Volver
Esclavo del tiempo

El tiempo me pesa. Noto cada segundo recorrer mi piel.

White quote 39
Esclavo del tiempo
Hace más de 4 años

El señor Lemnistica permanecía quieto frente al nuevo reloj. En algún lugar del mundo mortal, un niño había nacido: era el momento de colocar las manecillas.

Flaneta Como un cuento: bian

Hace más de 4 años

MairaVasquez Uff, Que salvaje, buenisimo.

Hace alrededor de 4 años
Hace más de 4 años

“Me ha tenido que tocar el único que está roto, a saber por dónde han caído las dichosas manecillas. Menuda manera de perder el tiempo”

Flaneta Tiempo el que me hizo usted perder a mí: H2

Hace más de 4 años

hugo_reyes No se queje señor/a Flaneta, ¿no tienen sentido del humor en su planeta?

Hace más de 4 años

OsoVoladorComeFruta_1903 Al principio me gustó, luego lo entendí bien, y me gustó aún más. Buen escrito :D

Hace más de 4 años
Hace más de 4 años

Las cadenas del Tic-Tac nos sujetan, nos asfixian.
Y sólo somos marionetas ciegas
bajo el yugo de la dictadura del tiempo,
en donde las almas surgen vacías,
y se desvanecen llenas de desesperación.

Hace más de 4 años

Arrancó las manecillas y agachó la cabeza pensando:
-¡Cuan fácil es detener el tiempo!.
Una vez hecho este descubrimiento, partió a otros lugares, inmovilizándolo todo. Cuando hubo terminado, se dijo:
- Ahora estáis en modo "pause", así continuaréis hasta que del cielo lluevan paraguas negros.
Y así pasó

Tete Primera parte, continúa en el sttorytopic de los paraguas.

Hace más de 4 años

rosa_garciapalacio Que hermoso sería poder parar al tiempo a discreción! jajaja

Hace más de 4 años
Hace alrededor de 4 años

Tiempo es el halo que dejan las agujas del reloj dando vueltas sin parar, el ir y venir del péndulo.
Tiempo es un trago, un sabor, es amargura y es dulzor.
Tiempo es cicatriz, costura en el corazón, grieta en la yema de los dedos y clavo en el talón.
Tiempo es robín, metal oxidado, chatarra acumulada, enser olvidado.

Hace más de 4 años

Tenga cuidado, señor -advirtió la niña- dicen que si entras al bosque del tiempo es muy difícil encontrar la forma de salir.
El hombre negó -Descuida, simplemente hay algo que debo arreglar.
-De su pasado, supongo.
El hombre asintió.
La niña suspiro - Esa, es la forma mas común de perderse en el bosque.

Hace más de 4 años

"El tiempo nos trajo a la vida" susurró una voz sin rostro al hombre que aguardaba en aquel camposanto de relojes. "a todos, desde pequeños niños, hasta sabios ancianos, el mismo tiempo cruel y salvaje que a ti y a mi nos mató"

Entonces las manecillas cayeron con un ruido metálico. y el hombre supo que había llegado su hora...

Hace más de 4 años

De veras quisiera que esto fuese un sueño, que estoy viviendo sin perder el tiempo; deseo desde lo más profundo que se aclare ese oscuro cielo. Pero mis manecillas han salido de vacaciones y me he quedado a la deriva. No sé cuándo es de noche; no sé cuándo es de día. Quizá dé un primer paso, quizá sea el último. Pero debo intentar.

Hace alrededor de 4 años

Él no es muy distinto del resto de nosotros. Debe soportar la lluvia, el sol, los días nublados... un reloj que no indica ninguna hora, ningún minuto o segundo en particular. La tierra seca, la tormenta que se avecina y él, como todos nosotros, debe quedarse a esperar. Pero ¿hasta cuándo?, ¿a quién?
La poca luz le da esperanza.

Hace alrededor de 4 años

Camino cabizbajo para evadir la pena casi inevitable de ver el paso del tiempo. Es que la locura no es lo mío, y no aceptaré jamás que el tiempo es lo que todo lo reina y domina. Ya no existen rostros ni personas especiales. Es todo con faz de reloj y manecillas apuntandome en tono incriminador.

Hace alrededor de 4 años

Estoy en el punto de partida, pero no puedo adentrame en el tiempo hasta que aparezcan las manecillas en el primer nano-segundo del Año Nuevo. Son las órdenes de arriba. A ver que mundo me toca esta vez.

Hace más de 4 años

Cuando era niño no sentía el tiempo correr, pero como todo tiene un fin, ese ciclo se terminó.
Junto con su fin llegó la adultez y las responsabilidades; entonces me encontré rodeada de los "tic, tac" que marcaban mis pasos.
Me encontré rodeada de limitaciones y noté que estaba encerrada entre relojes macabros.

Hace más de 4 años

Mientras perdura la pertinaz sequía, los hormigonados cielos avanzan sobre estériles campos. La Muerte dice, es demasiado tarde; yo, aléjate de mí, más te vale. El reloj ha dejado de marcar las horas, ya todo es baldío. La Muerte en su corazón atesora el tiempo, ven, no huyas; yo, temo, espera ¡no! Pero a pesar de todo, adelante...

Flaneta Cómo le gusta complicarse la vida, Pereira.

Hace más de 4 años
Hace más de 4 años

El tiempo se detuvo, y con él se petrificó aquel paisaje crepuscular. Las hojas trémulas se pararon sobre sus ramas. Los paseantes interrumpieron sus paso, sus risas, sus gestos; pero aún oía risas y palabras.
Me saqué los bolsillos y resultó que me había quedado sin tiempo.
En mi casa, alguien me requisó las manillas del reloj.

Flaneta crepuscular, trémulas, requisó... H6

Hace más de 4 años

Letters13 Cuál es el problema de esas palabras?

Hace más de 4 años
Hace más de 4 años

¡Esclavo del tiempo!!!! Para nada, él me da un sin números de opciones; soy mi propio esclavo porque no puedo saber por cuál de ellas me voy. ¿Tendré miedo? O...

Flaneta Claro que no tiene miedo. Acaso tuvo algún reparo al escribirlo: H2

Hace más de 4 años
Hace más de 4 años

El tic tac de un reloj quebraba el silencio de la noche, esa noche en la que ambos habían decido empezar de cero, otra vez de nuevo volvían a dejarse embriagar por las caricias. Las manecillas del reloj restaba los minutos que aquellos dos locos enamorados tenían antes de que cayera la noche y tuvieran que separarse de nuevo.

Hace alrededor de 4 años

- ¿Qué es este lugar? Parece un cementerio - Dije, con asombro.
- Aunque lo parezca, no lo es - Dijo el, tranquilamente - Cada reloj es una meta que has creado. simplemente se han detenido cuando has querido.
- Pero... yo jamás he dejado tantas cosas atrás - No le creía
- ¿Cuándo le darás marcha a los relojes nuevamente?

Hace alrededor de 4 años

Miró el sillón que había pegado a la pared. Surcó una línea imaginaria que recorría toda la habitación. Recordó viejos momentos, y momentos que aún no habían llegado y tras unos segundos, las manecillas de su reloj se despegaron. La vida dejó su cuerpo, como la energía del engranaje.