soniasonsonia
Rango6 Nivel 25 (736 ptos) | Novelista en prácticas
#1

El arte viene de dentro.

La técnica es necesaria; el solfeo, la gramática, la teoría del color. Pero es un medio.
Y mi arte, fuiste tú.

Y el arte mata.

El arte es la necesidad de comunicar. Mi arte es, sin embargo, la necesidad de deshacerme de ti.

De olvidar las noches en vela, de secar las lágrimas, de cicatrizar las heridas.

No habrá más comida china.
No habrá Londres.

Tampoco más incertidumbre.

Y te recordaré como el último aliento de un pájaro enjaulado. Y me sentiré libre.
Nunca fue más dulce un adiós.

Hace 9 meses Compartir:

2

23
DanaMaat
Rango11 Nivel 54
hace 8 meses

Me encanta cómo explicas y plasmas los sentimientos.

Al final lo importante en la vida es avanzar sin miedos.

@soniasonsonia


#2

Somos todo miedos y poesía.
Somos todo vientos de cambio, y espera.
Somos todo inseguridad y defectos.

Ojalá sentir la seguridad de tus ojos y rozarla con los dedos.
Quizá saltar desde la repisa
para no caer nunca.

Ojalá ser el ritmo de las palabras y los versos que no riman,
y dejarnos fluir con la vida,
sin esperar nada.

Si pudiese una bruja
desvelarte el futuro,
¿querrías saberlo?

#3

No lo entiendes.
Pasa por tu lado como un temporal,
con la fuerza de un tornado.

Deja el rocío de la mañana en las yemas de tus dedos.

Quieres escapar pero la sensación te invade,
recuerdas cada paso, cada error y cada decisión.

Siempre vuelve.

Trae belleza, sosiego y calma.
Pero lo supera la angustia y la soledad.

Y te deja el miedo a lo que vendrá, la ansiedad.
¿Y si sale mal? ¿Y si nos lo arrebatan?
Y nos dejan desnudos ante la inmensidad.
Ante la nada.
Y más soledad.

Y la espera.

#4

Me deslumbré al encontrarme con tus ganas de vivir.
Me desnudó la voz que susurraba
tengo miedo a encapricharme.
Me faltaba puntuación entre los versos.

Y me echaste a volar.

Las escaleras que subimos por la noche.
Las caricias de siete a nueve.

Y el café.

La gratitud infinita.
La entrega incondicional.
Los despertares y los sueños.
Galicia embadurnada de pétalos de colores.

Y los años más grises hechos magia.

#5

De todas las bellas artes
fuiste la más bonita.
De todas las disonancias
la más sonora.

Y si ser música es tu destino,
ojalá no te armonices nunca
y sigas flotando en el viento

y siempre vuelvas

por el camino que se cruza con el mío,
en un punto diminuto
e infinito.
Que recuerdes entre tus notas
donde empezaste
y tu pasión y cómo le diste un empujón a la mía,
donde fuiste musa.

Me sentaría en tu ventana
a escucharte hacer magia
mientras me explicas los secretos de los artistas
y exploras lo profundo de tu memoria.

Me dejaría mecer por las sílabas de las melodías
que resuenan en mis tímpanos
hasta que me atreviese a pedirte que te quedases.

enamoradadelaluna
Rango12 Nivel 59
hace 7 meses

Escribes muy bonito! Te doy mi bienvenida ahora, aunque ya hace unos cuantos días que estás por aquí!


#6

También valían las ilusiones.
La felicidad inmediata de lo que no es
pero podría ser.

Las noches pensándote,
las de inconsciencia,
las de apatía,
las de pasión.

Si conecté con la parte que me escondías,
si descubrí una superficie mucho más profunda
fue porque me dejaste,
porque también había curiosidad
en todo lo que dabas por hecho.

Y aunque no te quiera
nunca dejé de quererte.

Y aunque pase el tiempo
todo lo que pudo ser,
lo que no supe pero adivinaba en tus ojos,
lo que intuías entre mis labios
descansará entre tus sábanas
para no ser nunca descubierto.


#7

Irse
siendo humo abandonando una llama,
que ardió durante años,
calentando alrededor.

Huir dejando
todo el sufrimiento que ofrece el mundo,
toda la sabiduría que brinda,
y la belleza.

En un último suspiro
debe parecer corto el pasado.
Ahora el desconocimiento
hace largo y largo el futuro,
aunque no sepamos si mañana
nos iremos también.

No es menos vida
por no sentirla,
pero sí es menos dulce.

No es menos vida
por no tener miedo a la muerte.

#8

Cuántos universos hay
donde sí te besé esa noche.
Y en cuántos universos sigues queriendo acompañarme.

Me alegra que te quiera otra persona,
y me conforta el brillo de tus ojos,
pero es difícil no imaginarte con tus dedos
entrelazados entre los míos.

Somos casi dos desconocidos
que se saludan si se cruzan por la calle.
Pero en mi mente sigue presente tu sonrisa
cuando te cuento que me va bien,
que conocí a alguien y que ha salido el sol.

Se podía sentir todo
solo sintiéndote desde lejos.
Recordarte corriendo más deprisa
mientras yo intentaba alcanzarte
y agarrarte fuerte

aunque fueses para otra.

Carlos_59
Rango14 Nivel 66
hace 6 meses

@soniasonsonia Te comento con uno de mis poemas. Creo que recoge, en esencia, lo que quieres expresar...

Él ya no está, ya no duerme en tu cama,
el cuerpo te arde cada mañana.
Es el furor del amor, que quema hasta las entrañas, que bloquea el pensamiento y te sume en la nostalgia. Amor que te encadena en la desdicha y oscurece tu vida errante. Amor que te castiga con amenazas de soledad constante.

Que las lágrimas por el dolor, y ese fuego interior,
derritan el hielo que atenaza tu corazón.
Que palpite de nuevo, y la desesperación se vuelva calma.
Emprende un nuevo camino de luz, y que ilumine tu alma.
Que el furor del amor se convierta en esperanza…

Excelente prosa cargada de lirismo.

Un saludo.


#9

Me has dado la suerte que nadie más ha podido,
y por mucho que lo intente no me siento más en casa
que a tu lado.

La admiración y la gratitud
es el mayor regalo que te puedo hacer,
pero sigo intentando inventar
algo más valioso que devolverte.

El amor incondicional es el más puro, el más agradecido, el más amable,
el cariño que me ha acompañado desde siempre
es mi bien más preciado.

Sólo espero haber crecido
conforme a tus expectativas,
verme reflejada en tus ojos y sentir que lo hice bien,
que me parezco a lo que un día quise ser.
Que me parezco a mi ideal de (nunca) perfección y (siempre) realidad.
Que me parezco a ti, mamá.

#10

La luz del sol se proyecta entre las calles,
reflejándose en el blanco de la plaza,
deslumbrando cada mediodía.

Se alza sobre el cielo El Miguelete,
coronando la belleza de su historia,
acompañando mis paseos por la ciudad.
El Carmen con toda su gente
y las torres viendo como me hago mayor.

Las mezclas de lo viejo y lo nuevo,
ciudad de arte y de ciencias,
ciudad de fiesta y fuego.

La Albufera significa enamorarse,
la arena de el Saler sentir el cielo.

Me gusta pensar que se queda un poco de mí misma
en cada lugar que ha marcado mi camino,
y Valencia se ha quedado la inocencia,
los más bonitos años y mi corazón.

#11

Me tuviste tanto
que perdí el conocimiento
justo antes de que me hicieras pedazos.

Me quisiste tan mal
que antes de dejarlo de hacer
me perdiste.

#12

Soy la bruja que hace años condenaron a la hoguera.
Soy la loca que estaba obsesionada contigo.
Soy la que se atrevió a que su falda flotase sobre sus rodillas.

Soy todos los aciertos y todos los errores
que me han hecho más persona
y más mujer.

Soy todo y soy nada,
y he llegado para quedarme.

#13

Es el tono de tu voz profunda
con el que articulas tus palabras.
Es la distancia de pocos metros
lo que me produce ese hormigueo en las piernas.

Es el atractivo de lo que es
sin llegar a ser.
Es toda la gente alrededor.

Es esa media sonrisa
que dedicas a todo el mundo
pero solo se clava en mis pupilas.

Son mis dientes sobre mi labio inferior,
y las uñas arañándome los muslos
y la espiración antes de volver a concentrarme.

#14

Ya son años encontrándome a mí misma
cuando me sumerjo en tus ojos.
Ya ha pasado tiempo desde que me invitaste a café.

Cuanto más me adentro en tu persona
más me cuesta admitir que eres real,
de carne y hueso,
y que has elegido a este barco a la deriva
para hacer tu viaje.

Conectar a este nivel es más difícil
que sentirse parte de ti,
y he conseguido ambas.

Como una droga inofensiva,
como una sensación
que no quiero dejar de sentir.

Y ojalá pueda seguir despertándome
rodeada de toda la atmósfera
que has creado a mi alrededor,
haciéndome ser cada vez mejor.

#15

Los pómulos marcados,
haciendo una línea paralela con tu mandíbula,
siendo el marco perfecto de tus labios,
que son tan suaves que podría dormirme en ellos.

Tu tacto,
cargado de electricidad, como una descarga
que recorre cada nervio de mi cuerpo
hasta mi alma.

El sonido de tu voz en mi oreja,
el viento que proyecta tu aliento
haciéndome cosquillas,
tus dedos hundiéndose en mi piel.

Y en la mañana,
abrir los ojos
y verte tan bien con la ropa del día anterior.

Extraviada
Rango6 Nivel 27
hace 5 meses

Me encantó tu poemario que leí y leí hasta terminar.