición, era obvio el resultado.

— ¡¡Eyecte soldado!!— Exclamó su sargento, a lo que él respondió.—¡¡No puedo!!, ¡¡Quitenme esta cosa de encima!!

Sin esperar las ordenes de los superiores, el sargento ordenó el fuego contra el cuerpo de Lara y la masa que cubría ya toda la parte inferior del soldado. Ráfagas de destellos poco sonoros salían de los fusiles, a lo que rápidamente la sustancia respondió estirándose como púas hacia los soldados, estas púas perforaron sin más esas armaduras capases de detener aquellos disparos realizados, los soldados humanos gruñeron de dolor, pero aun así seguían disparando, eran duros de matar.

Las púas negras eran pocas y solo atravesaron dos o tres por soldados, Kim había sido arrojada al piso por Babic, quien de prisa volvió a incorporarse cargando contra el cuerpo de Lara, las púas al ver la amenaza arremetieron contra Babic liberando a los soldados, la armadura de ingeniero de Babic era mas resistente que la de los soldados (Ésto por el peligroso trabajo de los ingenieros) y pudo soportar sorpresivamente el penetrante ataque de las púas en sus zonas mas blindadas, pero aun así la habían atravesado suficientes como para detenerlo. Los soldados también se incorporaron, tanto humanos como sintéticos sangraban por los agujeros de sus armaduras, atacaron nuevamente a la sustancia, no obstante, ésta parecía aumentar. Aquel soldado atrapado ya estaba cubierto del todo y no parecía moverse, era un capullo de aquella sustancia negra.

A pesar de eso, de aquel capullo algo salió expulsado violentamente a la pared llamando la atención de los presentes, era el soldado de la armadura, vistiendo solo la capa de hipertejido reglamentario para la armadura. En ese segundo de descuido la sustancia arremetió nuevamente contra los soldados, solo que esta vez perforó sus fusiles para arrebatárselos a sus usuarios. Desarmados pero no derrotados, los soldados cargaron contra la sustancia con cuchillo en mano, siendo detenidos por la misma como si de tentáculos se tratara, posteriormente fueron lanzados con fuerza contra las paredes de la sala, dejando profundas abolladuras en ellas.

Kim se levantó un poco aturdida, y al ver a Babic preso de las púas y a los soldados apresados en el suelo por la sustancia negra quedó en blanco, inmóvil, e incapaz de hacer algo. La sustancia había ganado, podría haberlos matado ahí mismo, pero en vez de eso, los liberó lentamente mientras regresaba al cuerpo de Lara.

Al ver esto, Kim rápidamente corrió a socorrer a Babic, el cual cayó arrodillado apoyando sus manos en el suelo. —Eso si dolió. — Fue lo que dijo al ver a Kim.

Ella sin decirle nada, sacó de prisa la pequeña capsula medica del traje de Babic, y comenzó a rellenar los agujeros de su traje en un intento de parar una hemorragia, las púas habían atravesado tanto a la armadura como a Babic, al terminar, hizo lo mismo con los soldados, pues la espuma de las capsulas medicas servían tanto para humanos como para sintéticos.

—No te muevas.— Dijo a un soldado orgánico mientras introducía la espuma sanadora en un feo agujero de su armadura. Por suerte, ninguno sufrió heridas en zonas vitales y las armaduras los habían protegido violento del golpe.

El adolorido soldado se quedó quieto para ser tratado, pero al subir la mirada tomó el hombro de Kim, en un instante la apartó para reincorporase y cargar con cuchillo en mano contra algo tras la Jefa. Kim cayó una vez más, volteando hacia el soldado, lo que vio la impactó. Una Lara físicamente diferente a como la conocía estaba a unos centímetros de ser atravesada en la cabeza por el cuchillo del soldado, quien estaba inmóvil tratando de atacar.

Aquella Lara se enfocó en Kim, con su voz serena y dando una sonrisa tranquilizadora hablo a su Jefa.— Ya está todo bien, estoy aquí...

[...]

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 12 meses

Opiniones, criticas o sugerencias se agradecen. :D

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

Sugiero mas muerte, sangre y huesos rotos si es posible.

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 11 meses

La historia va fenomenal, la mejor manera de despertar...En mí terraza, mi café y una buena historia. Te sigo leyendo.


#13

[3/3]

Lara ya no era ella, físicamente mantenía la misma figura, pero Kim sabía que no era ella, era imposible que lo fuera, no aceptaría que aquella cosa que acariciaba tranquilamente al soldado fuese su subordinada, ella estaba muerta.

— Ya no tienes que seguir peleando.— Le susurro Lara al soldado. Él, aun seguía empeñado en atacar, debía proteger a la Jefa y a sus compañeros de esa cosa ya que nadie mas podía luchar.

Aun con todos sus esfuerzos, el soldado no se movía ni un milímetro, aquella amenaza no hacia mas que acariciar las mejillas de su casco con cariño como si de un niño se tratara. Finalmente Lara lo dejó de lado, avanzando lentamente en dirección a Kim, solo pocos metros las separaban, y Kim, presa del desconcierto se había paralizado sentada en el piso. Mientras avanzaba, el cuerpo de Lara comenzó a secretar la sustancia negra cubriendo algunas partes del mismo simulando ser ropa.

—¿Quien eres? —Preguntó Kim insegura.— ¿Que has echo con Lara?

Lara sonrió una vez más ya frente a Kim. — Soy lo que nunca desaparece, el todo y la nada. Yo soy la existencia.

Kim, cada vez mas confusa, no sabía que responder, si esa cosa se volvía hostil podría llegar a destruir toda la nave, debía hablar con cuidado. —¿Que quieres de nosotros?

—Ayudarlos. —Respondió al instante.— Estáis perdidos, solos... derrotados, no... exiliados por sus semejantes, arrinconados a espaldas de una gran crisis.

—¿Derrotados...? ¡¿Como sabes eso?! —No se sabe si los nervios son parte de un sintético, pero Kim parecía demostrar que si.

—Ella me lo dijo.—Habló colocando su mano en su pecho.— Ella me lo a contado todo... es una buena esencia... una buena chica.

Lara dio unos pasos más, se inclinó quedando frente a frente con Kim, ella vio sus ojos, no parecían los de un sintético, es más, los cubría aquella sustancia negra. La criatura movió su mano tomando a Kim por la barbilla dándole una sonrisa. — Es toda tuya.

A Kim la invadió un instinto de supervivencia. Los ropajes negros de Lara se deformaron, volviendo a ser la sustancia negra, ésta se extendía por su brazo, directo a Kim. Ella no podía moverse, su cuerpo había sido hackeado, nada respondía al tratar de resistirse cuando la sustancia invadía su cara, penetrando su piel artificial. Lamentablemente aun podía sentir aquella masa adentrándose cada vez más en su cabeza, corrompiendo sus circuitos hasta finalmente llegar a su cerebro. Su cuerpo pronto comenzaría a reaccionar.

Lara se alejó un poco de Kim mientras la observaba sádicamente retorcerse descontrolada. Tanto era la violencia de sus convulsiones que llegaba incluso a romper parte de sus extremidades en el suelo al golpear contra él. Kim no tardo en dar aullidos descontrolados e incoherentes mientras la sustancia negra consumía poco a poco su cuerpo, destrozando sus tejidos en el proceso, provocando que sangre azulada salpicara en el suelo. Sumida en la desesperación, Kim luchaba en su interior para rechazar al invasor, su conciencia aun estaba intacta y no dejaría de luchar, por primera vez Kim sintió el terror como lo sentiría cualquier ser humano, era consciente de que su cuerpo estaba cambiando.

El resto de soldados no podía ayudarla, por acción de Lara también estaban paralizados, observando en todo momento el sufrimiento de su Jefe, impotentes de no poder hacer nada. Sin embargo, el primer soldado en ser atrapado había recuperado la conciencia al oír los gritos desesperados de la Jefa de investigaciones, estaba adolorido, sin armas ni armadura, pero aun no estaba muerto, debía hacer algo. Buscando cualquier cosa con que atacar, pudo ver a uno de sus compañeros cerca de el, y a su pistola aun en su sitio. Sigilosamente fue a por ella, retirando el seguro con la mano de su compañero paralizado, logró cogerla y desbloquearla del sello personal, entonces, sin dudar, apuntó a la cabeza del enemigo y disparó todo el cartucho.

Las balas, impulsadas por el acelerador magnético de la pistola, viajaron velozmente por la sala a una velocidad mucho mayor que sus predecesoras del siglo pasado, y aprovechando que el enemigo tenia la guardia baja, atravesaron el cráneo de Lara, salpicando partes de su cráneo con sustancia negra a modo de sangre. Lara cayó derribada, con la cabeza destrozada por ese valiente soldado.

El soldado, serio y alerta, tomando munición extra de su compañero, avanzó hasta el cuerpo del enemigo, disparando todo un cartucho de balas para estar seguro de haberla matado. Una vez asegurada la zona, fue por la Jefe Kim. Su cuerpo estaba inmóvil, retorcido e irreconocible, cubierto de sangre azul y totalmente comprometido.

Los ojos de Kim estaban destruidos, su sistema de audición estaba casi descompuesto y su sistema motriz estaba tan dañado que apenas podía moverse o hablar. Aun así logro escuchar una voz diferente, no entendía lo que decía pero estaba claro que no era la de Lara, sintió una presión en la cabeza, eso la calmó y se dejó en manos del desconocido.

Ahora, ciega, sorda y muda la vida se le escapaba de las manos, tenia miedo, miedo de morir, ahora que conocía el terror no pensaba nada más que su modulo de conciencia había sido destruido, poco a poco se adentraba más en ese sentimiento innato de vacío que tanto aterraba a los humanos, pensó ademas en lo similares que eran los sintéticos y los humanos, sobretodo en lo frágiles que podían llegar a ser.

Su voluntad de luchar se desvanecía a cada segundo, y como si de un reflejo se tratara, comenzó a recordar partes no corruptas de su vida, la primera vez que abrió sus ojos, su primer descubrimiento, los heridos de la guerra, sus hijos... , lo poco que quedaba comenzó a desvanecerse, hasta que solo quedó ella. Nunca se había apagado y ahora lo estaba a punto de hacer, al contrario de los humanos, lo ultimo que vio no fue la luz, sino una abrumadora oscuridad que consumía su brillante visión.

Paralelamente el soldado, con ayuda de algunas herramientas tiradas, había logrado sacar exitosamente del cráneo de Kim su modulo de conciencia, entre sus dedos había una cajita de no mas de dos por tres por uno cubierta de sangre azul. El soldado cayó rendido ante el dolor de su pecho, quizá tenia una o dos costillas rotas por el golpe, pero pronto su implante cerebral le aliviaría el dolor. Ademas pudo ver como el resto de sus compañeros volvía a moverse, a su lado cayó el soldado paralizado que había tratado de proteger a la Jefa, él le dio unas palmadas en la espalda por matar a aquella criatura...

O al menos eso pensaban, pues, gradual e imperceptiblemente la sustancia negra volvía a su portadora, y cuando se dieron cuenta, ya estaba sobre ellos...

[Fin del capitulo: Una brecha muy delgada]

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

El inicio de la caja fue genial y el final.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 12 meses

@Don_Diego Tienes alguna sugerencia en cuanto a describir escenas, me gustaría tu opinión ya que admiro la forma en la que las describes en tus historias.

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

Leete juego de tronos xp. De ahi me salio mucha unspiracion.

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

Ah y otra cosa cuando escribo. Digamos que me trasformo. Trato de ponereme en los zapatos de quien quiero escrbir y Ah! Si tambien no te contengas si te llegan a salir delirios de grandeza son muy utiles 😁 o como uno dice inspiracion maxima.

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 11 meses

@Haltrotaku1, personalmente, me gusta mucho como cuentas la historia, no dejas nada fuera de el tintero, haciendo que el lector, sepa en cada segundo lo que ocurre. Magnífico. Iré degustando esta original historia poco a poco. Pero aquí tienes a un tripulante más en esta nave. Animo amigo.


#14

[Capitulo 4: Vida en la SeedSteel]

Una voz somnolienta se oía desde el puente de la SeedSteel, ignorante de los eventos de la expedición a las ruinas alienigenas comandada por el Jefe Babic y la Jefa Kim, ademas de él, nadie mas se hallaba en el puente o eso pensaba.

Una consola ATLAS esta encendida, un hombre leía atentamente uno de los artículos que mostraba.— Si fuésemos al pasado, mas específicos, al tiempo de los primeros despegues coloniales de la humanidad, nos daríamos cuenta de la gran diferencia que presentan las naves que usadas. Toscas, feas y peligrosas eran las naves que colonizaron Marte, nadie creyó en su momento que la energía de Fusión podría reemplazar a la idea de las bombas atómicas...

Aquel hombre leía un artículo de historia humana, que por el contrario a la actualidad, muestra algo diferente, muy diferente a como es el hoy en la historia.

Mientras el sol comenzaba a iluminar la órbita del azulado planeta oceánico una flota de naves humanas se mantenía estática y alerta. No es difícil imaginar el panorama que viven los integrantes de la UC luego de la guerra, eran sobrevivientes, exiliados por sus semejantes tras haber perdido una guerra imposible. Perseguidos por pensar y actuar distinto, por aceptar a una raza ajena a la humana como propia como eran los sintéticos.

La mayoría de gente de la UC sabe exactamente porque el pueblo sintético vive en su sociedad, ya que esta generación nació luego del Tratado de Engranajes. En la época donde la colonización acelerada era posible gracias a la pionera cámara de génesis, Gracias a ellas se logró dar a luz a toda una generación de colonos propios de las corporaciones que dominaban los sistemas exteriores en la antigua UT. Hoy en día los nacidos naturales son escasos, la población prefiere gestar en las cámaras de Génesis antes de pensar siquiera en arriesgarse a que su descendencia nazca con algún problema, incluso en ocasiones son usadas por parejas de humanos y/o sintéticos para formar una familia. El sexo a pasado a ser una acción con fines placenteros.

Dejando de lado la historia, una voz femenina se oía en el puente.— Señor, señor... Joel se te va a enfriar.— Dijo colocando un plato de comida en el escritorio luego de despertar a aquel hombre, el sueño finalmente le había ganado.

Incitado por el olor de la comida el Jefe Civil espabiló, estaba tan perdido en la lectura que había olvidado por completo lo que estaba haciendo.

—Ah?, oh eres tu Artél, gracias, lo había olvidado.— El Jefe Civil dejó de lado la consola para comer tranquilo, su subordinada lo miraba sensata mientras bebía de una pajilla un colorido liquido en un envase transparente.

—Debería descansar, como ve esta en las ultimas, ya no queda nadie en el puente, todos se han ido a dormir. Deje que Karen y Vicky se encarguen, ellas como yo, no necesitan dormir. —Comentó Arlet al terminar de beber.

— ¿Estas loca? —Bromeó el Jefe— Como si fue a dejar todo a ese par...

Por los altavoces del puente una voz leve se unió a la conversación.— Escuchamos eso. —Karen seguía operativa y Vicky no tardo en protestar.— Vete a dormir Joel, ya empiezas a fastidiar.

— No me llames por mi nombre.— Rebatió en voz baja entre risas.— Soy tu Jefe, mucho cuidado.

Una burla amistosa se escuchó antes de que el altavoz se quedara callado, Joel comprendió que debía irse a la cama, hace días que no dormía bien, la situación que vivía la flota no lo dejaba tranquilo, pero para él, no era escusa para dejar de trabajar. Aun así decidió ir a dormir, el Jefe de ingenieros con la Jefa de Investigaciones llegarían pronto de la expedición al gigante gaseoso, al parecer tuvieron un percance y decidieron volver, de seguro ellos se encargarían del resto. Al terminar de comer e intentar levantarse, su cuerpo pesaba, el cansancio dejaba su marca, su subordinada tuvo que ayudarlo para que no se desplomara.

— No deberías hacer fuerza.— Dijo Joel al ser cargado a la fuerza en la espalda de Arlét .— No es seguro para el bebe.

— Yo no soy una humana, puedo hacer esto, no te preocupes, esta bien, te llevare a tu habitación.— En efecto, Arlet no era humana, ella era una sintético de 6ºta generación que había decidido tener un bebe humano usando una capsula de génesis en su vientre, algo pionero en estos días.

Joel se dejó estar, cruzando los brazos por el cuello de Arlét subió a la espalda de su subordinada, puede que pareciera un cuarentón cualquiera, sin embargo su cuerpo cargaba con mas de setenta años de existencia. La rehabilitación celular era una tecnología poco probada, pero efectiva para rejuvenecer las células de la gente de avanzada edad.

La SeedSteel, donde se encuentran, es una nave de grandes dimensiones, no obstante, es relativamente fácil viajar en su interior, el sistema de monoraíles podían llevarte desde la cabeza hasta la cola en pocos segundos si así lo deseas. En este caso, Arlét no tuvo que caminar demasiado, por fortuna, los cuartos de la tripulación en la cabeza estaba al bajar unos pisos por el ascensor principal. Nadie recorría los pasillos a tales horas, el ascensor los esperaba solitario, pronto el característico sonido provocado al descender fue lo único que podía oírse.

Arlét, estaba en silencio al igual que el jefe, aunque en su interior estaba preocupada por Joel, nunca lo había visto trabajar hasta ese punto, la muerte de Peter quizá le había afectado demasiado y la presión del trabajo no ayudaba. Como amiga debía apoyarlo, pues Peter, en cierto modo, también era especial para ella, sus rasgos como sintético provocaban que no le afectaba tanto a nivel emocional.

Ademas aprovechó de recordad su relación con Joel, como cuando se conocieron en la universidad, durante la visita que hicieron los militares un semestre, Joel buscaba que más sintéticos se unieran a las filas de la armada para diversificar sus filas, pues en esos tiempos los sintéticos aun no se integraban en la sociedad. Se alguna u otra forma Joel acabó por convencerla, años después ambos quedaron asignados a la misma nave pero con distintos rangos, Arlét aprendió a adaptarse pasando tiempo con su superior hasta que conoció a Peter, para ella Joel paso de ser un superior a un amigo.

Finalmente la maquina se detuvo sacando a Arlét de sus pensamientos, habían llegado a su piso, Joel no estaba dormido como aparentaba estarlo.— Estas muy callada.—Murmuro en su espalda mientras las puertas daban paso al corredor.

De forma sarcástica respondió al voltear.— ¿Quieres que te vean montando a tu subordinada?.

Joel la vio directo a los ojos, los suyos mostraban cansancio.— ¿Piensas en él?... ¿Y en tu bebe? —Dijo mirando su vientre cubierto por el uniforme.— Uno nunca cree que perderá a alguien así, ¿no?

Arlét entendía que su superior divagaba por el cansancio, aunque no le molestaba en absoluto sus preguntas, no es que a ella le importase, eran preguntas lógicas después de todo, si que se limitó a responder tranquila mientras caminaba. — No, no pienso en el.

Joel seguía divagando.— No los culpo, lo mejor de la vida es tener alguien que te vea morir postrado en una cama... pero cuando se va...—Añadió aumentando ligeramente la presión ejercida por sus brazos, aferrándose a la cabeza de Arlét, cotilleando en su cabello.

— Bien, ya hemos llegado.— Avisó la sintético, bajando con cuidado a su jefe para que pudiese sostenerse en la pared.

Usando su pulgar abrió la puerta de su camarote, era igual al de toda la tripulación, bastante monótono. Ni los jefes no podían permitirse lujos, todos recibían lo mismo en esta nave. Un tambaleante Joel se desplomó en la cama nada mas entrar, quedando profundamente dormido. Arlét por su parte no necesitaba dormir, era una sintético después de todo, le bastaba con ordenar un poco la habitación de su jefe, estaba echa un asco, algo raro en él. Mientras limpiaba no pudo evitar dirigir su atención a una pequeña tarjeta metálica, al tomarla la identifico como un marco de fotos holografico, no le dio importancia, al terminar salio de la habitación rumbo al laboratorio, el mundo digital la esperaba.

Durante su camino por el corredor recordó lo que contenía ese marco de fotos, ya había visto en persona la verdadera razón de la depresión de su jefe, no tenia porque recordarlo., pues en esa ocasión... Peter llegó para ver solo cenizas.

[...]

[Dato#: La SeedSteel es una nave colonia modelo Orion modificada para funciones de coordinación militar, es decir, fue convertida en una nave de mando. Visualmente diferente a las otras Orion, la SeedSteel mide cerca de 1600 metros de longitud, un 10% mas que sus hermanas civiles. Ademas, gracias a sus modificaciones posee puntos de altura que varían desde los 350 metros en la cabeza hasta 545 metros en la cola siendo éste su punto mas alto, de ancho puede variar desde los 420 metros en la cabeza y los 510 metros de su cola.

Para ser convertida en una nave de mando se redujo su capacidad para transportar personal civil en pro de una mayor capacidad militar. Como resultado, de un máximo de 25000 personas en hipersueño ahora solo puede llevar una 12500. En consecuencia el espacio extra fue usado para aumentar su rendimiento industrial y capacidad de almacenaje, por otra parte, fue dotada de fabricas de armamento y vehículos militares menores, tanto aéreos como terrestres.

Adicionalmente, posee dos hangares para cazas estelares en la cabeza, sus escudos en general son mucho más resistentes que una Orion normal, su blindaje que mas denso y posee armamento suficiente para clasificarse como corbeta cañonera grande, asimismo, su cola tiene dos alas operacionales, cada una con reactores y motores independientes, dándole una mayor velocidad, evasión y eficiencia energética.#]

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 12 meses

Ya están disponibles imágenes de la historia en mi DevianArt, aunque son pocas pronto añadiré mas, tales como personajes, armas, armaduras, naves, plantas, etc, etc. Eso si, no se que tan regular subiré contenido allí. O si la calidad de los mismo sera adecuada, aun soy practicante, tanto como escritor como dibujante.

https://www.deviantart.com/haltraro1

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

Por fin carambas, estaba ansioso de ver ya como visualisas tu propio universo.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 12 meses

Así es, quiero mostrar cosas del universo mientras cuento otras historias, aunque cada cosa que escribo quiere rellenar un hueco. Las 9999 letras se me quedan cortas. @Don_Diego

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

Jajaja ni te imaginas sabes que mi historia de Odisea; la parte de la caja 2 ahi hiba el prologo pero lo quite porque pense que aburriria en fin y en la caja: Donde mi prota se descontrola y mata atodos los guardias. Era en si el capitulo 1 osea desde que despierta hasta que entra en frenesi eso lo contemplaba como un solo un capitulo jejeje.

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 12 meses

:O ¿Enserio? esa no me la esperaba, ya quiero ver como continua la evolución de tu prota. @Don_Diego .

Ideal que pudieran ilustrarlo para verlo :D

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

Tal vez algun dia. Amigo tal vez...

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 11 meses

Así se empieza... con ilusión y pasito a pasito, tú mundo va cogiendo forma.
En cada caja que escribimos, tiene que ser un poquito mejor que la otra, en el aspecto de la escritura y de hacer ver al lector donde estamos. Entre nosotros aprendemos jeje.


#15

[2/3]

Aunque el sol del sistema iluminase la flota, no significaba que sus ocupantes estuviesen despiertos, los exiliados aun usan el horario colonial estándar. Deberían ser altas horas de la mañana dentro de la SeedSteel, el personal humano se hallaba dormido y solo los sintéticos paseaban por los corredores y habitaciones de la nave.

Arlét era uno de ellos, al salir de la anterior habitación puso rumbo a la enfermería de la zona, dejando al Jefe dormir en paz. El sonido de sus botas la acompañaba durante su trayecto, nadie estaba recorriendo los pasillos a tales horas de la madrugada, de seguro, la tripulación sintética se encontraría trabajando en sus respectivos puestos nocturnos, ya que, como ella, el resto tampoco necesitaba dormir. La enfermería no se hallaba lejos de las residencias de la tripulación, y pronto, el deslice de las puertas de la dicha anuncio su llegada.

La enfermería ocupaba varios pisos en la cabeza de la nave al ser compuesta por varios módulos clínicos, logrando tener el tamaño de un hospital de 50 metros de altura y 65 metros de ancho aproximadamente en sus zonas mas extremas, equipado con las ultimas tecnologías en el campo de la medicina y robotica, contando ademas con su propia fabrica de fármacos, prótesis u otros elementos medicinales.

Mientras caminaba, Arlét pudo oír voces de los médicos de turno, a los pacientes en las variadas salas de recuperación, y un sonido muy particular, un llanto de un recién nacido. Este sonido provenía del centro de la enfermería, donde se resguardaba la famosa Cámara de Génesis. Esta estructura es vital para fundar una colonia con poco personal, pues en ella se puede, literalmente, dar a luz más de una generación totalmente original y maleable, a diferencia de las cámaras de clonacion, las cuales, están prohibidas.

Desviando su camino original, la sintético se encontró frente a la Cámara, una gran esfera metálica la cubría desde afuera, y al entrar, la estructura semejaba mucho con un panal de abejas por los huecos hexagonales que cubrían sus paredes. Al atravesar la Cámara por su pasillo principal, observó como personal sintético retiraba a los últimos recién nacidos de su generación, pequeños bebes humanos lloraban y reían en brazos de aquellas maquinas conscientes al salir de las capsulas de gestación. Arlét bajó por reflejo su mano al vientre, donde tenia una vida otorgada por la Jefa Kim como experimento social secreto, implándose, hace ya cuatro meses, una capsula de gestación móvil, sus razones de aceptar fueron simples, quería adaptarse lo mejor posible a la vida humana. Éste era un paso más en ese desarrollo.

Dejando atrás la Cámara, pasando por varias salas y clínicas por fin llegó a su destino, un puesto de conexión con el mundo digital la esperaba, éste lugar era de gran tamaño, similar a una biblioteca de dos pisos, con multitud de capsulas apiladas para guardar los avatares del pueblo sintético, pues al fin y al cabo, su forma mas básica era la de un Software consciente de si mismo, usando un cuerpo echo a la medida para transportarse y sentir. Arlét buscó alguna capsula libre. Gran parte de las capsulas estaban ocupadas por sus compañeros, y si no encontraba una debería subir o bajar de piso e ir a al siguiente puesto, por suerte, no tardo en hallar una en el segundo piso. Tranquilamente se introdujo con cuidado en ella y se dejo estar, conectó desde su nuca su cerebro al servidor principal, pronto, el mundo real se había sumergido en lo virtual.

Este mundo paralelo es completamente abstracto para los humanos, no hay nada, ni superficie que sentir, ni olores, ni algo que ver u oír, solo la forma mas pura de los sintéticos. Además, en este mundo los sintéticos puedes comunicarse entre ellos sin el problema de la distancia, del mismo modo que al usar su conexión telepática, también pueden pasar al modo "Receso" para cambiar su percepción del tiempo y que éste avance mas de prisa. Algunos humanos consideran esto como dormir, aunque no es así, todo lo contrario, es esperar sin darse cuenta del tiempo que pasa.

De cualquier forma, Arlét entró en receso dejando pasar el tiempo. Sin embargo, con el paso de las horas, algo comenzó a perturbarla. Oía de fondo los acelerados latidos de su feto, y aquello que no la dejaban tranquila, eran demasiado rápidos de lo normal. Detuvo su modo receso y escucho atentamente, el latido era veloz e irregular, y repentinamente, se detuvo. Casi de inmediato, la sintético encendió las alarmas volviendo deprisa a su avatar despertando de golpe, preocupada tocó su vientre. Nada. Sin escatimar en elegancia, salio de la capsula desesperada por encontrar un medico.

Sin saber el por qué, su mente colapsó con el objetivo de encontrar a alguien que la ayudase, provocando que corriera fuera del puesto de forma violenta, llevando en todo momento ambas manos en el vientre. Tardó menos de un minuto en encontrar a una doctora sintética por el corredor que salia de la Cámara de Génesis, ésta al ver a Arlet corriendo directo hacia ella tomó una posición defensiva, pero luego de escuchar los desesperados pedidos de auxilio de la misma comprendió la situación y la introdujo en seguida a la Cámara.

Una vez dentro, ingresaron a la zona donde se monitoreaba a las capsulas de forma individual, Arlét, con sumo cuidado retiró la capsula de su vientre conectándola directo con los soportes vitales de la Cámara.

Previendo lo peor, una desesperada Arlét habló con la doctora.— ¡¿Que le pasa doctora?!, ¡¿Va a morir?!

El silencio de la doctora al examinar el feto no provocaba más que un aumento en el estrés de Arlét, su cuerpo comenzó a calentarse por la presión que ejercía sobre su Hardware. La capsula de su bebe era mas pequeña que las de la Cámara, en su interior, el feto no hacia ni el más mínimo movimiento y su corazón no latía. El estrés se transformo en miedo, Arlét ya conocía ese sentimiento, lo experimentó durante su estadía en un campamento de exterminio a principios de la guerra, le desagradaba sentirse así, pues recordaba lo cerca que estuvo de morir en esa ocasión. Finalmente la doctora habló.

— Vivirá.— Fue lo único que dijo en ese tono frió característico de los sintéticos.— Pero tendrá que quedarse aquí en la Cámara si quieres que sobreviva.

— ¿Que fue lo que le pasó?. — Dijo Arlét ya más calmada.— Es acaso... ¿Mi culpa?

— Si, es tu culpa. —Contestó seria la doctora. Sus palabras atravesaron a Arlét como un cuchillo. — Aunque la verdad, no había forma de saber que esto pasaría, ¿Has consumido suficiente materia orgánica?

—He bebido las mezclas que me recetaron, nada más. — Contestó mirando al bebe en la capsula con una cara de preocupación.

Recapacitando un poco, la doctora habló seria.— Pues no fue suficiente, al parecer no se consigue la calidad nutricional en un modulo móvil como tú. Deberemos modificar tu avatar y hacerlo mas eficiente si quieres conservarlo, pero puedes dejarlo aquí por ahora.

Arlét observó su alrededor con atención, ninguna de las capsulas tenia ocupante, todas estaban vacías, los últimos habían sido retirados horas atrás, su cría se quedaría sola si ella se iba.— ¿Puedo?... ¿Puedo quedarme aquí?

— Como gustes, si no afecta en tus funciones laborales no hay problema. —Respondió la doctora antes de salir de la habitación tras cambiar al bebe a un modulo fijo dentro de la cámara.

Arlét se quedo sola con su bebe, sentada al lado del modulo, observando fijamente como su corazón volvía a latir, pero aun seguía preocupada. Ella era una pionera en el desarrollo de fetos en sintéticos, y aun no entendía su forma de actuar, había recibido a este feto por instrucciones de la Jefe Científica, suponiendo que ella y Peter podrían llevar a cabo con este revolucionario experimento.

Sin embargo para Arlét, esto se estaba convirtiendo en algo más que un simple experimento. Algo nació en su programación base ese día, una prioridad sobre otras, sin saberlo, su mundo comenzó a girar en torno a esa masita de células que crecía al otro lado del cristal.

[...]

[Dato#: La población sintética en general no acostumbra tener hijos humanos si no tienen una pareja humana que los acompañe, sea del sexo que sea, ya que los sintéticos eligen al 100% la forma física de sus avatares, pudiendo cambiar su apariencia si se diera el caso extremo de ser destruidos.]

[Dato 2#:Son muy pocos los caso de sintéticos que adoptan crías humanas por voluntad propia estando solos u acompañados de otro sintético, pues a menudo lo hacen por instrucciones de un superior. Aunque en general, el 83% de sintéticos que tienen a su cargo hijos humanos presentan cambios radicales de personalidad de forma positiva a largo plazo, el resto tiene cambios menores o directamente ninguno. Se desconoce aun el porque de esta condición.]

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 11 meses

De verdad, esta caja me hace sentir que te adelantas al futuro, algo que puede pasar perfectamente. Quedan tantas cosas por descubrir y que no veremos que me da vértigo. Impresionante una vez más @Haltrotaku1.


#16

[3/3]

Amanecía en el interior de la SeedSteel, las luces en las habitaciones de la tripulación orgánica gradualmente iluminaban a sus ocupantes indicando que era hora de ir a trabajar.

Lamentablemente para el Jefe Civil, la noche había sido demasiado corta para su gusto, despertando en la misma posición en la que se había dormido, recordando poco de las horas previas a su "Desmayo", y para colmo, esa noche no fue muy reconfortante, como todos los días desde que está en esta nave.

Pesadillas recurrentes invadían sus sueños impidiéndole descansar, no despertaba de golpe ni nada parecido, sino que simplemente despertaba solo en su habitación, nada mas habría los ojos para volver a la realidad saliendo del infierno que llamaba sueño. Al sentarse en la cama observo que su habitación estaba ordenada, de seguro por obra de Arlét, eso le hacia sentir inútil, no es que le molestase, pero no por eso el sentimiento estaba ausente. En una ojeada rápida vio como el marco holografico de fotos reposaba en su escritorio, en él se encontraba el único recuerdo de lo que una vez fue una vida feliz. Ahora con solo verlo le recordaba su miseria y le hacia replantearse porque la seguía guardando como si de un peso muerto se tratase.

Joel estaba seguro de que la noche anterior había lanzado con todas sus fuerzas ese marco contra la pared. Dio un respiro profundo e introdujo su mano derecha bajo su almohada, algo familiar fue tocado por sus dedos. — Al menos no encontraste esto...

De debajo de su almohada saco una pequeña botella metálica llena de licor dulce. Llevaba ese ritual hace ya seis meses, y ver su habitación limpia le hizo recalcarse el llevarse la corona de metal a los labios como todos los días.

Como él era Jefe de División, no tenia un implante que le limitase los efectos de cualquier cosa que afectasen su cerebro, caer en los vicios de antaño era demasiado fácil.

— Tal vez para la próxima... —Dijo guardando el licor de vuelta en la almohada.

Posteriormente fue a darse una ducha, dormir con la ropa puesta tenia sus consecuencias y como Jefe de división debía verse presentable, o simular lo suficiente para convencer al resto, él ya tenia la suficiente experiencia para considerarse un buen actor.

Antes de darse cuenta, ya había salido de su habitación, arreglado, perfumado y listo para un nuevo día en su realidad. El estomago le rugía, si no hubiese sido por lo que le llevó Arlét la noche anterior hubiera muerto por inanición, el comedor estaba cerca y la hora concordaba, no le haría mal ir por algo de comer. Caminar por los corredores sin una gota de alcohol en la sangre era mas difícil de lo que pensaba, un mareo seguido por un agudo dolor de cabeza se posaba sobre él, aun así, trató de disimular mientras marchaba firme hacia su destino, rodeado por saludos militares del resto de la tripulación con la misma ruta.

Al llegar, el gran marco del corredor dio paso al comedor de la cabeza. Un gran salón de varios pisos componía al comedor, de superficies blancas de ligero tono grisáceo, a lo largo de sus paredes ocupaban su lugar los dispensadores de comida junto con bandejas, cubiertos, vasos y sus respectivos depósitos. En las áreas interiores se encontraban las mesas y bancos para el personal, las escaleras y ascensores para cambiar de piso, y por su puesto, una gran cantidad de hambrientos tripulantes en busca de su ración matutina.

Desde soldados, científicos e ingenieros hasta los granjeros que producían la comida en los domos hidroponicos, todos habían despertado e iniciado otro día más en esta nave que llamaban hogar, por ello, largas filas se formaban para tomar una porción en los diferentes pisos sin queja alguna, normalmente la fila avanzaba rápido y nadie se quedaba sin comida. Joel por su parte, debería subir hasta el ultimo piso del comedor, ahí le correspondía comer junto con otros miembros del puente.

El Jefe mientras caminaba podía notar las caras de los tripulantes humanos, pocos parecían sonreír o hablar entre ellos, no es que estuviese prohibido ni nada por el estilo, sino que era por la situación que todos estaban viviendo. Muchos de ellos participaron en la guerra de alguna u otra forma, otros simplemente la habían visto desde lejos, pero absolutamente todos sufrieron sus consecuencias: El exilio, la destrucción de las colonias, los millones de muertos... literalmente, esta nave era el único hogar que les quedaba. El deslumbrante entorno blanco sucumbía ante el oscuro aire que de quienes se encontraban en él.

A medida que subía pisos, la desdicha era mas notable, Joel comprendió que no solo él tenia problemas, que no solo él había perdido cosas en la guerra. Cuando las puertas lo dejaron en su respectivo piso las cosas no suponían mucha diferencia, el ambiente estaba apagado y todos se limitaban a comer o a dar pequeñas conversaciones antes de marchar, quisas Joel no lo había visto claro en anteriores ocasiones por culpa del licor. Tomando su ración en silencio se dispuso a sentarse junto a algunos oficiales que trabajaban con el, sus caras no se mostraban diferentes a las demás.

El menú de su bandeja no ayudaba con los ánimos, la pasta nutritiva junto con una solución hidratante era un menú constante dentro de toda la flota, ni quienes se hallaban en la superficie podían disfrutar de una comida solida o agua como tal. La escasez de comida no era un juego, las oleadas de refugiados y evacuados habían sobrepasado la producción de comida de las naves colonia, obligando al alto mando a enviar civiles al planeta para intentar suplir la demanda plantando todo lo que pudiesen, al mismo tiempo que despejaban las demandas de las masas en la flota.

Como mínimo, la pasta y la solución eran deliciosas variando de sabores cada semana. Por otra parte, el silencio combinado con la jaqueca y el mareo de la abstinencia comenzaron a incomodar a Joel, quien era capas de mantener el control, no obstante, un grupo de soldados orgánicos en la mesa del frente inicio una conversación un poco subida de tono, Joel reconoció a esos soldados como parte de la guardia del puente, aunque no llevaban sus armaduras ni sus armas.

Un soldado hablo a otro, se le veía cansado y estresado, su tono hacia resaltar su frustración.— Amigo, estoy cansado de esta mierda, esperamos aquí a que vengan a matarnos como si fuéramos putos animales de rancho...

Otro se unió a la conversación comentando.— Esta puta nave... no... ninguna puta nave podría detener si el enemigo nos atacase...

Uno de ellos soltó bruscamente su cubierto.— ¡Tío! ¡Estoy cansado de esta puñetera pasta!,¡Quiero comida de verdad joder!, no esta porquería...

Comentarios parecidos continuaron durante varios minutos, el resto de oficiales no parecía interesado en reprochar a esos soldados, deberían sentir lo mismo que ellos, solo que su rango no les permitía hablar.

El Jefe le resto importancia y siguió comiendo, no obstante, entre todas las voces que se quejaban sin cesar, una llamó la atención de Joel haciendo que voltease a ver, ademas, el golpe en la mesa indicaba claramente que la cosa no iba a calmarse sola, sus implantes cerebrales de seguro habían llegado a su limite.

— ¡¿Que saben ustedes?!, ¡Ninguno de vosotros movió un puto dedo en la guerra!... —Este soldado comenzó a exaltarse y sus respuestas eran cada vez más agresivas.— ¡¿Que carajos van a saber si han visto todo desde la puta órbita?! ¡¡Viendo como se perdía esta guerra de mierda...!!

Uno de los soldados que aun se mantenía en silencio confronto a su exaltado compañero.— ¡¡He tío!! ¡¡Cálmate de una vez!!, ¡Hay oficiales presentes!... UGHH!!

El soldado exaltado entró en cólera, asestando un sorpresivo puñetazo a quien intentaba tranquilizarlo, éste no fue derribado por aquel golpe, es más, se lo devolvió en un instante y con mas fuerza.

De un momento a otro la pelea había comenzado, ambos se daban puños y patadas aplicando lo que habían aprendido en sus entrenamientos, claro que , con un poco mas de salvajismo. Los oficiales los dejaron pelear, no es que tuviesen ánimos de interrumpir el espectáculo.

A pesar de esto, fue uno de los sargentos presentes quien intentó parar la pelea, recalcando el "intentar", pues nada mas acercarse recibió una patada que lo derribó contra una de las mesas manchando partes de su uniforme con pasta nutritiva y solución hidratante. Ahora, tanto el sargento como varios otros soldados se unieron a la pelea, mesas y bancos volaban por los aires, suerte que ninguna pudo romperse y convertirse en un arma letal, al igual que los cubiertos. Esa parte del comedor se volvió un campo de batalla similar a los dados en las academias de reclutas.

Joel tenia claro que bastaba solo con una palabra de boca para detener el salseo, aun así, los dejó pelear un poco más, no por el entretenimiento, quería que la gente se despejara un poco.

Ya cuando vio el primer diente caer en su mesa se dispuso a detener la pelea, pero en cuanto iba a alzar la voz, un mensaje llegó al comunicador de uno de los oficiales, éste de inmediato informó a su superior.

— Jefe, me informan desde el puente que la corbeta del Jefe Li y la Jefa Deux pide permiso de acoplamiento.

— Que acoplen en el hangar principal. —Respondió Joel al instante, estaba mas preocupado por la pelea, que lanzó una pregunta rápida.— ¿Presentan algún problema?

— Ninguno señor...

[Fin del capitulo: Vida en la SeedSteel]

[Dato#: Implantes cerebrales. Este aparato mide una serie de aspectos del usuario, ademas de proporcionar apoyo frente a drogas que afecten el cerebro, ayuda a suprimir el estrés en cierto grado, emociones fuertes, y los impulsos violentos. Sin embargo tiene un limite alto, por lo que al superarlo puede desencadenar en variadas crisis psicológicas.

Algunos implantes son especializados, un ejemplo son los modelos militares, los cuales suprimen el dolor, la sensibilidad emocional en batalla y liberan adrenalina u otras hormonas para el combate.]

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 12 meses

hummmm que sorpresa podría ser...


#17

[Capitulo 5: Cuestión de tiempo]

*Según una teoría muy famosa, escrita por un brillante científico humano, el tiempo es relativo. Siendo diferente si se cumple una cierta velocidad y posición, estos parámetros podrían aplicarse también al estado de inconsciencia, sino ¿Como se podía explicar que un ser consciente pudiese dejar de serlo y luego volver él mismo?.

En el caso de aquella teoría, la energía puede convertirse en masa si se da el parámetro exacto en la velocidad de la luz, un punto de convergencia. Entonces, ¿Que quedaría para eso llamado conciencia en ese punto?, ¿Se podría estar muerto y vivo en al mismo tiempo?, ¿Donde empieza o termina el ciclo?, nunca lo sabremos...*

Un estado similar era experimentado en este instante por una tímida conciencia, no tenia mas que la nada a su alrededor a la vez que era aplastada por el todo, bastante extraño de oír, y más aun, el poder vivirlo. Pero como todo en la vida, tarde o temprano, la rueda debe girar y el ciclo debe comenzar otra vez o arrancar directo donde se quedó.

Ahora mismo los sentidos volvían a aquella consciencia, no todo a la vez, el primero de todos ellos fue el oído, lentamente su vacía existencia se llenaba de un ruido rítmico e inentendible, algo familiar debería tener tal sonido, pues trajo algunos recuerdos frente a la conciencia, imágenes de gigantescos talleres mecánicos, largas filas de producción automatizada y el ensordecedor chirrido del metal. Gradualmente recuperaba la memoria y pronto recordó como abrir sus ojos... bueno, al menos logró abrir el que tenia.

Lo primero que logró ver no fue ningún paisaje hermoso o los pies de una elegante cama victoriana, más bien, pudo ver como unas delgadas pinzas metálicas le alejaban de su ojo rodeada por metal. De forma súbita, un HUD invadió campo de visión, mostrando extraños números, estadísticas y alertas de un cuerpo desconocido conformado únicamente por un torso. No fue sino hasta que leyó su nombre en una de las esquinas de su periferia que pudo recordar quien realmente era, al igual que las horribles imágenes correspondientes previas a su muerte. Kim por fin había despertado.

Rápidamente comprendió su situación, seguramente estaba inmovilizada dentro de una cámara de reparación. Limitó su observación hasta donde podía mover su único, el ruido ambiental cobró sentido, estaba en algún tipo de taller de manufacturas, aunque no lograba discernir en que nave se hallaba, pero fuese la nave que fuese, era seguro que estaba en la flota, la tripulación de la corbeta había logrado llegar a salvo.

Sin embargo, ese pequeño alivio no quitaba el hecho de que había sido destruida, su mente no tardo en recordarselo. Las imágenes aun eran muy vividas, tanto el terror como el miedo a morir aun estaban presentes, después tendría que borrar algunas cosas. Realizando un rápido diagnostico a avatar, supo que le faltaba casi todo su cuerpo, las maquinas que la retenían apenas y habían terminado el armazón de su pecho, careciendo de toda la parte inferior de su cuerpo junto con sus brazos y su relleno muscular, contando solo con su bomba de sangre y su reactor de energía. Al parecer habían reparado primero su cabeza y su cerebro, provocando que su conciencia despertara durante las reparaciones, es este estado parecía una cabeza puesta en un trozo esquelético con el corazón expuesto.

El mayor problema fue esperar, teniendo que pasar cuatro horas un estado catatónico hasta que las correas hidráulicas soltaron su terminada parte superior, al mismo tiempo que la sujetaban de su nueva cadera, veloces y pequeños brazos roboticos instalaban uno a uno los músculos sintéticos en el esqueleto, al fin tenia sus brazos operativos, aunque aun le faltaba un ojo, la cubierta y el cabello. Por suerte, las piernas habían sido terminadas en otra parte del taller, por que tardaron mucho menos tiempo en instalarlas, no quedaba mucho para que las reparaciones terminasen. Estaba algo nerviosa de saber que había pasado en la corbeta, si estaban heridos y que habían hecho con el cuerpo corrompido de Lara, ella era otro nombre más que agregar al panteón de quienes perdieron la vida tras la guerra. Puede que parezca morboso, pero luego de borrar su mala experiencia quería algo aquella sustancia para su investigación.

A pesar de las reparaciones estructurales, sus sistemas sensoriales aun no eran reparados del todo, su audición todavía no estaba calibrada, le faltaba un ojo, no podía sentir presión ningún tipo de estimulo exterior y aun no podía hablar. En cuanto las maquinas terminaron de instalar la cubierta a su cuerpo continuaron con los sentidos, algo se conectó a su nuca devolviéndoselos gradualmente.

Decir que le extrañaba el ambiente se quedaría corto, pues en cuanto volvieron sus sentidos las cosas no iban como deberían, hacia demasiado frió como para que los humanos se sintieran cómodos, el único ruido existente era el de las maquinas que la reparaban, y ahora que observaba con detenimiento, todas las capsulas de la habitación estaban cerradas, cosa que no debería ser, a menos que estuviesen ocupadas. Finalmente un pitido alertó que las reparaciones habían terminado, las garras hidráulicas que sujetaban a Kim se ocultaron dejando libre, ella un tanto temerosa salio de la capsula, esperando que la maquina le entregase su ojo faltante, lo cual no sucedió.

El avatar de la Jefa de Investigaciones era un modelos femenino estándar, Kim no acostumbraba usarlo con regularidad, prefería usar su forma digital a la hora de dirigir los proyectos. Aun así, mostraba rasgos exclusivos, era ligeramente mas alta y voluptuosa que el modelo estándar, tenia ligeramente ocultas las separaciones de su superficie color blanco, de facciones delicadas y de aspecto joven, su ojo de color celeste con brillo al centro y su cabello corto de color cían.

Tras el ultimo sonido de la maquina, ésta quedo abierta diferenciándose de el resto, Kim no se movió de su posición, el silencio reinaba evitando que la sintético tomara las cosas con naturalidad, ella sin embargo se repetía a si misma que estaban en la flota, la duda condujo a la acción.

Sin nada que perder, Kim intentó comunicarse por medio de las frecuencias de la flota, de inmediato notó que no tenia instalado un transmisor haciendo su esfuerzo inútil, hizo otro intento con la forma mas antigua de comunicarse. — ¡¿Hola?!

Su voz fue un eco que extendió más allá del taller, al oírlo sintió algo parecido a un escalosfrio de un ser humano. Te quedaba un ultimo recurso, su comunicación telepática con algún otro sintético, nada aparecía. Cada vez mas confundida, Kim se dispuso a recorrer el taller, no obstante, unos leves rasguños en metal la tomaron por sorpresa. Éstos provenían de una de las capsulas cercanas a la suya, aquel ruido se fue multiplicando con el paso de los segundos y parecían provenir de distintas capsulas por toda la habitación, intentando mantener la calma retrocedió. En aquel instante, una gota cayó en su antebrazo derecho, si no fuese porque era una sintético hubiera gritado del terror, aquella gota no era más que la sustancia negra que había asesinado y corrompido a Lara, con sumo repudio intentó sacarla de su antebrazo sin éxito, la sustancia negra estaba completamente adherida a su superficie.

Por más que tratase de quitarla nada servia, en un intento desesperado, Kim se retiró zona a la fuerza para lanzara lejos, parte de su antebrazo dejaba al descubierto su tejido sintético, pese al su esfuerzo por retírala, más de esta sustancia caía desde el techo, Kim pudo esquivarla, pero en su camino tropezó con una de las capsulas, al instante se incrementaron los rasguños, definitivamente había algo allí, Kim no se quedaría a averiguarlo, pues en cuanto pudo levantarse salió con prisa de la habitación. Había entrado a la parte central del taller, dándose cuenta de que había estado en solo uno de los muchos pisos de un gran complejo de reparación, por la estructura del taller, supuso que se hallaba en una nave colonia modelo TELXU.

Era un taller gigantesco, parecía estar divido en el modelo de las minas a cielo abierto, todo cubierto de fabricas y redes de suministros, Kim se encontraba en una de las zonas mas altas, por lo que tenia una vista privilegiada del interior del taller, toda una obra en el arte de la ingeniería espacial. Pero Kim no estaba de turista para quedarse con la vista, debía encontrar a alguien, estaba sola, desnuda y carente de uno de sus ojos, algo pasaba en esta nave y no quería quedase a averiguar que relación tenia con la sustancia negra de las ruinas alienigenas.

— ¿Estas perdida? — Una voz se oyó claramente cerca de Kim, ella súbitamente volteó a todas partes buscando su origen.

Distraída por no hallar a nadie, la sintético resbalo con algo en el piso, era la sustancia negra, había salido del complejo y ahora tenia atrapado su pie izquierdo. Desesperada, Kim intentaba liberarse, tanto era su alteración que pudo oírse como la parte inferior de su tobillo se desgarraba por la fuerza.

Unos pasos leves se oyeron a su derecha, Kim se paralizó, de aquella dirección una parcialmente destruida Lara caminaba errática hacia la Jefa, de ella la sustancia negra brotaba liquida, dándole una imagen deforme y grotesca.

— La...Lara... —Kim estaba aterrada, ese horrible sentimiento volvía a invadirla, tenia tanto miedo que no se dio cuenta que era libre de la masa negra, aquella sustancia se había quedado con su pie.

Kim retrocedió aterrada, incapaz de levantase, se arrastró con sus brazos lo mas lejos que pudo.

Ser un sintético no le bastó para que su pánico resonaran por todo el taller, la derrumbó el ver como Lara traía entre sus maltrechos dedos su ojo faltante...

[...]

Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 11 meses

una preguntota que programa usas para tus dibujos?

Haltrotaku1
Rango5 Nivel 23
hace 11 meses

@Don_Diego uso Paint tool SAI, pero por ahora la universidad apenas y me dejan escribir.


#18

[2/4]

*Kim experimento un infierno en vida, pues había quedado a merced de aquella aberración. Aunque todo lo que ella experimentaba era totalmente ajeno a la realidad.

Ésta se alejaba, escurriéndose de la mente de la Jefa Deux hasta llegar al verdadero escenario de estos fatídicos sucesos. Todo lo que ella vivía estaba pasando dentro de su modulo de conciencia protegido por el puño de su anterior salvador.

La corbeta había llegado a salvo a la SeedSteel, pero a pesar de ello, la tripulación orgánica estaba apresada por la sustancia negra y todo ser sintético había sido contaminado, quedando en el mismo estado de limbo que su Jefa, experimentando lo mismo que ella en sus retorcidos cuerpos. La corrupción pronto consumiría lo que una vez fueron. *

La responsable había desaparecido, no sin antes dejar el caos en el hangar numero cinco, en el cual tanto las fuerzas de seguridad como los tripulantes presentes estaban apresados por la sustancia negra, pero solo los seres sintéticos habían entrado en el estado de corrupción, pronto, la masa negra se habría expandido a varias zonas de la nave, dejando atrás los mismos resultados que el hangar cinco.

En cuanto el resto de la seguridad reaccionó, no quedaba rastro del culpable. Los esfuerzos se concentraron en intentar ayudar a los afectados, trasladándolos a las enfermerías o talleres, dejándolos en cuarentena para evitar la propagación del resto de sintéticos, a la vez que combatían contra esta extraña invasión que cubría ya varias partes de la SeedSteel.

Los gritos resonaban en las zonas de aislamiento por multitud de voces distorsionadas. Y por mas que estuviesen atados, no cesaba el ruido de sus cuerpos retorciéndose, dejando su alrededor salpicado de brillante sangre azul. Aquellas macabras escenas azotaba la psiquis de quienes intetaban ayudarlos.

Paralelamente, las fuerzas de seguridad de la SeedSteel intentaban aislar partes de la nave que habían sido contaminadas por la sustancia negra.

***

Uno de estos cuerpos de seguridad, el escuadrón 42, había llegado en las zona aislada del centro, con el objetivo de evacuar a todos antes de que fueran apresados. Ubicándose por debajo de los domos hidroponicos y por encima de las cámaras de éxtasis, recién salidos del monorail oeste. El cuerpo estaba conformado por quince soldados orgánicos y catorce sintéticos al mando del experimentado capitán orgánico José Benafertino, uno de los poco descendientes directos de familias italianas.

Decenas de tripulantes asustados corrían desde los domos hidroponicos, la mayoría eran granjeros humanos que con suerte habían logrado escapar. Al encontrarse con los soldados estos solo dieron ordenes.— ¡¡Rápido!!, ¡¡Rápido!!, ¡¡Diríjanse al monorail!!

Estaban armados con sus fusiles magnéticos Pulsar-M2 y vestidos de pies a cabeza con sus trajes de combate Kerek-M12, el mismo uniforme usado en la Guerra. Ver a sus compañeros correr atemorizados los llenó de bravura, estaban listos para enfrentarse al enemigo en cuanto su capitán diera la orden.

Su segundo al mando, un teniente sintético, le habló, el resto ya había evacuado, era el momento de avanzar. Su superior estaba recibiendo instrucciones del Jefe.— Capitán Benafertino, estamos listos, dicte el camino.

Su capitán tenia sus instrucciones. Reunió a sus tropas y, con su notable acento italiano, dispuso.— ¡Bien!, todos sellad vuestros trajes que esa cosa negra se cuela por cualquier orificio, y no quiero tener arrancárselas yo mismo, ¡¿Entendido?!

— ¡¡SI SEÑOR!!— Dijeron al unisono. Su placa 42 resaltaba en la parte posterior de sus cascos.

El equipo avanzó, adentrándose a la sala más cercana, el comedor. Tenían instrucciones especificas de rescatar a cualquier tripulante mientras despejaban las zonas, luego deberían reunirse con el cuerpo 64 que custodiaba las cámaras de éxtasis de los civiles.

La zona aunque bien iluminada, estaba cubierta de la sustancia negra, cúmulos de medio tamaño se hallaban esparcidos por el comedor, el cual no era diferente a ninguno otro. Ellos se encontraban en el cuarto piso, deberían explorar la zona antes de bajar al primer piso y reunirse con los del 64. Los soldados, firmes y alertas, avanzaban en formación piramidal cubriendo todos los flancos, la mas negra parecía inerte pero si de algo huían esos tripulantes era de esta cosa, no era algo para confiarse.

A su alrededor todo estaba hecho un caos, mesas y bancos volteados, esa pasta de todos los días resaltaba por doquier, la invasión había llegado por sorpresa durante la comida matutina. Unos ruidos metálicos alertaron a la formación, éstos provenían de una mesas volteadas cercanas, el capitán junto con dos soldados se acercaron lentamente, los ruidos se podían identificar como arañados y golpes violentos contra el metal. Una vez rodearon los escombros, pudieron ver como un sintético, su uniforme estaba cubierto de masa negra y convulsionaba violentamente.

Mantuvieron la posición por orden de su capitán. Aun así, un soldado orgánico no pudo evitar susurrar.— Demonios...

Aquel moribundo sintético, entre sus convulsiones, miraba aterrado los visores de los soldados, no podía gritar, pues su cuello junto con su altavoz había sido destruido por la sustancia negra, pareciera que lo hubiesen desguazado, por lo que su aspecto era mas parecido al de un cadáver.

— ¿Esta muerto? —Preguntó uno de los soldados. A lo que su capitán, acercándose al sintético, respondió.— Sus hermanos sintéticos no pueden morir así como así, necesitamos retirar su modulo antes de que sea corrompido, ¡Sujétenlo!

Ambos soldados guardaron sus fusiles y detuvieron las convulsiones del sintético, esto gracias a los servomotores se los Kerek-M12. Mientras, su capitán sacaba de su cintura las herramientas reglamentarias para atender sintéticos en el combate, facilitando la extracción de su modulo de conciencia en el campo de batalla. En esta ocasión tendrían la misma función, en cuestión de segundos, el experimentado capitán tenia entre sus manos el modulo del sintético, todavía estaba limpio, por lo que lo implantó en uno de los puertos de su traje. Tardaría bastante en poder hablar con ese sintético, era extraño verlos en el comedor, y este en particular, llevaba un uniforme diferente. De todas formas, el sintético no apareció.

Respecto al avatar contaminado, éste dejó de moverse en cuanto le retiraron el modulo, por lo que los soldados lo dejaron tirado, ambos aprovecharon para hablar del tema.

— Joder tío, no quiero ni pensar en lo vivió ese sintético.

A lo que su compañero respondió.— Los sintéticos no sienten dolor, quizá solo quede traumatizado, si que no te preocupes.

— ¿Crees que ella estará bien? —Preguntó a su compañero, su tono mostraba preocupación.

El soldado desenfundo su fusil, el capitán les había hecho un señal, era hora de irse.— Ella trabaja en las salas de éxtasis ¿No es así?, el cuerpo 64 debió evacuarla, vamos, debemos movernos.

Benafertino reanudo la marcha, aparte de ese sintético y de las decenas de cúmulos negros de ese piso, no encontraron a ninguna otra persona. La cosa se tornó aun más extraña al bajar al tercer, segundo piso, todos presentaban el mismo escenario, a los soldados les llamaba la atención eses cúmulos negros, no eran tan grandes como para llegar al techo del piso, pero tampoco eran más pequeños que ellos. Finalmente al llegar al primer piso, el grupo dedicó mas tiempo a registrarlo, éste no parecía tan contaminado como los anteriores, y los cúmulos tenían menos volumen en comparación a los otros.

Divididos por pareja, unos sintéticos registraron la zona más cercana a uno de corredores de salida, donde la sustancia negra era mas escasa. Por medio de su conexión interna, los sintéticos se comunicaban sin la necesidad de hablar.

— ¿Detectas algo? —Consultó uno al otro. A lo que respondió.— Nada, el escaner biológico no detecta nada...

Este sintético, acercándose a uno de los cúmulos negros, comunico a su compañero. — ¿Ya escaneaste esta cosa?, yo no puedo, ni el espectral, ni el infrarrojo, ni el resonante...

Antes de terminar la larga lista de escaneres, el sintético se percato de algo, estos cúmulos parecían tener un estructura uniforme, pero los de este piso eran mas irregulares, y este sobre todo, parecía tener pequeñas protuberancias en la zona media. Usando la punta de su fusil, el sintético comprobó que los cúmulos podían penetrarse fácilmente, a lo que intentó mover esas protuberancias. De inmediato llamó al capitán.

Un mensaje de emergencia llegó donde Benafertino. A lo que respondió.— Soldado espero que tenga una buena...

Súbitamente fue interrumpido por el sintético.— ¡¡¡Señor!!!, ¡¡Los esta invadiendo!!, ¡¡Los están capturando!!...

El capitán no comprendía al soldado, pero la aptitud del sintético le hizo comprender que la situación era grave.— Hijo, cálmate y habla claro.

— ¡¡SEÑOR!!, ¡¡HAY HUMANOS DENTRO DE LOS CÚMULOS!!!

A Benafertino se le heló la sangre, velozmente fue donde el cumulo mas cercano y usando las manos, junto con toda la fuerza del traje, desgarró el cumulo abriéndolo verticalmente, dejando al descubierto a un hombre conservado en sustancia negra. Como si esa acción hubiese sido el detonante, estruendosos gritos bestiales se oyeron en el cuarto, tercer y segundo piso. El cuerpo se reagrupo, cargo armas y se preparó, el enemigo estaba a punto de mostrarse...

***

Más cerca de lo que ellos pensaban, el enemigo ya había aparecido. Una encarnizada batalla se llevaba a cabo por el cuerpo 64, ya habían perdido a varios hombres y hacían todo lo que podían para proteger a los civiles en éxtasis, su única esperanza era que es cuerpo 42 llegará lo más pronto posible o ese seria su fin.

Y al igual que ellos, numerosos cuerpos habían comenzado a luchar por toda la nave, deberían destruir a sus hermanos caídos si querían salvar al resto. La sangre azul se derramaría una vez más...

* Tiempo desde la llegada de la corveta: 2 hora con 31 minutos *

[...]

#19

[3/4]

*Manos firmes sostenían aquellos fusiles, la tensión aumentaba a la vez que esos aullidos se oían más y más cerca. Formando dos lineas, —Una de ataque y otra de relevo.— los soldados esperaron a atacar, ya cuando escucharon como el inmueble volaba por los aires el capitán avisó la alerta alta.*

Fue el mismo Benafertino quien avisto a a la primera de esas criaturas cubiertas de sustancia negra liquida. Lo que una vez fue un sintético ahora se había convertido en una abominación para los suyos: Mostrando gran parte de su esqueleto carente de tejidos, la sustancia negra salia de cada agujero que poseían, su mandíbula estaba dislocada y abierta más allá del limite, tenían problemas para mantenerse quietos y erguidos dando espasmos aun estando quietos, resaltando donde una vez tenían ojos ahora era un negro vacío, para finalizar, su torso desfigurado acababa en corroídas extremidades en forma de cuchillas negras, y su cadera terminaba en deformadas piernas cubiertas de sangre negra.

De forma fugaz los soldados cuestionaban el hecho que pudieran mantenerse en pie mientras los observaban desde las cornisas de los pisos superiores, inmóviles, como si esperasen al mínimo movimiento para atacar. Repentinamente, un atroz aullido dio inicio a la batalla.

Aquellas criaturas se arrojaban en picada desde sus ubicaciones hasta el primer piso, invadidas por un frenético instinto asesino, los soldados se mantuvieron estoicos, los implantes liberaron drogas de batalla, y quien osase cruzarse por por su mira seria abatido por un tiro magnético entre ceja y ceja. Las criaturas caían por decenas estampándose contra el suelo provocando un ruido en seco, sin embargo, rápidamente se levantaban, cargando contra la formación.

Las balas, seguidas por su rojiza estela, atravesaron el aire cortándolo en un sonido inaudible, aquellas criaturas sufrían grandes daños al ser alcanzadas, desde amputaciones poco finas, hasta la perdida total de una porción de su cuerpo. Esto los contuvo a la primera oleada, la formación hacia rápidos relevos en cuanto se acabase la munición, aumentando enormemente la cadencia de disparo. Pasaron alrededor de siete minutos y todas las frenéticas criaturas yacían inertes en el suelo.

La punta de muchos fusiles se encontraban al rojo vivo, acompañado de un fino vapor. Los casquillos cubrían los pies de aquellos firmes soldados, quienes, inmóviles, esperaban a la siguiente oleada. Esto trajo recuerdos a muchos de ellos, recuerdos que estaban mejor olvidados.

Benafertino bajo su arma, abundaba el silencio, y al ver el frenético ataque de esas criaturas, intuyó que no eran lo suficientes como para lanzar otro ataque. El resto rompió formación sin dejar de estar alerta.

Un mensaje llegó al comunicador del capitán, el emisor usaba la frecuencia de emergencia, por lo que no tardó en ser atendido. —Aquí el capitán del cuerpo 42, ¿Me recibe?

Al enlazar el contacto daba la impresión de que llamaban de un campo de batalla, se oía de fondo gruñidos, gritos y el característico sonido del fusil, de todo el alboroto, la voz de una mujer se logro diferenciar. Se notaba acelerada y le costaba conjugar ciertas palabras por culpa de la lucha.

— ¡¡Capitán!!, ¡Capi...! Aagh... *Disparos, chillidos de metal*... ¡Capitán!, ¡Aquí la Cabo Águila del cuerpo... Hugh... *Ruidos de lucha, disparos*...del cuerpo 64!!!

Al oír el numero del cuerpo, Benafertino hizo una señal para movilizarse, de seguro se encontrarían custodiando las cámaras de éxtasis, por lo que él y sus hombres emprendieron carrera hacia esa locación.— Cabo, sea breve y diga su posición, iremos de inmediato.

—¡¡Estamos en las salas de éxtasis!!!, ¡¡El capitán Hokel a caído!!, ¡Hemos perdido a varios... ¡Arrgh! *Disparos, aullidos, ruidos de lucha* ¡¡Hughh!! ¡QUITÁRMELOS DE ENCIMA JODER! *Ruidos secos, aullidos, metal rasgándose, metal rasgándose... gritos...* ¡¡AAAAHHH!! ¡¡¡GUAGGHH!!! ¡¡AAHHGG...

Benafertino cortó la comunicación y aceleró el paso, debían darse prisa o no quedaría nadie a quien proteger. El sonido de treinta armaduras Kerek-M12 resonaba por el corredor, éste se hallaba segmentado de sustancia negra. Pocos metros separaban al cuerpo 42 de su objetivo y ya desde su posición pudieron oír todo el jaleo. Cercano al objetivo, se encontraron con una división izquierda o derecha, ambas conducían al mismo punto, por lo que el cuerpo se dividió en dos grupos de quince, de esta forma tomarían por sorpresa al enemigo a la vez que evitarían un ataque por la retaguardia.

El grupo de la derecha, comandado por el Teniente sintético Furuyomi, fue el primero en hacer contacto con el enemigo a las afueras del objetivo, las criaturas estaba capturando a algunos soldados caídos en cúmulos negros, siendo abatidas casi al instante. De los seis soldados caídos solo lograron capturar a dos, sin embargo, pronto descubrieron que a quienes habían dejado fuera eran sintéticos, sus armaduras habían sido violentamente destruidas y sus usuarios estaban siendo corrompidos por la sustancia negra.

Furuyomi dispuso que retirasen los módulos de conciencia a sus camaradas caídos, entretanto, más criaturas aparecieron desde el interior de la sala, una de ellas pudo dar un gran alarido antes de ser derribada por Furuyomi. Progresivamente, más y más criaturas comenzaron a aparecer y la munición empezó a escasear.

Paralelamente, el grupo del Capitán Benafertino había logrado atravesar la sala y logrado socorrer a lo que quedaba del cuerpo 64. Éste se había atrincherado en el centro de la gran habitación, en lo que era una pequeña plaza rodeada por los departamentos de éxtasis. multitud de cuerpos corrompidos poblaban el suelo, al igual que casquillos y algunos soldados caídos.

Hubo un momento de tranquilidad cuando llegaron los refuerzos, Benafertino descubrió a quien había enviado el mensaje de socorro. Aquella mujer era una sintético, su armadura había sido despedazada por varias criaturas a la vez, dejando al descubierto solo restos de ella en el interior, siendo lentamente tomados por la sustancia negra del suelo. Parecía apagada, pero al acercarse descubrió que aun estaba con vida, ésta miro al capitán y suplicó con suma dificultad, pues su cuello tenia un tajo horizontal muy profundo. — Sa...ca...me antes... antes de que... consuma...

El capitán sacó sus herramientas y cumplió ese deseo, al retirarle el modulo su cuerpo quedo inmóvil a merced de la sustancia. Luego se reunió con los sobrevivientes mientras sus hombres establecían un perímetro.

Lo primero que dijo al encontrarse en el único grupo de ellos fue.— ¿Quien está al mando?

Un soldado de apellido Senafor se presento frente al capital, por su placa de rango demostraba ser un soldado de linea. Este se posiciono firme frente a Benafertino haciendo el saludo tradicional. Su grave serio tono de voz indicaba que era un soldado experimentado.— ¡Soldado Senafor del cuerpo 64 se presenta señor!

El capitán respondió serio.— Deja las formalidades hijo, ve al grano.

— Es terrible señor, quedamos solo siete de nosotros pueden pelear y la munición casi se acaba. El capitán junto con todos los de rango superior han caído o están desaparecidos...

Un soldado del 42 los interrumpió.— Señor, el Teniente Furuyomi a llegado con el resto del cuerpo, trae malas noticias.

La conversación se traslado donde estaba el resto del 42, no habían sufrido bajas, pero algunos estaban heridos, por suerte, esto se podía tratar con el botiquín individual. El capitán del 42 se encontró con su teniente, estaba sentado apoyándose en una cobertura parcial, tenia su mano en el costado derecho, donde se notaba una grieta en su armadura.

— ¿Que ha pasado Teniente? — Consultó a nada más tenerlo a la vista.

— Esos bastardos estaban capturando a los caídos orgánicos y corrompiendo a los sintéticos, es horrible capitán, intentamos llamarlos pero las comunicaciones han dejado de funcionar.

Benafertino dirigió la palabra a Senafor.— ¿Han pedido más refuerzos?

— No lo se con exactitud señor, pero mi cabo Águila intento contactar con los cuerpos cercanos pero solo ustedes respondieron. Cuando nos desplegamos íbamos con el 45, el 12, el 64... —En ese momento, una púa negra cruzo la habitación a gran velocidad, quedando clavado a pocos centímetros del Teniente Furuyomi, dejando estupefacto al trió.

Acto seguido ,una ráfaga de disparos ,acompañado de gritos de auxilio, interrumpieron a los soldados, el enemigo había vuelto, y esta vez, no serian las bestias frenéticas a las que se habían enfrentado. La corrupción no seria tan fácil de vencer.

[...]