Sarym
Rango16 Nivel 75 (35367 ptos) | Líder de ventas
#1

He de decir que leí su misiva, rey del todo, es imposible que me desinhiba si se ha de hacer a su modo. En un nicho de mar y piel canela es donde se imagina, pero a la larga será sufrir para mí si esto no termina. Lo tiene todo y aspira a más, arena movediza es su lodo y yo sólo busco paz.
Nuestro hola será eterno; siempre vivirá en mi recuerdo cuando viajé a su infierno. Su perversión y astucia permanecerán conmigo, cuando pierda mi norte, serán mi abrigo. Siempre le tengo presente, mi rey mendigo.

Hace 7 meses Compartir:

6

13
Jose_Mierez
Rango13 Nivel 63
hace 7 meses

Y se presentó, pues el anonimato perdió
En el soplido de la luz muerta y sin pereza el maestre de las cabezas
El eco del dolido, la mano del castigo… reverencia del castillo dormido
Sin nombre y sin sentido, el príncipe, rey, el asistido
Respirando ceniza, entintado sentidos
Doliente del muerto revivido…
Diosa de roja destreza la sangre se mescla en su obra maestra
¿Paz? ¿Serenidad? Cuando el tormento no está presentando humildad
Dientes afilados para morder el mundo humano
Dedos estirados para señalar lo desalmado
La veracidad de lo dado
La voracidad de lo no sagrado
El secreto profano charlando
Un modo, en un nudo desnudo que hace el mudo
el silencio disimulo e emulo para provocar el simulo
Dicho sea, que si fueras libre de hacerte con la realeza y
no la bajeza de irte de cabeza contra una defensa
‘’soy ella, mas no aquella’’
No disfruto ponerte en problemas,
Acarreas la cadena de ser prisionera y a cualquiera eso cabrea
¿Estás bien siendo la princesa?
Cuando eres diosa de ángeles sin empresa
El malo de la obra de ella soy la gran pieza
Y comienza, el rey que mendiga las vilezas
Y… está bien, mil veces bien, cuadriplica y has fiesta
En cuanto la noche llegue y pongas la mejilla a reposar las tristezas
¿Culparas al rey de llamas corona?
Preferirías que, preferiría que, sentiría, y asistiría que, me odiaras..,
Tal cual emprendes temer, desconocer, ignorar y encerrar, lo que eres en realidad
Y, si, que se yo del decir, sino sé sobre ti, sobre nadie ni de mi
En cuanto soy rey mendigo, no tengo nada, ni prestigio
Me rio, del sexto delirio, en cuanto soy de ti tu mas grande…
Amigo, quizás en tal vez enemigo
Lo primero, lo último, el rezagado, el amoratado, el herido
Respirar, respirar, lento, rápido, despacio, acelerado
El mar helado, la arena canela, las estrellas centellas
Apuntando al abismo y estriando la mano, a la promesa del eterno amanecer
Se desmorona con todo y su aureola…

samvip18
Rango12 Nivel 57
hace 7 meses

¡Estupendo comienzo! Está demás decir que espero felizmente por las continuaciones.

Un abrazo, cariño. @Sarym

voz_sin_vos
Rango12 Nivel 57
hace 7 meses

Sarym sos clásica. Lindos escritos. Algún día escribirás directamente? Es decir. Mas crudo, mas actual, seria lindo reto para tu estilo

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace 7 meses

¡Oh!, hace presencia manifestándose el rey profano,
salió de sus sombras para recordarme lo mundano.
¿Le aburrió la complicidad de mantener el secreto?
Su deseo de arrastrarme a las tinieblas lo consume.
Tiene razón, temo lo ominoso al mundo abrume.
Soy libre de escoger y pido respeto a mi voluntad.
A veces diosa, a veces mortal, pero nunca princesa.
De dolor te tiñes y poco sabes interpretar mi proeza,
En eso difiero, en mi alma no existe el odio ni el rencor,
hallé equilibrio en mi interior, aprendí a suprimir el dolor.
Estrecho su mano en cortesía y me vuelvo para el adiós.

@Jose_Mierez

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace 7 meses

Me alegra que sea de tu agrado, cariño, ya veremos a dónde nos lleva este relato, gracias por estar atento a mis escritos, saludos y nos seguimos leyendo.

Abrazo retornado con fuerza, apreciado @samvip18

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace 7 meses

Sin dudas, el clásico es mi estilo predilecto, apreciado @voz_sin_vos, tal vez porque es lo más cercano a mi esencia, y con lo que más me identifico, pero tiene usted razón. El experimentar en otros géneros nunca está demás, procuraré tomarle la palabra, cariño. Saludos y nos leemos.


#2

Rey mendigo, me perdiste a voluntad, nunca fui tuya en realidad; me mostraste un mundo desconocido, algo en mi interior que no era sabido, crees que murió la diosa y la penumbra consigo, sólo porque no se muestra ominosa y ya no danza contigo. ¿Sólo letras en apariencia inconexas te hacen conjeturar? Siempre he sido un enigma que te cuesta descifrar, piensas en tus intereses, pero no recuerdas que un nosotros jamás tendría lugar; quieres todo explícito, pero con metáforas sólo sé hablar. No me quieres, anhelas lo que mi obsidiana te hace sentir, que en letras no lo haga surgir no significa que no esté allí. Te advertí que al mirar mis cuencas vacías quedarías perdido, te imploré no me insistieras, pero era tarde y te obsesionaste con tenerme a tu vera.

Jose_Mierez
Rango13 Nivel 63
hace 7 meses

Y comienza, el rey que mendiga las vilezas
Y… está bien, mil veces bien, cuadriplica y has fiesta
En cuanto la noche llegue y pongas la mejilla a reposar las tristezas
¿Culparas al rey de llamas corona?
Preferirías que, preferiría que, sentiría, y asistiría que, me odiaras..,
Tal cual emprendes temer, desconocer, ignorar y encerrar, lo que eres en realidad
Y, si, que se yo del decir, sino sé sobre ti, sobre nadie ni de mi
En cuanto soy rey mendigo, no tengo nada, ni prestigio


#3

Sí, es cierto, pides más de lo que entregas, a expresarte con claridad te niegas y en contradicción con mi mente juegas. Eres atracción y repulsión somos tan iguales y a la vez tan distintos, ambos perdidos, pero en opuestos laberintos, Espero logres el tan ansiado olvido, pero yo siempre recordaré cuando en tu mente hice nido, lo travieso y lo divertido, aunque mi estatua en tu plaza ya no tenga sentido, siempre podrás en remembranzas sentarte bajo mis alas y rebobinar lo vivido. Hasta siempre, rey mendigo.

Don_Diego
Rango11 Nivel 54
hace 6 meses

Y yo digo, Hasta siempre, mi reina adorada.


#4

Dices por decir, ya no entras en nuestro nicho, tu anhelo es sólo capricho, no me podrías corresponder si camino descalza sobre brazas y dejo seas tú mi abrigo en el invierno perpetuo que es tu morada. No te odio ni te olvido, tampoco se ha extinguido el fuego carmesí, pero sé entender cuando un destino no forma parte de mí. Tantas veces me he despedido que se ha vuelto recurrente y hasta divertido, ¿qué tal si no nos decimos adiós, ni nos lanzamos al olvido?, hagamos de cuenta que emprendimos un viaje y que nunca existió lo sufrido.