Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51 (7015 ptos) | Artista reconocido
#1

...En qué se puede parecer esta carretera a un folio en blanco y sin embargo se parecen tanto...
-…la posibilidad…
…de hacer lo que quieras de ir donde desees de soñar de perderte son tantas cosas las que caben en un folio en blanco tantos sitios a los que ir por esta carretera la posibilidad asusta por dónde empezar qué hacer o decir primero cuál es la palabra cuál el camino correcto qué es lo correcto quiero hacerlo por qué he de hacerlo sé que puedo simplemente conducir y simplemente escribir quizá podría preguntarme a dónde o el qué pero tiene eso sentido acaso no lo aplasta...
-… ¿por qué he de saber qué tengo que decir o hacia dónde voy?...
… el escritor se sienta escribe aquí en la carretera no tengo por qué saber nada porque de hecho no sé nada aunque es posible que algún día pueda decir algo…
-¿Pero qué cojones?
Veía en el arcén de la carretera una mochila con lo que parecía ser un hombre. O la mochila era desproporcionada o el hombre demasiado escuchimizado. Parecía estar haciendo autostop ¿qué iba a hacer si no una mochila con un hombre en mitad de la nada?

Hace más de 4 años Compartir:

6

21
Demer
Rango6 Nivel 29
hace más de 4 años

Es buenísimo, me ha gustado mucho la primera caja. ¡Ánimo!

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 4 años

muchas gracias a los dos =) seguiré subiendo cosas, pero no irán cronológicamente ordenadas, aunque son de la misma historia.

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 4 años

¿te puedes creer que se me ocurrió en el típico día de: "¡pánico, hoja en blanco! ¡¿qué coño escribo?!"?

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 4 años

Es curioso, creo que mientras más crece "Vapores plásticos" más razón de ser tiene que éste texto sea el capítulo I ...y no me preguntes por qué (bueno algo sí que acotaría, o tuneraría, pero poquito) :D

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 4 años

este es el único fragmento que me gusta, que es justo el inicio de la novela; el resto del capítulo es el viaje hasta que llegan a la ciudad donde está Hades y el estudio. Pero me resultó muy aburrido y tedioso en comparación con los capítulos que vienen después; así que estoy pensando darle una vuelta más... "trascendental"


#2

-Hola, ¿a dónde vas?, a lo mejor puedo llevarte.
-La verdad es que pasaba por aquí.
-¿Pasabas por aquí?, esto está lejos de todas partes.
-Sí… ya me he dado cuenta.
-¿Eres francés o belga?
-Francés.
-¿En Francia también te pierdes de esta manera?
-Que no sepa a dónde voy, no quiere decir que esté perdido.
-Soy de la misma opinión. Venga, sube; ya lo decidirás.
El chico se subió en el coche, porque era un chico, no un hombre, apenas tendría dieciocho años. La abultada mochila la encajaron de la mejor forma que pudieron entre el resto de cosas que había en los asientos traseros y continuaron el viaje. La carretera secundaria se desplegaba ante sus ojos como si de una meada se tratase, tortuosa, estrecha y aparentemente sin fin. No le gustaban las autovías, eran demasiado aburridas y se veían pocas cosas por las ventanillas, sólo asfalto y más asfalto, desvíos, coches, y prisa. Y postes de la luz, muchos postes de la luz. Las carreteras secundarias tenían su encanto, curvas, cambios de rasante, ciervos, rayas continuas, y por supuesto paisajes en los que detener la mirada y pensar cualquier cosa.
-Eres un Distinto –sonrió ella, sin apartar la vista de la carretera.
-¿Un distinto? Creo que no entiendo eso, ¿sabes francés?
-No es algo que diga todo el mundo aquí –aclaró- cuando te digo que eres un Distinto, quiero decir que eres pelirrojo, algo difícil de encontrar.
-¡Oh! también en Francia soy un Distinto entonces.
-¿Cuánto tiempo llevas por aquí?, no hablas mal.
-Llevo tres meses de un lado para otro.
-No te preocupa mucho dónde ir por lo que veo.
-Aprendí muy rápido que no debes dejar que el destino ensucie tu viaje…
-…mejor enturbie…
-… enturbie, vale, gracias, siempre es bueno saber más palabras… Lo maravilloso de viajar es descubrir a dónde vas ¿no crees? Si sabes cuál es tu destino ya no estás viajando, tan solo te desplazas de un sitio a otro –su sonrisa hacía desperezarse a las pecas de su cara- Me gustaría conocerte, es otro de los grandes placeres de viajar, ¿cómo te llamas?
-Me llamo Manish –sonrió tendiéndole la mano para que se la estrechara.
-Un nombre muy extraño por aquí; yo Guillaume.
-No es mi verdadero nombre.
-¿No me lo quieres decir?
-Ya no importa salvo para lo que importa –sonrió; mirar la carretera la reconfortaba, no había resultado tan fácil como había imaginado que sería.
-¿Puedo?
-Sí claro, ahí tienes el cenicero.
-¿Te mudas? –preguntó señalando la pila de maletas de los asientos traseros.
-Sí, llegaremos en unas cinco horas.
-¿Te vas a estudiar fuera?
-Algo así –sonrió- ¿Y qué me dices de ti?, ¿eres mochilero o peregrino?
-Mochilero, de momento sólo he estado por España; en un principio pensé en quedarme por aquí un mes y luego ir a Portugal, pero la verdad es que esto me encanta y… bueno, llevo ya tres meses.
-Espero que tu experiencia de mochilero no se reduzca sólo a España –rió- hay muchos sitios interesantes por ahí.
-Sí pero… la gente es muy importante ¿sabes? Estar aquí es como estar en casa, todo el mundo te trata bien, todo el mundo es simpático… En un principio la idea de irme por ahí yo solo me dio un poco de miedo, la verdad, pero desde que llegué aquí… me limito a disfrutar del viaje.
-Es una sabia decisión –sonrió.
-A los españoles os gusta mucho hablar, al principio me resultó… agobiante, pero luego, cuando fui entendiendo mejor el español… me sentí cómodo. Sois muy abiertos, se pueden aprender muchas cosas de vosotros.
-El campo español es sabio, eso es cierto –la ventanilla succionaba el humo con parsimonia.
-Pensé que no pararías ¿sabes?, ibas muy rápido.
-Me gusta correr, y este es un coche hecho para correr ¿no?
-Sí… menudo coche… pensé que pararía un viejo verde millonario –rió.
-¡Sorpresa!
-¿Cómo es que tienes este coche?
-Es una larga historia… ¿quieres ver cómo corre? –su sonrisa lo decía todo por ella.
-¡Sí, dale! –palmeó en el salpicadero.
-Agárrate.
-¿En serio? –la velocidad estampó su cuerpo contra el respaldo del asiento como respuesta, de su boca se escapó un aullido; bajó las ventanillas, 140-160, pulsó el play, no recordaba qué disco había puesto en el número 8, Rammstein y su pesada batería aceleraron casi al instante el ritmo de su sangre, subió el volumen, 180-200, Guillaume sacaba la cabeza por la ventanilla, su grito era succionado antes de salir siquiera, se entró respirando apenas, 220-240, pero sin poder parar de reír, “…te hago daño, no me arrepiento; esto es bueno para ti, ¡escúchate gritar!...”
-¡JODER ESTO ES LA OSTIA!
-¡SI!!!!!!!! –la adherencia del coche era perfecta, Mercedes 500 sec, todo facilidad y litros de gasolina, “…tú eres la nave, yo el capitán, ¿a dónde va este viaje?...”.
-¡QUÉ CANCIÓN JODER!, ¿CÓMO SE LLAMA?
-ICH TU DIR WEH, RAMMSTEIN
“…Veo tu rostro en el espejo, me amas porque no te amo. Te hago daño, no me arrepiento…” Una lágrima fugitiva flageló su mejilla.
-¡PUES SON LA LECHE!
“…Esto es bueno para ti oye, ¡vaya forma de gritar!...". La lágrima se perdió, como guillotinada por el aire de la ventanilla, pero simplemente se había suicidado. El paisaje a ritmo de Rammstein de repente se le antojó apocalíptico, la carretera una pista de asfalto solitaria y hacia ninguna parte por la que huir… la sangre se le agolpaba en el cerebro mientras la adrenalina pisaba el acelerador, el paisaje era una mera bruma anodina, anónima, podía imaginarse que estaba en cualquier sitio, en cualquier tiempo...
... casi perfecto...

Hace más de 4 años

4

8
Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace 3 meses

@IndigoDolphins_73 gracias por seguir leyendo!! ;) Pero, advertencia: estas cajas en concreto las borraré dentro de poco porque estoy reescribiendo el capítulo entero. Los siguientes capítulos revisaré las descripciones pero por lo demás están bien.
Pero este en concreto... no me gusta nada :( demasiado flojo, no está a la altura de lo que ya tengo escrito de más adelante, y ha sido imperativo reescribirlo para ir poniendo desde el principio los hilos que ya tengo tejidos. Lo siento, de verdad :(
Te recomiendo entrevista a Sísifo para quitarte el mal sabor de boca ;)


#3

El paisaje cambiaba a su alrededor casi imperceptiblemente. Los bosques eran sustituidos por los olivos, los olivos por los eucaliptos y los eucaliptos por las explanadas de placas solares. Lo que más le gustaba era la dehesa, que se extendía hasta donde alcanzaba la vista, salpicada de encinas y alcornoques, y las montañas, también le gustaban mucho las montañas. Era una persona de contrastes.
-¿Sabes? si hubieras sido alguien que conozco no habría parado –confesó de repente con una sonrisa- pero mi viaje acaba de comenzar y he pensado que era una buena señal encontrarme con un Distinto en mitad de la nada –llevaba ya tres horas y pico de viaje, dos con Guillaume, desde luego habían avanzado un buen trecho con aquella canción de Rammstein; tendrían que parar pronto para alimentar a la bestia capitalista.
-La gente se muestra más amable con los desconocidos, tal vez precisamente por eso, porque no los conocen ¿no crees?
-Porque no saben cómo juzgarlos… los tratan como les gustaría que les trataran a ellos ¿verdad?, no saben a qué a atenerse y mientras tanto… hay que ser correctos, ¿tenemos que parar pronto eh?, lo que no entiendo es por qué no hacen eso mismo con el resto de personas, la convivencia sería mucho más fácil... no, no, ahí no, si no quieres que me arruine… –rió, aquel monstruo de acero tragaba como un obeso el día de su cumpleaños.
-¿Por qué crees que no lo hacen, si sería mucho mejor según tú? Parece algo estúpido.
-Supongo que es algo adquirido –dijo al cabo de un rato- como tantas otras cosas, al fin y al cabo no somos más que discursos, sólo reproducimos lo que percibimos de forma eterna, obsesiva y viciosa… Perdón, ya me puse filosófica, lo siento pero cuando conduzco no puedo evitar pensar en mil cosas.
-No te preocupes... -el ademán con la mano restó importancia- ¿crees que nos comportamos bien con los desconocidos simplemente porque no sabemos cómo son?
-No… es algo mucho más complicado, no tiene nada que ver con lo que seamos o no seamos; creo que nos comportamos bien con los desconocidos, es decir, somos políticamente correctos con ellos porque no sabemos a qué atenernos, cómo comportarnos respecto a esa otra persona; en realidad la duda está en… como siempre, quién manda, qué rol ocupamos, quién está por encima de quién, quién lleva el control, quién sigue la estela… todo se reduce a… símbolos, a la lucha por el poder, en este caso, por definirnos socialmente respecto al otro. Por eso somos amables con los desconocidos: tanteamos, y cuando sabemos qué posición ocupamos… simplemente la asumimos. Da igual quién seas como individuo, eso es irrelevante, lo que importa es quién eres dentro del tejido social, porque dependiendo de cómo seas, así será la relación social que tendrás con esa otra persona, y viceversa.
-Sigo sin entenderlo bien…
-Por ejemplo, imagina que el primer día de clase entra por la puerta el típico profesor que es muy serio, muy estricto, muy exigente…
-Sí, sí…
-Vale, tú como alumno cómo piensas en esos instantes que tienes que comportarte durante el curso respecto a él y su asignatura.
-Pues bien.
-¿En qué sentido?
-No sé… haría los deberes todos los días, dedicaría más tiempo a su asignatura, no enredaría en clase…
-¿Te das cuenta? Una persona desconocida entra por la puerta, en apariencia es duro, inflexible, estricto, riguroso, serio… y tú relacionas esos conceptos con una estructura superior de poder, puesto que decides, en seguida y sin conocer más datos, someterte a ella; dejando de lado la posición profesor-alumno claro, quizás el ejemplo no era el mejor, pero me sirve… Ahora imagina que al cabo de los meses descubres que esa persona no es dura, sino pensativa, no es inflexible, sino consecuente ni tampoco estricto sino perfeccionista, y por supuesto no es que sea serio, más bien muy tímido ¿te comportarías igual?

Hace más de 4 años

3

4
Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

@Brando_Ballantine me alegro mucho de que hayas decidido comenzar!! Espero que Manish y compañía te den buenos ratos de aquí en adelante ;)
Yo también soy una persona que se comporta igual, pero muchos otros alrededor, si te fijas, no lo hacen; es un fenómeno cuanto menos curioso.

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

@Brando_Ballantine Mi intención era marcar el flujo de conciencia con los tres puntos al inicio y al final y la ausencia de signos de puntuación, pero resultó difícil de leer y deseché la idea. Aún no me ha dado tiempo a cambiar esta parte, me estoy centrando más en avanzar y cuando llegue al punto de inflexión volveré atrás para pulir detalles.

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace alrededor de 3 años

Muchas gracias por tus palabras @MagentaProphets_76 y por empezar a leer mi pequeña y única criatura de momento. Si sigues leyendo encontrarás disertaciones y divagaciones varias sobre los símbolos/conceptos, es uno de los temas que más preocupa a mi protagonista.


#4

-La verdad es que no –masculló; mató el cigarrillo- creo que… me relajaría.
-Esos atributos rebajan la sensación de que esa persona tiene más poder social que tú ,¿verdad? incluso disminuyen la distancia social alumno-profesor… ¿te das cuenta? ¡Construimos nuestras relaciones sobre símbolos falsos! Si en vez de… tratar de interpretar símbolos o conceptos, como tú quieras llamarlos, cuando estamos ante un desconocido simplemente… nos comunicáramos, si simplemente nos limitásemos a comunicarnos de verdad, como somos, no por lo que somos dentro del tejido social… ¿no crees que todo sería mucho mejor?, ¿qué todo sería mucho más sincero?, ¿crees que entonces importaría quién tiene el poder?
-La lucha por el poder es algo que define al ser humano ¿no crees?
-¡Es que es eso!, ¿no lo ves?, ¿por qué la lucha por el poder define al ser humano?, ¿quién ha dicho eso?, ¿dónde está escrito?
-Es algo que se ve todos los días –para él era evidente.
-¿Y por eso ya se da por hecho que es algo inherente… perdón… eh… esencial en el ser humano?, ¿algo que no se puede cambiar de ninguna de las maneras?, ¿algo como… el color de la piel o de los ojos, el tamaño del pie o la huella dactilar?, ¡es estúpido! ¿La lucha de poder se repite porque es algo “inevitable”?, no… Se repite porque se ha asimilado como inevitable. Es un concepto más asimilado dentro del tejido discursivo respecto al que nos regimos ¿Libre albedrío? ¡Ja! Si la gente supiera que la libertad no es un estado sino una forma de vida… entonces habría libre albedrío, pero no lo hay porque la gente sigue pensando que ser libre es poder decidir a qué concepto someterse para poder sobrevivir.
-Pero me refería a que es algo que está en nuestra naturaleza, como animales que somos al fin y al cabo. Los animales luchan por su territorio, tienen estructuras de poder también… no sé si me entiendes.
-Sí, sí que te entiendo Guillaume… pero no nos cansamos de decir que la razón es lo que diferencia al hombre de las bestias ¿no es cierto? ¡Pues usémosla maldita sea!, si eso es lo que nos diferencia de los animales, si la poseemos, si tenemos libertad para usarla… por qué nos empeñamos en mantener comportamientos que son más propios de los animales que de alguien que piensa, que tiene facultad para razonar y cuestionarse sus propias acciones… ¿de verdad somos tan superiores moralmente?, ¡si nos comportamos como animales! No tenemos derecho a llamarnos hombres… al menos como concibo yo esa palabra.
-¿La carretera te hace pensar dices? –el pelirrojo sonreía, le brillaban los ojos como dos esmeraldas- me espera entonces un viaje interesante, desde luego no volveré a ver con los mismos ojos a una persona desconocida cuando entre por la puerta –rió- ¿Por eso te vas?
Eso le sorprendió. Sí… quizás su discurso había sonado demasiado enajenado, pero no había podido controlarse, irse de casa le había supuesto más emociones de las que había imaginado, unas ideas se mezclaban con otras... pero ¿cómo había supuesto él que su discurso estaba relacionado de alguna manera con su marcha?
-Sí… es complicado convivir con esas malditas –sonrió- estructuras de poder cuando crees que no tienes por qué obedecerlas y se empeñan en… someterte. ¿Dejémoslo ahí vale?
-Tranquila… -el exterior succionó el humo de otro cigarrillo y la ventanilla se tragó otra área de servicio que no le convino.
El silencio y la carretera durante los siguientes kilómetros le bastaron para serenarse un poco; aquel muchacho le gustaba, sabía conversar, sabía estar en silencio, sabía respetar, no tenía un destino claro y eso no parecía preocuparle… Todo eso en aquellos momentos le pareció suficiente sin saber por qué:
-Me he ido de casa.
-Bueno, no empiezas mal, a todo el mundo le gustaría irse de casa en un Mercedes así –logró sacarle una sonrisa, y sus pecas se alegraron de verla.
-Es robado.
-¿Es robado? –rió- ¿en serio hemos ido a 240 en un coche robado?
-En serio hemos ido a 240 en un coche robado –rió.
-Bueno… -se encogió de hombros- ¿es un estilo de vida no? quién soy yo para juzgarlo... ¿y ahí?, ¿te parece bien?
Sí; definitivamente era suficiente.

Hace más de 4 años

4

4
G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 4 años

1.-Manish: el poder se toma, no se da. 2.-Me gusta el buen cierre de caja a tu giro trasncendental.

Eric_Dodds
Rango5 Nivel 20
hace más de 4 años

El discurso de tu personaje sobre el poder es un tema muy importante para mí y lo veo exactamente igual, pero eres la primera persona que encuentro haciendo esa reflexión. En mi opinión el origen de todos los males del hombre es el ansia de dominación sobre los demás (cuando suelto esto la gente empieza a sentirse incómoda y a expresar -legítimo- desacuerdo, en un tono un poco menos respetuoso que al principio de la conversación) . En mi opinión, si la humanidad empezara a pensar como la chica de tu historia la Tierra mutaría a un estado de mayor perfección, que, por los clavos de Cristo, debería ya tener.

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 4 años

Muchas gracias por este comentario @Sandman_Doods has captado, ya en la caja cuarta, de qué va el meollo de esta historia. Manish es eso, el cambio, la posibilidad. Quiere demostrar que otra forma de hacer las cosas es posible, que solo nosotros mismos nos negamos el cambio.


#5

Por fin dieron con un área de servicio que le convencía. Estaban casi llegado, quizás por eso se le hacía el viaje cada vez más pesado. En realidad, si hubiera ido por autopista el viaje habría durado unas escasas cuatro horas, pero tener que dar un rodeo por si su padre denunciaba el robo del coche se había traducido en unas cuantas horas más. En un principio no le había molestado demasiado, le gustaba conducir, pero en aquellos momentos mirar la carretera suponía ponerse a pensar en cosas en las que no quería detenerse a pensar de momento; además, tenía ganas de ver al loco de Hades, recordarlo le hizo sonreír. Echaron gasolina y se pusieron a comer algo en unos merenderos que había a unos cuantos metros, querían llegar a su destino a primera hora de la tarde, pero tampoco hacía falta ir con prisas, se liaron un porro antes de reiniciar el viaje y se tumbaron en los bancos para relajarse un poco.
-Suelo quedarme un tiempo en cada ciudad, busco algún trabajillo que me permita sobrevivir y poder moverme sin problemas para visitar sitios, y una habitación, un albergue o algún piso alquilado; en las habitaciones no molestas a nadie y puedes ir más a tu bola, eso está genial, pero me gustan más los albergues, en esos sitios conoces a gente de todos los lugares y a veces está bien hablar francés.
-Yo sé hablar francés perfectamente, si quieres...
-... no, no -se apresuró a denegar sonriente-, utilizas palabras raras, de ti puedo aprender muchas cosas -le guiñó un ojo halagada y estallaron en sonoras carcajadas.
-Es un buen plan el tuyo, tengo pensado hacer algo parecido -confesó... a saber cuándo, claro...- De momento tan solo he visitado un puñado de ciudades europeas por mi cumpleaños, ¿me pasas el grinder?, está en el bolsillo pequeño, si en ese; Mi Maestro me regala desde los quince un viaje donde yo elija, pero claro, no le podía decir a mis padres que era mi Maestro el que me regalaba esos viajes, así que Helena, una amiga, me cubría, les decíamos que nos íbamos de viaje juntas y ella se iba con el resto de sus amigas por un lado y yo me iba por otro.
-¿Qué problema tenían tus padres con tu Maestro?, ¿y por qué no ibais juntas?
-Me gusta viajar sola –tenía las manos demasiado secas para liar- Además, Helena tenía otros intereses cuando viajaba. Y bueno respecto a mis padres… se podría decir que no comulgaban demasiado con mi Maestro, lo toleraron en un principio, pero ya era pedir demasiado.
-Por lo que me has contado es muy buena gente.
-A mi padre eso le daba igual –odiaba las primeras caladas hasta que el porro se encendía en condiciones- para él tan solo es un viejo que me llena la cabeza de tonterías inútiles.
-¿Y por qué te dejaba ir a clases entonces?
-¿He dicho que me dejaran ir?
-¿Te dejaban en un principio y luego no?
-Exacto. Dejaron de dejarme, valga la redundancia –sonrió-, cuando se dieron cuenta de que él era quien alimentaba mi supuesta “rebeldía” –se lo pasó- En realidad tan solo me enseñaba, muchas cosas, de todo lo que puedas imaginar... aunque para mí no era tan solo eso, él… bueno él sabe cómo soy y me ayudó a descubrirme. El Maestro me ha enseñado casi todo lo que sé, y es el que me está dando esta oportunidad.
-¿En qué sentido?
-La ciudad a la que vamos no ha sido elegida al azar, aunque seguro que lo pensabas–rió al ver su sonrisa velada por el humo-; vamos allí porque mi Maestro tiene un estudio, él era de Extremadura, pero la final se quedó en Madrid, es una larga historia… Se puede decir que me lo deja el tiempo que necesite.
-Eso está genial; ¿y tus padres no pueden sospechar que tu Maestro te está ayudando?
-Mi padre cree que dejé de verlo cuando me lo prohibió, no sé si sospecha que no fue así… pero me da igual, y a él… bueno también, es otra larga historia. Mi madre sí que sabe que seguí yendo, de hecho, me pagaba las clases, aunque el Maestro dejó de cobrarnos a los pocos meses, ¡me venía bien el dinero! -se defendió- Supongo que ella sí que irá a verlo, pero mi Maestro ya sabe lo que tiene que decirle –sonrió con tristeza, no le apetecía seguir hablando de eso- No sé exactamente cómo es el estudio, pero tendremos que limpiar y hacer reparaciones, seguro…
-… ¿tendremos?
-Esperaba que te quedaras conmigo –apagó la chusta y comenzó a recoger- o al menos hasta que encontraras alguna otra cosa.
-¡Por mi perfecto! Así podríamos ayudarnos en las primeras semanas y bueno, la ciudad es desconocida para los dos, me será más fácil conocerla si cuento contigo.
-No tenía pensado compartir piso la verdad, pero por unas semanas tampoco estará mal, me caes bien –sus ojos verdes parecían casi trasparentes bajo el implacable sol de Extremadura- a Hades no le importará albergarnos a los dos mientras arreglamos el estudio, seguro que está aburridísimo, por lo visto en esta ciudad durante el verano no hay mucho movimiento, hace demasiado calor.
-¿Quién es Hades?
-¡Cierto, aún no te he hablado de él! –exclamó, era raro que aún no hubiera surgido en ninguna conversación, teniendo en cuenta que llevaban compartiendo coche unas tres horas- es... una criatura muy especial, ya verás, y la persona a la que más quiero y respeto sobre el planeta Tierra -sonrió emocionada, echándole muchísimo de menos, cada kilómetro se le estaba haciendo eterno-; también venía conmigo a clases con el Maestro, bueno, en realidad éramos nosotros dos sus únicos aprendices. Él llegó a la ciudad hará dos meses o cosa así.
-También se ha fugado o… -rompieron a reír sin motivo, abrió el coche, al muchacho le tenía que estar pareciendo cuanto menos estrambótica su historia. La verdad es que a primera vista no tenía mucho sentido pero… ¿qué tenía sentido?, ¿cuál era el sentido que debía tener?, de momento eso no importaba.
-Su familia lo sabe, si eso es lo que te inquieta; es bastante diferente de la mía. Él decidió venirse conmigo cuando le conté mis planes, y su madre decidió permitírselo cuando le contó él los suyos.
-Y qué le contó exactamente. ¿Quieres? –se había sacado el otro bocadillo, pero ella rechazó la oferta.
-Les contó que quiere empezar de cero. Hacer su vida, vaya. Se vino con lo puesto y poco más, y ya tiene un piso y curro. Tiene recursos, la verdad, y su madre confía en que puede lograr cualquier cosa.
-Siempre dices "su madre", ¿no tiene padre?
-No... murió cuando él tenía ocho años en un accidente laboral.
-Joder... entonces seguro que puede conseguir lo que se proponga.
-Sí que puede y no se consiente otra alternativa –rió, el hecho de que Hades no pudiera hacer cualquier cosa se le antojó muy gracioso de repente-; es una criatura muy especial, aunque ni él mismo sabe hasta qué punto. No le digas esto último –le guiñó un ojo despreocupadamente, aunque le preocupaba que lo hiciera.
-Es la primera vez que te oigo hablar positivamente de una persona, sin contar tu Maestro, claro; tengo unas ganas tremendas de conocerle.
-Y yo unas ganas tremendas de llegar –se quejó lastimeramente; el calor empezaba a ser abrasador y los kilómetros como brasas ardientes desplegadas bajo los neumáticos hasta el infinito y más allá, como decía Buzz.

Hace más de 4 años

2

4
apoptosis
Rango13 Nivel 62
hace más de 4 años

es grinder o grindel?


#6

Guillaume era divertido, avispado, de natural afable y risueño, mente ágil y curiosa, muy curiosa. Le encantaban las personas curiosas, en su opinión, eran las que hacían girar el mundo, o al menos las que intentaban hacer que girara. Ella creía que la falta de curiosidad estaba ligada con el conformismo y con la falsa sensación de conocimiento de lo que nos rodea, que impide precisamente eso, el conocimiento de lo que nos rodea.
… Poder plantearse preguntas nuevas todos los días es un privilegio que pocos están preparados para asumir…
Iban por el último trecho de camino, por una carretera secundaria paralela a la autovía, ya llegando a la ciudad. Aquello le parecía una auténtica aberración, se cargaba completamente el paisaje.
... no podrían haberlo aprovechado seguro que costaba más dinero y no traía a cuenta mejor estropear el paisaje expropiar a los ciudadanos y hacer una autovía cojonuda 100 metros más allá…
Con cosas como esa, sólo le apetecía que ocurriera un enorme cataclismo natural que demostrara a los hijos de puta que mueven el mundo quién manda realmente.
…se ha quedado dormido pero bien tiene que estar muy cansado llevaba caminando días y durmiendo de mala manera ha sido valiente al afrontar este reto será una experiencia muy valiosa para él…
Aunque la verdad es que aquel no era el mejor paisaje del mundo, por lo menos en esa época del año; aquello parecía un enorme secarral, ciudadela de chicharras, altar de Apolo. Pero estaba segura de que el resto del año aquellos campos le dejarían absorta, con la mirada perdida, intentando captar con su pincel el cambio cromático de los días en el otoño, las pequeñas salpicaduras de flores en primavera, o el verde más intenso y puro, tan difícil de conseguir porque solo pertenece a la naturaleza; sí… aquello era lo justo, tal vez eso aplacara a la Madre, como aplacaba sus ganas de matar a algunos de sus congéneres.
Nunca había soportado el verano del todo, pero estaba segura de que en aquella ciudad llegaría a odiarlo. El calor era asfixiante, dentro del coche todavía se podía estar, pero era abrir la puerta y una bofetada de flama te partía la cara.
… Hades tiene que estar ya hasta los huevos de este calor seguro que se ha quemado y todo con lo orgulloso que estaba él de su piel blanca no habrá podido ocultarla ni de cachondeo con este calor…
Imaginar su fastidio le hizo sonreír de nuevo; en verdad le echaba de menos, dos meses, solo dos meses… así de imprescindible era para ella. Se puso a pensar, la raya central de la carretera estaba allí, pero su cerebro había relegado ya hacía tiempo la función de conducir a su memoria procedimental. Los primeros meses serían difíciles hasta que lograra establecerse del todo… qué pereza le daba tener que conocer gente nueva, ¿por qué no podría saltarse el paso de “hola me llamo tal” e ir directamente a “hola, te ocupas de mis animales mientras estoy de viaje, gracias?”, cuántas gilipolleces estúpidas tendría que soportar hasta que llegara ese momento…
Esperaba que Hades hubiera allanado el camino en ese sentido, para él nunca suponía un problema conocer gente nueva, no le molestaba tener que pararse a saludar y decir unas cuantas palabras a alguien conocido en mitad del supermercado, ni tampoco le cabreaban las típicas cenas o acordarse de los cumpleaños o los grandes acontecimientos de la vida de los demás, tales como… si lo ha dejado este con la otra y ahora se llevan fatal, si el grupo de no sé quién al final se ha disuelto porque resulta que el guitarra en el último momento les dio la patada por no sé qué historias, si estos dos se han enfadado porque le jodió el mando de la play que se acababa de comprar… A él no le molestaban todas aquellas cosas que hacían que las relaciones sociales prosperaran, a ella le agotaban… pero a él le encantaba conocer gente, que la gente le hablara y le contara sus historias, contrastar experiencias, compartir risas… eso le llenaba. Para él las personas eran historias por descubrir, historias que estaban ahí, a su alcance, para que hiciera arte de ellas… él solo tenía que limitarse a estar ahí, observando, y luego ir a preguntar: “¿hola, me cuentas tu historia?”
… para él es así de sencillo…
Las palabras fluían, hacía que los muros cayesen, que la gente se mostrara tal y como era, sin miedos, era un interlocutor imparcial, demiúrgico, que solo quería su historia. Lo que a él le costaba una tarde, a ella le costaba meses, relacionarse con los demás nunca había sido su fuerte: se mantenía en la sombra y observaba, pero aquello ahora no sería suficiente…
… tampoco he empezado tan mal he recogido a un desconocido y llevo compartiendo coche con él cuatro horas hablando casi sin parar desde luego Hades no se lo va a creer…
Ahora se sentía mejor, iría poco a poco, no podía ser ambiciosa en algo para lo que no tenía ningún tipo de aptitud, y, si al final no lo conseguía, o no como ella esperaba, pues siempre podría encargárselo a Hades.
… tanto que le gusta mierda he vuelto a esta rotonda le voy a tener que llamar…

Hace más de 4 años

1

3
G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 4 años

Muy buena presentación de Hades e interiorización de Manish. El engarce con los siguientes capítulos va a quedar, de seguir así, perfecto. El final de la caja a partir" tanto que le gusta...." descoloca al lector ,aunque creo que sé lo que quieres poner, quizá falte akguna referencia contextual. :)


#7

-Guillaume, Guillaume… -le tocó el brazo levemente para despertarle, pero estaba profundamente dormido- Guillaume –dijo un poco más alto. Pareció surtir efecto.
-Dime… ¡vaya! Me he quedado dormido ¿Cuánto tiempo ha pasado?
-Ya hemos llegado –le sonrió, y le señaló la ventanilla.
-¡Oh! No me había dado cuenta. Siento haberme dormido.
-No pasa nada. Necesito que llames a Hades, ¡no logro salir de esta maldita rotonda!
-D’acord, un momento –buscó el número en la agenda del móvil y llamó. Saltó el contestador.
-¡Maldito Hades! Que nunca coja el teléfono a la primera…
-Tranquila, vuelvo a marcar –esta vez sí que lo cogió- hola ¿Hades? ... estoy con Manish, me ha dicho que te pregunte que cómo se sale de esta maldita rotonda …
Se escuchó la risa de Hades al otro lado, y el corazón le palpitó con fuerza, impaciente
...joder cuánto le he echado de menos...
-Dice que te vayas por la segunda salida, que las rayas horizontales están mal pintadas, que pases de ellas … y dice que llegues ya cojones, que está harto de esperar ...
Esta vez le arrancó una carcajada; obedeció y fue por la segunda salida, en seguida se encontró con el resto de referencias que le había dado para llegar.
-Dile que vaya bajando, que ya estamos aquí
-Dice que … vale, dice que ya está abajo, que ya lo sabía … –Guillaume rió y se despidió aún entre risas- en seguida nos vemos entonces ¡Au revoir!
El piso de Hades estaba en pleno centro de la ciudad, por lo que encontrar aparcamiento cerca fue una auténtica odisea. No podrían cargar con los bártulos por aquella cuesta, solo de pensarlo le daba pereza; cada vez estaba más impaciente por llegar, ver a Hades y sentarse, no le apetecía dilatar aún más ese momento y encima añadirle esfuerzo físico, estaba cansadísima y el cansancio parecía aumentar cuanto más cerca veía su destino.
-¿Cuántas vueltas has tenido que dar a la rotonda?
-Pues tres –sonrió entre su pelo, hacía calor, estaban sudados, pero con él los abrazos siempre resultaban cortos y no agobiantes como con el resto- bien pudiste avisar…
-No me acordaba yo de esas menudencias.
… no se ha cortado el pelo ni tampoco se lo ha peinado, se ha recortado la perilla, sigue teniendo la piel igual de blanca, increíble, y mantiene su estilo… piratas negros, olímpica negra, pulseras de cuero… y sus tatuajes, ¡ah! tiene un tatuaje nuevo…
-Bueno ¿y este quién es?, me lo vas a presentar o…
-Es Guillaume, mochilero francés, lo recogí en la carretera –Guillaume le tendía la mano, que Hades le estrechó de forma potente pero desgarbada.
-Yo soy Hades, y este es mi cortijo… por lo de ser el dios del inframundo y tal, no por lo de ser español ¿eh? no confundamos las cosas desde el principio.
-Encantado –Guillaume no pudo reprimir una sonrisa.
-Así que francés…ya me lo pareció por teléfono ¿Y qué se te ha perdido en este páramo ardiente que es ahora mismo Extremadura?, ¿ha cumplido tus expectativas?
-Sí, desde luego ¡hace mucho calor!
-Vamos a ir descargando –sugirió, no podía aguantar aquella flama- sacaremos sólo lo imprescindible hasta que arreglemos el estudio. Id cogiendo lo que os vaya dando.
Poco a poco, pues tenían que cargar un buen trecho de calle con las cosas (no se le podía pedir peras al olmo), ponerlo todo en el ascensor y trasladar los bártulos al piso, consiguieron vaciar algo el coche y llenar bastante el piso, hasta entonces casi desierto, de Hades.
-¿Cómo es que tienes tan pocas cosas por aquí?
-Aún no me han llegado todas, y el resto sigue estando en su mayoría en cajas. Además, todavía no he encontrado a ningún compañero, así que estamos solos.
-Perfecto –suspiró, no le apetecía conocer a más personas de momento.
-Dejad las cosas por ahí, he hecho café. Nos fumamos un canuto, nos relajamos un poco y luego ya colocamos todo esto, vendréis cansados.
-Ha sido una paliza –suspiró- pero bueno, peor ha sido lo de este, que venía andando.
Guillaume le contó su historia mientras servían el café y ella se liaba un porro. Sentía que el cuerpo se le derrumbaba, ahora que por fin estaba sentada cómodamente, sin tener que estar pendiente de nada, lejos del peligro y con Hades... se sentía mucho más ligera, pero también terriblemente cansada. Parecía que el cuerpo le pesara una tonelada, pero a la vez sentía un… alivio interior que no sabría exactamente cómo describir. Todo lo que había estado pensando durante el viaje o evitando pensar… le pareció entonces superfluo… Por solo aquellos instantes de paz, todo lo que había tenido que hacer merecía la pena. Podía respirar… por fin podía respirar, el aire olía a polvo, a café y a doritos, pero le pareció la mejor fragancia del mundo, El perfume…
… no más mentiras…
-Manish… Manish… ¿vienes cansada?, si os queréis dormir hay cama para los dos -ofreció al francés; ella denegó con el porro en la mano... solo quería seguir mirándole... le había echado tanto de menos.
-No hace falta una cama, yo me duermo en cualquier parte –se apresuró a denegar con gestos enérgicos el francés. Sus gestos eran muy enérgicos.
-Doy fe.
-Bueno como queráis y tú aceptas la cama, vas a dormir en un sofá habiendo cama, ¿estás tonto? -rió y el francés se tuvo que plegar a sus increíbles ojos verdes.
-A mí tan solo me apetece comer algo –dijo con el porro en los labios mientras se lo encendía, se le había apagado por quedarse embobada... qué ganas de besarle...- ducharme, y ya mañana colocamos todo y preparamos las cosas para el estudio; estoy tan cansada que no me apetece hacer nada.
-Como quieras, niña; por cierto, el Maestro llamó.
-¿Ah sí?, ¿y qué dijo?
-Preguntó si habías llegado, le dije que aún no, y me dijo que te dijera que ya ha dado la luz y el agua –cogió el porro.
-Vale, luego le llamo.
-Ahora tengo curiosidad por vuestro Maestro ¿No va a venir? –inquirió Guillaume, cogiendo la bolsa de doritos.
-Por ahora no, quizás más adelante –le encantaba su forma de fumar.
…y él lo sabe…
-La verdad es que se ha portado muy bien con Manish.
-Él sabe cuánto se lo agradecemos.
-Parece como si fuera un padre para vosotros.
-Bueno… es mucho más que eso, no solo eso, y todo lo demás a la vez –la intríngulis del mensaje hizo sonreír a Guillaume y sus pecas- es una persona muy especial para nosotros. No se puede decir que nos lo haya enseñado todo ni que lo que somos dependa de lo que nos ha enseñado, pero las cuestiones que nos hemos planteado para ser lo que somos quizás sí que nos las hayamos llegado a plantear gracias a él.
-Lo que quiere decir es que… básicamente, nos ha dado las herramientas necesarias para poder llegar a ser lo que creemos que somos –aclaró ella, que no olvidaba la barrera del lenguaje como solía hacer Hades.
-Entiendo… sí que tiene que ser una persona especial, y tiene que confiar mucho en vosotros también.
-Hemos tenido suerte de conocerle ¿Tienes algo de comer? –normalmente la cafeína no le hacía efecto, pero aquel café la espabiló lo suficiente como para tener hambre.
-Creo que hay espaguetis en la nevera, y… no sé busca por ahí.
Ella se levantó y fue hacia la cocina. El piso era un poco oscuro, pero estaba bien. Calentó los espaguetis al microondas, para ella y para Guillaume que, mientras tanto, ponía la mesa. Hades había ido a hacer la otra cama.
Cuando se quisieron dar cuenta ya era de noche, se habían pasado el resto de la tarde hablando, a pesar de su cansancio; pero el cuerpo no les daba más de sí, y pedía insistentemente una buena ducha y un gran descanso. No se hicieron mucho de rogar, al final Guillaume durmió en la cama de invitados y ella con Hades... por fin... pero estaba tan cansada que se quedó profundamente dormida entre sus brazos en cuanto los sintió rodeando su cuerpo.

Hace más de 4 años

7

3
apoptosis
Rango13 Nivel 62
hace más de 4 años

Estoy demasiado enganchada a está historia! Genial Gala!

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 4 años

ella en ese momento está cansada es como que... no entiende por qué se esfuerza tanto en denegar pero no le apetece pensar por qué lo hace y se queda con la impresión de sus gestos. Me alegro de que te guste, a este capítulo le queda una caja más, pero la historia continúa en los dos siguientes =)

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 4 años

El caso es que como a veces te leo en smartphone la pantalla es más diminuta y otra vez me he vuelto a descolocar: cuando habla Guillaume por tlf. y escribes: " –se escuchó la risa de Hades al otro lado, y el corazón le palpitó con fuerza, impaciente, joder cuánto le había echado de menos- dice que te vayas por la segunda salida, que las rayas horizontales están mal pintadas, que pases de ellas… " ese pensamiento lo identifico de Manish como los anteriores que van precedidos por puntos suspensivos, sin embargo está en mismo párrafo de Guillaume :$ Resto texto impecable.

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 4 años

Sigo anhelando como seguirá Vapores Plásticos, como tu novela la comencé "in media res" como quien no quiere la cosa...pues ahí seguimos, pendiente

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 4 años

estoy en ello, estoy en ello, pero lo que viene ahora es elaborado de cojones, aunque espero publicar lo que sigue pasado mañana. Miraré esa frase que dices, porque es cierto, es bastante confusa, gracias!!=)

G_Rurba
Rango15 Nivel 73
hace más de 4 años

Ánimo, que la novela es buena y no es otra road movie de tantas


#8

-Cómo duerme… -musitó Guillame mientras se afanaba en matar con un AK47 a un soldado que le había sorprendido mientras perseguía a Hades; estaban en el salón, habían acabado de desayunar, aunque eran las 12 del mediodía. Las ventanas estaban de par en par y aún así no corría una pizca de aire. Tatatatatatatatatata. Guillaume muerto- ¡maldito mando! tú que juegas mejor deberías dejarme el mano bueno.
-Eres el nuevo, así que te toca a ti -muerto otra vez- Debe de estar muy cansada, normalmente no duerme tanto, salvo cuando tiene migrañas.
-La conoces muy bien ¿verdad?
Hades reprimió la risa, aunque quizás un poco tarde. Conocía a Manish desde los 12 años y a veces (quizás demasiado a menudo) se seguía preguntando si realmente la conocía o qué era exactamente lo que conocía de ella.
-Si algo debes saber de Manish es que no es el tipo de persona de la que puedas decir: la conozco, aunque tampoco puedes decir no la conozco… no sé es algo extraño.
Se oyeron ruidos en la cocina, por fin se había levantado. Ahora la cuestión era si desayunaba o comía… un café lo solucionaba todo seguro.
-¡Una Manish salvaje apareció!
-Ja ja ja, qué gracioso –se sentó en el sofá junto a él y le dio un casto beso en el cuello de buenos días que si estuvieran solos no sería precisamente casto; Guillaume estaba reclinado en el sillón, al parecer jugaban al Call of duty.
…he dejado consumir bastante parte del día, con todo lo que tengo que hacer, ni siquiera he ido a ver el estudio, no he llamado al Maestro, y luego está el asunto del coche…
-¿Manish?, ¿me has oído?
-Mmm no, perdón ¿Qué decías?
-Que si vamos a ir ahora o después a ver el estudio.
-Vamos ahora. Lo del coche al final qué pasa.
-Tranquila, hasta mañana no hay que hacer nada. Me voy a duchar entonces.
Volvió a abstraerse en sus pensamientos, era demasiado temprano para relacionarse con cualquiera que no fuera Hades, menos mal que Guillaume estaba entretenido con la play. Se escuchaba la música a toda leche y al fondo la ducha, ahora sonaba Muse, "Exo-politics", y Hades tarareando la guitarra; esa canción fue lo suficiente para, junto con el café, acabar de ponerla en pie. Recogió lo poco que necesitaba llevarse en una mochila de cuero y luego se fue a vestir. De momento tan solo iría a ver en qué condiciones estaba el estudio, luego por la tarde tenía pensado ir a comprar todo lo necesario para limpiar y encargar los materiales para pintar y demás.
Hades les guió por la ciudad, ya se movía con bastante fluidez a pesar de llevar tan solo dos meses en ella y teniendo en cuenta que el estudio estaba bastante lejos, aunque callejeando se llegaba más o menos rápido. Ella no había querido hacerse una imagen preconcebida del lugar, aunque siendo algo de su Maestro, sabía que le sorprendería, por eso no había dejado que el Maestro se lo describiera más de lo necesario, en el fondo quería que fuese una sorpresa, se deleitaba con estas pequeñas cosas.
-Tiene que estar por aquí ya ¿no? –gimoteó Hades, estaba asfixiado de calor.
-Sí… según la dirección sí –por un momento se distrajo en lo que la rodeaba; si el estudio realmente estaba por allí, estaba segura de que las vistas eran inmejorables, de las mejores de la ciudad sin duda.
Iban andando bajo el sol abrasador por en una ronda muy estrecha que circundaba parte de la ciudad, aunque habían tenido que pasar por el centro para llegar hasta allí. Al inicio de esa carreterita habían pasado por tramos en los que había casas o pequeños edificios a ambos lados, pero luego tan solo había casitas bajas en el margen derecho, y en el izquierdo se clavaba cerca del arcén un muro sobre el que se erguían unas grandes piedras rojizas; tras esas piedras se podía ver ya una torre de la parte antigua de la ciudad, que quedaba elevada respecto a su posición. Más adelante había una cuesta empedrada que se desviaba de la ronda y se internaba en el montón de casas y casitas bajas que daban inicio a las inmediaciones del casco antiguo. Algunas de sus torres y campanarios ya se podían ver desde ese punto en casi todo su esplendor, pero la perspectiva aún era mala; no obstante, traspasado un pequeño puente sobre un hilo de agua, ahora en verano inexistente, la perspectiva mejoraba: como construidas en la mismísima ladera del montículo sobre el que se asentaba la casco histórico, se podían ver decenas de casas color pastel y, un poquito más arriba, los trozos de murallas y los imponentes edificios terrosos que conformaban la parte antigua de la ciudad. Tan solo unos pasos más adelante quedabas justo enfrente del conjunto, y contemplabas (ya sí) en todo su esplendor las casitas, las murallas, las torres de las diferentes iglesias y edificios pardos, incluso si te fijabas bien podías distinguir patios frondosos y callejuelas entre las casas; descubrió que en lo alto de aquellas rocas del principio había lo que parecía ser un parque verdísimo o un patio de algún palacete o casa, no se apreciaba muy bien. Podía identificar en aquellos colores los recuerdos de su maestro.
… el conjunto cromático es bellísimo, al atardecer tiene que ser aún más precioso, seguro, el sol tiene que dar de lleno en la ladera. Hace mucho calor, ¿dónde narices será?, un momento…
Pasaron una casita blanca de dos plantas, muy chata, y se asomaron a un quitamiedos de hormigón y piedra que había justo después. La carretera seguía su recorrido, entre ella y la ladera con las murallas había una gran caída y un arroyo en coma. La vista desde allí era inmejorable.
-No sé si es esta casa o aquellas que dejamos atrás. Dijo que tenía tres plantas y esta solo tiene dos.
-¿Por qué no llamas ya al Maestro y sales de dudas?, tú y tus sorpresitas…
-La verdad es que es poco práctico, tuve que dejar que me describiera por lo menos la fachada…
-… ya le llamo yo…
-... no, no, espera, –se había acercado a la puerta de la casita, ¿se podría llamar impulso o corazonada?- no hace falta –se le escapó una sonrisa, debía haberlo imaginado- es esta, mira.
Señalaba la firma de su maestro inscrita en el lado izquierdo de la puerta, más o menos a la altura de los ojos. Ahora no podía evitar reírse por no haberse dado cuenta de que si una de aquellas casas era el estudio de su Maestro, no podía ser otra que no fuera la que tenían enfrente, con unas vistas directas a hacia un lienzo con tantas posibilidades. Lo que no sabía era dónde cojones estaba la última planta.

Hace más de 4 años

3

3
Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace más de 3 años

@Brando_Ballantine me alegro de que te vaya gustando!! Según mi criterio este es el capítulo más flojo, pero no le puedo dar más cuerpo hasta que lleve más avanzada la historia

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace alrededor de 3 años

Sí, te explico @MagentaProphets_76 En los diálogos los tres puntos significan interrupciones, que hablan más o menos a la vez, o se interrumpen unos a otros.
En casos como, por ejemplo el siguiente, donde ves un párrafo abierto y cerrado por puntos suspensivos:
"… he dejado consumir bastante parte del día, con todo lo que tengo que hacer, ni siquiera he ido a ver el estudio, no he llamado al Maestro, y luego está el asunto del coche… "
Es el flujo de conciencia de la protagonista, normalmente también va en primera persona, al principio lo marqué también con la ausencia de puntuación pero la gente se liaba mucho y abandoné la idea hasta tener la novela completa.
¡Espero haberte aclarado la duda! :D

Gala_Sanchez_Montero
Rango11 Nivel 51
hace alrededor de 3 años

@MagentaProphets_76 lo comprendo perfectamente, si Sttorybox diera la opción de cursivas tomaría esa alternativa, además quedaría más resaltado en el texto que, en algunas partes, más adelante, sería bastante beneficioso para la lectura peeeeeeeeeero a falta de pan buenas son tortas y lo único que se me ocurrió para marcarlo fue esto y quitar los signos de puntuación, y eso también resultó muy lioso :S